Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Sensaciones al amanecer

1,052 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Sensaciones al amanecer

  1. 1. LA PLAYA Veo las luces de los faros. Las gaviotas vuelan alrededor de la playa. Las olas rompen en la orilla. La gente caminando por la playa, el sol intentando salir entre las nubes. Las huellas en la arena, el viento acariciando las hojas de los árboles. El vacío en el mar. Las hojas pisando la arena, los recuerdos del verano atrapados en la playa. Las siluetas de las nubes dibujadas en el cielo y las montañas de fondo coloreadas de verde.
  2. 2. AMANECER EN LA PLAYA Hoy día 21 de octubre estoy sentada en una esterilla de paja con el borde rojo. Me sitúo en la playa del Sardinero. Son las 8:56 h de la mañana. La profesora de Lengua nos ha traído aquí para que nos inspiremos diciendo lo que sentimos en estos momentos. Mientras estoy escribiendo oigo cómo las olas rompen en la orilla del mar. La arena está fría. Al caminar por la playa noto cómo se me mete la arena por las botas; es incómodo, cuando me vaya me sacudiré los pies. Miro al frente y veo a pocas personas paseando, es temprano todavía. Seguro que a lo largo de la mañana habrá mas gente. Sigo observando y veo cómo el faro de la isla de Mouro sigue alumbrando su pequeña y blanca luz. Cuando miro hacia la isla me acuerdo que en verano voy con mis amigos hasta allí en barco, nos lo pasamos genial, pasamos allí el día, comemos allí, incluso buceamos con las aletas y las gafas, ¡parecemos buceadores de verdad! Sigo mirando y ahora me fijo en la Magdalena, veo todo lleno de árboles, lo que más me llama la atención es que sobresale la torre más alta del palacio de la Magdalena. Giro un poco la cabeza hacia la derecha y veo Piquío, esto si que me trae muchos recuerdos. En verano siempre que vengo a la playa es a esta. Siempre vengo con los míos. Nos ponemos todos los días que venimos debajo de Piquío, al lado de la zona de jugar a las palas. Nos encanta jugar a las palas, aunque unos son mejores que otros. Cuando tomo el sol siempre me quemo, ¡no sé como lo hago! Miro hacia el mar y recuerdo cuando daba paseos de la mano con él mientras nos mojábamos los pies en el agua, ¡casi siempre estaba fresquita! Poco más que decir, hace mucho tiempo ahora y me lloran mucho los ojos, pero bueno ha sido un placer volver a estar en la playa otra vez.
  3. 3. AMANECE EN LA PLAYA Se ve el primer rayo de sol asomarse por la península de la Magdalena, parece que está enfocando la torre del palacio, otro rayo de sol aparece, esta vez enfocando el faro, grandes nubes parecen caer sobre el mar y el golpe de las olas contra la península de Mataleñas resuena por toda la orilla. La suave brisa marina contrasta con los fuertes vientos lo cual hace parecer que las palmeras dancen. Se empiezan a ver las primeras gaviotas acompañando a los madrugadores con sus mascotas. La luz parpadeante del faro parece la única estrella visible. La arena es fría, es tan lisa que aparenta estar recién planchada y el roce del viento sobre esta provoca unas bonitas ondas, la gran nube situada sobre el inmenso mar parece haber engendrado otras más pequeñas, una de ellas con una forma bastante peculiar. Si algo negativo se puede notar en el ambiente es el motor de los coches callando al sonido del mar. El agua verde y oscura pronto se empieza a aclarar y poco a poco la ciudad parece ya despertar.
  4. 4. EL AMANECER La arena fría el sonido de las olas del mar el sonido de las hojas de los árboles sonido de los pájaros sonido de los coches el aire cito del viento el sonido de las hojas caídas arrastradas por el viento las huellas de los pies en la arena fría bandada de pájaros volando la brisa del viento en mi cara el sonido de la gente hablando personas corriendo perros saltando y jugando con sus dueños las hojas de los árboles moviéndose personas limpiando las calles las nubes despejándose la salida del sol poco a poco personas caminado el movimiento de las ramas de los árboles el agua fría el sonido de la campana de la iglesia la arena levantándose cuando hace mucho viento
  5. 5. LA PLAYA Una sensación de tranquilidad, paz e imaginación, ganas de comerte el mundo , olvidarte de lo malo , y recordar momentos agradables , soñar con esa persona especial , gritar y que justo en ese momento esa persona te abrace . Cariño, ternura, emoción por los que ya no están y te gustaría disfrutar momentos como estos con esas personas .tristeza . el sol aparece con tranquilidad y brillar aún más . el mar , cerrar los ojos y sentir como se forma esa espuma al acabar la ola; está tranquilo y crea sensaciones inexplicables que solo tú puedes sentir . Al saber que todo no está bien , ganas de nadar sin rumbo , sin mirar atrás , ser libre como la arena , ser el viento cálido y rozar el rostro de esa persona especial , notar que desaparecen todos tus problemas , solo mirando el horizonte, observar el sol , su brillo , y su alegría. Notar cómo el viento cala por tu pelo y hace que se mueva de un lado a otro como si tuviera vida propia .Notar ese aire frío que te provoca escalofrío pero te gusta , ver cómo las gaviotas siguen su monotonía en busca de alimentos y algo de diversión . Alegría por los perros que corren y corren sin sentido, solo se preocupan de "vivir" y jugar lo máximo posible. Esta vez nubes grises, te provoca algo de pesadez ,porque sabes que lloverá y mojará la arena y ya no se podrán distinguir pequeños granitos . arena, sentir cómo pasa por entremedio de tus dedos con total libertad , creando un tacto a suavidad , sentirte observada por el faro que está lejos de ti pero sientes esa lucecita que te recuerda que está en la playa. Volver a levantar la vista y observar cómo el viento obliga al mar a moverse de un lado a otro creando pequeñas ondas visibles. Observar a tu alrededor y ver que este es el mejor lugar donde puedes abrir tu mente.
  6. 6. Percibo mucha tranquilidad porque apenas hay ruido, solo se escucha como rompen las olas en la orilla. Se puede apreciar la belleza en el paisaje. Al tocar la arena, noto como esta fría por las pocas horas de sol que ha habido; si miro al sol me ciega por su deslumbrante rayo. El ruido de las olas me refleja de tal forma que me hace desconectar. El haber venido hoy aquí me ha hecho salir de la rutina diaria.
  7. 7. La temperatura del agua es templada, ni muy fría ni muy caliente. La brisa en la playa es un viento agradable que se agradece. Las olas no llegan a ser muy altas, pero a medida que sube la marea son de mayor amplitud. Mirando al paisaje se me hace similar a las películas de amor, cuando el sol todavía no ha llegado a su punto más alto. A medida que te acercas a la orilla, la arena cada vez está más húmeda y hay conchas pisadas en la arena. Cerca del agua van paseando con sus mascotas por la playa. En la línea del horizonte se pueden observar dos barcos , uno, muy grande, pesquero. A lo lejos se puede ver otro, pero no se observa con claridad su tamaño. A un lado, hay presencia de árboles, rocas, etc. Al otro costado, hay una isla y al lado un espacio donde cuidan a animales (focas, pingüinos, etc.) Más allá se ven acantilados y montañas. El olor que se respira es fresco y agradable. Por encima hay algún pájaro. Si miras hacia el cielo se ve azul, aunque hay algunas nubes y todavía se puede ver la luna con mucha claridad.
  8. 8. Muchas gracias chicos por compartir vuestras sensaciones al amanecer y a Blanca por tu gran trabajo

×