Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Fichas comprension lectora santillana 1º eso lengua

9,143 views

Published on

fichas comprensión lectora Santillana 1 eso lengua

Published in: Education
  • Be the first to comment

Fichas comprension lectora santillana 1º eso lengua

  1. 1. 1. La narración: Elementos LENGUA Y LITERATURA 1 FICHA DE REFUERZO 1er CICLO 1er CURSO Autora: Lola Montes, IES Francesc Macià (Cornellà) © 1999 by Grup Promotor/Santillana, SA SECUNDÀRIA Grup Promotor • Santillana Narrar es estructurar un relato de hechos reales o imaginarios sobre nuestra propia vida o so- bre vidas ajenas. En toda na- rración es esencial establecer tres elementos: el narrador, los personajes y la acción, y des- pués considerar el marco en que situamos la historia (lugar, tiempo), y la trama (conjunto de hechos que ocurren a los personajes). Pero aprender a narrar requiere, además, mu- cha práctica y una buena dosis de lectura de historias bien es- cogidas. Entre los mejores re- latos de la antigüedad se en- cuentran Orfeo y Eurídice y El vuelo de Ícaro. Dédalo y su hijo Ícaro pretenden escapar de la prisión en la que les tiene sometidos el rey Minos. Para ello, Dédalo idea una estratagema: pide cera y plumas a sus inge- nuos carceleros y, con ellas, fabrica unas alas. Una vez probadas, se dirige a su hijo para advertirle: «Hijo mío; vuela con prudencia y guarda siempre en los aires una distancia conveniente. Si te elevas demasiado hacia el sol, su calor fundirá la cera de tus alas; si vuelas demasiado bajo, la humedad del mar las hará en extremo pesadas para tus débiles fuerzas. Evita uno y otro extremo y sígueme sin demora». Ícaro, en- tonces, se levanta con vuelo tembloroso, vacila, se estremece. Poco a poco gana en brío, y al instante ya no teme nada. Abandona su guía y se lanza hacia las altas re- giones del éter. En ese momento las ligaduras que sujetan sus alas se aflojan, el calor del sol derrite la cera y las plumas se desprenden. Apenas emite un grito de socorro, cuando se precipita hacia el mar sin que Dédalo pueda ayudarlo. 1. Observa en la imagen la posición de las alas de Dédalo y su hijo y relata cuanto su- cede en la escena, con tono dramático. 2. Interpreta el relato, es decir, di qué puede significar lo que le ha pasado a Ícaro. 3. Además de los verbos de acción, los adverbios y las locuciones adverbiales son también parte esencial de una narración. Subraya entre las palabras siguientes aquéllas que correspondan a esta clase de palabras: por lo tanto después al poco rato aunque entonces de repente sin duda en ese momento poco a poco pero porque entre a al día siguiente al amanecer no obstante en ese caso al anochecer ESTUDIO DE LA LENGUA LA HISTORIA REPASO La caída de Ícaro de Jacob Peter Gowi
  2. 2. 2. La narración: Estructura LENGUA Y LITERATURA 1 FICHA DE REFUERZO 1er CICLO 1er CURSO Autora: Lola Montes, IES Francesc Macià (Cornellà) © 1999 by Grup Promotor/Santillana, SA SECUNDÀRIA Grup Promotor • Santillana «Nací en el año 1632 en la ciudad de York, de una buena familia... Tuve dos her- manos: el mayor, teniente coronel de un regimiento inglés de infantería destacado en Flandes murió en la batalla de Dunkerque contra los españoles. En cuanto a mi segundo hermano, nada he sabido de él, como tampoco mi padre y mi madre su- pieron nunca que había sido de mí. Era el tercer hijo de la familia, y no estaba preparado para oficio alguno, así que mi cabeza comenzó a llenarse muy pronto de pensamientos extravagantes. Mi padre, ya muy anciano, me había proporcionado una instrucción esmerada y me destinaba a la carrera de leyes. Pero mi único anhelo era navegar y esta inclinación me llevó a oponerme enérgicamente a la voluntad, mejor dicho, a las órdenes de mi padre y a todas las súplicas y persuasiones de mi madre y de algunos amigos: tanto, que pa- recía haber algo fatal en esta vocación natural, que me arrojaría por fin a la vida miserable que estaba destinado a sobrellevar. Mi padre, hombre prudente y grave, trató de disuadirme con serios y excelentes consejos para que abandonara las intenciones que había adivinado en mí. Una ma- ñana me llamó a su alcoba, donde se encontraba recluido por la gota, y, con gran afecto, debatió conmigo este tema. Me preguntó qué razones tenía para alejarme de la casa paterna y de mi país natal. Me dijo que sólo los hombres desesperados, o los que tenían enorme ambición, iban en busca de aventuras; unos con el propósi- to de elevarse, y los otros, para conquistar la fama por sus empresas fuera de lo co- mún.» (Daniel Defoe, Robinson Crusoe) Casi todas las narraciones tienen una estructura similar y en ella pueden distinguirse cuatro grandes secuencias: a) acontecimiento inicial o hecho que desencadena la historia. b) reacción o respuesta que el acontecimiento inicial provoca en algún personaje. c) la acción o hechos que viven los protagonistas y que constituyen el eje de la tra- ma. d) el desenlace, es decir, la solución del conflicto que unas veces puede ser dramáti- ca y otras no. Ambas historias, la de Ícaro y la de Robinson, tienen algo en común en el tema (la necesidad de ambos jóvenes de «volar» fuera del regazo paterno) y en la estructura. 1. Averigua en qué secuencias se producen las coincidencias. Contrasta tu opinión con la de otros compañeros o compañeras. Redacta las conclusiones. 2. Relata una historia parecida pero en primera persona, es decir, sitúate como pro- tagonista y narra alguna ocasión en la que no hicieras caso de las advertencias de tu padre o de tu madre. Cuenta también el desenlace. Lee el resultado. 3. Busca diez palabras derivadas y señala la palabra simple de la que proceden. 4. Busca en el mismo fragmento cinco palabras agudas, cinco llanas y una esdrújula y di por qué llevan o no llevan tilde. ESTUDIO DE LA LENGUA RELACIÓN ENTRE HISTORIAS REPASO
  3. 3. 3. La narración: Los personajes LENGUA Y LITERATURA 1 FICHA DE AMPLIACIÓN 1er CICLO 1er CURSO Autora: Lola Montes, IES Francesc Macià (Cornellà) © 1999 by Grup Promotor/Santillana, SA SECUNDÀRIA Grup Promotor • Santillana Cuando nace Turner (1775), al Imperio Britá- nico le falta poco para entrar en el siglo del apo- geo expansivo: guerras, exploraciones, aventuras marinas, grandes cons- trucciones, desarrollo del ferrocarril, entre otros ambiciosos proyectos. Y en todos ellos, de una forma u otra, se hallaba involucrada la marina con sus imponentes na- víos. El Temerario fue construido en 1757 como navío de guerra. Perteneció en su origen a la Armada Francesa, y con ella participó en muchas batallas, entre ellas la de Tra- falgar contra los ingleses. En uno de esos conflictos fue capturado como precioso botín para la Armada Británica. Sirvió a sus nuevos dueños unos cuantos años más hasta que, en 1838, desgastado ya por tanta agresión y remiendo, fue destinado al desguace. Turner captó el mágico momento en el que el navío es trasportado por un remolcador a su último fondeadero. Su porte altivo y glorioso, destacado por el sol de poniente, imprimen a la imagen los rasgos fantasmagóricos que la mirada del pintor pretendía. 1. Como personaje que participa en esta historia, El Temerario debería tener una personalidad. Di cómo te parece que podía haber sido este viejo barco, utilizando para ello una serie de adjetivos, y redacta después el resultado. Léelo en voz alta con la entonación y dicción adecuadas. 2. Imagina que este magnífico buque es una persona que ve, oye y piensa, y que, ahora que ha llegado a viejo, le gustaría decir lo que opina de su vida. Préstale tu voz a El Temerario y escribe sobre lo que crees que él diría basándote en la carac- terización anterior. 3. Sustituye en el fragmento anterior el adjetivo altivo por el sinónimo más adecua- do de la serie: altanero arrogante despectivo encopetado bizarro orgulloso soberbio 4. Haz lo mismo con glorioso, sustituyéndolo por otro de los siguientes: insigne venerable prestigioso magnífico memorable suntuoso esplendoroso 5. Lee en voz alta el resultado con el fin de comprobar si la elección es la correcta. ESTUDIO DE LA LENGUA LA HISTORIA EL MARCO El Temerario de Turner
  4. 4. 4. La narración: El narrador LENGUA Y LITERATURA 1 FICHA DE AMPLIACIÓN 1er CICLO 1er CURSO Autora: Lola Montes, IES Francesc Macià (Cornellà) © 1999 by Grup Promotor/Santillana, SA SECUNDÀRIA Grup Promotor • Santillana «El squire Trelawney, el doctor Livesey y algunos otros caballeros me han indicado que ponga por escrito todo lo referente a la Isla del Tesoro, sin omitir detalle, aun- que sin mencionar la posición de la isla, ya que todavía quedan en ella riquezas en- terradas; y por ello tomo mi pluma en este año de gracia de 17... Mi memoria se re- monta al tiempo en que mi padre era dueño de la hostería «Almirante Benbow», y un viejo y curtido navegante, con el rostro cruzado por un sablazo, buscó cobijo bajo nuestro techo.» «Querido Livesey: He comprado el barco y ya está pertrechado. Está atracado en el puerto, listo para navegar. No podéis imaginar goleta más preciosa –un niño podría gobernarla–; desplaza doscientas toneladas y su nombre es La Hispaniola.» «La Hispaniola estaba fondeada en la zona más apartada de los muelles, y tuvimos que abordarla en un bote. Durante el trayecto fuimos pasando bajo muchos y her- mosísimos mascarones de proa, junto a las popas de otros navíos, incluso algún ca- bo que colgaba rozó nuestras cabezas, y algún otro lo arrastramos bajo nuestra qui- lla. Al llegar a la goleta, nos esperaba, para darnos la bienvenida, el segundo oficial, el señor Arrow, un marino viejo y curtido, que tenía la mirada extraviada y lucía pendientes en las orejas.» (R. L. Stevenson, La Isla del Tesoro) Como puedes apreciar en el primero de los fragmentos anteriores, el que cuenta la historia sobre La isla del tesoro es Jim. Es, pues, un relato contado en primera perso- na. Pero Jim no es sino un personaje creado para prestar la voz a Stevenson, el ver- dadero autor de la obra, a quién en una de sus habituales convalecencias a causa de su delicado estado de salud, se le ocurrió este sugerente relato. El plan inicial fue diseñar una imaginaria isla del tesoro y una serie de viajes aventu- reros por distintos escenarios. Vino luego la confección de una lista de títulos para los episodios que compondrían la historia. Para el personaje de John Silver se basó en la personalidad de uno de sus amigos: coraje, energía y poder de encantamiento. Y cuando ya tenía todos estos ingredientes, involucró a la familia, cuyos miembros aportaron cuantas ideas se les iban ocurriendo. Los quince primeros capítulos los es- cribió en quince días. La fascinación de Turner por El Temerario la sintió Stevenson hacia La Hispaniola. Su aportación es esta obra, en la que rinde homenaje a algunos de los aventureros más famosos de la época, convertidos en oficiales de la marina o en piratas, y a muchos de sus flamantes barcos. 1. Reescribe alguno de los fragmentos seleccionados de La Isla del Tesoro cambiando la voz del narrador a la tercera persona. 2. Imagina que eres un narrador o narradora que vas a contar un encuentro con el personaje de Jim. Relata ese encuentro utilizando signos de exclamación y de in- terrogación. Lee en voz alta el resultado. 3. Si John Silver aparece caracterizado como un hombre de coraje, energía y poder de encantamiento, busca tres antónimos que definan al pirata Israel Hans en el episodio de «El barril de manzanas». ESTUDIO DE LA LENGUA RELACIÓN ENTRE HISTORIAS EL NARRADOR Y SU PLAN
  5. 5. 5. Descripción de situaciones LENGUA Y LITERATURA 1 FICHA DE REFUERZO 1er CICLO 1er CURSO Autora: Lola Montes, IES Francesc Macià (Cornellà) © 1999 by Grup Promotor/Santillana, SA SECUNDÀRIA Grup Promotor • Santillana En los cuentos y las novelas, los escrito- res suelen describir situaciones, lugares, objetos (forma, tamaño, volumen, color, textura, impresión que produce), perso- nas... Estas descripciones sirven ante to- do para ambientar la acción y crear una atmósfera que haga más creíbles los he- chos que se narran. Y al detener la ac- ción, suponen una ruptura del ritmo de la narración. Para describir cualquier si- tuación (que incluya lugares donde se hallan personas y objetos) debemos co- menzar por: 1) una observación general que nos ayude a catalogar la importancia de los elementos que aparecen en ella. 2) la localización de los elementos se- gún la situación (a la derecha, en primer plano...). 3) las relaciones de esos elementos entre ellos, es decir, la función que realizan. 4) el color, la luz o la iluminación con las sensaciones que trasmiten. 5) el tiempo (hora del día, estación del año, época...). 6) la intención del autor de la imagen que representa esa situación (valores positi- vos o negativos de la imagen). Las situaciones o escenarios de la vida cotidiana y, entre ellas, las de la vida domés- tica, son algunas de las más frecuentes en la vida de cualquier persona. La imagen anterior, situada en el s. XVII holandés, muestra una de esas situaciones captadas por la aguda mirada y hábil pincel de Vermeer. Algunos de los elementos que aparecen en la imagen, como las prendas de vestir que lleva la mujer, ya no suelen verse hoy (el vestido y mandil de arpillera, el justillo o la cofia de la mujer). Otros objetos que aparecen son algo más frecuentes pero en desuso: una canasta, un canastillo, una perola de cobre, una olla, un cántaro de barro y un cajoncillo en el suelo, de uso im- preciso. Los colores que utiliza están entre el amarillo ocre, el marrón, el rojo teja, y el azul añil (producto éste último que se solía utilizar para eliminar de la ropa blanca el tono grisáceo o amarillento producido por el desgaste. 1. Averigua, con una observación detenida, qué está haciendo la sirvienta, las condi- ciones en que trabaja y la actitud que muestra. 2. Redacta la descripción de la escena siguiendo las pautas expuestas anteriormente. Lee el resultado en voz alta. 3. Selecciona diez palabras que contengan la letra b y averigua cuál es la regla orto- gráfica que se ha aplicado. ESTUDIO DE LA LENGUA LA SITUACIÓN REPASO La cocinera de Vermeer
  6. 6. 6. Descripción de lugares LENGUA Y LITERATURA 1 FICHA DE REFUERZO 1er CICLO 1er CURSO Autora: Lola Montes, IES Francesc Macià (Cornellà) © 1999 by Grup Promotor/Santillana, SA SECUNDÀRIA Grup Promotor • Santillana «Mi viuda madre, como sin marido y sin abrigo se viese, determinó arrimarse a los buenos para ser uno de ellos, y vínose a vivir a la ciudad, y alquiló una casilla, y metíase a guisar de comer a ciertos estudiantes, y llevaba la ropa a ciertos mozos del Comendador de la Magdalena, de manera que fue frecuentando las caballeri- zas». «Y en toda la casa no había ninguna cosa de comer, como suele estar en otras: algún tocino colgado al húmero, algún queso puesto en alguna tabla o en el armario, al- gún canastillo con algunos pedazos de pan que de la mesa sobran, que me parece a mí que aunque dello no me aprovechara, con la vista dello me consolara. Solamen- te había una horca de cebollas, y tras la llave, en una cámara en lo alto de la casa.» «Comienzo a desmigajar el pan sobre unos no muy costosos manteles que allí esta- ban, y tomo uno y dejo otro, de manera que en cada cual de tres o cuatro desmiga- jé su poco. Después, como quien toma grajea, lo comí, y algo me consolé.» (Lazari- llo de Tormes) El Lazarillo de Tormes es una novela donde se narra la vida de Lázaro, un muchacho pobre que para sobrevivir, se ve obligado a servir a diversos amos consecutivamen- te. En ella, se describe también el ambiente que soportaban –y todavía soportan–, muchos niños que vagabundeaban de un lugar a otro, intentando sobrevivir y mejo- rar su posición social. El nombre que recibían estos niños era el de «pícaros». Los es- cenarios de la novela son lugares reales (la acción transcurre entre Salamanca y To- ledo), marginales y cotidianos. Lázaro cuenta que su madre fue una sirvienta, acosada por la necesidad y la pobre- za, y que él nunca gozó de los cuidados que toda madre debe a sus hijos. Sin em- bargo, la mirada que el pintor pone en su cocinera parece más amable, aunque su rostro no sea precisamente el de la felicidad sino el de la resignación. 1. Inventa un apodo para un pícaro y describe su aspecto. Por ejemplo «Vagabundo no se peinaba jamás, no tenía peine...» 2. Describe la situación en la que éste se debía encontrar cada vez que quería comer y la manera de conseguir comida. Puedes ampliar el siguiente fragmento hasta conseguir diez líneas: «A cualquier hora del día le amenazaba el hambre. Cuando se levantaba lo primero que sentía era ...» 3. Ordena el resultado de las descripciones anteriores y redacta la versión definitiva. 4. Describe alguna situación real o inventada en la que tú mismo hubieras sentido hambre: las sensaciones que tuviste y la comida soñada en ese momento. Sigue el estilo de los fragmentos anteriores del Lazarillo de Tormes. 5. Busca diez palabras que se escriban con v y averigua cuál es la regla ortográfica que se ha aplicado. 6. Explica el significado de: caballerizas tocino húmero canastillo ESTUDIO DE LA LENGUA RELACIÓN ENTRE SITUACIONES REPASO
  7. 7. 7. Descripción de costumbres LENGUA Y LITERATURA 1 FICHA DE AMPLIACIÓN 1er CICLO 1er CURSO Autora: Lola Montes, IES Francesc Macià (Cornellà) © 1999 by Grup Promotor/Santillana, SA SECUNDÀRIA Grup Promotor • Santillana Las costumbres son los hábitos que van generando las personas a lo largo de la vida. Cuando esas costumbres se van relacionando con las de otras personas de la misma comunidad, generan a su vez lo que se suele llamar cultura. Los hábitos gastronómi- cos, es decir, lo que las gentes de una sociedad determinada suelen comer, puede llegar incluso a definir la personalidad de los individuos de la comunidad. A través de la pintura y de los llamados bodegones o naturaleza muerta (porque los productos han sido cazados, si son animales, o cortados si son vegetales o frutos) podemos averiguar lo que se comía, incluso cómo se comía en algunas familias que vivieron en tiempos ante- riores a los nuestros. Y una de las primeras considera- ciones que se desprenden de esa observación es la de que en ninguno de esos cuadros hay productos en- vasados. También pode- mos considerar el tipo de naturaleza seleccionada por el pintor. En este caso pare- ce haber escogido produc- tos que mantienen todavía la frescura y el vigor natu- rales. 1. Describe la imagen anterior nombrando la mayor cantidad de frutos y objetos que aparecen sobre la mesa. Explica también las formas. Imagina los colores dominan- tes y detecta la época del año en la que puede estar pintada esta imagen. Redacta el resultado. 2. Imagina dónde puede vivir una familia que se alimente con esos productos. Di en qué detalles te has fijado para afirmarlo. Redacta el resultado. 3. Describe tus platos preferidos para que podamos conocer un poco mejor tus gus- tos. 4. Lee en voz alta tus composiciones. 5. La imagen del bodegón desarrolla nuestro sentido de la vista pero, ¿qué sentidos desarrollaríamos además si esa mesa la tuviésemos en casa? 6. Los nombres de los objetos que aparecen en la mesa, ¿son polisémicos o monosé- micos? 7. Los nombres de los objetos de la mesa se podrían clasificar en dos campos semán- ticos: los que están en orden y los que están en desorden. Destaca algunos de ellos y di a qué se debe que la mesa esté organizada de ese modo. ESTUDIO DE LA LENGUA LAS COSTUMBRES Bodegón de desayuno de Van Dijck
  8. 8. SECUNDÀRIA Grup Promotor • Santillana 8. Descripción de personas: El retrato LENGUA Y LITERATURA 1 FICHA DE AMPLIACIÓN 1er CICLO 1er CURSO Autora: Lola Montes, IES Francesc Macià (Cornellà) © 1999 by Grup Promotor/Santillana, SA «Un peregrino que iba de camino a la ciudad santa de La Meca llegó cierto día a una aldea. Su avanzada edad, su luenga barba blanca, la larga túnica que vestía y el cayado en que se apoyaba le daban un aspecto venerable. Al entrar en la aldea coincidió con un pastor llamado Abdul, al que preguntó por algún lugar que le pu- diera servir de posada. Y como ya se sabe que los buenos musulmanes sienten de- bilidad por los hombres santos que peregrinan a La Meca, el pastor le ofreció su ca- sa como albergue. El peregrino aceptó de buen grado el ofrecimiento y los dos hombres se encaminaron a la casa de Abdul charlando animadamente. Cuando llegaron a la casa del pastor, la esposa de Abdul, una agradable mujer que se llamaba Fátima, acogió al peregrino con toda hospitalidad y le pidió que se sin- tiera en su propio hogar. Tras ofrecer al peregrino un té con hierbabuena y conver- sar un rato sobre las incidencias del viaje, Abdul y Fátima prepararon una cena es- pecial para halagar a su huésped. Y después de cenar, cedieron al peregrino su propio cuarto para que pasara cómodamente la noche y descansara de tan fatigoso viaje, mientras ellos se retiraban a dormir al establo junto a sus cabras. A la mañana siguiente, el peregrino se levantó, se aseó y se sentó a desayunar. Y tras el desayuno...» (De camino a La Meca) Como hemos visto en la ficha anterior, las personas generan hábitos de conducta desde la variedad de sus gustos y personalidades. Por eso llamamos retrato a la des- cripción de las costumbres y comportamientos de las personas que intenta ir un po- co más allá de la simple distribución de objetos en un espacio o del simple aspecto físico. Las costumbres suelen ser tan diversas como las personas. Sin embargo, en cual- quiera de ellas puede hallarse un punto de encuentro: el de la hospitalidad o forma de ser generosos hacia los demás que es común a cualquier territorio geográfico, lai- co o religioso. Eso parece indicar el autor anónimo del relato De camino a La Meca cuando presenta a los protagonistas de su historia. 1. ¿Crees que el matrimonio de pastores peca de excesiva ingenuidad invitando a un desconocido? ¿Qué es lo que les hace ser tan confiados? Haz un retrato lo más completo posible del peregrino, de Abdul y Fátima. 2. Describe cómo se practica la hospitalidad en tu cultura o en tu familia. ¿Se sirve aquí té con hierbabuena cuando tenemos visita? ¿Suele haber establos junto a la vivienda? 3. Di el significado de: peregrino aldea luenga, cayado venerable incidencias halagar huésped fatigoso 4. Observa los verbos del fragmento. ¿Podrías decir si dominan los tiempos narrati- vos o descriptivos? Razona la respuesta, analizando el tiempo y el aspecto. ESTUDIO DE LA LENGUA RELACIÓN ENTRE COSTUMBRES LAS PERSONAS

×