Publicado 08

285 views

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
285
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Publicado 08

  1. 1. Ecuador admite la responsabilidad por la violación de derechos deun pueblo indígenaVista aérea de este sábado 21 de abril de 2012, de una comunidad indígena en Sarayaku (Ecuador),donde el Gobierno reconoció la responsabilidad del Estado por la violación de los derechos de un puebloindígena amazónico que se enfrentó con una petrolera argentina. EFESarayaku (Ecuador), 21 abr (EFE).- El Gobierno de Ecuador reconoció hoy la responsabilidaddel Estado por la violación de los derechos de un pueblo indígena amazónico que se enfrentócon una petrolera argentina, en una sesión "histórica" de la Corte Interamericana de DerechosHumanos celebrada en su territorio.Es la primera vez que el Ejecutivo hace esa admisión, según Mario Melo, abogado de losdemandantes, que la calificó como "un paso muy importante", pues supone "un cambio detimón de 180 grados", en su opinión.Aunque las supuestas violaciones de los derechos ocurrieron durante sus antecesores, elgobierno actual, encabezado por Rafael Correa, había seguido negando las acusaciones.La declaración tuvo lugar al final de una sesión que Diego García, el presidente de la Corte,tildó de "histórica", pues nunca antes esa entidad había escuchado testimonios en el lugar delos hechos.Además de él, que oyó el relato de nueve sarayakus sentado en una silla con el respaldolabrado en forma de sol, también participó la jueza Rhadys Abreu Blondet.Los hechos se remontan a 1996, cuando el Gobierno ecuatoriano de entonces otorgó a laempresa argentina Compañía General de Combustibles (CGC) el derecho a explotar elpetróleo en la tierra de los sarayaku sin consultarlos.La compañía entró con el apoyo de soldados ecuatorianos, mientras que la comunidad semovilizó para defender su territorio y logró expulsarla tras una disputa que no causó víctimas.El Gobierno indemnizó recientemente a CGC con 20 millones de dólares.
  2. 2. En la casa comunal, con techo de hojas de palma y recién pintada, Alexis Mera, el asesorjurídico del presidente de Ecuador, Rafael Correa, sorprendió con la nueva postura delGobierno."El Estado reconoce la responsabilidad y está dispuesto a llegar a cualquier acuerdo dereparación", dijo Mera, uno de los consejeros más estrechos del mandatario."Los actos de las Fuerzas Armadas, los actos en contra, la obstrucción de los ríos, son temasque condenamos como Gobierno", añadió.Al mismo tiempo que Mera hablaba en la Amazonía, Correa aseveraba en su programasabatino que el caso es una "pantalla" para ciertas organizaciones ecologistas que "están encontra de Ecuador" y que no quieren ninguna explotación de crudo.Dijo que le indigna "que vengan estos gringuitos (extranjeros) con la panza (estómago) bienllena a tratar de hacer aquí lo que nunca han logrado en sus respectivos países".Los 1.200 sarayaku esperan que una sentencia a su favor por parte del máximo tribunal de laregión cree un precedente legal para toda América Latina que obligue a los Gobiernos aobtener el permiso de las comunidades indígenas antes de dar concesiones petroleras omineras.En cambio, Correa dijo que la normativa internacional y ecuatoriana establece que esa consultaprevia "no es vinculante".Mera afirmó que tampoco podía garantizar que el Gobierno no autorizará a otra compañía queexplote el petróleo bajo los bosques de los sarayaku. "No podemos porque el régimenconstitucional no lo permite", dijo.El Gobierno prepara actualmente la licitación de una gran área amazónica donde ahora apenashay pozos, y que incluye la tierra de los sarayaku y de otros pueblos indígenas.Mayor flexibilidad demostró Mera con respecto a la casi tonelada y media del explosivopentolita que CGC enterró en un área de 20 kilómetros cuadrados para hacer estudiossísmicos pero que no llegó a detonar.Hasta ahora el Gobierno había propuesto hacerla explotar o dejarla donde está, con elargumento de que retirarla provocaría daño ambiental, mientras que los indígenas piden que sesaque.Mera dijo hoy a la prensa que el Ejecutivo está abierto a dialogar al respecto.No obstante, para los sarayaku no fue suficiente. Su líder, José Gualinga, anunció que nonegociarán con el Gobierno y esperarán el fallo."Damos nuestra confianza, nuestra fe en que la Corte Interamericana sabrá tomar sabiamente,imparcialmente lo que corresponde la justicia", dijo Gualinda, que llevaba un tocado de plumasy la cara pintada con rayas negras, como el resto de la comunidad.El Gobierno, por su parte, envió a una delegación de alto nivel, compuesta, entre otros, por laministra de Justicia, Johana Pesántez, y el vicecanciller, Marco Albuja, además de Mera.

×