Movilizacion Nacionl Por La Comprension Lectora

7,172 views

Published on

PLACER Y COMPRENSION : Dos caras de una misma moneda por Elvis Flores de la DESTP del MINEDU

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
7,172
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
19
Actions
Shares
0
Downloads
48
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Movilizacion Nacionl Por La Comprension Lectora

  1. 1. A propósito de la Movilización Nacional por la Comprensión Lectora  PLACER Y COMPRENSIÓN: DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA    La  Oficina  Regional  de  Educación  de  la  UNESCO  para  América  Latina  y  el  Caribe  (OREALC/UNESCO) y el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la  Educación  (LLECE)  han  publicado  a  inicios  de  año  los  resultados  del  Segundo  Estudio  Regional  Comparativo  y  Explicativo  (SERCE).  Según  este  estudio,  el  Perú,  en  las  distintas clases de textos que se tuvo en cuenta en la evaluación, obtiene promedios  que se ubican por debajo del promedio total de los países participantes.     Estos resultados, y  los obtenidos en otras evaluaciones nacionales e internacionales,  motivaron  a  que  el  Ministerio  de  Educación  del  Perú  implemente  un  conjunto  de  medidas para mejorar la comprensión de lectura de los estudiantes. Algunas de estas  medidas  están  directamente  relacionadas  con  la  práctica  de  la  lectura,  como  el  Plan  Lector que se ejecuta desde el 2006; mientras que otras se relacionan implícitamente  con  ella,  como  el  Concurso  Nacional  de  Argumentación  y  Debate  o  como  el  Premio  Nacional de Narrativa y Ensayo “José María Arguedas”. A estas actividades se suma la  Movilización Nacional por la Comprensión Lectora, que se implementa desde este año  en todas las instituciones educativas estatales del nivel secundario.      MOVILIZACIÓN NACIONAL POR LA COMPRENSIÓN LECTORA (MNCL)    1.  Propósito de la MNCL  La MNCL es una estrategia que tiene el propósito de mejorar significativamente la  capacidad  de  comprensión  lectora  de  los  estudiantes,  con  la  finalidad  de  que  cuenten  con  una  herramienta  que  les  permita  acceder  a  diversos  conocimientos.  En  este  sentido,  se  diferencia  del  plan  lector,  pues  este  es  una  estrategia  para  promover en los estudiantes el gusto por la lectura, de tal forma que lean en forma  libre y sientan placer al hacerlo. Sin embargo, ambas estrategias se complementan,  por  eso  es  que  el  título  del  presente  artículo  es  significativo  en  la  medida  que  refleja una intervención estratégica que fomenta el placer por la lectura, pero que,  al  mismo  tiempo,  proporciona  una  serie  de  técnicas  que  permitan  comprender  mejor el texto. Esto quiere decir que el plan lector se debe promover siempre, pues  de  lo  que  se  trata  es  que  el  estudiante  lea  en  forma  libre  y  lo  haga  en  cualquier  espacio y si lo hace fuera del aula mucho mejor.    2.  Destinatarios de la MNCL  La MNCL está dirigida a los estudiantes de segundo a cuarto grados de Educación  Secundaria  de  las  instituciones  educativas  estatales  del  país.  Esta  focalización  se  sustenta en el hecho de que, según el censo escolar del 2006, uno de los mayores  índices  de  retiro  del  sistema  educativo  se  encuentra  en  el  tercer  grado  de  secundaria,  por  lo  que  el  programa  se  ha  hecho  extensivo  al  grado  previo  y  al  siguiente.  Esta  focalización  permitirá  hacer  un  seguimiento  del  impacto  de  la  campaña,  pues  se  entiende  que  aprender  a  leer  es  aprender  a  aprender;  por  lo  tanto,  si  mejoramos  la  capacidad  de  comprensión  se  espera  que  los  estudiantes  mejoren su rendimiento académico. 
  2. 2.   3.  Implementación de la MNCL    La  implementación  de  la  MNCL  se  realiza  mediante  tres  módulos  de  lectura  que  han sido distribuidos a todas las instituciones educativas de gestión estatal. En el  cuadro  siguiente  se  aprecia  los  módulos  que  se  desarrollarán  en  cada  semestre  según el grado respectivo. Por ejemplo, durante el primer semestre, en el segundo  grado se aplica el módulo 1, mientras que en el segundo semestre, el módulo 2.        2do Grado 3er Grado  4to Grado    Primer    Módulo1  Módulo 2  Módulo 2  semestre    Segundo  Módulo 2  Módulo 3  Módulo 3    semestre  Cada módulo consta de tres tipos de materiales: cuaderno para el estudiante, texto  para el estudiante y manual para el docente.    - Cuaderno para el estudiante.  Contiene un conjunto de textos de diverso tipo y sobre temáticas  distintas,  cuya  lectura  permitirá  al  estudiante  aplicar  diversas  técnicas  de  comprensión.  El  cuaderno  sirve  como  material  de  trabajo,  pues,  en  él  se  puede  hacer  subrayados,  anotaciones,  sumillados,  etc.  Por  esta  razón,  este  material  tiene  carácter  fungible,  o  sea  que  no  es  necesario  que  sea  devuelto  por  el  estudiante.    - Texto para el estudiante  Este  material  replica  todas  las  lecturas  del  cuaderno  para  el  estudiante,  incorporando,  además,  un  conjunto  de  actividades  referidas  a  los  diferentes  niveles  de  comprensión  (literal,  inferencial y crítico). Adicionalmente, se incorpora actividades de  reforzamiento o profundización destinadas a los estudiantes que  tengan  dificultades  o  que    necesiten  avanzar  un  poco  más.  En  cada lectura se presenta un conjunto de sugerencias sobre cómo  desarrollar  las  actividades  que  presenten  mayor  complejidad.  En  el módulo 3 se han incorporado, además, talleres para desarrollar  distintas  herramientas  de  comprensión.  Este  material  tiene  carácter no fungible: pasa al banco de libro de la institución educativa.    - Manual para el docente  Contiene  un  conjunto  de  sugerencias  sobre  cómo  realizar  la  práctica de la lectura. Estas actividades siguen la ruta: actividades  previas, durante y posteriores a la lectura, en las que se describe  qué  debe  hacer  el  docente  en  cada  una  ellas,  a  modo  de  una  sesión  de  aprendizaje.  Además,  el  manual  incluye  información  complementaria sobre el autor del texto o datos que enriquecen  la lectura. Al final de cada sesión se presenta el solucionario que  contiene las respuestas para cada actividad propuesta en el texto  para  el  estudiante.  Este  material  también  tiene  carácter  no  fungible: pasa al banco de libro de la institución educativa. 
  3. 3.   La  MNCL  se  desarrolla  dentro  del  área  de  comunicación,  poniendo  énfasis  en  la  comprensión  de  lectura,  pero  desarrollando  igualmente  las  otras  capacidades  comunicativas.  Cuando  se  separa  la  comprensión  de  lectura  para  abordarla  en  forma independiente se está atentando contra el enfoque del área, que manifiesta  que las capacidades comunicativas se desarrollan en forma articulada, pues de una  actividad  de  lectura  se  puede  pasar  a  una  actividad  de  expresión  oral  o  de  producción de textos y viceversa.      4.  Aplicación de los módulos en el área de Comunicación    Una  preocupación  frecuente  de  los  docentes  es  cómo  programar  la  ejecución  de  los módulos de la MNCL, ¿qué capacidades y conocimientos considerar?, ¿cómo se  diseñan las unidades?, ¿cómo se realiza la sesión de aprendizaje? Al respecto, cabe  indicar que como la MNCL forma parte del área de Comunicación, no es necesario  incorporar nuevas capacidades o conocimientos, pues estos ya están previstos en  el Diseño Curricular Nacional de la Educación Básica Regular.     Tampoco  es  necesario  que  se  diseñen  unidades  didácticas  especialmente  para  desarrollar las lecturas de los módulos. Las unidades, en todo caso, se diseñan en  función de los aprendizajes previstos en el área de Comunicación, esto quiere decir  que el profesor debe programar como siempre lo ha hecho, teniendo en cuenta los  temas  transversales,  el  calendario  comunal  o  los  conocimientos  articuladores,  y  luego, insertar las lecturas de los módulos que se relacionen con la naturaleza de  cada  unidad.  Por  ejemplo,  si  la  unidad  se  refiere  a  la  difusión  de  actividades  productivas de la comunidad, las lecturas que se podrían incorporar como parte de  aquélla  deberían  estar  relacionadas  con  los  textos  de  carácter  publicitario  o  que  describan  prácticas  productivas  diversas.  Cada  lectura  se  desarrolla  como  una  actividad más dentro de la unidad, siguiendo la secuencia propuesta en el manual  para  el  docente,  razón  por  la  cual  no  es  necesario  que  se  diseñe  una  sesión  de  aprendizaje  especial.  Naturalmente,  cada  docente  puede  hacer  las  adecuaciones  que resulten más pertinentes a la zona, a los estilos y ritmos de aprendizaje de los  estudiantes, así como a su forma personal de enseñar.    Entonces, ¿si no se diseñan unidades ni sesiones?, ¿cómo se hace el seguimiento  de  las  lecturas?  Para  el  efecto,  el  docente  debe  elaborar  un  cronograma  que  contenga las fechas probables en que se realizará cada lectura, indicando si éstas  forman parte de una unidad o no.  LECTURA  UNIDAD   FECHA  Este  cronograma  se  anexa  a  la  1.  Una breve historia    23‐03‐09  programación anual del docente y  familiar  2.  Lea desde la más    25‐03‐09  sirve  al  director  de  la  institución  temprana edad  educativa  o  al  equipo  encargado  3.  Masa  Organizamos información  04‐05‐09  sobre géneros literarios  del  monitoreo  para  que  realice  el  4.  La fiesta del Sol    06‐05‐09  control  sobre  el  avance  en  la  5.  La receta médica    08‐05‐09  aplicación  de  los  módulos.  6.  El camotito, valioso,    dulce y sabrosito  13‐05‐09  Observe  que  en  el  cuadro  de  la  7.  Violencia Contra la  Difundimos los derechos  16‐05‐09  derecha  la  lectura  3  se  ha  mujer  ciudadanos 
  4. 4. insertado  como  parte  de  la  unidad  Organizamos  información  sobre  géneros  literarios,  mientras  que  la  lectura  7  forma  parte  de  la  unidad  Difundimos  los  derechos  ciudadanos.  En  cambio,  las  otras  lecturas  no  se  han  incorporado  en  ninguna  unidad.  Esto  quiere  decir  que  se  desarrollarán  en  forma  independiente:  fuera de las unidades, pero siempre como parte del área de Comunicación. Con los  talleres previstos en el Módulo 3 se procede de igual forma, o se desarrollan como  parte  de  las  unidades  previstas  en  el  área  o  en  forma  independiente.  Es  más,  el  taller también es un tipo de unidad didáctica.    5.  La evaluación en la MNCL  La  evaluación  se  debe  abordar  en  dos  sentidos:  la  evaluación  específica  de  las  lecturas de cada módulo y la evaluación global de la MNCL. La primera tiene como  propósito  mejorar  progresivamente  la  capacidad  de  comprensión  de  lectura,  mientras que la segunda tiene como fin determinar si la aplicación de los módulos  ha permitido mejorar la capacidad de comprensión de los estudiantes o no. En este  sentido,  se  podrá  hacer  comparaciones  entre  los  resultados  de  la  prueba  diagnóstica con los de la prueba final.    La  evaluación  específica  de  las  lecturas  tiene  carácter  formativo,  pues  permite  identificar dificultades y vacíos en la ejecución de las actividades propuestas, con el  fin de aplicar las medidas necesarias para mejorar el proceso. Esta evaluación no  genera  necesariamente  calificativos;  en  todo  caso,  el  docente  debe  asegurar  que  los estudiantes superen las deficiencias que se presenten en la resolución de cada  actividad. Cuando haya la necesidad de colocar calificativos, éstos deben responder  a los indicadores previstos en la unidad para el criterio Comprensión de textos del  área.  Esto  quiere  decir  que  hay  que  elaborar  un  instrumento  especial,  cuyas  preguntas  surjan  de  los  indicadores  previstos,  para  lo  cual  se  puede  utilizar  los  textos del módulo respectivo. Dichos calificativos se consignan directamente en el  registro del área, en el criterio Comprensión de textos.      La  evaluación  global  de  la  MNCL  permite  identificar  el  incremento  que  los  estudiantes  han  demostrado  en  el  desarrollo  de  su  capacidad  de  comprensión,  a  partir  de  la  implementación  de  los  módulos.  Para  esta  evaluación,  la  Unidad  de  Medición de la Calidad Educativa (UMC) del Ministerio de Educación, ha diseñado  tres pruebas: una diagnóstica, una formativa y una final. La primera se aplica antes  de empezar el desarrollo de los módulos; la segunda, se aplica libremente según el  criterio que adopte cada institución educativa; y, la tercera, a fines de setiembre.  Estas pruebas permitirán que cada institución educativa realice las comparaciones  y  explicaciones  necesarias  acerca  de  sus  propios  avances.  El  hecho  de  que  la  prueba final se aplique a fines de setiembre no quiere decir que para esa fecha se  tenga que concluir con el desarrollo de las lecturas. La institución educativa debe  garantizar  que  se  desarrollen  todas  las  lecturas  de  los  módulos,  incluyendo  los  meses de noviembre y diciembre. La prueba final se aplica en setiembre, pues sus  resultados  son  insumos  para  el  Concurso  Nacional  de  Comprensión  de  Lectura  y  porque, además, esa información puede servir para que cada institución educativa  tome las medidas correctivas en caso de que los resultados no sean alentadores.   
  5. 5. 6.  Seguimiento de la MNCL  Para que la aplicación de los módulos tenga el éxito esperado es necesario que se  realice un seguimiento permanente que permita identificar en forma oportuna las  dificultades, vacíos o potencialidades. Esto permitirá que cada instancia de gestión  educativa descentralizada (DRE, UGEL o II.EE.), así como el Ministerio de Educación  adopten  las  medidas  más  oportunas  para  superar  los  inconvenientes.  En  este  sentido, el monitoreo se realiza sobre la organización misma de la MNCL, así como  sobre el propio desarrollo de las lecturas. Se tendrá en cuenta, por ejemplo, si se  está  cumpliendo  o  no  con  el  cronograma  previsto,  si  las  lecturas  han  sido  incorporadas como parte de las unidades didácticas y de qué modo, si las lecturas  se realizan como un todo único, si la evaluación permite mejorar el proceso, entre  otros aspectos.    De  esta  manera,  se  espera  que  la  Movilización  Nacional  por  la  Comprensión  Lectora  constituya  la  estrategia  que  permita  mejorar  el  nivel  de  comprensión  de  los  estudiantes  y,  consecuentemente,  el  rendimiento  académico.  Esto  es  así,  pues  aprender a leer es aprender a aprender. Si un estudiante comprende lo que lee estará  en  condiciones  de  comprender  los  procesos  históricos,  geográficos,  científicos  o  tecnológicos.  Así,  se  habrá  logrado  armonizar  dos  estrategias,  que  tienen  sutiles  diferencias, pero que se complementan innegablemente: el plan lector y la MNCL. Una  simbiosis  que  conjuga  perfectamente  el  placer  con  la  comprensión,  aspiración  por  excelencia de un perfecto matrimonio.        Elvis Fernán Flores Mostacero  Especialista de Comunicación   DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA  eflores@minedu.gob.pe          

×