Asamblea Eclesial Decanal

404 views

Published on

Arquidiócesis de Monterrey

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
404
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
11
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Asamblea Eclesial Decanal

  1. 1. MANUALDEIMPLEMENTACIÓN Arquidiócesis de Monterrey CONTEMPLATIVA - COMUNITARIA - MISERICORDIOSA DECANAL ASAMBLEA ECLESIAL MARZO 2016
  2. 2. ASAMBLEA ECLESIAL DECANAL MANUAL DE IMPLEMENTACIÓN ARQUIDIÓCESIS DE MONTERREY CONTEMPLATIVA - COMUNITARIA - MISERICORDIOSA Monterrey, Nuevo León. México. Marzo 2016 Jubileo Extraordinario de la Misericordia VICARÍA EPISCOPAL DE PASTORAL ZUAZUA  # 1100 SUR CENTRO, MONTERREY, N.L. TEL  (81) 1158 – 2477 www.arquidiocesismty.org   ¿TIENES PREGUNTAS, DUDAS, SUGERENCIAS O COMENTARIOS? ¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS!
  3. 3. “(Las Parroquias) Están llamadas a ser casas y escuelas de comunión…a fin de que sean de verdad espacios de la iniciación cristiana, de la educación y celebración de la fe, abiertas a la diversidad de carismas, servicios y ministerios, organizadas de modo comunitario y responsable, integradoras de movimientos de apostolado ya existentes, atentas a la diversidad cultural de sus habitantes, abiertas a los proyectos pastorales y supraparroquiales y a las realidades circundantes”. DOCUMENTO DE APARECIDA No. 170
  4. 4. LA VOZ DEL PASTOR + Mons. Rogelio Cabrera López Arzobispo de Monterrey Queridos hermanos: Les saludo deseándoles que el tiempo de misericordia que estamos viviendo en la cuaresma, les disponga a participar con profunda alegría en la celebración de la Pascua del Señor Jesús. Vemos con claridad que el futuro de la Iglesia, en una sociedad que cambia rápidamente, reclama una participación de los fieles laicos mucho más activa. Es por ello que necesitamos fomentar un sentido de colaboración y de responsabilidad compartida en la planificación pastoral de nuestra Iglesia. Los tiempos en que sólo los sacerdotes realizaban la planeación pastoral han quedado en el pasado; ahora todos necesitamos participar: sacerdotes, consagrados y fieles laicos. Es por eso que invito a los Consejos de Pastoral de las distintas Parroquias a que participen en las Asambleas Eclesiales que se llevarán a cabo en los Decanatos de nuestra Arquidiócesis a partir del mes de marzo del presente año. En ellas daremos un paso más en la tarea de elaboración de nuestro Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019. Les recuerdo que hemos asumido el Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso que implica la aplicación del Método Ver, Juzgar y Actuar, siendo precisamente uno de los aspectos en los que en esta Asamblea se profundizará, así como en la tarea de mirar de manera pastoral la realidad parroquial y comunitaria. Tengo plena confianza que el Espíritu Santo, que ha derramado una riqueza abundante en nuestra Iglesia regiomontana, guiará nuestros encuentros y nos ayudará a ser una Iglesia más misericordiosa, de puertas abiertas y en salida. Animo a todos a este trabajo y le pido a Nuestra Señora del Roble, Patrona de nuestra Arquidiócesis, que nos acompañe a llevar a todos nuestros hermanos el mensaje de salvación.
  5. 5. La Arquidiócesis de Monterrey consciente de que “es inmensa la tarea que ha de realizar la Iglesia en nuestros días; y (que) para llevarla a cabo no basta la parroquia sola” (ChL 26), ha establecido su sectorización territorial y pastoral en 13 Zonas y 34 Decanatos siendo estos últimos unidades pastorales constituidas por varias parroquias que limitan territorialmente entre sí, a fin de “facilitar la asistencia pastoral con una actividad común” (Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos No. 217).   El Decanato, con su Decano al frente, es signo de comunión y participación, porque colabora con los Obispos, los Vicarios Episcopales y los Sacerdotes en la promoción y fortalecimiento de la Pastoral Arquidiocesana junto a los Agentes de Pastoral agrupados en Consejos de Pastoral Parroquial, haciendo vida los principios de complementariedad, subsidiaridad y solidaridad que la acción pastoral requiere.   Dicho esto, podemos definir la Asamblea Eclesial Decanal 2016 como:   Un espacio de encuentro entre discípulos misioneros que renueve el impulso pastoral en nuestras comunidades parroquiales. El tiempo propicio para facilitar y asumir un compromiso personal y grupal con nuestro caminar Arquidiocesano. La oportunidad de asumir una mirada contemplativa, comunitaria y misericordiosa que nos ayude a descubrir la voluntad de Dios. ¿Qué es la Asamblea Eclesial Decanal 2016? OBJETIVO GENERAL Presentación del ejercicio de Mirada Pastoral de la realidad parroquial y comunitaria. Objetivos Específicos La profundización en el Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. El compromiso en la realización del ejercicio de Mirada Pastoral de la realidad parroquial y comunitaria. en el Núcleo de Atención Pastoral Persona-Familia. ¿A quién convoca la Asamblea Eclesial Decanal 2016? §  Al Decano. §  A los miembros de los Consejos de Pastoral Parroquial del Decanato (Párroco,Vicario (s), Fieles Laicos, Diáconos (s), miembros de la Vida Consagrada, Seminaristas). “Una parroquia, comunidad de discípulos misioneros, requiere organismos que superen cualquier clase de burocracia. Los Consejos Pastorales Parroquiales tendrán que estar formados por discípulos misioneros constantemente preocupados por llegar a todos”. Documento de Aparecida No. 203 INTRODUCCIÓN Para la Asamblea Eclesial Decanal 2016 señalamos los siguientes objetivos: Recordemos que la Asamblea Eclesial Decanal 2016 se realiza en el marco de la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 llevada a cabo en el mes de enero y prolongada hasta el mes de abril . /01CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  6. 6. /02 La Asamblea Eclesial Decanal 2016 está diseñada para llevarse a cabo durante 3 horas. A manera de Motivación Inicial y Bienvenida, se ofrece un Video con un Mensaje de Mons. Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey, que podrá descargarse en www.arquidiocesismty.org/ aedec2016/ HORARIO MINUTOS ACTIVIDAD 20 Dinámica “Oración Contemplativa” 20 Dinámica Grupal “¿Cómo vivimos la Asamblea Eclesial Parroquial 2016?” 20 Lectio Divina “El Ver,Juzgar y Actuar de Jesús en Mc. 6, 34-46” 40 Tema “El Método Ver,Juzgar y Actuar en el Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso” 20 Tema “El Proceso de elaboración del Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019” 40 Capacitación “Ejercicio de Mirada Pastoral de la realidad parroquial y comunitaria en el Núcleo de Atención Pastoral Persona-Familia. 20 Dinámica “De la contemplación a la acción” Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  7. 7. /03 1.  Registro: Es de vital importancia que se realice pues servirá de base para el seguimiento de los resultados y la integración de esta con las Asambleas anteriores y posteriores.También será útil para dividir previamente a los asistentes en grupos para llevar a cabo algunos de los momentos de la Asamblea. Conviene además colocar a los asistentes un gafete con su nombre y el de su parroquia para facilitar la integración y el mutuo conocimiento. 2.  Recesos: Podrán usarse a discreción, pues no están sugeridos en el horario. Son opcionales. 3.  Animación: Sirve para romper el hielo y tener un ambiente festivo, pudiendo usarse entre uno y otro momento o para llamar después de los recesos, si los hubiera. Es opcional. 4.  Oraciones: Se proponen dos Dinámicas de Oración que, de acuerdo a las indicaciones que se ofrecen, conviene ambientarlas adecuadamente pues presentan signos que orientarán la reflexión. Por otro lado, la oración del Año de la Misericordia se encuentra en la contraportada de este Manual. Otros momentos de la Asamblea Eclesial Decanal 2016 Recomendaciones a tomar en cuenta para la Asamblea Eclesial Decanal 2016 1.  Ambiente de oración: El clima de oración es un elemento esencial para que la Asamblea pueda ser obra del Espíritu. Sugerimos también que en cada comunidad parroquial se avise a los enfermos y hermanos mayores que están en sus hogares o en casas de atención del día y horario en que se realizará la Asamblea, para que ellos participen también con su oración y sacrificio. Anímese a algunos hermanos a estar en Adoración Permanente ante el Santísimo Sacramento durante la realización de la Asamblea o una Adoración Nocturna anterior o posteriormente. 2.  Ambientación del lugar: Este aspecto ornamental es importante. Sugerimos que el lugar sea acondicionado, en lo posible, especialmente para la realización de la Asamblea. Proponemos algunos elementos a tener en cuenta: a.  Conviene colocar una imagen de Jesús y de Nuestra Señora del Roble, patrona de nuestra Arquidiócesis. b.  Es bueno contar con una imagen del Papa Francisco y de nuestro Arzobispo, para destacar la pertenencia a la Iglesia Católica en una Iglesia particular bien determinad, así como la Sucesión Apostólica que nos vincula históricamente. c.  Si el lugar lo permite, se pueden preparar carteles con los objetivos de la Asamblea, el logotipo de la Arquidiócesis y de la Asamblea Eclesial Decanal 2016. Pueden colocarse también carteles con los logotipos de las parroquias convocadas y sus santos patronos, advocaciones o dedicaciones. d.  Se pueden exponer también algunas fotografías de las distintas Asambleas Eclesiales Parroquiales 2016 realizadas, así como los Momentos de Misericordia Parroquiales que se presentaron en la misma. 3.  Información a la comunidad en general: Antes y al término de la Asamblea es importante mantener informada a la comunidad en general de lo acontecido en la misma en los medios de comunicación que las comunidades acostumbren. 4.  Equipo técnico: La Asamblea está diseñada para ocupar la menor cantidad de material posible. Incluso las presentaciones o apoyos visuales que se ofrecen son solo una base sobre la cual podrían ampliarse o reducirse. Una computadora, un proyector, pantalla y sonido es lo básico que conviene tener, además de copias de los formatos sugeridos y plumas o lápices para los participantes. 5.  Evaluación: No se mejora lo que no se mide, de ahí que sea muy importante realizar al finalizar la Asamblea, una Evaluación de algunos aspectos de la misma. Para tal efecto ofrecemos el FORMATO 4. “Evaluación” (Ver en Anexos). Mucho agradeceremos envíen el vaciado del mismo para fines estadísticos por correo electrónico a la dirección: asambleadecanal@arquinetmty.com IMPLEMENTACIÓN CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  8. 8. INTRODUCCIÓN. Los cristianos desde la antigüedad encendemos velas en el momento de la oración, para recordar que el primer acto creador de la historia fue separar la luz de las tinieblas: "Dios Dijo: Que exista la luz. Y la luz existió. Y vio Dios que la luz era buena" (Gn. 1, 3). Por otro lado, Jesús dijo: "Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no caminará en tinieblas sino que tendrá la luz de la vida" (Jn. 8, 12). Mediante el simbolismo de las velas conectamos el primer acto creador de Dios al principio de los tiempos, con Jesús como Palabra venida del Padre de una vez y para siempre. Hoy practicaremos brevemente la oración contemplativa con una vela para actualizar, con el sencillo gesto de encenderla, el poder y simbolismo del fuego que representa el ser interior de cada quien donde está Dios presente. CANTO INCIAL: Nada te turbe.Taizé (Fragmento) (Se reparte una vela a cada quien que luego en el momento indicado se encenderá) INVOCACIÓN INICIAL (10 minutos). Guía: Comenzaremos un momento de relajación corporal y mental para adentrarnos brevemente en la oración de contemplación. (El que guía dirige este momento en voz alta con el fondo musical instrumental sugerido). MOMENTO DE RELAJACIÓN CORPORAL. Guía: Cierra los ojos. Tranquilo, concentrado, suelta uno por uno los brazos y piernas (como estirando, apretando y soltando músculos) sintiendo cómo se libera la tensión. Suelta los hombros de la misma manera. Suelta los músculos faciales y los de la frente. Afloja los ojos (cerrados). Suelta los músculos y nervios del cuello y de la nuca balanceando la cabeza hacia adelante y hacia atrás, y girándola en todas direcciones, con tranquilidad y concentración, sintiendo cómo se relajan músculos y nervios. (Se deja un momento breve de música instrumental). MOMENTO DE RELAJACIÓN MENTAL. Guía: Muy tranquilo y concentrado, comienza a repetir la palabra "paz" en voz suave (a ser posible en la fase espiratoria de la respiración) sintiendo cómo la sensación sedante de paz va inundando primero el cerebro (sentir cómo se suelta el cerebro); y después recorre ordenadamente todo el organismo en cuanto vas pronunciando la palabra "paz" y vas inundando todo de una sensación deliciosa y profunda de paz. (Se deja un momento breve de música instrumental) Ahora, muy tranquilo y concentrado, comienza a repetir la palabra ”luz”, de la misma manera que lo hemos hecho. (Se deja un momento breve de música instrumental) /04 DESARROLLO Oración Contemplativa DINÁMICA OBJETIVO PARTICULAR Orar con ayuda de una vela encendida, siendo conscientes de la necesidad de mirar de manera contemplativa a ejemplo de Jesús. DURACIÓN: 20 minutos MATERIALES Y RECURSOS •  Para la ambientación del lugar: Mesa con mantel blanco y en ella un cirio o vela grande (encendida), una Biblia grande (abierta), un canasto con una hogaza de pan o bolillos. •  Para la dinámica: Velas pequeñas para cada participante. •  Música instrumental: Taizé. Buscar en: https://www.youtube.com/watch?v=UBjBWjLFr_Q&list=RDUBjBWjLFr_Q#t=12 •  Canto: Nada te turbe.Taizé. Buscar en: https://www.youtube.com/watch?v=go1-BoDD7CI •  Canto: Dame Señor, tu mirada. Buscar en: https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=3l_q1Ib0T20 Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  9. 9. DINÁMICA /05 ORACIÓN CONTEMPLATIVA (5 minutos). Guía: Ahora, habiendo relajado el cuerpo y la mente, toma una posición y actitud orante dirigiendo tu corazón hacia Dios, que habita en ti. Él es paz y luz en ti. Es amor y ternura. Disfruta de la presencia de Dios en tu corazón. (Luego de este momento, el que guía pide a los presentes que abran lentamente sus ojos y tomen la vela pequeña que previamente se les entregó y continúa…) Guía: Toma la pequeña vela que tienes en tus manos. Haremos llegar la luz hasta ti procedente del cirio encendido que tenemos frente a nosotros. (El que guía distribuye la luz del cirio entre los presentes y pide que se pase la luz entre ellos de manera espontánea. Una vez encendidas todas las velas, continúa…)       Guía: Ahora contempla la llama, mira sus movimientos; la fuerza que tiene en sí misma y al mismo tiempo la paz y calor que transmite e inspira. Recuerda ahora que una llama así arde en tu corazón desde tu bautismo, cuando Dios puso su morada en ti. La llama evoca la presencia misma de Dios en tu ser más profundo. Padre, Hijo y Espíritu Santo están en ti. Di con sinceridad y reverencia: “Gracias por estar tan cerca de mi. Toma posesión de todo mi ser. Tómame con todo lo que soy, lo que pienso, lo que hago. Toma lo más íntimo de mi”. Mira, a través de esta llama que tienes en tus manos, a Dios que es luz y siéntete mirado por él.  Ama y siéntete amado por él. (Se deja un momento breve de música instrumental). ORACIÓN CONTEMPLATIVA CON UN CANTO (5 minutos). Guía: La luz permite que podamos mirar, la luz reflejada en los objetos nos permite percibirlos, observarlos y contemplarlos. No solo percibimos los objetos, sino también a las personas y la realidad. Pidamos a Dios, que habita en nosotros, que nos de su mirada, siguiendo el canto interiormente y contemplando la luz de la vela con todo su simbolismo. Dame, Señor, tu mirada y pueda yo ver desde allí el día que empieza, el sol que calienta y cubre los montes de luz. Dame, Señor, tu mirada y pueda gozar desde allí que el día declina y anuncia las noches de luna cuando viene abril   Dame, Señor tu mirada, grábala en mi corazón, donde tu amor es amante y tu paso constante, tu gesto creador. Dame, Señor, tu mirada y entrañas de compasión; dale firmeza a mis pasos, habita mi espacio y sé mi canción.   Dame, Señor, tu mirada y entrañas de compasión, haz de mis manos ternura y mi vientre madura, ¡Aquí estoy, Señor!   Ponme, Señor la mirada junto al otro corazón de manos atadas, de oculta mirada, que guarda y calla el dolor. Siembra, Señor tu mirada y brote una nueva canción de manos abiertas, de voz descubierta sin límite en nuestro interior. INVOCACIÓN FINAL. Guía: Oremos. Señor, queremos que nuestros ojos se parezcan a los tuyos. Cuando tú nos mires, pon en nosotros ojos nuevos, ojos que empiecen a parecerse a los tuyos. Gracias porque podemos parecernos a ti, porque nos miras y nos amas; solo así podremos mirar con misericordia como tu. Somos en gran parte lo que recibimos y por eso pedimos,Jesús, tu mirada, para parecernos a ti.Amén. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  10. 10. ¿Cómo vivimos la Asamblea Eclesial Parroquial 2016? DINÁMICA GRUPAL OBJETIVO PARTICULAR Compartir por grupos la experiencia vivida en la Asamblea Eclesial Parroquial 2016. MATERIALES Y RECURSOS •  Copias del FORMATO 1: “Dinámica Grupal”. DURACIÓN: 20 minutos INTRODUCCIÓN. Como Arquidiócesis de Monterrey recientemente hemos vivido en nuestras comunidades parroquiales, la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 como un espacio de tiempo para el encuentro comunitario que reunió a los agentes de pastoral para buscar la voluntad de Dios, creando conciencia del ser y quehacer de la Parroquia como “comunidad de comunidades” y facilitando el conocimiento de todos los que forman parte de la comunidad para orientar su camino de crecimiento comunitario y pastoral. Recordemos que la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 que realizamos, prolongará sus trabajos en grupos, movimientos, sectores y comunidades hasta el mes de abril, por lo que en razón de eso, nos propusimos dos objetivos: uno General para el proceso completo (enero-abril) y otros Específicos para cada Asamblea: Objetivo General: La asimilación parroquial del Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. Objetivo Específico (Enero 2016): La contemplación de los agentes de pastoral de su realidad parroquial y comunitaria. Conviene ahora que estamos reunidos como miembros del Decanato, darnos un tiempo para compartir de manera breve nuestra experiencia, preguntándonos cómo fue que vivimos nuestra Asamblea Eclesial Parroquial 2016 en cada comunidad. INSTRUCCIONES. Antes de comenzar: §  Separar a los asistentes en equipos de entre 8 o 10 personas cómo máximo. §  Solicitar que para cada equipo se elija un Coordinador que guiará la Dinámica usando el FORMATO 1 “Dinámica Grupal”. §  Recordar a los equipos que se tienen 20 minutos para llevar a cabo la Dinámica. Durante la Dinámica: §  El Coordinador del equipo, con ayuda del FORMATO 1 “Dinámica Grupal”, podrá explicar brevemente los objetivos de la Asamblea Eclesial Parroquial 2016, los Bloques Temáticos y Momentos Comunitarios. Acto seguido, los invitará a compartir de manera breve las respuestas a algunas de estas preguntas que guiarán el compartir: §  ¿Qué fue lo más significativo que se vivió en la comunidad parroquial al realizar la Asamblea? §  ¿Cómo se vivió la Dinámica de los Momentos de Misericordia Parroquiales: ¿Qué nos hizo pensar? ¿Qué nos hizo sentir? §  ¿Se realizó o se está realizando el Ejercicio de Lectio Divina Pastoral Parroquial? ¿Qué nos ha parecido la experiencia? §  ¿Se está transformando algo en el interior de los agentes de pastoral y en la comunidad? Después de a Dinámica: §  No será necesario compartir las respuestas a la Asamblea reunida pues se busca solo recoger, de manera espontánea, algunas impresiones en base a las preguntas propuestas. §  Este compartir, sigue siendo un ejercicio de memoria agradecida de lo vivido, que pone de manifiesto el ser y quehacer de las reuniones por Decanato como un espacio de diálogo abierto y sincero de quienes, como agentes de pastoral, viven situaciones semejantes en razón de la territorialidad y de las circunstancias comunes que viven las comunidades parroquiales. /06Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  11. 11. El Ver, Juzgar y Actuar de Jesús en Mc. 6, 34-46 LECTIO DIVINA OBJETIVO PARTICULAR Realizar una Lectio Divina en base al texto bíblico Mc. 6, 34-46 descubriendo la forma de mirar, juzgar y actuar de Jesús. MATERIALES Y RECURSOS •  Copias del FORMATO 2: “Lectio Divina”. DURACIÓN: 20 minutos INTRODUCCIÓN Realicemos ahora esta experiencia Lectio Divina, descubriendo la forma de ver, de juzgar y actuar en la persona de Jesús. Llévese a cabo como un momento unido a la Dinámica Grupal vivida anteriormente, aprovechando que ya se está trabajando en equipos y se tiene un Coordinador que podrá guiar cada uno de los momentos.   1. ORACIÓN INTRODUCTORIA. Coordinador: Para iniciar oremos pidiendo al Señor renueve en cada uno la luz de su Espíritu, sin la cual no podremos conocer a su Hijo Jesús, amarlo y seguirlo.   Padre bueno, renueva en nosotros la luz de tu Espíritu, para que podamos: experimentar tu amor, conocer internamente a tu Hijo Jesús, más amarlo y más seguirlo en nuestra vida. Ven Espíritu de Dios y habita en nosotros. Amén.   2. LECTURA. (Un miembro del equipo lee el texto de Mc. 6,34-46 de manera pausada, mientras los demás siguen la lectura) Coordinador: Dejamos un minuto de silencio para luego volver a leer el texto despacio. Pueden señalarse en el texto las palabras, expresiones, acciones, gestos y lugares que llaman más la atención. Las siguientes preguntas pueden orientar la comprensión de la lectura a nivel personal: •  ¿Qué sucede cuando la gente se da cuenta de que Jesús y sus discípulos se han marchado? •  ¿Cuál es la reacción de la gente? •  ¿Qué buscan en Jesús?   Dice el texto que al desembarcar,Jesús vio a la multitud de la gente y se compadeció de ellos porque andaban como ovejas sin pastor. •  ¿Cómo sería ese sentimiento de compasión? •  ¿Qué hizo Jesús después? ¿Para qué se quedó con ellos?   Después de esto: •  ¿Qué necesidad descubren los discípulos de Jesús? •  ¿Qué decide hacer Jesús? •  ¿Cómo lo hace? /07CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  12. 12. (Ahora leeremos y compartiremos en grupo cada una de las partes. El Coordinador decidirá la manera de realizarlo). 3. MEDITACIÓN.   Pongamos la mirada y el corazón en este texto del Evangelio y busquemos escudriñar en el estilo de vida de Jesús y en cómo se conduce en relación con los demás. Hagámoslo siguiendo cada una de las partes de este texto y descubramos el Ver,Juzgar y Actuar de Jesús.   En primer lugar hemos visto cómo Jesús, al desembarcar, observa a la multitud que lo espera y se compadece de ellos. Sentir compasión por aquellas y aquellos para quienes llega la Buena Noticia del Reino es lo característico en Jesús. Jesús ha venido para enseñarles a conocer a Dios y para enseñarles a vivir como sus hijos e hijas, pero para eso necesita conocer lo que hay en el corazón de cada uno de ellos.   Este es el momento del “Ver” al estilo de Jesús. Para poder conocer la realidad no basta con una simple mirada, tampoco es suficiente un análisis riguroso. Lo que hace falta es conocer lo que hay en el interior de cada persona y esto sólo se logra cuando la compasión es lo que nos acerca. La compasión, en Jesús, es capaz de hacerle experimentar en las propias entrañas lo que al otro le quita la alegría y la paz.   En segundo lugar nos dice el texto que Jesús se puso a enseñarles muchas cosas. No nos dice qué son esas muchas cosas pero fue algo que los entretuvo suficiente tiempo como para que se hiciera tarde. Este es el momento del “Juzgar” al estilo de Jesús. Podemos ver a Jesús que busca iluminar la vida de la multitud y también la de sus discípulos. Seguramente les hablará del amor que su Padre les tiene a cada uno de ellos y de cómo este amor nos mueve a vivir de manera nueva y diferente unos con otros.   En tercer lugar Jesús le pide a sus discípulos que le den de comer a la multitud, y ante la necesidad de alimento la multitud es alimentada a partir de cinco panes y dos peces. Este es el momento de “Actuar” al estilo de Jesús. Para él, la realidad escuchada y compadecida, así como iluminada por el proyecto del Reino de Dios, no puede menos que traducirse en acción concreta a favor de la multitud que tiene hambre. “Denles ustedes de comer” es la invitación que hace Jesús a todo aquel que se ha puesto en el camino de seguirlo a él. 4. ORACIÓN.   Padre bueno, te doy gracias porque sé que siempre estás conmigo en el camino de mi vida. Aunque mi camino atraviese por cañadas oscuras y aunque en mi interior surjan dudas, miedo y tristeza, sé bien que nunca me abandonas, porque soy tu hijo (a) muy amado y tú eres mi Padre. Enséñame a seguir a tu Hijo Jesús.   Que pueda “Ver” como él ve, con compasión y misericordia. Sin prisas, sin estadísticas, sin prejuicios. Que sepa dejar mi comodidad y pueda acercarme a ellos y ellas, mis hermanos y hermanas que más sufren. Líbrame de la indiferencia para poder “Ver” como Jesús.   Que pueda “Juzgar” como Jesús, no como quien posee la verdad absoluta ni como quien pertenece a la religión verdadera, sino como quien sabe tener paciencia, descubrirse hermano y hermana, y busca solamente que el otro viva con más plenitud su vida. Líbrame de la autosuficiencia para poder “Juzgar” como Jesús.   Que pueda “Actuar” como Jesús y como sus discípulos, que después de contemplar la necesidad de la multitud y habiendo sido iluminados por el proyecto del Reino de Dios, hacen suya la necesidad de los demás y son capaces de responder ante este reto. Que busque alimentar a mi prójimo con el alimento que da vida, que lleve esperanza y amor ahí donde haga falta. Líbrame del miedo para poder “Actuar” como Jesús.   Y que todas y todos, en la comunidad de la Iglesia, seamos más fieles al seguimiento de Jesús, y seamos más solidarios y fraternos con el prójimo que más sufre. 5. CONTEMPLACIÓN-ACCIÓN.   Jesús “Ve” a la multitud que andaban como “ovejas sin pastor” y sintió compasión. ¿Qué me hace sentir esta actitud de Jesús? ¿Cómo es esa compasión? ¿Cómo es “andar como ovejas sin pastor” que cautivó y conmovió a Jesús? ¿Qué necesidad descubrió Jesús en ellos al mirarlos con compasión? ¿Cómo puedo ver compasivamente al prójimo? ¿Qué me impide ver la realidad de la vida del prójimo que sufre y sentir compasión? /08Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  13. 13. /09 Jesús “Juzga” e ilumina a la multitud. ¿De qué les habla Jesús? ¿Porqué habrá decidido quedarse con ellos y enseñarles muchas cosas? ¿Es fácil detenerme, sin prisas, y dejar que Dios me ilumine? ¿Qué hace falta? ¿Es fácil detenerme, sin prisas, e iluminar la vida del prójimo y de la comunidad? ¿Qué hace falta?   Jesús “Actúa” y le da de comer a la multitud. ¿Qué me provoca ver a Jesús actuar de esa manera? ¿Qué se mueve en mi interior? ¿Qué obstáculo perciben los discípulos para alimentar a la multitud? ¿Qué obstáculos enfrento y enfrentamos en nuestra comunidad de la Iglesia, para dejar la comodidad movernos a la acción a favor del que más necesita? CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  14. 14. BLOQUE 1 El Método Ver, Juzgar y Actuar en el Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. TEMA OBJETIVO PARTICULAR Profundizar en el Método Ver, Juzgar y Actuar como base del Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. MATERIALES Y RECURSOS •  Descargar la Presentación de Apoyo en: www.arquidiocesismty.org/aedec2016/DURACIÓN: 40 minutos EL MODELO PASTORAL CONTEMPLATIVO, COMUNITARIO Y MISERICORDIOSO.   1. Introducción. Para la elaboración del nuevo Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 de nuestra Arquidiócesis hemos asumido el Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. Muchos se preguntarán por qué estamos hablando de “Modelo Pastoral” y a qué nos referimos específicamente con este término. Conviene ahora dedicar un tiempo a definirlo,, para luego describir sus elementos y detenernos en algunos aspectos que consideramos importantes y que serán de utilidad para seguir avanzando en la elaboración de nuestro Plan. 2. ¿Qué entendemos por Modelo Pastoral?   Se entiende por Modelos Pastorales a las diferentes formas de realizar la Misión que Jesús encomendó a su Iglesia. Normalmente éstos responden a una determinada visión de Iglesia y de pastoral que ha dado origen a una determinada práctica pastoral. Su propósito es ayudarnos a explicar, entender o mejorar la forma de realizar la acción pastoral. Un Modelo Pastoral pues, constituye la programación metódica y ordenada de todas las actividades pastorales que brotan de la Iglesia y que se asume como un estilo de vida a la hora de planear y proyectar actividades pastorales. 3. ¿Qué elementos tiene un Modelo Pastoral? Las características de un buen Modelo Pastoral son la sencillez para expresar lo complejo y la eficacia para integrar los elementos en sus interacciones de forma que puedan tomarse decisiones acertadas. En general, los elementos de un Modelo Pastoral, son: •  Una visión de Iglesia. •  Unos modos de hacer pastoral. •  Una o varias metodologías. •  Un itinerario teológico y espiritual. •  Unos núcleos de atención pastoral. •  Unos lugares concretos de intervención pastoral. •  Un Plan de Pastoral. En esta Asamblea seguiremos avanzando en la descripción específica de algunos de estos elementos sin abarcar todo el Modelo. /10Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  15. 15. BLOQUE 2BLOQUE 2 4. Los modos de hacer pastoral: Contemplativo, Comunitario y Misericordioso.    Hoy más que nunca se está hablando de la necesidad de una verdadera “conversión pastoral y renovación misionera de las comunidades” (DA 365) que implican un cambio de mentalidad, un modo nuevo y diferente de hacer las cosas que ”debe impregnar todas las estructuras eclesiales y todos los planes pastorales de diócesis, parroquias, comunidades religiosas, movimientos y de cualquier institución de la Iglesia” (DA 365). Un verdadero paso del munus Regendi al munus Santificandi. Así, los modos de hacer pastoral en nuestro Modelo son: el Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. a) Contemplativo. Esta conversión y renovación se traduce en nuevas actitudes frente a los desafíos que nos presenta la pastoral en la ciudad “necesitamos reconocer la ciudad desde una mirada contemplativa, esto es, una mirada de fe que descubra al Dios que habita en sus hogares, en sus calles, en sus plazas” (EG 71). De ahí que nuestro Modelo Pastoral sea Contemplativo ya que implica tratar de penetrar en la realidad que percibimos y atendemos, considerando el entorno, el pasado, el presente y futuro en un solo acto, haciéndolo como Jesús que se encarna y asume la realidad en la que vive, sólo así puede redimirla y salvarla. La contemplacion integra el objeto y el sujeto, solo así se puede unir fe y vida. Es gracias a la contemplación que primero se transforma lo interior y luego lo exterior. b) Comunitario. La conversión pastoral nos lleva también a vivir y promover la comunión que nace de la actitud de apertura, de diálogo y disponibilidad. “…sentimos el desafío de descubrir y transmitir la mística de vivir juntos, de mezclarnos, de encontrarnos, de tomarnos de los brazos, de apoyarnos…Salir de sí mismo para unirse a otros hace bien” (EG 87). De ahí que nuestro Modelo Pastoral sea Comunitario, pues una comunidad es un conjunto de personas que, además de tener un objetivo común, se conocen y se preocupan unas por otras. Como la primitiva comunidad cristiana: cada quien está al pendiente de los demás, de sus necesidades y problemas y busca ayudar, colaborar… pero entre todos. En nuestro Modelo, este aspecto comunitario se construye cuando damos el lugar que corresponde en dignidad y orden a cada persona, cuando ponemos a la persona antes que el grupo o los intereses de la organización, cuando tenemos claro que nos importan más los rostros que las funciones que se desempeñan.    c) Misericordioso. “el misterio de la misericordia es fuente de alegría, de serenidad y de paz…Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida” (MV 2). De ahí que nuestro Modelo Pastoral sea Misericordioso pues “…en cuanto al obrar exterior, la misericordia es la mayor de todas las virtudes…ya que a ella pertenece volcarse en otros y, más aún, socorrer sus deficiencias”  (EG 37), pero también la palabra misericordia tiene, en el lenguaje cotidiano, tres sinónimos al menos: compasión, empatía y sensibilidad interior. La palabra compasión resalta el carácter activo, dinámico, de la misericordia.  La empatía es la comprensión de la otra persona, de su situación, por medio de la identificación afectiva y la sensibilidad interior se refiere a lo que experimentan nuestros “sentidos” del alma: atención, preocupación, cariño, afecto, deseo de comprender y de ayudar, solidaridad, ternura, etc. No se puede ser misericordioso si no se tiene una experiencia de salida misionera, que toque la realidad. 5. Una metodología ¿Qué Método usa nuestro Modelo Pastoral?   Los métodos son herramientas que nos ayudan a cumplir con los objetivos que nos trazamos. La palabra, de origen griego, significa “camino”. De ahí que el método sea el camino que debemos seguir para llegar a nuestro destino en nuestro Modelo Pastoral. Hemos integrado a nuestro Modelo Pastoral el Método Ver, Juzgar y Actuar iniciado por el P. Joseph Jardin (1882-1967), Cardenal en 1965, quien concibió esta metodología como una revisión de vida para jóvenes obreros católicos. /11CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  16. 16. BLOQUE 1 /12 En nuestro Modelo, la revisión que hacemos es sobre nuestra vida pastoral, sobre nuestro caminar como Iglesia, lo cual nos permite situarnos ante los retos y desafíos tan cambiantes. Aunque Ver, Juzgar y Actuar son acciones íntimamente relacionadas y presentes en todo el proceso pastoral, conviene separarlos en tres pasos en razón de comprenderlos mejor. a) El Ver. Es el primer paso del método que busca tomar una fotografía de la realidad, es decir, presentarla como es, de la manera lo más objetiva posible, sin colgarle apreciaciones personales. Ver implica tener una mirada contemplativa, sencilla, profunda y sin prejuicios. Una mirada desde abajo, con una visión integral, individual y colectiva. Una mirada desde dentro que sea solidaria y compasiva. Ver implica tener una actitud de discípulo que dialoga con la realidad para llegar a la experiencia profundamente humana, descubriendo en ella la presencia de Dios, cuidándose del riesgo de hacer un análisis frío que evade la realidad.    b) El Juzgar. Es el segundo paso del método. Una vez “retratada” la realidad, presentada conforme a los datos objetivos, pero también por nuestra propia visión de las cosas, pasamos ahora a analizar esa realidad.Aquí ya no se trata de fotografías sino de interpretarlas; no se pretende sólo conocerlas sino penetrar en ellas; no tratamos de dar una valoración ética, sino teológica, por lo que conviene acudir a nuestra conciencia y preguntarnos ¿qué despierta en nuestro interior el contacto con la realidad? ¿cómo nos sentimos después de verla? El juzgar es humanizador, creyente y cristificante que implica una escucha contemplativa donde lo esencial es nuestro encuentro con Jesús para asumir su forma de juzgar, cuidándonos de que no quede en puro estudio evangélico cuando acudimos a la Palara de Dios o en pura investigación cuando tomamos en cuenta el Magisterio de la Iglesia. Se concluye este paso con la identificacion del problema o problemas principales y el descubrimiento de la voluntud de Dios para dicha realidad. c) El Actuar. Es el tercer paso de nuestro método. Es, quizá, el paso más difícil, pues a veces somos muy buenos para encontrar los problemas pero no para resolverlos. Sabemos los “¿qués?”, pero batallamos para los “¿cómos?”. Después de ver la realidad y de analizarla conviene preguntarnos ¿qué debemos hacer para mejorarla? No se trata de hacer lo más espectacular sino lo más efectivo; no lo más fácil, sino lo que más ayude a resolver los problemas, aunque nos cueste un poco más.   En el actuar, es el Espíritu el que nos impulsa a unir la vida de fe y la acción concreta que explicita un comportamiento como discípulos y misioneros.Tiene en cuenta un proceso que busca comprometer a más personas y no a unas pocas, que busca dar respuesta desde el proyecto de vida de cada quien, para que en verdad resuelva a fondo los problemas con acciones que estén programadas en nuestros planes pastorales y que puedan ser evaluadas. Estamos llamados a transformar el mundo, no sólo a entenderlo o analizarlo.       6. ¿Cómo se relacionan en nuestro Modelo, los modos: Contemplativo, Comunitario y Misericordioso, con cada uno de los pasos del Método Ver, Juzgar y Actuar? En la elaboración de nuestro Plan de Pastoral queremos enmarcar este Método en un Modelo Pastoral que sea Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. Es decir, queremos Ver, Juzgar y Actuar de manera Contemplativa, Comunitaria y Misericordiosa, modos que según hemos discernido, hoy necesitan realzarse con fuerza y acentuarse concientemente. Al igual que hicimos en la descripción del Método, pedagógicamente, es útil y fecundo distinguir estos pasos, ya correlacionados, en tres momentos dentro de nuestro proceso pastoral tal como lo hemos visto en nuestra Asamblea Eclesial Parroquial 2016, quedando de la siguiente manera: 1 VER CONTEMPLATIVAMENTE 2 JUZGAR CONTEMPLATIVAMENTE 3 ACTUAR CONTEMPLATIVAMENTE VER COMUNITARIAMENTE JUZGAR COMUNITARIAMENTE ACTUAR COMUNITARIAMENTE VER MISERICORDIOSAMENTE JUZGAR MISERICORDIOSAMENTE ACTUAR MISERICORDIOSAMENTE Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  17. 17. BLOQUE 2 En dicha Asamblea, iniciamos nuestro proceso pastoral a través del Ejercicio de Lectio Divina Pastoral que implicó un recorrido por las calles de la ciudad-comunidad con la intención de familiarizarnos con el primer paso del Método, es decir el Ver Contemplativo, Comunitario y Misericordioso (primera columna). Luego de esta experiencia conviene describirlo a manera de profundización, pues será la base de lo que haremos a continuación y por lo que nos hemos reunido como Decanato. a)  Ver Contemplativamente. En este primer paso vemos la realidad con los ojos de Jesús. No sólo la miramos o la observamos detenidamente, sino que vamos más allá con la intención de identificarnos con ella, sin prejuicios y respetándola tal cual es, olvidando cualquier anticipación que nos lleve a equivocarnos. Contemplar la realidad exige despojarnos de todo aquello que nos impide mirarla tal cual es. Pero, también, y como lo hizo Jesús, tratamos de penetrarla, de llegar hasta sus raíces, para comprender mejor cómo es. Contemplar nos ayuda a no ser indiferentes, a utilizar no sólo nuestros ojos sino todos los sentidos del cuerpo y del alma. Contemplar la realidad es amarla como es, aunque busquemos transformarla. Como hemos dicho “necesitamos reconocer la ciudad desde una mirada contemplativa, esto es, una mirada de fe que descubra al Dios que habita en sus hogares, en sus calles, en sus plazas” (EG 71). b) Ver Comunitariamente. Ahora, como segundo paso, queremos ver la realidad y contemplarla de manera comunitaria. Es cierto que cada uno de nosotros tenemos una visión propia de las cosas, pero también podemos ponernos de acuerdo para mirar lo mismo, en equipo. La mirada contemplativa, que se hace en forma comunitaria, va a ser todavía más objetiva que si lo hacemos de manera individual. Así como dos cabezas piensan más que una, cuatro ojos ven mejor que dos. Ver comunitariamente nos dará la oportunidad de descubrir entre todos los problemas más importantes de la comunidad, reflexionando sobre sus causas y consecuencias. Es una mirada guiada por el Espíritu que manifiesta nuestro ser iglesia. c) Ver Misericordiosamente. Finalmente, como tercer paso, vemos la realidad con ojos de misericordia, pues, como decía El Principito, “Hay cosas que sólo pueden verse con los ojos del corazón”. La mirada misericordiosa, entonces, además de ser comunitaria es compasiva y se pone en los zapatos de quien se observa. La mirada misericordiosa busca comprender y entender, aunque no justificar, acompañando no sólo con la razón sino también con el sentimiento. Más que detenerse en el ¿qué? de las cosas, la contemplación misericordiosa atiende a los ¿por qués? y busca explicarse las razones de lo sucedido. La mirada misericordiosa no condena, no castiga de antemano, no se coloca en una posición de superioridad sino de servicio. 7. Hacia una Mirada Pastoral de la realidad. Ver Contemplativa, Comunitaria y Misericordiosamente nos capacita para realizar el Análisis de la Realidad que requiere nuestro Plan de Pastoral y que también está implicado en todo Modelo Pastoral de tal modo que con nuestros programas y proyectos respondamos a la realidad que como Arquidiócesis hemos mirado y sentido. Con esto no estamos hablando de un diagnóstico propiamente dicho pues “hoy suele hablarse de un exceso de diagnóstico que no siempre está acompañado de propuestas superadoras y realmente aplicables. Por otra parte, tampoco nos serviría una mirada puramente sociológica, que podría tener pretensiones de abarcar toda la realidad con su metodología de una manera supuestamente neutra y aséptica” (EG 50) sino que, siguiendo el ejemplo del Papa Francisco en Evangelii Gaudium, pretendemos detenernos a realizar una Mirada Pastoral de la realidad personal y comunitaria de algunos aspectos. 8. ¿Qué aspectos considera nuestro Modelo Pastoral? De acuerdo a nuestro Modelo Pastoral se plantean tres Núcleos de Atención Pastoral: Persona-Familia, Comunidad-Ciudadanía y Pobreza- Solidaridad, que nuestro Arzobispo ha propuesto y que describiremos más adelante. /13CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  18. 18. /14 Sin embargo, en esta Asamblea Eclesial Decanal 2016 vamos a profundizar solo en el Núcleo de Atención Pastoral Persona-Familia y que describimos de la siguiente manera: La primera experiencia relacional que conocemos al nacer es la de nuestra propia familia, es en su seno en donde aprendemos a amar; a sabernos amados, aceptados y valorados por lo que somos, por nuestras únicas e irrepetibles características personales. La familia es entonces, escuela del amor, que nos mueve a salir de nosotros mismos para estar en constante encuentro o dejarnos encontrar entre nosotros y con otras familias, de modo que descubrimos que somos parte de un entramado mayor: la familia ampliada, lo tíos, primos, abuelos; otras familias, como los vecinos, los compañeros de clases o del trabajo; pero además, que formamos entre todos una comunidad, colonia, pueblo y ciudad. Queremos mirar de manera contemplativa, comunitaria y misericordiosa la realidad que cada uno como personas y familias estamos viviendo día a día. En primera instancia, la persona en sus diferentes ambientes de relación: consigo misma, con su propia familia y con Dios. De igual manera a las familias en relación a los miembros que las conforman, otras familias y con Dios. Este mirar, nos permitirá tener una fotografía de cómo estamos; y además, nos ayudará a asumir como propia la realidad de todos, porque no es posible mirar contemplativa, comunitaria y misericordiosamente sin implicarnos, es decir, sin identificarnos con todas las realidades como si fueran las de cada uno de nosotros. Por ahora terminamos motivados para asumir este Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso con la intención de Ver, Juzgar y Actuar al modo de Jesús. Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  19. 19. BLOQUE 2BLOQUE 1 El proceso de elaboración del Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 TEMA OBJETIVO PARTICULAR Presentar el proceso de elaboración del Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 MATERIALES Y RECURSOS •  Descargar la Presentación de Apoyo en: www.arquidiocesismty.org/aedec2016/DURACIÓN: 20 minutos ¿QUÉ SIGUE EN LA ELABORACIÓN DEL PLAN DE PASTORAL ORGÁNICA 2017-2019? En el caminar que hemos seguido desde la Asamblea Eclesial Diocesana 2015, hemos puesto nuestros esfuerzos en recuperar y fortalecer nuestra mirada. Una mirada que no se queda en lo superficial, sino que pretende ir más allá: hasta el fondo de las situaciones y las personas que nos rodean. Esta forma de mirar la realidad es de modo Contemplativo, Comunitario y Misericordioso, tal como lo vimos hace unos momentos. Durante Enero y Febrero realizamos las Asambleas Eclesiales Parroquiales en su primera etapa, con la finalidad en general de buscar la asimilación parroquial del Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso y más concretamente de capacitar a la Comunidad Parroquial en el ejercicio de la contemplación de su realidad parroquial y comunitaria dejando la tarea de realizar con los grupos parroquiales una Lectio Divina Pastoral. Para seguir avanzando en el proceso que hemos definido, debemos decir que nuestro Arzobispo, Don Rogelio Cabrera López, en su III Carta Pastoral “Vida nueva en Cristo”, ha presentado la urgencia de realizar una mirada contemplativa de cara a nuestro próximo Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 y en forma breve nos propone algunos “desafíos”, que vislumbra como “horizontes pastorales que deben guiar nuestro caminar y nuestra programación pastoral, en comunión orgánica como Pueblo de Dios”. Por otro lado, él mismo nos ha impulsado a acercarnos al testimonio de las primeras comunidades cristianas, como un ejemplo de la pastoral en la grandes ciudades, invitándonos a recuperar su experiencia: “Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones. El temor se apoderaba de todos, pues los apóstoles realizaban muchos prodigios y señales. Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno. Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, partían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón. Alababan a Dios y gozaban de la simpatía de todo el pueblo. El Señor agregaba cada día a la comunidad a los que se habían de salvar” (Hch. 2, 42-47). Además, en su mirada pastoral sobre la Iglesia de Monterrey, se ha hecho las siguientes tres preguntas: ¿Cómo estamos amando?, ¿Cómo estamos compartiendo la vida? y ¿Cómo estamos sirviendo a nuestros hermanos pobres? De estos cuestionamientos es de donde surgen los Núcleos de Atención Pastoral que hemos comentado y que forman parte de nuestro Modelo Pastoral: Persona-Famila; Comunidad-Ciudadanía y Pobreza-Solidaridad. /15CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  20. 20. BLOQUE 2 Ahora bien, en este proceso, los fieles laicos, en palabras de Don Rogelio, “deben convertirse en los principales protagonistas de una Iglesia que quiere ser menos clerical y más laica, menos jerárquica y más participativa, menos amante de las dignidades y más abocada al servicio de los más pobres”, por tal motivo a lo largo de tres años vamos a realizar una Mirada Pastoral de la realidad parroquial y comunitaria que implica el Ver,Juzgar y Actuar Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. Gráficamente lo podemos ver de esta manera: Nuestro proceso para 2016 queda de la siguiente manera: •  Enero: Asamblea Eclesial Parroquial (ya realizada). •  Marzo: Asamblea Eclesial Decanal (en proceso) con la intención de presentar y capacitar al Consejo de Pastoral Parroquial en el Ejercicio de Mirada Pastoral que aplicará en los grupos parroquiales, movimientos, comunidades, instancias pastorales, casas de formación, etc. •  Abril: Asamblea Eclesial Parroquial (por realizarse) donde se presentarán los resultados de la Mirada Pastoral de la realidad parroquial y comunitaria iniciando el momento de Juzgar Contemplativa, Comunitaria y Misericordiosamente. •  Mayo: Asamblea Eclesial Zonal (sugerida y opcional) con un carácter celebrativo y festivo ante el camino realizado. •  Junio: Reunión con representantes de los Consejos de Pastoral Parroquial para presentar a la Vicaría Episcopal de Pastoral los resultados de la Mirada Pastoral de su realidad parroquial y comunitaria, continuando con el momento de Juzgar Contemplativa, Comunitaria y Misericordiosamente. •  Julio-Agosto: Sistematización y análisis de la información generada en las Asambleas, por parte de la Vicaría Episcopal de Pastoral. •  Septiembre: Asamblea Eclesial Diocesana donde se presentarán los avances en la elaboración del Plan de Pastoral Orgánica con las lineas de Acción que como Iglesia iremos asumiendo a nivel parroquial, decanal y zonal. Ahora, presentaremos el Ejercicio de Mirada Pastoral de la realidad parroquial y comunitaria en el Núcleo de Atención Pastoral: Persona-Familia que aplicaremos en nuestros grupos parroquiales, movimientos, comunidades, instancias pastorales, casas de formación, etc. AÑO PREGUNTA NUCLEO DE ATENCIÓN PASTORAL MIRADA PASTORAL 2016 ¿Cómo estamos amando? PERSONA-FAMILIA Nos acercamos a VER Contemplativamente la realidad que viven las personas y las familias, para JUZGAR en Comunidad y ACTUAR con Misericordia 2017 ¿Cómo estamos compartiendo la vida? COMUNIDAD-CIUDADANÍA Nos acercamos a VER Contemplativamente la realidad que viven las nuestras comunidades y la sociedad, para JUZGAR en Comunidad y ACTUAR con Misericordia 2018 ¿Cómo estamos sirviendo a nuestros hermanos pobres? POBREZA-SOLIDARIDAD Nos acercamos a VERContemplativamente nuestra realidad en la atención a las personas más necesitadas para JUZGAR en Comunidad y ACTUAR con Misericordia /16Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  21. 21. EJERCICIO DE MIRADA PASTORAL DE LA REALIDAD PARROQUIAL Y COMUNITARIA EN EL NÚCLEO DE ATENCIÓN PASTORAL: PERSONA-FAMILIA. PRIMERA SESIÓN: VER CONTEMPLATIVO OBJETIVO: Explicar el Ejercicio de Mirada Pastoral de la realidad Parroquial y Comunitaria en el Núcleo Persona-Familia para que sea realizado por los miembros de los grupos parroquiales. INTRODUCCIÓN. Ver Contemplativa, Comunitaria y Misericordiosamente nos capacita para realizar el Análisis de la Realidad que requiere nuestro Plan de Pastoral y que también está implicado en todo Modelo Pastoral de tal modo que con nuestros programas y proyectos respondamos a la realidad que como Arquidiócesis hemos mirado y sentido. Con esto no estamos hablando de un diagnóstico propiamente dicho pues “hoy suele hablarse de un exceso de diagnóstico que no siempre está acompañado de propuestas superadoras y realmente aplicables. Por otra parte, tampoco nos serviría una mirada puramente sociológica, que podría tener pretensiones de abarcar toda la realidad con su metodología de una manera supuestamente neutra y aséptica” (EG 50) sino que, siguiendo el ejemplo del Papa Francisco en Evangelii Gaudium, pretendemos detenernos a realizar una Mirada Pastoral de la realidad personal y comunitaria de algunos aspectos. Para seguir avanzando en el proceso que hemos definido, debemos decir que nuestro Arzobispo, Don Rogelio Cabrera López en su III Carta Pastoral “Vida nueva en Cristo”, ha presentado la urgencia de realizar una mirada contemplativa de cara a nuestro próximo Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 y en forma breve nos propone algunos “desafíos”, que vislumbra como “horizontes pastorales que deben guiar nuestro caminar y nuestra programación pastoral, en comunión orgánica como Pueblo de Dios”. Por otro lado, él mismo nos ha impulsado a acercarnos al testimonio de las primeras comunidades cristianas, como un ejemplo de la pastoral en la grandes ciudades, invitándonos a recuperar su experiencia: “Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones. El temor se apoderaba de todos, pues los apóstoles realizaban muchos prodigios y señales. Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno. Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, partían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón. Alababan a Dios y gozaban de la simpatía de todo el pueblo. El Señor agregaba cada día a la comunidad a los que se habían de salvar” (Hch. 2, 42-47). Ejercicio de Mirada Pastoral de la realidad parroquial y comunitaria en el núcleo de atención pastoral: Persona-Familia. CAPACITACIÓN OBJETIVO PARTICULAR Presentar las dos sesiones de trabajo grupal para el Ejercicio de Mirada Pastoral en el Núcleo de Atención Pastoral Persona-Familia MATERIALES Y RECURSOS •  Descargar la Presentación de Apoyo en: www.arquidiocesismty.org/aedec2016/ •  Copias del FORMATO 3 “Mirada Pastoral” para el Coordinador. •  Copias de TABLA 1, TABLA 2, TABLA 3 y TABLA 4 para los integrantes de los grupos y el vaciado y registro de resultados. •  Canto: Dame Señor, tu mirada. Buscar en: https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=3l_q1Ib0T20 •  Para la ambientación del lugar: Mesa con mantel blanco y en ella un cirio o vela grande (encendida), una Biblia grande (abierta), una canasta. DURACIÓN: 40 minutos AÑO PREGUNTA NUCLEO DE ATENCIÓN PASTORAL MIRADA PASTORAL 2016 ¿Cómo estamos amando? PERSONA-FAMILIA Nos acercamos a VER la realidad que viven las personas y las familias. /17CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  22. 22. Además, en su mirada pastoral sobre la Iglesia de Monterrey, se ha hecho las siguientes tres preguntas: ¿Cómo estamos amando?, ¿Cómo estamos compartiendo la vida? y ¿Cómo estamos sirviendo a nuestros hermanos pobres? De estos cuestionamientos es de donde surgen los Núcleos de Atención Pastoral que hemos comentado y que forman parte de nuestro Modelo Pastoral: Persona-Famila; Comunidad- Ciudadanía y Pobreza-Solidaridad. En este momento, como grupo, vamos a profundizar en el Núcleo de Atención Pastoral Persona-Familia que describimos de la siguiente manera: La primera experiencia relacional que conocemos al nacer es la de nuestra propia familia, es en su seno en donde aprendemos a amar; a sabernos amados, aceptados y valorados por lo que somos, por nuestras únicas e irrepetibles características personales. La familia es entonces, escuela del amor, que nos mueve a salir de nosotros mismos para estar en constante encuentro o dejarnos encontrar entre nosotros y con otras familias, de modo que descubrimos que somos parte de un entramado mayor: la familia ampliada, lo tíos, primos, abuelos; otras familias, como los vecinos, los compañeros de clases o del trabajo; pero además, que formamos entre todos una comunidad, colonia, pueblo y ciudad. Queremos mirar de manera contemplativa, comunitaria y misericordiosa la realidad que cada uno como personas y familias estamos viviendo día a día. En primera instancia, la persona en sus diferentes ambientes de relación: consigo misma, con su propia familia y con Dios. De igual manera a las familias en relación a los miembros que las conforman, otras familias y con Dios. Este mirar, nos permitirá tener una fotografía de cómo estamos; y además, nos ayudará a asumir como propia la realidad de todos, porque no es posible mirar contemplativa, comunitaria y misericordiosamente sin implicarnos, es decir, sin identificarnos con todas las realidades como si fueran las de cada uno de nosotros. MOMENTO DE ORACIÓN INICIAL.   Guía: Para prepara nuestra mente, corazón y voluntad a la realización del Ejercicio de Mirada Pastoral al Núcleo de Atención Pastoral Persona- Familia, conviene que iniciemos con un momento de oración comunitaria. Escuchemos hermanos la lectura del Santo Evangelio según san Lucas 2, 39-52.   A la luz de la Palabra de Dios, reflexionamos: •  ¿Cómo es la familia que nos presenta el texto? •  ¿Qué actitudes de cada uno de sus miembros podemos encontrar? •  ¿Cuáles son sus preocupaciones? •  ¿Encontramos alguna diferencia o conflicto entre ellos? •  ¿Qué elementos comunes encontramos entre la familia del evangelio y nuestras familias? •  ¿Qué sentimientos suscita este texto en nosotros?   Concluyamos este momento con la siguiente oración:   Gracias de todo corazón, Señor Dios, porque nos has acompañado todos los días de nuestra vida con el calor de tu presencia paternal y maternal, alentándonos, dándonos siempre la fuerza y la vida.   Gracias, Señor, por cuanto has hecho por la humanidad. Eres nuestro Padre y Madre común, somos tu gran familia, y por eso nos sentimos hermanos de todos los seres creados por Ti. Para Ti somos todos iguales, igualmente amados. Por eso, todos juntos, como hermanos, queremos expresarte nuestro cariño de hijos. Gracias, Padre, por tu amor. Amén. /18Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  23. 23. EXPLICACIÓN DEL EJERCICIO Y DE LOS INSTRUMENTOS DE APOYO.   Con la realización de la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 del mes de enero iniciamos un tiempo para fortalecer nuestra mirada contemplativa con el ejercicio de la Lectio Divina Pastoral, en donde hemos estado saliendo a ver la realidad de una manera más profunda, dejándonos tocar e implicándonos en ella.   Ahora, es momento de enfocar esa mirada ampliada en el Núcleo de Atención Pastoral Persona-Familia, de modo que, como se dijo en la introducción y hemos reflexionado en el evangelio, vayamos al encuentro de lo que cotidianamente vivimos para reconocerlo y asumirlo como propio.   El primer ejercicio de Mirada Pastoral, es un momento personal de introspección y reflexión que nos lleve individualmente a identificar los elementos concretos de la manera en cómo me amo, traducido en actitudes de para conmigo mismo, en relación con mi familia y con Dios. MIRADA PASTORAL DE LA REALIDAD PERSONAL (TABLA 1. MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA). Instrucciones.   1.  Organiza tu tiempo para buscar un espacio o lugar en el que puedas estar tranquilo y sin distracciones. 2.  Recuerda que tienes hasta la siguiente reunión del grupo para hacer este ejercicio, no lo dejes para el último día. 3.  En la TABLA 1. MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA encontrarás una lista de elementos, señala en cada uno de ellos la frecuencia en que son realizados y que se refieren a cada una de tus áreas de relación: contigo mismo, con tu familia y con Dios. 4.  Recuerda que las respuestas son para tu reflexión personal, por lo que te pedimos que seas lo más sincero posible contigo mismo. Por ejemplo: Una parte esencial de amarnos es cuidar nuestra salud, por lo que alimentarnos de manera equilibrada es una manera de querernos a nosotros mismos. Si siempre estás al pendiente de lo que comes para que tu persona esté lo más sana posible, señala con una X la opción de Siempre; y así con los otros elementos que se presentan en la TABLA 1. TABLA 1. MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA (EJEMPLO) EN RELACION CONMIGO MISMO SIEMPRE CASI SIEMPRE ALGUNAS VECES POCAS VECES NUNCA Cuido mi alimentación X /19CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  24. 24. TABLA 1. MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA EN RELACIÓN CON: SIEMPRE CASI SIEMPRE ALGUNAS VECES POCAS VECES NUNCA CONMIGO MISMO Cuido mi alimentación           Reconozco mis virtudes           Descanso lo suficiente           Busco tiempos de esparcimiento           Pido ayuda cuando lo necesito           Tengo un proyecto de vida           SIEMPRE CASI SIEMPRE ALGUNAS VECES POCAS VECES NUNCA MI FAMILIA Agradezco por la familia que tengo           Procuro pasar tiempo con ellos           Me siento aceptado           Colaboro para el bienestar de todos           Los acepto tal cual son           Estoy abierto al diálogo           SIEMPRE CASI SIEMPRE ALGUNAS VECES POCAS VECES NUNCA DIOS Soy consicente de que Dios vive en mi y yo en Él           Me doy tiempo para orar de manera personal           Me esfuerzo por descubrir en el otro su presencia           Me siento amado incondicionalmente por Dios           Procuro ser presencia y amor de Dios para los demás           Descubro que Dios me quiere feliz y pleno en mi vocación           MIRADA PASTORAL DE LA REALIDAD FAMILIAR (TABLA 2. MIRADA PASTORAL DE LAS FAMILIAS) Instrucciones:   1.  Organiza tu tiempo para salir a contemplar en los espacios cotidianos y dentro del territorio parroquial a las familias y su manera de relacionarse entre sus miembros, con otras familias y con Dios. 2.  Para este ejercicio puedes ir a los parques, lugares públicos o tu misma cuadra o manzana. 3.  Recuerda que tienes hasta la siguiente reunión del grupo para hacer este ejercicio, no lo dejes para el último día. 4.  En la TABLA 2. MIRADA PASTORAL DE LAS FAMILIAS encontrarás una lista de elementos, señala en cada uno de ellos la frecuencia en que son realizados, según lo que puedas distinguir en las familias que vas a contemplar, y que se refieren a cada una de las áreas de relación: entre sus miembros, con otras familias y con Dios.   Por ejemplo: Supongamos que elegiste salir un rato al porche de tu casa a contemplar a las familias que pasan con sus hijos después de la escuela. Después de haber dado un tiempo suficiente puedes responder el primer elemento que se te pide. Si observaste que la mayor parte de las famlias que pasaron por tu casa se tratan bien, los niños hacen caso a su mamá, papá o hermana mayor que va por ellos; pero una o dos familias se gritan al cruzar la calle, es posible afirmar que casi siempre se tratan con amabilidad, sin ningún tipo de violencia. De ser así, marca con una X la casilla de Casi Siempre, y de la misma manera, harás con las opciones restantes. TABLA 2. MIRADA PASTORAL DE LAS FAMILIAS (EJEMPLO) EN RELACIÓN CON LOS MIEMBROS QUE LA CONFORMAN SIEMPRE CASI SIEMPRE ALGUNAS VECES POCAS VECES NUNCA Se tratan con amabilidad, sin ningún tipo de violencia X /20Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  25. 25. /21 TABLA 2. MIRADA PASTORAL DE LAS FAMILIAS EN RELACIÓN CON: SIEMPRE CASI SIEMPRE ALGUNAS VECES POCAS VECES NUNCA LOS MIEMBROS QUE LAS CONFORMAN Se tratan bien y con amabilidad, sin ningún tipo de violencia           Procuran la educación y el desarrollo de todos           Se respetan y apoyan las decisiones de cada uno de los miembros           Se dan tiempo para convivir como familia           Se ayudan entre sí en cualquier necesidad           Se nota que se quieren y expresan su cariño con espontaneidad           SIEMPRE CASI SIEMPRE ALGUNAS VECES POCAS VECES NUNCA OTRAS FAMILIAS Conocen a sus vecinos y se relacionan con ellos           Conviven con su familia ampliada (abuelos, tíos, primos, etc)           Ayudan a sus parientes en sus necesidades           Viven en conflicto con otras familias o vecinos           Son respetuosos de los demás, aunque piensen diferente           Tratan bien a los que se encuentran en situación de necesidad y les ayudan           SIEMPRE CASI SIEMPRE ALGUNAS VECES POCAS VECES NUNCA DIOS Permanecen unidos a Dios en las dificultades           Se dan tiempo para orar como familia           Manifiestan en su hogar o su persona algún tipo de religiosidad (crucifijos, imágenes)           Expresan en sus charlas su confianza en Dios (Si Dios quiere, gracias a Dios, etc)           Recomendaciones finales. 1.  Recuerda que en este Ejercicio de Mirada Pastoral de la Realidad, estás implicado tú mismo, no se trata de ver la realidad como si estuviéramos afuera, sino como parte de ella, ya que es en el territorio parroquial en donde vivimos todos los días, ahí viven nuestros hijos, estudian en nuestras escuelas, en resumen, somos parte de lo que contemplamos. 2.  Realiza estos ejercicios de Mirada Pastoral con la mente, el corazón y tu persona abiertos al Espíritu, recuerda tener un momento de oración antes y al final de terminar cada uno de ellos. 3.  Para la siguiente reunión trae contigo la TABLA 1. MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA y la TABLA 2. MIRADA PASTORAL DE LAS FAMILIAS. MOMENTO DE ORACIÓN FINAL. Guía: Se puede concluir con la oración que nos reconoce como hijos de un mismo Padre y hermanos: Padre nuestro. CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  26. 26. /22 SEGUNDA SESIÓN: VER COMUNITARIO Y MISERICORDIOSO OBJETIVO: Compartir con el grupo lo que hemos encontrado en el Ejercicio de Mirada Pastoral, para construir una mirada grupal de la realidad parroquial y comunitaria del Núcleo de Atención Pastoral Persona-Familia.   MOMENTO DE ORACIÓN INICIAL. Guía: Para preparar nuestra mente, corazón y voluntad, conviene que iniciemos con un momento de oración grupal. Escuchemos hermanos la lectura del Santo Evangelio según san Lucas (2, 39-52). Este texto lo meditamos la sesión anterior, sin embargo, estamos seguros que algo ha cambiado dentro de nosotros una vez que hemos realizado los ejercicios de mirada pastoral, tanto personal, como el de las familias. Es por esto que a la luz de este evangelio respondamos en el grupo:   •  ¿Qué encuentro de diferente en este evangelio y que antes no había visto? •  ¿Cómo se relaciona con la realidad que pude contemplar? •  ¿A qué me invita hoy después de haber realizado ambos ejercicios? Concluimos este momento con la siguiente oración:   Gracias de todo corazón, Señor Dios, porque nos has acompañado todos los días de nuestra vida con el calor de tu presencia paternal y maternal, alentándonos, dándonos siempre la fuerza y la vida.   Gracias, Señor, por cuanto has hecho por la humanidad. Eres nuestro Padre y Madre común, somos tu gran familia, y por eso nos sentimos hermanos de todos los seres creados por Ti.   Para Ti somos todos iguales, igualmente amados. Por eso, todos juntos, como hermanos, queremos expresarte nuestro cariño de hijos. Gracias, Padre, por tu amor. Amén. MOMENTO DE COMPARTIR. Como se comentó en la Primera Sesión, el Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso, nos propone que al ir a mirar pastoralmente la realidad, no sólo nos quedemos con nuestra visión personal, sino, que seamos capaces de poner en común lo que hemos visto y encontrado, para identificar los elementos comunes y de entre ellos, descubrir lo que nos falta por trabajar y reconocer lo que tenemos de valioso en relación al Núcleo de Atención Pastoral Persona-Familia. Usaremos la TABLA 1. MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA y la TABLA 2. MIRADA PASTORAL DE LAS FAMILIAS que hemos realizado de manera individual. Te recordamos que de la TABLA 1, podrás compartir sólo lo que tu desees y te quedarás con ella para seguir profundizando. En el caso de la TABLA 2, habrás de entregarla a tu Coordinador para su registro y vaciado. Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  27. 27. Instrucciones. 1.  Separar a los asistentes en equipos de entre 5 personas cómo máximo. 2.  Solicitar que para cada equipo se elija un Coordinador que guiará el compartir y un Secretario quien tomará nota. 3.  El Coordinador pide se comparta de manera espontánea lo que se desee de LATABLA 1. MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA. 4.  Después de haber compartido lo anterior, completaremos entre todos la TABLA 3. REGISTRO DE LA MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA en base a: •  Lo que encontramos de común en lo que miramos de nosotros mismos. •  De los elementos comunes, identifiquemos lo que nos debilita o que nos hace falta trabajar más para crecer en nuestra manera de amarnos, •  y los elementos que son valiosos y que hemos de mantener en nuestra manera de amarnos. 5.  El Secretario registrará lo anterior en la TABLA 3. REGISTRO DE LA MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA que representa la mirada del equipo. /23 TABLA 3. REGISTRO DE LA MIRADA PASTORAL DE MI PERSONA ¿CÓMO ES MI MANERA DE AMARME? Lo que encontramos de común Lo que nos hace falta trabajar                               Lo que tenemos de valioso CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  28. 28. 7.  Una vez que se haya terminado de compartir y registrar los resultados en la TABLA 3 y TABLA 4, los Secretarios de cada equipo exponen lo que reflexionaron ante todo el grupo parroquial, para elegir entre todos los 5 elementos más significativos de lo que nos hace falta trabajar y de lo que tenemos de valioso como grupo. El Coordinador del grupo parroquial los pone por escrito para entregarlo al Consejo de Pastoral Parroquial. 8.  Además, el Coordinador del grupo hará un vaciado de la TABLA 2. MIRADA PASTORAL DE LAS FAMILIAS que cada integrante de su grupo parroquial realizó y así entregar los resultados al Consejo de Pastoral Parroquial. Para concluir la sesión tendremos un momento celebrativo llamado: Momento de ver con misericordia nuestra realidad parroquial y comunitaria que describimos a continuación. 6.  Una vez que se haya terminado de compartir y registrar los resultados en la TABLA 3, se continúa con el compartir de lo que se encontró en la Mirada Pastoral de las Familias y se usa como herramienta la TABLA 4. REGISTRO DE LA MIRADA PASTORAL DE LAS FAMILIAS. /24 TABLA 4. REGISTRO DE LA MIRADA PASTORAL DE LAS FAMILIAS ¿CÓMO ES NUESTRA MANERA DE AMAR COMO FAMILIA? Lo que encontramos de común Lo que nos hace falta trabajar                               Lo que tenemos de valioso Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  29. 29. /25 MOMENTO DE VER CON MISERICORDIA NUESTRA REALIDAD PARROQUIAL Y COMUNITARIA. OBJETIVO: Hacer consciencia de que lo que hemos encontrado es nuestra propia realidad, para asumirla y verla como Jesús: con misericordia. INTRODUCCIÓN. No es posible mirar contemplativa, comunitaria y misericordiosamente sin implicarnos, es decir, sin identificarnos con todas las realidades que hemos visto ya que son parte de nosotros mismos. Hay un dicho que reza: lo que no se asume, no se redime, es decir, que para comprometernos en el trabajo de cambiar nuestra realidad el primer paso es aceptar que nos implica y nos afecta, que somos parte del problema, para poder ser parte de la solución. Sin embargo, como creyentes, tenemos la confianza de que contamos con la fuerza del Espíritu que vive y obra en nosotros, y en la comunidad. Que nos impulsa a construir una mejor familia, comunidad y parroquia. Con esa alegría que nos da esta certeza, pongamos en manos del Padre, lo que hemos descubierto sobre nuestra manera de amarnos, y de amar como familias, por más difícil que parezca aquello que tenemos que trabajar para crecer en el amor, estamos seguros que lo mejor que hemos hecho es reconocerlo; y, además, no partimos desde cero, contamos un importantes fortalezas que nos servirán de palanca y cimiento para crecer en el amor con el fin de amar como Jesús, hacer comunidad como lo hizo con los Apóstoles y ver todo y a todos con misericordia. Instrucciones. 1.  Colocar en el centro una mesa pequeña con una vela, una biblia y una canasta en donde se depositan, a manera de ofrecimiento, las TABLAS 3 Y 4 que se registraron en los equipos. 2.  Se inicia escuchando el canto: Dame Señor, tu mirada. Buscar en: https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=3l_q1Ib0T20 INVOCACIÓN INICIAL. Guía: Iniciemos nuestra celebración en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. En un momento de silencio, traigamos a la memoria y al corazón aquello que descubrimos de nuestra manera de amarnos y pongámoslo con paz en manos de nuestro Padre, que nos ama desde siempre, aún antes que estuviésemos en el seno materno y pidámosle su Espíritu para amarnos como Él nos ama: con ternura infinita. Oramos diciendo: Gracias, Padre, por tu amor y tu ternura; porque nos conoces más que nosotros mismos y no dejas de darnos la vida para crecer en nuestra manera de amar y ser mejores familias. Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien.Amén. PALABRA DE DIOS. Guía: Escuchemos ahora el Evangelio según San Marcos (6, 34-46) En silencio meditemos el Evangelio que acabamos de escuchar; traigamos a la memoria y al corazón todas aquellas personas con que nos encontramos y que pudimos contemplar en esta semana, pidámosle a Dios por ellas y demos gracias por lo que descubrimos. ORACIÓN COMUNITARIA. Guía: Nos ponemos de pie y hagamos la siguiente oración: En esta ocasión, Padre santo, te pedimos una bendición especial para todas nuestras familias; ponemos en tus manos lo que en esta semana hemos descubierto, lo que aquí hemos compartido. Queremos vernos con amor y pedimos la fuerza de tu Espíritu para ser las familias que deseas. Decimos: Queremos amarnos como Tú nos amas y ser una familia-escuela de amor.   CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  30. 30. Que en cada situación a lo largo de nuestra vida, sea como hijos, hermanos, esposos, padres o abuelos, nos ayudemos mutuamente, en el ámbito de la familia, y aprendamos a mirar e interesarnos por los demás.   R:/ Queremos amarnos como Tú nos amas y ser una familia-escuela de amor.   Te rogamos también por toda la comunidad cristiana. Haznos conscientes de que para ser herederos de Jesús y considerarnos verdaderamente parte de su familia, hemos de querer a todos como hermanos, y ayudarnos mutuamente a crecer en tu amor.   R:/ Queremos amarnos como Tú nos amas y ser una familia-escuela de amor. Queremos darte gracias también, Señor, por nuestros familiares y amigos difuntos, que ya has acogido en tu seno maternal.   R:/ Queremos amarnos como Tú nos amas y ser una familia-escuela de amor.   Unidos a la gran familia de los seres humanos, y en el nombre de tu hijo Jesús, orgullo de la humanidad, queremos vernos con amor, aceptar lo que somos para poder transformanos.   R:/ Queremos amarnos como Tú nos amas y ser una familia-escuela de amor.   Guía:Oremos con las palabras que nos reconocen como hermanos de Jesús y entre nosotros, e hijos de un mismo Padre: Padre nuestro… Para concluir nuestra sesión y como un signo del amor que queremos vivir, nos damos un saludo de paz. /26Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  31. 31. De la contemplación a la acción DINÁMICA OBJETIVO PARTICULAR Orar con ayuda del simbolo del pan, siendo conscientes del compromiso que tenemos de actuar y ofrecernos a los demás a ejemplo de Jesús. MATERIALES Y RECURSOS   •  Hojas blancas, plumas, lápices o colores. Cinta adhesiva. •  Para la ambientación del lugar: Mesa con mantel blanco y en ella un cirio o vela grande (encendida), una Biblia grande (abierta), un canasto con una hogaza de pan o bolillos para cada participante. •  Canto: Jesús es Pan de Vida.Jesús Adrián Romero. Buscar en: https://www.youtube.com/watch?v=Nadd7Mb8Fhg DURACIÓN: 20 minutos Instrucciones: 1.  Se colocan en una mesa al frente, el cirio o vela que se utilizó al inicio, la biblia y la canasta con el pan. 2.  Se reparten las hojas y las plumas entre los participantes. Comencemos...   El guía de la dinámica puede coemnzar con estas o semejantes palabras: •  Vamos a dibujar en la hoja que tienen en sus manos un grano de trigo, lo suficientemente grande para que podamos verlo. •  El pan necesita de varios ingredientes, el más importante es el trigo con el que se hace la harina, para luego poder hacer la masa y más tarde el pan. Cada uno con nuestro carisma personal aporta un "grano de trigo” para formar la comunidad, pues tu mayor cualidad es el ingrediente único e irrepetible que pones para hacer nuestro pan. •  Escribe dentro del grano de trigo que has dibujado en tu hoja, la cualidad más importante que tienes y que quieres poner en la masa para enriquecerla. •  Una vez que todos han escrito en el grano de trigo se van pegando los gramos en el mural preparado para ello. •  Habiendo puesto nuestro "grano de trigo" nuestra cualidad personal para el pan de la comunidad podemos hacer consciente que tenemos una gran riqueza y que la masa para el pan es la mejor, pues en ella estamos nosotros, dispuestos a ser pan. •  Enseguida, se reparte entre los asistentes un pedazo de pan que previamente estaba colocado en una canasta, se les pide que se sienten en postura cómoda, que cierren sus ojos mientras escuchan la siguiente historia: /27CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  32. 32. NOTAS PERSONALES SOMOS PAN ¡Hola, amigos y amigas de la Asamblea Eclesial Decanal!, permítanme presentarme, porque no soy la persona que con esta lectura se está dirigiendo a ustedes en este momento. Esta persona tan sólo me presta su voz para que yo pueda contar mi historia. ¿Quién soy yo? Pues quien te está hablando es la conciencia de un pequeño y sencillo pan. Estoy entre tus dedos. He de confesarte que no soy un panecillo cualquiera. Hace tan solo unas horas, me he enterado que he nacido con motivo de esta Asamblea. Mi historia es breve pero intensa. Escúchala... "Comenzó cuando el panadero tomó ayer una buena cantidad de masa ya preparada y la separó.Yo formaba parte de aquella masa. Había comenzado a familiarizarme con el agua, la sal y la levadura que me hacía crecer. Aspiraba a ser un pan grande, tierno, esponjoso por dentro y crujiente por fuera. Cuando el panadero comenzó a separar aquella masa en porciones muy pequeñas, abrí lentamente los ojos y comencé a tomar conciencia de mi problema. De aquella masa comenzamos a aparecer cientos de pequeños panecillos.   En aquel momento, poco antes de introducirme en el horno, asomó en mis labios una protesta. Yo aspiraba a ser un pan grande, cocido en el horno, con los granos perfectos para que la gente me eligiera a mí. Cuando estuve cocido y preparado, me metieron junto con cientos de hermanos míos en un saco.   En el saco de transporte había un pan grande, al que todos los pequeños mirábamos con envidia... Ha sido él quien nos ha revelado un secreto: "Esta día se convertirán para los participantes de la Asamblea Decanal en signo de vida y esperanza. Estamos hechos de harina. La harina se forma con muchos granos de trigo molidos y unidos. Granos de trigo molidos y unidos, convertidos, día a día, en pan para los hombres y mujeres que por diversas circunstancias se han roto en pedazos.”   Nuestra vida comenzaba a tener sentido. Por vez primera se dibujó una sonrisa en nuestros labios de harina. El pan grande siguió: "Tienen en su cuerpo diminuto un poco de sal, ¡verdad? La sal es signo de fidelidad, de aquello que dura y permanece.”   Llegamos hasta aquí, nos han puesto en una canasta, nos han repartido, y ahora estamos entre tus manos. Y aunque soy un pequeño pan, quiero compartir contigo el secreto de mi vida: Soy harina, signo de una vida amasada por Dios. Soy grano de trigo molido formando un único pan: signo de unidad. Soy un poco de sal, signo de una vida compartida. Soy un poco de levadura; tengo en mi la fuerza del bien que crece más allá y por encima del dolor y los problemas del mundo. Y soy finalmente, signo de Dios Eucaristía que se hace Pan y alimento. ¿Tu lo entiendes? Yo no mucho pero es como quedarse escondido, escondida en la vida del pan. Me gustaría saber el porqué de tantas cosas, pero soy sólo un panecito al que le gustaría abrir un camino hacia la vida y la esperanza.   Si quieres que el pan que tienes entre tus manos adquiera todo su sentido alimenta y déjate alimentar para que la vida de Jesús dinamice y transforme nuestra vida en pan que se parte y reparte. Que Jesús te bendiga en esta tarde y que Él que quiso darse en alimento, te contagie su amor. •  Para terminar, nos levantamos y compartimos nuestro pan. Nos alimentamos y nos dejamos alimentar, pero guardamos la mitad para compartirlo en casa o con alguien que necesite de nuestro cariño o cercanía. /28Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  33. 33. NOTAS PERSONALES•  Mientras se comparte el pan, se pone de fondo el Canto: Jesús, el pan de vida.     Cuando flaquea mi fe y siento desfallecer Cuando no puedo seguir y faltan fuerzas en mi Puedo a la mesa venir y puedo el pan compartir Es Jesús el pan de vida el mana de mi desierto, mi energía mi sustento es Jesús el pan de vida mi necesidad primera y sin ti yo nada fuera porque Jesús es pan de vida eterna Cuando flaquea mi fe y siento desfallecer Cuando no puedo seguir y faltan fuerzas en mi Puedo a la mesa venir y puedo el pan compartir •  Se finaliza con la siguiente oración:   Te agradecemos ahora, Padre y Dios nuestro, la vida y la palabra de Jesús, que son nuestro norte y guía.   Queremos recordar sus buenos consejos: que el grano de trigo no muere en la tierra sino que da fruto, que no tenemos nada que temer pero sí mucho que amar, que siendo más hermanos de todos, entregándonos a los demás, nos hacemos mejores personas, plenamente humanos. Jesús nos enseñó que la auténtica felicidad se encuentra dándose, como él se dio.   Cuando él trató de enseñarnos cómo debemos entregarnos al servicio de los demás nos dejó una imagen muy gráfica y fácil de reproducir, la de un pan partido y repartido en trozos a cada amigo.   Ahora nos toca imitar a Jesús y poner al servicio de los demás todo lo que somos para que todos los seres humanos nos sintamos amigos y más que amigos, hermanos.   Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien. Amén /29CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  34. 34. CONCLUSION Y APORTE EL PAPEL DEL CONSEJO DE PASTORAL PARROQUIAL EN EL PROCESO DE NUESTRO PLAN DE PASTORAL ORGÁNICA 2017-2019.   Como ya señalamos, el Consejo de Pastoral Parroquial tendrá la misión de dirigir, siempre presididos por su párroco, la participación de la Comunidad Parroquial en el proceso de la elaboración del Plan de Pastoral Orgánica 2017-2019 de la Iglesia de Monterrey para después, encontrar los caminos para implementar este Plan en la Comunidad Parroquial.   ¿Qué les pedimos a los miembros de los Consejos de Pastoral Parroquial?   Coordinar el trabajo para que los grupos y comunidades de su parroquia, hagan el Ejercicio de Mirada Pastoral para Ver de manera Contemplativa, Comunitaria y Misericordiosa la realidad de la Persona y Familia.   Una vez realizada la Asamblea Eclesial Decanal 2016: 1.  El Consejo de Pastoral Parroquial se reune para revisar nuevamente el Ejercicio de Mirada Pastoral. Es importante que nadie se quede con dudas. 2.  En esa sesión, los miembros del Consejo de Pastoral Parroquial se distribuyen los distintos grupos y comunidades de la parroquia, haciéndose responsables de capacitar a los Coordinadores en el Ejericio de Mirada Pastoral. 3.  El Consejo de Pastoral Parroquial definirá una fecha límite para que todos hayan realizado el Ejercicio y tenga tiempo suficiente para realizar el vaciado de los resultados que se presentará en la Asamblea Eclesial Parroquial que se llevará a cabo a partir del mes de abril. 4.  Un representante del Consejo de Pastoral Parroquial asisitirá a una reunión en el mes de junio para presentar a la Vicaría Episcopal de Pastoral los resultados de la Mirada Pastoral de su realidad parroquial y comunitaria. APORTE PARA REFLEXIONAR SOBRE EL SER Y QUEHACER DEL CONSEJO DE PASTORAL PARROQUIAL. 1. Justificación. “Era una hora muy avanzada cuando se le acercaron sus discípulos y le dijeron: “El lugar está deshabitado y ya es hora avanzada. Despídelos para que vayan a las aldeas y pueblos de contorno a comprarse de comer”. Él les contestó: “Denles ustedes de comer” (Mc 6, 35-37). “En su misión de fomentar una comunión dinámica, abierta y misionera, (el obispo) tendrá que alentar y procurar la maduración de los mecanismos de participación que propone el Código de Derecho Canónico y otras formas de diálogo pastoral, con el deseo de escuchar a todos y no sólo a algunos que le acaricien los oídos. Pero el objetivo de estos procesos participativos no será principalmente la organización eclesial, sino el sueño misionero de llegar a todos” (EG 31). El Papa Francisco nos pide ser una Iglesia dinámica, abierta y misionera, para ello necesitamos abrir espacios de participación y diálogo pastoral. Que cada vez sean más los miembros de la comunidad que ponga al servicio de la Iglesia sus carismas y juntos asumamos una “responsabilidad compartida” en planeación pastoral. El proceso de planeación pastoral que queremos realizar en las parroquias va a requerir el papel activo del Consejo Parroquial de Pastoral. Este organismo pastoral coordinará, animará y acompañará el proceso de la elaboración del Plan y su aplicación posterior. Sin este servicio generoso y comprometido, será muy difícil realizar este trabajo. /30Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  35. 35. 2. Identidad del Consejo .   Es un organismo representativo de la comunidad que hace posible la corresponsabilidad y que tiene carácter consultivo, presidido por el Párroco, para estudiar y valorar la situación de la Parroquia y poder atender de manera práctica las necesidades pastorales que surjan en la comunidad. 3. Fuciones del Consejo. •  Colabora en la programación, animación, coordinación y revisión de la acción pastoral de la parroquia según el Plan Diocesano de Pastoral. •  Analiza la realidad socio- religiosa de la comunidad parroquial y del pueblo que ha de evangelizar buscando las respuestas pastorales más adecuadas. •  Recoge las necesidades de la parroquia e iniciativas pastorales de sus agentes y elabora con la aportación de los equipos de sectores parroquiales, grupos parroquiales y movimientos el programa anual de la pastoral parroquial que debe de estar conectada con el Plan Diocesano de Pastoral. •  La revisión continúa de la programación pastoral anual. •  Establecer intercambios y enlaces con los consejos de la parroquias del decanato o de la zona pastoral 4. Integración del Consejo.   Se integra por personas que son representativas de la comunidad parroquial en sus tareas fundamentales (catequesis, liturgia, social, familia y jóvenes), sectores territoriales y movimientos. Notas: se puede incluir alguna(s) persona(s) que no esté integrado a los grupos y que tengan una visión amplia de la comunidad. Sobre el número debe cuidarse que no sea muy grande porque eso no favorecería la dinámica de diálogo y escucha.   5. Cualidades de los miembros del Consejo.   •  Sensibilidad ante la realidad eclesial y social de la comunidad. •  Capacidad para juzgar y opinar con respeto, para hacer sugerencias y ofrecer soluciones buscando, con los demás, las respuestas que se necesitan en un momento dado,aprender a disentir y a ponerse de acuerdo buscando los mejores modos de servir a la comunidad parroquial en comunión con el Párroco. •  Sentido práctico y disposición para el compromiso apostólico, apoyando a los demás en sus tareas evangelizadoras. •  Empeño en dar testimonio de vida cristiana, con una fe seria, adulta y responsable que se apoye en la adecuada formación pastoral y en la oración frecuente. /31CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  36. 36. EVALUACIÓNAPÉNDICEAPÉNDICEDECANALCONTEMPLATIVA – COMUNITARIA - MISERICORDIOSA ASAMBLEA ECLESIAL ¿Cómo vivimos la Asamblea Eclesial Parroquial 2016? FORMATO 1. Dinámica Grupal INTRODUCCIÓN Como Arquidiócesis de Monterrey recientemente hemos vivido en nuestras comunidades parroquiales, la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 como un espacio de tiempo para el encuentro comunitario que reunió a los agentes de pastoral para buscar la voluntad de Dios, creando conciencia del ser y quehacer de la Parroquia como “comunidad de comunidades” y facilitando el conocimiento de todos los que forman parte de la comunidad para orientar su camino de crecimiento comunitario y pastoral. Recordemos que la Asamblea Eclesial Parroquial 2016 que realizamos, prolongará sus trabajos en grupos, movimientos, sectores y comunidades hasta el mes de abril, por lo que en razón de eso, nos propusimos dos objetivos: uno General para el proceso completo (enero-abril) y otros Específicos para cada Asamblea: Objetivo General: La asimilación parroquial del Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso. Objetivo Específico (Enero 2016): La contemplación de los agentes de pastoral de su realidad parroquial y comunitaria. Conviene ahora que estamos reunidos como miembros del Decanato, darnos un tiempo para compartir de manera breve nuestra experiencia, preguntándonos cómo fue que vivimos nuestra Asamblea Eclesial Parroquial 2016 en cada comunidad. INSTRUCCIONES Antes de comenzar: §  Separar a los asistentes en equipos de entre 8 o 10 personas cómo máximo. §  Solicitar que para cada equipo se elija un Coordinador que guiará la Dinámica usando el FORMATO 1 “Dinámica Grupal”. §  Recordar a los equipos que se tienen 20 minutos para llevar a cabo la Dinámica. Durante la Dinámica: §  El Coordinador del equipo podrá explicar brevemente los objetivos de la Asamblea Eclesial Parroquial 2016, los Bloques Temáticos y Momentos Comunitarios.Acto seguido, los invitará a compartir de manera breve las respuestas a algunas de estas preguntas que guiarán el compartir: §  ¿Qué fue lo más significativo que se vivió en la comunidad parroquial al realizar la Asamblea? §  ¿Cómo se vivió la Dinámica de los Momentos de Misericordia Parroquiales: ¿Qué nos hizo pensar? ¿Qué nos hizo sentir? §  ¿Se realizó o se está realizando el Ejercicio de Lectio Divina Pastoral Parroquial? ¿Qué nos ha parecido la experiencia? §  ¿Se está transformando algo en el interior de los agentes de pastoral y en la comunidad? Después de a Dinámica: §  No será necesario compartir las respuestas a la Asamblea reunida pues se busca solo recoger, de manera espontánea, algunas impresiones en base a las preguntas propuestas. §  Este compartir, sigue siendo un ejercicio de memoria agradecida de lo vivido, que pone de manifiesto el ser y quehacer de las reuniones por Decanato como un espacio de diálogo abierto y sincero de quienes, como agentes de pastoral, viven situaciones semejantes en razón de la territorialidad y de las circunstancias comunes que viven las comunidades parroquiales. /32Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  37. 37. EVALUACIÓNAPÉNDICEAPÉNDICEDECANALCONTEMPLATIVA – COMUNITARIA - MISERICORDIOSA ASAMBLEA ECLESIAL El Ver, Juzgar y Actuar de Jesús (Mc. 6, 34-46) FORMATO 2. Lectio Divina INTRODUCCIÓN Realicemos ahora esta experiencia Lectio Divina, descubriendo la forma de ver, de juzgar y actuar en la persona de Jesús. Llévese a cabo como un momento unido a la Dinámica Grupal vivida anteriormente, aprovechando que ya se está trabajando en equipos y se tiene un Coordinador que podrá guiar cada uno de los momentos.   1. ORACIÓN INTRODUCTORIA Coordinador: Para iniciar oremos pidiendo al Señor renueve en cada uno la luz de su Espíritu, sin la cual no podremos conocer a su Hijo Jesús, amarlo y seguirlo.   Padre bueno, renueva en nosotros la luz de tu Espíritu, para que podamos: experimentar tu amor, conocer internamente a tu Hijo Jesús, más amarlo y más seguirlo en nuestra vida. Ven Espíritu de Dios y habita en nosotros. Amén.   2. LECTURA (Un miembro del equipo lee el texto de Mc. 6,34-46 de manera pausada, mientras los demás siguen la lectura) Coordinador: Dejamos un minuto de silencio para luego volver a leer el texto despacio. Pueden señalarse en el texto las palabras, expresiones, acciones, gestos y lugares que llaman más la atención. Las siguientes preguntas pueden orientar la comprensión de la lectura a nivel personal: •  ¿Qué sucede cuando la gente se da cuenta de que Jesús y sus discípulos se han marchado? •  ¿Cuál es la reacción de la gente? •  ¿Qué buscan en Jesús?   Dice el texto que al desembarcar,Jesús vio a la multitud de la gente y se compadeció de ellos porque andaban como ovejas sin pastor. •  ¿Cómo sería ese sentimiento de compasión? •  ¿Qué hizo Jesús después? ¿Para qué se quedó con ellos?   Después de esto: •  ¿Qué necesidad descubren los discípulos de Jesús? •  ¿Qué decide hacer Jesús? •  ¿Cómo lo hace? /33CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  
  38. 38. EVALUACIÓNAPÉNDICEAPÉNDICEDECANALCONTEMPLATIVA – COMUNITARIA - MISERICORDIOSA ASAMBLEA ECLESIAL (Ahora leeremos y compartiremos en grupo cada una de las partes. El Coordinador decidirá la manera de realizarlo). 3. MEDITACIÓN. Pongamos la mirada y el corazón en este texto del Evangelio y busquemos escudriñar en el estilo de vida de Jesús y en cómo se conduce en relación con los demás. Hagámoslo siguiendo cada una de las partes de este texto y descubramos el Ver,Juzgar y Actuar de Jesús.   En primer lugar hemos visto cómo Jesús, al desembarcar, observa a la multitud que lo espera y se compadece de ellos. Sentir compasión por aquellas y aquellos para quienes llega la Buena Noticia del Reino es lo característico en Jesús. Jesús ha venido para enseñarles a conocer a Dios y para enseñarles a vivir como sus hijos e hijas, pero para eso necesita conocer lo que hay en el corazón de cada uno de ellos.   Este es el momento del “Ver” al estilo de Jesús. Para poder conocer la realidad no basta con una simple mirada, tampoco es suficiente un análisis riguroso. Lo que hace falta es conocer lo que hay en el interior de cada persona y esto sólo se logra cuando la compasión es lo que nos acerca. La compasión, en Jesús, es capaz de hacerle experimentar en las propias entrañas lo que al otro le quita la alegría y la paz.   En segundo lugar nos dice el texto que Jesús se puso a enseñarles muchas cosas. No nos dice qué son esas muchas cosas pero fue algo que los entretuvo suficiente tiempo como para que se hiciera tarde. Este es el momento del “Juzgar” al estilo de Jesús. Podemos ver a Jesús que busca iluminar la vida de la multitud y también la de sus discípulos. Seguramente les hablará del amor que su Padre les tiene a cada uno de ellos y de cómo este amor nos mueve a vivir de manera nueva y diferente unos con otros.   En tercer lugar Jesús le pide a sus discípulos que le den de comer a la multitud, y ante la necesidad de alimento la multitud es alimentada a partir de cinco panes y dos peces. Este es el momento de “Actuar” al estilo de Jesús. Para él, la realidad escuchada y compadecida, así como iluminada por el proyecto del Reino de Dios, no puede menos que traducirse en acción concreta a favor de la multitud que tiene hambre. “Denles ustedes de comer” es la invitación que hace Jesús a todo aquel que se ha puesto en el camino de seguirlo a él. 4. ORACIÓN. Padre bueno, te doy gracias porque sé que siempre estás conmigo en el camino de mi vida. Aunque mi camino atraviese por cañadas oscuras y aunque en mi interior surjan dudas, miedo y tristeza, sé bien que nunca me abandonas, porque soy tu hijo (a) muy amado y tú eres mi Padre. Enséñame a seguir a tu Hijo Jesús.   Que pueda “Ver” como él ve, con compasión y misericordia. Sin prisas, sin estadísticas, sin prejuicios. Que sepa dejar mi comodidad y pueda acercarme a ellos y ellas, mis hermanos y hermanas que más sufren. Líbrame de la indiferencia para poder “Ver” como Jesús.   Que pueda “Juzgar” como Jesús, no como quien posee la verdad absoluta ni como quien pertenece a la religión verdadera, sino como quien sabe tener paciencia, descubrirse hermano y hermana, y busca solamente que el otro viva con más plenitud su vida. Líbrame de la autosuficiencia para poder “Juzgar” como Jesús.   Que pueda “Actuar” como Jesús y como sus discípulos, que después de contemplar la necesidad de la multitud y habiendo sido iluminados por el proyecto del Reino de Dios, hacen suya la necesidad de los demás y son capaces de responder ante este reto. Que busque alimentar a mi prójimo con el alimento que da vida, que lleve esperanza y amor ahí donde haga falta. Líbrame del miedo para poder “Actuar” como Jesús.   Y que todas y todos, en la comunidad de la Iglesia, seamos más fieles al seguimiento de Jesús, y seamos más solidarios y fraternos con el prójimo que más sufre. /34Introducción / Horario / Implementación / Desarrollo / Conclusión / Anexos
  39. 39. EVALUACIÓNAPÉNDICEAPÉNDICEDECANALCONTEMPLATIVA – COMUNITARIA - MISERICORDIOSA ASAMBLEA ECLESIAL 5. CONTEMPLACIÓN-ACCIÓN.   Jesús “Ve” a la multitud que andaban como “ovejas sin pastor” y sintió compasión: •  ¿Qué me hace sentir esta actitud de Jesús? •  ¿Cómo es esa compasión? •  ¿Cómo es “andar como ovejas sin pastor” que cautivó y conmovió a Jesús? •  ¿Qué necesidad descubrió Jesús en ellos al mirarlos con compasión? •  ¿Cómo puedo ver compasivamente al prójimo? •  ¿Qué me impide ver la realidad de la vida del prójimo que sufre y sentir compasión? Jesús “Juzga” e ilumina a la multitud: •  ¿De qué les habla Jesús? •  ¿Porqué habrá decidido quedarse con ellos y enseñarles muchas cosas? •  ¿Es fácil detenerme, sin prisas, y dejar que Dios me ilumine? •  ¿Qué hace falta? •  ¿Es fácil detenerme, sin prisas, e iluminar la vida del prójimo y de la comunidad? •  ¿Qué hace falta?   Jesús “Actúa” y le da de comer a la multitud: •  ¿Qué me provoca ver a Jesús actuar de esa manera? •  ¿Qué se mueve en mi interior? •  ¿Qué obstáculo perciben los discípulos para alimentar a la multitud? •  ¿Qué obstáculos enfrento y enfrentamos en nuestra comunidad de la Iglesia, para dejar la comodidad movernos a la acción a favor del que más necesita? /35CONTEMPLATIVA – COMUNITARIA – MISERICORDIOSA  

×