Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Leon Romano

15,349 views

Published on

La ciudad de León (españa) en época romana

Published in: Education, Technology

Leon Romano

  1. 1. Julián de la Red Centro de E. de Adultos. Faustina Álvarez García León
  2. 2. Aunque la fundación oficial de la ciudad se atribuye a la "Legio VII Gemina", legión romana que hacia el año 70 de nuestra Era, estableció, su campamento a orillas del río Bernesga, hoy sabemos –gracias a los recientes hallazgos arqueológicos- que unos años antes se estableció en León otra legión romana, concretamente la Legio VI.
  3. 3. El emplazamiento de la ciudad de León Los romanos eligieron para emplazar la ciudad de León una amplia y fértil vega situada en la confluencia de los ríos Bernesga y Torío. No fue una elección al azar: • Los ríos Bernesga y Torío proporcionaban abundante agua a la vez que servían de fosos naturales para la defensa. • Su situación permitía controlar los accesos hacia la Meseta de cántabros y astures, pueblos que se habían resistido a la conquista romana y protagonizaban frecuentes revueltas. • La abundancia de oro en el territorio leonés aconsejaba la presencia de tropas que garantizaran su explotación y el envío de la producción a Roma. • La zona contaba con excelentes comunicaciones para la época, especialmente la calzada que unía Tarragona con Astorga..
  4. 4. El campamento de la Legio VII Restos conservados de la muralla Reconstrucción ideal del campamento Imagen tomada de www.20siglosdehistoria.leon.es
  5. 5. Estructura general del campamento El trazado del campamento era muy simple, como podemos ver en los dibujos. Dos calles principales que se cruzan y alrededor de las cuales se disponen los alojamientos de la tropa. Pronto contó con infraestructuras importantes para la época: termas, canales para el abastecimiento de agua, cloacas, etc. El perímetro se rodeó de diversos sistemas defensivos, primero una empalizada que se reforzó progresivamente con amplios muros de piedra. Al exterior cuatro puertas, que se corresponden con los cuatro puntos cardinales.
  6. 6. Estructura general del campamento Puertas Almacén Termas Principia (Cuartel general) Murallas Anfiteatro Foso Barracones Casas Tribunos y legados Imagen tomada de www.20siglosdehistoria.leon.es
  7. 7. La muralla La ciudad contó siempre con una estructura amurallada. Probablemente, al principio, fue una simple empalizada, después sustituida por elementos más sólidos. Imagen tomada de www.20siglosdehistoria.leon.es Parte de la actual muralla es de finales del siglo III o comienzos del IV y se levantó con piedras de diversa procedencia, como granitos, cuarcita y "opus cementicium“ (argamasa a base cal, arena y guijarros). No es estrictamente una muralla romana, puesto que, en gran medida fue ampliada, reparada… durante toda la Edad Media y Moderna.
  8. 8. La muralla (II) Tiene un grosor de más de cinco metros y casi diez de altura y conserva 36 cubos, prácticamente la mitad de los que tuvo, a lo largo de un perímetro cercano a los 2.000 metros. Justo debajo de San Isidoro pueden contemplarse los restos de un cubo, ya derruido, delante de las piedras de un muro anterior.
  9. 9. Las puertas Como la mayor parte de las ciudades fortificadas romanas, León contaba con cuatro puertas, orientadas según los cuatro puntos cardinales y ubicadas en los extremos de las calles principales: • Norte o Decúmana (correspondiente a la actual Puerta Castillo o Arco de la Cárcel, aunque ésta es moderna), • Sur o Pretoriana (conocida después como Arco del Rey, desaparecida hace siglos, se situaba aproximadamente entre la Iglesia de Palat de Rey y la de San Martín), • Este (llamada después Puerta del Obispo, se derribó a comienzos de siglo XX), • Oeste o Cauriense (también desaparecida, se situaba en la zona de San Marcelo). Puerta Castillo (Arco de la Cárcel). Hacia 1960
  10. 10. Puerta Este (después Puerta del Obispo) Es la única puerta de la que tenemos constancia arqueológica (los restos se pueden visitar en la cripta que hay junto a la Catedral). Se reconstruyó y modificó varias veces en tiempos medievales y modernos, hasta que fue finalmente derribada en 1910. Puerta Obispo antes del derribo Restos de la cimentación de la puerta Reconstrucción ideal de la puerta romana
  11. 11. La torre de los Ponce En una de las esquinas de la vieja muralla (en la calle Caño Vadillo, junto a la Plaza Mayor) se conserva una torre, de planta cuadrada, conocida como Torre de los Ponce (a veces llamada Torre del Obispo). Los grandes bloques de piedra (sillares) que forman su base permiten identificarla como una obra romana, aunque con grandes añadidos y modificaciones posteriores. Parece probable que la muralla contara con otras torres similares, aunque no sabemos con exactitud ni cuántas ni cuál era su ubicación. Se ha apuntado la existencia de otra similar en las inmediaciones de San Isidoro, pero también se ha especulado con la hipótesis de que hubiera una en cada esquina del campamento.
  12. 12. Los principia Los Principia son el edificio más grande y relevante de cualquier campamento romano, del que son el centro neurálgico. Normalmente contaban con un gran patio columnado donde se reunían las tropas y alrededor del cual se organiza el cuartel general, que asume las funciones administrativas y militares, y para las que existen numerosas habitaciones u oficinas. En él se encuentra el archivo y el arsenal de la legión, así como el tesoro de la unidad militar y los fondos personales de cada uno de los soldados y oficiales. Asimismo actúa como el corazón simbólico y religioso del campamento, ya que alberga la capilla donde se custodian las águilas y enseñas de la legión, junto con las imágenes del emperador. Maqueta de los principia de Noviomagus (Holanda)
  13. 13. Los principia de la Legio VII Excavaciones llevadas a cabo en los últimos años, especialmente en un solar de la calle San Pelayo, pusieron al descubierto diversos restos correspondientes a los principia de la Legio VII (actualmente seguimos a la espera de que se decida sobre su conservación o no). Imagen de las excavaciones Reconstrucción y ubicación en el campamento Imagen tomada de www.20siglosdehistoria.leon.es
  14. 14. Los barracones Imagen tomada de www.20siglosdehistoria.leon.es Los barracones para la tropa se distribuían por distintos lugares del campamento. Cada barracón albergaba una centuria (80 hombres) y se dividía en 10 habitaciones (contubernia) para 8 legionarios. Constaba de dos habitáculos, uno para dormir y otro para depositar sus pertenencias y cocinar. En uno de los extremos la habitación del centurión, algo más grande.
  15. 15. Las termas Imagen tomada de www.20siglosdehistoria.leon.es Las termas romanas eran baños públicos con estancias reservadas para actividades gimnásticas y lúdicas. También eran considerados lugares de reunión y a ellos acudía la gente que no podía permitirse tener uno en su casa, por lo que hemos de suponer que eran frecuentadas por toda la tropa de la Legio VII. En León, se han hallado los restos de las antiguas termas en el subsuelo de la catedral, y otras fuera de la muralla.
  16. 16. El anfiteatro Un anfiteatro es un tipo de edificio público de la civilización romana, utilizado para acoger espectáculos y juegos (munera, lucha de gladiadores y venationes, lucha de animales). Son de forma circular u ovalada, y presentan un graderío (cavea) para los espectadores, la arena (zona donde se desarrollan las luchas), una tribuna para las autoridades y diversas puertas y escaleras de acceso. En León hace sólo unos pocos años se han localizado los restos de su antiguo anfiteatro, concretamente en sendas obras situadas a ambos lados de la calle Cascalería, pudiendo visitarse una parte de ellos. Imágenes tomadas de www.20siglosdehistoria.leon.es
  17. 17. Abastecimiento de aguas León no parece haber contado nunca con un acueducto de tipo monumental, como el de Segovia, pero sí dispuso de un buen sistema de abastecimiento de aguas, que eran captadas cerca del actual parque de San Isidro y conducidas a la ciudad por una red de canales como los que se pueden ver en las fotografías.
  18. 18. Templos Hasta el momento no se han hallado en León restos correspondientes a templos de época romana, aunque sí diversos indicios, como se desprende del estudio de lápidas halladas en diversos lugares de la ciudad. A través de dichas evidencias epigráficas, se comprueba que en el campamento de la Legión VII Gémina se rendía culto a divinidades como Diana, Mercurio, las Ninfas, el Genio de la Legión VII, divinidades de la Triada capitolina, como Juno y Minerva, dioses protectores de la salud, como Esculapio, etc. Sin duda hubo templos dedicados a alguna de estas divinidades.
  19. 19. La cannaba La cannaba era un asentamiento de civiles que crecía junto a un campamento militar del ejercito romano. En ella residían los comerciantes, prostitutas, adivinos y todas aquellas personas que se encargaban de cubrir las necesidades complementarias de los soldados. En la cannaba, los soldados terminaban por adquirir parejas estables, que se transformaban en madres de sus hijos, y estas uniones, en principio prohibidas pero toleradas por las autoridades romanas, se regularizaban cuando los soldados se transformaban en veteranos. Los edificios singulares de la cannaba de la Legio VII siguen sin salir a la luz. Es posible que contara con un foro, templos, termas, posadas, talleres, establecimientos artesanales, las casas de nobles ciudadanos y algún edificio público civil. Desconocemos incluso donde estuvo situada la cannaba leonesa; se ha especulado con que se situara en la zona del barrio de San Lorenzo, en las inmediaciones de Santo Domingo y -últimamente- en Puente Castro.
  20. 20. Necrópolis Una necrópolis es un lugar dedicado a enterramientos, un cementerio. Los romanos solían enterrar a sus muertos fuera de las ciudades, aunque en lugares cercanos. En León sólo se han localizado algunas tumbas romanas en enclaves diferentes: en el campus de Vegazana, y en la calle Monasterio, en el barrio de San Claudio. También en Puente Castro, cerca del Reconstrucción de una cementerio, han aparecido algunas. tumba.del Campus. Museo de León Pero muchos de esos restos, además de ser tardíos (siglo IV) están alejados de la ciudad romana, por lo que se cree que debió existir otra necrópolis, aún no localizada. Quizás pudo estar en la zona del Espolón y San Lorenzo, puesto que al derribarse los cubos de la actual calle Carreras, se localizaron numerosas lápidas, tal vez procedentes de un antiguo y cercano cementerio.
  21. 21. El cementerio de León esconde una «ciudad» romana Excavaciones arqueológicas realizadas en los últimos años han demostrado que la zona de Puente Castro donde se asienta el cementerio y sus alrededores esconden un vicus (ciudad romana) que debió acoger -entre el siglo I y el III d.C- alrededor de dos mil habitantes. Esta ciudad pudo crearse por la llegada de militares de la Legio VII que, al licenciarse, decidieron quedarse en la zona y recibió con toda probabilidad el nombre de Ad Legionem VII Geminan, al encontrarse en una de las vías del Itinerario de Antonino. . A este lugar se accedería desde el campamento a través de lo que hoy es la superficie ocupada por la Lastra y habría sido un lugar estratégico en la ruta del conocido como Itinerario Antonino, a diferencia del campamento de la Legio VII, que se encontraría algo desviado de las vías mencionadas. No obstante, otra de las teorías defiende la posibilidad de que este yacimiento es en realidad parte de la cannaba del campamento, que se encontraría a tres millas de la Legio VII. Durante las excavaciones se descubrieron al menos cuatro viviendas, así como instrumental médico quirúrgico que demuestra que esta ciudad no fue simplemente un lugar de paso, sino que tuvo población especializada, lo que le concede un carácter de núcleo civil de importancia.
  22. 22. Excavación en el «vicus» romano de Puente Castro (II)
  23. 23. Las excavaciones arqueológicas Seguramente habrás oído, leído y hasta visto que antes de levantar un edificio en el casco histórico es preciso realizar una excavación arqueológica Estas excavaciones están permitiendo poner al descubierto restos de épocas anteriores (especialmente romana y medieval) que han quedado sepultados con el paso de los siglos y el crecimiento de la ciudad. Excavación antigua Casa de Socorro Excavación solar San Pelayo
  24. 24. Restos de construcciones Los romanos utilizaban como materiales para la construcción la piedra, la arcilla, la argamasa y la madera. El principal, la piedra, conllevaba un arduo trabajo. Una vez extraídos los grandes bloques de piedra de las canteras, los obreros la trabajaban hasta conseguir bloques cuadrados, que era, a su vez, partido en otros más pequeños, y se les daba la forma final con el escoplo y el martillo. La arcilla la utilizaban para fabricar ladrillos y tejas, para lo que empleaban moldes de madera. Una vez conseguida la forma deseada, extraían las piezas de los moldes y las ponían a secar al sol antes de cocerlas en el horno. Muchas piezas llevaba la marca de propietario de la fábrica. La argamasa (mezcla de arena, cal y agua, que también recibe el nombre de mortero), servía para unir entre sí los ladrillos y los bloques de piedra. La madera se utilizaba, además de para los trabajos de carpintería, para construir el esqueleto de los edificios y el armazón de los tejados.
  25. 25. Ladrillos y tejas romanos Las excavaciones arqueológicas en la ciudad sacan a la luz con frecuencia restos de ladrillos y tejas de época romana. Algunos de ellos presentan la particularidad de contar con el sello de la Legio VII, lo que indica claramente que fue fabricado en los talleres de la legión y, sin duda, destinado a una construcción militar. Es costumbre que estos sellos incluyan los epítetos de la legión (Legio VII Gemina Pia Felix Gordiana…), lo que permite a los expertos fechar los restos con gran exactitud. Por ejemplo, en el primer ladrillo podemos leer "L(egio). VII. G(emina). GOR(diana). P(ia) F(elix)" lo que indica que fue fabricado entre los años 238 y 244 d. C.
  26. 26. La cerámica La cerámica, desde su aparición, ha sido el material más utilizado para realizar recipientes de uso cotidiano. Por esta razón, los arqueólogos encuentran en los yacimientos gran cantidad de fragmentos que aportan mucha información sobre la vida cotidiana y la economía de sus usuarios. Los romanos elaboraron cerámicas muy distintas, tanto por la técnica, la época, el material, el lugar, el uso … Probablemente el tipo más extendido es la “terra sigillata”, así llamada porque las piezas van marcadas con sellos (sigila) del alfar o alfarero o lugar de producción. Se realizan en serie, con lo que se abaratan los costes y se da una comercialización masiva. Fácil de reconocer por su Vaso de cerámica barnizada y decorada a molde típico color rojo brillante. Siglos I-II d.C. Procede de Lancia. Museo de León
  27. 27. Lucernas Para alumbrar las casas, los romanos se servían de antorchas, velas y lámparas de aceite. Éstas podían ser de metal o de cerámica. Las pequeñas lámparas de aceite de barro se llaman "lucernas" y en ellas los orfebres derrochaban toda su imaginación y creatividad de forma que la tapa estaba siempre decorada con escenas de animales, personas o motivos vegetales. Aquí tienes ejemplos de lucernas: Fragmento de lucerna: Ginecólogo trabajando. Lucerna romana de bronce. ¿Lancia? León Lucerna romana con la representación el Museo Provincial. León árbol del paraíso. Cartago. S. III. Expuesta en el Instituto Bíblico Oriental
  28. 28. El vidrio Aunque los objetos de vidrio se conocían desde antiguo (hacia el 1500 a. C. se fechan los primeros) es en el cambio de era cuando su fabricación adquiere un auge e importancia considerable. La transformación por el descubrimiento del soplado, sistema que facilita el trabajo, abarata su costo, da mayor versatilidad a las formas, logrando que el trabajo del vidrio pase de ser una actividad artesanal a un sistema casi industrial. Ungüentarios. Tarraco (Tarragona) Objetos de vidrio. Museo Arqueológico Nacional. Madrid
  29. 29. Epigrafía romana La epigrafía es una ciencia que estudia las inscripciones hechas sobre materiales duros (piedras, huesos, metal, madera, cerámica, etc.). Una lápida es una piedra plana que Lápida Votiva Quintanilla de Somoza normalmente lleva grabada una inscripción. Museo de León Aunque existen numerosos tipos de inscripciones (religiosas, jurídicas, públicas o monumentales, conmemorativas, honoríficas...), el término se utiliza especialmente para designar a lápidas funerarias: una piedra labrada que marca el lugar donde se encuentra una sepultura o rinde honores a un difunto. Lápida de maisontina Liegos (León) Museo de León
  30. 30. Epigrafía romana en León En la ciudad de León, al realizarse obras, se encuentran con cierta frecuencia lápidas (o fragmentos) de época romana, de forma que el Museo de León cuenta con una de las mejores colecciones epigráficas del mundo. Estela de Flavo Procede la muralla de León Museo de León Curiosamente, el lugar que más lápidas ha aportado es la propia muralla de la ciudad, pues era normal que al realizar reparaciones o ampliaciones se emplearan todo tipo de material que estuvieran disponibles en las cercanías,
  31. 31. Mosaicos Las clases acomodadas solían decorar paredes y suelos de sus casas de la manera más espectacular posible. Era una forma de dar confortabilidad y riqueza a sus habitaciones y de demostrar su nivel adquisitivo. El mosaico es la decoración lograda por medio de pequeñas piezas (teselas) de piedra, terracota o vidrio, con las que se forman motivos muy variados escenas con animales, temas mitológicos, cacerías, juegos circenses o la representación de las estaciones del año. Generalmente son cuadrados o rectangulares, adaptándose siempre a la forma y tamaño de la habitación. Suelen tener una greca en el borde que enmarca el motivo principal (emblema). Los encontramos frecuentemente decorando los pavimentos las salas y habitaciones de las villas de campo. Mosaico del oso. Astorga
  32. 32. Mosaicos (II) En las excavaciones realizadas en la ciudad de León, aunque se han localizado algunas teselas sueltas, no ha aparecido ningún mosaico completo. Sin embargo, en el Museo de León (edificio Pallarés) se conservan algunos muy interesantes, especialmente el denominado “Mosaico de Hilas y las ninfas”, procedente de Quintana del Marco. También se puede visitar la Villa Romana de Navatejera, muy cercana a la capital, que conserva una buena colección.
  33. 33. Orfebrería La orfebrería es el conjunto de piezas realizadas en materiales nobles (oro, plata, etc.), normalmente destinados al adorno de las personas. Existían una gran cantidad de objetos de tocador para las damas: perfumes, cosméticos guardados en preciosas cajitas decoradas, pinzas para depilación, peines, espejos, etc. Los objetos de adorno personal no tenían nada que envidiar a los actuales: agujas para el pelo, peinetas, broches, amuletos de la suerte, y todo tipo de joyas (pendientes, pulseras, collares...). Las más preciadas se trabajaban en oro y plata, aunque también se utilizaban perlas y piedras preciosas y semipreciosas como la malaquita (verde), el lapislázuli (azul) o el ágata.
  34. 34. Objetos de bronce El bronce es una aleación de estaño y cobre. En el trabajo del bronce los romanos habían alcanzado una total perfección, de forma que un gran número de utensilios de la vida cotidiana, del trabajo diario y de la religiosidad estaban fabricados en bronce. Vajilla de cocina y de mesa. fabricaban platos, cuencos, coladores, vasos y copas para la mesa, además de todo tipo de utensilios de cocina, cazos, cubiertos, etc. Era un material resistente y fácil de manejar, aunque no todo el mundo podía permitírselo. Diversos objetos de bronce de mesa romanos. (copias)
  35. 35. Objetos de bronce (II) Una gran parte del instrumental utilizado por distintos profesionales era también de bronce. Los médicos utilizaban todo una variado instrumental de bronce, espejillos en forma de larga cucharilla utilizados a modo de sondas, varillas, pinzas y tenazas, bisturíes, etc. Se han conservado en los distintos yacimientos romanos suficiente material como para poder reconstruir la forma de trabajo de estos profesionales. Tijeras Instrumental médico Clavos Llave
  36. 36. Objetos de bronce (III) Objetos de arte como por ejemplo retratos de determinados personajes de reconocido prestigio, además de pequeñas figurillas de dioses romanos (especialmente los llamados dioses lares). Octavio Augusto Museo de Atenas Telesforo Júpiter Procede de Astorga Baelo Claudia (Cádiz) Museo de León
  37. 37. Objetos de bronce (III) Objetos para el adorno personal como agujas para el pelo, espejos, y fíbulas (broches utilizados para recoger la ropa y sujetarla). Uno de los objetos más conocidos es el osculatorio, una pequeña varilla rematada por un lado en una anilla y por el otro en una figurilla, generalmente un pajarito. No tenemos clara la función de estos objetos, aunque podrían utilizarlos las mujeres para remover y aplicar perfumes. Osculatorio Amuleto fálico. Fíbulas Juliobriga (Cantabria) Astorga Algunos otros objetos de la infraestructura de las viviendas como por ejemplo los grifos o tuberías, bisagras…
  38. 38. Monedas El hallazgo de monedas en los yacimientos arqueológicos no es muy común. Hay que pensar que gran parte de las viviendas y edificios públicos fueron paulatinamente abandonados y la gente se llevó consigo el dinero. Así, cuando encontramos una moneda debemos pensar que alguien la perdió sin querer (no obstante tenemos algunos ejemplos de tesorillos de monedas encontrados de forma casual y que fueron probablemente enterrados y escondidos por alguna persona que luego no pudo volver a recogerlo). Para el arqueólogo el hallazgo de una moneda es realmente importante puesto que nos puede dar una fecha aproximada del momento en que fue utilizado el lugar en que se encontró. Sestercio Trajano Aureo Vespasiano Argenteo Diocleciano 103-111 d.C. 69-71 d.C. 294 d.C.
  39. 39. Algunas conclusiones El enclave romano en la etapa de la Legio VII pudo tener una población, según estima Victorino García Marcos, de unos 10.000 habitantes. La cifra hay que tomarla con mucha cautela, porque es posible que entre legionarios y población civil superase ampliamente este número. A priori, la mayoría de los restos aparecidos en León pueden parecer poco espectaculares desde el punto de vista de su monumentalidad. Apenas trozos de muros y cimientos a los que hay que echarles gran imaginación para darse una idea de lo que eran. Pero las apariencias, en este caso, engañan: tanto los Principia como el anfiteatro son prácticamente únicos en el mundo.

×