Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Vamos a rezar el Santo Rosario… <ul><li>Seguiremos a San Ignacio de Loyola antes de comenzar cada una de las meditaciones ...
El Santo Rosario. La cruz mística de Tierra Santa Primer misterio de dolor La oración en el huerto Quinto misterio de dolo...
Rezamos el Rosario con Gloria  <ul><li>When she arrives at Children's Hospital & Regional Medical Center in Seattle, they ...
Oh, Virgen mía, Oh, Madre mía, yo me ofrezco enteramente a tu Inmaculado Corazón y te consagro mi cuerpo y mi alma, mis pe...
Rezamos un Padrenuestro, un Avemaría y un Credo <ul><li>“ Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la ...
SANTO ROSARIO <ul><li>Misterios de gozo. Lunes y sábados, más los domingos de adviento. </li></ul>Siguiéndola, no te desca...
Humildemente iniciamos nuestra oración con el acto de contrición. Como nuestra madre del cielo, que habrá venido innumerab...
Primer misterio: La encarnación del Hijo de Dios Basílica de la Anunciación, Nazareth Y la palabra se hizo carne Y habitó ...
Aquí esta la esclava del Señor, que me suceda según dices. Basílica de la Anunciación, Nazareth María, Inmaculada, el temp...
La Anunciación. Un compromiso de salvación para toda la humanidad <ul><li>La Basílica de la Anunciación nos muestra , tamb...
A la vista de estos muros, que tantas veces contemplarías Madre Santa, te pido me protejas del pecado y me guíes por el ca...
Basílica de la Sagrada Familia. Restos de la casa de San José. Nazareth <ul><li>ORACIÓN A SAN JOSÉ DE SANTA TERESA </li></...
Segundo misterio: La visitación de Nuestra Señora. Basílica de la Visitación. Ein Karem Pero os digo que Elías ha venido y...
MAGNIFICAT ANIMA MEA DOMINUM Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. Pero ¿Cómo es posible que la m...
Lugar de nacimiento de Juan el Bautista. Ein Karem Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a s...
Leemos el Magnificat y después rezamos un padrenuestro, diez avemarías y un gloria.
Después de leer el canto del  Magnificat,  rezamos un padrenuestro, diez avemarías y un gloria. Tercer misterio: El nacimi...
… los pastores se decían unos a otros: Vamos a Belén a ver eso que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado  (Lc 2, 15)
¡ Gloría a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres que gozan de su amor! (Lc 2, 14) Basílica de la Natividad,...
Esto os servirá de señal. Encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre  (Lc 2, 12) Rezamos un padrenu...
Cuarto misterio. La presentación de Jesús en el templo. Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar que tu siervo muera e...
Simeón los bendijo y dijo a María su madre: Mira, este niño va a ser motivo de que muchos caigan o se levanten en Israel. ...
<ul><li>Salió de allí y se fue a su pueblo, acompañado de sus discípulos. Cuando llego el sábado se puso a enseñar en la s...
El “Campo de sangre”. Treinta monedas de plata para ver cumplida la profecía de Simeón al conocer al niño en el templo. Pa...
Quinto misterio: El niño Jesús perdido y hallado en el templo. ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debo ocuparme de ...
Destruid este templo, y en tres días yo lo levantaré de nuevo (Jn 2, 19)
Os aseguro que antes que Abrahán naciera, yo soy  (Jn 8,58) El antiguo testamento, la vieja alianza no tiene sentido sin J...
Jesús le replico: ¿Ves esas grandiosas construcciones? Pues no quedará aquí piedra sobre piedra. Todo será destruido  (Mc ...
El templo pudo encontrarse en ti, pero prefirió seguir perdido. Tu eres mi pastor, tu nunca te perdiste. Señor, estando co...
Oración de Ofrecimiento de Vida   Mi amable Jesús, delante de las Personas de la Santísima Trinidad, delante de Nuestra Ma...
<ul><li>Oración a María para sus fieles esclavos   </li></ul><ul><li>68) Salve, María, amadísima Hija del Eterno Padre; sa...
María,  madre de Dios, hija de Dios y esposa del Espíritu Santo intercede por mí ante Dios nuestro Señor
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Santo rosario (misterios de gozo)

1,647 views

Published on

Santo Rosario para los lunes y sábados.

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Santo rosario (misterios de gozo)

  1. 1. Vamos a rezar el Santo Rosario… <ul><li>Seguiremos a San Ignacio de Loyola antes de comenzar cada una de las meditaciones del Santo Rosario: </li></ul><ul><li>1º Ponerse en la presencia de Dios. Actualizarla en el Sagrario, en el Crucifijo, en alguna estampa...El Rosario mismo puede servir al propósito </li></ul><ul><li>2º Oración preparatoria fundamentada en estas ideas de San Ignacio: &quot;Que todas mis intenciones, acciones y operaciones sean puramente ordenadas en servicio y alabanza de su Divina Majestad&quot; </li></ul><ul><li>3º Composición de lugar: representar vivamente con la imaginación el misterio que se va a meditar o contemplar; o algo sensible a modo de imagen o símbolo si la idea es más abstracta </li></ul><ul><li>4º Petición: formular una petición relacionada con el objetivo que nos proponemos con la meditación o contemplación de cada misterio </li></ul>“ Padre, líbranos de todo mal – con tu Santa Sabiduría, Señor, sálvanos de todo pecado. En nombre de todos cuantos te queremos, Señor, llévanos por el camino del bien. Amén” .
  2. 2. El Santo Rosario. La cruz mística de Tierra Santa Primer misterio de dolor La oración en el huerto Quinto misterio de dolor La crucifixión del Señor Quinto misterio de luz La institución de la eucaristía Primer misterio de luz El bautismo del Señor Quinto misterio de gozo El niño Jesús perdido y encontrado en el templo Primer misterio de gozo La Encarnación del Señor Primer misterio de gloria La resurrección del Señor Quinto misterio de gloria La entronización de la Virgen María
  3. 3. Rezamos el Rosario con Gloria <ul><li>When she arrives at Children's Hospital & Regional Medical Center in Seattle, they watch an old family video of a Catholic pilgrimage to Lourdes, France. Kristen sings a song called &quot;The Magnificat,&quot; a Christian favorite, near the end of that trip. The parents smile and reminisce as Gloria sleeps. </li></ul><ul><li>A few minutes past 6 a.m., they fall asleep. When they awaken, their child is gone. </li></ul>
  4. 4. Oh, Virgen mía, Oh, Madre mía, yo me ofrezco enteramente a tu Inmaculado Corazón y te consagro mi cuerpo y mi alma, mis pensamientos y mis acciones. Quiero ser como tú quieres que sea, hacer lo que tú quieres que haga. No temo, pues siempre estás conmigo. Ayúdame a amar a tu hijo Jesús, con todo mi corazón y sobre todas las cosas. Pon mi mano en la tuya para que esté siempre contigo. Amén.
  5. 5. Rezamos un Padrenuestro, un Avemaría y un Credo <ul><li>“ Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, como propiciación por nuestros pecados y los del mundo entero”. </li></ul>
  6. 6. SANTO ROSARIO <ul><li>Misterios de gozo. Lunes y sábados, más los domingos de adviento. </li></ul>Siguiéndola, no te descaminas; rogándola no te desesperas; pensando en Ella no te equivocas; teniéndote Ella no caes; protegiéndote Ella no temes; guiándote Ella no te fatigas; siéndote Ella propicia llegas (al puerto deseado)”. ¡Oh hermosa estrella mía! Yo quiero siempre seguirte, que tú me alegras y aseguras con tus suavísimos resplandores. No te me ocultes nunca, Señora, porque entonces me perderé. Más todavía: llévame de la mano como una madre a su pequeñuelo; porque madre mía eres, aunque soy indigno de ser tu esclavo. No te desdeñarás de tomar esta mano tan sucia; porque aunque tan limpia, eres madre de pecadores.
  7. 7. Humildemente iniciamos nuestra oración con el acto de contrición. Como nuestra madre del cielo, que habrá venido innumerables veces a buscar agua a este único pozo de Nazaret para, mientras se afanaba en su tarea, pedirle a Dios que le permitiera servirlo en la forma que el Padre dispusiese, ignorando el enorme destino que la divina providencia le tenía reservado Jesús mío, ¡Te amo sobre todas las cosas! Por amor a Ti, me arrepiento de todos mis pecados. Me duelen también los pecados de todo el mundo. ¡Oh Amor misericordioso!, en unión con nuestra Madre Santísima y con su Corazón Inmaculado, Te suplico a Ti perdón de mis pecados y de todos los pecados de los hombres, mis hermanos, hasta el fin del mundo! ¡Mi amable Jesús!, en unión a los méritos de tus Sagradas Llagas, ofrezco mi vida al Eterno Padre, según las intenciones de la Virgen Santísima Dolorosa. ¡Virgen María, Reina del Universo, Intercesora de la Humanidad y esperanza nuestra, ruega por nosotros! 
  8. 8. Primer misterio: La encarnación del Hijo de Dios Basílica de la Anunciación, Nazareth Y la palabra se hizo carne Y habitó entre nosotros; Y hemos visto su gloria, La gloria propia del Hijo único del Padre, Lleno de gracia y de verdad. (Jn 1,14)
  9. 9. Aquí esta la esclava del Señor, que me suceda según dices. Basílica de la Anunciación, Nazareth María, Inmaculada, el templo nuevo. El arca de la nueva alianza. El templo actual esta construido sobre la basílica sinagogal de principios del siglo I d. C., que ocupaba la casa de María, donde fue hallado un capitel con la inscripción griega Xe Maria.
  10. 10. La Anunciación. Un compromiso de salvación para toda la humanidad <ul><li>La Basílica de la Anunciación nos muestra , también, el devenir del compromiso como hecho histórico. </li></ul><ul><li>En la foto de arriba se pueden ver los restos del primer templo (Siglo I d. C) Sobre ellos la basílica bizantina con la tumba del último pariente de Jesús, Conón diácono de Jerusalén. </li></ul><ul><li>Unos metros más arriba, en el nivel superior de la actual Basílica podemos observar los restos de la edificada por los cruzados (S XII d. C). </li></ul>
  11. 11. A la vista de estos muros, que tantas veces contemplarías Madre Santa, te pido me protejas del pecado y me guíes por el camino de humildad que lleva hasta tu hijo Jesús. Rezamos un padrenuestro, diez avemarías y un gloria Exterior de la Basílica de la Anunciación. Nazareth
  12. 12. Basílica de la Sagrada Familia. Restos de la casa de San José. Nazareth <ul><li>ORACIÓN A SAN JOSÉ DE SANTA TERESA </li></ul><ul><li>Glorioso Patriarca San José, cuyo poder sabe hacer posibles las cosas imposibles, venid en mi auxilio en estos momentos de angustia y dificultad. Tomad bajo vuestra protección las situaciones tan serias y difíciles que os encomiendo, a fin de que tengan una feliz solución. Mi bienamado Padre, toda mi confianza está puesta en Vos. Que no se diga que Os he invocado en vano y puesto que Vos podéis todo ante Jesús y María, mostradme que vuestra bondad es tan grande como vuestro poder. Amén. </li></ul>
  13. 13. Segundo misterio: La visitación de Nuestra Señora. Basílica de la Visitación. Ein Karem Pero os digo que Elías ha venido ya y no lo han reconocido, sino que han hecho con él lo que han querido. Del mismo modo van a hacer padecer al Hijo del hombre. Entonces entendieron los discípulos que se refería a Juan el Bautista ( Mt 17, 12-13)
  14. 14. MAGNIFICAT ANIMA MEA DOMINUM Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. Pero ¿Cómo es posible que la madre de mi Señor venga a visitarme? Porque en cuanto oí tu saludo, el niño empezó a dar saltos de alegría en mi seno (Lc 1, 43-44) El encuentro entre María e Isabel, entre Jesús y Juan anticipa el misterio del bautismo y proclama jubiloso el fin del pecado original, la redención del genero humano
  15. 15. Lugar de nacimiento de Juan el Bautista. Ein Karem Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo, suscitándonos una fuerza de salvación en la casa de David, su siervo, según lo había predicho desde antiguo por boca de sus santos profetas. Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos y de la mano de todos los que nos odian; realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres, recordando su santa alianza y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán. Para concedernos que, libres de temor, arrancados de la mano de los enemigos, e sirvamos con santidad y justicia, en su presencia, todos nuestros días. Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar sus caminos, anunciando a su pueblo la salvación, el perdón de sus pecados. Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.  
  16. 16. Leemos el Magnificat y después rezamos un padrenuestro, diez avemarías y un gloria.
  17. 17. Después de leer el canto del Magnificat, rezamos un padrenuestro, diez avemarías y un gloria. Tercer misterio: El nacimiento del Hijo de Dios. No temáis pues os anuncio una gran alegría… (Lc 2, 10) Campo de los pastores, Belén.
  18. 18. … los pastores se decían unos a otros: Vamos a Belén a ver eso que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado (Lc 2, 15)
  19. 19. ¡ Gloría a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres que gozan de su amor! (Lc 2, 14) Basílica de la Natividad, Belén
  20. 20. Esto os servirá de señal. Encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre (Lc 2, 12) Rezamos un padrenuestro, diez avemarías y un gloria. Lugar del nacimiento de Nuestro Señor, Belén
  21. 21. Cuarto misterio. La presentación de Jesús en el templo. Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar que tu siervo muera en paz. Mis ojos han visto a tu Salvador, A quien has presentado ante los pueblos, como luz para iluminar a las naciones Y gloria de tu pueblo Israel (Lc 2,29-32)
  22. 22. Simeón los bendijo y dijo a María su madre: Mira, este niño va a ser motivo de que muchos caigan o se levanten en Israel. Será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón… (Lc 2, 34-35)
  23. 23. <ul><li>Salió de allí y se fue a su pueblo, acompañado de sus discípulos. Cuando llego el sábado se puso a enseñar en la sinagoga. La muchedumbre que lo escuchaba estaba admirada y decía: </li></ul><ul><li>¿De dónde le viene a éste todo esto? ¿Qué sabiduría es esa que le ha sido dada? ¿Y esos milagros hechos por él? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, el hermano de Santiago, de José de Judas de Simón? ¿No están sus hermanas aquí entre nosotros?. </li></ul><ul><li>Y los tenía desconcertados. Jesús les dijo: </li></ul><ul><li>Un profeta sólo es despreciado en su tierra, entre sus parientes y en su casa. (Mc 6, 1-4) </li></ul><ul><li>Sinagoga de Nazareth </li></ul>
  24. 24. El “Campo de sangre”. Treinta monedas de plata para ver cumplida la profecía de Simeón al conocer al niño en el templo. Para que se cumplieran las escrituras. Para que el cordero derramara su sangre por nosotros y este misterio adquiriera pleno sentido. Rezamos un padrenuestro, diez avemarías y el gloria. Comprado con el dinero de la traición, es hoy un monasterio ortodoxo
  25. 25. Quinto misterio: El niño Jesús perdido y hallado en el templo. ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre? Lc 2,49 <ul><li>Salmo 91 </li></ul><ul><ul><li>1 El que habita al abrigo del Altísimo </li></ul></ul><ul><ul><li>Morará bajo la sombra del Omnipotente. </li></ul></ul><ul><ul><li>2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; </li></ul></ul><ul><ul><li>Mi Dios, en quien confiaré. </li></ul></ul><ul><ul><li>3 El te librará del lazo del cazador, </li></ul></ul><ul><ul><li>De la peste destructora. </li></ul></ul><ul><ul><li>4 Con sus plumas te cubrirá, </li></ul></ul><ul><ul><li>Y debajo de sus alas estarás seguro; </li></ul></ul><ul><ul><li>Escudo y adarga es su verdad. </li></ul></ul><ul><ul><li>5 No temerás el terror nocturno, </li></ul></ul><ul><ul><li>Ni saeta que vuele de día, </li></ul></ul><ul><ul><li>6 Ni pestilencia que ande en oscuridad, </li></ul></ul><ul><ul><li>Ni mortandad que en medio del día destruya. </li></ul></ul><ul><ul><li>7 Caerán a tu lado mil, </li></ul></ul><ul><ul><li>Y diez mil a tu diestra; </li></ul></ul><ul><ul><li>Mas a ti no llegará. </li></ul></ul><ul><ul><li>8 Ciertamente con tus ojos mirarás </li></ul></ul><ul><ul><li>Y verás la recompensa de los impíos. </li></ul></ul><ul><ul><li>9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, </li></ul></ul><ul><ul><li>Al Altísimo por tu habitación, </li></ul></ul><ul><ul><li>10 No te sobrevendrá mal, </li></ul></ul><ul><ul><li>Ni plaga tocará tu morada. </li></ul></ul><ul><ul><li>11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, </li></ul></ul><ul><ul><li>Que te guarden en todos tus caminos. </li></ul></ul><ul><ul><li>12 En las manos te llevarán, </li></ul></ul><ul><ul><li>Para que tu pie no tropiece en piedra. </li></ul></ul><ul><ul><li>13 Sobre el león y el áspid pisarás; </li></ul></ul><ul><ul><li>Hollarás al cachorro del león y al dragón. </li></ul></ul><ul><ul><li>14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; </li></ul></ul><ul><ul><li>Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. </li></ul></ul><ul><ul><li>15 Me invocará, y yo le responderé; </li></ul></ul><ul><ul><li>Con él estaré yo en la angustia; </li></ul></ul><ul><ul><li>Lo libraré y le glorificaré. </li></ul></ul><ul><ul><li>16 Lo saciaré de larga vida, </li></ul></ul><ul><ul><li>Y le mostraré mi salvación. </li></ul></ul><ul><li>  </li></ul>
  26. 26. Destruid este templo, y en tres días yo lo levantaré de nuevo (Jn 2, 19)
  27. 27. Os aseguro que antes que Abrahán naciera, yo soy (Jn 8,58) El antiguo testamento, la vieja alianza no tiene sentido sin Jesús. Jesús es el nuevo templo. El tiempo del templo viejo y la ley antigua ha concluido. Puerta de los esenios. Muralla de David
  28. 28. Jesús le replico: ¿Ves esas grandiosas construcciones? Pues no quedará aquí piedra sobre piedra. Todo será destruido (Mc 13, 2) Ruinas a las que se refirió el Señor en este pasaje. Inmediaciones del templo.
  29. 29. El templo pudo encontrarse en ti, pero prefirió seguir perdido. Tu eres mi pastor, tu nunca te perdiste. Señor, estando contigo jamás me perderé. Rezamos un padrenuestro, diez avemarías y un gloria. Parroquia del Buen Pastor, Jericó.
  30. 30. Oración de Ofrecimiento de Vida   Mi amable Jesús, delante de las Personas de la Santísima Trinidad, delante de Nuestra Madre del Cielo y toda la Corte celestial, ofrezco, según las intenciones de tu Corazón Eucarístico y las del Inmaculado Corazón de María Santísima, toda mi vida, todas mis santas Misas, Comuniones, buenas obras, sacrificios y sufrimientos, uniéndolos a los méritos de tu Santísima Sangre y tu muerte de cruz: para adorar a la Gloriosa Santísima Trinidad, para ofrecerle reparación por nuestras ofensas, por la unión de nuestra santa Madre Iglesia, por nuestros sacerdotes, por las buenas vocaciones sacerdotales y por todas las almas hasta el fin del mundo. Recibe, Jesús mío, mi ofrecimiento de vida y concédeme gracia para perseverar en él fielmente hasta el fin de mi vida. Amén.    Tumba de Adán. Santo Sepulcro.
  31. 31. <ul><li>Oración a María para sus fieles esclavos   </li></ul><ul><li>68) Salve, María, amadísima Hija del Eterno Padre; salve, María, Madre admirable del Hijo; salve, María, fidelísima Esposa del Espíritu Santo; salve, María, mi amada Madre, mi amable Señora, mi poderosa Soberana; salve, mi gozo, mi gloria, mi corazón y mi alma. Vos sois toda mía por misericordia, y yo soy todo vuestro por justicia. Pero todavía no lo soy bastante. De nuevo me entrego a Vos todo entero en calidad de eterno esclavo, sin reservar nada ni para mí, ni para otros. Si algo veis en mí que todavía no sea vuestro, tomadlo en seguida, os lo suplico, y haceos dueña absoluta de todos mis haberes para destruir y desarraigar y aniquilar en mí todo lo que desagrade a Dios y plantad, levantad y producid todo lo que os guste. La luz de vuestra fe disipe las tinieblas de mi espíritu; vuestra humildad profunda ocupe el lugar de mi orgullo; vuestra contemplación sublime detenga las distracciones de mi fantasía vagabunda; vuestra continua vista de Dios llene de su presencia mi memoria, el incendio de caridad de vuestro corazón abrase la tibieza y frialdad del mío; cedan el sitio a vuestras virtudes mis pecados; vuestros méritos sean delante de Dios mi adorno y suplemento. En fin, queridísima y amadísima Madre, haced, si es posible, que no tenga yo más espíritu que el vuestro para conocer a Jesucristo y su divina voluntad; que no tenga más alma que la vuestra para alabar y glorificar al Señor; que no tenga más corazón que el vuestro para amar a Dios con amor puro y con amor ardiente como Vos.   </li></ul><ul><li>69) No pido visiones, ni revelaciones, ni gustos, ni contentos, ni aun espirituales. Para Vos el ver claro, sin tinieblas; para Vos el gustar por entero sin amargura; para Vos el triunfar gloriosa a la diestra de vuestro Hijo, sin humillación; para Vos el mandar a los ángeles, hombres y demonios, con poder absoluto, sin resistencia, y el disponer en fin, sin reserva alguna de todos los bienes de Dios. Esta es, divina María, la mejor parte que se os ha concedido, y que jamás se os quitará, que es para mí grandísimo gozo. Para mí y mientras viva no quiero otro, sino el experimentar el que Vos tuvisteis: creer a secas, sin nada ver y gustar; sufrir con alegría, sin consuelo de las criaturas; morir a mí mismo, continuamente y sin descanso; trabajar mucho hasta la muerte por Vos, sin interés, como el más vil de los esclavos. La sola gracia, que por pura misericordia os pido, es que en todos los días y en todos los momentos de mi vida diga tres amenes: amén (así sea) a todo lo que hicisteis sobre la tierra cuando vivíais; amén a todo lo que hacéis al presente en el cielo; amén a todo lo que hacéis en mi alma, para que en ella no haya nada más que Vos, para glorificar plenamente a Jesús en mí, en el tiempo y en la eternidad. Amén. </li></ul>
  32. 32. María, madre de Dios, hija de Dios y esposa del Espíritu Santo intercede por mí ante Dios nuestro Señor

×