Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Higiene y aseo de la persona en situación de dependencia

9,218 views

Published on

Atención sociosanitaria a personas en situación de dependencia

Published in: Health & Medicine
  • 5 Errores comunes que empeoran tu disfunción eréctil ♥♥♥ http://ishbv.com/edrevspan/pdf
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Este raro truco para la erección te pone "duro como una roca" instantáneamente ➤➤ https://tinyurl.com/y5mdnxjv
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here

Higiene y aseo de la persona en situación de dependencia

  1. 1. Higiene y aseo de la persona en situación de dependencia MF0249-2 UF119 T3 Formador: Carlos Gestal cxestal@gmail.com
  2. 2. Objetivos Conocer las características anatomo-fisiológicas y patológicas de la piel. Aplicar procedimientos y conocer los productos de apoyo de aseo e higiene personal con especial atención a los usuarios incontinentes y colostomizados. Llevar a cabo las técnicas de realización de camas según el grado de dependencia del usuario, teniendo en cuenta los productos de apoyo para el descanso. Distinguir lugares de aparición y mecanismos de producción de las úlceras por presión, medidas de prevención y tratamiento. Precisar medidas de protección ante infecciones, técnicas de limpieza y conservación de las prótesis.
  3. 3. Contenidos 1.Anatomía, fisiología y patología de la piel 2.Técnicas de aseo e higiene corporal 3. UPP. prevención y tratamiento 5.Cuidados del paciente incontinente y colostomizado 6. Prevención y control de infecciones Aplicación de técnicas de higiene y aseo de la persona en situación de dependencia. 4.Tipos de camas, accesorios. Técnicas de realización 7. Técnicas de limpieza y conservación de prótesis 7. Fomento de la autonomía de la persona usuaria y su entorno para la mejora de su higiene y aseo.
  4. 4. Higiene y cuidado de la piel Promoción de la salud y prevención de la enfermedad Conjunto de conocimientos, técnicas y procedimientos que se aplican a personas para controlar los factores que puedan causar efectos nocivos sobre su salud. Condiciones ambientales: iluminación, baños, cocina, alimentos, ventilación.. Hábitos higiénicos personales: clima, nivel cultural, nivel socioeconómico, edad, etc. Higiene higiene del sueño/higiene personal
  5. 5. Higiene y cuidado de la piel Aseo diario e incluye las siguientes acciones Baño o ducha Higiene personal Lavado de manos Cuidado del cabello Higiene de la boca y prótesis dentales Afeitado 8 hábitos higiénicos Higiene del sueño Higiene personal 1. Actividades Fig. 1.1. Cabi una correcta que la person adaptadas, qu
  6. 6. Higiene y cuidado de la piel Higiene personal + - Conservar la salud Aparición de procesos patológicos
  7. 7. Higiene y cuidado de la piel Higiene personal + - Conservar la salud Aparición de procesos patológicos Mejorar calidad de vida Percepción negativa de calidad de vida Bienestar físico del usuario Insatisfacción Aumentar autoestima Baja autoestima Favorece sus relaciones Aislamiento
  8. 8. Anatomía y fisiología de la piel
  9. 9. Características de la piel La piel o tegumento es el órgano vital más grande del organismo. Forma una cubierta protectora y flexible sobre el exterior del cuerpo humano que continúa en forma de membrana mucosa en orificios, como la nariz, la boca, los oídos, la vagina y el recto. La piel de una persona de 1,70 m de altura y constitución mediana p u e d e t e n e r u n a extensión de 1,8 m2 y un peso de 4 Kg.
  10. 10. Característica Variación Grosor 0,5 mm, párpados a 4 mm planta de los pies Color Depende de la concentración de melanocitos Pelo Se reparte, de manera desigual, por toda la superficie corporal excepto palmas de las manos, plantas de pies y mucosas Glándulas sebáceas Se distribuyen en la piel de todo el cuerpo salvo en las palmas de las manos y plantas del pie Glándulas sudoríparas Glándulas ecrinas y apocrinas
  11. 11. Anatomía de superficie Coloración Morfología Poros Surcos Crestas Líneas de Langer Pigmentación
  12. 12. Fig. 3.2. Estructura de la piel. Pelo Glándula sebácea Terminación nerviosa libre Nervio Arteriola Músculo Grasa, colágeno, microblastos Glándula sudorípara Vasos capilares Hipodermis Dermis Epidermis Anatomía de la piel
  13. 13. capas de la epidermis estrato córneo estrato lúcido estrato granuloso estrato espinoso estrato basal Epidermis
  14. 14. queratinocitos melanocitos células de Langerhans células de Merkel tipos celulares 90% queratina 8% pigmentación inmunidad receptores Epidermis
  15. 15. dermis papilar dermis reticular Fibras de colágeno Dermis
  16. 16. ructura de la dermis. os táctiles de ni. Son receptores tensión y vibración ceptores), y son s por deformación, escompresión. n en la hipodermis e los pies, mamas, xternos, conducto ulaciones. os táctiles de Captan los estímulos mo el roce. Se or toda la piel, pero almente abundantes as de los dedos. ones nerviosas Captan os táctiles. Corpúsculos de Ruffini. Están especializados en la captación del calor. Corpúsculos táctil (o bulbos terminale Krause. Responden y captan la sensació Músculo erector de encuentra junto a ca pilosebáceo. Tiene c función provocar la del pelo en situacion estrés, etc. Papilas de la derm de formas mamilare forman la parte supe de la dermis. Corpúsculos táctiles de Meissner Terminaciones de Merkel Corpúsculos táctiles de Vater-Pacini Corpúsculos de Ruffini Corpúsculos táctiles de Krause Papilas de la dermis Músculo erector del pelo Dermis
  17. 17. Hipodermis De primer grado. De segundo grado. ¿Sabías que…? 1. 2. Actividades Fig. 4.2. Estructura de la dermis. Corpúsculos táctiles de Vater-Pacini. Son receptores de presión, tensión y vibración (mecanorreceptores), y son estimulados por deformación, presión o descompresión. Se localizan en la hipodermis de la piel de los pies, mamas, genitales externos, conducto anal y articulaciones. Corpúsculos táctiles de Meissner. Captan los estímulos táctiles como el roce. Se localizan por toda la piel, pero son especialmente abundantes en las yemas de los dedos. Terminaciones nerviosas de Merkel. Captan los estímulos táctiles. Corpúsculos de Ruffini. Están especializados en la captación del calor. Corpúsculos táctiles (o bulbos terminales) de Krause. Responden a la presión y captan la sensación de frío. Músculo erector del pelo. Se encuentra junto a cada folículo pilosebáceo. Tiene como función provocar la erección del pelo en situaciones de frío, estrés, etc. Papilas de la dermis. Conjunto de formas mamilares que forman la parte superior de la dermis. Es la capa más profunda de la piel y esta situada por debajo de la dermis. Esta formada por tejido adiposo, vasos sanguíneos y nervios. La hipodermis facilita la movilidad de la piel, y el tejido adiposo contribuye al aislamiento térmico y actúa como protector mecánico y almacén energético. Hipodermis o tejido celular subcutáneo
  18. 18. Anexos cutáneos Pelo (lanugo, fino y terminal) El pelo es un filamento proteico fino y alargado formado por células queratinizadas Formado por tres estratos o capas: médula (zona central), corteza (zona intermedia, muy rica en melanina) y cutícula (zona externa). En el pelo se distinguen dos partes Raíz: porción de pelo que se encuentra el interior del folículo piloso. Tallo: porción de pelo que sobresale de la piel folículo piloso y bulbo piloso
  19. 19. Raíz Tall folíc bulb L Fig. 4.3. Estructura del pelo. Corteza Médula Bulbo piloso Cutícula Cuidados de la piel. Prevención de las úlceras por presió4 1.2. Los anejos cut El pelo Raíz. Tallo. Corteza Médula Pelo
  20. 20. Anexos cutáneos Uñas 13 - - órganos anejos Fig.1.4.Visiónlateraldeunauña. Cutícula (repliegue ungueal) Raíz o matriz ungueal Cuerpo o placa ungueal Lúnula Yema del dedo Lecho ungueal
  21. 21. Anexos cutáneos Glándulas sudoríparas (ecrinas y apocrinas) La uña Fig. 4.3. Estructura del pelo. Fig. 4.4. Estructura de la uña. Fig. 4.5. Estructura de la glándula sudorípara. Las glándulas sudoríparas ecrinas. apocrinas. Bulbo piloso Cutícula Borde libre. Extremo distal del cuerpo de la uña. Cuerpo. Zona visible de la uña. Estructura de aspecto y córneos, formada por células epiteliales queratinizadas. Pliegue periungueal. Repliegue de piel situado en las zonas laterales del cuerpo de la uña. A veces es la puerta de entrada de infecciones que se denominan panadizos o uñeros. Cutícula. Lámina membranosa de consistencia blanda y color blanquecino que rodea al cuerpo de la uña en su base, en la región de la lúnula, y la separa de la piel circundante. Lúnula. Zona de color más claro y borde semicircular situada en la base del cuerpo de la uña. Glándulas ecrinas: comienzan a funcionar poco después del nacimiento. Son estimuladas por el calor, ciertos alimentos o estrés, y su función es el control d e l a t e m p e r a t u r a y mantenimiento de pH. Glándulas apocrinas: de mayor tamaño, están asociadas al folículo piloso. Responsables del olor a sudor, se localiza en axilas, mamas y anogenital, sometidas a control hormonal.
  22. 22. Anexos cutáneos Glándulas sebáceas 4 Fig. 4.6. Secreción de las glándulas sebáceas. Toma nota Son estructuras que vierten en el interior del folículo piloso una secreción mucograsienta, el sebo, sustancia oleosa que cubre la superficie de la piel y del pelo y que contribuye a la flexibilidad e impermeabilidad de la piel. Algunas vierten su contenido en la epidermis sin pasar por el folículo piloso.
  23. 23. Vascularización de la piel
  24. 24. Funciones de la piel Protección La piel constituye la primera barrera defensiva ante las agresiones. Mecánicas: el tejido adiposo de la hipodermis amortigua traumatismos. Físicas: la síntesis de melanina protege del sol Químicas: la impermeabilidad selectiva de la piel impide la entrada de determinadas sustancias químicas y evita la pérdida de agua. Biológicos: la queratina y la acidez de las secreciones de sebo protegen del paso del microorganismos y limitan infecciones bacterianas.
  25. 25. Funciones de la piel Relación con el medio externo Gracias a las terminaciones nerviosas y a los receptores especializados que permiten la percepción de sensaciones, tacto, presión, temperatura, dolor, así como la respuesta a estas sensaciones.
  26. 26. Funciones de la piel Regulación térmica Los vasos sanguíneos. Se dilatan para perder calor y se contraen para mantener la temperatura corporal. Las glándulas sudoríparas. Con la secreción de sudor permiten disminuir la temperatura corporal. El tejido adiposo. Evita la pérdida de calor al actuar como aislante térmico.
  27. 27. Funciones de la piel Inmunológica Las células de Langerhans de la epidermis realizan funciones de defensa captando, procesando y presentando antígenos a los linfocitos.
  28. 28. Funciones de la piel Metabólica o de síntesis La incidencia de la luz ultravioleta sobre la piel permite la síntesis de vitamina D y de la melanina
  29. 29. Funciones de la piel Absorción La piel es impermeable al agua pero no a ciertas sustancias liposolubles, por eso se utiliza como via de administración de ciertos medicamentos. Secretora Las glándulas sebáceas secretan grasa o sebo con la finalidad de proteger de la sequedad y el agrietamiento. Las glándulas sudoríparas secretan sudor para excretar productos de desecho y regular la temperatura corporal.
  30. 30. 49 secretora Tabla 3.1. Funciones de la piel. Fig. 3.3. Receptores nerviosos. Fig. 3.4. Funciones de la piel. Protección Sudoración. Secreción Vasoconstricción. Vasodilatación Percepción Reabsorción de sustancias específicas Función inmunológica
  31. 31. Factores endógenos genética hormonas envejecimiento enfermedades Factores exógenos clima medio ambiente químicos tratamientos alimentos Factores que afectan a la piel
  32. 32. Fig. 4.7. La piel. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 15 16 17 18 11 12 13 14 Fig. 4.7. La piel. 4 5 6 15 16 17 18 Fig. 4.8. La uña. el. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 18 11 12 13 14 a.
  33. 33. lesiones cutáneas primarias secundarias consistencia sólida consistencia liquida pápula habón placa nódulo tumor vesícula ampolla pústula quiste excoriación erosión fisura úlcera Alteraciones de la piel inconsistente mácula Por pérdida de tejido Por modificación de lesiones previas escama costra escara cicatriz
  34. 34. le M Mácula Nódulo Tumor Ampolla Pápula Roncha Vesícula Pústula lesiones primarias Lesiones de piel Son aquellas que se forman sobre la piel sana al inicio de una enfermedad o trastorno sin que se produzca rotura de piel.
  35. 35. 14 Tabla Tabla Fig. 1.5. Principales lesiones de la piel de carácter primario. Fig. 1.6. Algunas de las principales lesiones secundarias de la piel. Úlcera Fisura Costra Escama lesiones secundarias Lesiones de piel Son aquellas que se forman a partir de una alteración patológica p r e v i a . S u c e d e n evolutivamente a las lesiones primarias
  36. 36. Lesiones primarias Inconsistente Contenido sólido Vasculares Melánicas Discromías por otros pigmentos Exantemas Equimosis Petequias Cianosis Hipercromaticas Hipocromaticas Tatuaje
  37. 37. Contenido líquido
  38. 38. Tabla 4.3. Lesiones de la piel. Contenido líquido
  39. 39. Lesiones secundarias Por pérdida de tejido
  40. 40. Por modificación de lesiones previas
  41. 41. Enfermedades de piel Infecciones bacterianas Foliculitis Forúnculo Herpes simple Herpes zóster Tiña Infecciones víricas Infecciones por hongos o micosis Candidiasis
  42. 42. Enfermedades de piel Infestaciones o parasitos Pediculosis Sarna o escabiosis Dermatitis por contacto Psoriasis Tumores cutáneos Otros trastornos
  43. 43. Alteraciones de la piel de manos y pies Grado de hidratación Piel hidratada: tacto suave, color sonrosado, lisa y flexible Piel deshidratada: tonalidad pálida. áspera al tacto, descamación, superficie cuarteada, pliegues más marcados e incluso picor. 4.1. Grado de hidratación Tabla 1.8. La hidratación en la piel. Fig. 1.33. El agua es la única bebi- da necesaria. Importante Piel hidratada. Fig. 1.31. Piel deshidratada en manos y pies. Fig. 1.32. Fig. 1.30. Factores en las alteraciones de la piel. 4.1. Grado de hidratación Fig. 1.33. El agua es la única bebi- Importante Piel hidratada. Fig. 1.31. Piel deshidratada en manos y pies. Fig. 1.32.
  44. 44. Alteraciones de la piel de manos y pies Grado de nutrición El grado de nutrición es importante ya que las sustancias grasas favorecen el manto hidrolipídico, que nos protege frente a microorganismos y frente a la desecación, regulando la pérdida de agua. La falta de nutrición hace que la piel de las manos y pies sea más fina, seca, áspera, tirante y con un tono blanco-rosado. Fig. 1.30. Factores en las alteraciones de la pi 4.1. Grado de hidratación Fig. 1.33. El agua es la única bebi- Importante Piel hidrata Piel deshidr pies. Fig. 1. 3. a) b) c) d) 4. a) b) c) d) e) f) g) 5. 6. Fig. 1.42. Imagen comparativa entre una mano anciana y una joven.
  45. 45. Alteraciones de la piel de manos y pies Estado de la capa córnea Trastornos de la pigmentación Hipercromías 1 Fig.1.35.Manosconmanchasenla pielpropiasdelenvejecimiento. Importante Recuerda 4.2. Grado de nutrición 4.3. Estado de la capa córnea Fig. 1 piel p Hip Fig. 1.34. Falta de melanina en la piel. Hipocromías
  46. 46. Alteraciones de la piel de manos y pies Estado de la capa córnea Trastornos de la queratinización Hiperqueratosis Callos interdigitales u ojo de gallo Verruga podal 1 Fig. 1.36. Verruga podal. –
  47. 47. Alteraciones de la piel de manos y pies Estado de la circulación periferica Inflamaciones y alteraciones del color Sabañones Fenómeno de Raynaud Fig. 1.36. Verruga podal. 4.4. Esta Aspecto Inflamacio Sabañone Fenómeno Fig. 1.39. Fig. 1.36. Verruga podal. Tabla 1.9. Alteraciones en la circulación de retorno. 4.4. Estado de la circulación perifé Aspecto Nombre de la Inflamaciones y alteraciones del color: Fig. 1.37. Sabañones: Fig. 1.38. Fenómeno de Raynaud: Fig. 1.39. Fig. 1.36. Verruga podal. Tabla 1.9. Alteraciones en la circulación de retorno. 4.4. Estado d Aspecto Inflamaciones y Sabañones: Fig. Fenómeno de R Fig. 1.39.
  48. 48. Heridas Lesiones traumáticas de la piel y de las mucosas cuando se ha producido una solución de continuidad en los tejidos. Tipos de heridas Agente productor Complejidad Riesgo de infección Profundidad Incisas Punzantes Contusas Mixtas Simples Complejas No infectadas Infectadas Arañazos Penetrantes Perforantes Por empalamiento
  49. 49. 0 2 17 30 inflamatoria proliferativa maduración y remodelado proceso de cicatrización Fase catabólica Fase anabólica Fase de contracción
  50. 50. Factores que inciden en la cicatrización Edad Alimentación Consumo de fármacos Alteraciones endocrinas Alteraciones vasculares Traumatismos Infecciones
  51. 51. Técnicas de aseo e higiene corporal Condiciones personales para el aseo Análisis de la situación del usuario Capacidad de movimiento Usuario con o sin limitación de la movilidad Usuario encamado - Capaz de levantarse con o sin ayuda - Sin posibilidad de levantarse Causa de la limitación de la movilidad Estado emocional, mental y de conciencia Estado de salud Presencia de vías, sondas o sistemas terapéuticos Entorno donde se va a realizar el aseo Temperatura, iluminación, ventilación, orden, intimidad y seguridad
  52. 52. Técnicas de aseo e higiene corporal Recomendaciones generales Explicar de forma clara al usuario el procedimiento y fomentar su colaboración en lo posible. Tener en cuenta, en la medida de lo posible, los hábitos y preferencias del usuario respecto a temperatura del agua, el tipo de jabón, etc. Mantener rutinas en cuanto al horario de la higiene Mantener la temperatura ambiental de la estancia en la que se va a realizar el aseo entre 24º y 26ºC Preparar el agua a la temperatura adecuada según el tipo de aseo. Evitar corrientes de aire cerrando puertas y ventanas
  53. 53. Técnicas de aseo e higiene corporal Preparar todo el material antes de comenzar el aseo Proporcionar intimidad al usuario durante el aseo Cuidar las vías, sondas y sistemas terapéuticos del usuario durante el procedimiento para evitar desconexiones o reflujos. Tras el aseo realizar un buen secado, sobre todo de los pliegues cutáneos y en los espacios interdigitales. Aplicar crema hidratante aprovechando para dar masaje suave pero firme en las zonas sometidas a presión. No en zonas en que se haya iniciado una UPP
  54. 54. Técnicas de aseo e higiene corporal Realizar un correcto cuidado de los pies, especialmente en aquellas personas que padecen diabetes. Prestar atención al estado de la piel. En caso de que aparezcan rozaduras y heridas, es importante lavarlas, secarlas y cubrirlas con un pósito y observar su evolución. Realizar el aseo tantas veces como sea necesario y al menos, una vez al día, generalmente por la mañana, junto con el cambio de sábanas. Tras el aseo, dejar al usuario en posición adecuada y registrar las incidencias.
  55. 55. Tipos de aseo El aseo en la ducha o en la bañera El aseo en cuarto de baño se lleva a cabo cuando el usuario puede levantarse. Autónomo, si necesita ayuda se le prestará apoyo y fomentar el autocuidado. s y caídas. Fig. 3.11. Baño A. Fig. 3.12. Baño B.
  56. 56. Tipos de aseo Medidas que evitan el riesgo de accidentes y caídas Todos los objetos necesarios para el aseo deben estar al alcance del usuario. Es mejor utilizar la ducha que la bañera: facilita el acceso y reduce el riesgo de caídas. Conviene evitar las cortinas de ducha, en su lugar se usarán puertas correderas o mamparas. Instalar superficies antideslizantes En la ducha o bañera debe haber barras de apoyo y asideros.
  57. 57. Tipos de aseo Se debe evitar la presencia de obstáculos y dejar espacio suficiente para maniobrar. Elevar la altura del inodoro. Esto disminuye el esfuerzo para levantarse y sentarse. Además el inodoro debe tener agarraderas para las personas con movilidad reducida. Conviene instalar grifos monomando porque facilitan la apertura, cierre y regulación del agua. Retirar los sistemas de cierre interior o evitar cerrar las puertas por dentro.
  58. 58. Tipos de aseo Evitar colocar enchufes cerca del baño y no usar aparatos eléctricos durante el baño o la ducha. No caminar descalzo ni en calcetines. Utilizar zapatillas con suela de goma.a cidentes y caídas ¿Sabías que…? Fig. 3.10. Baño adaptado.
  59. 59. Tipos de aseo La ducha La ducha tibia (entre 22 y 25ºC) es el método más aconsejable para el aseo, ya que ademas de limpiar la piel, activa el sistema circulatorio y tiene efecto tonificante. La ducha caliente (entre 37 y 40ºC) aumenta la transpiración de la piel y ayuda a eliminar desechos metabólicos. Es aconsejable que la ducha esté provista de una barandilla de sujeción. Algunas incluyen un asiento 3 A. La ducha B. El baño Fig. 3.13. Ducha adaptada. Fig. 3.14. Grúa de baño. Caso práctico 2
  60. 60. Tipos de aseo Funciones del profesional Explicar la necesidad de realizar el procedimiento Proporcionar el material necesario Prestar ayuda precisa en las tareas dificultosas (lavado de cabeza, espalda) y en la salida de la ducha para evitar resbalones. Ayudar al usuario a vestirse Recoger el equipo y acondicionar el cuarto de baño
  61. 61. Tipos de aseo El baño Si el aseo se realiza en bañera, esta se llena hasta la mitad con agua a una temperatura entre 37 y 40ºC. El baño caliente no debe durar más de 10 o 15 minutos. Es conveniente contar con alfombras antideslizantes, dentro y fuera de la bañera, así como con agarraderas. El profesional debe ayudar al usuario a desvestirse y a entrar en la bañera. A veces puede ser necesario utilizar una grúa que facilite esta tarea. Una vez en la bañera, ayudar al usuario en su aseo. Observar el estado de la piel Al finalizar prestar apoyo para salir de la bañera (que se habrá vaciado previamente), y para secarse y vestirse. 54 B. El baño Fig. 3.13. Ducha adaptada. Fig. 3.14. Grúa de baño. baño caliente baño tibio ¿Sabías que…? Solución Caso práctico 2
  62. 62. Tipos de aseo El aseo en cama Este tipo de aseo se realiza cuando el usuario tiene movilidad reducida o cuando debe permanecer en cama por prescripción médica. Debe realizarse tantas veces como sea necesario, al menos una vez al día, por la mañana coincidiendo con el cambio de ropa de la cama. – Retiraremos la ropa de cama. – Colocaremos a las personas boca arriba (decúbito supino) y le qui- taremos la ropa con suavidad. Aseo en cama.
  63. 63. Tipos de aseo Procedimiento. Aseo del usuario encamado Recursos materiales Esponjas desechables y jabón liquido de pH neutro o ligeramente ácido, se pueden usar esponjas jabonosas y manopla. Dos palanganas con agua caliente (40-43ºC) Cuña y/o botella Material de higiene personal: peine, cepillo, loción hidratante, tijeras de punta roma. Para el aseo de ojos: suero fisiológico, gasas estériles
  64. 64. Tipos de aseo Procedimiento. Aseo del usuario encamado Toallas: dos grandes y una pequeña Ropa para el usuario: camisón o pijama, bata Ropa para la cama Bolsa para la ropa sucia Guantes desechables Para la higiene bucal: cepillo de dientes, dentífrico, torundas, antiséptico.
  65. 65. Tipos de aseo Procedimiento. Aseo del usuario encamado Protocolo de actuación Informar al usuario o a su familia de lo que se va a realizar y solicitar su colaboración si es posible. Ofrecer la cuña antes de comenzar Retirar la ropa de la cama, ayudar a desvestir al usuario y mantenerlo cubierto con sábana o toalla. Colocarlo en posición adecuada: si la situación lo permite, en posición de Fowler bajo. Si no es posible en decúbito supino. Se puede dejar la almohada para su comodidad. Lavarse las manos, ponerse los aguantes y preparar el material.
  66. 66. Tipos de aseo Procedimiento. Aseo del usuario encamado Protocolo de actuación 1.Afeitado 2.Ojos 3.Cara y orejas Realizar la higiene en el siguiente orden 4.Cuello y hombros 5.Miembros superiores 6.Tórax y mamas 7.Abdomen 8.Miembros inferiores 9.Nuca, espalda y nalgas 10.Área genital y perineal
  67. 67. Tipos de aseo Procedimiento. Aseo del usuario encamado Protocolo de actuación Recoger el material utilizado Preparar la cama, ayudar a vestir al usuario y acomodarlo utilizando los accesorios necesarios para mantener una posición correcta. Registrar procedimiento realizado e incidencias
  68. 68. Tipos de aseo Procedimiento. Aseo del usuario encamado Protocolo de actuación 55 Fig. 3.16. Higiene de los miembros superiores. 3 Procedimiento 1. Aseo del usuario encamado (continuación). 6 Tórax y mamas. 7 Abdomen. 8 Miembros inferiores: 9 Nuca, espalda y nalgas. 10 Área genital y perineal: En la mujer. Protocolos Fig. 3.17. Higiene del tórax. Fig. 3.18. Higiene de los miembros inferiores. nto 1. Aseo del usuario encamado (continuación). rax y mamas. bdomen. iembros inferiores: uca, espalda y nalgas. rea genital y perineal: n la mujer. olos Fig. 3.17. Higiene del tórax. Fig. 3.18. Higiene de los miembros inferiores. 56 7 Abdomen. 8 Miembros inferiores: 9 Nuca, espalda y nalgas. 10 Área genital y perineal: En la mujer. En el hombre. Usuario con sonda vesical. Fig. 3.17. Higiene del tórax. Fig. 3.18. Higiene de los miembros inferiores. Fig. 3.19. Higiene de la espalda.
  69. 69. Tipos de aseo Aseos parciales Higiene de la boca Usuario consciente Colocar la toalla alrededor del cuello Cepillar en dirección del diente, del cuello a la corona Cepillar la cara externa, la cara interna de la boca y la lengua. Enjuagar la boca para eliminar los restos de dentífrico y la suciedad, con agua y con antiséptico bucal. Aplicar un lubricante para hidratar y proteger los labios
  70. 70. Tipos de aseo Aseos parciales Higiene de la boca Usuario con prótesis dental Por una parte se limpia la prótesis dental y por otra se hace la limpieza de la boca. Se cepilla la prótesis con pasta dentífrica o productos específicos y se aclara bajo el grifo, con agua fría. Una vez limpia se deposita en la batea. Si no se va a colocar inmediatamente colocar en vaso con solución antiséptica. La limpieza de la boca se realiza con enjuagues o torundas impregnadas de antiséptico bucal.
  71. 71. Tipos de aseo Aseos parciales Higiene de la boca Usuario inconsciente Nunca deberá tener colocada la prótesis dental. Colocar al usuario en decúbito lateral o con la cabeza ladeada, con una toalla en el cuello y una batea bajo el mentón. Se preparan torundas montadas en pizas de Kocher o en depresores linguales y se empapan en un antiséptico para proceder a la limpieza de la boca. Se cambia la torunda para cada zona. Se puede utilizar un jeringa para aplicar y aspirar antiséptico. Al terminar, se seca los labios y se aplica lubricante
  72. 72. Tipos de aseo Aseos parciales Higiene del cabello Si el aseo es en cama, se puede utilizar lavacabezas Mojar el cabello, aplicar champú y masajear el cuero cabelludo en toda su superficie con la yema de los dedos. Aclarar con agua abundante y repetir la operación Secar con una toalla, peinar y secar con secador Recoger todo el equipo y acomodar al usuario comprobando que la ropa de cama y el pijama o camisón están secos. 3 Fig. 3.22. Lavado del cabello del usuario encamado. Fig. 3.23. Higiene de los ojos. ¿Sabías que…?
  73. 73. Tipos de aseo Aseos parciales Higiene de los ojos Cada ojo se limpia por separado, con agua o con gasas estériles y suero fisiológico. Se debe limpiar desde el lagrimar hacia la sien, retirando bien todas las secreciones y utilizando una gasa para cada ojo. Cuando existan secreciones purulentas, se limpiarán en dirección inversa, desde el ángulo externo hacia el lacrimal. En usuarios inconscientes o comatosos, la higiene ocular debe realizarse con mayor frecuencia, al menos cada seis horas. Es preciso que los párpados se mantengan cerrados. 59 Fig. 3.22. Lavado del cabello del usuario encamado. Fig. 3.23. Higiene de los ojos. Mano Pie Fig. 3.24. Cómo cortar las uñas de las manos y de los pies. ¿Sabías que…?
  74. 74. Tipos de aseo Aseos parciales Higiene de las fosas nasales Las fosas nasales se lavan con solución salina. Se suenan con pañuelos desechables. Si hay costras, se reblandecen con vaselina o glicerina. Si el usuario es portador de sonda nasogástrica, esta se limpia con agua y jabón y se debe movilizar diariamente para modificar los puntos de apoyo y evitar la formación de úlceras.
  75. 75. Tipos de aseo Aseos parciales Higiene de los pies Los pies de las personas dependientes a menudo presentan problemas debidos a dificultades circulatorias, deformidades óseas, inmovilización prolongada, etc. Se lavarán con agua y jabón, con esponja o manopla evitando las fricciones, y se secaran perfectamente insistiendo en los espacios interdigitales. Valorar el estado de la piel. Las uñas se cortan en línea recta y con tijeras de punta roma. 59 Fig. 3.23. Higiene de los ojos. Mano Pie Fig. 3.24. Cómo cortar las uñas de las manos y de los pies. ¿Sabías que…?
  76. 76. Productos de apoyo para el aseo Grifos prácticos Tabla de baño Ba aga Asiento giratorio para baño Silla de ruedas para ducha o váter B 3 la de baño Barras para el baño, agarraderas o asideros Elevadores para el váter
  77. 77. Productos de apoyo para el aseo Asiento giratorio para baño Silla de ruedas para ducha o váter B Lavacabezas para cama Lavapiés A para ducha o váter Banqueta de baño Hamaca infantil para baño
  78. 78. Productos de apoyo para el aseo Lavacabezas para cama Lavapiés A Peines y cepillos ergonómicos Tijeras Cortaúñ para ducha o váter Banqueta de baño Hamaca infantil para baño vapiés Aplicador de crema Esponja de baño con mango angulable
  79. 79. Productos de apoyo para el aseo Peines y cepillos ergonómicos Tijeras Cortaúñ Tabla 3.6. Productos de apoyo para el aseo. Tijeras Cortaúñas asistido de sobremesa Otros apoyos
  80. 80. Claves de la higiene Comunicación Preparar material Intimidad (cortinas, biombos, cerrar puerta, cubrir partes que no se esta higienizando). Lavado de manos y guantes Exponer la zona Orden: enjabonar, aclarar y secar #Corrientes, hidratación, uñas y registro
  81. 81. Tipos de aseo Aseo de usuarios en situaciones especiales Alzheimer Medidas de seguridad Adecuar a las habilidades que cada usuario conserve De aseo bañera o ducha a aseo en cama Afeitado con maquinilla Cuidado de los pies de personas con diabetes Sensibilidad reducida (neuropatía diabetica) Cicatrización retrasada Vigilancia y corte adecuado de las uñas Calzado adecuado
  82. 82. Prevención y tratamiento de las UPP
  83. 83. Prevención y tratamiento de las UPP Son lesiones cutáneas secundarias que se producen en cualquier parte de cuerpo, como consecuencia de la presión prolongada, la fricción y la cizalla o de una combinación de las mismas, sobre la piel. 95% de las úlceras por presión son evitables Suelen producirse en zonas de escaso tejido celular subcutáneo o en donde existan prominencias óseas. Esto es debido a que la presión mantenida de estas zonas contra un plano duro (cama, sillón, silla de ruedas, etc.) disminuye la circulación sanguínea y hace que se produzca una pérdida de tejido cutáneo. Definición
  84. 84. Prevención y tratamiento de las UPP Etiopatogenia El origen de la formación de una úlcera por presión es la realización sostenida de presión, fricción o cizallamiento sobre una zona determinada del cuerpo. 4 Fig. 4.12. La presión, la fricción Cizallamiento FricciónPresión
  85. 85. 2.1. Definición Una presión prolongada en el tiempo sobre una misma área de piel, desencadena la formación de una úlcera. Presión externa (como la gravedad o la ropa de cama) Protuberancia ósea Tejido blando Superficie de soporte (por ejemplo, un colchón) Úlcera por presión Origen de la úlcera 76 2 p f Fig. 4.10. Origen de las úlceras por presión. Fig. 4.11. Obstrucción del riego sanguíneo por presión. Superficie de soporte (por ejemplo, un colchón) Úlcera por pre
  86. 86. n. una úlcera por presión.
  87. 87. Prevención y tratamiento de las UPP Localizaciones más frecuentes 2.3. Localizaciones más frecuentes de las UPP Puntos de apoyo en decúbito supino Puntos de apoyo en decúbito lateral Decúbito prono 1 1 2 3 4 5 6 6 7 8 9 10 2 3 4 5 6 7 8 4 2.3. Localizaciones Puntos de apoyo en Puntos de apoyo en 1 Puntos de apoyo en decúbito supino
  88. 88. Prevención y tratamiento de las UPP Puntos de apoyo en decúbito lateral Puntos de apoyo en decúbito lateral Decúbito prono ación Otras localizaciones 1 1 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 2 3 4 5 6 6 7 8 9 10 2 3 4 5 6 7 8 Puntos de apoyo en Puntos de apoyo en Decúbito p 1
  89. 89. Prevención y tratamiento de las UPP Puntos de apoyo en decúbito prono Decúbito prono estación Otras localizaciones 1 1 3 5 6 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 2 4 5 6 8 9 10 Puntos de apoyo en Decúbito Puntos de apoyo en sedestación 1 1 1
  90. 90. Prevención y tratamiento de las UPP Puntos de apoyo en sedestación Puntos de apoyo en sedestación 1 1 2 3 4 5 6 7 8 4 Tabla 4.4. Localizaciones de las úlceras por presión. Decúbito pron Puntos de apoyo en sedestación 1 1 2 3 4 5 6 7 8 2 3 4
  91. 91. Prevención y tratamiento de las UPP Otras localizaciones ción Otras localizaciones 1 6 7 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 Localizaciones más frecuentes de las UPP iatrogénicas ◗ Nariz: en relación con el uso de sistemas de oxigenoterapia (mascarilla, gafas, sondas), sistemas de ventilación mecánica no invasiva (CPAP y BIPAP) y sondas nasogástricas. ◗ Orejas: fijación de tubo endotraqueal, gafas o mascarillas de oxígeno. ◗ Boca: tubos endotraqueales. ◗ Cuello: fijación de la cánula de traqueostomía. ◗ Tórax y abdomen: fijación de tubos pleurales, drenajes mediastínicos, bolsas de colostomía. ◗ Meato urinario: sondas vesicales. PROTOCOLO DE PREVENCIÓN Y CUIDADOS DE LAS UPP 2006
  92. 92. Prevención y tratamiento de las UPP Factores de riesgo de las UPP Factores intrínsecos: dependen de las características personales del individuo, de su situación y de su estado de salud. Factores extrínsecos: se refieren a las características del entorno que influyen en la aparición de las úlceras. Son externas al individuo.
  93. 93. Prevención y tratamiento de las UPP Factores intrínsecos Edad Envejecimiento: sequedad, pérdida de elasticidad, disminución de grasa Incontinencia Urinaria y/o fecal, que produce exceso de humedad e irritantes Inmovilidad Ecamamiento, fracturas, lesiones medulares, etc. Alteraciones neurológicas Pérdida de sensibilidad, bajo nivel de conciencia, coma, déficits motores Déficit de oxígeno Alteraciones circulatorias: estasis venoso, arterioesclerosis, edemas/ Alteraciones respiratorias Deficiencias nutricionales Por exceso o por defecto: obesidad, anemia, hipoproteinemia, deshidratación Otras patologías Lesiones de piel, diabetes, tumores, patologias autoinmunes, etc.
  94. 94. Prevención y tratamiento de las UPP Factores extrínsecos Humedad Produce maceración de la piel y acelera la ulceración Sustancias irritantes Sustancias presentes en el sudor, orina o las heces Tratamientos Corticoides, inmunosupresores, citostáticos Afectación mecánica Férulas, yesos, tracciones. Aparatos de ortopedia. Sondajes, catéteres. Pliegues o arrugas en la ropa de la cama Factores psicosociales Falta de higiene, ausencia de cuidador, déficit de educación sanitaria.
  95. 95. Prevención y tratamiento de las UPP Valoración del riesgo de desarrollar UPP Escalas de valoración Permiten identificar y cuantificar el riesgo de desarrollar úlceras por presión. Se aplican de forma individualizada a cada usuario y permiten adecuar las medidas preventivas a sus necesidades particulares. Escala de Braden, de Norton, de Arnell, la escala Nova 5, la EMINA,etc Una detección precoz del riesgo reduce la incidencia, por ello estas escalas deben aplicarse de forma sistemática.
  96. 96. Puntuación 1 2 3 4 Percepción sensorial Exposición a la humedad Actividad Movilidad Nutrición Roce y peligro de lesiones cutáneas Valoración del riesgo Tabla 4.6. Escala de Braden. Escala de Braden
  97. 97. 1.Hemostasia 2.Inflamación 3.Granulación 4.Epitelización 5.Maduración o remodelado Proliferativa Inflamatoria Remodelación Fases de cicatrización
  98. 98. Prevención y tratamiento de las UPP Clasificación de las UPP (GNEAUPP) Estadios 4 22. 23. Actividades 2.6. Clasificación de las UPP Estadio Caracterización Apariencia I II III IV Tabla 4.7. Estadios de las úlceras por presión. 4 22. 23. 24. Actividades 2.6. Clasificación de las UPP Estadio Caracterización Apariencia I II III IV Tabla 4.7. Estadios de las úlceras por presión. I II III IV
  99. 99. Prevención y tratamiento de las UPP Estadio I Estadio Caracterización I
  100. 100. Prevención y tratamiento de las UPP Estadio I Apariencia
  101. 101. Prevención y tratamiento de las UPP Estadio II I II
  102. 102. Prevención y tratamiento de las UPP Estadio II
  103. 103. Prevención y tratamiento de las UPP Estadio III II III
  104. 104. Prevención y tratamiento de las UPP Estadio III
  105. 105. Prevención y tratamiento de las UPP Estadio IV III IV Tabla 4.7. Estadios de las úlceras por presión.
  106. 106. Prevención y tratamiento de las UPP Estadio IV
  107. 107. piel íntegra, esta por un esionar; en s, azules o u opuesta) ede incluir aspectos: ación) y/o sensaciones (dolor, escozor). adio II: Pérdida parcial del grosor de la piel que ta a la epidermis, dermis o ambas. Úlcera erficial que tiene aspecto de abrasión, ampolla o er superficial. Estadi afecta superfic cráter s piel que neo, que la fascia dio IV: Pérdida total del grosor de la piel con cción extensa, necrosis del tejido o lesión en PP 2006 Estadio III: Pérdida total del grosor de la p implica lesión o necrosis del tejido subcutáne puede extenderse hacia abajo pero no por la subyacente. Estadi destruc músculo Tanto en el estadio III como en el IV se PROTOCOLO DE PREVENCIÓN Y CUIDADOS DE LAS UP I II III IV
  108. 108. Prevención y tratamiento de las UPP Cuidados de las UPP. Prevención y tratamiento Prevención Identificar a las personas en riesgo y realizar una valoración del mismo. Cuidados de la piel que eviten la aparición de lesión. Controlar la humedad Eliminar o aliviar la presión Asegurar una nutrición e hidratación adecuadas Proporcionar información sobre las UPP y su prevención al usuario, la familia y los cuidadores.
  109. 109. Prevención y tratamiento de las UPP Medidas preventivas Valoración del riesgo (escalas Norton, Branden) Cuidados de la piel Control de la humedad Control de la presión Nutrición Educación para la salud
  110. 110. ESCALA DE NORTON DE RIESGO DE ÚLCERAS POR PRESIÓN ESTADO GENERAL ESTADO MENTAL ACTIVIDAD MOVILIDAD INCONTINENCIA 4.BUENO 4.ALERTA 4.CAMINANDO 4.TOTAL 4.NINGUNA 3.DEBIL 3.APÁTICO 3 CON AYUDA 3.DISMINUIDA 3.OCASIONAL 2.MALO 2.CONFUSO 2.SENTADO 2.MUY LIMITADA 2.URINARIA 1.MUY MALO 1.ESTUPOROSO 1.EN CAMA 1.INMOVIL 1.DOBLE INCONTINENCIA Indice de 12 o menos: Muy Alto riesgo de escaras o úlceras en formación Indice de 14 o menos: Riesgo evidente de úlceras en posible formación. Norton D. Norton revised risk scores. Nursing Times 1987;83 (41):6 Ulceras.net Valoración del riesgo (escalas Norton, Branden)
  111. 111. Percepción sensorial Completa- mente limitada Muy limitada Ligeramente limitada Sin limitaciones Exposición a la humedad Constan- temente húmeda Húmeda con frecuencia Ocasionalmente húmeda Raramente húmeda Actividad Encamado En silla Deambula ocasional- mente Deambula frecuente- mente Movilidad Completa- mente inmóvil Muy limitada Ligera- mente limitada Sin limitaciones Nutrición Muy pobre Probablemente inadecuada Adecuada Excelente Riesgo de lesiones cutáneas Problema Problema potencial No existe problema potencial Puntos 1 2 3 4 ESCALA DE BRADEN-BERGSTROM BRADEN - BERGSTROM <13 ALTO RIESGO BRADEN - BERGSTROM 13-14 RIESGO MODERADO Si edad < 75 años BRADEN - BERGSTROM 15-16 BAJO RIESGO Si edad >= 75 años BRADEN - BERGSTROM 15-18 BAJO RIESGO
  112. 112. ESCALA PARA LA VALORACIÓN DEL RIESGO DE ÚLCERAS POR PRESIÓN EN ATENCIÓN ESPECIALIZADA Nivel de conciencia Alerta Confuso Estuporoso Inconsciente Continencia vesical fecal Control esfínteres Control intermitente Incontinencia vesical o fecal Incontinencia vesical y fecal Movilidad actividad Total deambula Disminuida con ayuda Limitada ayuda sentado Inmóvil encamado Piel Íntegra Roja seca fina Macerada Agrietada vesículas Alimentación Toma toda la dieta Toma la mitad de la dieta Toma un cuarto de la dieta Puntuación 4 3 2 1 ESCALA DE GOSNELL MODIFICADA Paciente SIN RIESGO . . . . . . . . . . . . . . . . . . de 18 a 19 puntos. Paciente CON BAJO RIESGO . . . . . . . . . . . . . de 12 a 17 puntos. Paciente CON ALTO RIESGO . . . . . . . . . . . . . hasta 11 puntos. Valoración del riesgo (atención especializada)
  113. 113. Prevención y tratamiento de las UPP Cuidados de la piel Mantener la piel limpia, seca e hidratada No utilizar colonia, alcoholes o sustancias irritantes. No utilizar polvos de talco. Realizar masajes preventivos. Aplicar crema hidratante, sin ejercer fricción. No masajear zonas eritematosas ni prominencias óseas Lubricar con ácidos grasos hiperoxigenados las zonas de riesgo. Vigilar y registrar el estado de la piel. Especialmente prominencias óseas y zonas expuestas a la humedad.
  114. 114. Prevención y tratamiento de las UPP Control de la humedad Eliminar la humedad excesiva en la piel causada por la transpiración y la incontinencia fecal o urinaria Reeducar los esfínteres Utilizar dispositivos para la incontinencia: pañales absorbentes, empapadores, colectores. Aplicar cremas protectoras
  115. 115. Prevención y tratamiento de las UPP Control de la presión Estimular la actividad y la movilidad Proporcionar un estribo o trapecio para facilitar la movilización Evitar colocar al usuario sobre las úlceras En el usuario encamado, realizar cambios posturales cada 2-3 horas. La secuencia de posiciones debe incluir al menos, decúbito supino y los decúbitos laterales, también la posición sentado siempre que sea posible. En sedestación, realizar cambios posturales cada hora. Si es autónomo, debe realizarse cada 15 minutos.
  116. 116. 16-1818-21 21-23 23-1 1-3 3-6 6-9 9-11 11-14 14-16
  117. 117. Prevención y tratamiento de las UPP Control de la presión Evitar arrastrar al usuario sobre la cama, ya que se producen lesiones por fricción. No elevar el cabecero de la cama por encima de los 30º para evitar deslizamiento hacia los pies. Mantener la ropa de la cama limpia, seca y sin pliegues no arrugas. Utilizar dispositivos para aliviar la presión: colchones, cojines, almohadas de piel de cordero, protectores locales, etc. Utilizar elementos de protección en prominencias óseas (codos, talones, entre las rodillas, entre los tobillos)
  118. 118. Prevención y tratamiento de las UPP Control de la presión No utilizar dispositivos tipo flotador en la región sacra Proteger las zonas específicas de apoyo de sondas nasogástricas, mascarillas de oxígeno, gafas nasales, catéteres, etc. Cuidados de la piel. Prevención de las Dispositivos para aliviar la presión Apoyabrazos Codera Posicionador d Taloneras y botas 4Cuidados de la piel. Prevención de las úlceras por presión. El carro de curas os para aliviar la presión Apoyabrazos Codera Posicionador de brazos Manopla Apoyabrazos Codera manoplaposicionador de brazo
  119. 119. Taloneras y botas Cojines antiescaras Colc Tabla 4.9. Dispositivos para aliviar la presión. Vigilancia, limpieza e higiene de la piel Camb Taloneras y botas Posicionador de pie Colchones de presión alternante Posicionador de pie
  120. 120. Cojines antiescaras Colcho Tabla 4.9. Dispositivos para aliviar la presión. Vigilancia, limpieza e higiene de la piel Cambi Hacer movilizaciones Alivio de la presión -1818-21 21-23 Cojines antiescaras Colchones de presión alternante Colchón de presión alternante
  121. 121. Prevención y tratamiento de las UPP Nutrición Asegurar el aporte adecuado de nutrientes, especialmente proteínas, hierro y vitaminas B y C Mantener una correcta hidratación Educar al usuario, familia o cuidadores para colaborar en los cuidados, vigilar la piel e identificar los signos de alarma. Concienciar al usuario y los cuidadores de que con medidas de prevención la mayoría de las úlceras son evitables. Educación para la salud Explicar el mecanismo de formación de las UPP y la importancia de aplicar medidas preventivas.
  122. 122. Prevención y tratamiento de las UPP Tratamiento de las UPP Objetivos Evitar la causa. Aliviar presión y mejorar la circulación Favorecer la regeneración, mediante una adecuada nutrición e hidratación utilizando productos específicos. Mantener la herida limpia. Evitar la infección y eliminar el tejido necrótico, realizando las curas y aplicando productos específicos. Valoración Ubicación/estadio/dimensiones/tipo de tejido en el lecho de la úlcera/existencia de tunelizaciones, fístulas, excavaciones/secreciones o exudado/dolor/signos de infección/antigüedad/estado de la piel perilesional.
  123. 123. Prevención y tratamiento de las UPP Tratamiento de las UPP Plan de curas básico Desbridamiento Prevención y abordaje de la infección (higiene de manos, guantes, apósitos con plata) Limpieza de la herida (suero fisiológico) Elección productos/apósitos: Hidrocoloides (esponjas)/ Hidrocelulares (humedad, temperatura y favorecer tejido de granulación)/ Hidrogeles y alginatos (rellenar) Quirúrgico Enzimatico - Colagenasa - Hidrogeles
  124. 124. Cuidados del paciente incontinente y colostomizado Incontinencia urinaria Trastorno que consiste en la pérdida involuntaria de orina, que puede presentarse de manera temporal o permanente. Limpio y seco: técnicas de higiene después de la micción involuntaria.Riesgo de UPP Usuarios del SAD, inconscientes, inmovilizados, origen diversas causas orgánicas o psíquicas. Pueden derivar en infecciones, irritaciones, lesiones de la piel y alteraciones psíquicas. Medidas de prevención: cambios posturales, ropa cómoda, reducir la ingesta de líquidos tarde-noche
  125. 125. Cuidados del paciente incontinente y colostomizado Incontinencia urinaria Dispositivos absorbentes de orina y dispositivos conductores de orina. http://www.sergas.es/gal/publicaciones/Docs/ Farmacia/PDF4-81.pdf
  126. 126. Cuidados del paciente incontinente y colostomizado Cuidados colostomía http://www.sergas.es/Docs/xap_vigo/ publicacions/DocumentacionTecnica/ Protocolo%20do%20paciente %20ostomizado.pdf
  127. 127. Prevención y control de infecciones Mecanismos de transmisión Métodos de barrera Métodos de limpieza Lavado de manos Lavado de manos higiénico Lavado de manos antiséptico Recomendaciones generales Guantes, mascarillas, gorros, calzas y gafas Contacto físico, fuidos, aire, etc. Procedimientos para eliminar material contaminado Vacunación personal
  128. 128. Técnicas de limpieza y conservación prótesis Prótesis dentales Otros tipos de prótesis Higiene bucal y de la prótesis dental de dedos, de manos, articulares Prótesis es un sistema de sustitución externo de una parte corporal perdida o en estado disfuncional que pretende suplir la labor de esta, y en ocasiones también la estética. prótesis ocular prótesis estéticas: mama, rellenos corporales audífonos
  129. 129. Fomento de la autonomía del usuario y del entorno para la mejora de la higiene y aseo Autocuidado Dificultades déficit de conocimientos rechazo y negación incapacidad física total Recomendaciones clima de comunicación eficaz actitud positiva: implicar al usuario reforzar continuamente: motivación

×