201 03

258 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

201 03

  1. 1. DESEMPLEO Y POBREZA: CAUSAS Y POSIBLESSOLUCIONESDr. Raúl Enrique Altamira GigenaProfesor Titular PlenarioDerecho del Trabajo y Seguridad SocialUniversidad Nacional de Córdoba Lic. María Angélica Zarazaga Licenciada en Trabajo Social Universidad Católica de CórdobaINTRODUCCIÓN - PRESENTACIÓN DEL TEMA Poseer una ocupación estable, es la base principal dela cual se derivan las condiciones materiales de vida de lapoblación de un país. En efecto, sólo pueden alcanzarse niveles deconsumo de los hogares compatibles con un desarrollo adecuadode las posibilidades de realización de las personas cuando existaun número suficiente de buenas ocupaciones. Por esto último debeentender formas de inserción ocupacional que sean, al mismotiempo, económicamente eficientes y socialmente equitativas. Porel contrario, la escasez de tales oportunidades - o lo que viene aser equivalente - la proliferación de formas de inserción ocupacionalinadecuadas constituyen el antecedente de la pobreza y lafrustración de oportunidades de desarrollo personal. Por ello compartimos con el Banco Mundial en su“Informe sobre el desarrollo mundial 2000 / 2001. Lucha contrala pobreza”, cuando afirma “ ser pobre es tener hambre, carecerde cobija y ropa, estar enfermo y no ser atendido, ser iletrado y norecibir información, además, supone vulnerabilidad ante lasadversidades y, a menudo, padece mal trato y exclusión de lasinstituciones...” A continuación presentamos una síntesis del panoramainternacional sobre el tema, con estadísticas recientes publicadosen los últimos informes de la Organización Internacional del Trabajo( O.I.T.) y del Banco Mundial; luego nos detendremos brevementesobre la situación de países con economía en transición y coneconomías en desarrollo. Abordaremos algunos aspectos del subempleo y otrasformas de exclusión social, para continuar describiendo losimpactos que genera el desempleo como causante de la pobrezaen la familia y en otras estructuras intermedias. Para no quedarnos en un mero diagnóstico ni en lapresentación de un panorama nada alentador, nos permitimosesbozar algunas propuestas o tentativas que puedan contribuir adisminuir el desempleo y el empleo marginal, siendo consientes queno hay respuestas seguras ni soluciones mágicas y que no soniguales en todos los países, pero hay que iniciar la tarea de brindaralgunas pautas que por el momento serán ideas que, en un futurotal vez, puedan transformarse en realidades.
  2. 2. LA SITUACIÓN MUNDIAL Para la Organización Internacional delTrabajo (OIT), en todo el mundo, se estima que unas mil millonesde personas, aproximadamente el 30% de la fuerza de trabajo total,están desempleadas o subempleadas, tanto en los paísesindustrializados como en los países en desarrollo.- La OIT califica la situación de "sombría" yadvierte que existe el riesgo de que el gran aumento numérico delos denominados "trabajadores pobres", agrave los problemassociales y económicos provocados por las altas tasas dedesempleo. Hay por lo menos 34 millones dedesempleados en los países mas ricos del mundo y en lo que serefiere a América Latina, el desempleo continúa aumentando. Sibien no se poseen datos sobre el desempleo directo en Áfricasubsahariana y en muchas partes de Asia, no cabe duda que elproblema del subempleo masivo y de la pauperización siguenagravándose en las regiones de bajos ingresos. Los resultados finales que se manifiestanen el mercado de trabajo, en términos de diferentes atributos de lasocupaciones, son el producto de una red compleja de interaccionesentre numerosas variable económicas. Para simplificar suinterpretación, es conveniente concentrarse en cuatro factores cuyocomportamiento regula en forma inmediata el número y la calidadde los empleos. Estos factores pueden agruparse, por unlado, desde la perspectiva de la disponibilidad de mano de obra, ypor el otro, en términos de los puestos de trabajo que generan. En lo que hace a lo primero, el elementodeterminante de base es el crecimiento de la población, ya sea deorigen vegetativo o migratorio, y aparece involucrada una ciertalógica demográfica interna.- Es bien conocido que las economíasque presentan una elevada tasa de crecimiento poblacional, estánsometidas a una presión mayor en lo que hace a la aspiración deasegurar un empleo productivo a sus miembros activos. De todos modos, sólo una parte de lapoblación está en condiciones de trabajar y se manifiesta dispuestaa hacerlo ("la población económicamente activa"). Se trata de unsegundo factor, de naturaleza socio demográfico, influido porpautas culturales así como por las propias condiciones yoportunidades laborales que brinda la situación económica general. Atendiendo a la heterogeneidad delcomportamiento de distintos grupos de edad y sexo de la población,resulta conveniente medir la participación económica en términos
  3. 3. de los grupos mencionados. Una solución simple consiste endistinguir cuatro grupos:a) jóvenes de ambos sexos entre 15 y 24 años;b) hombres entre 25 y 59 años;c) mujeres entre 25 y 59 años; yd) mayores de 60 años, de ambos sexos. Se han identificado en el nivel mundial patroneshistóricos relativamente regulares en las tasas de actividad de loscuatro grupos indicados. En el caso de los jóvenes, la tendencia dela participación económica estable, o bien decreciente atendiendo auna mayor retención en el sistema educativo. Los hombres en edadcentral ( entre 25 y 59 años), presentan una tasa de actividadmayor que la de los otros grupos y tiende a mostrar una mayorestabilidad, o sea variaciones pequeñas y no sistemáticas. En el caso de las mujeres en el mismo período,presentan contemporáneamente la conocida tendencia deelevación secular pero, como ello ocurre a partir de niveles inicialesbajos, se abre un amplio margen de alternativas con respecto a lavelocidad de esa elevación. Ello está influido por factores culturalesmedianamente autónomos pero es muy sensible además al propiodinamismo de las oportunidades de empleo, o si se prefiere, a lanecesidad objetiva de incrementar su disponibilidad de mano deobra que puede enfrentar la sociedad. Las personas mayores, por último, tienden a presentaruna tasa de actividad muy baja en tanto se haya alcanzado undesarrollo adecuado de los sistemas previsionales o de retiro. En cuanto a la generación de puestos de trabajo, unprimer factor determinante es la evolución histórica del nivel delproducto interno, el que está a su vez directamente asociado con elritmo de formación de capital. Sin duda una tasa elevada ysostenida de crecimiento del producto constituye la condiciónnecesaria fundamental para asegurar un ritmo de generación denuevos puestos de trabajo que sean compatibles con ladisponibilidad creciente de mano de obra. Podemos afirmar que la evolución en el tiempo delvolumen de la población, de su grado de predisposición a participaren el sistema productivo, del nivel de actividad al que opera esteúltimo y de las condiciones de productividad vigentes, constituyenlos cuatro factores inmediatamente determinantes de un conjuntode resultados que se expresan en una cantidad y calidad deempleo de la mano de obra. El conjunto de estos cuatro factores no hace más quedesplegar los términos en que se presentan las condicionesestructurales de funcionamiento del mercado de trabajo. Lainteracción entre ellos se resuelve y expresa en resultadosconcretos. El informe de la OIT atribuye el deterioro de las
  4. 4. condiciones del mercado de trabajo a los siguientes factores:• • Las bajas tasas de crecimiento de la economía de los paísesindustrializados a contar de 1973, y la incapacidad de la mayoría de lospaíses en desarrollo para recuperarse plenamente de la crisiseconómica de comienzos de los años ochenta.• • La lentitud del ajuste de los salarios a la baja productividad de lamano de obra y la aparición de inflación salarial, que se mantuvo hastamediados del decenio de 1980.• • La exclusión progresiva del mundo del trabajo que afecta a losdesempleados de larga duración, y el creciente trasvase de millones detrabajadores a formas precarias de empleo en las actividades del sectorinformal (no estructurado) de la economía. El informe llega a la conclusión que aun cuando no existe una receta única válida a la vez para los países en desarrollo, los países industrializados y las economías en transición, la "condición prioritaria para revertir el prolongado deterioro de las condiciones de empleo es volver a tasas de crecimiento económico elevadas y sostenidas". La OIT sostiene que el concepto de pleno empleo, convenientemente actualizado, debería seguir siendo un objetivo central de las políticas económicas y sociales. Mucho se habla de la desreglamentación del mercado de trabajo como una forma de solucionar los problemas del desempleo pero no hay pruebas que corroboren la pertinencia de la solución cuando se trata de buscar una salida a la crisis de desempleo. Para el Banco Mundial - en el informe mencionado - “la situación de miseria se mantiene a pesar de que las condiciones humanas han mejorado más en el último siglo que en todo el resto de la historia de la humanidad. La riqueza mundial, las conexiones internacionales y la capacidad tecnológica son mayores que nunca.- El crecimiento económico es imprescindible para reducir la miseria, pero a veces no basta para crear las condiciones que permitan mejorar la vida de las personas y frenar la desigualdad...casi la mitad de la población mundial, viven con menos de dos dólares diarios; una quinta parte de la humanidad, deben conformarse sólo con un dólar. La distribución de las mejoras económicas ha sido tremendamente desigual: el ingreso medio en los veinte países más ricos es treinta y siete veces mayor que el de los veinte países más pobres, y esa brecha se ha duplicado en los últimos cuarenta años...” SITUACIÓN DE LAS ECONOMÍAS EN TRANSICIÓN Si analizamos lo ocurrido en los países con economías en
  5. 5. transición, comprobamos que el problema del desempleo se derivade que aún subsiste la acumulación de mano de obra en lasempresas estatales heredada del sistema económico anterior. Apesar de que las empresas, por ejemplo, de la Europa central yoriental han emprendido reestructuraciones de fondo - cuyo costoha sido a menudo el aumento del desempleo y la pobreza - todavíales queda por resolver el ajuste de la estructura empresarial con elfin de aumentar la productividad de la mano de obra. Otrosproblemas prácticos que reclaman solución son la insuficienteflexibilidad del mercado de la vivienda y las dificultades que suponegarantizar una protección social aceptable para los trabajadoresafectados por la reestructuración.SITUACIÓN DE LAS ECONOMÍAS EN DESARROLLOPor otra parte, en las regiones con economías en desarrollo, lamayoría de los trabajadores desempeñan labores de bajaproductividad que, siendo con frecuencia físicamente pesadas, sóloles aportan remuneraciones mínimas. En la mayoría de estospaíses el pleno empleo es un objetivo a largo plazo y, en loinmediato, solo sirve como marco para la formulación de políticasde empleo. Entre los objetivos a perseguir, figuran el logro de unatasa de crecimiento del empleo productivo en los sectoresmodernos, superior a la tasa de crecimiento de la fuerza de trabajoy la disminución de la magnitud del subempleo en los ámbitos tantorural como urbano del sector no estructurado de la economía.Reconocemos que existe un gran desajuste entre la generación deocupaciones y la disponibilidad de mano de obra y, un primerefecto, sin duda, se manifestará en términos de tasas dedesempleo (ya sea del tipo abierto o del tipo oculto o encubierto)elevadas y crónicas, si no crecientes.EL SUBEMPLEO:Se sostiene con frecuencia, que el balance del mercado seresolvería además a través de un segundo efecto o vía de ajuste: laemergencia del “subempleo”. Precisamente, la teoría y el análisisaplicado del mercado de trabajo han avanzado en las ultimasdécadas en la dirección de establecer que existe normalmente unaelevada heterogeneidad entre las ocupaciones - desde el punto devista de su grado de articulación formal, su nivel de productividad eingresos - y su forma de inserción en el circuito de producción yacumulación de capital. Desde ese ángulo, las ocupaciones han sido clasificadas en“plenas” y “no plenas”. Las primeras corresponden a formas deinserción ocupacional propias o genuinas y son, en rigor, a las quese ha hecho tácitamente referencia al hablar de generación depuestos de trabajo en lo que antecede.
  6. 6. Por el contrario, las ocupaciones “no plenas”, tienen la naturalezade un mecanismo de ajuste o reacondicionamiento del mercadoante la tendencia a un desajuste crónico y significativo entre ladisponibilidad de los recursos humanos y la oportunidades deempleo propias. Se trata de actividades “refugio”, son nichos quepermiten ejercer alguna ocupación “productiva” y lograr un ingreso(reducido), ante la imposibilidad de obtener una inserciónocupacional mas regular e integrada.El subempleo se expresa en una diversidad de formas particulares;tradicionalmente se las agrupa en las cinco siguientes:A) los ocupados que trabajan involuntariamente una jornada de duración menor que la legal; referido en su conjunto como subempleo visible u horario;B) una variedad de actividades desarrolladas en unidades productivas de pequeño tamaño y estructuración no formal, con bajos niveles de productividad, acceso virtualmente irrestricto, elevada rotación, reducida intensidad de capital, incapacidad de generar un excedente para formación de capital y otros atributos análogos. Este conjunto de ocupaciones de designa como el sector informal urbano. Los estudios empíricos lo ubican predominantemente en los sectores del comercio y de los servicios personales.C) El servicio domestico que, no obstante ser asalariado, tiene que constituir una prestación a las familias ( no a las empresas, no puede realizarse en lugares donde se ejecuten actividades lucrativas), una virtual desaparición se observa en las sociedades industriales ricas, principalmente Estados Unidos de América, no así en la Argentina, donde es una importante fuente de empleo femenino.D) El sobre empleo en el sector público , esto es, una expansión de la ocupación del gobierno (en cualquiera de los diferentes niveles jurisdiccionales) por encima del crecimiento en el numero y la calidad de los servicios prestados; yE) El sector rural tradicional , que constituye un segmento ocupacional de la actividad primaria caracterizado por bajos estándares de eficiencia económica e ingresos. El mismo se refiere a los productores minifundistas, así como al campesinado, sin propiedad de la tierra y con desempeño ocasional en tareas estacionales. El subempleo hace referencia a otros fenómenosconocidos y frecuentemente debatidos, como ser la terciarizaciondel empleo, la expansión de cuentapropismo, la microempresa y eltrabajo familiar, etc. De todos modos, las cinco formas particularesde subempleo, agregadas a las del desempleo antes descriptas,constituyen no solo variables clave para el análisis en profundidadde la situación de la ocupación, sino además los objetivos a loscuales deben dirigirse las políticas en este campo.En síntesis, si la expansión secular de la disponibilidad de mano deobra (regulada por la tasa de crecimiento poblacional y la evoluciónde la tasa de actividad) excede en dinamismo la expansión seculardel número de puestos de trabajo propios (regulado por la evolución
  7. 7. del nivel del producto y por el crecimiento de la productividad en elsegmento productivo estructurado o formal) emerge unadiscrepancia o brecha de empleo. No necesariamente se expresaen desocupación abierta, si bien puede hacerlo parcialmente. Peroel principal mecanismo de ajuste -en tanto la brecha de subempleosea significativa y crónica- pasa por la generación de subempleo encualquiera de las cinco formas que se distinguieron más arriba. EL DESEMPLEO DE LOS JÓVENES Y OTRAS FORMAS DE EXCLUSIÓN SOCIALUn área importante de analizar es la situación de exclusión deltrabajo que padecen los jóvenes que ha llegado a niveles elevadose intolerables. Según un documento preparado por la OIT las tasasde desempleo de los trabajadores entre 16 y 24 años de edad sonpor lo general más elevadas que en las demás categorías de edady grupos demográficos, y el doble de la tasa de desempleo general.La situación es particularmente grave en Italia donde la tasa dedesempleo ha crecido desde 1983 hasta superar el 30 por ciento yen Francia donde dicha proporción llegó a 25 por ciento en 1995. Yestas cifras no toman en consideración a las personas que ocupanun empleo a tiempo parcial o a las que desanimadas han dejado debuscar trabajo.El desempleo de los jóvenes constituye un verdadero derroche derecursos humanos, que a la larga perjudica tanto a los afectadoscomo a sus familiares. Este fenómeno suele ir aparejado con uncrecimiento de la criminalidad y la aparición de gruposdesfavorecidos que generalmente tienen sus propias reglas yformas de subcultura.En el otro extremo del espectro, también aumenta la proporción detrabajadores de mayor edad que son excluidos del mercado detrabajo. Por cierto, no todos los trabajadores que se retiran de lavida activa lo hacen voluntariamente. El gran movimiento dereestructuración empresarial y reducción de plantillas registradohacia fines del decenio de 1980, estimuló los despidos colectivos detrabajadores mayores, cuyas remuneraciones son más elevadas enaquellas empresas cuya escala salarial se basa en la antigüedad yno en la productividad.Ante estos problemas, el dilema básico de la política de los Estadosse plantea entre la utilización de la jubilación anticipada (comomecanismo de alivio al desempleo entre los jóvenes), y la viabilidadfinanciera a largo plazo del sistema de pensiones en los paísescuya población envejece.La inquietud por la futura capacidad de financiación de los sistemasde retiro y de salud no es el único motivo que ha llevado a revisarlas políticas de iniciación a la jubilación anticipada. En efecto, laprolongación de la esperanza de vida y las mejores condiciones de
  8. 8. salud de la población, han extendido el potencial de la vidaproductiva de los trabajadores, y son cada día más numerosos losque optan por seguir ocupados, cuando pueden hacerlo. Esteanálisis es referido a los países industrializados, porque en lospaíses en desarrollo no existe la posibilidad financiera de establecerjubilaciones anticipadas por un lado, y por el otro, aquellos queacceden a su jubilación ordinaria, necesitan seguir trabajando,cuando pueden (generalmente en el sector informal), porque noalcanzan a satisfacer sus necesidades básicas con los exiguoshaberes jubilatorios que perciben.DESOCUPACÍON Y POBREZA EN AMÉRICA LATINAEn términos generales, la situación de Latinoamérica posee lassiguientes notas tipificantes:La apertura de la economía con desregulación; los sectoresinteresados - banqueros e inversionistas - ven en la retirada delEstado una nueva fuente de estímulo para la tasa de ahorro y paraalimentar el mercado de capitales. Privatizan empresas públicascon el criterio de que el Estado es un mal administrador. Abren sinrestricción las fronteras para mercancías, capitales y flujosfinancieros, dejando al mismo tiempo sin protección a los pequeñosy medianos productores, más débiles económicamente.Hay transformación del rol del Estado, pasando de una economíacentralizada, estatizante, de un Estado benefactor, de bienestar,que Octavio Paz bautizó como el "ogro filantrópico", a una libre,"social de mercado", donde el Estado debe garantizar "solo" lalibertad, para que en un régimen de igualdad de oportunidades, laspersonas puedan desarrollar sus capacidades y creatividades. Sepropicia que el Estado intervenga de manera indirecta, por la vía deuna política industrial, que ofrezca incentivos para que losempresarios inviertan más.Se restringe la intervención del Estado, a tal punto que se lodespoja de su responsabilidad de asegurar los bienes mínimos quetodo ciudadano se merece en cuanto persona.Los altos índices de desocupación en América Latina, han llevadoal continente a vivir una situación crítica de deterioro socialcreciente (analizaremos principalmente el impacto sobre lasfamilias).Describiendo el “modo de vida cotidiano” de una mayoría de lapoblación y de las familias de América Latina, señaló una recienteConferencia Ministerial convocada por la UNICEF para hacerseguimiento de las resoluciones de la Cumbre Mundial sobre lainfancia:“Los hijos de los pobres no tienen acceso a la educación, seenferman, están mal alimentados, no acceden a empleosproductivos, no tienen capacitación, no tienen crédito y con ello se
  9. 9. autogenera la pobreza”.La vida consiste para muchos núcleos familiares de la región, en un“círculo perverso” de carencias que se van retroalimentando yfortaleciendo, se constituyen en un modelo reproductor de pobreza,privaciones, degradación brutal de la calidad de vida y acortamientode los años de existencia.Esta situación se ha extendido en América Latina en la últimadécada a núcleos crecientes de población. Para el Banco Mundial,el número de pobres creció en torno al veinte por ciento. Entre 1989y 1996 la miseria descendió en países como Brasil, Chile oRepública Dominicana, pero creció en Venezuela o Ecuador. Losgrupos indígenas sufren problemas específicos, comoescolarización menor que el resto de la población.- Lasestimaciones actuales coinciden en ubicar por debajo de la línea depobreza a más del 50% de la población total de América Latina.No sólo aumenta el número de pobres en términos absolutos yrelativos (configuran hasta el 80% de la población en diversospaíses de la región) sino que hay un nítido fenómeno de descensodel nivel cualitativo de la pobreza. Los pobres de los “90” son “máspobres” que los de los “80”. El estrato de la pobreza que ha crecidomás aceleradamente es el de los “pobres extremos”. Son familiasque aun destinando todos sus ingresos exclusivamente a consumiralimentos hipótesis irreal dada la imprescindibilidad de gastar enotras necesidades (salud, vivienda, transporte, vestimenta, etc.), noalcanzan a comprar el mínimo de proteínas y calorías que serequieren para sobrevivir.Los “pobres extremos” tienden a ser en muchos países más del50% de los pobres. Padecen de severas formas de desnutriciónque afectan severamente su vida en todos los planos. Elinvestigador inglés Peter Townsend afirma que “la pobreza mata”.Efectivamente, esa es la realidad de la región. La pobreza, con suscomplejos de carencias y déficit nutricionales, es hoy una de lasprincipales causas de muerte en la región. Se le atribuyen1.500.000 víctimas anuales.En los “países ricos”, menos de uno de cada cien niños muereantes de cumplir los cinco años, pero esta cifra se quintuplica en losmás pobres, donde la desnutrición puede alcanzar a la mitad de losmenores. La esperanza de vida en el África subsahariana es de 52años, 25 menos que la media en los países desarrollados.-Al aumento y profundización de la pobreza en los sectoresmarginales y populares se ha sumado un nuevo proceso queEnrique Iglesias, Presidente del BID, ha llamado la atención cuandoexpresó “Lo nuevo es que la naturaleza de este fenómeno enAmérica Latina ha cambiado, al añadirse a los sectorestradicionales de pobreza los “nuevos pobres” constituidos poraquellos grupos que las crisis y las políticas de ajuste desplazaronde sus posiciones económicas y sociales” ( por ejemplo, maestrosde escuelas primarias y profesores del segundo nivel).
  10. 10. Impactos sobre la familia:El crecimiento de la pobreza tiene múltiples efectos destructores delas bases de la institución familiar. Las carencias afectan a cadauno de los miembros de la familia debilitando sus posibilidades deconstituir familias fuertes y sólidas.Los hombres afectados por problemas agudos de desempleo ysalarios muy distantes de las necesidades mínimas no llegan aconstituir familias estables, o abandonan su marco familiar. Lasfamilias quedan a cargo de las mujeres. Actualmente en todo elmundo un tercio de los hogares está a cargo de mujeres y elpromedio latinoamericano es mayor.Las mujeres son las víctimas principales de los problemas sociales,culturales y de la carencia de desarrollo. Son ellas también quienes,en las situaciones de miseria, de pobreza y de desintegración delas estructuras sociales, sacrifican su bienestar y en ocasiones suvida por mantener a su familia... La disolución de hogares endecenios recientes (que frecuentemente hace que las mujeres sequeden solas pero con familiares a su cargo), la doble carga que seimpone a la mujer al tener que ganar el sustento y cuidar a los hijos,junto con la falta de protección para éstos, la escasez de serviciosde cuidados a la infancia, y las limitadas oportunidades económicasde que dispone la mujer, han hecho que aumente el número demujeres y niños en situación de pobreza y la proporción querepresentan en el total de pobres, fenómeno que se ha denominado“la feminización de la pobreza”. (Ver al respecto ComitéPreparatorio de la Conferencia Mundial en la Cumbre sobreDesarrollo Social. Panorama General. ONU, Asamblea General.Doc. A-Conf. 166-PC-6.41-1-1994.)Al mismo tiempo, correlacionado a lo anterior, se está produciendoen la región un regresivo y extenso proceso de “infantilización de lapobreza”. Según los cálculos de UNICEF, cerca de 3.000 niños pordía perecen en la región por problemas ligados a la desnutrición ycarencias perfectamente evitables. Se trata de 900.000 por año, el60 % de las muertes totales por pobreza.El Comité Preparatorio de la Cumbre Social Mundial refiere lasituación de los niños pobres :“Como parte de las estrategias de supervivencia familiar, todos losmiembros de una familia están frecuentemente obligados acontribuir a los escasos ingresos del hogar y aceptar cualquiertrabajo que se les ofrezca. A menudo están incluidos los niños queson uno de los grupos más vulnerables y más explotados en elmundo laboral. Algunas familias pobres envían a sus hijos a trabajary a la escuela, pero las necesidades pecuniarias de la familia, juntocon los costos directos e indirectos que comporta la asistencia a laescuela, hacen que muchos no tengan oportunidad de recibireducación básica. El trabajo infantil y el empobrecimiento de losniños no son fenómenos exclusivamente urbanos. Algunas de lasmanifestaciones peores se encuentran en las zonas rurales, perocon el creciente hacinamiento en las villas miserias y el fenómeno
  11. 11. cada vez más extendido de los niños de la calle en muchas grandesciudades, se tiene una mayor conciencia de los efectos de lapobreza en los niños. Los niños de las villas miserias sonfrecuentemente los más expuestos a los azares de la pobrezaurbana, y las tasas de mortalidad y morbilidad entre ellos son tres ocuatro veces superiores a las que se registran como media en sugrupo de edad”.A las situaciones descriptas en cuanto a madres y niños se suma eldesempleo juvenil. Las cifras de desempleo abierto en la región son“discriminatorias” hacia los jóvenes. La tasa de desempleo juvenilsupera hoy el 20% en diversos países de América Latina. Lasnuevas generaciones tienen dificultades crecientes para integrarseen el mercado de trabajo. Se ha producido un debilitamiento deltejido social. Ascienden los índices de homicidios, violaciones,delitos relacionados con drogas, suicidios, número de presos yporcentaje de jóvenes en la población reclusa.Los impactos de la pobreza sobre los padres de hogar, lafeminización de la pobreza, los efectos desbastadores sobre losniños, en la práctica, “los más pobres entre los pobres”, conducen aun severo proceso de destrucción de núcleos familiares. La familiase debilita, diluye y va dejando de cumplir funciones centrales.Pierde las capacidades de prestar irremplazables roles de cuidadoseducativos, morales, de “nido cálido de los niños”, núcleo orientadorde los adolescentes, base de apoyo de hombres y mujeres, quesólo ella puede cumplir.La crisis del empleo que se traduce en el desempleo o la falta de unempleo estable generan tres “nomadismos básicos” en las familiasque llevan a su desintegración: un “nomadismo laboral”, un“nomadismo habitacional” al carecer de vivienda propia y un“nomadismo marital” ocasionado por la misma inestabilidadeconómica.Una de las mayores víctimas del proceso de pauperización de laregión es entonces, la institución familiar, pilar de la historia delgénero humano y eje del tramado del tejido social latinoamericano.EL SUBEMPLEO EN LA ARGENTINAEn Argentina, la población económicamente activa es de trecemillones y medio, de los cuales trabajan "en blanco" (es decirregistrados en la documentación laboral), seis millones y medio,que son los cotizantes a la seguridad social. El resto, cuatromillones y medio, son "inexistentes legalmente". Esto implicapobreza y exclusión. Son pobres porque han quedado afuera:aunque viven en sociedad, han quedado fuera, principalmente pordesocupación; están fuera de las estructuras de trabajo, de lasnecesidades mínimas de comida, educación, vestido; fuera de loque significa vivir dignamente; fuera del régimen previsional, de las
  12. 12. obras sociales, en una palabra, al margen de la vida normal de lasociedad.Las situaciones de empleo que configuran desocupación muestranuna gran variedad de formas particulares, si bien todas ellassatisfacen los atributos de ineficiencia y bajos ingresos. Antes deconsiderar la magnitud que alcanzan estas formas de desocupaciónen el caso argentino actual, debe indicarse que la estimación de suvolumen global es de 3.914.000 en octubre de 1992. Este volumenrepresenta un 32.3% de la ocupación total y un 30.2% de lapoblación económicamente activa. Como contrapartida, sóloalrededor de dos tercios del total de ocupados (67.7%) lo estaría enforma plena, propia o genuina.La primer exteriorización de la subocupación, por oposición a lascuatro restantes, es en el medio rural. No obstante el extraordinariodesarrollo agrícola argentino y el temprano y sostenido proceso deurbanización, todavía persisten en las áreas rurales alrededor de500.000 campesinos pobres, mayoritaria pero no exclusivamentelocalizados en el área extrapampeana. Este número equivale a casiun 40% del total de la ocupación rural del país.En cuanto a las formas urbanas de subocupación, puedecomenzarse con el servicio doméstico, que alcanza en octubre de1992 a 858.000 personas. No puede afirmarse que esténplenamente aprovechadas (en el sentido productivo genuino) niobtengan en su mayoría niveles de ingresos compatibles con unaadecuada satisfacción de sus necesidades de vida..Una tercera forma básica de subocupación corresponde la sectorinformal urbano. Se trata de una masa importante de trabajadores(en el orden de 1.500.000 de personas) ocupadas en actividadesque presentan una serie de peculiaridades y que, en su mayorparte, se localizan en sectores de comercio y de los serviciospersonales.En cuarto lugar, se enfrenta una distorsión en materia de empleopúblico. Contrariamente a una opinión vulgarmente difundida, eltamaño ocupacional del sector público argentino ha crecido en lasúltimas cuatro décadas menos que el sector privado. Sin entrar enla controversia sobre el importante tema del tamaño, la eficiencia yel papel del Estado en la economía, baste mencionar que elcrecimiento global relativamente bajo del empleo público encubre elhecho de que su componente no nacional -provincial o municipal-ha crecido a una tasa notablemente alta en el mismo período. Estaexpansión del empleo no ha estado necesariamente encorrespondencia con un aumento en la calidad y en la cantidad delas funciones prestadas y está además asociada a salarios pocoremunerativos. Se trata, muy probablemente , de una situación dedesempleo disfrazado asociada a la crisis de las economíasregionales y que no excluye un elemento de clientelismo político.Por último, debe mencionarse una quinta forma de subocupaciónde una significación aparentemente menor que las anteriores. Setrata de las personas ocupadas que declaran trabajar menos horas
  13. 13. de lo que desearían hacerlo (generalmente una jornada de duraciónnormal). En octubre de 1992, los subocupados por horas o visibles(así llamados) alcanzaron a 754 m personas.ESTRATEGIAS PARA FAVORECER EL DESARROLLO HUMANOJuan Pablo II, en su mensaje en el Jubileo de los trabajadores, el 1ºde mayo del 2000, afirmó: "Las nuevas realidades que embistencon fuerza el proceso productivo, como la globalización de lasfinanzas, de la economía, de los comercios y del trabajo, no tienenque violar nunca la dignidad y la centralidad de la persona humana,ni la libertad y la democracia de los pueblos" Y añadió: "La solidaridad, la participación y la posibilidad de gobernar estoscambios radicales constituyen, si no la solución, al menos lagarantía necesaria ética para que las personas y los pueblos no seconviertan en instrumentos sino en protagonistas de su futuro. Todoesto puede realizarse, y, dado que es posible, se convierte en undeber."La región requiere cambios profundos en los modelos conceptualesy las políticas que superen los problemas planteados.La declaración de Río, producto de la Cumbre Mundial Verde, hadestacado que “los seres humanos constituyen el centro de laspreocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible” y “tienenderecho a una vida saludable y productiva en armonía con lanaturaleza”.. Asimismo ha prevenido que “un estilo de desarrolloque fuera origen de dualismo social, al crear a la vez riquezas ypobreza por la marginación de los más débiles o los menosafortunados, no sería sostenible”. (Informe de la Conferencia de lasNaciones Unidas sobre el medio ambiente y el desarrollo, Río deJaneiro, 1993)Deben diseñarse políticas económicas y sociales integradas,pasando de la actual desarticulación a una política socioeconómicaque sea capaz de generar al mismo tiempo crecimiento y desarrollohumano. Ello requerirá estructuras de distribución del ingreso másequitativas, políticas sociales agresivas y gerencia social de buenacalidad.Es indispensable que se reconozca la necesidad de reavivar elproceso de crecimiento y, al mismo tiempo, que se acepte la ideade que el modelo de crecimiento debe ser propicio para el fomentodel progreso social en su sentido más amplio. Para lograrlo, lapolítica económica debe girar en torno a la creación de empleo, laerradicación de la pobreza y la inversión de recursos humanos. Dehecho, eso puede muy bien convertirse en un proceso motor decrecimiento en muchos países y también a nivel mundial. Elestímulo de la demanda, que puede derivarse del aumento delingreso en los hogares y los países pobres, puede generar uncrecimiento más amplio y sostenido. Las tan necesarias inversiones
  14. 14. sociales pueden contribuir a que se reduzca la presión deldesempleo y del subempleo.Una nueva socioeconomía que cree empleos productivos, déoportunidades reales a los informales de pasar a la economíaformal, invierta vigorosamente en salud y educación, amplíe ypotencie las posibilidades de producción de los pobres, promueva yfacilite su articulación social y organización, y privilegie a los niños ylas mujeres, pueden crear condiciones opuestas a las que estánprecipitando el debilitamiento del tejido social y la destrucción defamilias.El Estado tiene un papel fundamental, debe ser el promotor delbien común de acuerdo a dos principios fundamentales:subsidiariedad y solidaridad. Por ello no deberá hacer lo que puedarealizar la gestión privada pero tiene que ayudar a los organismosde la sociedad civil a cumplir su propia misión.Nunca el Estado puede aislarse o desconocer estas contingenciassociales, es la diferencia sustancial entre un Estado organizado porlos principios del “constitucionalismo social”, del que se rige por el“constitucionalismo posesivo o netamente liberal”.-LA EMPLEABILIDAD COMO RESPUESTA AL DESEMPLEOEn la 83º Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajorealizada en Ginebra en junio de 1996, participó como invitado elpresidente de Francia Jacques Chirac quién sostuvo que paralograr que la mundialización aporte beneficios para todos, espreciso poner la economía al servicio del ser humano y no a lainversa, agregando que en un mundo en evolución, en rápidatransformación corresponde a los Estados desempeñar, hoy másque nunca, una función esencial. La mundialización no se hace sindesacuerdos ni dificultades. En los países industrializados, esteproceso exige que se efectúen reestructuraciones rápidas y por lotanto dolorosas, cuyas consecuencias agravan la situación delempleo. En los países más pobres puede agudizar lasdesigualdades, aumentando el riesgo de marginación de ciertasregiones.Para el presidente francés, es necesario controlar mejor el procesode mundialización; para ello, primeramente hay que reunir lascondiciones propicias para un crecimiento sostenido y generador deempleo, aprovechar al máximo las posibilidades que brindan lasnuevas tecnologías, en especial en el ámbito de la información.En segundo lugar, hay que fomentar las actividades de servicio ydefinir nuevas modalidades de organización del trabajo, quesatisfagan tanto las necesidades de la empresa como lasaspiraciones de los trabajadores; sobre todo, entendió, “hay queinvertir en las personas, para que cada trabajador pueda acceder ala formación profesional a lo largo de su vida”.
  15. 15. Seguidamente interpretó que “la noción de empleo para toda la vida(la estabilidad como principio general) ha sido sustituida por el deempleabilidad”, que designa, en realidad, a una nuevaorganización de la sociedad, los gobiernos, los empleadores, y lossindicatos que deben estructurar, proyectar estrategias con miras aque todos los trabajadores - durante su vida activa -, puedan pasarde un empleo a otro recibiendo una formación apropiada yconservando su protección social.Como tercer sendero - que no se puede soslayar - se debeprevenir y evitar la exclusión de los trabajadores menos calificados:disminuyendo - en los casos en que son excesivas - las cargas quegravan el trabajo no calificado; aplicando políticas efectivas dereincorporación en la vida activa de las personas más vulnerables,adaptando los regímenes tributarios y sociales para que dichoretorno al empleo se traduzca en un aumento real de sus ingresos.Para que la modernización de buenos resultados, debemospermanecer fieles a los respectivos modelos culturales que hemosheredado de la historia y de la idea de humanidad en que noshemos forjado.Para ello debemos reconocer que al Estado le incumbe la calidadde custodio y garante de la cohesión nacional.Tenemos también que pensar, principalmente en los países máspobres que al no tener acceso ni a los capitales ni a los mercadoscorren el peligro de quedar marginados.Los gobernantes deben mantener un nivel suficiente de ayudapública, potenciar la eficacia de ésta, reformando las institucionesinternacionales que se ocupan del desarrollo; para ello se requiereque los gobernantes de los países ricos pongan en prácticapolíticas adecuadas, abriendo sus mercados a los bienes depaíses pobres y en desarrollo.-Hay que dar una atención especial a la disminución o condonaciónde la deuda externa de los países pobres. En lo interno elpresupuesto del Estado debe disminuir considerablemente laspartidas asignadas al funcionamiento de la maquinaria estatal,suprimiendo cargos innecesarios, eliminando el aporte a lospartidos políticos ( quienes deben auto financiarse), efectuarcampañas proselitistas austeras acordes con la crisis.El dirigente político, como lo hicieron los que actuaron a principiosdel siglo pasado, deberá tomar conciencia que el cargo público esuna carga, y deberán costearse sus actividades sin recurrir alpresupuesto estatal.-Habría que estudiar qué procedimiento aplicaron los paíseseuropeos ( especialmente Francia, Reino Unido, Italia y Alemania)los años posteriores a la segunda guerra mundial ( de 1945 a1949), en particular cómo rigieron los principios clásicos delDerecho del Trabajo.- Habría que preguntarse ¿ que normaslaborales se aplicó a los trabajadores que prestaron servicio en la
  16. 16. reconstrucción europea?, ¿qué jornada de trabajo laboraron?,¿quién brindó cobertura a los infortunios del trabajo?.-También habría que pensar, la conveniencia de dejar en suspensodurante un par de años, para los nuevos contratos de empleo, lalegislación laboral, garantizando las prestaciones de la seguridadsocial, reemplazando los clásicos subsidios.- El trabajadorargentino quiere ganar un salario , quiere trabajo, no le apetece elsubsidio, la donación.-En definitiva, hay que estudiar nuevas pautas, nuevas normas, quealgunas será transitorias, de mediana y larga aplicación, en cambiootras serán parte de un nuevo Derecho del Trabajo.-CONCLUSIONES El desempleo es una fuente de angustia y puede convertirse enuna verdadera calamidad social; debilita a los hombres, a familiasenteras, dándoles la sensación de ser marginados, ya que tienendificultad para proveer a sus necesidades esenciales y, no sesienten reconocidos ni útiles para la sociedad, allí nace la espiraldel endeudamiento de la que es difícil salir. Exige comprensión porparte de las instituciones públicas y sociales, apoyo y solidaridadpor parte de la comunidad nacional.- Es necesario buscar nuevoscaminos para la reducción del desempleo, las soluciones concretasson ciertamente difíciles, porque los resortes de la economía sonmuy complejos y, además, frecuentemente son de orden político yfinanciero.. Muchos aspectos dependen también de normasvigentes en el campo fiscal y sindical.Existe un incremento del trabajo marginal, ilegal, carente deprotección. El cambio social ha propiciado la aparición de nuevos ypoderosos actores de la sociedad civil, la mayoría de los cuales seorganiza al margen del proceso de producción, han cambiado lasactitudes sociales, cediendo el paso a un mayor individualismo,estrechando el consenso en materia de responsabilidad socialcolectiva.No existe una reglamentación sobre nuevas formas deorganización del trabajo, por ejemplo, los micro-emprendimientos,en los cuales los trabajadores prestan un servicio, no comodependientes ni como autónomos - en el sentido que los define elrégimen previsional - y no tienen capacidad económica paraabonar un aporte mensual permanente a la seguridad social. Estasnuevas formas necesitan una legislación moderna en lo laboral, enla seguridad social, en lo fiscal o tributario y en el crédito bancario.Participamos del final de la guerra fría, la destrucción del muro deBerlín que abrió paso a un extraordinario consenso basado en losmercados abiertos y con ello un nuevo espíritu de competencia ycreatividad, un mayor respeto de los derechos humanos y lasinstituciones democráticas, pero simultáneamente, oscureció lasfinalidades sociales del crecimiento económico y la importancia decontar con instituciones sociales vigorosas para lograr mercadosfuertes.
  17. 17. La liberación económica alteró las relaciones entre el Estado, lostrabajadores y las empresas, provocando cambios en las pautas deempleo y en los mercados de trabajo. A pesar del progreso económico, persiste la desigualdad dentro delos países y entre ellos. La estabilidad mundial no puede fundarseen una inestabilidad que afecte a tantas personas y familias en todoel mundo. Es una tragedia que en el siglo XXº, en el que se hanregistrado tantos avance sociales y liberado la mayor capacidad deriqueza de nuestra historia, llegue a su término en medio de unaincertidumbre humana tan grande.Con diversas modalidades, se ha mantenido el trabajo de menorescarente de protección legal y de la seguridad social, de talenvergadura que ha sido uno de los temas centrales de la últimaAsamblea General de la O.I.T.En América Latina y específicamente en la República Argentina,existe un Fuero judicial del Trabajo y de la Seguridad Social carentede presupuesto, de medios técnicos adecuados y de edificiosacordes con las exigencias de la comunidad; en muchos casos, elprocedimiento es lento, burocrático y no responde a lasexpectativas de los justiciables.-Es conveniente tener presente la enorme gravitación que tenemoslos docentes universitarios en las diferentes estructuras que nostoca actuar: como profesores de grado y de postgrado, colaborandoen los cursos de extensión universitaria con los magistradosjudiciales, funcionarios de la administración pública, en cursossindicales para trabajadores y empresarios, podemos convertirnosen adalides de la reforma o artífices de la conservación y elretroceso.Ha llegado la hora de superar los diagnósticos, algunos de loscuales nos agobian y frustran.- No basta con seguir haciendo lascosas como las hemos hecho hasta ahora. Debemos reconsiderarel contenido de los programas, la metodología para su desarrollo ylos objetivos de la formación.Como hemos afirmado, los programas de nuestras asignaturas engeneral, no han sido remozados ni modernizados, temasfundamentales como el desempleo, la marginalidad, el trabajoinformal, el trabajador migrante, la cobertura de la seguridad socialen los procesos de integración debe ser abordada en profundidad,con seriedad, responsabilidad y, principalmente, esbozar caminosde solución.Destacamos cuatro objetivos estratégicos para la OIT:1º Promover y cumplir los principios y derechos fundamentales delDerecho del Trabajo y de la Seguridad social.2º Crear mayores oportunidades para las mujeres y los hombres,
  18. 18. con el objeto de que dispongan de ingresos y empleo decentes. 3º Realzar el alcance y la eficacia de la protección social para todos, 4º Fortalecer el tripartismo y el diálogo social. La solución de la pobreza no es la misma en todos los países y el remedio no es solo económico, se precisan otras acciones sociales y culturales que dependen de cada nación. Es necesario un cambio institucional y social para reforzar el desarrollo de los pobres.- Compartimos con el Banco Mundial que son necesarias - entre varios - tres ingredientes básicos para luchar contra la pobreza: en primer lugar, se deben incrementar las oportunidades económicas de los desfavorecidos, facilitándoles el acceso a la tierra y a la educación.- También es preciso desarrollar su capacidad de influencia sobre las decisiones que les afectan y eliminar las discriminaciones por sexo, raza, grupo étnico o condición social. Por último, resulta necesario reducir la vulnerabilidad de los más pobres ante la enfermedad, la crisis económica, el desempleo, los desastres naturales o la violencia. Alentamos a todos que tenemos un rol en la formación intelectual y profesional de los jóvenes para que los sigamos acompañándolos, sosteniéndolos y animarlos para que puedan insertarse en el mundo del trabajo. Un empleo para ellos será el reconocimiento de sus capacidades y esfuerzos y le abrirá un futuro personal, familiar y social. Asumamos los desafíos que la sociedad debe afrontar en el tercer milenio. Los exhortamos a comprometernos cada vez más al lado de las personas que luchan en favor del empleo y, avanzar con los hombres y mujeres por el camino de una economía cada vez más humana. Debemos esforzarnos para que nuestra enseñanza contribuya a armonizar el crecimiento económico con el progreso social, la eficacia con la justicia, la libertad con el orden y el cambio con la estabilidad. Debemos ser útiles a la sociedad.- Concluimos con nuestro Papa Juan Pablo IIº, cuando en el Mensaje a los Trabajadores volvió a confirmar que, ante la situación actual, todos tienen que asumir su responsabilidad para que el sistema económico en el que vivimos, no invierta el orden fundamental que da prioridad al trabajo sobre el capital, al bien común sobre el privado. En definitiva "es necesario globalizar la solidaridad".•

×