Ciclo menstrual

3,402 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,402
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
44
Actions
Shares
0
Downloads
40
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ciclo menstrual

  1. 1. FISIOLOGÍA DEL APARATO REPRODUCTOR FEMENINO También conocido como aparato genital o aparato reproductor está compuesto por un conjunto de órganos que formando una estructura tubular, comunica una cavidad serosa interna con el exterior. Los genitales femeninos comparten el canal de la uretra con el aparato urinario, formando parte del aparato genitourinario. Los genitales femeninos poseen dos funciones principales: Permite la entrada de los espermatozoides o semen en la vagina haciendo posible la fecundación del óvulo y su posterior anidación, lo que se conoce como embarazo. Proteger a los órganos genitales internos de posibles infecciones por microorganismos patógenos portadores de enfermedades. Puesto que como decíamos el aparato genital femenino posee un orificio que comunica los órganos internos con el exterior, los agentes infecciosos pueden penetrar produciendo infecciones ginecológicas o enfermedades de transmisión sexual (ETS). Estas enfermedades se suelen transmitir durante el coito.
  2. 2. Menstruación y el Ciclo Menstrual ¿Qué es la menstruación? La menstruación es el sangrado mensual de la mujer. También se le llama regla, período menstrual, o período. Cuando una mujer tiene su período, está menstruando. La sangre menstrual es en parte sangre y en parte tejido del interior del útero (matriz). Fluye desde el útero, a través de la pequeña abertura del cuello uterino, y sale del cuerpo a través de la vagina. La mayor parte de los períodos menstruales dura de tres a cinco días. ¿Qué es el ciclo menstrual? La menstruación es parte del ciclo menstrual, que ayuda al cuerpo de la mujer a prepararse todos los meses para un eventual embarazo. El ciclo comienza el primer día del período. El ciclo menstrual promedio dura 28 días, sin embargo, un ciclo puede durar de 23 a 35 días. Algunas de las partes del cuerpo que intervienen en el ciclo menstrual son el cerebro, la glándula pituitaria, el útero y cuello uterino, los ovarios, las trompas de Falopio, y la vagina. Unos químicos del cuerpo llamados hormonas suben y bajan de nivel durante el mes, y causan el ciclo menstrual. Los ovarios generan dos hormonas femeninas importantes: el estrógeno y la progesterona. Otras hormonas que intervienen en el ciclo menstrual son la hormona foliculoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH), generadas por la glándula pituitaria. ¿Qué sucede durante el ciclo menstrual? Las hormonas producidas por los folículos ováricos y el cuerpo amarillo (estrógenos y progesterona) producen cambios en el endometrio uterino. Estos cambios cíclicos endometriales constituyen el ciclo uterino o endometrial, comúnmente referido como ciclo menstrual puesto que la menstruación es el hecho más sobresaliente. El endometrio normal es un espejo del ciclo ovárico, ya que responde de manera consistente a los cambios en las concentraciones de las hormonas ováricas. Es común que se describan ciclos de 28 días, pero pueden variar en duración por algunos días. En 90% de la mujeres jóvenes sanas, la duración de los ciclos endometriales es entre 23 y 35 días. La mayoría de tales variaciones resulta de cambios en la duración de la fase proliferativa del ciclo. Durante la primera mitad del ciclo menstrual, los niveles de estrógeno crecen y hacen que el recubrimiento del útero crezca y se ensanche. Como resultado de la hormona foliculoestimulante, un huevo (óvulo) empieza a madurar en uno de los ovarios. Alrededor del día 14 de un ciclo típico de 28 días, un aumento en la hormona luteinizante hace que el huevo abandone el ovario. A esto se le llama ovulación. Durante la segunda mitad del ciclo menstrual, el huevo comienza a desplazarse a través de la trompa de Falopio hacia el útero. Aumentan los niveles de progesterona, lo que ayuda a preparar el recubrimiento del útero para el embarazo. Si un espermatozoide fertiliza al huevo, y éste se adhiere a la pared del útero, la mujer queda embarazada. Si el huevo no es fertilizado, se disuelve o es absorbido por el cuerpo. Si no se produce el embarazo, los niveles de estrógeno y progesterona decrecen, y el recubrimiento ensanchado del útero es liberado durante el período menstrual.
  3. 3. FASES MENSTRUALES: FASE MENSTRUAL: el 1er día de la menstruación se cuenta como el comienzo del ciclo menstrual; la capa funcional de la pared uterina se descama y expulsa durante la menstruación durante cuatro o cinco días. (principalmente es de sangre arterial y es el comienzo de un nuevo ciclo.) FASE PROLIFERATIVA: (estrogénica, folicular) tiene una duración aproximada de nueve días y coincide con el crecimiento de los folículos ováricos, siendo regulada por los estrógenos secretados por la teca interna que rodea los folículos. Hay aumento del doble al triple del grosor del endometrio durante esta etapa de reparación y proliferación. En una fase inicial, el epitelio continuo de superficie cubre al endometrio, aumenta el numero y tamaño de la glándulas, y las arteria espirales se alargan. (es guiada por la progesterona, se segrega moco, glucógeno para la anidación y la nutrición. Si no hay fecundación hacia el día 27, aparece la menstruación) FASE SECRETORIA (progestacional, luteínica) tiene una duración de 13 días aproximadamente y coincide con la formación, función y crecimiento del cuerpo amarillo. La progesterona producida por este estimula al epitelio glandular para que secrete un material rico en glucógeno (de ahí el nombre fase secretoria). Las glándulas se tornan anchas, tortuosas y seculares, y el endometrio se engrosa gracias a la influencia de la progesterona y los estrógenos del cuerpo amarillo y en parte por el aumento de liquido en el estroma. Las arterias espirales crecen hacia la capa compacta superficial y toman una forma cada vez más ensortijada o en tirabuzón. Si el oocito liberado durante la ovulación es fecundado, el blastocisto normalmente comenzara a implantarse en el endometrio alrededor del sexto día de la fase secretoria (fig 2-18), que corresponde aproximadamente al día vigésimo del ciclo menstrual (fig 2-6). FASE ISQUÉMICA: Cuando no ocurre la fecundación, el endometrio secretor entra en la fase isquémica durante el último o los dos últimos días del ciclo menstrual (fig 2-6). La fase isquémica o deficiencia localizada de sangre, produce en el endometrio un aspecto pálido y ocurre conforme las arterias espirales se contraen intermitentemente, resultante de la disminución de la secreción de hormonas por el cuerpo amarillo en degeneración; además de los cambios vasculares, la supresión hormonal produce suspensión de la secreción glandular, perdida de liquido intersticial y contracción notable del endometrio. (debido a la caída de hormonas del cuerpo del útero, las arterias espirales se cierran y no existe nutrición). Hacia el final de la etapa isquémica, las arterias espirales se tornan contraídas por periodos más largos; por ultimo comienza a escapar sangre por las paredes rotas de las arterias espirales hacia el estroma adyacente. Pronto se forman pequeños lagos de sangre que atraviesan el endometrio, lo que origina hemorragia hacia el interior del útero y el comienzo de otra fase menstrual. Cuando pequeños fragmentos del endometrio se despegan y llegan a la cavidad uterina, los extremos desgarrados de las arterias sangran, y por ello origina pérdida de aproximadamente 35 ml de sangre. Por último, en término de 3 a 5 días con la catamenia se expulsan toda la capa compacta y la mayor parte de la capa esponjosa. Queda la capa basal y los restos de la capa esponjosa para experimentar regeneración en la fase proliferativa ulterior del endometrio. En
  4. 4. consecuencia, la actividad hormonal cíclica del ovario guarda íntima relación con los cambios cíclicos histológicos del endometrio. Si no ocurre embarazo, los ciclos reproductores normalmente continúan hasta el final de la vida reproductiva de la mujer, por lo regular entre los 42 y los 52 años; si hay gestación, los ciclos menstruales se suspenden y el endometrio entra en fase gravídica. Al terminar el embarazo, los ciclos ováricos y menstrual reanudan después de un lapso variable, por lo regular de 6 a 10 semanas si la mujer no amamanta al hijo.
  5. 5. Ciclo menstrual Las hormonas producidas por los folículos ováricos y el cuerpo amarillo (estrógenos y progesterona) producen cambios en el endometrio uterino. Estos cambios cíclicos endometriales constituyen el ciclo uterino o endometrial, comúnmente referido como ciclo menstrual puesto que la menstruación es el hecho más sobresaliente. El endometrio normal es un espejo del ciclo ovárico, ya que responde de manera consistente a los cambios en las concentraciones de las hormonas ováricas. Es común que se describan ciclos de 28 días, pero pueden variar en duración por algunos días. En 90% de la mujeres jóvenes sanas, la duración de los ciclos endometriales es entre 23 y 35 días. La mayoría de tales variaciones resulta de cambios en la duración de la fase proliferativa del ciclo. Los ciclos reproductores típicos ilustrados en la figura 2-6 no siempre s e realizan debido a que el ovario puede no producir un folículo maduro. En consecuencia, la ovulación no se lleva acabo. En un ciclo anovulatorio los cambios endometriales son mínimos; el desarrollo del endometrio proliferativo es el habitual, pero como la ovulación no ocurrió y, por ende no existe cuerpo amarillo, el endometrio no progresa hacia la fase secretoria, permaneciendo en fase proliferativa hasta que la menstruación inicia. Los ciclos anovulatorios suelen producirse por la administración de hormonas esteroides sexuales. Los estrógenos, la progesterona, o ambas, presentes en las patillas anticonceptivas, actúan en el hipotálamo y la hipófisis, inhibiendo la secreción de la hormona liberadora de gonadotropinas y de gonadotropinas hipofisarias, esenciales para que ocurra la ovulación. La supresión de la ovulación es la base del éxito de las patillas anticonceptivas, ya que inhiben la elevación súbita a la mitad del ciclo de la LH que permite la ovulación. En la mayoría de los casos, el intervalo entre el cese de la anticoncepción por vía bucal y el embarazo es de 12 meses, siempre y cuando no se haya utilizado algún otro método. Las hormonas ováricas provocan cambios cíclicos en la estructura de las vías reproductoras y en particular sobre el endometrio. Si bien el ciclo menstrual en fase para fines descriptivos (figura 2-6), se suele insistir en que el ciclo menstrual es un proceso continuo; cada fase transcurre gradualmente a la otra. FASE MENSTRUAL: el 1er día de la menstruación se cuenta como el comienzo del ciclo menstrual; la capa funcional de la pared uterina se descama y expulsa durante la menstruación durante cuatro o cinco días. FASE PROLIFERATIVA: ( estrogénica, folicular) tiene una duración aproximada de nueve días y coincide con el crecimiento de los folículos ováricos, siendo regulada por los estrógenos secretados por la teca interna que rodea los folículos. Hay aumento del doble al triple del grosor del endometrio durante esta etapa de repación y proliferación. En una fase inicial, el epitelio continuo de superficie cubre al endometrio, aumenta el numero y tamaño de la glándulas, y las arteria espirales se alargan.
  6. 6. FASE SECRETORIA (progestacional, luteínica) tiene una duración de 13 días aproximadamente y coincide con la formación, función y crecimiento del cuerpo amarillo. La progesterona producida por este estimula al epitelio glandular para que secrete un material rico en glucógeno (de ahí el nombre fase secretoria). Las glándulas se tornan anchas, tortuosas y seculares, y el endometrio se engrosa gracias a la influencia de la progesterona y los estrógenos del cuerpo amarillo y en parte por el aumento de liquido en el estroma. Las arterias espirales crecen hacia la capa compacta superficial y toman una forma cada vez más ensortijada o en tirabuzón. Si el oocito liberado durante la ovulación es fecundado, el blastocisto normalmente comenzara a implantarse en el endometrio alrededor del sexto día de la fase secretoria (fig 2-18), que corresponde aproximadamente al día vigésimo del ciclo menstrual (fig 2-6). FASE ISQUÉMICA: Cuando no ocurre la fecundación, el endometrio secretor entra en la fase isquémica durante el último o los dos últimos días del ciclo menstrual (fig 2-6). La fase isquémica o deficiencia localizada de sangre, produce en el endometrio un aspecto pálido y ocurre conforme las arterias espirales se contraen intermitentemente, resultante de la disminución de la secreción de hormonas por el cuerpo amarillo en degeneración; además de los cambios vasculares, la supresión hormonal produce suspensión de la secreción glandular, perdida de liquido intersticial y contracción notable del endometrio. Hacia el final de la etapa isquémica, las arterias espirales se tornan contraídas por periodos más largos; por ultimo comienza a escapar sangre por las paredes rotas de las arterias espirales hacia el estroma adyacente. Pronto se forman pequeños lagos de sangre que atraviesan el endometrio, lo que origina hemorragia hacia el interior del útero y el comienzo de otra fase menstrual. Cuando pequeños fragmentos del endometrio se despegan y llegan a la cavidad uterina, los extremos desgarrados de las arterias sangran, y por ello origina pérdida de aproximadamente 35 ml de sangre. Por último, en término de 3 a 5 días con la catamenia se expulsan toda la capa compacta y la mayor parte de la capa esponjosa. Queda la capa basal y los restos de la capa esponjosa para experimentar regeneración en la fase proliferativa ulterior del endometrio. En consecuencia, la actividad hormonal cíclica del ovario guarda íntima relación con los cambios cíclicos histológicos del endometrio. Si no ocurre embarazo, los ciclos reproductores normalmente continúan hasta el final de la vida reproductiva de la mujer, por lo regular entre los 42 y los 52 años; si hay gestación, los ciclos menstruales se suspenden y el endometrio entra en fase gravídica. Al terminar el embarazo, los ciclos ováricos y menstrual reanudan después de un lapso variable, por lo regular de 6 a 10 semanas si la mujer no amamanta al hijo. Bibliografía: embriología clínica 4ta edición de Keith L. Moore.
  7. 7. De las copias: En el cuerpo hemorrágico (fig 28-15). Las células foliculares residuales absorben el coagulo, crecen y forman el cuerpo lúteo por efecto de la HL. Estimulado por esta, dicho cuerpo secreta progesterona, estrógenos, relaxina e inhibina. FASE POSTOVULATORIA: es la duración más constante del ciclo reproductor femenino: 14 días, del decimoquinto al vigésimo octavo en un ciclo normal (fig 28-26). Constituye el periodo que media entre la ovulación y el comiendo de la menstruación siguiente. Fenómeno de un ovario: después de la ovulación, la HL estimula los residuos de un folículo de Graf para que se transforme en el cuerpo lúteo, que secreta cantidades crecientes de progesterona y algo de estrógenos. En relación con el ciclo ovárico, esta fase también se denomina lútea. Los fenómenos subsiguientes en el ovario donde ocurrió la ovulación de un oocito depende de que este ultimo sea fecundado o no. En caso de no serlo, el cuerpo lúteo tiene duración de apenas dos semanas, tras las cuales disminuye su actividad secretora y degenera en el llamado corpus albicans (fig 28-15). Al disminuir los valores de progesterona, estrógenos e inhibina, se incrementa la liberación de HLG, HFE y HL en virtud de la supresión de las hormonas ováricas por retroalimentación negativa. Luego se reanuda el crecimiento folicular y se inicia un nuevo ciclo ovárico. En caso de ser fecundado el oocito secundario y que se inicie su división, el cuerpo lúteo persiste más allá de su vida normal de dos semanas. Lo rescata de la generación de gonadotropina coriónica humana (GCh), hormona que produce el corion embrionario o incluso 8 a 12 días después de la fecundación y actúa como la hormona luteinizante en cuanto a estimular la actividad secretora del cuerpo lúteo. Las concentraciones de GCh en la sangre u orina maternas es un indicador de embarazo. Fenómenos en el útero: la progesterona y los estrógenos que produce el cuerpo lúteo promueven el crecimiento y enrollamiento de las glándulas endometriales (que empiezan a secretar glucógeno), vascularización del endometrio superficial, engrosamiento del endometrio hasta 12 a 18 mm y aumento del volumen de líquido tisular. Estos cambios preparatorios alcanzan su máximo casi una semana después de la ovulación, lo cual corresponde al momento en que podría llegar el ovulo fecundado. En relación con el ciclo uterino, esta etapa recibe el nombre de FASE SECRETORA a causa de la actividad de secreción de las glándulas endometriales. En caso de no sobrevenir la fecundación, disminuye los valores de progesterona a causa de la degeneración del cuerpo lúteo, ello seguido de la menstruación. Las interacciones hormonales durante los ciclos ováricos y uterinos se resumen en la figura (fig 28-29) APLICACIÓN CLINICA ANORMALIDADES MENSTRUALES La amenorrea es la ausencia de menstruación y puede deberse a desequilibrios hormonales, obesidad, disminución ponderal considerable o valore muy bajos de grasa corporal, como resultado de entrenamiento deportivo muy intenso. La dismenorrea es el dolor relacionado con
  8. 8. la menstruación y el término por lo general se reserva para los síntomas menstruales de gravedad tal que impiden a la mujer realizar sus actividades normales durante uno o más días de cada mes. Algunos casos se deben a tumores uterinos, quistes ováricos, enfermedad pélvica inflamatoria o dispositivos intrauterinos La hemorragia uterina disfuncional comprende la menstruación de duración o volumen excesivo, el flujo menstrual disminuido, la menstruación excesiva frecuente, el sangrado intermenstrual y la hemorragia pos menopáusica. Estas anormalidades se deben a transtornos de la regulación hormonal, factores emocionales, tumores fibroides del útero y enfermedades constitucionales.

×