La Vía Campesina cumple 20 años de resistenciaEsta semana se han congregado en Yakarta 500 delegados deorganizaciones camp...
de la OMC en Ginebra, –como protesta contra la especulaciónalimentaria-, o días más tarde en Copenhague , bajo la nieve, n...
eliminar plantaciones de palma de aceite para recuperar su territorio.Nos pusimos a sembrar maíz en defensa de la vida y l...
Este relato de la delegación, puede ser una buena imagen parailustrar el trabajo de La Vía Campesina, la organización inte...
climático, como de la misma manera lo defiende el relator especial dela ONU para el derecho a la alimentación, Olivier de ...
resuelto por el capitalismo, ya que su esencia es la creación de estosproblemas de desigualdades, señala la dirigente camp...
energética y alimentaria de 2007 y 2008 y se ha convertido en unode los conflictos más alarmantes, convirtiendo la tierra ...
unimos con los movimientos campesinos de África… para que puedandecidir el camino que beneficie realmente a la gente”.El G...
campesinas sino también movimientos de pueblos indígenas, demujeres, urbanos y de personas sin tierra entre muchos otros.A...
Brunetto - 9 al 13 de junioNosotros, la Vía Campesina, venimos a extender nuestro llamadourgente a tejer hilo a hilo la un...
está en la formulación de una ética para la vida que atraviesa todasnuestras acciones y búsquedas. La Vía Campesina se hac...
están llevando al colapso en muchas partes del mundo. Ensimultaneo la crisis energética se agudiza día a día frente alagot...
resiliente.La agroecología protege la biodiversidad y enfría el planeta. Nuestromodelo agrícola no solo puede alimentar a ...
humanos está en el corazón de la solidaridad internacional e incluyelos derechos y protección social de los agricultores m...
Defendemos una Reforma Agraria Integral que ofrezca plenosderechos sobre la tierra, reconozca los derechos legales de losp...
Construyendo desde nuestras fortalezasNuestra gran fortaleza es crear y mantener unidad en la diversidad.Nosotros tenemos ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La vía campesina cumple 20 años de resistencia. Declaracion conferencia Yakarta

255 views

Published on

Esta semana se han congregado en Yakarta 500 delegados de organizaciones campesinas procedentes de 88 países así como 1.500 activistas de la Unión de Pequeños Agricultores de Indonesia “Serikat Petani Indonesia” en la VI. Conferencia Internacional de La Vía Campesina, para celebrar 20 años de lucha por la soberanía alimentaria

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
255
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
28
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La vía campesina cumple 20 años de resistencia. Declaracion conferencia Yakarta

  1. 1. La Vía Campesina cumple 20 años de resistenciaEsta semana se han congregado en Yakarta 500 delegados deorganizaciones campesinas procedentes de 88 países así como 1.500activistas de la Unión de Pequeños Agricultores de Indonesia “SerikatPetani Indonesia” en la VI. Conferencia Internacional de La VíaCampesina, para celebrar 20 años de lucha por la soberaníaalimentaria .Las conferencias internacionales de Vía Campesina se realizan cadacuatro años. Son el órgano máximo de toma de decisiones colectivas,de debates y de construcción de una agenda común de movilizacióndel movimiento de pequeños agricultores, indígenas, jornaleros ocampesinos sin tierra. La meta: articular una alternativa al régimenagro-alimentario actual. Una agricultura ecológica y sostenible, conrespeto a los derechos de los campesinos y campesinas y contra elpoder de las grandes corporaciones y la complicidad de los gobiernoscon éstas. Las anteriores conferencias tuvieron lugar en Mons,Bélgica (1993); Txacala, México (1996); Bangalore, India (2000);Sao Paulo, Brasil (2004) y Maputo, Mozambique (2008).La primera vez que estuve -mano a mano- con activistas de La VíaCampesina fue en 1996. Irrumpíamos una plenaria de NacionesUnidas en Leipzig (Alemania) con pancartas para denunciar losimpactos de los transgénicos, rechazar los patentes sobre la vida asícomo defender la conservación y utilización sostenible de los recursosfitogenéticos para la agricultura y como “bien común” . El añosiguiente cooperamos en la organización del 2º EncuentroIntercontinental contra el Neoliberalismo y por la Humanidad , ensolidaridad con los Zapatistas, que tuvo lugar aquí en la Península.Dos años mas tarde estuvimos sentados juntos en una asamblea enBangalore (India) preparando las movilizaciones contra laOrganización Mundial de Comercio (OMC) en Seattle . Desdeentonces caminamos juntos. Recuerdo, por ejemplo, como endiciembre de 2009 bloqueamos, a las seis de la mañana, la entrada
  2. 2. de la OMC en Ginebra, –como protesta contra la especulaciónalimentaria-, o días más tarde en Copenhague , bajo la nieve, nossujetábamos –hombro a hombro- para resistir la violencia policialque nos impedía la entrada al edificio de la Convención de NacionesUnidas sobre Cambio Climático donde exigíamos “justicia y uncambio del sistema”.Uno de los momentos más emotivos que viví con La Vía Campesinafue aquella misión a Colombia en 2007. Representantes de distintascomunidades y organizaciones indígenas (emberakatío, wayuú,kankuamo, barí, kuna), campesinas, afrodescendientes y socialescolombianas e internacionales, nos reunimos primero en Bogotá en elSeminario “Crisis planetaria, derechos humanos y agrocombustibles”para reflexionar sobre los impactos y las luchas contra lasplantaciones de palma africana y caña destinadas a produciragrocombustibles (http://bit.ly/ZMem87). Y después, una pequeñadelegación viajábamos al Urabá antioqueño. Visitábamos lascomunidades de la cuenca fluvial delJiguamiandó y Curvaradó ,quienes luego de ser desplazadas violentamente en varias ocasionespor el Ejército y grupos paramilitares, sufrido más de cien crímenes,regresan y encuentran que sus tierras están cubiertas de palmaaceitera – un desierto verde .Cabe aclarar que entre 1996 y 2003 sufrieron el terror de lasacciones llevadas a cabo por grupos paramilitares con el apoyo de lasFuerzas Armadas colombianas. A través de asesinatos, torturas,desapariciones, destrucción y quema de viviendas, bombardeos…Diez años después, en una demostración de valentía –en medio deamenazas permanentes- la gente comenzaba lentamente a retornar asus hogares destruidos y se encuentra con que sus tierras y bosques–en los que han habitado por más de 120 años- estaban ocupadospor los mismos paramilitares responsables de las masacres que lesempujaron al desplazamiento .Nuestra delegación internacional se solidarizó con aquellascomunidades afrodescendientes e indígenas, que habían comenzado a
  3. 3. eliminar plantaciones de palma de aceite para recuperar su territorio.Nos pusimos a sembrar maíz en defensa de la vida y la soberaníaalimentaria. Muhammad Yunus Nasution, representante de La VíaCampesina de Indonesia y también afectado por los monocultivos depalma en su país, no hablaba castellano ni inglés. Elisha Kartini,técnica agraria de la misma organización que Yunus (la SPI) nosayudaba con la interpretación. Pero con el avance de las horas, loscampesinos de estas aldeas del Chocó y el campesino indonesio seentendían con su propio lenguaje de risas, abrazos, miradas y gestosde fraternidad. Les unía un mismo problema, un mismo enemigo. Y,allí, en medio de unas tierras usurpadas y ocupadas ilegalmente,arrancábamos los troncos de la palma y sembrábamos maíz para unnuevo amanecer. La siembra fue un “No a la destrucción ambiental, ala destrucción humana, a la imposición de un modelo de desarrolloexcluyente” . Hoy, las comunidades siguen luchando por larestitución plena de sus tierras colectivas.¿Por qué tanta violencia? El aceite de palma es una materia primaestratégica en el comercio global de los agronegocios ya que es elaceite vegetal más comercializado y consumido en el mundo, comoproducto alimenticio, industrial y energético. Las consecuenciasnegativas de los monocultivos de palma aceitera son una realidad nosólo en Colombia, sino también en Indonesia, Malasia, Papua NuevaGuinea, Uganda, Ecuador, Brasil, Honduras y muchos otros países.Un negocio lesivo que vulnera los derechos de las comunidadeslocales, el Derecho a la Alimentación y causa deforestación, lasegunda fuente de contribución a los niveles crecientes de dióxido decarbono en la atmósfera que está causando la crisis climática. Laexpansión de la palma es la mayor causa de deforestación enIndonesia, país con la mayor superficie plantada y la cuota dedestrucción de bosque tropical más alta del mundo. Según el ForumPermanente de Asuntos Indígenas de Naciones Unidas, 60 millonesde indígenas en el mundo corren riesgo de perder sus tierras ymedios de subsistencia por la expansión de plantaciones paraproducir agroenergía . De ellos, 5 millones viven en Borneo. EnIndonesia los conflictos por la expansión de las plantaciones de palmaaumentan: las grandes empresas están expropiando ilegalmente a losagricultores y contratan vigilancia privada para imponer el estado dehecho.
  4. 4. Este relato de la delegación, puede ser una buena imagen parailustrar el trabajo de La Vía Campesina, la organización internacionalque esta semana cumple veinte años. Henry Saragih conoce muybien los conflictos con las plantaciones. El representante de SerikatPetani Indonesia (SPI), la organización coordinadora de la SecretaríaInternacional de La Vía Campesina desde 2004, se ha dirigido estasemana a la VI. Conferencia Internacional en Yakarta con unsentido discurso recordando las luchas que unen a todo elcampesinado del mundo. La Vía Campesina apoya a los pequeñoscampesinos en vez de los monocultivos agroindustriales. Practicanagroecología –sin tóxicos- y rechazan la “Revolución Verde y lostransgénicos para responder a la crisis ecológica del planeta.Demandan reforma agraria y el fin del robo de tierras. Se oponen a laagenda neoliberal de políticas de “libre comercio” que ha destrozadolas economías en los últimos 30 años, ha conducido a millones a laquiebra y la migración forzada -convirtiendo la alimentación de underecho a una mercancía-. Y, exigen el fin de todas las formas deviolencia contra las mujeres , quienes, de hecho cultivan la mayorparte de los alimentos en el mundo.Luego de intensas jornadas protagonizadas por las asambleas demujeres y jóvenes , celebraron numerosos foros dondeidentificaron y debatieron sus mayores logros y desafíos. Unaconsecuencia del despliegue efectivo de sus habilidades es que, apesar de que La Vía Campesina representa a unas poblacionesmarginadas –incluso dentro de muchos ámbitos políticos y sociales-su voz no es marginal sino mundialmente reconocida. Han logradoposicionar en el debate internacional y en los movimientos sociales elprincipio de la soberanía alimentaria: el derecho de los pueblos adecidir las características de su modelo agro-alimentario, laautosuficiencia, un mundo rural vivo, una agricultura campesina apequeña escala, circuitos cortos de comercialización, la igualdad en ladistribución de la tierra y el control democrático local sobre losmedios de producción. En algunos países muchos de estos principiosse han convertido en política pública. Un amplio sector de lacomunidad científica reconoce ahora los efectos positivos de laagroecología, en la reducción de la pobreza y la mitigación del cambio
  5. 5. climático, como de la misma manera lo defiende el relator especial dela ONU para el derecho a la alimentación, Olivier de Schutter .También han conseguido que Naciones Unidas reconozca losDerechos de los Campesinos. Quizás como pocos colectivosemancipativos internacionales, La Vía Campesina ha logrado darprioridad a la igualdad de género y colocarlo en el centro de susagenda, como muestra la campaña “Fin a la violencia contra lamujeres” .La mayor organización no gubernamental internacional decampesinos, indígenas y pescadores, fundada en 1993 en Bélgica ,representa actualmente a más de 200 millones personas de 183organizaciones en todo el mundo. Y nos alegramos que, a veinte añosde su creación, ha aumentado su tamaño, su influencia y su cantidadde miembros en los cinco continentes."La Vía Campesina le ha dado voz a la pequeña agricultura en unmomento en el que las grandes multinacionales aseguraban que suspolíticas disminuirían el hambre y la pobreza en el mundo, ya hemosvisto que no ha sido así", explica Javier Sánchez, representante de laCoordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos deEspaña y de la Plataforma Rural.Josie Riffaud, campesina de Gironde (Francia) , involucrada en laConfederación Paysanne y miembro de la Vía Campesina, reitera la"necesidad de una transición ecológica frente al modelo neoliberalque promueve el crecimiento sin límites y que, hoy en día, muestraseñales de agotamiento y límites ecológicos que ponen en serioriesgo la supervivencia de la vida en el planeta." La redistribución delos recursos y no la cantidad de alimentos producida, nunca será
  6. 6. resuelto por el capitalismo, ya que su esencia es la creación de estosproblemas de desigualdades, señala la dirigente campesina francesa."La agricultura industrial no nutre a la gente, la hace morirse dehambre. Lo que es nuevo para nosotros, es la aparición de unaagresividad todavía más fuerte del capitalismo, con la economíaverde, el mercado de bonos de carbón y todas las falsas solucionesfrente a los problemas climáticos", denuncia. Ella confesa estartambién muy preocupada por los conflictos armados, creados por losfenómenos de acaparamiento de tierras y explotación extractiva delos territorios. La lucha por la paz es también una cuestión crucial hoyen día, opina.En los últimos años, lo que ha caracterizado este movimiento es laestrategia de confrontación directa con la globalización neoliberalimpulsada por las grandes corporaciones e instituciones como laOMC, el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional. Como“constructores se sueños, luchas y revoluciones” han despertado elentusiasmo y han logrado el apoyo de diversos sectores de lasociedad civil global. De hecho muchas charlas que solemos organizarlocalmente sobre Soberanía Alimentaria siempre están bien acogidas.La Vía Campesina da calor y es todo un ejemplo de dedicación. Concoraje, imaginación y un impulso vital durante la última década,había –tal vez- asumido el papel que el movimiento obrero habíaocupado décadas atrás, dinamizando muchas movilizacionesnacionales e internacionales contra la globalización, en situacionestan diversas como las cumbres de cambio climático, la protestacontra Monsanto tras el terremoto en Haití o la oposición a golpemilitar en Honduras. El movimiento trabaja para construir coalicionesamplias con otras redes y sectores sociales. Este dinamismo se basaen la premisa de que “debemos cambiar la sociedad si queremoscambiar las políticas agrarias”.Entre los retos: frenar el acaparamiento de tierras cultivables quefue profundizándose principalmente a partir de la crisis financiera,
  7. 7. energética y alimentaria de 2007 y 2008 y se ha convertido en unode los conflictos más alarmantes, convirtiendo la tierra en un activofinanciero sujeto a grandes ataques especulativos. Combatir laconcentración de la riqueza, los bajos precios que se pagan a losagricultores, la corrupción en algunos gobiernos y la incorporación delos jóvenes a la actividad agraria. Asimismo se integrarán prontonuevos miembros de Australia y los países árabes a La VíaCampesina.Paul Nicholson , uno de los primeros militantes de La Vía Campesinacon el que he tenido el gusto de trabajar, enumeró en Yakarta cincodesafíos para la organización: “hemos creado un patrimonio político,cohesión ideológica basada en una visión común, que nos ha ayudadoa comprender el mundo y del futuro. Y nos ha proporcionado lacapacidad de acción local y global. Esta diversidad y unidad es laherencia que queremos fortalecer. Lo otro es visibilizar lasresistencias locales. Por pequeñas que sean, son parte de una luchaglobal porque con estas acciones estamos construyendo una nuevasociedad, con alternativas económicas basadas en la soberaníaalimentaria. Tenemos que eliminar la violencia contra las mujeres yasegurar la plena participación paritaria de las mujeres y jóvenes enla vida organizativa y económica. Frente al aumento de los niveles decriminalización de los miembros de La Vía Campesina, hay quereforzar la capacidad de crear apoyo político, presencia y solidaridad.Y, por último: fortalecer el movimiento global por la justicia social”.Los campesinos también plantearon en el encuentro internacional surechazo al modelo extractivista que trata de explotar los recursosnaturales, especialmente el problema de las nuevas técnicas comoel “fracking” o fractura hidráulica .Después de ocho años en Indonesia, el secretariado de La VíaCampesina se muda a Zimbabwe . Henry Saragih: “África es uncontinente muy importante porque allí las corporacionestransnacionales acaparan la tierra y pretenden imponer una nueva“revolución verde” con transgénicos. Por eso nos solidarizamos y
  8. 8. unimos con los movimientos campesinos de África… para que puedandecidir el camino que beneficie realmente a la gente”.El G-8, que se reúne ahora en Irlanda, desoirá las demandas de loscampesinos para acabar con el hambre. Pero por eso resulta tanimportante desenmascarar las falsas “soluciones” y apoyar solucionesreales recogidas en el “Llamado de Yakarta ” para construir unanueva sociedad basada en la justicia y la soberanía alimentaria.Tom Kucharz, miembro de Ecologistas en AcciónLa Vía Campesina Internacional cede el relevo a ÁfricaVer aquí fotos del CIERRE DE LA VI CONFERENCIA DE LA VIACAMPESINA y de la VISITA DE CAMPO A LA ALDEA CAMPESINASUKABUMIComunicado de Prensa(Yakarta,12 de junio 2013) La Vía Campesina, el movimiento mundialde organizaciones campesinas de base, pronto terminará su 6ªConferencia Internacional que se celebra del 9 al 13 de junio enel Padepokan Pencak Silat,Taman Mini de Yakarta, Indonesia. Se hantomado decisiones clave con respecto a sus estrategias futuras,nuevos miembros, nuevos coordinadores y otras cuestiones internasimportantes. Los líderes de LVC han comunicado que la SecretaríaOperativa Internacional, cuya sede estaba establecida en Asia en losúltimos 8 años, será trasladada a Zimbabue en África.“Este año pasaremos el relevo a África ya que es un continenteimportante. Las transnacionales han puesto sus ojos en él, estánacaparando las tierras y quieren imponer un modelo de revoluciónverde con transgénicos. En Asia ya hemos comprobado que larevolución verde ha fracasado. Expresamos nuestra solidaridad yunidad con los movimientos campesinos africanos para detener estarecolonización y escoger el modelo de desarrollo que realmentebeneficie al pueblo africano y a sus campesinos”, declaró HenrySaragih, Coodinador General de La Vía Campesina y presidente delSPI.Durante la conferencia se ratificaron 33 nuevas organizacionesalcanzando la cifra total de 183 miembros e incluyendo nuevos paísescomo Palestina y Taiwan. Estos miembros no son sólo organizaciones
  9. 9. campesinas sino también movimientos de pueblos indígenas, demujeres, urbanos y de personas sin tierra entre muchos otros.Al debatir la estrategia futura del movimiento, Elizabeth Mpofu,miembro de la organización campesina de Zimbabue que asumirá lasede internacional de LVC el próximo año, declaró que “En lospróximos años seguiremos intensificando los debates y renovandonuestro compromiso para dar respuesta a las cuestiones clave que sedecidieron en nuestra última Conferencia Internacional celebrada enMaputo, Mozambique”.El Plan de Acción será publicado el 13 de junio aunque Mpofu yaseñaló que se reforzaría la campaña de Basta de Violencia contra lasMujeres, concediendo un mayor protagonismo a los jóvenes ytambién promoviendo una agenda positiva para la Campaña Mundialde Semillas.La Declaración de Maputo de la LVC también recoge asuntosrelevantes como la construcción del Movimiento por la SoberaníaAlimentaria Mundial con sus aliados, su influencia para la aprobaciónde una Declaración de Derechos Campesinos por las Naciones Unidas,su oposición al libre comercio y a las coorporaciones transnacionales,la promoción de la reforma agraria y la lucha contra el cambioclimático entre otras cuestiones.Jeanne Verlinden, la joven líder del movimiento de acción campesina(MAP) de Bélgica, mencionó que “Los jóvenes estamos muyorgullosos de que LVC celebre su 20 Aniversario este año y que Áfricatome el relevo para reforzar su movimiento campesino. Comojóvenes queremos una sociedad que valore a los campesinos y quereconozca nuestro derecho a producir los alimentos que necesita. Noshemos comprometido a garantizar el futuro de la agriculturacampesina sostenible y a proteger la madre tierra.”Leer también :La Secretaría Operativa Internacional de La Vía Campesinaserá acogida por ZIMSOFF en ZimbabweY el Llamamiento de la VI Conferencia de la Vía Campesina EgidioBrunetto : Llamamiento de YakartaDentro de unos días las resoluciones adoptadas por la Conferenciaestarán también en linea en viacampesina.orgLlamamiento de YakartaLlamamiento de la VI Conferencia de la Vía Campesina Egidio
  10. 10. Brunetto - 9 al 13 de junioNosotros, la Vía Campesina, venimos a extender nuestro llamadourgente a tejer hilo a hilo la unidad a nivel global entreorganizaciones del campo y la ciudad para participar activa,propositiva y decididamente en la construcción de una nuevasociedad, basada en la soberanía alimentaria, la justicia y la igualdad.Nos encontramos aquí convocados por el espíritu de nuestros denuestros amigos y líderes y todos aquellos cuyo coraje y compromisocon nuestras luchas nos inspiran. La Vía Campesina, un movimientointernacional campesino que reúne a más de 200 millones deorganizaciones de campesinas y campesinos, pueblos indígenas,pescadoras, recolectoras, trabajadoras agrarias, y con la creatividadde las mujeres y el entusiasmo de nuestros jóvenes venimos de 183organizaciones y 88 países. Estamos en Asia, hogar de la mayoría decampesinas y campesinos del mundo para festejar nuestros primerosveinte años de lucha.Comenzamos nuestro camino en Mons (Bélgica) en el año 1993 yarticulamos nuestra visión radical de la Soberanía Alimentaria en1996 en Tlaxcala (México) en 1996 logrando reposicionar alcampesinado, hombres y mujeres como actores sociales centrales enlos procesos de resistencia a la agenda de comercio neoliberal y en laconstrucción de alternativas. Los pueblos de la tierra somos actoresindispensables en la construcción, no sólo de un modelo deagricultura distinto, sino de un mundo justo, diverso e igualitario.Somos nosotras y nosotros los que alimentamos a la humanidad ycuidamos la naturaleza. Las generaciones futuras dependen denosotros para el cuidado de la tierra.Hoy más que nunca, otro mundo es urgente y necesario. Ladestrucción de nuestro mundo a través de la sobrexplotación ydesposesión de los pueblos y la apropiación de los bienes naturalesestán produciendo la actual crisis climática y profundas desigualdadesque amenazan a la humanidad en su conjunto y a la vida misma. LaVía Campesina dice un rotundo NO a esta destrucción impulsada porlas corporaciones.Nosotros estamos construyendo nuevas relaciones entre los sereshumanos y con la naturaleza sobre la base la solidaridad, lacooperación y la complementariedad. En el corazón de nuestra lucha
  11. 11. está en la formulación de una ética para la vida que atraviesa todasnuestras acciones y búsquedas. La Vía Campesina se hacomprometido a dar visibilidad a todas las luchas locales alrededordel mundo, asegurando que sean entendidas desde una perspectivainternacional y contribuye a involucrarlas en un gran movimientoglobal por la soberanía alimentaria, el cambio social y laautodeterminación de los pueblos del mundo.Llamamos a todas nuestras organizaciones, a nuestros aliados yamigos, amigas, hermanas y hermanos en la lucha, y a todosaquellos comprometidos con un futuro mejor a continuar caminandojuntos y juntas y a rechazar la agenda de la “Economía Verde” y acontinuar construyendo la Soberanía Alimentaria.Nuestras luchasSoberanía Alimentaria Ya – Transformando el mundoLa Soberanía Alimentaria que es el eje central de la lucha por unproyecto de justicia social que hoy convoca a amplios sectores delcampo y la ciudad. La soberanía alimentaria es el derechofundamental de todos los pueblos, naciones y estados a controlar susalimentos y sus sistemas alimentarios y a decidir sus políticasasegurando a cada uno alimentos de calidad, adecuados, accesibles,nutritivos y culturalmente apropiados. Ello incluye el derecho de lospueblos para definir sus formas de producción, uso e intercambiotanto a nivel local como internacional.Durante las últimas dos décadas nuestra visión de la SoberaníaAlimentaria ha inspirado a una generación de activistascomprometidos con el cambio social. Nuestra visión del mundoimplica una revolución agrícola que significa profundastransformaciones agrícolas, socioconómicas y políticas. La SoberaníaAlimentaria ha enfatizando la importancia crucial de la producciónlocal y sustentable, el respeto por los derechos humanos, preciosjustos para los alimentos y la agricultura, comercio justo entre paísesy la salvaguarda de nuestros bienes comunes contra la privatización.Hoy estamos frente a la mayor crisis de nuestra historia y la mismaes una crisis sistémica. Las crisis alimentaria, laboral, energética,económica, climática, ecológica, ética, social, política e institucional
  12. 12. están llevando al colapso en muchas partes del mundo. Ensimultaneo la crisis energética se agudiza día a día frente alagotamiento de los combustibles fósiles y es enfrentada con falsassoluciones que van desde los agro-combustibles a la energía nuclear,la cual ha demostrado ser una de las peores amenazas para la vidasobre la tierra.Rechazamos el capitalismo, que en este momento se caracteriza porun agresivo flujo del capital financiero y especulativo hacia laagricultura industrial, la tierra y la naturaleza. Esto ha generado uninmenso acaparamiento de tierras, la expulsión de campesinas ycampesinos de su tierra, la destrucción de pueblos, comunidades,culturas y sus ecosistemas, creando migraciones y desempleomasivos. Esto genera masas de migrantes económicos y refugiadosclimáticos y desempleados, incrementando las inequidadesexistentes.Las transnacionales en complicidad con los gobiernos y lasinstituciones internacionales están imponiendo bajo el pretexto de laEconomía Verde, monocultivos de transgénicos, la megaminería, lasgrandes plantaciones forestales, la imposición de plantaciones deagrocombustibles, la construcción de grandes represas, el fracking ylos oleoductos o la privatización de nuestros mares, ríos, lagos ynuestros bosques. La Soberanía Alimentaria arrebata el control sobrenuestros bienes comunes devolviéndolos a manos de lascomunidades.La Agroecología es nuestra opción para el presente y para el futuroLa producción de alimentos basada en la agricultura campesina, elpastoralismo y la pesca artesanal sigue siendo la principal fuente dealimentos en el mundo. La agricultura campesina de baseagroecológica constituye un sistema social y ecológico que estáconformado por una gran diversidad de técnicas y tecnologíasadaptadas a cada cultura y geografía. La agroecología elimina ladependencia de los agrotóxicos; rechaza la producción animalindustrializada; utiliza energías renovables; permite garantizaralimentación sana y abundante; se basa en los conocimientostradicionales y restaura la salud e integridad de la tierra. Laproducción de alimentos en el futuro estará basada en un crecientenúmeros de personas produciendo alimentos en forma diversa y
  13. 13. resiliente.La agroecología protege la biodiversidad y enfría el planeta. Nuestromodelo agrícola no solo puede alimentar a toda la humanidad sinoque también es el camino para detener el avance de la crisis climáticaenfriando el planeta a través de la producción local en armonía connuestros bosques, alimentando la biodiversidad y la reincorporaciónde la materia orgánica a sus ciclos naturales.Justicia social y climática y solidaridadA medida que avanzamos y construimos a partir de nuestradiversidad cultural y geográfica, nuestro movimiento por la soberaníaalimentaria se ve reforzado integrando la justicia y la igualdad social.Practicando la solidaridad por sobre la competencia, rechazamos elpatriarcado, el racismo, el imperialismo y luchamos por sociedadesdemocráticas y participativas, libres de explotación de las mujeres,los niños, los hombres o la naturaleza.Demandamos justicia climática ya mismo. Quienes más sufren estecaos climático y ecológico no son los que lo han provocado. Las falsassoluciones de la economía verde para continuar el crecimientocapitalista están empeorando la situación. Se crea una deudaecológica y climática que debe ser corregida. Por esta razóndemandamos la inmediata detención de los mecanismos de mercadosde carbono, geoingeniería, REDD y los agrocombustibles.Ratificamos la necesidad y nuestro compromiso de luchar en formapermanente contra las corporaciones transnacionales, actuando entreotras formas, boicoteando sus productos y rechazando cooperar consus prácticas de explotación. Los Tratados de Libre Comercio y losacuerdos de inversión han creado condiciones de extremavulnerabilidad e injusticias para millones. La implementación de estostratados trae como resultado la violencia, la militarización y lacriminalización de la resistencia. Otra consecuencia trágica de losmismos es la creación de una masa masiva de migrantes malpagados, con trabajos inseguros e insalubres y con violaciones de susderechos humanos y discriminación. La Vía Campesina ha logradocolocar los derechos de los campesinos y campesinas en la agendadel Consejo de los Derechos Humanos de la ONU y llamamos a losgobiernos a ponerlos en práctica. Nuestra lucha por los derechos
  14. 14. humanos está en el corazón de la solidaridad internacional e incluyelos derechos y protección social de los agricultores migrantes ytrabajadores de la alimentación.Las luchas por el derecho a la tierra, a la alimentación, al trabajodigno, contra la destrucción de la naturaleza, son criminalizadas. Soncientos los compañeros y compañeras que han sido asesinados en losúltimos años y otros muchos ven amenazadas sus vidas o sonperseguidos y encarcelados, frecuentemente con el apoyo o lacomplicidad de las autoridades públicas.Un mundo sin violencia y discriminación contra las mujeresNuestra lucha es para construir una sociedad basada en la justicia, laigualdad y la paz. Exigimos el respeto de todos los derechos de lasmujeres. Rechazando el sistema capitalista, patriarcal, la xenofobia,la homofobia y la discriminación basada en cuestiones raciales,étnicas, reafirmamos nuestro compromiso en lograr una igualdadtotal entre hombres y mujeres y hombres y sus derechos a una totaligualdad. Esto requiere el fin de toda forma de violencia contra lasmujeres doméstica, social e institucional tanto en las zonas ruralescomo en las zonas urbanas. Nuestra Campaña contra la Violenciahacia las Mujeres está en el corazón de nuestras luchas.Paz y desmilitarizaciónVivimos un incremento de conflictos y guerras para la apropiación,proliferación de bases militares y criminalización de la resistencia. Laviolencia es intrínseca a este sistema capitalista mortal basado en ladominación, la explotación y el pillaje. Nosotros estamoscomprometidos con el respeto, la dignidad y la paz.Nos duele y nos honra los cientos de campesinas y campesinos quehan sido amenazados, perseguidos, encarcelados, asesinados por susluchas. Continuaremos exigiendo rendición de cuentas y castigo paraquienes violan los derechos humanos y los derechos de la naturaleza.Demandamos también la liberación inmediata de todos los presospolíticos.Tierra y territorios
  15. 15. Defendemos una Reforma Agraria Integral que ofrezca plenosderechos sobre la tierra, reconozca los derechos legales de lospueblos indígenas a sus territorios, garantice a las comunidadespesqueras el acceso y el control de las zonas y ecosistemas de pescay reconozca el acceso y el control de las tierras y las rutas demigración de pastoreo. Esta es la única manera de asegurar un futuropara los jóvenes del campo.La Reforma Agraria Integral, vista como una distribución masiva detierras junto con el apoyo con recursos para la producción y elsustento, debe garantizar el acceso permanente a los jóvenes, lasmujeres, los desempleados, los sin tierra, para complementar a laspequeñas fincas, a los desplazados y todos aquellos que esténdispuestos a participar en la producción a pequeña escala dealimentos agroecológicos. La tierra no es una mercancía. Debenreforzarse las leyes existentes y crear nuevas para protegernos de laespeculación y un marco jurídico que impida la especulación con ellasy su acaparamiento. Continuaremos nuestra lucha en defensa de lastierras y los territorios.Semillas, bienes comunes y aguaLas semillas, el corazón de la Soberanía Alimentaria las enaltecemoscon el principio Semillas Patrimonio de los Pueblos al Servicio de laHumanidad reafirmado hoy por cientos de organizaciones en todo elmundo. Nuestro desafío pasa hoy por seguir manteniendo a nuestrassemillas vivas en manos de nuestras comunidades, por multiplicarlasen el marco de nuestros sistemas campesinos. Continuaremos lalucha contra su apropiación a través de diversas formas de propiedadintelectual y su destrucción por su manipulación genética y otrasnuevas tecnologías. Nos oponemos a los paquetes tecnológicos quecombinan transgénicos con el uso masivo de pesticidas.,Seguimos hoy enfrentando la Leyes de semillas que de la mano de losintereses de las corporaciones son privatizadas y mercantilizadas.Seguimos enfrentando a los transgénicos y luchando por un mundolibre de transgénicos.Los ciclos de la vida fluyen a través del agua y ella es una parteesencial de los ecosistemas y la vida. El agua es un bien común ycomo tal debe ser protegido.
  16. 16. Construyendo desde nuestras fortalezasNuestra gran fortaleza es crear y mantener unidad en la diversidad.Nosotros tenemos una visión del mundo inclusiva, amplia, práctica,radical y esperanzada como invitación a unirnos en la transformaciónde nuestra sociedad y la protección de la Madre Tierra.• Las movilizaciones populares, la confrontación con los poderosos,la resistencia activa, el internacionalismo, el compromiso con losmovimientos de base locales son esenciales para lograr cambiossociales efectivos.• En nuestra heroica lucha por la Soberanía Alimentariacontinuaremos construyendo alianzas esenciales con los movimientossociales tales como lostrabajadores y organizaciones urbanas y de lasperiferias, con emigrantes, con quienes luchan contra la megaminería y las mega represas, entre otras. .• Nuestras principales herramientas son la formación, la educacióny la comunicación. Estamos fomentando el intercambio deconocimientos acumulados hasta el presente con metodologías ycontenidos de formación cultural, política e ideológica y técnica;multiplicando nuestras escuelas y experiencias de educación denuestras bases y desarrollando nuestras herramientas decomunicación desde nuestras bases.• Nos comprometemos a crear espacios especiales para potenciar anuestros jóvenes. Nuestra mayor esperanza hacia el futuro es lapasión, energía y compromiso de nuestros jóvenes articulada en losjóvenes de nuestro movimiento.Nos vamos de esta VI Conferencia Internacional de la Vía Campesinadando la bienvenida a las nuevas organizaciones que se hanintegrado a la Vía Campesina, seguros de nuestras fortalezas y llenosde esperanzas con el futuro.¡Por la tierra y la soberanía de nuestros pueblos! ¡Con solidaridad ylucha!Yakarta, el 12 de Junio de 2013

×