Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
MATERNIDAD EN LA ADOLESCENCIAINTRODUCCIÓNLa sexualidad, la fecundidad y la maternidad/paternidad de los y las jóvenes meno...
La maternidad temprana trastorna la vida de las jóvenes madres, pero mucho menosde lo que la gente cree, la particularidad...
Se han identificado riesgos médicos asociados al embarazo en las adolescentes, lahipertensión, la anemia, el bajo peso al ...
Comentaremos los resultados del Trabajo de Diploma "La llegada del primer hijo en laadolescencia". Impacto Psicológico de ...
- En el subgrupo B. La familia colabora con la madre adolescente compartiendo el rolmaterno. El cuidado del niño por parte...
Contrariamente, la no ayuda familiar incrementa las exigencias a la pareja y en loshombres adolescentes, la madre adolesce...
Un problema que se presenta en este tipo de embarazos es la falta de atención       médica desde el inicio del embarazo, d...
Apoyo a la maternidad adolescenteTambién se debe facilitar un mejor apoyo a las madres adolescentes, incluida la ayudapara...
La fuente de información utilizada es la Encuesta Nacional de Salud Reproductiva(ENSAR) 2003. La población de interés la c...
La percepción de los cambios parece estar en función de los contenidos de la esferaafectivo-motivación de la adolescente a...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Maternidad en adolescencia

373 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Maternidad en adolescencia

  1. 1. MATERNIDAD EN LA ADOLESCENCIAINTRODUCCIÓNLa sexualidad, la fecundidad y la maternidad/paternidad de los y las jóvenes menoresde 20 años vienen siendo estudiadas desde hace más de cuatro décadas. Lasinvestigaciones abordan cuestiones tan variadas como la iniciación sexual, loscomportamientos, prácticas y preferencias sexuales, el conocimiento y utilización demétodos anticonceptivos, las condiciones de acceso y uso de servicios de saludreproductiva, las trayectorias sexuales e historias reproductivas, los motivos paracontinuar o interrumpir embarazos, las prácticas abortivas y experiencias dematernidad/paternidad. La inmensa mayoría de los estudios intenta responder trespreguntas fundamentales: ¿cuáles son los factores que contribuyen a que los jóvenesinicien relaciones sexuales?, ¿cuáles son los factores que inciden en el usoinconsistente o el no uso de métodos anticonceptivos? y ¿cuáles son las causas y lasconsecuencias del embarazo, la maternidad y la paternidad en estas edades?Las investigaciones desarrolladas en América Latina revelan que una proporciónconsiderable de jóvenes sabe poco o nada sobre sexualidad y reproducción, carece deinformación suficiente sobre anticoncepción, tropieza con graves obstáculos cuandointenta acceder a los métodos y tiene grandes dificultades para adoptar medidas deprotección en sus prácticas sexuales, quedando expuestos al riesgo de contraerinfecciones de transmisión sexual (ITS), incluyendo el VIH, o a embarazarse sinquererlo. A la vez, se ha señalado queen nuestra región, la profundización de lasinequidades sociales acentúa aún más el acceso desigual a recursos materiales ysimbólicos necesarios para la apropiación y ejercicio de los derechos sexuales yreproductivos y la construcción de ciudadanía en general.Existe una tendencia a considerar que la situación del embarazo y la maternidad/paternidad durante la adolescencia no es adecuada, independientemente de si seproducen o no efectos adversos en la salud, si la joven embarazada tiene doce,dieciséis o dieciocho años, si el mismo es resultado de un abuso o si fue buscado oquerido.2 Mientras a otras edades el embarazo se considera un fenómeno normal y seentiende que proseguir con él o interrumpirlo es en última instancia una decisiónpersonal o a dirimir –más o menos democráticamente– en el ámbito de la pareja, en elcaso de los jóvenes el término ‘embarazo’ casi siempre va acompañado por el de‘riesgo’, no ya como una probabilidad estadística de que ocurra un evento adversosino que, se dice, la sexualidad de los adolescentes y el embarazo ‘son riesgosos’en símismos, especialmente para las mujeres. La expresión ‘embarazo adolescente’denotainmediatamente una valoración negativa y se entiende como un problema públicosobre el cual la opinión de los adultos –padres, maestros, médicos, comunicadores,planificadores y políticos– tiene tanto o mayor peso que la de los propios jóvenes. 1
  2. 2. La maternidad temprana trastorna la vida de las jóvenes madres, pero mucho menosde lo que la gente cree, la particularidad del asunto tiene más que ver con cómonuestra cultura política ha respondido a los problemas asociados con la pobreza, lasexualidad, las relaciones de género y cosas parecidas, que con la amenaza planteadapor adolescentes teniendo bebés antes de que ellos o sus familias lo deseen, o antes deque la sociedad se pregunte si eso es bueno para su bienestar y el de su descendencia.La paternidad y la maternidad en la adolescencia , para mí, es un tema bastantecomplejo debido a todos los temas que abarca, para empezar los riesgos que enfrentala madre, quien siendo aún una niña tendrá que soportar pues aún no está totalmentepreparada, ni física ni mentalmente porque en unos meses ya no tendrá preocuparsede su alimentación, de cómo vestirse o si salir -las cuales son las principalespreocupaciones de un adolescente- ahora, tendrá que velar por la vida de otrapersonita y tendrás que pensar en ella en todo momento. Y el padre quien deberámostrarse, junto a la joven, como modelos para sus hijos y brindarle la seguridad y laprotección que estos necesitan. Por otro lado vemos el futuro de ambos jóvenes,¿Lograran seguir estudiando? Muchos jóvenes que van a tener un bebé, paralizan susestudios teniendo las esperanzas de volver a estudiar luego más las necesidades losobligan a trabajar sin terminar sus estudios, sujetos a una paga no tan beneficiosa o ariesgos que tiene que soportar porque es una necesidad, dinero para pañales, para laalimentación del bebé, para ropa, un sin fin de puntos que hasta a veces ni lograncubrirse. Aunque se han visto casos donde los padres han ofrecido a cuidar a los hijospara poder graduarse y entrar a una universidad, son muy pocos pues a veces ladecepción es más grande que termina acabando con la ayuda que estos les puedabrindar. Siendo de esta manera entonces se verían nuevamente los más importante,terminar los estudios, algo que duraría unos 5 años o centrarse solamente en el niño,se deberá buscar muy objetivo respecto a esta pregunta aunque casi todos saben quedecidirían. Y para finalizar, este tema, como ya mencione a un inicio, es bastantecomplejo no solamente por las consecuencias que posee sino porque ya siendomencionado tantas veces aún sigue sin comprenderse, a veces nosotros, los jóveneshacemos oídos sordos a las recomendaciones y los ejemplos de otras personas. Se hanhecho campañas, charlas y se ha incluido en las escuelas y aún asi cada vez más losjóvenes se dejan llevar por el momento sin pensar ningún momento de qué será de sufuturo.DESARROLLOEl embarazo y la maternidad tienen un impacto psicológico, cultural, social y biológicoa cualquier edad y en la adolescencia supone mayores complicaciones tanto en lamadre como en el hijo. 2
  3. 3. Se han identificado riesgos médicos asociados al embarazo en las adolescentes, lahipertensión, la anemia, el bajo peso al nacer, el parto prematuro, la nutricióninsuficiente y otros que determinan elevación de la morbimortalidad materna y lamortalidad infantil en comparación con otros grupos de madres de otras edades.(Pelaez, J. 1996)Sin embargo, la mayor repercusión se observa en la esfera personal y social de laadolescente, (Pérez, C., 1993) porque tiene que asumir el reto de desempeñar el rol demadre, enfrentarse a una nueva situación, debe ser responsable del cuidado, atención yeducación de su hijo cuando aún no ha consolidado su formación y desarrollo yatraviesa una crisis psicológica como expresión de la búsqueda de independencia,necesidad de autonomía y libertad ¿cómo se conjugan ambos procesos?Los estudios acerca de la adolescencia y las repercusiones del embarazo y lamaternidad apuntan a señalar el "Síndrome de las embarazadas adolescentes" que sedefine:1. Fracaso de las funciones de la adolescencia• Adquisición de independencia• logro de la propia identidad• determinación del papel sexual• desarrollo de un sistema de valores y elección vocacional.2. Fracaso en la continuación de sus estudios o en su preparación para la vidaadulta.3. Fracaso para constituir una familia estable por lo general matricéntricas ymonoparental.4. Fracaso para sostenerse a sí misma, dependiendo de su familia o del bienestarsocial (Watora, J., 1986 citado por Pelaez, J., 1996).Por otra parte, la actitud que adoptan las adolescentes frente a la experiencia delembarazo, varía de una etapa inicial y media en la cual la embarazada se preocupa porsus propias necesidades no percibiendo el embarazo como un hecho que les ha deconvertir en madres hasta la etapa final de planificación y reorganización personal.En este sentido, hemos observado que la madre adolescente puede sufrir por elesfuerzo de ajustarse a la maternidad y por la pérdida prematura de su condición deadolescente.Cabe preguntar: ¿qué impacto psicológico tiene en la madre adolescente la llegada delprimer hijo? 3
  4. 4. Comentaremos los resultados del Trabajo de Diploma "La llegada del primer hijo en laadolescencia". Impacto Psicológico de Anabel Noval realizado bajo nuestra tutoría loscuales resultan interesantes para aproximarnos a develar la repercusión de un eventotan significativo para la mujer cuando este ocurre en la adolescencia.La investigación se efectuó con una muestra de 20 madres adolescentes entre 15 y 18años de la Provincia Pinar del Río, al Occidente de Cuba con una escolaridad de nivelmedio, procedentes de familias extensas y de inserción social urbana.Las madres adolescentes se caracterizan porque no deseaban al hijo en esa etapa, niincluían en sus aspiraciones el ser madre en ese período del desarrollo. Al indagaracerca de las causas del embarazo precoz se constatan deficiencias en la planificaciónfamiliar por el no uso de anticonceptivos o por el descuido en el empleo de un métodoanticonceptivo en la mayoría de la muestra (75 %), expresión de insuficiencias en laeducación sexual y escasa información sobre su propio cuerpo respecto a la relaciónsexo-reproducción.El hecho del embarazo como un evento no deseado o no planificado provoca unrechazo y ocultamiento a los padres por temor a la reacción de estos que conduce a unaatención perinatal tardía y a la no disposición positiva para asumir el rol materno.El apoyo de la familia ante esta situación facilitó el feliz término del embarazo, muestrade lo expresado anteriormente acerca de una mayor tolerancia por parte de los padresal aceptar la nueva situación y no asumir actitudes extremas de ruptura de los vínculos,rechazar la cuestión o culpabilizar lo que generaría mayor inestabilidad, inseguridad eincertidumbre en la adolescente.Al detenernos en la repercusión de la maternidad en las adolescentes en las diferentesesferas de la vida comprobamos que:- Se produce un proceso de adaptación para representarse a la hija adolescente comomadre. En este proceso se identificaron diferentes matrices:• Familias que asumen una posición activa y de ayudaEn el grupo 1, el 25 % se distribuye en un subgrupo A en el cual la madre adultasustituye a la madre adolescente con todas las implicaciones psicológicas del hecho. Lahija adolescente ve interrumpida su adolescencia por los costos psicológicos y socialesque implican ser madre. Al mismo tiempo el no desempeño responsable del rolmaterno implica ambigüedades, no se legitima su lugar, ni es realmente madre, nidisfruta plenamente su adolescencia con consecuencias para su crecimiento personal.L. "Mi mamá pidió licencia y me cuida el niño para poder continuar mis estudios... hayveces que me parece que no soy mamá, otras no puedo quedarme con mis amigos".M.A. "Mi abuela y mi mamá me ayudan, no sé que me hubiera hecho sin ellas". 4
  5. 5. - En el subgrupo B. La familia colabora con la madre adolescente compartiendo el rolmaterno. El cuidado del niño por parte de la madre adulta facilita la continuación de losestudios de la madre adolescente. Sin embargo, la joven mamá aprende a desempeñarsu nueva función al responder por la atención del hijo en el hogar.J.P. "Mi madre me ayuda para que estudie pero cuando regreso a la casa tengo quehacérselo todo al niño".M.L. "Mi mamá me da una mano pero dice que si me diera las dos nunca sería unabuena madre".• Familias que apoyan desde la periferiaEn el grupo 2 las adolescentes perciben que son ayudadas aunque no todo lo quedesearían para soportar la sobrecarga que supone su actual condición de madre.Además, la colaboración está condicionada a un ajuste de cuentas, reclamos y quejasfamiliares que generan mayor angustia.V.H. "Mi familia apenas me ayuda".L.E. "Me ayudan pero pelean bastante. Siento que no me comprenden".La dinámica familiar es disfuncional y la adolescente demanda apoyo en la pareja,vivencia la maternidad como una carga, y presenta reacciones de inestabilidademocional (llantos, discusiones periódicas).En la muestra las parejas legalizaron su relación (75 %) o se unieron consensualmente(25 %) después del parto.Al considerar que la toma de esta decisión respondió a la llegada de un hijo, ni deseado,ni planificado sino determinado por esa condición externa y no como una necesidad dedesarrollo de la relación de pareja, expresión de la madurez del vínculo intersubjetivo.En esta esfera se observa en el 50 % de los casos, cambios positivos en la pareja, deacercamiento y fortalecimiento del vínculo. Mientras que en el 35 % se manifestaronincomprensiones por parte del hombre, no colaboración, exigencias de mayor atenciónpersonal y agresividad en la comunicación. En el 15 % no se operaron cambiossignificativos.Se encontró que la edad del hombre parece ser una variable a tener en cuenta. En lasparejas en que el hombre no era adolescente la mujer percibe que el vínculo seconsolida después del parto. No así en las parejas de hombres adolescentes. En esteúltimo caso interviene la variable actitud de la familia de origen al evaluar lapercepción del vínculo, si la familia ayuda la adolescente no se siente sobreexigida y nodemanda la colaboración de la pareja. 5
  6. 6. Contrariamente, la no ayuda familiar incrementa las exigencias a la pareja y en loshombres adolescentes, la madre adolescente no encuentra respuesta positiva,generándose discusiones y distanciamiento. En estos casos la mujer adolescentepercibe que la llegada del hijo provocó cambios en sentido negativo en su pareja.En el sistema de actividades de la nueva situación social del desarrollo de laadolescente, la actividad de estudio ocupa un espacio vital para el sujeto de esta edad.La maternidad irrumpe en la vida de la adolescente interrumpiendo sus estudios.En la muestra, el 60 % de las adolescentes se encuentran en condiciones paracontinuar estudiando.No obstante, reconocen las afectaciones por el esfuerzo personal que implica superarsey atender al niño, y la voluntar para mantenerse aunque temen interrumpirlo encualquier momento.Por su parte, el 20 % no tiene posibilidades de seguir estudiando por no tener quiencuide de su hijo para asistir a la escuela.El resto (20 %) no estudia pero no les afecta, porque ni en sus aspiraciones, ni en susexpectativas, ni en su jerarquía motivacional el estudio ocupaba un lugar significativo,no experimentan la necesidad de superación y representa una forma de legitimar la nocontinuación de los estudios. De no quiero al no puedo.En consecuencia, la repercusión de la maternidad en esta esfera, será vivenciada demanera diferente en función del lugar que ocupara la superación en la esfera afectivamotivacional de la adolescente.La significación del contexto grupal, la búsqueda de un espacio en el grupo, lanecesidad del intercambio y la aceptación del otro, constituyen elementos vitales parael desarrollo de la personalidad de los adolescentes: B.En contraste, la madre adolescente se siente limitada en la esfera de las relacionessociales.Al principio se produce un acercamiento, preocupación y manifestaciones de ayudaante este evento. Más la joven mamá no puede reciprocar estos intercambios, sutiempo es reducido, sus intereses, sus preocupaciones cambian, el contenido de lacomunicación es otro, hasta que se distancian y su mundo de relación cambia.Consecuencias médicas - factores de riesgo durante un embrazo en laadolescenciaDesde el aspecto médico, embarazarse durante la adolescencia puede traer seriasconsecuencias y complicaciones prenatales: 6
  7. 7. Un problema que se presenta en este tipo de embarazos es la falta de atención médica desde el inicio del embarazo, debido a que generalmente las jóvenes ni acuden directamente a dicha atención ni comunican su situacion a sus padres - cuando lo hacen tardan una media de 4 a 5 meses que pasan sin revisión alguna-. Es frecuente la anemia. Las mujeres de 16 años o menos corren el riesgo de preeclampsia y eclampsia. El bajo peso al nacer de los lactantes hijos de adolescentes aumenta y probablemente se debe a causas orgánicas tales como anomalías placentarias, nutrición deficiente, tabaquismo y consumo de drogas. La mortalidad materna en ésta etapa, incluso en numerosas naciones en vías de desarrollo figura dentro de las causas más frecuentes de muerte en las adolescentes, la mayoría se deben a embolia, enfermedad hipertensiva y embarazos ectópicos. Algunas jóvenes optan por el aborto inducido a veces clandestino que pone su vida en peligro debido a sepsis y hemorragias presentadas durante el proceso. Es frecuente la anemia en las jóvenes embarazadas. En ocasiones el embarazo se produce existiendo Enfermedades de transmision sexual El embarazo adolescente es un factor de riesgo de enfermedades como la Espina bífida y el Síndrome de muerte súbita del lactante.Consecuencias psicosocialesDesde el aspecto psicosocial las consecuencias son las siguientes: Algunas jóvenes madres optan por la adopción que les crea una gran culpa y arrepentimiento, sobre todo en etapas más maduras de su vida. Hay quienes deciden tener al hijo siendo solteras, convirtiéndose en madre soltera y convirtiéndose en familia monoparental, enfrentándose, dependiendo de los países, a grandes carencias y dificultades. Su proyecto de vida se ve alterado y frenado, llegando a sufrir agresiones por parte de su familia y del entorno y disminuyendo las oportunidades para conseguir un empleo (cuando lo obtienen es mal remunerado), sin olvidar que deben educar a su hijo en medio de un ambiente desfavorable. Otras jóvenes madres deciden, si el padre biológico acepta tu paternidad y responsabiliad, formar un matrimonio. Sin embargo existen altas probabilidades de que dicho matrimonio no perdure ya que el padre precoz se enfrentan a un evento inesperado, sorpresivo; no son capaces en esos momentos de llevar una vida de pareja independiente económicamente, no estan lo suficientemente maduros para que su relación perdure, ni estan preparados para recibir un hijo y mucho menos cuidarlo. 7
  8. 8. Apoyo a la maternidad adolescenteTambién se debe facilitar un mejor apoyo a las madres adolescentes, incluida la ayudapara poder volver a integrarse en la educación obligatoria, asesoramiento y apoyopsicológico y económico, colaboración con los padres jóvenes, mejor cuidado de losniños y el aumento de viviendas específicas, de protección oficial o subvencionadas.Siendo uno de los pilares fundamentales para el progreso de los padres adolecentes elapoyo familiar, ya que es el desarrollo intrafamiliar quien determina comoenfrentaran los adolescentes las diferentes situaciones que se presentaran en la nuevaatapa de padres.Situación actualMéxico cuenta con un total de 12.8 millones de adolescentes entre 12 y 17 años deedad, de los cuales 6.3 son mujeres y 6.5 son hombres. El 55.2% de los adolescentesmexicanos son pobres, uno de cada 5 adolescentes tiene ingresos familiares ypersonales tan bajos que no le alcanza siquiera para la alimentación mínimarequerida.La falta de orientación y de oportunidades también se refleja en el alto número deadolescentes que mueren cada año en México por accidentes de tránsito, homicidios ysuicidios. Según los datos oficiales, éstas son las tres principales causas de muerteentre los jóvenes de 12 a 17 años de edad en México. En el 2007, morían diariamentetres adolescentes por accidentes de tránsito; cada semana eran asesinados ochojóvenes y ocho cometían suicidio.Otro impacto de la falta de orientación es el alto número de embarazos prematuros.Casi medio millón de mexicanas menores de 20 años dieron a luz en el año 2005. En2005 hubo144,670 casos de adolescentes con un hijo o un primer embarazo entre los12 y 18 años que no han concluido su educación de tipo básico. En este mismo rangode edad, considerando a quienes tienen más de un hijo, los datos ascienden a 180,408casos de madres.La paternidad y la maternidad tempranas conducen a las niñas, de manera abrupta, aun mundo adulto para el cual no están preparadas, con efectos desfavorables sobre suvida y la de sus hijos. El embarazo prematuro además conlleva un alto riesgo para lavida y la salud de la madre y del bebé.En 2008 se registró un alto porcentaje de adolescentes que no estudian y seencuentran casadas, viven en unión libre o están divorciadas (19.2%) con respecto alos hombres (4.5%) del mismo grupo de edad.La investigación describe y compara los escenarios en los que ocurre la maternidadadolescente en función de ciertas características sociodemográficas presentes al iniciode la vida reproductiva de las adolescentes. Esta caracterización permite distinguir lasconfiguraciones que implican condiciones de desventaja social para las madres. 8
  9. 9. La fuente de información utilizada es la Encuesta Nacional de Salud Reproductiva(ENSAR) 2003. La población de interés la constituyen mujeres de 20 a 49 años deedad con por lo menos un hijo nacido vivo.A partir de las características seleccionadas presentes al inicio de la vida reproductiva,se elaboró un modelo de regresión logística multinomial para identificar losescenarios que resultaban más propicios para que la maternidad ocurriese porprimera vez en distintos momentos de la adolescencia.Los resultados indican, a) que la maternidad adolescente no es un fenómenohomogéneo; existen diferencias importantes entre ser madre en los primeros años dela adolescencia comparado con tener el primer hijo cerca de la adultez; b) que lamaternidad a edades tempranas de la adolescencia presenta una acumulación mayorde desventajas sociales y, finalmente, c) que aunque los escenarios muestranmodificaciones en el tiempo que en teoría deberían disminuir la intensidad delfenómeno.CONCLUSIONESCreo que formar una familia a temprana edad podría en cierta forma truncar nuestroproyecto de vida, tener un hijo es una de las tareas más difíciles en la vida, quiendecide asumir ese rol debe hacerlo con mucha responsabilidad.Aunque claro esta, laresponsabilidad se asume. Muchos tienen el apoyo de la familia, pero la vida para unadolescente en esta situación cambia en distintas formas y nuestro proyecto de vidade un futuro mejor se va.La paternidad y maternidad temprana afectan negativamentela vida tanto de la madre, padre, hija o hijo. Los jóvenes que se enfrentan a estasituación pasan por serios problemas tanto en lo psicológico, económico,familiar ysocial, para las mujeres las cosas se ponen másdifíciles todos sabemos que siempreserán mal vistas por la sociedad por tan solo tener un bebe en manos siendo tanpequeñas,la pareja se tiene que adaptar a muchas situaciones no planeadas, estoimplica decisiones las cuales pueden ser muy difíciles. Es muy poco usual que elhombre se quede apoyando a la mujer pues si lo hace puede ser por compromiso ymuy pocas veces se ve por amor, la mujer siempre tiene que hacerse cargo, pero hayocasiones en las cuales el hombre también acepta con madurez lo que ha hecho.La repercusión de la maternidad en la adolescencia significa un cambio en la vida derelación y personal.La percepción de la adolescente de esos cambios está asociada a la colaboración de lafamilia de origen. 9
  10. 10. La percepción de los cambios parece estar en función de los contenidos de la esferaafectivo-motivación de la adolescente antes del embarazo.La orientación a la madre adolescente debe considerar las características de la edad,destacando la individualidad de la joven mamá.Estos resultados reafirman la necesidad de la Orientación Familiar que integre apadres, madres y adolescentes para potenciar las diferentes esferas de la vida y enparticular, en la sexualidad. Ello puede resultar un proceso largo en el queconvoquemos a los agentes socializadores de mayor repercusión en el desarrollohumano, los cuales fertilizarán el terreno y florecerán hombres y mujeres preparadospara disfrutar de una salud sexual y reproductiva plena, capaces de una planificaciónfamiliar adecuada y en condiciones de asumir el sublime reto de la maternidad ypaternidad responsable. Es un desafío a la educación, aceptemos el reto. 10

×