Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

¿Hacia la sociedad de la (des)información?

1,498 views

Published on

Breve ensayo sobre la Sociedad de la Información y las utopías generadas en torno a ella. ¿Es todo tan loable como parece?

Published in: Technology
  • Be the first to comment

¿Hacia la sociedad de la (des)información?

  1. 1. ¿Hacia la sociedad de la (des)información? De la infoxicación al (des)conocimiento. Jose Carlos Sánchez Jover (100080325) Periodismo-Com. Audiovisual (G.53)
  2. 2. ATENCIÓN: Todo la información consultada para este trabajo ha sido extraída de materiales publicados en la web de forma gratuita. 2
  3. 3. Índice: -Internet es la información. p. 4 -¿Amor al 2.0? p. 5 -A modo de conclusión y camino ya del conocimiento. p. 7 -Recursos utilizados. p. 8 3
  4. 4. Internet es la información. Año 2008, siglo XXI; Internet es la información. La información es la sociedad, Internet es la información, la sociedad es Internet; ¿la sociedad es desinformación? Nos encontramos ante una nueva estructura socioeconómica, ante una nueva forma de sociedad en la que “las personas establecen relaciones –se conectan entre sí –por diversidad infinita de medios, transmitiéndose información y creando nuevas situaciones comunicativas” (Globalización y Sociedad de la Información). Esta nueva estructura socioeconómica se plantea como una superación de la correspondiente a la sociedad industrial. La sociedad industrial incorporó nuevas formas de pensar a los procesos económicos y sociales de forma que la información pasa a ser un elemento vital en los procesos económicos; el cambio material da paso al cambio informacional, al cambio simbólico. Y si la sociedad de la información aparece como la superación de la sociedad industrial, el resultado de una sociedad posindustrial; la propia sociedad de la información, por definición, se configura como un paso previo a la consecución de la sociedad del conocimiento –estadio más avanzado del sistema productivo capitalista resultado de la correcta interpretación de la información-. El conocimiento como interpretación de la información, puede que esa sea la clave, la llave, para todas las cuestiones que suscita este nuevo paradigma social. ¿Se trata de una situación totalmente novedosa? Autores como Castells defienden que, en cierto modo, todas las sociedades, a lo largo de la historia, responden a un modelo de sociedad del conocimiento. Castells habla de paradigmas tecnológicos. La sociedad actual habría evolucionado de un paradigma como el industrialismo, hacia un nuevo paradigma tecnológico que el autor denomina “informacionalismo”. El “informacionalismo” estaría basado en “el aumento en la capacidad de los humanos para procesar información relacionada con las revoluciones mellizas de la microelectrónica y la ingeniería genética.”1; es decir, centrado en “la importancia estratégica de las tecnologías de la información y la comunicación” 2. En nuestro caso nos centraremos principalmente en esa importancia estratégica de las TIC de la que habla Castells, en la sociedad actual que es lo que aquí nos atañe. Conviene entonces preguntarse dónde puede residir el valor atribuido a Internet, qué le hace tan especial. Castells lo atribuye a su capacidad de vincular, enlazar, toda la información en circulación y recombinarla. Esta recombinación de la información es la verdadera innovación, recombinación que en el nuevo paradigma interactivo auspiciado por la web 2.0 es dirigida por los propios usuarios y se convierte en la base de futuras interacciones. ¿Qué tipo de sociedad provoca la red? Una sociedad red, “es una estructura social conformada por redes de información hechas posibles por las tecnologías de la información características del paradigma informacional3”. 1 “basat en l’augment en la capacitat dels humans per processar informació relacionada amb les revolucions bessones de la microelectrònica i l’enginyeria genètica” (Castells, 2003: 11). (Traducción propia). 2 “la importància estratègica de les tecnologies de la informació i la comunicació” (Castells, 2003: 10). (Traducción propia). 3 “és una estructura social conformada per xarxes d’informació fetes posibles per les tecnologies de la informació característiques del paradigma informacional” (Castells, 2003: 14). (Traducción propia). 4
  5. 5. ¿Amor al 2.0? Hasta este punto todo parece correcto; un análisis frío, lógico y racional de la sociedad que se nos presenta. Pero, ¿dónde está el auténtico calor hacia la sociedad de la información que profesan instituciones, teóricos, profesores, investigadores, etc.? Éste lo podemos atribuir al “potencial democratizador” de la red. Con el desarrollo de la web 2.0, la web social en la que todos hacemos y somos, y su nuevo paradigma de la interactividad –el usuario-editor –se ha abierto la veda de la esperanza hacia una sociedad justa, igualitaria y eficiente. En consecuencia, interactividad se convierte en sinónimo de democracia y participación igualitaria; pero, ¿acaso todos participamos igual? Una de las propias características de la SI es la brecha digital determinada por la falta de conocimientos –de alfabetización –para el manejo de las nuevas tecnologías; y no olvidemos que la brecha digital supone no saber vivir en la sociedad -pues la sociedad va camino de ser meramente digital- y por tanto, la exclusión social. La brecha digital nos conduce a otra cuestión íntimamente ligada con su superación y, por ende, con la SI en sí misma. Se trata de la alfabetización digital, no menos utópica que toda la SI. La alfabetización digital, que en un primer momento se puede concebir como los conocimientos instrumentales necesarios para el acceso y manejo de la red, se define como la educación solidaria, justa y participativa necesaria para una red solidaria, justa y participativa; tal para cual. Otra cuestión fundamental de la SI es la información propiamente dicha. Como se mencionaba al principio del texto, la red es información. Cuando se alaba el potencial democratizador de la red se hace mención a la información libre. Respecto a esto, lo primero que debemos pensar es que la red no es información; es sobreinformación. La escritura masiva de la web 2.0 en la que todos somos creadores y el propio funcionamiento de Internet hace que cualquier contenido, cualquier información subida, entre en circulación y ya no se detenga. La información pasa entonces de salvarnos a ahogarnos. Uno dirá que no, que el individuo es capaz de sentarse, reflexionar y procesar la información adecuada –adquirir conocimiento-. Ahora bien, quién diga esto obvia otra característica fundamental de la SI: su cultura de la inmediatez. La red es velocidad, la sociedad es red, la sociedad es velocidad. Internet permite tanta información porque permite tratarla rápidamente. Cada día aparece un contenido distinto en la web, uno tras otro. El individuo, en la red, ya no se configura por lo que dice sino por lo que hace. Hay que hacer más y más rápido, lo que puede llegar a convertir al laureado paradigma interactivo en un paradigma interactivo mínimo, reducido a la acción por la acción. A mayor banda ancha, mayor velocidad; a mayor velocidad, mayor acceso; a mayor acceso, mayor facilidad; a mayor facilidad, mayor información y mayor información supone mayor sobreinformación. ¿Qué significa esto? Que la información pasa de panacea milagrosa a problema, a ruido, a infoxicación. Podemos entender la infoxicación como el resultado de la SI y de su información rápida, perecedera y abundante. En otras palabras, como la intoxicación por exceso de información y ya sabe: “en caso de infoxicación acuda a su buscador más cercano”. Existen muchos doctores(puede que curanderos) especialistas en esta afección. Google, Yahoo, Altavista, etc. Los buscadores ofrecen el filtrado, catalogación y presentación de la 5
  6. 6. información contenida en la red que responde a nuestros criterios de búsqueda. Sin embargo, todos nos dirigen a los mismos resultados. ¿Por qué? En primer lugar por puro mercantilismo, es así. No olvidemos que, al fin y al cabo, la SI es un estadio más avanzado de la sociedad capitalista y pese a que algunos la califiquen de la sociedad postcapitalista sería más correcto llamarlo “nuevo capitalismo” o “capitalismo informacional”. La información es objeto de consumo –sino por qué íbamos a invertir tanto tiempo delante del ordenador –y los informadores son oferentes en el mercado. De ahí que Google tenga enlaces patrocinados. Segundo; la propia arquitectura de la web, la organización de toda la red se explica en nodos. En enlaces de información, un nodo conecta con otro nodo y así sucesivamente permitiendo la maravilla de navegar en la web y saltar de un contenido a otro. No obstante, y como en todo, entre los nodos también existen clases. Los nodos más populares son los que captan toda la atención del público (¿Por qué buscamos todos en Google?). Esto se explica dado que la arquitectura del web está “dominada (según Barabasi SIC: Cobo y Pardo 2006: 96) por una pequeña cantidad de hubs muy enlazados4”. Es por esto, por lo que la supuesta democratización del conocimiento que ofrece la red se pone en tela de juicio. Entonces, si toda la información de la web se reduce a unos pocos nodos, ¿qué ocurre con la libertad de expresión? “Sunstein señala que la libertad “no sólo consiste en satisfacer las preferencias, sino también en la oportunidad de tener preferencias y creencias formadas […] tras haber estado expuesto a una cantidad suficiente de información y […] de opciones” (Cobo y Pardo 2006: 92). Puede que en la red exista la cantidad suficiente de información, pero dudo de que existan las condiciones adecuadas para acceder a la variedad de opciones. Y es que “un sistema de libertad de expresión que funcione bien debe contar con que: 1) los individuos deben entrar en contacto con materiales que no deben haber elegido previamente. Los encuentros no planificados y sin cita previa son primordiales para la democracia en sí misma.”(Cobo y Pardo 2006: 92). Ahora bien, ¿quién elige previamente? ¿El usuario o el buscador? ¿Y si el usuario es libre porque es él quien actúa? El internet actual concede un papel decisivo al internauta pero “los contenidos de la web 2.0 [no] son la revolución mediática que liberará al ciudadano de los intermediarios” (Cobo y Pardo 2006: 94) dado que la gran masa de usuarios son usuarios-desarrolladores pero no usuarios-programadores. ¿Qué función sino la de intermediario tienen plataformas como Blogger, Youtube, Flickr, Scrib, Slideshare, etc.? Otra consecuencia derivada del papel activo del usuario es el “amateurismo como bandera”. El problema del amateurismo comienza cuando la información amateur ocupa el lugar de la profesional, cuando lo amateur es utilizado –sin conocer su origen –como contenido profesional y para fines profesionales. En este escenario entran en acción los “bullshitters” o charlatanes, usuarios dedicados a emitir informaciones-ruido que entorpezcan la asimilación de la información. Además, y en muchas ocasiones, el amateurismo viene de la mano del “narcisismo digital”; por ejemplo, en bloggers que únicamente (y de forma continua) se linkan entre aquellos que presentan opiniones conformes. Entonces, ¿contribuye esto realmente a la colectivización del conocimiento? ¿Hasta qué punto la escritura colaborativa y masiva contribuye a la democratización de la opinión? ¿Si todos hablamos, quién escucha? 4 El funcionamiento de un hub consiste en recibir una señal (una información) y repetir esa misma señal emitiéndola por diferentes salidas. En consecuencia, si toda la web se reduce a unos pocos hubs muy enlazados, toda la información de mayor protagonismo en la red será la que determinen esos hubs. Google por ejemplo podría ser considerado un gran hub. 6
  7. 7. Respecto a todo lo anterior considero oportuno matizar la postura expresada: sí que es cierto que la sobreinformación pueda, de una forma u otra, acabar ejerciendo el mismo papel que la censura. Sin embargo, siempre será mejor, para la sociedad en su conjunto, una sobreinformación que una falta de información, una censura propiamente dicha. Me extrañaría mucho que el resurgimiento de la Inquisición bajo la forma de SGAE contribuyera decisivamente a la colectivización del conocimiento. De lo que aquí se trata es de concebir la Web 2.0, y sus posteriores, como una plataforma posibilitadora en la que se den lugar diferentes modelos productivos como el profesional y el amateur. En la que se enseñe a discernir la información, a superar a Google. A modo de conclusión y camino ya del conocimiento. Desde el momento en que la SI se considera el paso previo a la Sociedad del Conocimiento –cuyo exponente será la Web 3.0 o Web Semántica- , se torna fundamental estudiar el desarrollo de la SI. La SI alcanzada determinará la futura SC. Por ello, la SI requiere de un auténtico análisis crítico que combata la utopía tecnológica5 en la que nos encontramos. Un análisis que sea capaz de definir una alfabetización real y efectiva que vaya más allá de las buenas intenciones, una alfabetización capaz de combatir la anarquía informativa en la que red nos puede llegar a asumir. Asimismo, una alfabetización que no convierta toda la información – la que lo es y la que no lo es- en una información de usar y tirar. Un análisis que no hable de sociedad red mundial e igualitaria, obviando la frontera técnica existente en los países en desarrollo. ¿De quién depende? ¿De las universidades? ¿De los gobiernos? ¿De los usuarios? ¿De las grandes plataformas? ¿De toda la sociedad? Sea como sea, Sociedad del Desconocimiento no es una idea muy halagüeña. ¿Dónde quedará la utopía entonces? Recursos utilizados: Vídeo: 5 Ya en 1994, la Comisión Europea escribía: “La sociedad de la información cuenta con el potencial de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos europeos, de aumentar la eficacia de nuestra organización social y económica y de reforzar la cohesión”. 7
  8. 8. Sociedad de la información. http://www.youtube.com/watch? v=CzYzVXxbAoA&feature=related .Elegido por relevancia mediante la ordenación de el buscador instalado en Youtube. La era de Internet-Manuel Castells y otros autores. http://www.youtube.com/watch?v=GzjyL6GNN14&feature=related Presentaciones: Globalización y sociedad de la información. http://www.slideshare.net/troentle/globalizacin-y-sociedad-de-la-informacin .Elegido por relevancia y claridad. La Sociedad de la Información. http://www.slideshare.net/monroy/la-sociedad-de-la-informacin Elegido por el volumen de reproducciones junto a su planteamiento esquemático y conciso. Libros y publicaciones en abierto. BOWMAN, Shayne y WILLIS, Chris. Nosotros, el medio. (Trabajo licenciado por Creative Commons. The Media Center at ther American Press Institute. http://www.hypergene.net/wemedia/espanol.php Elegido por institución responsable (American Press Institute) y contenido atrayente. CASTELLS, Manuel. quot;La interacció entre les tecnologies de la informació i la comunicació i la societat xarxa: un procés de canvi històricquot;. Coneixement i societat: Revista d'Universitats, Recerca i Societat de la Informació, 1r. quadrimestre 2003, pp. 8-21. http://www10.gencat.net/dursi/generados/catala/departament/recurs/doc/01_art_castells.pdf Elegido por criterio de autoridad, tanto el autor como la institución. COBO, Crístobal y PARDO, Hugo. Planeta Web 2.0. Inteligencia colectiva o medios fast food. [E-book de acceso gratuito bajo licencia Creative Commons “Reconocimiento-NoComercial SinObraDerivada”]. UVIC, Grup de Recerca d’Interacciones Digitals: 2006. http://www.planetaweb2.net/ Elegido por relevancia, institución editora y atractivo de la obra así como su claridad en la organización del contenido. 8

×