Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Contraste viviendas proyecto mi vivienda Galileo 16 17

75 views

Published on

textos utilizados en el proyecto "Mi vivenda" desarrollado en el IES galileo con el grupo PMR de 3º de ESO en el curso 2016-2017

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Contraste viviendas proyecto mi vivienda Galileo 16 17

  1. 1. CONTRASTE ENTRE LAS VIVIENDAS(2016-2017) 1.- La relación con el medio físico ¿Cuál es la relación entre el medio natural y los seres humanos? a.- Relaciones internas en el medio natural La Geografía se ocupa de las relaciones entre el medio y los seres humanos, en las dos direcciones posibles: por un lado, los condicionantes que el medio natural impone a la actividad humana y, por otro lado, las transformaciones tanto positivas como negativas, que los seres humanos llevan a cabo en ese medio. La influencia del medio en la actividad humana se ejerce a través del relieve, el clima, la vegetación y el suelo, fundamentalmente. Estos elementos presentan una gran diversidad y entre ellos existen múltiples formas de interacción. La naturaleza ofrece a los grupos humanos una serie de posibilidades muy diferentes en los distintos puntos de nuestro planeta. Así, por ejemplo, los desiertos, las selvas y las regiones polares son medios naturales que ofrecen enormes dificultades para el asentamiento y las actividades de la población, por eso se trata generalmente de áreas prácticamente deshabitadas. Por el contrario, las zonas templadas favorecen el asentamiento de la población y, por ellos, constituyen áreas fuertemente humanizadas. Sin embargo, es evidente que los seres humanos han modificado el medo natural a lo largo de la historia. Cabe hacer dos consideraciones: - en primer lugar, la influencia del medio natural sobre la actividad humana es mayor a medida que las sociedades que los habitan son más primitivas (como es el caso de los pigmeos, los bosquimanos, los indígenas de la Amazonia, etc.). Cuanto más primitivo es un grupo dispone de técnicas más rudimentarios. Como es lógico, la influencia de los grupos humanos sobre el medio se incrementa en función de la elevación de su nivel tecnológico.
  2. 2. Y, en segundo lugar, la intervención humana tienen en ocasiones un coste demasiado caro. La transformación del medio puede llegar incluso a poner en peligro la supervivencia de los seres humanos. Por eso actualmente se promueve la conservación del medio natural y, por tanto, la necesidad de llevar a cabo un desarrollo sostenible. b.- ¿Cómo influye el relieve en los seres humanos? Las principales formas del relieve son: La influencia del relieve sobre los seres humanos: Generalmente un relieve accidentado dificulta el asentamiento y las actividades humanas. Debido a la accidentada topografía, los suelos son poco adecuados para la agricultura y las comunicaciones son difíciles. Se pueden distinguir dos situaciones: - En la zona templada las altas montañas están poco pobladas; la población se concentra en los valles, donde el clima es más suave, el suelo fértil más abundante y las comunicaciones más fáciles. - En la zona cálida las montañas y altiplanicies se hallan muy pobladas, debido a que la altura mejora las condiciones ambientales (temperaturas Sin embargo hay excepciones: En situaciones conflictivas, las montañas siempre han sido lugares de refugio para las personas. Los paisajes montañosos han impulsado la economía de ciertos lugares y, con ella, el crecimiento de su población. Esto sucede en los parajes idóneos para la práctica de deportes como la escalada o el esquí y para el turismo rural.
  3. 3. más agradables, precipitaciones abundantes y suelos más fértiles que en las llanuras). Es, por ejemplo, el caso de los Andes colombianos; en esta región, económicamente la más dinámica del país, se localizan las principales ciudades y se concentra la mayor parte de la población. En general, la mayoría de la población se concentra en las áreas llanas y situadas por debajo de los 500m La acción humana sobre el relieve: A lo largo de la historia los seres humanos han corregido las condiciones desfavorables del relieve mediante su esfuerzo, ingenio y capacidad tecnológica. Así, por ejemplo, en los países mediterráneos y del sudeste asiático se construyen bancales para practicar la agricultura en las laderas. En ocasiones, la intervención de los seres humanos puede originar graves problemas medioambientales. En las vertientes del Himalaya, India, Pakistán, Bangladesh y Nepal la presión demográfica sobre el medio ha originado la desaparición de los bosques; la deforestación provoca el avance de la erosión en estas tierras altas y graves problemas a la población de las tierras bajas. Por otra parte, en las últimas década, las montañas de la zona templada están sufriendo una intensa transformación debido al aprovechamiento de sus recursos minerales y energéticos y el desarrollo del turismo; estos nuevos usos contribuyen a mantener la población en las áreas, pero a veces originan un fuerte impacto sobre el medio. c.- ¿Cómo influyen las aguas en los seres humanos? Desde tiempos remotos los seres humanos se asientan en las costas y en las proximidades de ríos, lagos y manantiales. La diversidad de ríos y lagos Los ríos y lagos sólo representan el 0,0001% del volumen de agua de la Tierra. Pese a ello, desempeñan un papel muy importante en el ciclo el agua, pues aportan casi el mismo volumen de agua que el que se pierde por evaporación. Hay varios criterios para estudiar un río (recoger información en este punto) - El modo de circular por la superficie de la Tierra. - El origen - La superficie de cuenca y longitud del curso - El caudal - El régimen fluvial El problema del agua La distribución del agua en la Tierra es muy desigual, ya que mientras que en algunas Dato general: 70% de la superficie terrestre está cubierta por el agua. Sólo 3l 3% es agua dulce, y de ese 3% únicamente se dispone para el consumo de un 0,014%, ya que el resto se encuentra retenido en forma de hielo en los glaciares.
  4. 4. áreas es abundante, en otras escasea. Los principales problemas se deben a la carencia del agua; por ejemplo, una pertinaz sequía asola el Cuerno de África, incluidos Yibuti, Etiopía, Eritrea, Kenia y Somalia. Pero, en ocasiones, también hay problemas provocados por el exceso de agua: es el caso de las inundaciones, tan frecuentes en el sudeste asiático (India, Vietnam, Camboya, etc.) y en la cenca mediterránea española. Por ello, desde hace miles de años la población ha construido obras hidráulicas (embalses, canales, trasvases) con el fin de regular los ríos y aprovechar el agua potable, etc. Algunas de estas obras provocan un gran impacto ambiental y tiene enorme coste social. El principal problema es el cada vez mayor desequilibrio entre las disponibilidades de agua y su demanda, pro eso el agua es un bien escaso. El crecimiento de la población y, sobre todo, la mejora del nivel de vida han traído consigo un extraordinario aumento en el consumo de agua. No se trata sólo de un problema de cantidad, sino de calidad: el desarrollo ha agravado el problema de contaminación de las aguas. Por todo ello es necesaria una política que promueva el uso eficiente y el ahorro y que prevenga la contaminación de los recursos hídricos. d.- ¿Cómo influyen el clima en los seres humanos? La diversidad de climas La latitud explica el desigual calentamiento de la Tierra, y permite distinguir cinco grandes áreas climáticas: una zona cálida, dos zonas templadas, dos zonas frías. Dentro de cada una de estas zonas se distinguen varios tipos de clima. Los climas cálidos: se dan en la zona intertropical y se caracterizan porque la temperatura media del mes más frío es siempre superior a 18º. Hay tres tipos: - clima ecuatorial: se caracteriza por tener temperaturas muy cálidas y precipitaciones muy abundantes durante todo el año, superiores a los 2000 mm anuales. - clima tropical: tiene temperaturas siempre muy cálidas y precipitaciones abundantes que se concentran en la estación de lluvias. - clima desértico: presenta temperaturas muy cálidas y precipitaciones escasas,
  5. 5. inferiores a los 250 mm anuales. Los climas templados se localizan entre los trópicos y los círculos polares. Presentan cuatro estaciones, con diferencias notables de temperaturas y precipitaciones. Los climas templados son tres: - clima mediterráneo se caracteriza por tener inviernos suaves y veranos cálidos y secos. - clima oceánico o atlántico tiene temperaturas suaves y precipitaciones abundantes durante todo el año. - clima continental presenta inviernos muy fríos y vernos muy cálidos y húmedos. Los climas fríos se localizan en las altas latitudes y en las zonas de alta montaña. - clima polar tiene las temperaturas más bajas de la Tierra: la temperatura media del mes más cálido no alcanza nunca los 10º. Las precipitaciones son prácticamente inexistentes. - clima de alta montaña presenta temperaturas muy frías y precipitaciones elevadas, frecuentemente en forma de nieve. El clima y la ocupación humana Por lo general, las condiciones extremas de temperatura (el calor y el frío) y de humedad (la aridez) dificultan el asentamient o y las actividades de la población. En las regiones polares y en los desiertos es casi imposible practicar la agricultura y la silvicultura. Por eso, los grandes vacíos demográficos del mundo corresponden a las zonas frías de ambos hemisferios, a los desiertos y ala zona ecuatorial. Por el contrario, las zonas de clima templados son las más habitadas de la Tierra (albergan más del 70% de la población mundial) porque las El problema es que algunas actividades humanas están teniendo repercusiones sobre el clima. El aumento de as emisiones de dióxido e carbono a la atmósfera, como consecuencia del creciente consumo de combustibles fósiles en la industria y los medios de transporte, ha dado lugar al efecto invernadero y, por tanto, puede favorecer el cambio del clima terrestre.
  6. 6. temperaturas medias y las precipitaciones son relativamente abundantes favorecen el asentamiento de la población y el desarrollo de la agricultura y otras actividades económicas. Ahora bien, no hay que llegar al punto de caer en el determinismo. Los seres humanos superan las limitaciones impuestas por el clima de diversas maneras: mediante el riego para hacer frente a la aridez, como en los países mediterráneos y en las regiones desérticas; mediante el drenaje para luchar contra los excesos hídricos, por ejemplo en Países Bajos; contra el frío recubriendo los cultivos con plásticos, como en el sureste español, etc. d.- ¿Cómo influyen la vegetación y los suelos en los seres humanos? La vegetación y los suelos dependen del relieve y, fundamentalmente, del clima: en general, el calor y la humedad favorecen el desarrollo de la vegetación, mientras que el frío y la aridez la dificultan. La diversidad de formas del relieve y climas explican la variedad de vegetación y de suelos. La diversidad de la vegetación La vegetación natural puede agruparse en cuatro grandes formaciones: el bosque, la sabana, la pradera y el desierto. - El bosque es un espacio cubierto de vegetación de forma continua y en el que los árboles ocupan la mayor extensión. Es propia de climas con precipitaciones abundantes, por eso se desarrolla en la zona cálida y en la zona templada. En la zona cálida crecen el bosque ecuatorial o selva, y el bosque tropical, mientras que en la zona templada se extienden el bosque atlántico (fresno, haya, abedul…), el bosque mediterráneo, y el bosque boreal o taiga. - La sabana es una superficie constituida sobre todo por hierbas, a veces muy altas, en las que hay algunos arbustos y árboles dispersos, la mayoría de hoja caduca, como las acacias y los baobabs. Es típica de clima tropical con estación seca. - La pradera es una zona cubierta en parte o
  7. 7. totalmente de hierbas. Es propia de lugares con precipitaciones insuficientes para el crecimiento de los árboles. Es característica de la zona templada, pero puede desarrollarse también tanto en la zona cálido como en la zona fría. En e borde de los desiertos de las zonas templada y cálida, donde la estación seca se mantiene durante la mayor parte del año, aparece la estepa, compuesta de hierbas de pequeña talla que no recubren todo el suelo. En las regiones polares y en las zonas de alta montaña crece la tundra, una formación herbácea, en la que predominan los musgos y líquenes. - El desierto es una zona árida, en donde la vegetación es sumamente pobre y aparece de forma dispersa, excepto en los oasis. Sólo existen algunas plantas adaptadas a la extrema sequía, como el cacto, palmito o esparto. La vegetación, el suelo y la actividad humana Las diferentes formaciones vegetales ofrecen distintas posibilidades desde el punto de vista económico. Así, el bosque permite la explotación forestal, mientras que las formaciones arbustivas y herbáceas favorecen la ganadería y permiten la agricultura. Por su parte, el espesor, la textura y la estructura del suelo condicionan el desarrollo de la vegetación o de los cultivos. Los suelos de escasa profundidad son generalmente poco adecuados para la práctica de la agricultura, mientras que los de grano intermedio, que se trabajan con facilidad y que retienen bien el agua, son habitualmente los más fértiles. Pero los seres humanos son capaces de superar los inconvenientes. Por ejemplo, se evita la ausencia de vegetación mediante la repoblación forestal y se mejoran los suelos mediante abonos. Pero la acción humana tiene también repercusiones negativas sobre la vegetación y los suelos. En particular, la presión sobre el medio está favoreciendo el avance de la deforestación y la erosión del suelo. Algunas organizaciones ecologistas calculan que han desaparecido el 50% de los bosques del planeta y que del 50 % restante, más de la mitad está bastante degradado. Según las mismas fuentes, cada año se pierden aproximadamente 26 millones de hectáreas de bosque, de los que cerca de 13 millones corresponden a los bosques tropicales. La desaparición de estos bosques significan la extinción de múltiples espacies animales y vegetales; además, la deforestación contribuye al incremento del efecto invernadero.
  8. 8. 2.- Contraste pobreza y riqueza a.- ¿De qué depende el bienestar de una casa? El desarrollo tecnológico ha permitido al ser humano superar ciertas limitaciones impuesta por el clima. Pero la capacidad de una sociedad para hacer frente a estas dificultades no es la misma en todos los lugares. Las Vegas (Estados Unidos) y alrededores de Jartum (Sudán). Estos dos lugares están situados a casi la misma latitud y tienen un clima desértico. En Las Vegas no se superan los 100 mm de precipitaciones anuales, pero esto no ha sido obstáculo para levantar en pleno desierto una ciudad de más de 2 millones de habitantes y que recibe cada año 35 millones de turistas. El desarrollo económico ha permitido costear grandes obras hidráulicas. Una situación muy diferente es la de Sudán, uno de los países más pobres de la Tierra. b.- Contraste de familias Comentar en clase: ¿mi casa es confortable? ¿por qué? Comprobaremos que nuestra idea de bienestar no es compartida por muchas personas que habitan diferentes regiones del planeta; como tampoco nuestra realidad. Observando las fotografías hay grandes contrastes del espacio destinado a la intimidad o el ocio, la variedad de usos, la comodidad del mobiliario… Nos haremos idea, siempre bajo nuestra perspectiva, del modo de vida de otros grupos humanos, tratando de reconstruir su idea de comodidad. Vamos a intentar reflexionar sobre los contrastes que existen entre unas viviendas y otras. Referentes que vamos a utilizar: Datos económicos, tamaño y distribución de la vivienda, equipamiento y comodidad y la identidad.
  9. 9. DATOS ECONÓMICOS Seleccionar países y hacer el contraste Continente: País: Familia: Continente: País: Familia:: Renta per cápita (país y de la familia) TAMAÑO Y DISTRIBUCIÓN DE LA VIVIENDA Tamaño de la vivienda Nº personas que habitan Distribución de los espacios EQUIPAMIENTO Y COMODIDAD Equipamiento doméstico Cocina Baño Medio de transporte IDENTIDAD Posesiones más preciadas Deseos para el futuro
  10. 10. c.- Lugares confortables para vivir ¿Qué opinan de nuestras casas los samoanos? ¿Qué opinas tú de sus casas? ¿Cuál es la más confortable? La casa es el reflejo del bienestar de las personas que la habitan. El bienestar doméstico es una necesidad humana profundamente arraigada entre las personas. La idea de comodidad no debe confundirse con la de decoración ni con cómo se utilizan las habitaciones. Esta idea ha variado de unas épocas a otras: en el siglo XVII el confort significaba lo privado, lo cual llevaba a la intimidad. El XVIII atribuyó más importancia al ocio y la comodidad, el XIX a elementos en los que intervenía lo mecánico (luz, calor, ventilación). Las ingenierías del siglo XX subrayaban la eficiencia y la comodidad. Lo que más ha cambiado a lo largo del tiempo es la realidad del confort físico (nivel de vida), en gran medida como resultado de los avances tecnológicos. Antes de 1890 no existían esas comodidades materiales que ha sobrevenido con la tecnología doméstica: calefacción central, fontanería interior, agua corriente fría y caliente, luz y energía eléctrica, ascensores. En 1.920 estaban muy difundidos, gracias a la producción en masa y a la industrialización. La escasez de criados a partir de 1900 provocó un interés mayor por las máquinas , e igualmente la reducción de la presencia de la mujer en las casas exige máquinas que puedan hacer las tareas por sí solas: lavadoras, frigoríficos, hornos… Ahora bien, no debemos confundir la evolución del bienestar con la evolución tecnológica. Confort significa comodidad, eficiencia, ocio, calma, placer, domesticidad, intimidad… La mayoría de la gente reconoce el confort cuando lo experimenta, y esta experiencia es un asunto de la familia y de la persona. Elaborar un texto contestando a las preguntas anteriores.
  11. 11. 2.5.3.- Contraste cultural de los espacios Espacios tradicionales: abiertos o cerrados El espacio ya sea extenso o reducido, con un mayor o menor número de habitaciones, presenta una parte para la familia y otra destinada a la colectividad. Estas dos caras de la vida doméstica se articulan de distinta forma según los grandes tipos de sociedades ¿Quién no advierte, en efecto, la diferencia fundamental que en este sentido separa al sistema norteamericano—donde una transparencia casi absoluta pone a merced de las miradas y de la inspección por parte de terceros el interior de la vivienda—del sistema islámico o conventual, que tan rigurosamente se defiende de tales intrusiones? Entre ambos, los sistemas europeos, africanos o extremo-orientales, intermedios. Partiremos de la noción de espacio abierto-cerrado para describir algunos tipos de articulación de los modos de vida privado y público en el interior de la vivienda La vivienda de América del Norte (Mapa de la zona) En el urbanismo norteamericano, los edificios se suceden numéricamente; allí el extranjero se siente tan "en su casa", en tanto que éste se pierde fácilmente en Bagdad o en Osaka, o incluso en la red que forman las calles de París. Por otra parte la vivienda no presenta rasgos de hermetismo, y la vida familiar se desarrolla ahí de manera abierta, en tanto que niños y amigos son recibidos con la mayor liberalidad incluso en el área más íntima: el dormitorio de los dueños de casa. Es también en la vivienda norteamericana donde, antes que en ningún otro lugar, se integró el comedor a la habitación familiar o al salón para constituir lo que se denomina “estancia" (el living-room anglosajón). Los jardines contiguos, están separados entre sí tan sólo por cercos de poca altura, y cada quien maniobra en ellos ante la vista y presencia de vecinos y transeúntes. Hay poca diferencia entre el recibimiento brindado al amigo o al extraño. El visitante que se encuentre dentro de una u otra de las cuatro categorías de posible relación con la familia—íntima, personal, social o pública—es admitido fácilmente, y bajo el más nimio pretexto, al interior de la casa. Mas esto no lo autoriza automáticamente a atravesar las fronteras de la vida privada. En los Estados Unidos, el grado de intimidad que se le concede a cada quien está determinado por la simple distancia.
  12. 12. Los árabes (Mapa de la zona) Cuando los árabes llegan a los Estados Unidos se sienten asfixiados en las casas o en los departamentos: plafones demasiado bajos, cuartos demasiado pequeños y también falta de intimidad. Esto se debe a que en su medio la separación entre el espacio privado y el espacio público es mucho más neta, y el hecho de atravesar la puerta de entrada de una casa, aunque sólo sea con la mirada, es considerado como una "invasión". Por el contrario, el exterior no es capaz de proporcionarle al individuo la menor intimidad. Así como en un lugar público cualquiera (sala de espera, plaza, tienda, etc.), todo norteamericano ve cedidos en torno de su persona algunos metros cuadrados donde puede sentirse "solo", nada le impide a un árabe sentarse en un banco público muslo con muslo junto a un extranjero ni permanecer de pie a menos de un metro de él: lo que es público lo es para todos. El contacto con el cuerpo o con las vestimentas ajenas, considerado intolerable tanto en América como en el norte de Europa, no representa para él una intrusión: fuera del cuerpo mismo, no existe una área verdaderamente privada. Se trate o no de una adaptación a las altas densidades de población de los oasis o de las ciudades, la noción occidental de intimidad (y el término mismo) parecen no existir para ellos: el baño común para cada sexo por separado, el ruido penetrante o prolongado que se puede hacer sin molestar a los demás (sin interferir en su vida privada), los frecuentes contactos a través de la mano, y la importancia de los olores en la vida colectiva (el olor del cuerpo de un amigo es la bienvenida, como el suyo debe serlo para el otro) expresan una sociabilidad opuesta a la nuestra, particularmente a la de los pueblos septentrionales de América y de Europa. La casa árabe, cerrada por todas partes a fin de preservar de las miradas extrañas la vida familiar y sobre todo las mujeres, presenta pocas divisiones en su interior; existiendo continuidades entre las habitaciones que el patio interior abre una sobre la otra. En esos dos espacios—el de afuera con su multitud de transeúntes y el de la vivienda, donde la familia reúne a sus miembros en una intimidad física que a cualquier occidental le resultaría fastidiosa— coexisten una vida privada y una existencia pública cuyas fronteras son también diferentes de las nuestras. Estar solo no significa en realidad encontrarse a resguardo de las miradas extrañas sino, en un primer nivel, encontrarse rodeado únicamente por los miembros de la familia propia; y en un segundo nivel, aun en medio de ellos, permanecer en silencio y ensimismarse. Este aislamiento simbólico es respetado por los demás tanto como
  13. 13. Europa occidental y central La situación es un tanto diferente. Aquí, es con amplios y numerosos ventanales como se ilumina el interior de la vivienda. Tanto en el exterior como en el interior de la casa, los obstáculos materiales se ven multiplicados a riesgo de privarse de la libertad de movimientos que la primera ofrece a sus ocupantes, como de la gran libertad de apertura al exterior de que disfruta la vivienda del Asia oriental. Existe una notable variedad de puertas y paredes que rodean la vida familiar y que se extienden hasta los jardines, los cuales, tanto en los suburbios como en las zonas rurales, se rodean de setos espinosos o de muros con una capa de pedazos de vidrio. Pero además, a diferencia de la casa árabe o española, el espacio interior de la casa de Europa occidental está dividido por tabiques o por muros que delimitan otras tantas células cuyo acceso es guardado por otras tantas puertas, sólidas y provistas de llave. Sin embargo, esta fragmentación del área familiar no siempre ha respondido a una necesidad de aislamiento individual por parte de los miembros de la familia. La falta de intimidad real caracterizaba la vida de cada individuo en las campiñas occidentales: hasta el siglo pasado, prácticamente no era sino entre las clases más favorecidas de la sociedad donde cada quien disponía de un departamento que le estaba reservado con exclusividad. Pero la división material del espacio interior de la casa, ya sea que favorezca el aislamiento de los individuos o, más probablemente, el de las distintas funciones colectivas, no deja de constituir un hecho de civilización, así como el ruido familiar y repetido de las diez, veinte o treinta puertas de la morada familiar tampoco deja de ser la expresión de un modo de vida basado menos en la actitud de hacer comunitarios los actos de cada quien que, por el contrario, en su substracción de la vida del grupo
  14. 14. En el Extremo Oriente Información aportada en el aula Espacios modernos: uniformidad Respecto al pasado ha cambiado la idea de vivienda, ahora lo que hace falta son más habitaciones pequeñas, para adaptarse a la diversidad de actividades de ocio en la casa moderna. Unos muebles adaptables y confortables, más prácticos que estéticos. Aunque hay una parte de la tradición que se conserva de apariencia estética y no práctica. Por ejemplo, la cocina moderna oculta los utensilios de trabajo, cuando en cualquier taller éstos están a la vista y accesibles para facilitar la tarea. O el pequeño cuarto de baño, (cuya distribución no ha cambiado desde el decenio de 1850) parece eficiente, pero está mal adaptado a la casa moderna. La combinación de bañera y ducha es torpe, los grifos no son especialmente confortables ni seguros, ni siquiera fáciles de limpiar. Por razones funcionales e higiénicas, el retrete estaría mejor separado, como en Europa. Cuando las casas contenían muchas más habitaciones, los cuartos de baño podían ser pequeños. Hoy día el cuarto de baño debe ajustarse a actividades que antes se realizaban en vestidores, cuartos de los niños y tocadores (hoy día incluso hay lavadoras en los cuartos de baño). En las casas pequeñas es posible que el cuarto de baño sea el único totalmente privado, y aunque el baño no sea un ritual en los Estados Unidos como lo es en el Japón, desde luego es una forma de descanso y, sin embargo, esta actividad se realiza en una habitación que carece tanto de encanto como de comodidad. También la cocina moderna es demasiado pequeña. Los estudios iniciales de la eficiencia en la cocina se centraban en reducir la cantidad de pasos que había que dar durante la preparación de las comidas. Ello ha tenido por resultado la cocina diminuta, supuestamente eficiente—a menudo sin ventanas—en la que hay pocas superficies de trabajo, pero en la que se puede trabajar casi sin
  15. 15. moverse. Si esa disposición ha sido alguna vez cómoda, lo cual es discutible, ya ha superado su utilidad. No hay suficiente espacio para el gran número de aparatos — batidoras, mezcladoras, máquinas de hacer pasta y molinillos de café—que necesita el ama de casa obligada a administrar su tiempo. El apartamento moderno No obstante, resulta evidente que en ese sentido se está operando una evolución, no sólo en Europa o en América sino también en el Extremo Oriente, donde los considerables cambios que sufre actualmente el hábitat (en China, en Japón y en el sudeste de Asia) conducen de manera progresiva a concederle a cada miembro de la familia un espacio de soledad materializado mediante el empleo de muros o de tabiques Esta tendencia pone sin duda de manifiesto la lenta penetración del individualismo surgido en Occidente y que en todas partes acompaña al progreso material. Pero además responde a otra gran transformación que nuestra época que le impone a la morada de la familia: la substitución de la vivienda individual por el departamento. En ese caso, la vida privada y la vida pública de la familia deben coexistir lateralmente.

×