Deshielo de Los Polos

1,901 views

Published on

El cambio climático deshiela los polos.

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,901
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
16
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Deshielo de Los Polos

  1. 1. Deshielo de los polos El hielo del Polo norte se derrite con más rapidez de lo que hasta ahora se pensaba: dentro de cien años, el hielo podría haber desaparecido por completo del Ártico. Las consecuencias serían fatales. Los inuit que habitan en la región polar han sido los primeros en percibir el fenómeno: antiguamente tenían que restringir sus actividades de caza al breve período en que el mar estaba libre de hielo. Pero esos espacios de tiempo se han ido extendiendo cada vez más. El hielo se derrite a mayor velocidad y el agua se congela en forma tardía. Las cifras de las organizaciones ecologistas confirman que la temperatura ambiental promedio ha subido cinco grados centígrados en los últimos cien años en el Ártico. Eso ha bastado para derretir una superficie de casi un millón de kilómetros cuadrados -equivalente a la Francia y España-, es decir, aproximadamente una cuarta parte del hielo ártico. El proceso de calentamiento de la tierra avanza a una velocidad considerablemente mayor de la prevista. "En el Ártico, la temperatura atmosférica sube dos o tres veces más rápido que el promedio global", afirman los ecologistas. Imágenes facilitadas por los satélites indican que cada año se desvanece hasta un 4% de la capa de hielo. Se prevé, además, un aumento de temperatura de entre 4 y 7 grados en los próximos 100 años. En tales condiciones, el Polo Norte podría haberse derretido por completo a fines del presente siglo. Sin embargo, algunos científicos consideran que ese pronóstico es demasiado aventurado. "Hasta ahora sólo constatamos una reducción de superficie y nos resulta difícil especificar el grosor de las capas de hielo", indica el experto. Groenlandia está configurada en un 85% por hielo. Si éste llegara a derretirse por completo, el nivel del mar podría aumentar en casi 7 metros. Un sólo metro de aumento, sin embargo, pondría en peligro a 17 millones de personas que habitan en regiones bajas. Algunos especialistas aseguran que las enormes masas de aguas de deshielo podrían afectar a las corrientes marinas, ya que se reduciría la concentración de sal en los océanos. "La corriente del Golfo, que mantiene temperada a Europa, se vería especialmente afectada". Resulta, además, evidente que "las naciones industrializadas deberían hacer más por reducir rápidamente sus emisiones de gases de efecto invernadero", aunque hay quien cree que con ello no se conseguirá rescatar a corto plazo los hielos eternos del Ártico: "Aunque suspendiéramos de inmediato las emisiones de dióxido de carbono por completo, el clima tardaría entre 50 y 100 años en reaccionar".
  2. 2. EL ÁRTICO. Flora y fauna El Ártico no es un desierto helado desprovisto de vida en tierra y mar, ni siquiera durante los fríos y oscuros meses invernales. La primavera trae un espectacular renacimiento de la vida animal y vegetal. Las bajas temperaturas no son siempre el elemento crítico; la humedad, la clase de suelo, la cantidad de luz, son también extremadamente importantes. Muchas especies animales se han adaptado a las condiciones árticas y varios mamíferos y aves árticas llevan aislamientos adicionales, como la grasa, durante los meses fríos. En el Ártico existen más de 400 especies de plantas con flor. Las enormes extensiones de tundra, que ocupan las llanuras y las regiones costeras, están pobladas de arbustos bajos, pasto, espesos mantos de líquenes y musgo, hierbas y juncos. Hay multitud de animales marinos y terrestres. Entre los mamíferos árticos se encuentran el oso polar, el zorro ártico, el armiño, la marta, el lobo ártico, la morsa, la foca, el caribú, el reno (caribú domesticado), el buey almizclero, el lemming, la liebre ártica y varias especies de ballenas. También hay abundancia de aves. El arao y el mérgulo marino anidan en los miles de acantilados. Cuervos, escribanos de nieve y andarríos han sido vistos en las regiones más remotas del norte, al igual que el búho nival y el halcón gerifalte. Varias especies de gaviota, incluyendo el págalo norteamericano, también se internan en el norte. Entre las aves árticas más características se pueden citar el eider, la cerceta, el pájaro bobo, el petrel, el frailecillo y la perdiz nival. Allí donde existe vegetación hay insectos, como abejas, avispas, moscas, mariposas, polillas, escarabajos y saltamontes. Las aguas costeras son relativamente ricas en peces tales como el bacalao, el lenguado, el halibut, el salmón y la trucha. Se han observado una gran variedad de invertebrados en los mares árticos.
  3. 3. LA ANTÁRTIDA -Flora Las pocas plantas que sobreviven en este continente están restringidas a pequeñas áreas sin hielo. No hay árboles y la vegetación se limita a 350 especies, sobre todo líquenes, musgos y algas. Hoy ricos lechos de tal vegetación en partes de la península Antártica, y se han descubierto líquenes en crecimiento en montañas aisladas a 475 km del polo sur. Hay tres especies de plantas con flores en la península Antártica -Fauna Ningún animal vertebrado terrestre habita la Antártida. Se pueden encontrar invertebrados, especialmente ácaros y garrapatas, que pueden tolerar las bajas temperaturas, pero todavía se consideran poco comunes. Los océanos circundantes, sin embargo, contienen gran cantidad de vida animal. Un enorme número de ballenas se alimentan de la rica fauna marina, especialmente de krill. Seis especies de focas (incluida la cangrejera, la elefante y la leopardo) y cerca de doce especies de aves viven y se reproducen en el continente antártico. El habitante más eminente de la Antártida es el pingüino. El pingüino es un pájaro incapaz de volar que vive en las banquisas y los océanos alrededor de la Antártida, y se reproduce en las superficies de hielo o tierra de la costa. Los más típicos son el pingüino de Adelia y el emperador. LA ALTA MONTAÑA FLORA Y FAUNA Son miles las especies vegetales y animales que pueblan la región adaptándose a las condiciones climáticas, a los depredadores y a otros cambios. Sin embargo, existen zonas del Himalaya en las que la mano del hombre se ha hecho sentir, extinguiendo especies y dejando otras el peligro de desaparecer. La vegetación del Himalaya varía de acuerdo con la altitud y los cambios climáticos, coexistiendo distintos tipos de ecosistemas. En las zonas bajas se encuentran bosques tropicales, debido a las intensas lluvias durante gran parte del año, en especial en la época del monzón. Estas zonas boscosas son tan espesas e impenetrables como las que se encuentran en el Amazonas. Los bosques templados dejan paso a los bosques subalpinos. Se trata de bosques de coníferas resistentes al frío, que se dan entre los 2.900 y los 3.500 metros. A partir
  4. 4. de entonces la única vegetación que aparece son algunos arbustos y pastos, que en invierno permanecen ocultos bajo la nieve y en las temporadas cálidas cubren el espacio en el que retroceden las nieves. La fauna es igualmente de extraordinaria variedad en el Himalaya, sobre todo en las zonas bajas y en los límites con la nieve. Predadores como los tigres, que aún habitan en la zona india, compiten con el hombre por su supervivencia. En los bosques tropicales hay una gran variedad de animales en especial de pájaros, mientras que en las zonas de montaña proliferan los ganados que el hombre ha introducido y que facilitan una superpoblación de varias especies de buitres. Los animales que más nos llaman la atención son los pacientes yaks que cargarán con nuestro material hasta el campo base dirigidos por sus pastores sherpas.

×