Caza del tesoro

2,901 views

Published on

es una caza del tesoro para Lengua, para clase o extraclase

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,901
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Caza del tesoro

  1. 1. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.OCaza del tesoro “Investigando el género policial” Introducción: El género policial nace y logra un gran desarrollo dentro de la literatura. Es nuestra tarea investigar cómo nace este género, qué escritores pudieron introducirse en el mundo de criminales y detectives, y por qué ciertos detectives se han hecho tan famosos. También, habrá que investigar cómo se desarrolla esta literatura en nuestro país. En este trabajo, deberán bucear en los distintos sitios de internet para responder los interrogantes y usar sus capacidades para hacerlo satisfactoriamente. ¡Vamos! ¡Ahora les toca a ustedes ser los investigadores! Preguntas: 1. ¿Cuáles se pueden considerar los antecedentes del género policial? 2. ¿Quiénes fueron los escritores precursores de este género? ¿Qué escritores se han destacado en Inglaterra? 3. Nombra características propias de los relatos policiales. 4. Explica cómo se clasifican los cuentos policiales. 5. ¿Qué personajes se hicieron famosos como detectives? ¿Qué características tenían cada uno? Página 1
  2. 2. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.O 6. ¿Por qué Sherlock Holmes debió ser “resucitado”? 7. Nombra novelas policiales argentinas famosas e investiga cuáles han sido llevadas al cine en los últimos años. Recursos http://es.wikipedia.org/wiki/Novela_polic%C3%ADaca www.puntoed.com.ar/autores.php?idAutor=73 http://sololiteratura.com/bor/borlavuelta.htm http://edant.clarin.com/diario/2008/06/22/sociedad/s-01699367.htm http://es.wikipedia.org/wiki/G%C3%A9nero_policiaco http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0287/articulo.php?art=9229&ed=0287 “La gran pregunta” Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares dos escritores argentinos parodiaron al género. ¿qué significa parodiar? ¿en qué obra u obras lo hicieron? ¿qué características tenía el investigador que aparece en sus cuentos? Página 2
  3. 3. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.O Evaluación - Se observará continuamente la participación en el trabajo grupal. - Cada respuesta correcta vale 1 punto y la respuesta a la gran pregunta 3 puntos. Página 3
  4. 4. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.Ohttp://es.wikipedia.org/wiki/Novela_polic%C3%ADacaNovela policíaca Se ha sugerido que este artículo o sección sea fusionado con Género policiaco (discusión). Una vez que hayas realizado la fusión de artículos, pide la fusión de historiales aquí.Sherlock Holmes por Sidney Paget.La novela policíaca, policial o detectivesca es una clase de textos o género literariodentro de la novela, que es a su vezun género de la épica o narrativa. Su principal móvil lo constituye la resolución de un caso. Por tanto, se trata de unaestructura novelística cerrada. El protagonista, un policía o detective, resuelve el caso usando la razón (siglos XVIII - XIX),basándose en la indagación y observación, o usando la intuición , los sentimientos y la deducción (siglos XX - XXI). Contenido [ocultar]1 Características2 Antecedentes3 Orígenes y padres del género4 Referencias5 Véase también6 Enlaces7 Bibliografía[editar]CaracterísticasDurante el siglo XIX, el detective de estas novelas hizo triunfar la razón por sobre todo, además de demostrar la seguridad ytranquilidad de poseer el mundo. La figura del detective privado nace como una crítica a la policía institucional del estado,ya que se consideraba que había fracasado con sus responsabilidades. Página 4
  5. 5. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.OLa novela policíaca se acerca a la naturaleza humana de una manera mucho más cruda que otros géneros, mostrando laparte amarga tanto de las personas como de las sociedades. El detective, que empezó siendo un personaje burgués,elegante y ocioso (novela policíaca inglesa), fue evolucionando hacia el tipo duro que buceaba en la inmundicia de sutiempo (novela policíaca estadounidense o novela negra). Mientras al principio sólo se mostraban los hechos y lasinvestigaciones del detective, luego se fue poniendo mayor énfasis en la vida y motivaciones del delincuente y las raícessocioculturales de la delincuencia.La novela negra evolucionó y se vulgarizó gracias a su éxito en colecciones populares hacia el subgénero del thriller, dondese mezcla la novela policíacas y la novela fantástica.[editar]AntecedentesAunque el género tiene muy antiguos precedentes , la tragedia de Sófocles Edipo Rey, o la novela picaresca, o la biografíade criminales, o los libros de causas célebres), el género es fundamentalmente tan moderno como la misma literaturade ciencia-ficción y se desarrolló fundamentalmente durante los siglos XIX y XX; en sus inicios fue calificada como"literatura barata" o "subliteratura" porque el crimen era de por sí un tema antiestético y no había trasfondo moral niartístico.Frankenstein de Mary Shelley.Entre los antecedentes que dieron origen a este tipo de escrito se encuentran otras manifestaciones literarias comola novela gótica o de horror (siglo XVIII), que deasarrolla dos tipos: una novela con hechos de horror, como El Monje (1796)de Matthew Lewis y otra con hechos de misterio como Frankenstein (1818) de Mary Shelley. Estos tipos de novelaaportaron al género policíaco el carácter racional, ya que en ellas los misterios siempre tenían una explicación lógica al finaldel relato. Otra manifestación literaria que influyó en el género fue la novela de aventuras, que era un relato extenso dondeel protagonista sufría numerosas peripecias, para llegar al final de un difícil viaje. Su protagonista es un héroe querepresenta al ser humano como debería ser, un hombre lleno de virtudes.Un antecedente histórico importante para el desarrollo de este tipo de novela fue la creación de la instituciónpolicial en Prusia (1822) y luego en Londres (1829), con la Policía Metropolitana en Scotland Yard. En esos años tambiénse prohibió la tortura para la confesión de los criminales y comenzó a buscarse indicios para que un sospechoso confesarasu culpabilidad. Página 5
  6. 6. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.O[editar]Orígenes y padres del géneroEdgar Allan Poe.El origen de la novela criminal o de misterio tiene una fecha concreta. En 1844, Søren Kierkegaard publicaEl concepto deangustia, e inmediatamente después ve la luz El cuervo, de Edgar Allan Poe. No hay una coincidencia fruto de lacasualidad. Hay un estrecho margen de tiempo, más bien, en el que la causalidad hace su trabajo. ¿Por qué aparece lanovela policíaca? Es el miedo, la “filosofía de la angustia” o “de la inseguridad” de la que habla Kierkegaard,1 quien reina enel alma de la gente. En una época convulsa aparece la neurosis de la sociedad industrial. Algunos autores aprovecharánincluso este hecho para opinar sobre el origen social de la novela policíaca desde un enfoque marxista.Más allá de proyecciones de teorías políticas, lo que parece seguro es que el hombre decimonónico estaba necesitado deeste género, como lo estamos ahora. En cierta manera todo encaja con la definición deThomas Narcejac: “La novela policíaca -dice- es un relato donde el razonamiento crea el temor que se encargará luego de aliviar”. Si leemos novela de misterio es porque sabemos que la vida es algo impredecible. Necesitamos ver cómo se restablecen el orden social y nuestra fe en la justicia, todo ello mediante el caminar exacto de la investigación racional. Estamos carentes de esa confianza de la que hablábamos al principio, lo que nos lleva a pedir a gritos ocultas intrigas que se revelen gracias a la inteligencia. Es de nuevo Narcejac quien opina sobre este hecho: «Claude Bernard anunciaba a Edgar Poe. La investigación polarizaba toda la atención. Pasó a ser la aventura por excelencia, el gesto del espíritu que lleva la antorcha al corazón de las tinieblas. Bastaría con que el investigador fuera un detective y el misterio adquiriera la forma de complot para que naciera la novela policíaca.» «La deducción aparecía como la ambiciosa voluntad de la inteligencia que pretendía prescindir de la experiencia» “Le roman policier”, 1958.2 Puede decirse que el creador de la novela policíaca es el estadounidense Edgar Allan Poe, en sus cuentos Los crímenes de la calle Morgue(1841), El misterio de Marie Rogêt (1842-1843), La carta robada (1844) y El escarabajo de oro (1843). Los tres primeros fueron protagonizadas por Auguste Dupin, el primer detective de ficción, que sirvió de modelo a uno de los personajes arquetípicos del género, el detective Sherlock Holmes de Sir Arthur Conan Doyle, quien considera dos aspectos al resolver un crimen: Página 6
  7. 7. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.O se fundamenta en deducciones y se obliga a no adivinar nada. Finalmente llega a conclusiones razonadas, como una máquina lógica perfecta. Doyle, junto a Agatha Christiey otros autores, llevaron el género a su madurez formando la llamada escuela inglesa de novela policíaca, caracterizada por un desarrollo casi matemático de la trama, centrada en la resolución del enigma a través de pistas y piezas que deben encajarse, fórmula intelectualizada y psicológica en sus mejores momentos que es desenvuelta casi siempre en espacios interiores y en estratos sociales de clase alta. Entre los ingleses merece también citarse a Wilkie Collins quien, con La piedra lunar (The Moonstone, 1868) es cosiderado como uno de los precursores del género (T. S. Eliot). La escuela estadounidense de novela policíaca, por el contrario, formada principalmente por Dashiell Hammett, Raymond Chandler y Jim Thompson, criticó el escaso realismo de esas novelas y dejó en segundo lugar la importancia del enigma y lo subordinó a la suspensión, siempre con el fin de subrayar los aspectos sociales del crimen y la denuncia de una sociedad corrupta, contribuyendo a crear la llamadanovela negra, de ambientación urbana y callejera y donde se devuelve el crimen a la calle y a los ambientes miserables donde más se suele cometer, de forma que se cuestionen los valores éticos y materialistas de la sociedad capitalista de consumo como responsable en última instancia del crimen. Gracias al detective de la historia se resuelven Las enigmas de la historia [editar]Referencias 1. ↑ KIERKEGAARD, Soren: El concepto de angustia. Publicado por primera vez en 1844. Madrid: Alianza Editorial, 2007. http://www.puntoed.com.ar/autores.php?idAutor=73 CONAN DOYLE,ARTHURArthur Conan Doyle nació el 22 de mayo de 1859 en Edimburgo, Escocia, hijo del inglés Charles Altamont Doyle, y de la irlandesa MaryFoley.[1] [2] A los ocho años de edad, fue enviado a la escuela Romana Católica. Luego fue a la universidad Stonyhurst, pero dejó susestudios al poco tiempo, en 1875. Para esa época, a pesar de su formación, abandonó el Cristianismo y se convirtió en agnóstico.Desde 1876 hasta 1881 estudió medicina en la Universidad de Edimburgo. Mientras tanto, dedicaba parte de su tiempo a escribir historiascortas; su primera publicación fue en el diario Chambers, antes de que él cumpliera 20 años.[3] Para ese año, se recibió como médiconaval, aunque recibió su doctorado cuatro años después.[4]En junio de 1882, se mudó a Portsmouth. Estando ahí, instaló una clínica.[5] Al principio no le fue muy bien con ella, por lo que en sutiempo libre comenzó a escribir historias nuevamente. Su primer trabajo resaltado fue "Un Estudio en Escarlata", en donde aparecía porprimera vez Sherlock Holmes, personaje basado en un profesor de la universidad de ingeniosa habilidad para el razonamiento deductivo.Mientras vivió en Portsmouth también jugó al rugby profesionalmente, en Portsmouth Association Football Club. Doyle jugó 10 partidos entotal, entre 1900 y 1907. Su máxima anotación fue de 43, contra London County. Fue, también, el primer portero en la historia del equipode fútbol de la ciudad, equipo conocido con el diminutivo de "Pompey".En 1885, se casó con Louisa (o Louise) Hawkins, conocida como "Touie", quien sufrió de tuberculosis y murió el 4 de julio de 1906. Conella tuvo dos hijos, Mary Louise (1889) y Alleyne Kingsley (1892 – 1918). Un año después, contrajo matrimonio con Jean Leckie, una chicaa la que había conocido, y de la cuál se había enamorado en 1887, pero que debido a su matrimonio con Louisa no había podidoconcretar una relación. Con Jean tuvo tres hijos más, Jean Lena Annette, Denis Percy Stewart (1909 – 1955), y Adrian Malcolm.En 1891, se mudó a Londres para practicar como oftalmólogo. En su biografía, luego aclaró que ningún paciente entró a su clínica. Por lotanto, esto le dio más tiempo para escribir. En noviembre de ese año, le escribió a su madre que quería "matar a Sherlock Holmes, ya queestaba gastando su mente", a lo que su madre respondió: "la gente no lo va a tomar de buena manera". Entonces, de esta forma, decidiódedicarle más tiempo a cosas más "importantes", como sus novelas históricas.Para 1900, escribió su libro más largo, La guerra de los Bóers. Ese mismo año, se presentó como candidato para la Unión Liber al; a pesarde que era un candidato muy respetado, no fue elegido. Página 7
  8. 8. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.OEn el transcurso de los años, se ha hecho famosa su afirmación acerca de un cuento de Robert Louis Stevenson (El Pabellón de losLinks), declarando que era la cima misma de la técnica narrativa.La vuelta a los orígenes: Borges y el relato policialStephen J. ClarkNorthern Arizona UniversityArticle to be published in vol.13 of Principia (Revista de Cultura de la UCLA) Al comienzo de su estudio teórico sobre la novela criminal, Román Gubern advierte que "esobligado constatar que la novela policíaca ha interesado escasamente a la crítica desde el punto devista de la estricta littératuralité, es decir, del supuesto valor específicamente literario. Las excepcionespueden contarse con los dedos de la mano" (8). Entre las excepciones que menciona Gubern, no seríaexagerado incluir algunos cuentos de Jorge Luis Borges, autor que ha logrado combinararmónicamente el valor estético y la profundidad intelectual de la literatura culta con los atractivos delgénero policíaco popular. A primera vista, esta combinación posmoderna, si se quiere, parece indicarque Borges ha querido renovar un arte de masas para transformarlo en "una forma de literatura queno tiene que ser un subgénero de la literatura de ocio, sino una forma libre que permita losplanteamientos más profundos de la interrogación del hombre" (Castellani 47). Sin embargo, quizássea más apropiado afirmar que Borges no pretende renovar el género policíaco, sino todo lo contrario.Si leemos los cuentos policiales de Borges a la luz de sus comentarios teóricos sobre el género, nosdamos cuenta de que el escritor argentino pretende devolver el relato detectivesco a su estadooriginal, rescatando así la verdadera esencia de los textos fundadores de este género. Según Borges, el género policíaco tiene sus orígenes en la narrativa breve de Edgar Allan Poe, cuyaobra Crímenes de la calle Morguedebe ser el paradigma al cual aspira todo escritor que practique estaforma narrativa. De hecho, Borges lamenta que el género policíaco se haya desviado del patrónestablecido por el escritor norteamericano: "Es curioso observar que en su país de origen, el géneroprogresivamente se aparta del modelo intelectual que proponen las páginas de Poe y tiende a lasviolencias de lo erótico y de lo sanguinario" (Los mejores cuentos policiales 2). Borges afirma que elgénero policíaco, tal como lo establece Poe, se basa en "la idea de la literatura como un hechointelectual...de considerar la literatura como una operación de la mente" (Borges oral 74). Para Borges,la esencia original del género policial no radica en los misteriosos crímenes de sangre, sino en su fuertecontendido intelectual: "Poe no quería que el género policial fuera un género realista, quería que fueraun género intelectual, un género fantástico si ustedes quieren, pero un género fantástico de lainteligencia, no de la imaginación solamente; de ambas cosas desde luego, pero sobre todo de lainteligencia" (Borges oral 80). En el presente trabajo, pretendo demostrar cómo Borges logra estavuelta al intelectualismo del género policíaco original. A través del análisis de cuatro textosde Ficciones, veremos que Borges privilegia la dimensión intelectual del relato policíaco, creando así unespacio para plantear cuestiones filosóficas, metafísicas y metaliterarias cuya profundidad trasciendelas variantes populares del género. Aunque es cierto que "la técnica policial siempre está presente en los relatos borgianos por laimportancia que adquieren en ellos numerosos recursos destinados a suscitar la expectativa y lasorpresa" (Gutiérrez Carbajo 378), en el presente trabajo nos limitaremos a cuatro cuentos queparecen explícitamente ligados al código policíaco, tal como lo entiende Borges. El primero de ellos es"El acercamiento a Almotásim," el segundo relato de la colección El jardín de senderos que se bifurcan.Debido a su contenido y su posición dentro la colección, este relato puede representar el paradigma delcuento policial borgiano. En otras palabras, "El acercamiento a Almotásim" funciona como el modelo enel cual se basan las demás narraciones de carácter policial que lo siguen. Cabe notar que el narradordel cuento hace hincapié desde el principio en que el libro de Bahadur Alí no ha sido calificado como unejemplo típico del género policíaco, sino más bien como una anomalía al lado de textos como los deWilkie Collins y otros practicantes del género. Este carácter anómalo se debe a la naturaleza híbrida deltexto, es decir, "el mecanismo policial de la obra, y su undercurrent místico" (37). De la mismamanera, el narrador nos cuenta que otros reseñadores del ficticio texto de Bahadur Alí han notado lainfluencia de "poemas alegóricos del Islam" (37) y "del ilustre persa del siglo doce, Ferid Eddin Attar"(37). Por lo tanto, estamos frente a un texto que Borges considera un ejemplo clásico del relato Página 8
  9. 9. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.Opolicial: aquel texto híbrido que combina la profundidad del ejercicio intelectual con el misterio y laintriga típicos del género policíaco. Veamos primero cómo "El acercamiento a Almotásim" se aparta de los parámetros del relatodetectivesco corriente para conformarse al concepto borgiano del género. No deja de ser significativoel hecho de que sabemos la identidad del asesino (el estudiante de derecho) desde el principio de lahistoria. Según Todorov, esto representa una transgresión de uno de los preceptos básicos de la típicaficción detectivesca: "La historia del crimen es, de hecho, la historia de una ausencia: su característicamás notable es que no puede estar presente en el libro" (46). Debido a esta transgresión, el cuentopertenece más bien al género de la série noire (the thriller), ya que no se basa en el misterio, sino enel suspense: "aquí la progresión es de causa a efecto: primero se nos muestran las causas, los datosiniciales, y nuestro interés se capta al pensar en lo que va a suceder, es decir, los efectos" (Todorov47). Otra obvia transgresión de las normas del relato policíaco es que el buscador en este cuento no esun detective, sino el asesino mismo. Sin embargo, estas anomalías son precisamente lo que le permiten a Borges construir un modelodel relato policíaco que corresponde a su propia visión intelectual del género. Al final del cuento nosdamos cuenta que el significado del cuento trasciende el de un típico relato de misterio, ya que uno desus temas centrales es una preocupación intelectual central del pensamiento borgiano. Me refiero a lalarga nota en la cual se resuelve el enigma de la búsqueda del estudiante. Aquí se descubre "laidentidad del buscado y del buscador" (45), es decir, el hecho de que son la misma persona. De estamanera, Borges convierte el relato policial en un vehículo para la reflexión filosófica. Esta idea de lameta-identidad es una constante preocupación filosófica de Borges que aparece elaborada confrecuencia en otros cuentos. Para Borges, todos los hombres son de alguna manera la misma personay la historia del mundo entero se puede reducir a un día de la vida de cualquier hombre. De hecho,antes del final del cuento esta idea se insinúa cuando el narrador habla de la "forma cíclica del tiempo"(43) y "el hecho de que el objeto de la peregrinación fuera un peregrino" (43). Así Borges va dejándoleal lector pistas que apuntan tanto a la resolución del enigma como al contenido filosófico que impregnael texto. Otro elemento fundamental de "El acercamiento a Almotásim" que lo convierte en el ejemploparadigmático de la ficción detectivesca borgiana es su naturaleza ensayística. Este relato es, en granparte, un ensayo sobre "la buena conducta literaria" (42). Al concluir su glosa del texto de Bahadur Alí,el narrador demuestra que su verdadero interés no es la anécdota policíaca en sí, sino el valor estéticodel libro:Si no me engaño, la buena ejecución de tal argumento impone dos obligaciones al escritor: una, lavariada invención de rasgos proféticos; otra, la de que el héroe prefigurado por esos rasgos no sea unamera convención o fantasma. Bahadur satisface la primera; no sé hasta dónde la segunda. Dicho seacon otras palabras: el inaudito y no mirado Almotásim debería dejarnos la impresión de un carácterreal, no de un desorden de superlativos insípidos. (42) El narrador también nos ofrece numerosas reflexiones sobre las virtudes y defectos de las distintasediciones de la novela de Bahadur Alí, y también comenta las varias reseñas que se han hecho de ella.De esta manera, la trama policial (resumida en menos de cuatro páginas) retrocede al segundo plano,quedando subsumida por el discurso metaliterario que comprende la mayor parte del texto. ParaTodorov, tal autorreferencialidad implica otra transgresión de los preceptos básicos del relato policial:"Ningún autor de ficción detectivesca puede permitirse el lujo de indicar la naturaleza imaginaria delcuento, tal como ocurre en la literatura" (45). En "El acercamiento a Almotásim," los constantescomentarios críticos del narrador apuntan precisamente al hecho de que estamos frente a un textoliterario; no podemos olvidarnos de que la literatura misma es un tema principal del texto. De hecho,en el prólogo Borges nos advierte que "El acercamiento a Almotásim" es "la escritura de notas sobrelibros imaginarios" (12). Sin embargo, hemos visto que Borges no pretende conformarse a las reglasque gobiernan el género en su forma popular, sino explotar las posibilidades intelectuales que le brindael relato policíaco. Por lo tanto, no exagera Bioy Casares al afirmar que la dimensión intelectual escentral en este volumen de cuentos: "[Borges] crea y satisface la necesidad de una literatura de laliteratura y del pensamiento," lo cual implica "un nuevo género en la literatura...porque los problemasde la creación poética nunca habían sido el interés principal de un cuento" (57). Otro cuento del primer volumen de Ficciones que parece explícitamente ligado al género policial es"El jardín de senderos que se bifurcan." De hecho, en el prólogo Borges nos advierte que este relato espolicial: "sus lectores asistirán a la ejecución y a todos los preliminares de un crimen, cuyo propósito Página 9
  10. 10. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.Ono ignoran pero que no comprenderán, me parece, hasta el último párrafo" (11). Además, comoapunta Castellani, este cuento "fue presentado en los Estados Unidos a un concurso de novelas cortaspolicíacas organizado por la revista Mystère-Magazine dirigida entonces por Ellery Queen, y sacó elpremio" (47). "El jardín" se adhiere perfectamente al concepto de hibridismo intelectual que Borgeshabía establecido en "El acercamiento a Almotásim," y al mismo tiempo el relato se desvía de lospatrones de la típica ficción detectivesca. Por ejemplo, el crimen (el asesinato de Stephen Albertllevado a cabo por Yu Tsun) tiene lugar al final del cuento, lo cual implica una inversión del ordencanónico del relato policial popular, según los preceptos de Todorov (46-47). También cabe notar quela anécdota no gira alrededor de la búsqueda de la identidad del asesino, sino que se enfoca más bienen la búsqueda que el asesino mismo lleva a cabo para encontrar una víctima apropiada. En otraspalabras, "se trata de una historia policial sin detectives, ni Watson, ni otros inconvenientes delgénero" (Bioy Casares 59). Sin embargo, las "transgresiones" que comete Borges en contra del génerodetectivesco establecido no se pueden considerar defectos. Ignorando ciertas normas del género ysiguiendo otras, Borges logra crear una literatura que trasciende y supera su forma popularmentedivulgada. Al igual que "El acercamiento a Almotásim," "El jardín" se basa en dos historias distintas peroconectadas. Sin embargo, estas historias no son "las dos tramas" (la del crimen y la de lainvestigación) que Todorov analiza en su estudio de las reglas de la ficción detectivesca (44). Laanécdota policial de "El jardín" retrocede al segundo plano para quedar subordinada a la dimensiónintelectual del relato. El viaje que Yu Tsun emprende para llevar a cabo el asesinato se convierte en elmero marco de una historia de índole filosófica/literaria (la del maravilloso libro de Ts’ui Pên) queocupa la mayor parte del texto. El código policial sirve sólo como el pretexto que le permite a Borgestrascenderlo. En este contexto, resulta significativo que el protagonista mismo subraye la desapariciónde la trama policíaca inicial: "Absorto en esas ilusorias imágenes, olvidé mi destino de perseguido. Mesentí, por un tiempo indeterminado, percibidor abstracto del mundo" (107). Yu Tsun, al igual que ellector, deja de participar en la historia policial, y queda inmerso en las reflexiones filosóficas inspiradaspor el maravilloso libro de su antepasado. No obstante, sería un error afirmar que el elemento policialde misterio e intriga esté del todo ausente de la segunda trama que gira alrededor del libromaravilloso. Al contrario, la resolución de un "misterio diáfano" (110) es central a esta segunda trama,y tiene que ver precisamente con el descubrimiento de parte de Albert (un detective literario, si sequiere) de que "el libro y el laberinto eran un solo objeto" (110). De esta forma, las reflexionesmetaliterarias de Borges sobre las posibilidades de la ficción narrativa confluyen armónicamente conlos elementos básicos de ficción detectivesca. También debemos reconocer que el libro de Ts’ui Pên es un espejo del relato policíaco borgiano engeneral, y también del texto concreto que estamos leyendo. No sólo tienen el mismo título estos dostextos ficticios, sino que, como nos dice Albert al reseñar el libro de Ts’ui Pên, "La controversiafilosófica usurpa buena parte de su novela" (113). Esta aseveración crítica, como hemos visto, esaplicable al cuento policial híbrido que Borges nos ofrece en Ficciones. Además, el libro de Ts’ui Pên seacerca aún más a la técnica y temática del relato policial borgiano porque se caracteriza como "unaenorme adivinanza, o parábola, cuyo tema es el tiempo" (114). Al igual que hace Borges con susrelatos policíacos, el texto de Ts’ui Pên se basa en la resolución de un misterio de índole trascendente,un misterio cuya resolución provoca una reflexión intelectual que trasciende el típico whodunit. Porejemplo, además de sus reflexiones metaliterarias sobre la naturaleza del género policial, "El jardín" estambién un vehículo que permite la indagación intelectual sobre las significaciones simbólicas delnúmero dos, como indica William Rosa:En "El jardín," Borges parte del valor simbólico del número dos para desarrollar su visión de laexistencia y el tiempo, y para comprobarla escribe el cuento de acuerdo a las posibilidades que ofreceel símbolo que maneja. Si la vida es un laberinto en el tiempo, propone el narrador, una manera eficazpara demostrarlo es por medio de la interferencia de los diferentes pasados, presentes y posiblesfuturos. El laberinto-vida es la reproducción al infinito de una situación análoga, en diversos planostemporales. Esta premisa supone un plan en el cual dos dimensiones—arresto/muerte, éxito/fracaso dela misión de Yu Tsun, presente/pasado, realidad/irrealidad—se acercan hasta borrar la líneademarcatoria que les separa. (606) Al pasar al segundo tomo de Ficciones, nos llaman la atención dos cuentos en particular—"La formade la espada" y "La muerte y la brújula"—que manifiestan una estrecha relación con el género policíacoy el concepto borgiano del mismo. Cabe mencionar que estos dos textos se acercan mucho más a la Página 10
  11. 11. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.Oficción detectivesca tradicional que "El jardín" y "El acercamiento a Almotásim." "La forma de laespada" tiene una estructura policial tradicional: en la introducción se plantea un enigma—el origen dela cicatriz del protagonista. Pero éste no es el único misterio importante que del cuento; también senos dice del protagonista que "un par de veces al año se encerraba en el cuarto del mirador y emergíaa los dos o tres días como de una batalla o de un vértigo, pálido, trémulo, azorado y tan autoritariocomo antes" (133-134). El narrador de este primer nivel diegético es Borges mismo (se identifica asíen el cuento), quien comparte la curiosidad del lector en cuanto a los dos enigmas básicos—el origende la cicatriz y la razón del extraño comportamiento del Inglés—y la posible relación entre ellos. Por lotanto, el narrador de este nivel corresponde a los patrones de la típica ficción detectivesca, según laclasificación de Todorov: "la importancia de cada dato es determinada por la persona que lo transmite,no existe observación sin observador; el autor, por definición, no puede ser omnisciente tal como loera en la novela clásica" (46). Además, la estructura de "La forma de la espada" sigue el patrón de las"dos historias coexistentes" que Todorov identifica como la base estructural del género:En el corazón de la novela detectivesca encontramos una dualidad, la cual guiará nuestra descripción.Esta novela contiene no una sino dos historias: la historia del crimen y la historia de lainvestigación.…Podemos caracterizar estas historias diciendo que la primera, la del crimen, nos dice "loque pasó de verdad," mientras que la segunda historia, la de la investigación, explica "cómo el lector(o narrador) se ha enterado de ella." (44-45) Finalmente, el desenlace sorprendente o inesperado—el protagonista revela que él es John VincentMoon—también sigue las reglas de género policíaco popular, como apunta Castellani: "Se desvela elmisterio al final con un lance muy propio de las narraciones policiales que destruye lo anterior y lalógica o verdad entrevista" (52). Este final sorprendente hace que el lector vuelva a indagar en lo queacaba de leer, buscando pistas que le pudieran haber anunciado la clave del misterio antes de llegar alfinal. Este reto intelectual que el autor le brinda al lector es un rasgo característico de la rama mássofisticada del cuento detectivesco: "Tal es la estructura típica de cierto tipo de relato detectivesco,una narrativa intelectual que le proporciona al lector apercibido muchísimo más placer en un esfuerzomancomunado con el autor...que en los textos donde la colaboración con el creador se elimina deltodo" (McGrady 147). Sin embargo, a pesar de las numerosas coincidencias estructurales entre "La forma de la espada" ylos ejemplos típicos del género policíaco, hay una dimensión importante que distingue el relatoborgiano del arte popular. Las pistas que le permiten al lector resolver los enigmas surgenprecisamente de las reflexiones metafísicas e intelectuales que Borges imbrica de manera habitual ensu ficción policíaca. Justo cuando el relato empieza a desviarse del contenido típico del relatodetectivesco, Borges empieza a proporcionarnos las pistas que permiten solucionar este juego deadivinanzas que gira alrededor del protagonista cicatrizado. Por lo tanto, tenemos otro ejemplo de loque McGrady ha descrito como un "cuento detectivesco profundo" (148), en el cual la dimensiónintelectual del arte culto (en este caso, las preocupaciones metafísicas de Borges) coexiste con lospreceptos del arte popular en una relación de interdependencia armónica. En cuanto a las pistas que facilitan el descubrimiento del misterio (el hecho de que el Inglés y JohnVincent Moon son la misma persona), podemos apuntar a un momento clave en la narración donde elprotagonista deja de contar su historia y se convierte en un portavoz de la filosofía metafísica deBorges:Me abochornaba ese hombre con miedo como si yo fuera el cobarde, no Vincent Moon. Lo que hace unhombre es como si lo hicieran todos los hombres. Por eso no es injusto que una desobediencia en unjardín contamine al género humano; por eso no es injusto que la crucifixión de un solo judío baste parasalvarlo. Acaso Schopenhauer tiene razón: yo soy los otros, cualquier hombre es todos los hombres,Shakespeare es de algún modo el miserable John Vincent Moon. (138)Claro está que esta idea de la meta-identidad y la circularidad del tiempo prefiguran el desenlace: si"cualquier hombre es todos los hombres," el narrador tiene que ser, entre otros, John Vincent Moon.Además, si leemos este cuento a la luz del texto paradigmático del género policíaco borgiano, "Elacercamiento a Almotásim," el desenlace resulta aún más previsible ya que Borges está reelaborandola misma idea que le permitió identificar al estudiante como el objeto de su propia peregrinación. Estaconexión temática entre los cuentos es característica de la obra borgiana, como indica D.P. Gallagher:"Las ideas de Borges, por cierto, no difieren mucho de un cuento a otro. Los relatos difieren en énfasis, Página 11
  12. 12. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.Oy como resultado se enriquecen mutuamente. Lo que el lector recuerda de una historia con frecuenciaayuda a elucidar los aspectos más recónditos de otro" (110). Finalmente, debemos mencionar que no son únicamente las reflexiones explícitas sobre lanaturaleza cíclica del tiempo lo que nos ayuda a solucionar el enigma de "La forma de la espada." Haytambién una gran cantidad de símbolos y alusiones más sutiles que apuntan a esta misma idea deleterno retorno. Por ejemplo, abundan símbolos circulares que sugieren la idea de la naturaleza cíclicadel tiempo: la cicatriz misma del Inglés es "un arco ceniciento y casi perfecto" (133) hecho por una"media luna de acero" (139). También se hace referencia a unas "cimitarras de Nishapur" hechas amanera de "detenidos arcos en círculo" (137). Además, el mismo nombre de Moon hace referencia auna esfera celestial que reaparece en el cielo de manera cíclica. Finalmente, no deja de ser significativala mención de un general Berkeley, dueño de la quinta y de la biblioteca donde se refugian el Inglés yMoon. Dada la temática del cuento, no sería exagerado ver aquí una clara alusión al filósofo idealistainglés George Berkeley (1685-1753), a cuya obra Borges acude para refutar la idea de un tiempo lineal(McGrady 149). He aquí la típica cadena de pistas que permiten al lector apercibido solucionar elmisterio del relato detectivesco; la diferencia es que Borges añade una fuerte dosis de su propiafilosofía y erudición, así uniendo su proyecto de reflexión intelectual con las bases estructurales de unarte popular. Pasemos ahora al relato policial de Ficciones que parece más explícitamente ligado a lasconvenciones del género detectivesco: "La muerte y la brújula." A primera vista, parece que estamosfrente al típico cuento policíaco ya que se incluyen deliberadamente varios de los clichés del género: undesenlace sorpresivo, una misteriosa llamada telefónica que se corta en el momento más dramático yun detective ingenioso en conflicto con su aparentemente simple asistente. Además, la arquitecturageométrica—elemento clave en "La muerte y la brújula"—es típica de la ficción detectivesca canónica,como nos dice Todorov (45). Pero a pesar de nutrirse de tantos elementos del género establecido,Borges emplea "La muerte y la brújula" para violar una vez más las normas de la típica ficcióndetectives, plasmando así su propio concepto del género. Quizás la transgresión más obvia de los patrones de la ficción policial sea la relación entre eldetective, Lönnrot, y el criminal, Scharlach. Borges invierte los papeles tradicionales de manera que elinvestigador es cazado, burlado, y, al final, muerto, a manos del investigado. Esta inversión conduce aotra transgresión de las normas, como indica Myrna Solotorevsky: "no hemos accedido a lareconstrucción del crimen sino a su efectiva realización" (547). Estas inversiones son inadmisibles,explica Todorov, en el whodunit clásico: "Los personajes del segundo relato, la historia de lainvestigación, no actúan; aprenden. No se les puede pasar nada: una regla del género estipula lainmunidad del detective. No nos podemos imaginar a un Hercule Poirot o un Philo Vance siendoamenazado por algún peligro, siendo atacado, herido o incluso asesinado" (44-45). Pero lo importantees entender la relación entre estos giros irónicos y las reflexiones intelectuales de Borges queimpregnan el relato. Por ejemplo, dado el fracaso de Lönnrot, el detective que "se creía un purorazonador, un Auguste Dupin" (48), el cuento parece ser una puesta en duda de la razón y delracionalismo. Se puede leer este cuento como una advertencia en contra de la vanidad del intelecto.Recordemos que Treviranus estaba mucho más cerca de la solución del crimen porque carecía de laspretensiones intelectuales de Lönnrot. De hecho, fue solamente por ser sumamente perspicaz queLönnrot pudo percibir las pistas recónditas que planteó Scharlach para atraparlo. A través del irónicodesenlace, Borges establece otra conexión con las premisas filosóficas que subyacen en los cuentospolicíacos de Poe, como indica Bennett: "Para Poe, el relato detectivesco refleja un orden divinopreexistente del cual el hombre es excluido debido a sus métodos de investigación erróneos y sushábitos de percepción inadecuados. El orden depende de cierta distancia estética entre el observador yel objeto observado, y cierta obliquidad en el acto de observar" (266). Pero la riqueza de "La muerte y la brújula" no se limita a un mero reproche a la vanidad intelectual.Obviamente, Borges también emplea este cuento para plasmar artísticamente sus preocupacionesfilosóficas. Por ejemplo, la idea de la meta-identidad que hemos visto en los otros cuentos policíacosfigura de manera prominente en este relato. Borges nos proporciona una serie de pistas que sugierenque Lönnrot y Scharlach son realmente la misma persona. En primer lugar, los nombres de ambos sebasan en sinónimos o derivados la palabra "rojo" en alemán e inglés. Al mismo tiempo, resultasignificativo que al capturar a Lönnrot, Scharlach demuestre que él sabe lo que el detective y suasistente habían discutido en privado: "El tercer «crimen» se produjo el tres de febrero. Fue, comoTreviranus adivinó, un mero simulacro" (161). No sería posible que Scharlach tuviera acceso a losdetalles de esta conversación a menos que él fuera Lonnrot—de la misma manera que Moon es elInglés, y el estudiante indio es el objeto de su propia peregrinación. Este breve recorrido de algunos relatos policíacos de Borges parece indicar que el escritor argentino Página 12
  13. 13. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.Ono pretendió llevar a cabo una renovación posmoderna de un género paraliterario, como sugiereSolotorevsky. Al contrario, si leemos los cuentos policíacos de Borges a la luz de sus escritos teóricossobre el género, parece evidente que el maestro argentino quiso seguir el ejemplo de Poe, el fundadorde una literatura policial sumamente culta: "Los críticos han notado de paso que Borges es elperpetuador más prominente de las formas literarias inauguradas por Poe. El relato detectivesco y lanarrativa breve que convierte la acción en especulación filosófica figuran entre los más notablesejercicios literarios de ambos escritores" (Bennett 265). Por su parte, Todorov afirma que "la únicaforma de perfeccionar la ficción detectivesca es escribir ‘literatura’ en vez de ficción detectivesca. Elwhodunit por excelencia no es aquel que viola las reglas del género, sino aquel que se adhiere a ellas"(43). Lo que dice el crítico estructuralista, entonces, confirma que el proyecto policíaco de Borges hatenido éxito. Mediante su transgresión de las reglas, Borges no ha escrito el whodunit por excelencia,sino textos narrativos cuyas profundas dimensiones intelectuales corresponden a su propia visión de loliterario, trascendiendo así toda limitación genérica.http://edant.clarin.com/diario/2008/06/22/sociedad/s-01699367.htmTamaño de textoLA NOVELA "NEGRA" Y EL RELATO DE INTRIGA CAPTAN MAS PUBLICOS Y RENUEVAN EL INTERES DE LAS EDITORIALESLos nuevos disparos del policial argentinoClásicos reeditados, autores y colecciones nuevos, premios internacionales y adaptaciones al cine confirman lapopularidad de este género narrativo.Por: Vicente Muleiro1 de 2No es una explosión, tampoco son unos pocos tiros desperdigados al aire. La del policial argentino es una balacera persistente. Enlos últimos días han aparecido dos colecciones: Negro Absoluto, que se lanzó con cuatro novelas de autores de una nuevahorneada; y Larga Duración, de editorial Tantalia, que reeditó un clásico, El agua en los pulmones, de Juan Martini y lanzó ¿Quiénmató a la cantante de jazz?, de la novísima Tatiana Goransky. Desde Córdoba, Ediciones del Copista avanza con su Serie Policialbautizada en 2006, inaugurada con autores como Carlos Dámaso Martínez y Fernando López, entre otros. En 2009 Mondadorilanzará otra colección en simultáneo con España, que será dirigida por Rodrigo Fresán.Hay más disparos: el género se ha alzado con algunos de los buenos premios literarios de los últimos tiempos: Pablo De Santis secargó la bolsa de dólares de la primera edición del Planeta-Casa de América con El enigma de París; Orlando Van Bredam con elEmecé de 2007 por Teoría del desamparo, así como Guillermo Martínez ya había conquistado el Planeta local en 2003 conCrímenes imperceptibles, trasvasada al cine como Los crímenes de Oxford. Al cine también irán otras novelas con olor a pólvoracomo Tuya de Claudia Piñeiro –persistente entre los recientes best sellers–, Delincuente argentino y La aguja en el pajar deErnesto Mallo.Mondadori se cuenta entre los sellos que han presentado un nuevo autor, E. L. Yeyati, –un economista argentino que vive enNueva York– con su novela Gallo, que se vale del género para cruzar las desventuras de un investigador con la desaparición deuna adolescente.Si el delito tensa la trama, los climas exhiben la sangría de los vínculos humanos y la disgregación de la subjetividad. RandomHouse Mondadori, exhibe como logro los cien mil ejemplares de la serie Mujeres asesinas, con el soporte del éxito televisivo, Página 13
  14. 14. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.Oclaro, más la reedición de novelas de Juan Sasturain (Arena en los zapatos) y los infrecuente 3.500 ejemplares de la antología Infraganti. Del mismo autor se viene Pagaría por no verte donde la traza tanguera del detective Echenique se medirá con lasborrascas de la corrupción política.Para el director editorial Pablo Avelluto el policial ofrece una ecuación virtuosa: "Permite la fusión de dos categorías que engeneral son percibidas como confrontación: el entretenimiento y la alta literatura".El gerente editorial de Planeta, Ignacio Iraola, desenfunda: "El policial tiene una fuerte tradición de lectura en la Argentina, aúndesde antes que Borges y Bioy impulsaran el género entre nosotros con la colección El Séptimo Círculo".Planeta, a través de su sello Emecé, se ocupó de resucitar aquel empeño borgeano con reediciones de obras de Silvina Ocampo,Manuel Peyrou y Enrique Amorim. Más acá, posaron sobre las librerías títulos de Vicente Battista, Angélica Gorodischer y EduardoMignona, mientras "Los mejores cuentos policiales", con selección y prólogo de Borges y Bioy Casares, insiste en la reedición.Ahora las apuestas se dirigen al escritor Ernesto Mallo y al marplatense Carlos Balmaceda. Según Iraola el sueco HenningMankell (La pista falsa, La leona blanca) está traccionando la lectura del policial.Ernesto Mallo adscribe a una escalada del género con referentes planetarios: "Mankell y Juan Ramón Biedma en Europa, LeeChild y John Sandford en Estados Unidos". También explica su opción por la variante local de la novela negra: "Siempre viví bajoestados policiales o gobiernos corruptos o la combinación de ambos; la criminalidad atraviesa todos los estratos sociales, el flujode material es incesante. Una sociedad también puede definirse por el tipo de crímenes que se cometen".Con el sello Alfaguara, Claudia Piñeiro reapareció en la lista de los más vendidos con Tuya, que está en etapa de preproducciónpara ser la película que dirigirá Alejandro Doria. "El lector siente que todo lo que pasa en un policial podría haber sucedido –diceella– y apenas un escritor mira hacia el mundo social se topa con diversas vertientes de la criminalidad".Además de difusor del género y autor, Juan Sasturain es el alma mater de la colección Negro Absoluto. Explica el criterio: "Nospropusimos trabajar sobre textos nuevos, se contactó a los autores y se los invitó a trabajar a partir de determinadas pautas: quese ambientara en Buenos Aires, que fueran novelas de crímenes y que tuvieran un personaje central".El resultado consta en cuatro títulos: Los indeseables (Osvaldo Aguirre); Santería (Leonardo Oyola); El doble Berni (escrita a dúopor Elvio Gandolfo y Gabriel Sosa) y El síndrome de Rasputín (Ricardo Romero). Uno de los sugestivos ámbitos que frecuenta elgénero, el del jazz, revive en clave porteña a partir de Tatiana Goransky, la joven autora de ¿Quién mató a la cantante de jazz?.Su editora, Florencia Abbate, señala que es clave "el clima sórdido de la ciudad. Son relatos que se proponen mostrar lacontracara de la imagen políticamente correcta de la sociedad. El policial sigue convocando porque, como en las buenas películasdel género, suele dejar un sabor agradable que uno quiere repetir".La emboscada de seducción que estos escritores duros le tienden al lector no deja de ser una onda expansiva de aquellas otrasque en la Argentina se urdieron apenas el policial asomó cuando promediaba el siglo XIX. En 1877 el jurisconsulto Luis Varelapublicaba las dos primeras narraciones que cruzaban infidelidad y crimen. En 1884 ya estaba traducido Edgar Allan Poe, esemismo año Paul Groussac mandaba sus primeros tiros de papel. Otros rastros de sangre se encontraron entre los originales denarradores que publicaron a principios del siglo XX, Horacio Quiroga entre ellos. Hasta que, hacia la década de 1930, lasediciones populares repartieron millares de historias intrigantes en las revistas semanales y mensuales y en otras entregas deformato para el kiosco. El prestigio crecería con la difusión que emprendió Borges. Otro salto se produciría en los años 70, con laobviedad de "género menor" convenientemente sepultada y la discusión sobre sus líneas posibles (novela de intriga o suspenso,novela problema, thriller de acción, novela negra o dura) francamente abierta para que cada uno se sirviera a gusto. Escritores conpatente (Walsh, Bosco, Pla, Soriano, Martini, Giardinelli, entre otros), bebían y beben en su normativa, para transgredirla a sumodo.En los textos que se pueden leer hoy la narrativa policial es un género transaccional que puede pactar con la novela social,psicológica, fantástica o puramente intelectual. El realismo pleno y plano es un alimento al que no suele acudir, aunque las tramasno dejen de tributar a claras referencias de la vida social y política. En un estudio imprescindible de 1999, lo había escrito el críticoJorge B. Rivera: "La denostada narrativa policial pasa a convertirse en un auténtico campo de reflexión sobre el hombre, laliteratura y lo sociedad; reflexión muchas veces más inquietante y reveladora que la posibilitada por las ampulosas construccionesde la literatura seria".INFORME: MARIA LUJAN PICABEAGénero policiaco Se ha sugerido que este artículo o sección sea fusionado con Novela policiaca (discusión). Una vez que hayas realizado la fusión de artículos, pide la fusión de historiales aquí. Página 14
  15. 15. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.OEl género policiaco comienza cerca de los años 1840 con Auguste Dupin que fue el detective principal del famosoescritor Edgar Allan Poeen relatos como El escarabajo de oro, La carta robada, El gato negro o Los crímenes de la calleMorgue. Poe se inspiró en novelas comoFrankenstein, que dieran un aspecto no policiaco sino de suspense o de miedo, alprincipio lo logró con sus primeras historias, pero luego cambiaron a ser básicamente policiacas.Aunque Poe le dio impulso al género, Sir Arthur Conan Doyle creó al famoso personaje Sherlock Holmes que se hizo másfamoso de lo que se esperaba porque era una representación más moderna que Dupin y el escritor (Sir Arthur ConanDoyle) le puso un poco más de gracia agregándole a Holmes una lupa que siempre llevaba con él, la cual aparte decaracterizarlo era su mejor ayuda, ya que con ella encontraba las claves o pistas que al final determinarían quien sería elculpable.Sófocles el autor deEdipo rey.El género comienza cerca de los años 1840 pero se han encontrado textos que son de hace más de 2000 años. Su claroejemplo es la obra de Sófocles Edipo Rey. La obra trata de la tragedia griega en la cual Edipo lleva a cabo unainvestigación en la que se da cuenta de que él es el culpable por eso mismo él se quita los ojos diciendo:Me quito los ojos,porque cuando no debieron haber visto lo hicieron. Página 15
  16. 16. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.O Contenido [ocultar]1 El reconocimiento del género2 Las divisiones o 2.1 La escuela inglesa o 2.2 Escuela norteamericana3 El cine en el género policiaco4 Evolución del género policiaco5 Enlaces6 Bibliografía7 Véase también[editar]El reconocimiento del géneroEn sus comienzos, el género policiaco no fue bien recibido en la sociedad, las personas que eran críticas del cine y tambiénlas que no, decían que era literatura barata o cine barato, cerca de 1910 a 1950 se consideraba así, pero cambió al llegarlas guerras, en especial lasegunda guerra mundial. El género se transformó en algo parecido a la crítica y la gente comenzóa través de la literatura y el cine a darse cuenta de lo que pasaba.Varios escritores o cineastas comenzaron a incluir escenas de la guerra en sus producciones haciendo que las personastomaran conciencia de lo que estaba sucediendo, tal vez no tan directamente sino en metáforas.[editar]Las divisionesEl género policiaco posee dos vertientes. La primera, cronológicamente hablando, fue la escuela inglesa, centrada en laresolución puramente intelectual de un crimen, sin que el análisis de los aspectos sociales y morales del crimen tengan enella una preponderancia clara; suele ambientarse en los sectores altos de la sociedad y su autor característico es AgathaChristie; las intrigas de este tipo de escuela son muy elaboradas y complejas. La segunda es la escuela estadounidense,centrada en la llamada Novela negra que en parte es una evolución de la escuela inglesa pero considera el crimen en suverdadero contexto social y moral, y lo devuelve al entorno donde más se suele dar, las clases bajas y marginales de lasociedad. Sus maestros son escritores como Dashiell Hammett y Raymond Chandler. La novela negra concede importantepapel a la agresividad y la acción, su tempo es rápido, mientras que la escuela inglesa posee un tempo moroso y un estilomás meditativo y tranquilo.[editar]La escuela inglesaLa escuela inglesa se diferencia por tener aspectos más tranquilos y el personaje principal (el detective) se encuentra en unrango social más alto que el de la novela negra. Trata los casos con paciencia y los resuelve con un gran análisis que lollevará a saber quién es el culpable sin tener que recurrir a la violencia o al uso de armas. Fue fundada por Arthur ConanDoyle, Agatha Christie, Dorothy L. Sayers,Arthur Morrison, Ronald Knox y P. D. James, y sus principios fueron establecidospor el llamado Detection Club. Página 16
  17. 17. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.O[editar]Escuela norteamericanaArtículo principal: Novela negraLa escuela norteamericana, de novela negra o hard-boiled, por el contrario, se engendra y desarrolla en unascircunstancias sociales específicas a raíz de la Gran Depresión, que marca en la literatura policial: Un apartamiento de la intención evasiva y el surgir de una honda preocupación social y retorno al realismo en ambientes, fondos, personajes, temas y estilo. Aparición de nuevos escenarios tocados por la crisis y la corrupción… Un público proletario, trabajador, de clase baja y escaso poder adquisitivo, que pedía un lenguaje y unos fondos poco floreados, claros, entendibles y directos, impresos no en libro de tapa dura, sino en revistas, en forma de relatos cortos y papel económico o de mala calidad, el "papel de pulpa" o pulp.La experimentación formal y la búsqueda estilística quedaba a menudo en segundo plano.recurre más a la violencia y aluso de armas, se exponen temas como la indiferencia por el el color de piel (racismo) o por el lugar de nacimiento(nacionalismo), más que todo en las víctimas pero también en los detectives. Los crímenes no se dan ya en ambienteselitistas, sino que se desarrollan donde son más frecuentes: en ámbitos donde impera la pobreza o donde aparecenpersonajes marginados y desheredados. El detective casi siempre recurre a la violencia y a las armas para obtener lainformación que lo llevaran a saber quien es culpable. Sus fundadores fueron Dashiell Hammett y Raymond Chandler. Suplanteamiento quedó establecido en el cuento Los asesinos de Hemingway. Este cuento es al género negro lo que Loscrímenes de la calle Morgue de Poe es al policíaco inglés. En "Los asesinos" aparecen los que seran las caracteristicas delgénero negro: predominacia del diálogo y narracion limpia y objetiva. El relato detectivesco "negro" prototípico es el hard-boiled, divulgado a través de revistas como Black Mask, Detective Store o Dime Detective por autores como DashiellHammett, Erle Stanley Gardner, Carroll John Daly y el propio Raymond Chandler; formuló sus principios en The Simple Artof Murder ("El simple arte de matar", 1950) de Chandler, tiene su institución en la asociación Mystery Writers of America y,aparte de importantes escritores norteamericanos de la misma como Jim Thompson, Patricia Highsmith, WilliamIrish, Chester Himes, Ross Mcdonald, William R. Burnett, James M. Cain, Stanley Ellin y James Hadley Chase, entre otrosmuchos, cuenta también con una importante nómina de cultivadores en las demás literaturas europeas ehispanoamericanas: (Georges Simenon, Manuel Vázquez Montalbán, Leonardo Sciascia o Andrea Camilleri, por ejemplo,entre un número tan crecido que no es posible hacer cuenta exacta.Las características del género negro (galicismo que se debe a la Série noire de la editorial francesa [ÈditorialGallimard|Gallimard]], destinada a divulgar este tipo de novelas) en su modalidad hard-boiled, son: Narración en primera persona. Lenguaje coloquial, sin eufemismos con uso de argots callejeros. Medias tintas en cuanto a los valores éticos: el detective a veces infringe la ley y los criminales son ocasionalmente honrados, o pretenden serlo. Cinismo profundo en el carácter de un detective protagonista, de vuelta de todo. Perdida de importancia del proceso de identificación de un culpable. Página 17
  18. 18. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.O Filosofía vital estoica y, a veces nihilista, en el detective. http://es.wikipedia.org/wiki/G%C3%A9nero_policiaco[editar]El cine en el género policiacoArtículo principal: Cine policiacoEl género policiaco se introdujo al cine cerca de los años 1910 ó 1930, más que todo cuando el cine sonoro llegó porprimera vez. De esa forma, varias novelas de escritores mencionados anteriormente, fueron llevadas al cine.En el cine, el género ganó más popularidad que en los libros aunque generalmente sólo personas de clase alta podíanasistir al espectáculoporque era bastante caro. La fama de estas películas siguió por varios años hasta que decayó cercade los años 1940 o 1950.[editar]Evolución del género policiacoEl género en los últimos años, cambió en bastantes formas, de las cuales se pueden observar claramente dos: la mezcla dela novela negra y la escuela inglesa que dieron como resultado detectives con armas y entrenados para su uso (novelanegra), al mismo tiempo también se sigue viendo el análisis que se hace para resolver el caso junto a la observación(escuela inglesa).Una de las razones de esa mezcla es que ahora la mayoría de novelas policiacas que se ven por la televisión, sonproducidas en Estados Unidos, lugar en el cual se creó la novela negra; sin embargo, aún se conservan los rasgos deanálisis y observación de la escuela inglesa, tal vez porque la hacen más interesante. Página 18
  19. 19. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.Ohttp://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0287/articulo.php?art=9229&ed=0287CULTURAEL POLICIAL: UN GENERO QUE SE REACTUALIZALa reaparición de la intriga y los enigmasEn la Argentina, recién en 1942 aparece el que se considera el primer libro de cuentos policiales encastellano: los “Seis problemas para don Isidro Parodi”, de Borges y Bioy Casares. En las décadassiguientes, el género construyó su propia tradición, superando los modelos clásicos e incorporandoinfluencias del existencialismo, el objetivismo, el realismo y el absurdo. En los últimos años, además,el policial clásico experimentó un notable resurgimiento. ¿Cómo escribir novela negra después de ladictadura? Aquí, un repaso por la historia del género en nuestro país.Por Ezequiel AlemianAdelantados. Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares rastrearon los orígenes del policial. Rodolfo Walshcontinuó la tradición y publicó la primera antología del género.Con esa mordacidad casi incontestable que más parecía evitar la polémica que participar de ella, Borges y Bioy secongratulaban en el prólogo a sus Seis problemas para Don Isidro Parodi de que por fin apareciera, en el mapamundide la novela policial, “¡un héroe argentino, en escenarios netamente argentinos!”. Había pasado más de medio siglodesde que Eduardo Holmberg sumara a su veta de naturalista positivista las influencias de Edgar Allan Poe (cuyoCrímenes de la Calle Morgue, de 1840, sigue siendo considerado como el primer cuento policial), y de Arthur ConanDoyle (el inventor de Sherlock Holmes) para escribir La bolsa de huesos y La casa endiablada. Estas ficciones deindagación frenológica que ocurren “a pocas cuadras del Maldonado, en el Camino de las Cañitas, que lleva aBelgrano”, constituyen uno de los primeros ensayos de relato policial escrito en la Argentina.El otro antecedente ineludible del policial local es el de Eduardo Gutiérrez. Sometida a las demandas de la prensadiaria, su obra, muy extensa, trabajará sobre hechos delicitvos reales, dando origen a una serie de “dramaspoliciales” por entregas, como Los enterrados vivos, Amor funesto, Los grandes ladrones y Los asesinos de Alvarez.Juan Cuello y Hormiga Negra son dos personajes suyos muy conocidos, aunque el más famoso sea, por supuesto,Juan Moreira (1880). Inspirado en un cuchillero electoral muerto por la policía bonaerense, el personaje de Moreira sedesprenderá “de esa prédica reivindicativa que ve en las desdichas del gaucho una consecuencia de sumarginación”, como remarca Jorge Rivera, para manifestarse como “presa demoníaca de una fuerza fatal que loempujará inexorablemente en la pendiente del crimen”. A partir del Centenario, el consumo de relatos policiales serácreciente, y tendrá su principal sustento en la aparición y la expansión de nuevas revistas y diarios, que iránincorporando, al cuerpo de los clásicos, cuentos esporádicos, vinculados con lo policial, de escritores locales comoHoracio Quiroga, Enrique Lavalle y Vicente Rossi.Con la fundación en Londres, en 1929, del Detection Club (integrado por Gilbert K. Chesterton y Agatha Christie,entre otros), queda de alguna manera inscripta la forma de concebir el policial que hasta ese momento dominaba enel mundo: la de la novela-enigma, o novela-problema, o policial inglés. El policial inglés concibe al delito como unproblema matemático, separando al crimen de su motivación social, por lo que la gratuidad del móvil fortalece lacomplejidad del enigma. El crimen perfecto es el crimen sin causa. El detective, en general un aristócrata, o un Página 19
  20. 20. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.Oaficionado, no se pregunta jamás por qué, sino siempre cómo. Es la representación más pura posible de lainteligencia analítica.En realidad, la aparición del Detection Club no marca el comienzo sino el final del monopolio del policial de enigma:en 1926, en los Estados Unidos, Joseph Shaw se ha hecho cargo de la pulp magazine Black Mask, con la intenciónexplícita de “publicar un tipo de policial diferente del establecido por Poe y seguido fielmente hasta hoy”. Era lacreación del policial negro. La serie negra viene a narrar lo que excluye y censura el policial clásico. Ya no haymisterio en la causalidad. Asesinatos, robos, estafas, extorsiones: la cadena siempre es económica. Según señalaRicardo Piglia, “lo que opera constantemente es la determinación de las relaciones sociales. El detective no esinteligencia pura sino experiencia y acción del cuerpo en una sociedad corrupta. Por eso el valor esencial en lanovela negra es la honestidad, la incorruptibilidad”.Los asesinos, el célebre cuento de Ernest Hemingway, cumplirá para el policial negro el rol inaugural que tuvo elcuento de Poe para el policial de enigma. Y la novela El largo adiós, de Raymond Chandler (1953), marcará,tardíamente, el final del género.Círculos y masacres. En la Argentina, los tiempos fueron otros. En 1942 aparecerá el que muchos consideran comoel primer libro de cuentos policiales en castellano: el ya citado Seis problemas para don Isidro Parodi. “Cuarentón,sentencioso, obeso (no la „crapulosa y turbia figura del panzón rosarino‟), con la cabeza afeitada y los ojossingularmente sabios”, Isidro Parodi ocupa la celda 273 de la Penitenciaría, condenado a 21 años de prisión porhaber propinado un “mortal botellazo en la sien al carnicero Agustín R. Bonorino, que había asistido al corso deBelgrano disfrazado de cocoliche”. A la cárcel van a consultarlo personajes asediados por la sombra de algún crimen.En la primera cita exponen el misterio que los abruma; en la segunda, oyen la solución iluminadora que les brindaParodi.En el prólogo se señala que “la inmovilidad de Parodi es todo un símbolo intelectual y representa el más rotundo delos mentís a la vana y febril agitación norteamericana...”. Esto es: un rechazo explícito a la tradición negra perotambién, en la anécdota inverosímil y en el tono paródico de los cuentos, en el humor demoledor para con lasconvenciones del género, una reformulación radical del policial de enigma.Piglia ha señalado que en la opción de Borges por el policial inglés hay una poética que tiene ver con su obra.“Borges crea un espacio para la lectura de sus textos. En debate con la tradición de lo que él llama la literaturapsicológica-realista, lo suyo es una defensa de la trama y de la construcción del relato en torno a un enigma”,asegura. Son los meses en los que publica El jardín de los senderos que se bifurcan y La muerte y la brújula,claramente referenciados con el policial. También con Bioy, en 1944 Borges comienza a editar, para Emecé, lacolección “El Séptimo Círculo”, orientada hacia el policial inglés.Es la época en que se produce “la eclosión más orgánica” del policial en el país, con la emergencia de autores comoEnrique Anderson Imbert, Leonardo Castellani, Adolfo Perez Zelaschi, Manuel Peyrou, Abel Mateo, María AngélicaBosco, Roger Pla. Varios de estos escritores aparecerán reunidos en la primera antología de relatos policialesargentinos (Diez cuentos policiales argentinos) que publica en 1953 la otra figura insoslayable del género: RodolfoWalsh.Gran admirador de Borges, Walsh edita también en 1953 sus Variaciones en rojo. Son tres novelas breves sobreunos asesinatos que investigan y resuelven los dos mismos personajes: el comisario Jiménez, un oficial inteligente yexperimentado, y Daniel Hernández, un corrector de pruebas reflexivo y silencioso, muy observador y con unainmensa capacidad de análisis. La aventura de las pruebas de imprenta, Asesinato a distancia y el tercer relato, queda título al volumen, han sido definidos como “crímenes resueltos como juegos de salón”, y sus orígenes remitidos alos “antecedentes británicos” de Walsh.Walsh mismo renegaría más tarde de estas ficciones diciendo, en 1961, que se trataba de “un ejercicio entretenido ya la vez estéril de la inteligencia”. Algunos críticos han encontrado incluso en el accionar de Hernández los “residuosde una confianza en el equilibrio de la sociedad” de un Walsh que tal vez confiaba en que con el final del peronismose iban a recuperar las “tradicionales virtudes patrias”.No por sabido el itinerario de Walsh deja de ser significativo. En 1956 se entera de los fusilamientos clandestinos queel gobierno de Aramburu ejecuta en un basural de José León Suárez contra un grupo de peronistas insurrectos a lasórdenes del general Valle. El tema lo obsesiona. Cuando se entera de que ha habido sobrevivientes, cambia deindentidad, un amigo le presta una casa donde se refugia temporariamente, lleva siempre consigo un revólver,investiga. La investigación desemboca en una serie de notas que publicará en las revistas Propósitos, RevoluciónNacional y Mayoría, y que en diciembre de 1957 serán editadas en libro con el título de Operación Masacre. Página 20
  21. 21. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.OOperación Masacre ha sido catalogado no sólo como el primer ejemplo de “nuevo periodismo” en el mundo,adelantándose a las experiencias de relato no ficcional que luego harán Truman Capote –con A sangre fría– oNormal Mailer; también ha sido considerado como el primer relato en la “serie negra” local. El escritor CarlosGamerro subraya que con Operación Masacre Walsh “cambia el centro moral del género: ya no está en la razón deldetective analítico ni en la ética anglosajona del detective, sino en las redes de solidaridad entre ciudadanoscomunes”.La difusión del policial negro encontrará no pocos detractores en la Argentina. Julio Cortázar criticará los aspectos“salvajes”, “irracionales” y “degradados” de los libros de Dashiell Hammet, Chandler y James Cain. En Sociología delpúblico argentino, Adolfo Prieto directamente considerará a estas novelas como “infraliteratura”. Desde el núcleo dela revista Contorno, en cambio, el género recibirá la atención de Juan José Sebreli, que dedicará dos artículos aHammet (La ambigüedad y Novelista de una sociedad de competencia) y de Carlos Correas, quien traducirá, tambiénde Hammet, Continental Op.Regreso al clasicismo. La colección “Serie Negra”, de la editorial Tiempo Contemporáneo, creada por Piglia en1969, aunque sin autores argentinos, será otro de los referentes obligados en este proceso de revalorización,contribuyendo sensiblemente a la ampliación y a la diversificación de los circuitos de lectura. “Leer a Chandler oDavid Goodis en la Serie Negra posee un sello de legitimidad intelectual que en cierta forma estaba ausente de laviejas colecciones”, señala Rivera.Amparados por este nuevo estado de las cosas, surgen nuevos narradores, novelistas en su mayoría: OsvaldoSoriano (Triste solitario y final), Juan Martini (El agua en los pulmones, Los asesinos las prefieren rubias, El cerco),Juan Carlos Martelli (Los tigres de la memoria), Rubén Tizziani (Noches sin luna ni soles), Alberto Laiseca (Su turnopara morir), Guillermo Saccomano (“Prohibido escupir sangre”), Mempo Giardinelli (“Luna caliente”) o José PabloFeinmann (“Ultimos días de la víctima”).Según Rivera, estos nuevos escritores rebasarán el marco de los modelos más clásicos, integrando flexiones einfluencias literarias o culturales menos emparentadas con el desarrollo del policial: los rastros de la literaturaexistencialista, del objetivismo francés, del realismo latinoamericano, de la intertextualidad, del absurdo. Juan Martinidirá que “el paso de algunos autores argentinos por la literatura policial no es más que episódico, o experimental.Forma parte de la búsqueda de un saber narrativo”.Manual de perdedores, de Juan Sasturain, uno de los promotores más activos del policial negro, aparecerá comofolletín en 1983, y Piglia volverá con otra colección de novelas (“Los clásicos de Sol Negro”) a principios de los 90.Leonardo Oyola destaca hoy como nuevos grandes maestros del género a Ernesto Mallo y Guillermo Orsi. “Mallo porla saga de su Comisario Lascano (La aguja en el pajar y Delincuente argentino) y Orsi por sus novelas Sueños deperro y Buscadores de oro. Los dos son old school. Mucha calle y manejo de códigos se les nota en sus historias”,dice.En los últimos años, sin embargo, la vertiente norteamericana parece haber ido perdiendo terreno mientras el policialclásico experimenta un resurgimiento importante. Títulos como La pesquisa, de Juan José Saer, La traducción yFilosofía y Letras, de Pablo de Santis, Tesis sobre un homicidio, de Diego Paszkowski, Crímenes imperceptibles, deGuillermo Martínez y Segundos afuera, de Martín Kohan, parecen estar corroborando un nuevo equilibrio.¿Qué es lo que explica este retorno al clasicismo del policial inglés? Para Gamerro, fue el cambio cualitativo que llevóa cabo la institución policial durante el Proceso: de una organización corrupta, que tolera o fomenta el crimen, setransformó en una organización criminal sin más. “Esto determina que una ficción policial argentina ajustada a loshechos encuentre grandes dificultades en permanecer realista, porque la realidad de la policía argentina esbásicamente increíble. La policía cambió, pero el género policial sigue buscando el rumbo. Después de la ESMA nose puede hacer novela negra”, asegura.Osvaldo Aguirre no cree en ese argumento. “La idea de que la policía asume el papel protagónico procede de lasversiones más estereotipadas del género”, señala. “Todos sabemos que la policía está asociada a la corrupción, laineficacia y la criminalidad. ¿Pero por eso no se van a poder escribir novelas policiales? Me parece que no. Meparece que la corrupción, la ineficacia y la criminalidad estatal son grandes temas del relato policial”, dice.“Negro Absoluto”, la nueva colección que dirige Sasturain, tal vez tenga algo que decir al respecto. O tal vez prefieradecir otras cosas. Pero en la medida en que todos los textos, más allá de sus intenciones, hablan sobre su tiempocon una intensidad equivalente (algunos lo hacen de manera explícita, otros por omisión, en el juego entre lo quedicen y lo que no), estas novelas constituirán seguramente un eslabón nuevo, una voz distinta, en la larga cadena dela “novela policial argentina”. Sigue Página 21
  22. 22. Lengua y Literatura .Profesora: María Cristina Zapata Escuela: N°8 “María América Barbosa”Año: 2011 Curso: 3°”D” C.O Página 22

×