Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Resumen Universidad Popular - Feminismos - Marzo 2018

100 views

Published on

Resumen de la Universidad Popular celebrada el 3 de Marzo de 2018 sobre el tema de "Feminismos"

Published in: Government & Nonprofit
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Resumen Universidad Popular - Feminismos - Marzo 2018

  1. 1. 1 FEMINISMO UNIVERSIDAD POPULARCompartir situaciones y releer la vida Resumen Universidad Popular Cuarto Mundo Madrid, 3 de marzo de 2018 El pasado día celebramos la Universidad Popular Cuarto Mundo sobre Los Feminismos, en el espacio feminista Eskalera Karakola de Lavapiés, Madrid, en esa ocasión pudimos dialogar con Ruth Caravantes y Sabela García. LOS FEMINISMOS ¿Por qué vamos a hablar sobre los Feminismos? Como ya sabéis el día 8 de marzo se convocó una huelga de mujeres y queríamos aprovechar este espacio único de la Universidad Popular para poder entender, para dia- logar sobre esta huelga y lo que se proponía. Una de las grandes sorpresas de este tiempo de preparación de la Universidad Popular fue que, al intentar responder a la pregunta, ¿qué conoces del feminismo?, la mayoría de las ocasiones la respuesta ha sido, nada. Nada, no lo vemos en la televisión, únicamente vemos la violencia contra las mujeres, se habla de machismo, pero nunca se habla de feminismo. Por eso hemos creído necesario ir más allá. Porque tene- mos que abrir nuestras mentes decidimos realizar esta Universidad Popula porque, como decíamos en la carta de preparación: “Las revoluciones a lo largo de la historia no han tenido en cuenta a las personas en situación más grave de ex- clusión, por eso pensamos que esta revolución feminista debe incluir a todas las personas y no dejar a nadie atrás. Pero del feminismo, ¿qué conocemos? Seguro que tene- mos mucho que aprender, pero también estamos segu- ras que tenemos mucho que aportar a esta revolución. Va a pasar algo grande y no es posible que una parte de la población se quede sin saber que algo se está movien- do”. La Universidad Popular se llevó a cabo en el espacio femi- nista la Eskalera Karakola, un centro que alberga diversos proyectos, todos ellos impulsados por un deseo político de compartir espacios y vidas, de pensar mejor, de desa- fiar y reinventar el mundo desde una mirada feminista. Contamos con la presencia de Ruth y Sabela, dos perso- nas muy comprometidas desde hace años en movimien- tos feministas y en otros movimientos. Compartieron su compromiso y visión, a partir de su propia historia y experiencia. “Queremos aclarar que para nosotras el feminismo es una lucha colectiva, una lucha de toda la sociedad. Individualmente cada persona hace una toma de conciencia pero es una lucha colectiva que in- terpela a toda la sociedad”. Los presentes preguntaron sobre el origen del feminis- mo y respondieron: “Ante cualquier injusticia, cualquier persona que las está sufriendo se revuelve y lucha. Cuando su vida está en juego, y aunque se diga lo con- trario o no lo parezca, no se queda de brazos cruzados. Para mí, el feminismo nace de esta lucha de cada per- sona por superar la injusticia”. Ha sido muy importante entender que el feminismo se construye en un diálogo y un proceso por la justicia en el que todas las personas pueden contribuir y aportar. CARTA DE LA UNIVERSIDAD POPULAR Durante la preparación de la universidad popular se plantearon tres preguntas para ayudarnos a reflexionar: 1. ¿Qué sabes sobre feminismo? 2. ¿Qué diferencias hay en la vida, entre los hombres y las mujeres que tienes a tú alrededor? 3. ¿En qué gestos del día a día te sientes reconocido, reconocida por parte de tu entorno?, y, ¿en cuáles no?
  2. 2. 2 Conversaciones en los barrios PREPARACIONES DE LA UNIVERSIDAD POPULAR *REYES CATÓLICOS (mujeres) De feminismo no sabemos nada, no lo entiendo yo mu- cho. Para hacer trámites y peticiones tratan siempre me- jor a una mujer que a un hombre, pero para los trabajos es al revés, ellos lo encuentran más fácil y además les pagan más. Lo que vemos en nuestra zona es, como que a los hom- bres dicen a todo “vale”, como si les diese todo igual, van más a su rollo y nosotras no podemos, ni aunque quisiésemos, porque tenemos que estar atentas de to- dos y todas. En cuanto a violencia, creo que estamos más protegidas que los hombres, porque la violencia no solo es entre parejas, la violencia también está en la calle en nuestros barrios, la violencia también sale de casa y ahí los hom- bres no están protegidos. Del machismo se habla en la tele y de eso sabemos, ¿pero de feminismo?, no lo hemos oído nunca. De lo que sí sabemos es que ¡se te acumula todo en la espalda, con un peso que no te puedes quitar!. *VENTILLA, Tetuán (mujeres) Dicen que somos el sexo débil y cada día estás sin parar un momento y acabas en la cama reventada... ahí sí eres sexo débil cuando ya no puedes más. Muchas veces los hombres se vienen abajo. Las mujeres de mi entorno son muy luchadoras y llevan todo el peso de la familia. Es que parece legal que los hombres se des- entiendan y dejen a las madres de sus hijos con unas car- gas tremendas… Eso es machismo, eso es un maltrato a unos hijos, a unas mujeres. Teniendo un buen puesto de trabajo la mujer lo lleva mucho mejor, pero te plantas en ofertas de trabajo que no puedes coger, tienes que decir, soy madre de 4 hijos. Y te plantean unos horarios imposibles. De 4 a 10 de la noche… ¿qué hago con mis hijos?. No sé si conozco a algún hombre que diga, me quedo con los hijos. Al final siempre la mujer. Mira de planchadoras no he visto hombres que planchen como nosotras. Bueno, porque para lo que nos pagan no quiere ningún hombre ser planchador. *DILIGENCIA, Vallecas (mujeres) Muchas veces le doy la razón a los hombres a mi alrede- dor, por no discutir, por no seguir, porque es que... can- san, no te dan tiempo a que puedas pensar o elegir y al final le doy la razón y hago lo que me da la gana después. Tenemos tan asumidas ciertas cosas, que si no reaccio- nas como te han dicho, te crees que estás haciendo algo malo, y así, cuando sales al mundo del trabajo asumes lo nuevo y todo lo de antes, y entonces, tienes que ser la mejor madre, mejor esposa, enfermera y limpiadora. Y cuando sales tienes que demostrar que eres la mejor para el trabajo cuando no has tenido las mismas oportu- nidades y además tienes que ser guapa, delgada... Todo se te va acumulando y vas cargando con todas esas cosas a todas partes. De momento todo lo que hago es diario, nadie reconoce todo lo que hago. Donde vivo no se reconoce nada, por- que todo lo hacemos nosotras. Al revés, solo cuando te sientas o estás enferma y paras es cuando te critican y te preguntan: “Pero, ¿qué te pasa?. ¡Siempre estás mala!”. *DILIGENCIA, Vallecas (hombres) En mi casa el machismo ya existía, sin querer o por des- conocimiento. En principio porque mis padres decían a mis hermanas, le tienes que lavar la cabeza a José, y mi hermana antes de irse me lavaba la cabeza. Porque si me hubieran enseñado diferente, yo sabría planchar mi ca- misa, hacer mi comida, pero la realidad es otra. Las mujeres te van a hacer daño solo verbal, pero te lo hacen. En nuestro entorno poquitos hombres trabajan porque no hay trabajo, y si hay, bueno, si no hay trabajo... bus- carte la vida, aunque sea robar, vender, venta ambulan- te... y tienen que salir las mujeres a buscar trabajo, lo que pasa es que los hombres no saben limpiar, ni cocinar, ni cambiar pañales. *Café Encuentro , Sede ATD Cuarto Mundo (mixto) Las primeras enemigas, en términos de luchas de igual- dad, somos las mujeres, asumimos el rol que nos han im- puesto y lo vendemos como una tradición y no como el abuso que es. No sabemos si el feminismo es una lucha de igualdad para todas las personas o si los aspectos de poder van a primar, hablamos mucho de la violencia contra las mu- jeres y de que la sociedad está evolucionando y que las mujeres ya no van a tener que llevar la carga de todo, ¿pero, qué significa eso?. Pero no sabemos si de verdad el feminismo es lo de la paridad de tareas o la igualdad de salarios o si es algo más, lo que sí sabemos es que a las mujeres se les pones más trabas a lo largo de la vida, ya sea en los estudios o en los trabajos. No sabemos si somos feministas, aunque somos muje- res, pero lo único que sabemos es que ser mujer, y ade- más ser pobre, ¡es una putada!.
  3. 3. 3 Ruth y Sabela comenzaron su introducción sobre el fe- minismo hablando de su historia personal y de cómo ha- bían ido descubriendo el feminismo. Ruth decía: “Cómo entra el feminismo en mi vida es una pregunta que en muchos foros feministas nos hacemos y es algo que permitió dar nombre a situaciones que yo vivía. A mí, a la hora de repartir las tareas siempre me tocaba quedarme en casa mientras mi hermano bajaba a la tienda familiar. A mí me parecía que eso ir a la tien- da era un buen plan, pero nadie me daba explicaciones. Al crecer vas viendo diferentes situaciones, por ejemplo cuando eres mayor y me daba miedo volver por los ca- llejones y a mi hermano ni le daba miedo ni se planteaba que él mismo podía dar miedo”. Sabela habla de que su familia, y en especial de su abue- la: “Nos crió, nos limpió todos los culos, curó todas nues- tras gripes, ¿no?. Y cuando se hizo mayor y le toco una pensión, después de haber trabajado toda la vida, haber trabajado de interna, fuera, y en casa; pues le tocó una pensión de mierda que era de risa. Pensábamos y decía- mos qué injusticia más grande”. Para las dos el feminismo puso estas experiencias de injusticia por ser mujer, en primera línea. Encuentran unos grupos y unas mujeres que se cuestionan las ra- zones por las que el hecho de ser mujer te coloca en un lugar especial, te priva de derechos. Todo esto hace que consideren que el feminismo es una lucha muy im- portante por la justicia social. El diálogo se estructuró a partir de una serie de afirma- ciones que tocaban una realidad de falta de derechos de las mujeres. A partir de la afirmación, las personas se po- sicionaban para decir si era verdadero o falso, argumen- tando o poniendo o ejemplos. Conquistas del feminismo: Algunos triunfos del feminis- mo son: el derecho al voto, para las mujeres especial- mente, el acceso de las niñas a la escuela, que puedan abrir una cuenta en el banco y percibir un salario sin el permiso de su marido”. ¿verdadero o falso? Jesús. En parte es un logro del feminismo, porque la mu- jer desde el principio ha reclamado un lugar que le co- rrespondía, en el Gobierno, en la situación social, en los derechos del voto o en cualquier relación. Ruth y Sabela. Es verdadero. El feminismo lucha por muchos derechos y lo hace también junto a otros movi- mientos sociales o grupos. Lo que pasa es que siempre se oculta su importancia, una vez que se aprueba la ley o hay un avance, se oculta que hay un movimiento que ha estado luchando por esa ley. La mayoría de las personas que trabajan sin contrato son mujeres. ¿verdadero o falso? Mariángeles: “Pienso que los hombres son los que es- tán más parados que las mujeres, los que tienen menos oportunidad, los que tienen menos trabajo. Un hombre es más difícil que le cojan sin contrato y a una mujer más fácil. Veo más hombres con el alcohol, más destrozados por las injusticias sociales”. Estrella: “Yo he trabajado desde los 14 años y a día de hoy solamente tengo 15 años cotizados, eso me ha su- puesto muchísimos problemas porque no me puedo ju- bilar, porque la pensión es una mierda, etc. Cómo yo hay muchísimas mujeres, también hay hombres, pero hay muchísimas más mujeres”. Sandra: “Estamos hablando de trabajo, pero también de fregar escaleras. ¿Por qué un hombre no puede fregar escaleras por ejemplo?”. Leo: “¿Por qué un hombre se siente tan impotente por cuidar a su familia? Hay muchos hombres que piensan que por quedarse con los niños o cuidar de su familia se creen menos hombres”. Dani: “Me llama la atención este diálogo en el que tener un trabajo de mierda es reconocido como una oportu- nidad. En muchos contextos lo es, una oportunidad de mierda más fácil para las mujeres porque los hombres nos bloqueamos mucho más por sentirnos rebajados”. El esfuerzo de hacer efectivos los derechos ASAMBLEA PLENARIA “Ama de casa”- Forges
  4. 4. 4 Ruth y Sabela: Es verdadero. Según las estadísticas las mujeres son las reinas del trabajo irregular, del sin con- trato. Además, creo que hay una cuestión de socializa- ción. Pienso que en muchos aspectos las mujeres esta- mos exhaustas, tenemos mucho trabajo, tanto trabajo, que tendemos a resolver..Entre el trabajo remunerado, no remunerado, en casa, las vecinas, familia, quiero cin- co minutitos para poder descansar. Tendemos a resolver las situaciones, cuando necesitamos dinero, o las necesi- dades de nuestras familias, sobre todo cuando tenemos criaturas. Lo cargamos sobre los hombros porque no po- demos permitirnos quedarnos paralizadas, ni tan siquie- ra enfermas. Así, a veces terminamos viendo como una oportunidad lo que realmente no lo es. 9 de cada 10 personas que realizan trabajos que sos- tienen el sistema económico de un país son hombres. Estrella: “Las mujeres somos economistas en potencia sin estudio universitario”. Marga: “Yo pienso que el hombre se levanta por la ma- ñana, se va a currar y ya tiene la vida resuelta. La mujer hace la compra, la casa, el desayuno, esto, paf, lo otro... Entonces no tiene tiempo para estudiar ni para buscarse curro ni nada. Entonces, el hombre, ¿cómo no va a estar en lo alto?. Si de toda la vida tiene tiempo para todo. Y encima llega cansado. Leo: El sistema económico lo lleva la mujer. Aunque las estadísticas digan que el hombre es quien va a trabajar es porque hay una mujer detrás que se queda cuidando a sus hijos, o la abuela o la tía... quien sea, pero mujer”. Dinámica verdadero-falso Equipo de animación Plenaria universidad popular
  5. 5. 5 Ruth y Sabela: Es verdadero. Es lo que se llama la econo- mía feminista, que no se queda en la punta del iceberg, en la gran economía financiera, o incluso en la econo- mía de la empresa, sectores productivos, donde tal vez desde ahí se podría pensar que el sistema lo sostienen los hombres. Pero qué pasa, que para que vayas a la em- presa a trabajar hay una serie de cuidados, de crianza, de trabajos domésticos, que están soportando el sistema económico. Y, aunque no lo veamos, está realizado ma- yoritariamente por mujeres. Es necesario que nuestros trabajos sean reconocidos, revalorados y compartidos porque son trabajos importantes, son los que sostienen el pilar económico porque sostienen la vida. Nueve de cada diez personas que asesinan a sus pare- jas son hombres. Ruth y Sabela: Es verdadero. Las estadísticas en relacio- nes de pareja o expareja son así de crudas. No nos gusta dar muchas cifras, pero me parece que es algo que tene- mos como naturalizado y que a pesar de que parece que todo el mundo está en contra, en el día a día no hacemos nada para que deje de pasar. En el uno por ciento restan- te, en que el asesinado es un varón, la mitad de estos, es en defensa propia. Seis de cada diez mujeres en España han sufrido algún tipo de agresión sexual. Leo: “Agresión sexual, creo que la mayoría de las mujeres lo hemos recibido, creo, por nuestras propias parejas”. Mariángeles: “A veces somos consentidoras, es cierto que sabemos decir hasta aquí y cuando quieres cortas, pero, a veces dices, mira, es un rato y se me acaba, y mis niños no lloran y tú te vas a tomar por el saco. Eso lo hacemos las mujeres, no creo que ningún hombre se acueste con ninguna mujer porque no le apetezca”. Ruth y Sabela: Es verdadero. Es más, creo que casi, casi podríamos decir que todas las mujeres, en algún momen- to de nuestra vida, o en muchos momentos de nuestra vida, hemos sufrido algún tipo de violencias o agresiones sexuales. En cuanto al tema de la culpabilidad, decir que a las mujeres nos han educado para complacer, y decir no nos cuesta un montón. Yo creo que considerarnos culpables por esto, es cuestionable. Es algo que la socie- dad y las mujeres tenemos que abordar pero no creo que seamos responsables cien por cien. Ante la agresión sexual se educa en el miedo a que te suceda, se hacen grandes campañas, si te sucede denun- cia. Vas a denunciar y te cuestionan a ti, porque llevabas la falda corta o vas bebida, por lo que sea. Y en una agre- sión sexual solo hay un culpable, el agresor. No es no, hasta con las bragas bajadas. El movimiento feminista ha trabajado mucho para no ser complacientes, para em- poderarnos e ir por la calle como queramos. Pero creo que entre nuestros compañeros deben también trabajar- se el respetar cuando se dice que no. Nuestros cuerpos no son para que se miren, ni para que se toquen si no te dan autorización, ni para piropos o bromas machistas que entran en esta cultura que llamamos cultura de la violación. Y en cuanto a la discusión del piropo y enten- derlo como una agresión, está claro que es difícil valorar lo que les gusta a unas mujeres o a otras, pero mientras haya alguien que pueda sentir miedo o agresión, no es tolerable. Manifestación del 8 de marzo
  6. 6. 6 8 de cada 10 personas que no saben leer ni escribir son hombres. La mayoría de los menores que no acceden a la educa- ción son niñas. Maite: “Es evidente que a lo largo de la historia, la mujer ha estado oprimida por el hombre y relegada a la casa y hay en lugares que todavía hoy si alguien tiene que es- tudiar, este es el chico. Además, en algunos países ni si- quiera se quiere que estudien las mujeres”. Estrella: “Yo quise estudiar secundaria y no fue posible, no porque no se pudiera, que también había algo de eso, sino porque iba a pasar mucho tiempo, y entonces, ¿Cuándo iba a sacar producto?. Ruth y Sabela: Es verdadero. “Aunque se hayan hecho grandes campañas para que las menores vayan masiva- mente a la escuela primaria, pero es en la secundaria donde hay un corte de género, cómo habéis dicho, eso pasaba hace algunos años también aquí. ¿Por qué las mujeres dejan de ir al colegio? Porque se ocupan de tareas del hogar. Es decir, que tienes menos acceso a la vida pública y trabajos regularizados, de ahí no tener contratos en la vida futura, menos acceso a una autonomía económica, más dependencia. En el Estado español el acceso a la enseñanza obligatoria es igualita- rio a día de hoy. Pero es curioso que aunque el acceso a la Universidad sea mayoritario para las mujeres, en el siguiente paso dentro del sistema educativo, la investi- gación, el número de hombres es aplastante respecto al número de mujeres. Más de la mitad de las mujeres jubiladas reciben una pensión de menos de trescientos sesenta y nueve eu- ros al mes. Estrella: “Yo estoy convencida de que es así, cuando se remunere el cuidado igual no se nos tiene que caer la cara de vergüenza de ver que no tienes absolutamente nada... Cuando se remuneren estos trabajos que son gra- tis y que ayudan también al sostenimiento el país”. Ruth y Sabela: Es verdadero. “Entonces, con trescientos y pico euros es muy difícil vivir y lo sabemos aquí. Que- ríamos traerlo aquí porque cuando se habla de femini- zación de la pobreza se habla de un proceso que se da a lo largo de toda la vida. Aunque la pobreza la vivan per- sonas de diferente género, pero las mujeres la vivimos porque tenemos menos acceso al empleo y accesos con menos derecho, lo que da lugar a una vulneración del derecho a una vejez digna. El hecho de que piensen que tu dedicación es la casa, que haya un negocio familiar y no te den de alta, o que cuánto más mayor somos más contratos temporales tenemos y que cotizan menos a la seguridad social. Esto explica que seamos quienes tenga- mos pensiones más indignas”. Cristiano Ronaldo, el jugador considerado el mejor del mundo gana setenta y nueve millones de euros, y la mejor jugadora Aleix Morgan, tres millones. Maite: Otro ejemplo claro es el de los actores y actrices de Hollywood, que haciendo un mismo trabajo las muje- res ganan mucho menos que los hombres. Ruth y Sabela: Es verdadero. Es difícil identificar un sec- tor económico en el que una mujer gane más que un hombre. Las Tapori de la Ventilla en marcha por sus derechos y los de quienes no pueden estar por las dificultades que tienen en su día a día. Apos- tando por una huelga de mujeres que no deje a ninguna atrás.
  7. 7. 7 Después de la Universidad Popular Cuarto Mundo un grupo de miembros de ATD Cuarto Mundo participaron en una manifestación por UNA LEY COMO UNA CASA, por una vivienda digna. Esta manifestación, organizada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y otros colectivos de defensa de los derechos, especialmente del derecho a la vivien- da, defiende la urgencia de aprobar una ley de emergen- cia habitacional. Miembros de ATD Cuarto Mundo que vienen trabajando desde hace años por una vivienda dig- na se suman así a esta exigencia de proteger el acceso a la vivienda para todas las personas, pues se trata de un bien de primera necesidad que abre el acceso a otros de- rechos. Algunas personas asistían por primera vez a una manifestación y estaban contentos por poder unir su voz y poder denunciar la situación intolerable que viven mu- chas familias muy pobres respecto a la falta de vivienda MANIFESTACIÓN POR EL DERECHO A UNA VIVIENDA DIGNA Toni, militante de Cuarto Mundo Marga, Maite, Dani y Dimas Dani y Juan Jiménez Gabarre
  8. 8. 8 FUNDAMENTOS DE LAS UNIVERSIDADES DE CUARTO MUNDO Partimos de la base de que todo ser humano piensa,reflexiona y tiene algo que aportar. Las Universidades Populares Cuarto Mundo son: * Un lugar de identidad, donde personas que viven en situación de pobreza se encuentran. * Un lugar universitario de pensamiento y de palabra. Universitario porque se trata de construir un pensamiento y encontrar las palabras para expresarse de manera comprensible para cualquiera. Esto supone un aprendizaje largo. * Un lugar de diálogo, no de diálogo entre personas en situación de pobreza, sino de diálogo con todos los ciudada- nos y ciudadanas. Este diálogo no se lleva a cabo de forma espontánea, hay que prepararse para él. Toda persona que quiera informarse y formarse para la lucha contra la pobreza, debe ser invitada a una Universidad Popular, que se constituye así como un lugar de ciudadanía. * Un lugar de formación para la militancia, en el sentido de que proporciona ganas y fuerzas para que cada perso- na vaya al encuentro de otras en situaciones más duras y defienda día a día a las personas en situación de extrema pobreza. Sin embargo, la Universidad Popular no es un lugar de acción. Existen otros lugares para eso que amplían o completan lo que sucede y se vive en ella. La Universidad Popular, es un lugar de reflexión y aprendizaje. Estos 4 puntos son indisociables. No incluir más que uno o dos la harían perder su razón de ser. Las mujeres cuarto mundo caminamos por las que no pueden estar. manifestación de mujeres del 8 de marzo Movimiento Cuarto Mundo España. c/ Esparteros, 11, 6º 3, 28012 Madrid Tlf: 914481445 cuartomundo@gmail.com Twitter: @atd4mundoesp

×