Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Guión para la Eucaristía

Domingo 20 noviembre

  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

Guión para la Eucaristía

  1. 1. Aportes - 1 soberbias. Así pues, celebremos a Cristo Rey comprometiéndonos a ser imagen y semejanza suya, empezando por casa, sin ambicionar los primeros puestos y mandar tiránicamente sin tener que obedecer a nadie, para obtener más privilegios y derechos sin obligaciones y pocos deberes, para poder obrar impunemente y tener aplaudidores de turno. Según san Pablo, Jesús afirmaba que hay más alegría en dar que en recibir. Imaginemos a Jesús que, a punto de entregarse al Padre, dando un gran grito, expiró: No fue un grito de desesperación, de dolor, de rabia contra los que lo asesinaban sino un solemne grito de triunfo que resonó por todo el cosmos: ¡el pecado había sido vencido, el hombre estaba a salvo para siempre! Ciertamente que esto es una cuestión de fe. Conviene analizar esto teniendo en cuenta que quien no vive para servir, no sirve para vivir, pues sólo vive quien da vida. Sólo quien cree en esto y se pone al servicio los demás, disfruta de esa felicidad profunda de Jesús. Una pequeña muestra de esto la vemos en las madres que son capaces de cualquier sacrificio por un hijo enfermo, y se sentirían muy mal si así no lo hicieran. A nuestro alrededor vemos grupos de ser- vicio, voluntarios, cooperadores y constructores de solidaridad, hombres y mujeres suscitados por el Espíritu Santo dentro y fuera de la Iglesia, pues él sopla donde quiere.También vemos a algunos que, luego de una vida despreocupada y de lujos, ante situaciones de gran pobreza y miseria, movidos sin duda por ese mismo Es- píritu, han dado un giro total y llevan adelante tareas de asistencia, solidaridad, promoción Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino 2Sam 5, 1-3; Sal 121; Col 1, 12-20; Lc 23, 35-43 Un día en que los discípulos discutían sobre quién de ellos era el más importante, Jesús los cruzó diciéndoles: “dejen eso para los ricos, famosos, poderosos y autoritarios que se im- ponen a los demás.Entre ustedes, quien quiera ser el primero que se ponga al servicio de los últimos, como yo, que no estoy sentado sino de pie, para servir a todos”.La noche de la pascua les lavó los pies como un esclavo y dijo: “ejem- plo les doy para que hagan lo mismo, porque en esto los reconocerán como mis discípulos”. Los hombres entramos en conflictos y hos- tilidades por ambicionar el podio más alto, es- perando poder decir: ¡Aquí mando yo! Desde los orígenes, el hombre se sublevó contra Dios siguiendo una falsa promesa: hagan lo que se les antoje sin tener que dar cuenta a nadie, ¡y serán como dioses! Desde entonces nos asfixia la soberbia. Es hora de arrodillarnos delante de Aquel que reina desde un madero, del prójimo sufriente, porque él no vino a ser servido sino a servir y darnos su vida. Hoy, domingo del único Rey, colgado en cruz, el más glorioso trono, dando su vida por rescatarnos de la muerte, misterio de amor que comprenderemos sólo si comenzamos a creer que hay más alegría en dar que en recibir. No viviremos ese amor y servicio mientras haya luchas por el escalafón adquirido, pisando ca- bezas sin escrúpulos, acallando la conciencia en actitud de autodefensa. Al contrario, Jesús quiere que imitemos su amor. Él vino a noso- tros para rescatarnos de nuestras rebeldías y (Continúa en la p. 4). Aportes para la homilía Aportes Celebración Jesucristo, Rey del Universo 20 de noviembre de 2016 Ciclo C. Color: Blanco Año XX - Nº 1168 Aportes Celebración para la Homilía y guión para la Santa Misa CristoRey-C-16-1168.indd 1 02/08/2016 12:17:01
  2. 2. Aportes - 2 1) Introducción Hermanos:Celebramos hoy a Cristo Rey, supremo gobernador del uni- verso que, desde el trono real de la cruz, nos convoca para encomen- darnos la construcción del Reino de su Pa- dre, en la verdad y la justicia del evangelio, el amor providente de su corazón y la paz que nace de una conciencia limpia. Cantemos… 2) Saludo de bienvenida Jesús es Rey de la verdad y del amor, de la justicia y de la paz, de todo bien y santidad. Es el Hijo único del Padre, que lo constituyó Rey supremo y Señor del universo, para sal- vación de los hombres. Que el amor de Dios Padre y de su Hijo Jesucristo, en unión con el Espíritu Santo, esté siempre con ustedes 3) Acto penitencial Jesús, Rey de misericordia y perdón, nos llama a desandar los caminos que nos alejan de su salvación.Reconozcamos humildemente nuestra pobreza y miseria e invoquemos su misericordia. *  Porque nuestras infidelidades a tu amor nos alejan de tu presencia y de los hermanos.Señor, ten piedad. * Porque permitimos que las am- biciones negativas nos apartan del bien y la verdad. Cristo, ten piedad. * Porque muchos viven el poder sin el servicio y destruyen las bases de la concordia y de la paz. Señor, ten piedad. Dios todopoderoso tenga mise- ricordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén. 4) Liturgia de la palabra Primera lectura (2Sam 5, 1-3): En Hebrón, los jefes de las tribus de Is- rael establecen un pacto con David y lo proclaman rey de todos ellos. Salmo responsorial (Sal 121): El Salmo 121 alaba el reinado de David, proclamando a Jerusalén como ámbito de la casa del Señor de Israel. A cada estrofa respondamos: R. ¡Vamos con alegría a la Casa del Señor! Segunda lectura (Col 1, 12-20):Pablo alaba a Dios que nos introdujo en el reino de su Hijo querido, en quien tenemos la redención y el perdón de nuestros pecados. Lectura del Evangelio (Lc 23, 35-43): En la cabecera de la cruz de Jesús se exhibe su título real: Jesús nazareno, rey de los judíos. Desde allí promete al buen ladrón: hoy estarás conmigo en mi reino. 5) Oraciones de los fieles El reinado de Cristo nada tiene que ver con los reinos de este mundo. Su reinado es de amor, hasta la cruz y la resurrección, con tal de darnos vida nueva a los que creemos en él y tratamos de seguirlo fielmente. Por eso pidámosle: ¡Venga a nosotros tu reino! 4  El sacerdocio ministerial y los servicios pastorales deben reflejar el amor del buen Pastor que dio su vida en la cruz. Por eso roguemos por el Papa, los Obispos, los sacerdotes y todos los agentes de evangelización para que no dejen de anunciar la ver- dad, el amor y la paz de Cristo Rey. Oremos… 4  El reinado de Cristo se manifiesta en su justicia, su santidad y salvación, que Guión para la Santa Misa     CristoRey-C-16-1168.indd 2 02/08/2016 12:17:01
  3. 3. Aportes - 3 crea en nosotros un corazón puro, sen- sible a los padecimientos del prójimo. Por eso roguemos para que no nos unamos a las ideologías materialistas e individualistas. Oremos… 4  El Señor nos ama incondicionalmente, pero ofenden su amor la indiferencia ante el pobre y desvalido, la violencia en todas sus formas, las ambiciones del poder, la soberbia de los autoritarios. Por eso roguemos para que construya- mos una Iglesia del servicio.Oremos… 4  La corrupción política y el abuso del poder en nuestro país han genera- do injusticias y desesperanza. Esto contrasta con la misericordia del Señor que busca nuestro mayor bien y felicidad. Por eso roguemos por la conversión de los corruptos.Oremos… 4  El Señor espera una respuesta de amor concretizado en las obras de misericordia, con lo cual trabajamos en la construcción de su Reino, que libera al mundo de odios, revanchas y discriminaciones. Por eso roguemos para tener un corazón misericordioso. Oremos… Señor, en nuestros días hay poco espacio para la verdad, la justicia, el bien, la paz. Que tu Espíritu nos inspire ingenio y fuerzas para establecerlas en nuestro hogar, en las instituciones, la política, el gobierno, las leyes, la cultura, mientras te deci- mos: ¡Ven, Señor Jesús!, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. 6) Presentación de las ofrendas Presentamos el pan y el vino, y oremos para que convertidos en el Cuerpo y Sangre del Señor, Sacra- mento de vida eterna, renovando su ofrenda en la cruz, sean nuestro alimento de fidelidad a Dios y de caridad con el prójimo. Cantemos…  7) Comunión “En memoria tuya, Cristo reden- tor, vamos a tu mesa en señal de amor”, por eso creemos en tu promesa: de estar siempre con nosotros. Que esta comunión nos ayude a anticipar tu reinado, siendo siempre fraternos con el prójimo. Cantemos… 8) Bendición final y despedida Monición: “Somos hermanos los que reunidos hemos comido de un mismo pan”, por eso, con Cristo en nosotros, que ya no tengamos rencores ni enemistades y nos mantengamos en unidad. Bendición:Y que la bendición de Dios todopoderoso Padre, Hijo y @ Espíritu Santo permanezca siempre con ustedes. Despedida: Con nuestras actitudes y acciones anticipemos el reino de Cristo. ¡Vayamos en paz!  Abrazado por tu misericordia Eduardo Meana Este álbum propone doce canciones al estilo de Taizé. Ayuda a concluir en este Año Jubilar, e invocar siempre la in- finita misericordia de nuestro Dios. Comentarios bíblicos dominicales Ciclo A Mateo Bautista Estas páginas combi- nan la enseñanza de la Palabra de Dios con las circunstancias concretas del hombre y la mujer de hoy para explicar las lecturas bíblicas del Leccionario dominical del Ciclo A. CristoRey-C-16-1168.indd 3 02/08/2016 12:17:01
  4. 4. Aportes - 4 (Viene de la p. 1). humana y caridad, que son ejemplo para todos, incluso para nosotros los creyentes. Al momento de llegar a la presencia eterna del Justo Juez, Jesús nos preguntará: Tuve hambre y sed, soledad y desamparo, estuve sin trabajo, sin donde cobijar mi familia, al borde de la desesperación y el suicidio… ¿qué servicio me prestaste? No estará en nuestras manos solucionar mucho, pero desde nuestro puesto y en unión con todos podemos hacer que el reinado de Dios se instale en este mundo. Así lo escribía en su vehículo un camionero: Si necesitás una mano, pedime que tengo dos. Aportes para la Celebración es un subsidio litúrgico preparado por el equipo de redacción de El Domingo, periódico religioso de la editorial SAN PABLO, propiedad de SOCIEDAD DE SAN PABLO (PAULINOS). Riobamba 230, C1025ABF Buenos Aires,Argentina. Teléfono: (011) 5555-2416/17/21/24. Fax: (011) 5555-2439. E-mail: director.eldomingo@sanpablo.com.ar - www.sanpablo.com.ar - Impreso por G. S. Gráfica s.r.l., Cnel. Charlone 958, B1868DZF Piñeyro,Avellaneda (Bs.As.),Argentina. En el Uruguay: San Pablo: Colonia 1591 (11200) Montevideo, tel.: 24018332, cels.: 094943071/095728681, Mail: libreria@san-pablo.com.uy ¡Señor Jesús!, que no nos desamparas, y en ello está tu más honda felicidad, porque eres el Hijo igual al Padre, el Dios de amor y servicio, no permitas que caigamos en la tentación de erigirnos en señores de nadie. Que nos motive prestar el mejor servicio sobre todo al pobre y necesitado, al débil y enfermo, al marginado que se hunde en su miseria y no que nos matemos en estériles rivalidades. Ayúdanos a imitar a tu Madre, que se mostró feliz y orgullosa de ser la esclava del Señor, para el bien de los demás. Tú que esperas sentarnos a la mesa de tu Padre para servirnos el plato fuerte de su amor eterno. Amén. MENSAJE DEL SANTO PADRE Jesús enseña el camino del servicio Son las tentaciones mundanas que aún hoy arruinan el testimonio de la Iglesia. Jesús habla un lenguaje de humillación, de muerte, de redención. Mientras ellos hablan un lenguaje de trepadores: ¿quién subirá más en el poder? Los cristianos deben vencer la tentación de trepar, de tener más poder. Es una tentación que tenían ellos, estaban tentados por la forma de pensar mundana. Se preguntan quién será el más grande, mientras Jesús les dice que hay que ser “el último”, “el servidor de todos”: En el camino que Jesús nos indica para ir adelante, el servicio es la regla. El más grande es el que sirve, el que es más, está al servicio de los otros, no el que se vanagloria, que busca poder, dinero… vanidad, orgullo. No, estos no son los grandes. Es lo que pasó aquí con los apóstoles, también con la mamá de Juan y Santiago. Es una historia que sucede cada día en la Iglesia, en cada comunidad. “¿Quién es el más grande de nosotros?, ¿quién manda?”. Las ambiciones. En cada comunidad –parroquias o instituciones– siempre están estas ganas de trepar, de tener poder. Éste es el mensaje para la Iglesia también hoy. El mundo habla de los que tienen más poder para mandar. Jesús afirma que ha venido al mundo “para servir, no para ser servido”: La vanidad, el poder… Como cuando tengo esas ganas mundanas de estar con el poder. No de servir, sino de ser servido. No se ahorra nada, con tal de llegar: chismes, embarrar a los otros… La envidia y los celos hacen este camino y destruyen. Es algo que todos conocemos, todos. Sucede hoy en toda institución de la Iglesia: parroquias, colegios, otras instituciones, también en los obispados…, todos. Es lo que quiere el espíritu del mundo, que es espíritu de riqueza, vanidad y orgullo. Todos estamos tentados por estas cosas, estamos tentados de destruir al otro para trepar. Es una tentación mundana, que divide y destruye a la Iglesia. No es el Espíritu de Jesús. Papa Francisco (Homilía, 17/5/2016). CristoRey-C-16-1168.indd 4 02/08/2016 12:17:01

×