Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Movilidad articular

5,234 views

Published on

  • Be the first to comment

Movilidad articular

  1. 1. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO DEPORTES DE EQUIPO
  2. 2. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 1 PRIMER CURSO A2. ÁREA CONDICIONAL MÓDULO OPTIMIZACIÓN DE LA MOVILIDAD ARTICULAR EN LOS DEPORTES COLECTIVOS Gerard Moras http://www.mastercede.com
  3. 3. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 2 PROFESOR: Gerard Moras Feliu Licenciado en Educación Física Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación Entrenador Nacional de Voleibol Profesor INEF Barcelona BARCELONA OCTUBRE 2003 Gerard Moras http://www.mastercede.com
  4. 4. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 3 ÍNDICE INTRODUCCIÓN 1. Manifestaciones de la amplitud de movimiento articular 1.1. Amplitud de movimiento 1.2. Concepto de flexibilidad 1.3. Concepto de elasticidad 2. Flexibilidad y elasticidad como propiedades facilitadoras de la fuerza 3. Concepto de stiffness y complianza 4. Necesidades de amplitud de movimiento flexibilidad y elasticidad en los deportes colectivos 5. Análisis cuantitativo y cualitativo de las exigencias de ADM, flexibilidad y elasticidad en los deportes colectivos 5.1. Las cadenas musculares 6. La viscoelasticidad 7. Amplitud de movimiento y fuerza 8. El concepto de anticipación muscular 9. Factores que limitan la ADM 9.1. Factores estructurales 9.2. Otros factores 10. Músculos monoarticulares, biarticulares y poliarticulares 11. Condición de insuficiencia 12. Músculos lábiles y músculos bifuncionales 13. Músculos de acción corta y larga 14. Extensibilidad del complejo musculotendinoso 14.1. Extensibilidad del tendón 15. Neurofisiología articular 15.1. Receptores 15.2. Los reflejos de estiramiento 15.3. Respuesta al estiramiento estático y dinámico 15.4. Contribuciones neurales a la stiffness Gerard Moras http://www.mastercede.com
  5. 5. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 4 16. Tipos y variedades de estiramiento 16.1. Estiramientos y rendimiento 16.2. Estiramientos con palpación sistemática (STT) 16.3. Amplitud de movimiento residual 17. Tiempo óptimo de estiramiento 18. Efectos del estiramiento 18.1. Efectos inmediatos 18.2. Efectos a largo plazo 18.2.1. Estiramiento y rendimiento 18.2.2. Viscoelasticidad y tolerancia al estiramiento 18.2.3. Estiramiento e hipertrofia 18.2.4. Estiramientos y fuerza máxima 18.2.5. Estiramiento e inflamación celular 18.2.6. Estados de disfunción del movimiento articular 19. Estiramientos en tensión pasiva 20. Estiramientos en tensión activa 20.1. Estiramientos dinámicos lentos en tensión activa 20.1.1. Generales 20.1.2. Específicos 20.2. Estiramiento de contraste 20.3. Preparación para el esfuerzo 20.3.1. Entrenamiento técnico-táctico 21. Estiramientos aplicados a los deportes colectivos Aplicaciones prácticas Hombro del jugador de baloncesto balonmano y voleibol Prevención de la pubalgia del jugador de fútbol Prevención de los esguinces recidivantes de tobillo 22. Acondicionamiento de tendones y fascias 21.1. Trabajo excéntrico 21.2. Movimientos oscilatorios progresivos 23. El concepto de vigilancia muscular Gerard Moras http://www.mastercede.com
  6. 6. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 5 24. Electroestimulación del complejo musculotendinoso a. Electroestimulación estática en estiramiento b. Efectos de la electroestimulación en estiramiento 25. Estiramientos dinámicos balísticos 26. Estiramiento PNF (Facilitación Neuromuscular Propioceptiva) a. HR (Hold-relax) b. CR (contract-relax) c. CRAC (Contract-relax-antagonist-contract) d. CRA (Contracción relajación con autoestiramiento) 27. Estiramientos y aplicación de calor 28. Cápsulas y ligamentos 29. Estiramientos de los músculos y ligamentos del tronco a. Región lumbar b. Equilibrio anteroposterior 30. Choques y vibraciones Aplicaciones prácticas 31. Efectos del estiramiento sobre el retorno venoso 32. Vibraciones mecánicas en estiramiento Estiramientos con vibración mecánica en tensión pasiva Estiramientos con vibración mecánica en tensión activa Programas cortos de preparación al entrenamiento y a la competición 33. Programa de estiramientos después de una lesión de tendón o ligamento 34. Estructuración del entrenamiento con pequeñas sobrecargas y gran ADM 35. Modelos en base a las diferentes manifestaciones de la fuerza en los deportes colectivos Fuerza de salto Fuerza de golpeo Fuerza de lanzamiento Fuerza de lucha Desplazamientos ofensivos y defensivos Gerard Moras http://www.mastercede.com
  7. 7. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 6 INTRODUCCIÓN La flexibilidad articular se ha asociado siempre a ciertas disciplinas deportivas como la gimnasia artística, la gimnasia rítmica y la elasticidad a disciplinas como el taekwondo. Desde esta perspectiva los ejercicios de estiramiento están claramente delimitados y en los manuales se respeta siempre las tendencias apuntadas por Anderson y Sölveborn quienes defendieron el estiramiento estático como el mejor y único método valido para estirar. Estos autores, entre muchos otros, limitaron la flexibilidad a unos cuantos ejercicios sin pensar que realmente cualquier ejercicio o movimiento deportivo requiere una determinada amplitud de movimiento (ADM), enmarcada dentro de las posibilidades de movilización en función de las propiedades de los tejidos y las bases neurofisiológicas. Evidentemente la ADM condicionará parámetros esenciales en la mayoría de acciones finales en los deportes colectivos como la aceleración. Es evidente que un jugador de fútbol que llega muy forzado a un balón y no puede realizar un movimiento con la suficiente amplitud, disminuirá mucho la aceleración del pie y por lo tanto la fuerza de golpeo. Sucede lo mismo en los jugadores de waterpolo, balonmano o voleibol que no pueden completar el armado o los jugadores de baloncesto que tienen que reducir la amplitud de sus pasos durante la entrada a canasta. En todos los casos la potencia final obtenida será menor pero no siempre también lo será el rendimiento. Muy a menudo, la justificación de los ejercicios de estiramiento es por una supuesta reducción del riesgo de lesión. Aunque es difícil de demostrar por la gran cantidad de variables que se manejan, es probable que una simplificación tan drástica de los objetivos no conduzca a nada. De hecho cuando estiramos lo hacemos sobre las mismas estructuras o tejidos que soportan las otras cargas de entrenamiento y la adaptación será única. Por eso los beneficios o perjuicios de un tipo de estiramientos afectará a todo el sistema y, por lo tanto, a las posibilidades de movimiento del individuo en el espacio y en el tiempo. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  8. 8. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 7 En los deportes colectivos aunque las acciones se repiten una y otra vez, todas ellas presentan matices diferentes lo que significa que los recorridos articulares serán distintos en cantidad y calidad del movimiento. Esta característica, determinada por un entorno inestable, es la que más diferencia a los deportes individuales de los colectivos y, sin ninguna duda, es la que debe justificar la utilización de los métodos de estiramiento. Destacar también que durante las primeras fases del aprendizaje de un deporte la tendencia es a utilizar ADM reducidas para evitar momentos articulares desfavorables e incrementar la seguridad mediante movimientos con un recorrido articular pequeño que, a su vez, no permitirá grandes aceleraciones de los segmentos. La fuerza y la estabilidad técnica deben progresar mediante una optimización constante del arco de movimiento articular. 1. MANIFESTACIONES DE LA AMPLITUD DE MOVIMIENTO ARTICULAR La flexibilidad se considera una cualidad física compleja influenciada por multitud de factores. Muy a menudo se utilizan términos diferentes como sinónimos sin demasiado criterio dificultando notablemente la comprensión de los textos. Nos referimos a la mezcla de palabras como flexibilidad, elasticidad, amplitud de movimiento (movilidad articular), complianza, stiffness, estiramiento, etc. Todas relacionadas con la capacidad de movimiento de una articulación pero que a nuestro entender no significan exactamente lo mismo. Por ejemplo estirar debe diferenciarse de amplitud de movimiento (ADM) Muchos jugadores tienen una excelente ADM pero nunca estiran, y otros estiran a menudo pero continúan teniendo una limitada ADM (Shrier, 2002) Gerard Moras http://www.mastercede.com
  9. 9. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 8 1.1. Amplitud de movimiento (movilidad articular) La amplitud de movimiento o movilidad articular es una valoración cuantitativa del arco de movimiento articular de una determinada articulación al realizar un movimiento cualquiera, independientemente de la velocidad de ejecución. Normalmente la anatomía funcional describe los límites de ADM normales de las articulaciones más importantes del cuerpo humano de la población sedentaria (Kapandji, 1993; Alter, 1990; Reese, Bandy, 2002; Borms y van Roy, 2001) Sin embargo, datos referentes a ADM de diferentes modalidades deportivas no han estado descritos con tanto rigor en la bibliografía especializada (Borms y van Roy) Cuando examinamos un movimiento, las dos primeras cosas que podemos observar son la amplitud del movimiento y la velocidad de ejecución que determina, en parte, la calidad del movimiento. La integración de los dos parámetros (cantidad y calidad) nos permite aproximarnos a las dos posibles manifestaciones de la ADM como son la flexibilidad y la elasticidad. 1.2. Concepto de flexibilidad Para algunos autores flexibilidad indica solamente la capacidad que tiene un cuerpo para doblarse sin romperse. También se define como la capacidad de desplazar una articulación o serie de articulaciones a través de una ADM completa, sin restricciones ni dolor (Alter, 1988; Arheim, Prentice, 1993; Couch, 1982; Jensen, Fisher, 1979; Rasch, 1989) Estas definiciones, la primera más cercana al campo de la biomecánica, no permiten una clara diferenciación entre flexibilidad, elasticidad y ADM. Otras definiciones aportan pequeños matices a las anteriormente descritas como Gerard Moras http://www.mastercede.com
  10. 10. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 9 Platonov (2001) que considera más adecuado hablar de flexibilidad para valorar la movilidad general de las articulaciones del cuerpo y referirse simplemente a movilidad cuando hablamos de una articulación en concreto. La flexibilidad sería en este caso una expresión compleja de las propiedades morfofuncionales del cuerpo humano. Para Barrow y McGee (1979), Baumgartner y Jacksons (1982) y Kirkendall, Gruber, Jonson (1987), flexibilidad es simplemente grado de movimiento de una articulación. En este mismo sentido, Siff y Verkhoshansky (1996) relacionan movilidad y estabilidad con flexibilidad y concluyen que flexibilidad se refiere a ADM de una articulación específica en relación a un grado concreto de libertad, entendiendo que cada articulación muestra uno o diversos de los grados de libertad posibles (flexo-extensión, aducción-abducción, inversióneversión, pronación-supinación, etc.) Hubley-Kozey (1991) en cambio se muestran más cercanos a un modelo que relaciona la movilidad con la extensibilidad de los tejidos definiendo flexibilidad como amplitud de movimiento de una articulación o conjunto de articulaciones, reflejando la capacidad de las estructuras musculotendinosas de estirarse dentro de las limitaciones propias de la articulación. Para Liemohn y Pariser (2001) flexibilidad es la capacidad de una articulación de moverse alrededor de su amplitud de movimiento y consideran que amplitud de movimiento y flexibilidad tienen el mismo significado. La mayoría de definiciones considera que flexibilidad es sinónimo de ADM pero a veces se considera la flexibilidad como una cualidad más compleja en la que intervienen varios factores. 1.3. Concepto de elasticidad El concepto flexibilidad debe diferenciarse claramente del concepto elasticidad. Podemos definir la propiedad elástica de un tejido o de una Gerard Moras http://www.mastercede.com
  11. 11. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 10 articulación (sistema articular) como la capacidad de volver a la longitud o posición no forzada una vez cesan las fuerzas que lo mantenían deformado. Así, cuanto más grande es la elasticidad de un tejido, mayor ha de ser la fuerza aplicada para producir un cierto grado de estiramiento. Por eso, ambos conceptos han estado definidos por algunos autores como contrapuestos o antagónicos (Garret, Speer, Kirkendall, 2000) En realidad, un gran desarrollo de la ADM en una determinada articulación puede suponer una pérdida de elasticidad y, en algunos casos ser el origen de inestabilidad en la articulación (Balaftsalis, 1982; Corbin y Noble, 1980; Nicholas, 1970; Klein, 1961) Amplitud de movimiento puede considerarse simplemente una valoración cuantitativa de la movilidad articular. Si esta se relaciona con la velocidad de ejecución o aceleración de las palancas implicadas en el movimiento podemos evaluar una articulación en función de su capacidad de deformación (flexibilidad) o por su capacidad de recuperar la forma o la longitud no forzada cuando cesan las fuerzas que lo mantenían deformado (elasticidad) Por lo tanto, flexibilidad y elasticidad deben considerarse manifestaciones de la ADM en estrecha relación con la velocidad de ejecución. A partir de aquí podemos clasificar los movimientos articulares en función de la velocidad de ejecución dentro de un rango de movimiento concreto. El entrenamiento de la flexibilidad estará relacionado con posiciones estáticas (sin movimiento) o con movimientos articulares lentos (velocidad media o baja) Por el contrario elasticidad debe relacionarse siempre con movimientos rápidos o muy rápidos (gran aceleración) Hill (1950) demostró que la energía mecánica almacenada en el componente elástico podía ser utilizada para producir una velocidad final más elevada que la desarrollada por el componente contráctil si la contracción concéntrica seguía inmediatamente la excéntrica (Fenn, Marsh, 1935; Hill, 1961; Cavagna, 1968) Cuando la fase excéntrica y concéntrica no se suceden rápidamente la energía acumulada se disipa, en parte, en forma de calor reduciéndose notablemente la potencia mecánica resultante. Esto significa que Gerard Moras http://www.mastercede.com
  12. 12. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 11 la elasticidad es un factor transitorio que permite que un movimiento rápido sea más ventajoso que uno de lento. MANIFESTACIONES ADM FLEXIBILIDAD ELASTICIDAD ACCIONES MUSCULARES ISOMÉTRICAS Longitud no varía SIN ACCIÓN MUSCULAR ANISOMÉTRICAS Longitud varía ALTA SIN MOVIMIENTO MUY ALTA VELOCIDAD MEDIA-BAJO Manifestaciones básicas de la amplitud de movimiento articular (ADM) 2. FLEXIBILIDAD Y ELASTICIDAD COMO CUALIDADES FACILITADORAS DE LA FUERZA Flexibilidad y elasticidad deben considerarse cualidades facilitadoras de la fuerza considerando a esta última como la única capacidad física básica. A nuestro entender es un error considerarlas capacidades físicas básicas. Pensemos que el origen del movimiento está en la capacidad del músculo de generar tensión intramuscular (fuerza) Es evidente que podemos utilizar la fuerza para mover muy rápido un segmento corporal lo que se define normalmente como velocidad, o aplicar poca fuerza durante mucho tiempo considerado como resistencia. Sin embargo, desde nuestro prisma cualquier movimiento puede ser analizado desde la velocidad, la resistencia o la fuerza. Por eso encontramos diferentes términos pertenecientes a diferentes clasificaciones que expresan lo mismo pero analizado des de diferentes puntos de vista. Así un dribling puede definirse como fuerza explosiva, resistencia anaeróbica aláctica o velocidad máxima en movimiento acíclico y, en todos los casos, estamos refiriéndonos a una compleja relación de sistemas que se Gerard Moras http://www.mastercede.com
  13. 13. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 12 concreta en movimiento a partir de la aplicación de fuerza muscular sobre determinadas palancas óseas. FLEXIBILIDAD COMPLIANZA ELASTICIDAD STIFFNESS AMPLITUD DE MOVIMIENTO Capacidad facilitadora FUERZA Formas de evaluar la fuerza Formas de expresar la fuerza ACELERACIÓN (Velocidad) RESISTENCIA Seirul·lo,P. (2003) no publicado; Moras,G. (1999) Amplitud de movimiento como capacidad facilitadora de la fuerza Esta reflexión conduce a considerar la velocidad y la resistencia, vistas hasta ahora como capacidades físicas básicas, como diferentes formas de evaluar la fuerza (Seirul-lo, 2003, no publicado) o diferentes formas de expresar la fuerza (Tous, 2002, no publicado) Otra cosa es que los tejidos blandos del sistema articular tengan la capacidad de deformarse y expresar una determinada flexibilidad o elasticidad. Esto permite que flexibilidad y elasticidad determinen la relación entre la fuerza aplicada al sistema articular y la deformación obtenida. Por otro lado, la relación de la flexibilidad y la elasticidad con el tipo de acción muscular debe establecerse con claridad. La elasticidad, como hemos apuntado con anterioridad, se expresa cuando la velocidad (aceleración) es alta o muy alta lo que exige siempre una acción CEA (anisométrica; cambios de longitud de la unidad musculotendinosa) En cambio la flexibilidad está relacionada con recorridos articulares a velocidades medias o bajas y con posiciones estáticas, lo que permite movilizar la articulación mediante fuerzas Gerard Moras http://www.mastercede.com
  14. 14. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO externas (sin acción muscular), acciones isométricas o 13 acciones anisométricas, pues se trata de valorar la resistencia de las estructuras que conforman la articulación al someterlas a tensión. Esta nueva visión es compatible con el modelo general de la forma física de Siff y Verkhoshansky (2000) Su modelo relaciona de forma triangular la fuerza, la resistencia muscular, la velocidad y la flexibilidad, adquiriendo esta última un gran protagonismo pues se encuentra en el centro de la pirámide ya que consideran que la expresión de las otras cualidades depende, sobretodo, de la amplitud del movimiento. Incluso en acciones estáticas el ángulo articular escogido será determinante en las posibilidades finales de aplicación de fuerza. El modelo identifica diversas capacidades de la flexibilidad; flexibilidad estática y dinámica, flexibilidad fuerza, flexibilidad resistencia y flexibilidad velocidad. Se trata de una mezcla de factores primarios, lo que es muy lógico si pensamos que movimientos puros no se dan en los deportes en general. Por otro lado también es una forma de representar la gran complejidad del entrenamiento. 3. EL CONCEPTO DE STIFFNESS Y COMPLIANZA Panjabi y White (2001) consideran que la flexibilidad es sinónimo de complianza y un término opuesto a la stiffness (rigidez muscular). Una estructura muscular stiffness es poco flexible y viceversa. A su vez, elasticidad y stiffness son conceptos parecidos pero que no se pueden intercambiar sin considerar algunos matices. La primera representa la propiedad del material y la segunda, además, incluye la estructura con el volumen y las medidas. El hueso tiene un determinado coeficiente de elasticidad pero la stiffness estará en función de su grosor y longitud. Por eso es interesante poder evaluar la stiffness desde diferentes puntos de vista; la axial stiffness que corresponde a la resistencia que ofrece una estructura a la deformación axial, la torsional stiffness definida como la resistencia que ofrece un material a la deformación Gerard Moras http://www.mastercede.com
  15. 15. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 14 por torsión y la bending stiffness que corresponde a la resistencia que ofrece una estructura a la deformación por doblez. Representación gráfica de la curva tensión deformación (Panjabi y White, 2001) La stiffnes corresponde al ratio entre tensión y deformación (Izquierda) 4. NECESIDADES DE AMPLITUD DE MOVIMIENTO FLEXIBILIDAD Y ELASTICIDAD EN LOS DEPORTES COLECTIVOS La flexibilidad, considerada una cualidad compleja y controvertida pasó de ser poco importante a ser la solución de muchos problemas del deportista. Actualmente no realizar estiramientos antes y después de los entrenamientos es casi considerado un error en la preparación de la sesión o unidad de entrenamiento de muchos deportes. Como todas las cosas, es probable que un criterio flexible sea el mejor posicionamiento. Es evidente que la importancia que tiene la flexibilidad en deportes como la gimnasia artística, el taekwondo, los saltos de trampolín no tiene nada que ver con las necesidades de los deportes colectivos desde el punto de vista cuantitativo de la cualidad. Esta situación ha llevado a muchos entrenadores y preparadores de algunos deportes a considerarla como una cualidad de poca entidad (Hubley-Kozey: Testing flexibility en MacDougall, Wenger, Green, 1991) aunque siempre esté presente en los entrenamientos. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  16. 16. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 15 A pesar de que la flexibilidad es involutiva, y que está influenciada por factores genéticos (Rodas, Moras, Estruch, Ventura, 1997), es evidente que la práctica de una modalidad deportiva modifica y adapta la flexibilidad a las necesidades. Sin embargo es normal no detectar diferencias significativas entre deportes si la técnica no exige ADM elevadas (Moras, 2003) Si a este razonamiento le sumamos el hecho de que la flexibilidad es específica para cada articulación y movimiento de la articulación nos aproximamos al concepto de ADM articular óptimo para cada deporte que no debe confundirse con una valoración simple de las posibilidades máximas de movilidad articular en una manipulación pasiva forzada. Se trata de analizar las complejas relaciones que se producen entre las diferentes formas de recorrer el arco de movimiento (movilización activa, pasiva, pasiva forzada y balística) Hoy en día nadie duda que un trabajo equilibrado de flexibilidad aumenta y optimiza el aprendizaje, la práctica y el rendimiento de los movimientos, a pesar que estas ideas están basadas más en la observación que en la investigación científica. Los terapeutas deportivos atribuyen la importancia de poseer una óptima flexibilidad para alcanzar un rendimiento deportivo elevado al hecho de poder realizar movimientos fluidos, elegantes, relajados, coordinados y con control. Esta ductilidad del cuerpo es la que, para algunos autores puede conducir a la eficiencia motora (Alter, 1990; Pia, 1988) No obstante, no es posible establecer baremos claros por categorías, deporte, sexo, etc. También se considera que mantener un buen nivel de flexibilidad es importante para prevenir lesiones de la unidad musculotendinosa y, por regla general, se insiste en incluir ejercicios de estiramiento como una parte del calentamiento antes de cualquier actividad intensa (Cornelius, Hagermann Jr., Jackson, 1988; Murphy, 1986; Shellock, Prentice, 1985) Sin embargo, no tenemos la certeza que altos valores de flexibilidad protejan contra traumatismos o reduzcan la gravedad de la lesión (Plowman, 1992; Shellock, Prentice, 1985). Shrier (2002) ante la pregunta ¿el estiramiento antes del Gerard Moras http://www.mastercede.com
  17. 17. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 16 entrenamiento puede prevenir lesiones? no encontró un posicionamiento claro. De los 293 artículos sondeados, sólo 14 usaron un grupo control. De ellos, cinco sugerían que el estiramiento era beneficioso, tres que era perjudicial y seis no detectaron diferencias significativas. Probablemente la realización de estiramientos antes o después de los entrenamientos no debe justificarse únicamente por el hecho de reducir el riesgo de lesión. Este reduccionismo sería tan grave como querer justificar el trabajo de fuerza máxima solamente por una supuesta reducción del índice lesional. El global de los ejercicios de entrenamiento recae sobre los mismos tejidos y, no por esta razón obtendremos procesos de adaptación diferenciados. La adaptación será única y resultado de la afectación global. Por eso no deben entenderse los ejercicios de estiramiento como una ejercitación que poco o nada tiene que ver con el resto del entrenamiento, como sucede con demasiada frecuencia. Transgredir este importante principio puede alterar gravemente el control y la comprensión de los complicados procesos de construcción muscular. Por otro lado, la bibliografía aporta numerosos estudios en los que se relaciona el ejercicio y los programas individualizados de entrenamiento de la flexibilidad con una disminución del estrés (de Vries, 1975; de Vries, Wiswell, Bulbulion, Moritani, 1981; Levarlet-Joye, 1979; Morgan, Horstman, 1976; Sime, 1977) 5. ANÁLISIS CUANTITATIVO Y CUALITATIVO DE LAS EXIGENCIAS DE ADM, FLEXIBILIDAD Y ELASTICIDAD EN LOS DDCC Clasificar las articulaciones a partir de un análisis cuantitativo y cualitativo del movimiento es una tarea difícil, pero permite entender mejor las necesidades de ADM de cada modalidad deportiva para, posteriormente, poder justificar el tipo de entrenamiento escogido. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  18. 18. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 17 Podemos diferenciar cuatro categorías. En la primera se aúnan todas las articulaciones o regiones corporales a las cuales la técnica deportiva exige gran aceleración y poca amplitud de movimiento. Este es el caso del tren inferior y anillo pélvico de la mayoría de movimientos realizados por los jugadores; entrada a canasta y mate en baloncesto, batida de remate en voleibol, cambio de ritmo en fútbol, etc. Potenciar demasiado la flexibilidad articular puede considerarse un error ya que puede afectar negativamente la aceleración. No obstante debemos entender que esto no significa necesariamente un rendimiento bajo en juego. Algunos jugadores consiguen sobreponerse a esta situación desventajosa mediante un control exquisito del balón, una amplia visión de juego o simplemente con una anticipación envidiable. En este caso se aconseja potenciar la viscoelasticidad dentro del arco de movimiento técnico y desarrollar una flexibilidad residual que permita absorber tensiones excesivas cuando se producen ciertos movimientos segmentarios descontrolados (Sigerseth, 1971 citado por Alter, 1990) Menos frecuentes en los deportes colectivos son las acciones que exigen a las articulaciones una gran amplitud de movimiento pero poca velocidad segmentaria. Destacar el lanzamiento y el golpeo suave en balonmano y voleibol mediante una fase de armado amplio pero una fase de impulsión lenta. En este caso el entrenamiento no debe basarse en la preparación para este tipo de acciones pues siempre hay que priorizar el entrenamiento de movilidad articular sobre la base de las acciones más exigentes que deberá soportar una articulación y que normalmente se caracterizarán por altas velocidades de ejecución. Es evidente que en el ejemplo anterior el lanzamiento y el golpeo potentes son los objetivos prioritarios. Por eso, un desarrollo excesivo de la flexibilidad articular podría alterar el rendimiento final lo que sería totalmente contraproducente. En un tercer grupo agrupamos aquellas técnicas deportivas que exigen gran movilidad articular y, al mismo tiempo, una elevada aceleración. Este es el caso Gerard Moras http://www.mastercede.com
  19. 19. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 18 de las exigencias sobre la articulación coxofemoral de los porteros de balonmano en la mayoría de acciones, de los jugadores de balonmano en el lanzamiento potente o el golpeo potente de los jugadoes de voleibol. En este caso es necesario optimizar el ciclo de estiramiento acortamiento (CEA) dentro del arco de movimiento técnico y desarrollar una flexibilidad residual que permita absorber tensiones excesivas cuando se producen ciertos movimientos segmentarios descontrolados. Finalmente, en el cuarto grupo englobamos aquellos grupos musculares que prácticamente siempre necesitan un desarrollo preventivo de la flexibilidad por su tendencia a una pérdida progresiva de ADM. Normalmente este tipo de articulaciones, con sus grupos musculares implicados, constituyen un peligroso freno para el rendimiento, al mismo tiempo que pueden ser el origen de algunas lesiones. Este es el caso de los isquiotibiales, el psoas-ilíaco, la musculatura aductora, etc. Esta situación normalmente obliga a un constante trabajo de estiramiento de esta musculatura para disminuir tensiones excesivas. 5.1. Las cadenas musculares La stiffness muscular no es la misma para todos los músculos del cuerpo humano. Esto significa que la tensión generada en un movimiento no se transmitirá con la misma eficacia a todos los tejidos afectados. Concretamente las estructuras o tejidos más compliantes serán capaces de absorber mejor los impactos. Sabiendo que los músculos tienen un protagonismo diferenciado en la motricidad, actuando como agonistas, antagonistas o fijadores, es lógico pensar que los métodos de estiramientos escogidos deben ceñirse a optimizar las necesidades individuales. Cuando un jugador de fútbol impacta violentamente con el balón con la parte interior del pie conviene que las elevadas tensiones musculares se distribuyan por los tejidos y que la musculatura más vulnerable como los aductores puedan absorber parte de la Gerard Moras http://www.mastercede.com
  20. 20. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 19 energía lo que se conseguirá con un comportamiento compliante. Una musculatura aductora excesivamente stiffness puede someter a la inserción muscular a elevadas tensiones repetidas que pueden ser el origen de graves lesiones. T2 T3 T1 Transmisión de la tensión generada durante un desplazamiento entrecortado. 6. LA VISCOELASTICIDAD Cuando se retira la fuerza de estiramiento a un músculo no activado, se produce un acortamiento que presenta dos fases diferenciadas: la primera inmediata y rápida y, la segunda, lenta y retardada. Este hecho demuestra una elasticidad muscular imperfecta (Génot, Neiger, Leroy, Pierron, Dufour, Péninou, 1988). En biomecánica la elasticidad se representa por el modelo de Hooke (1660) que establece una relación proporcional aritmética entre fuerza y alargamiento en un sólido sometido a tensiones (Panjabi, 2001). A partir de esta proporcionalidad surge el módulo de elasticidad que establece la tensión necesaria para producir una unidad de deformación. El gráfico tensión deformación al someter a un material a tracción es una línea recta, es decir, un Gerard Moras http://www.mastercede.com
  21. 21. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 20 estiramiento x es directamente proporcional a la fuerza aplicada F (F=kx; K constante de rigidez). Por lo tanto, los materiales cumplen, dentro de ciertos límites llamados límites elásticos, que la deformación producida es directamente proporcional al valor de la fuerza deformadora que lo origina. Dentro del contexto de la ley de Hooke los tejidos serían perfectamente elásticos ante la aplicación de cualquier carga y esto no es así. En realidad existe un límite elástico más allá del cual se produce una determinada deformación. La diferencia entre la longitud original y la nueva longitud se conoce como deformación permanente o deformación plástica. Evidentemente si la tensión sigue aumentando alcanzaremos el punto de rotura que corresponde a aquella carga que provoca una pérdida de continuidad en la estructura del tejido. Algunas veces es útil conocer la resistencia de los tejidos a la rotura cuando son sometidos a ciclos repetidos de carga. En este caso la curva de fatiga representará la relación entre la aplicación de ciclos de tensión y el número de ciclos hasta la rotura. 3 FUERZA (N) 1000 4 Rotura 2 500 1 ELONGACIÓN (mm) 0 0 1 2 3 4 5 6 7 1. El tejido se estira con la aplicación de poca fuerza 2. Zona lineal. Aumenta la Stiffness (rigidez) rápidamente 3. Progresivo fallo de las fibras de colágeno hasta la rotura (4) (Carlstedt, 1987) Curva tensión elongación de un tendón. También es importante resaltar que las estructuras del cuerpo humano son anisotrópicas pues sus propiedades mecánicas son diferentes en diferentes Gerard Moras http://www.mastercede.com
  22. 22. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 21 direcciones (Wu, Herzog, 2002). Este comportamiento es el resultado de una especialización y adaptación de los tejidos para soportar la carga en determinadas direcciones. Un ejemplo podría ser el tendón de Aquiles o el tendón rotuliano claramente preparados para soportar tensiones en una determinada dirección y siendo relativamente vulnerables en otras direcciones. El hueso también tiene propiedades anisotrópicas pues la dureza, en general, es mayor en el eje longitudinal. Sin embargo el cuerpo humano no puede regirse totalmente por la ley de Hook, pues en realidad los tejidos se comportan como un sistema que combina las propiedades básicas de la elasticidad y la viscosidad, entendiendose como viscoelasticidad una propiedad mecánica de los materiales dependiente del tiempo. Para comprender mejor este comportamiento se utilizan modelos que simulan el movimiento del sistema musculotendinoso. La mayoría de estos modelos se fundamentan en tres categorías básicas: Maxwell, Kelvin y el modelo de tres elementos de Hill (Panjabi, White, 2001; Huijing, 1992). El modelo de Maxwell combina en série un muelle (spring) y un pistón hidráulico (Dashpot). Este modelo da una deformación inmediata del muelle seguido de un aumento proporcional de la deformación en función del tiempo del pistón hidráulico. Se utiliza fundamentalmente para representar el comportamiento de los fluidos. Kelvin establece otro modelo que distribuye los dos elementos en paralelo. En este caso la longitud aumenta continuadamente pero disminuyendo en el tiempo. Pero hoy en día el modelo más utilizado por los biomecánicos es el de Hill (Hof, 2003). Este modelo se configura agregando un muelle en serie al modelo de Kelvin. La resultante expresa una deformación inmediata, seguida de una deformación exponencial que disminuye en el tiempo. La deformación inmediata es el resultado de la posición del muelle en serie, y la deformación exponencial corresponde a la implicación del modelo de Kelvin. Este modelo es el que se utiliza normalmente para representar la viscoelasticidad de las estructuras musculares y esqueléticas. Un fenómeno mecánico observado en las estructuras musculoesqueléticas en las cuales se Gerard Moras http://www.mastercede.com
  23. 23. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 22 observa un estiramiento inmediato (rápido) seguido de un estiramiento adicional en función del tiempo en respuesta a la aplicación de una carga. Aunque este modelo no permite explicar toda la complejidad del sistema musculoesquelético constituye una herramienta importantísima para comprender, entre otras cosas, que la deformación obtenida al aplicar una carga a un tejido no es inmediata sino retardada en el tiempo (Ng-Thow-Hing, 2001). ESTIRAMIENTO CANTIDAD CALIDAD Józa and Kannus, 1997, adaptado por el autor. Adaptaciones cuantitativas y cualitativas al estiramiento. Por eso, el hecho que el complejo musculotendinoso sea viscoelástico quiere decir que experimenta relajación en tensión (creep) y histéresis. La curva de histéresis se refleja con claridad cuando a un músculo se le aplica una carga. Entonces se obtiene una diferencia entre las curvas de tensión deformación obtenidas en las fases de estiramiento muscular y de acortamiento. El área comprendida entre la curva de carga y descarga representa la energía perdida en cada ciclo. Para una misma longitud, la tensión es más grande durante el estiramiento que durante el acortamiento. A su vez, se sabe que al someter al tejido a varios ciclos de carga y descarga, el pico de tensión para una misma longitud disminuye en cada ciclo y, después de diversos ciclos, el área de histéresis se reduce ostensiblemente. El bucle de histéresis normalmente es pequeño para el colágeno y la elastina, pero grande para el vientre muscular. La pendiente de la curva de Gerard Moras http://www.mastercede.com
  24. 24. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 23 histéresis, superior en el colágeno, nos proporciona una medida de la rigidez del tejido. Una pendiente elevada es propia de un tejido rígido que no se estirará mucho bajo los efectos de una carga (Siff, Verkhoshansky, 1996). El comportamiento viscoelástico del tejido musculotendinoso sugiere inmediatamente que existen unos elementos de freno importantes en el complejo musculotendinoso. En una investigación realizada en la plataforma de fuerzas se comprobó que las vibraciones del sistema muscular se reducían en forma de un movimiento armónico simple, lo que indicaba que los elementos elásticos en serie y en paralelo están unidos a unos mecanismos de freno muy eficientes que absorben la energía y suavizan los movimientos, protegiéndolos de posibles lesions (Siff, 1986). Evidentemente los sistemas más compliantes serán capaces de absorber más energía que los más stiffness y esta rigidez de los tejidos que componen el sistema musculotendinoso estará en función del sexo, historial deportivo, el estado de una lesión etc. Esto puede explicar en parte la tendencia de los jugadores más stiffness a lesionarse más. Se pudo demostrar que la rigidez mecánica (stiffness) se mantiene constante o disminuye después del ejercicio, pero el valor del índice de frenada aumenta siempre. Esta respuesta permite asegurar la integridad del sistema en situaciones de fatiga muscular local o neuromuscular. Frenada y rigidez mecánica aumentan cuando se trabaja con pesas y la ratio de frenada tiende a aumentar con la masa corporal (hipertrofia) y normalmente es más elevada en las mujeres (Greene, McMahon, 1979). Otro aspecto a destacar es la disminución de la implicación del elemento elástico en serie a medida que aumenta la flexión de rodilla. En un estudio realizado por Siff y Verkhoshansky (1996) comprobaron que la stiffness disminuía de 120 kN/m con un ángulo de 0º, a 30 kN/m con un ángulo de 75º. Aparte de otros condicionantes como el momento generado, esta investigación permite comprobar la importancia en la programación del entrenamiento del Gerard Moras http://www.mastercede.com
  25. 25. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 24 ciclo de estiramiento acortamiento (CEA) de limitar el recorrido articular para optimizar el rendimiento. Podemos concluir diciendo que las características mecánicas del componente elástico en serie y paralelo no son lineales. Estos componentes no obedecen totalmente a la ley de Hook, sino que otras propiedades que configuran los tejidos como la eficacia de frenada (dashpot) o la capacidad de absorber los choques o las vibraciones tienen un gran protagonismo. De hecho estas propiedades son esenciales en el proceso de almacenamiento y posterior utilización de la energía elástica, en la prevención de lesiones en deportes que exigen grandes aceleraciones y frenadas y determinaran, en parte, las posibilidades de estiramiento activo y pasivo. 7. AMPLITUD DE MOVIMIENTO y FUERZA En todos los movimientos articulares realizados en contra de la fuerza de la gravedad y sin la ayuda de ninguna fuerza externa, la capacidad de contracción muscular se convierte en un factor determinante de la amplitud total de movimiento. Sin embargo debemos diferenciar los movimientos activos de los balísticos o cinéticos. Por ejemplo, al elevar una pierna estirada estando en bipedestación, si la velocidad es pequeña, la amplitud de movimiento dependerá fundamentalmente de la capacidad contráctil del cuadriceps (recto anterior) y del psoas ilíaco. En cambio, si la velocidad es elevada la fuerza inicial es el factor más importante y, en este caso, la gran aceleración de los segmentos corporales desencadenará la reacción de los mecanismos de freno (alarma) que generarán una creciente resistencia de los tejidos a medida que aumenta el arco de movimiento. Con el aumento de la velocidad de ejecución mayor será la activación refleja de regulación y control del movimiento y mayor la resistencia de los tejidos. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  26. 26. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 25 Amplitud de movimiento de la articulación coxo femoral en movilización activa. El entrenamiento de la movilidad articular no puede disociarse del entrenamiento de la fuerza (Platonov, 1988). Durante el trabajo con cargas es necesario asegurar el desarrollo o mantenimiento del nivel de amplitud de movimiento a la vez respetamos la orientación de la adaptación hacia una mayor o menor complianza del sistema. Así, en un press banca podemos realizar un agarre ancho, con una separación relativamente grande de las manos, que obliga al ejecutor a realizar un gran preestiramiento de la musculatura pectoral en cada repetición cuando la barra se acerca al pecho, cosa que no sucede así, al menos con la misma intensidad, cuando el agarre es estrecho. Patonov (1991) considera que el factor decisivo para mantener o aumentar la amplitud de los movimientos durante los ejercicios de fuerza es el orden de aplicación y la combinación de fuerza y amplitud de movimiento. La mejor combinación fue la alternancia de ejercicios de fuerza y estiramientos de la musculatura trabajada. La disminución transitoria de la amplitud de movimiento de un ejercicio de fuerza se compensa inmediatamente con ejercicios de estiramiento (ver Estructuración del entrenamiento con pequeñas sobrecargas y gran ADM). Gerard Moras http://www.mastercede.com
  27. 27. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 26 En condiciones normales el aumento o disminución de la fuerza en cualquiera de sus manifestaciones no debería influenciar negativamente sobre la amplitud de movimiento. Solamente el entrenamiento intensivo de la fuerza que conduce a una hipertrofia elevada puede reducir los índices de flexibilidad si no se acompaña el entrenamiento de ejercicios compensatorios orientados a mantener la movilidad (Einsingbach, 1994). De hecho, se podría llegar a afirmar que eliminar el déficit de amplitud de movimiento puede suponer una mejora del rendimiento muscular y por tanto, de la fuerza. Siff y Verkhoshansky (1996) plantean que el entrenamiento de la condición no debe centrarse únicamente en el desarrollo muscular (aumento de la densidad proteica), sino también en el condicionamiento de todos los tejidos conectivos relacionados con la estabilidad y la movilidad articular. Un aumento de la fuerza del tejido conectivo con una stiffness óptima global del sistema musculotendinoso en todo el arco de movimiento puede disminuir posibles pérdidas de fuerza generada por los sarcómeros. Esta adaptación, junto con las mejoras de origen neuronal, permite explicar porque puede aumentar la fuerza sin modificaciones del volumen muscular o de la densidad de los filamentos. 8. EL CONCEPTO DE ANTICIPACIÓN MUSCULAR El elemento contráctil del complejo musculotendinoso ejerce una resistencia variable en función de la modulación ejercida por la preregulación de la tensión activa (anticipación de la stiffness necesaria). La tensión total está en función de la fuerza final aplicada sobre las palancas una vez transmitida la tensión activa sobre los componentes elásticos en serie y en paralelo que funcionan como resortes (Esnault, Viel, 2003). Muchas acciones deportivas necesitan una fuerte rigidez de anticipación del sistema muscular implicado en el movimiento como es el caso de la fuerza de Gerard Moras http://www.mastercede.com
  28. 28. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 27 lucha en baloncesto, las cargas en fútbol, los desplazamientos forzados en bloqueo en voleibol, etc. La tensión previa en muchas de estas acciones, regulada mediante el huso neuromuscular, aumenta las capacidades reactivas del sistema. Una débil preactivación muscular o no disponer de ella como en los choques no esperados, comporta normalmente desequilibrios corporales y movimientos descontrolados que pueden ser el origen de muchas lesiones. Por eso no es de extrañar la importancia de disponer de un buen tono de actitud, es decir, poder estar en todo momento preparados para reaccionar con rapidez. Evidentemente, los deportes colectivos obligan a una tono de actitud de predisposición a varias respuestas posibles (solución motriz). De ahí la gran importancia de eliminar las opciones menos probables y estar preparados para las más factibles o lógicas. De esta manera, cuando un pívot en básquet lucha bajo el aro para coger un rebote, lo normal es que centre su atención en dos o tres posibilidades del juego aéreo y su tono de actitud se centre en ser disponible en todas ellas (ver apartado el concepto de vigilancia muscular) Fuerza de lucha en el fútbol. Regulación constante del tono de actitud ante las constantes variaciones de las condiciones del entorno. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  29. 29. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 28 9. FACTORES QUE LIMITAN LA AMPLITUD DE MOVIMIENTO 9.1. Factores estructurales Si consideramos que moverse dentro del arco de movimiento articular supone vencer las resistencias que los diferentes componentes del cuerpo ofrecen al estiramiento, debemos considerar que los accidentes óseos son el primer factor limitante de la ADM. Cada articulación tiene unas características bien definidas que le permiten unas determinadas posibilidades teóricas de movimiento con unos determinados grados de libertad (Daza, 1996). Su estructura determina el camino que deben seguir los segmentos corporales como si de vías del tren se tratase. Atendiendo a su morfología se diferencian articulaciones con uno, dos y tres grados de movimiento. A veces los límites normales de movimiento son superados por la aplicación de grandes tensiones que a ciertas edades pueden deformar las articulaciones, como es el caso de la hipermovilidad del tobillo de las niñas de ballet clásico, la cadera de una gimnasta o la espalda de una gimnasta. Estas deformaciones se producen normalmente cuando los huesos aún no han terminado el proceso de osificación. Las posibilidades de movilidad dependen a su vez de factores inherentes al músculo, entendido como un conjunto de fibras musculares con el correspondiente tejido circundante. Los límites teóricos de estiramiento del componente contráctil (CC) se determinan mediante estudios de las dimensiones microscópicas de la longitud del sarcómero, de los miofilamentos de actina y miosina y de la zona H (Alter, 1988). Cuando se estira un sarcómero hasta el punto de rotura, podemos obtener una longitud aproximada de 3.60 micras, y hasta el punto de separación máxima que nos permita mantener almenos un puente cruzado 3.50 micras. Por lo tanto, el componente contráctil del sarcómero es capaz de Gerard Moras http://www.mastercede.com
  30. 30. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 29 aumentar 1.20 micras, que representa un aumento muy grande de más del 50% respecto la longitud de reposo, lo que permite realizar una amplia gama de movimientos. El CC genera tensión activa cuando se contrae aumentando notablemente la stiffness y tensión pasiva cuando es estirado presentando un comportamiento más compliante. El tejido conectivo que compone los elementos elásticos está compuesto esencialmente de tres tipos de fibra: colágeno, elastina y reticulina. Las dos primeras constituyen prácticamente el 90% del total. El colágeno es probablemente la proteína más abundante del reino animal siendo considerada como un componente estructural fundamental de los tejidos. Sus propiedades físicas principales son su elevada stiffness con la consiguiente poca extensibilidad y gran resistencia a la tensión (Garret, Speer, Kirkendall, 2000; Alter, 1988; Minns, Soden, Jackson, 1973). Constituido por haces de fibras con una organización estructural fuerte parecida a la del músculo, es el elemento esencial de estructuras sometidas a tensiones elevadas como los ligamentos y los tendones. El envejecimiento del colágeno supone cambios físicos y biomecánicos importantes que se reflejan en una pérdida de su poca extensibilidad aumentando la rigidez. Este fenómeno puede explicarse por el aumento de enlaces cruzados intra e intermoleculares que restringen la capacidad de las moléculas de deslizarse. Asociado también al envejecimiento se da un proceso de deshidratación. La fibra de colágeno es muy stiffness. Su módulo de Young es de 1010 dyn/cm2 (Alexander, 1968). Las investigaciones apuntan que estas fibras pueden ser estiradas un máximo de un 8-10% de la longitud de reposo antes de romperse (Hollan, 1968; Laban, 1962; Weiss y Greer, 1977). En situaciones normales un tendón no es estirado más de un 4-5% (Hérzog y Gal, 1999). Probablemente estiramientos superiores supongan deformaciones plásticas irreversibles con riesgo de rotura parcial o total. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  31. 31. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 30 La respuesta a test de carga del tejido de colágeno presenta cuatro zonas concretas y diferenciadas. Una zona neutral que corresponde cuando se aplica una carga pequeña, en la que tejido se estira fácilmente hasta que sus fibras se tensan o alinean perdiendo su forma en espiral. Este momento se corresponde con el inicio de una segunda fase llamada elástica en la que la stiffness aumenta muchísimo. El final de esta zona se corresponde con el principio de una zona de rotura llamada plástica que desemboca finalmente en la rotura completa. A diferencia con la zona elástica, la zona plástica genera deformación permanente del tejido. Otro tipo de tejido es el elástico distribuido en cantidades variables por todo el cuerpo. En las fotografías electrónicas se han observado grandes cantidades de este tejido en el sarcolema de la fibra muscular y se pueden localizar grandes cantidades localizadas en los ligamentos de la columna vertebral. A pesar de que las fibras elásticas no han sido estudiadas tan a fondo como las de colágeno, deben compararse con estas últimas por la estrecha relación anatómica, morfológica, biomecánica y fisiológica. De hecho las fibras de colágeno tienen fibras de elastina entrelazadas formando una única unidad funcional (Watkins, 1999). Las fibras elásticas son responsables de la llamada propiedad elástica de los tejidos, es decir la capacidad de retorno a la longitud de reposo una vez cesan las fuerzas que producían la deformación. Ceden fácilmente cuando son estiradas y al alcanzar un 150% de su longitud de reposo alcanzan su punto de rotura que corresponde a una fuerza pequeña de 20 a 30 Kg/cm2 (Bloom y Faawcet, 1975). Normalmente se deforman fácilmente a la tracción hasta un punto en el que la stiffness aumenta dramáticamente. Gracias a estas propiedades los ligamentos y las cápsulas articulares con % altos de tejido elástico permiten el movimiento de las articulaciones sin demasiado esfuerzo y garantizan su estabilidad pues recobran su longitud de reposo con facilidad sin prácticamente sufrir alteraciones o deformaciones transitorias o permanentes. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  32. 32. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 31 Concretamente los ligamentos y la cápsula articular son casi el 47% de la resistencia total al movimiento (Jhons y Wright, 1962), siendo muy relevantes en las posibilidades de ADM total en las articulaciones. Algunas de las funciones de las fibras elásticas son la reducción de la tensión originada en puntos aislados lo que aumenta la coordinación de los movimientos del cuerpo, conservar el tono muscular durante la relajación de la musculatura, ser una barrera contra las fuerzas excesivas y ayudar a los órganos a recuperar su configuración normal (Jenkins y Little, 1974). Al igual que las fibras de colágeno, las fibras elásticas pierden sus propiedades progresivamente por alteraciones como el desgaste, calcificación, fragmentación y un aumento de los enlaces cruzados (Bick, 1961; Gosline, 1976; Schubert y Hamerman, 1968; Yu y Blumenthal, 1967). El tejido conectivo tiene un papel fundamental en la ADM de las articulaciones. En general las restricciones de los movimientos articulares vendrán determinadas por el porcentaje de colágeno y elastina. Cuando domine el porcentaje de colágeno aumentará la stiffness es decir la resistencia a la tensión y las posibilidades de ADM total serán menores. En cambio, en las articulaciones donde la elastina sea la proteína más abundante, la stiffness será menor y la ADM mayor (Eldren, 1968; Gosline, 1976). Capacidad de deformación de las moléculas de colágeno y elastina (Watkins, 1999) Gerard Moras http://www.mastercede.com
  33. 33. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 32 Las estructuras de tejido conectivo fibroso llamadas fascias constituyen láminas envolventes que varían en grosor y densidad en relación a las demandas funcionales. Esta estructura que envuelve y reúne a los músculos (epimisio), a cada una de las fibras (endomisio) y a los grupos de fibras en unidades separadas (perimisio) constituye el 41% de la resistencia de la articulación a la deformación (Heyward, 1991; Johns y Wright, 1962). contraposición el tendón y la piel sólo restringirán el En movimiento en un 10 y 2% respectivamente (Johns y Wright, 1962). Prentice (1997) considera que la grasa, en ciertos casos, puede ser un factor de limitación poniendo como ejemplo la reducción en la capacidad de flexión de tronco haca adelante en aquellas personas con una gran cantidad de grasa en el abdomen. La grasa en estos casos actúa como una cuña. El objetivo más importante de las sesiones de estiramiento debe ser el condicionamiento del complejo musculotendinoso, no siendo recomendable el estiramiento de las estructuras ligamentosas y la cápsula articular (McDougall, Wenger, Green, 1995). Solo se puede justificar su estiramiento forzado en casos de hipomovilidad o cuando la ADM es insuficiente para albergar las necesidades técnicas. Un ejemplo puede ser el exceso de rolido en los jugadores de balonmano, voleibol o waterpolo por una ADM articular restringida en el eje y plano del movimiento técnico. 9.2. Otros factores La edad Las personas, a medida que envejecen pierden ADM aunque esta relación no es lineal (Sermeev, 1966; Corbin y Noble, 1980; Einkauf, Gohdes, Jensen, Jewell, 1987; Kuhlmann, 1993). Los estudios detectan una progresiva involución a partir de los primeros años de vida. Después de una fase de gran movilidad articular, con pocas variaciones hasta los 10-11 años, se alcanza la Gerard Moras http://www.mastercede.com
  34. 34. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 33 adolescencia en la que esta cualidad se estabiliza y después empieza a disminuir (Beaulieu, 1986). Es precesamente desde la pubertad hasta los 20-30 años cuando el deterioramiento será más grande, en relación directa con el aumento de la masa muscular. En este periodo es cuando más relevancia tomará una exquisita relación entre el trabajo de fuerza y los ejercicios de estiramiento. A los 30 años se estabiliza con una disminución gradual hasta la vejez. Destacar algunos estudios en los que se alcanza una importante disminución gradual entre los 30 y los 70 años que oscila entre el 20 y el 50% en función de la articulación examinada (Chapman, DeVries, Swezey, 1972; Vandervoot, Chesworth, Cunningham, 1992). Estas pérdidas se producen por la progresiva atrofia muscular, los cambios físicos y químicos de las fibras de colágeno y elastina, la deshidratación, la reordenación de las fibras, las roturas fibrilares y las calcificaciones (Gomez, Beach, Cooke, Hrudey, Goyert, 1991; Shephard, Berridge, Montelpare, 1990). Esta regresión contínua desde los primeros años de vida depende de los factores citados anteriormente pero uno de los más relevantes es el tipo y la cantidad de actividad deportiva (Nelson, Jonson, Smith, 1983; Sermeev, 1966; Voorrips, Lemmunk, Van Heuvellon, Bult, Van Stoveron, 1993). A pesar de ello, no podemos olvidar que la predisposición genética jugará un importante papel, sobre todo en aquellas articulaciones con pocos grados de libertad (Moras, 2003) Por eso los deportistas con una tendencia natural a una reducida ADM en ciertas articulaciones deberán prestar una atención especial a su desarrollo y/o mantenimiento. El sexo Como regla general se acepta que las mujeres son más flexibles que los hombres de su edad a pesar de que no existen estudios concluyentes, al menos para todas las articulaciones del cuerpo (Weineck, 1988; Alter, 1990). Dependiendo de la articulación y del movimiento las mujeres obtienen valores menores, iguales o mayores que los hombres a pesar de que, en general, en la mayoría de articulaciones presentaran ADM superiores a los hombres (Phillips, Gerard Moras http://www.mastercede.com
  35. 35. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 34 Bookwalter, Dennan, McAuley, Sherwin, Summers, Yeakel, 1955; Buxton, 1957; Kirchner, Glines, 1957; DeVries, 1974; Clarke, 1975; Di Nicci, 1976; Branta, Hauberstriecker, Seefeldt, 1984; Jones, Buis, Harris, 1986; Docherty, Bell, 1985). Las diferencias entre hombres y mujeres se acentúan durante el embarazo en la región de la pelvis por una relajación de la musculatura (Bird, Calguneri, Wright, 1981; Brewer, Hinson, 1978; Abramson, Roberts, Wilson, 1934). La mujer está más preparada genéticamente para disponer de una ADM mayor en esta región por su anchura. Probablemente su constitución ósea más pequeña y ligera lo puede favorecer. Algunas veces estas diferencias se han atribuido a las diferentes actividades cotidianas entre sexos (Corbin, Noble, 1991). En estudios realizados entre poblaciones de deportistas se han encontrado pequeñas diferencias no significativas entre mujeres y hombres a favor de las primeras cuando el deporte no exige grandes ADM. Esta constatación refleja que para la mayoría de actividades deportivas la ADM no discrimina (Moras, 2003). A su vez, los tejidos blandos que rodean las articulaciones de las mujeres tienen más capacidad para absorber los estiramientos dinámicos. Además, el umbral de dolor como respuesta a una torsión articular es, por regla general, menor en las mujeres (Siff, 1986). La temperatura de los tejidos Se ha demostrado que aumentar la temperatura de los tejidos modifica sus propiedades y constituye un importante factor que afecta a la extensibilidad muscular (Sapega y col., 1981; Warren, Lehman, Koblanski, 1976) disminuyendo la stiffness (LaBan, 1962; Rigby, 1964). (Ver apartado estiramientos y aplicación de calor) Gerard Moras http://www.mastercede.com
  36. 36. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 35 El calentamiento El calentamiento realizado mediante ejercicios de intensidad moderada aumenta la temperatura corporal y paralelamente la ADM (Lukes, 1954 citado por Bompa, 1983). El tipo de calentamiento escogido también afecta al grado de movilidad articular (Henricson y col., 1984; Hubley, Kozey, Stanish, 1984; Wessling, DeVane, Hylton, 1987, Wiktorsson-Moller, Oberg, Ekstrand, Guillquist, 1983). Los estiramientos dinámicos y globales, en los que participa la mayor parte de la musculatura implicada en una articulación permiten una mejora mayor de la movilidad articular que los calentamientos estáticos o con poco movimiento y participación muscular. En este sentido Zatziorsky (1980 citado por Bompa, 1983) estudió los efectos del calentamiento dinámico (20min.) comparándolo con un baño a 40ºC de temperatura (10min.). Los resultados fueron lo esperado, es decir, que el aumento más significativo en la movilidad articular se producía con el calentamiento mediante ejercicios dinámicos (21% superior). La principal confusión está actualmente en la relación que debe establecerse durante el calentamiento entre ejercicios dinámicos y ejercicios de estiramientos. De hecho las técnicas de estiramiento estáticas no permiten aumentar la temperatura corporal de manera significativa por lo que, en caso de utilizarlos, siempre deben realizarse después de ejercicios dinámicos. Estirar tejidos blandos sin elevar previamente la temperatura corporal los expone a riesgos innecesarios por una peor respuesta frente a la tracción. Cornelius y col. (1988) en sus estudios llegó a la conclusión que el estiramiento muscular era más efectivo después de aumentar la temperatura mediante ejercicios de carácter aeróbico. Esta constatación es de gran importancia cuando se preparan sesiones específicas de estiramiento en los deportes colectivos. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  37. 37. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 36 La mayoría de autores coinciden en defender una mejora de la movilidad articular después de un calentamiento, pero no dan datos sobre el alcance de esta incidencia (Hill, 1961; Fieldman, 1967; Cotten, Waters, 1970; Grobaker, Stull, 1975). Destacar finalmente la aportación de Hurtoñ (1971) que relaciona los entrenamientos con estiramientos forzados con un efecto negativo en el rendimiento posterior con el posible aumento del riesgo de lesión. La hora del día La movilidad articular varía durante el día. Ozolin (1971) detectó una máxima amplitud de movimiento entre las 10:00 y las 11:00H, y las 16:00 y 17:00H. Los valores más bajos se localizaron a primera hora de la mañana y por la noche. Platonov (2001) también establece amplitudes de movimiento mínimas a primera y última hora del día pero encuentra los valores máximos entre las 10:00 y las 18:00H. Estos cambios pueden tener una relación muy directa con los cambios biológicos (Ozolin, 1971). El trabajo habitual y las costumbres La actitud que un deportista adopta normalmente y las costumbres sociales influyen sobre el grado de movilidad articular. Esta influencia en algunos casos puede considerarse beneficiosa y en otros ser la causa de desequilibrios que debemos corregir. Los pueblos orientales normalmente tienen una ADM superior en la articulación de la cadera que los paises occidentales por su peculiar forma de sentarse. Concretamente en las extremidades inferiores se detectó una ADM aumentada en la población china y de Arabia Saudí, en comparación con sujetos británicos y escandinavos (Ahlberg, Moussa, AlNahdi, 1988; Hoaglund, Yau, Wong, 1973; Roaas, Anderson, 1982). Dick (1993) argumenta que la adaptación a las posiciones de trabajo y por extensión a las técnicas deportivas, como pueden ser las posiciones forzadas de la Gerard Moras http://www.mastercede.com
  38. 38. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 37 columna al trabajar en máquinas o el estudiar en posiciones incómodas pueden reducir la movilidad articular de determinadas articulaciones. El equilibrio muscular Los jugadores, a pesar de disponer de una determinada movilidad articular natural, no la pueden expresar si el control muscular local no es el adecuado. Nos referimos al equilibrio, la coordinación entre las partes del cuerpo y la aplicación de la fuerza suficiente para realizar los movimientos. Muchas veces, según Walter (1981) no se consigue el equilibrio deseado porque el músculo es demasiado stiffness y a veces por ser demasiado compliante. La coordinación entre los grupos musculares que intervienen en un movimiento determinado debe ser precisa. Esta coordinación llamada intermuscular depende del nivel de experimentación de un determinado movimiento, de la anticipación neuromuscular, de la calidad de la información y de las propiedades de los tejidos entre otras. Todo ello sustentado sobre la base de que los nervios que inervan las articulaciones también inervan los músculos que las mueven (Cardinali, 1992) lo que constituye la base de la propioceptividad. El estrés y la tensión muscular El estrés puede describirse como desgaste o exceso de tensión en la vida y puede expresarse desde el punto de vista mental, emocional y físico. Todas las formas afectan a la persona, que a veces presenta niveles normales de tensión, saludables y deseables, y a veces un peligro para la salud cuando es intenso, persistente como la crispación continuada, el miedo, las frustaciones, etc. En las bases de la medicina psicosomática se encuentra la unión de cuerpo y mente y en este sentido la bibliografía aporta numerosos estudios en los cuales el ejercicio y los programas de entrenamiento de la flexibilidad disminuyen el estrés (de Vries, 1975; de Vries, Wiswell, Bulbulion, Moritani, 1981; Levarlet-Joye, 1979; Morgan, Horstman, 1976; Sime, 1977). Gerard Moras http://www.mastercede.com
  39. 39. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 38 La relajación muscular permite reducir su activación y permite ser un factor con clara influencia sobre la ADM y la stiffness musculotendinosa. Implica un consumo económico de energía y resistencia a la fatiga, lo que permite realizar los movimientos con una aparente facilidad de ejecución, autocontrol, armonía y precisión (Basmajian, 1975). De hecho relajación es la capacidad para ejercer control muscular, de manera que los músculos no utilizados específicamente para un movimiento estén poco activados y aquellos que están implicados sean activados al nivel mínimo necesario para alcanzar la respuesta deseada (Corville, 1979). El estado ideal de la musculatura antes de ser estirada debería ser un nivel elevado de relajación, es decir que la cantidad de tensión ejercida por el elemento contráctil fuese mínima aunque normalmente lo que sucede es que utilizamos los estiramientos para relajar la musculatura. La herencia Los estudios realizados hasta el momento para analizar el componente genético de la movilidad articular han encontrado una heredabilidad de moderada a alta (0.38-0.85) y, por lo tanto, poco modificable por factores ambientales como el entrenamiento (Perrusse, Leblanc, Bouchard, 1988; Maes y col., 1996) aunque los estudios muestran una alta variabilidad. Otras cualidades como la fuerza estática o explosiva han mostrado una alta heredabilidad (0.60-0.90) o moderada como es el caso de la potencia y la resistencia aeróbica (Bouchard, 1992; Perrusse y col., 1987; Komi, Karlsson, 1979; Pirnay, Crieland, 1983). Sin embargo la mayoría de estudios de la heredabilidad de la movilidad articular generalizan las conclusiones para todas las articulaciones a partir del test Sit and Reach, un test reproducible y sencillo pero que presenta importantes limitaciones ya que en la flexión de tronco intervienen diversas articulaciones (Devor, Crawford, 1984; Perrusse, Leblanc, Bouchard, 1988; Maes y col., 1996). Los valores que encuentra Maes (1996) mediante este test Gerard Moras http://www.mastercede.com
  40. 40. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 39 en un grupo de hermanos gemelos (niños y niñas de 10 años), son de una heredabilidad baja de 0.38 para los niños y moderada de 0.50 para las niñas. A su vez en un estudio familiar con padres e hijos encuentra un 0.72 para los hombres y un 0.51 para las mujeres. Estos resultados son parecidos a los encontrados por Devor y Crawford (1984) en ucranianos inmigrantes a Kansas y Perrusse y col. (1984) en población canadiense. En un estudio realizado por Rodas, Moras, Estruch, Ventura (1997) con 12 parejas de hermanos gemelos monocigotos y 12 parejas dicigotos practicantes de fútbol y baloncesto de forma regular, se encontró una mayor heredabilidad de la movilidad articular para la articulación coxofemoral que para la escapulohumeral. A su vez el componente genético fue más determinante para la pierna derecha que para la izquierda y se detectó una mayor heredabilidad para los movimientos activos que para los pasivos forzados (Moras, 2003). 10. MÚSCULOS MONOARTICULARES, BIARTICULARES Y PLURIARTICULARES Los músculos monoarticulares actúan sobre una sola articulación y, salvo en el caso de una lesión, nunca suelen percibirse como rígidos. En cambio, los músculos biarticulares y pluriarticulares normalmente dan más sensación de rigidez. Es destacable la excepción del bíceps braquial que siendo biarticular, raramente da esta sensación. Durante los ejercicios de estiramiento los músculos biarticulares y poliarticulares son los que ofrecen más resistencia, haciendo sentir su rigidez y en algunas ocasiones produciendo sensaciones muy desagradables. Su comportamiento rígido tiene su origen en su composición fibrosa y su reducida amplitud activa (Esnault, Viel, 2003). Así, en el muslo, los estiramientos afectaran de forma diferenciada a músculos de configuración diferente: Gerard Moras http://www.mastercede.com
  41. 41. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO Cara posterior: tres músculos biarticulares 40 (semimembranoso, semitendinoso y porción larga del bíceps crural) y un músculo monoarticular (porción corta del bíceps crural) Cara anterior: tres músculos monoarticulares (crural, vasto esterno y vasto interno) y un músculo biarticular (recto anterior) Músculos monoarticulares y biarticulares de las extremidades inferiores. 11. CONDICIÓN DE INSUFICIENCIA Los músculos biarticulares están acortados por naturaleza para permitir la amplitud de movimiento completa en las dos articulaciones a la vez. Esta condición de insuficiencia puede notarse de forma activa y pasiva. En el miembro inferior podemos notar la insuficiencia pasiva en la posición de tendido supino cuando elevamos una pierna. Para conseguir la flexión total de la cadera es necesario doblar la rodilla. La extensión total de la rodilla, por el contrario irá en detrimento de la amplitud de la cadera. La condición de insuficiencia activa es la situación inversa. Las dos posiciones de insuficiencia activa de los isquiotibiales son, por una parte la imposibilidad de flexionar completamente la rodilla cuando estamos en bipedestación con extensión Gerard Moras http://www.mastercede.com
  42. 42. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 41 completa de cadera y, por otro lado, si la cadera está flexionada, el recto anterior se halla distendido y la amplitud activa de la rodilla (flexión) es elevada. Los gemelos también expresan insuficiencia activa permitiendo la flexión dorsal completa sólo cuando la rodilla está flexionada. MÚSCULOS MONOARTICULARES BIARTICULARES POCA SENSACIÓN DE RIGIDEZ ELEVADA PERCEPCIÓN DE RIGIDEZ INSUFICIENCIA PASIVA INSUFICIENCIA ACTIVA Insuficiencia activa y pasiva en las extremidades inferiores 12. MÚSCULOS LÁBILES Y MÚSCULOS BIFUNCIONALES Algunos grupos musculares, llamados lábiles, tienen la particularidad de poder ganar fuerza rápidamente al someterlos a un entrenamiento adecuado, y perderla con rapidez en caso de inmovilización o de patología. Un claro ejemplo es el cuádriceps. Un músculo que debe ejercitarse constantemente y que pierde fuerza y se atrofia rápidamente después de una lesión o un cuadro doloroso (tendinopatía rotuliana). Muy al contrario los grupos musculares bifuncionales pierden poca fuerza durante una situación de reposo y recuperan su potencial incluso sin trabajarlos directamente. Probablemente consiguen reforzarse mediante efectos colaterales al trabajar sus antagonistas anatómicos que a menudo son antagonistas sinérgicos (Dupont, Perot, Voisin, Vanhee, 1997; Thepaut-Mathieu, 1993; Viel, Ogishima, 1977). Gerard Moras http://www.mastercede.com
  43. 43. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 42 13. MÚSCULOS DE ACCIÓN CORTA Y LARGA Los músculos de morfología penniforme o bipenniforme se consideran de acción corta pues son difíciles de estirar. Presentan poca capacidad de estiramiento y su acortamiento es limitado. El tríceps sural es un buen ejemplo de este tipo de musculatura (Viel, Neiger, Esnault, 1984). Curiosamente los isquiotibiales deben considerarse de acción corta por su gran potencial de tejido de colágeno no contráctil y a la vez muy poco extensible. Semitendinoso significa que la mitad es tendón, y semimembranoso que la mitad actúa de membrana (Butel, Faure, Klein, Dromzee y col., 1981). Este tipo de musculatura permite obtener ganancias de amplitud al ser sometidos a un programa de estiramiento pero al cabo de unas horas su longitud regresa a la inicial (Gajdosik, 1991). Mantener amplitudes de movimiento elevadas requiere un esfuerzo constante. Contrariamente, los músculos de acción larga, normalmente de tipología fusiforme, pueden ser estirados con cierta facilidad permitiendo grandes amplitudes de movimiento aunque su tendencia compliante comporta muchas veces ciertas dificultades para alcanzar una posición de estiramiento. El bíceps braquial, aún siendo biarticular, es lo suficientemente extensible para permitir la extensión completa del codo incluso con el hombro en extensión. También se consideran músculos de acción larga los flexores de los dedos y los aductores. Los músculos fusiformes pueden conseguir valores de elongación del complejo musculotendinoso cercanos al 90% de la amplitud activa. Los músculos peniformes o bipeniformes, con disposición oblicua de los fascículos musculares y, normalmente, una alta concentración de colágeno, presentan una extensibilidad y contractibilidad cercana al 35%, o sea, el 70% de amplitud activa total. Esto supone que los músculos de acción corta son difíciles de estirar como hemos apuntado con anterioridad, pero muy resistentes. En este Gerard Moras http://www.mastercede.com
  44. 44. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 43 sentido destacar las diferencias entre la musculatura anterior y posterior de la pierna. El tríceps sural es muy resistente y, contrariamente, el tibial anterior dotado de una amplitud activa muy superior, se fatiga con rapidez, desarrollando un calambre isquémico en poco tiempo si se camina sobre los talones con el antepié despegado del suelo. El músculo más potente del cuerpo humano es el glúteo mayor, cuya área de sección transversal es de 58.8 cm2. Le siguen el sóleo con 47 cm2 y el vasto lateral con 41.8 cm2. Estos músculos potentes contrastan con la porción larga del tríceps con sólo 14.1 cm2. El cuádriceps, gemelo, glúteo son músculos de fuerza con altos ángulos de pennación (fibras muy inclinadas) mientras que los isquiotibiales, tibial anterior y tríceps son de velocidad (fibras poco inclinadas) (Miralles, 2002). ACCIÓN CORTA ACCIÓN LARGA Representación gráfica de músculos de acción corta y larga. 14. EXTENSIBILIDAD DEL COMPLEJO MUSCULOTENDINOSO El complejo músculotendinoso está integrado por tres componentes o elementos mecánicos independientes que resisten las deformaciones y tienen un papel fundamental en las características de la movilidad articular de los jugadores (Levin, Giman, 1927). Estos componentes son el elemento contráctil (EC), el elemento elástico en serie (EES) y el elemento elástico en paralelo (EEP). El músculo tiene la capacidad de acortarse (tensión activa) y de generar Gerard Moras http://www.mastercede.com
  45. 45. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 44 tensión al estirarse en respuesta a la aplicación de una fuerza externa. La tensión pasiva es el resultado de la oposición de los tejidos al cambio de longitud. Lai y col (2002) demostraron la existencia de una considerable heterogeneidad de la deformación del tejido al ser estirado y durante la contracción (Pappas y col., 2002). Esta consideración permite entender que el estiramiento unidireccional no permite una afectación global del tejido. Es preferible realizar siempre estiramientos en varias direcciones o realizar cambios de posición durante el estiramiento. Deformación del tejido muscular durante la contracción muscular (Pappas y col., 2002) El EC ha sido el más estudiado de todos por ser responsable activo de generar tensión. El grado de tensión que puede desarrollar depende, en gran medida del número de enlaces químicos entre los miofilamentos. La tensión máxima del EC se alcanza en la posición de reposo articular. A mayor o menor longitud, la tensión disminuye significativamente. En estiramiento el número de enlaces disminuye, hasta alcanzar un punto de estiramiento en el que la tensión corresponde a la que daría el músculo en estiramiento pasivo por la inexistencia de enlaces activos. Sin embargo el EC por si solo no permite explicar el comportamiento del complejo musculotendinoso. Es necesario determinar además la tensión pasiva que genera el músculo en su globalidad cuando es estirado (en ausencia de contracción muscular voluntaria). La tensión pasiva que ejerce el tejido muscular aparece en un punto intermedio del Gerard Moras http://www.mastercede.com
  46. 46. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 45 arco de movimiento total y aumenta exponencialmente hasta la extensión completa (Carlson, Wilkie, 1974; Baltzopoulos, Gleeson, 2001; Schottelius, Senay, 1956). La tensión total es el resultado de la contribución parcial de los diferentes elementos que componen el complejo musculotendinoso. La tensión activa máxima alcanza un primer pico a 1.2, 1.3 veces la longitud de reposo del músculo. A partir de este punto la tensión total disminuye hasta alcanzar 1.5 veces la longitud de reposo donde vuelve a aumentar. La explicación a este fenómeno está en que a longitudes superiores a 1.3 el número de enlaces cruzados disminuye reduciéndose significativamente la tensión activa en un punto donde la tensión pasiva, aunque aumentada, no pede contrarrestar la disminución de la tensión del EC. Sin embargo, no todo el tejido de un músculo puede ser estirado en la misma proporción. De hecho la parte más cercana a los tendones se estirará mucho menos que el tejido situado en el centro del vientre muscular (Davson, 1970). El tipo de músculo también afectará a la tensión generada. Así, los músculos fusiformes desarrollan una tensión activa superior a los bipeniformes ricos en colágeno, pero estos últimos generan una tensión pasiva más elevada. En cierto modo, la alta stiffness de estos músculos permite asegurar la estabilidad articular con relativo poco gasto de energía. 14.1. Extensibilidad del tendón El tendón con un 85% de colágeno de tipo I orientado en la dirección de la tracción, le confiere la propiedad de transmisor de la fuerza. Su comportamiento viscoelástico lo convierte en un potente muelle. Los estudios realizados con animales saltadores muestran que cuando un músculo se va acortando el tendón se alarga hasta un 3% y, en el último momento de la contracción muscular el tendón se acorta súbitamente como un muelle (Zajac, 1989). La energía perdida durante la hysteresis es normalmente inferior al 10% lo que indica un predominio de las propiedades elásticas. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  47. 47. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 46 Zuurbier y Huijing (1992) señalan que en los músculos largos con tendones relativamente cortos la proporción óptima para la velocidad de acortamiento es del 84% para el músculo y del 6% para el tendón. Para los músculos cortos con tendones largos la proporción es de un 35% para el músculo y de un 31% para el tendón. Desde este punto de vista el músculo y el tendón son dos componentes viscoelásticos en serie con una estrecha relación con la arquitectura muscular. Por ejemplo, el músculo peroneo lateral largo tiene unos 46 cm de tendón y sólo unos 2.5 cm. de longitud de las fibras musculares en dirección oblicua y cortas pero que generan una elevada potencia. Dos factores son importantes para establecer la cantidad de tensión sobre un tendón para estirarlo o deformarlo. En primer lugar la intensidad de la contracción del músculo que estará en función de su arquitectura y, por otra, el tamaño y longitud del tendón en relación con el tamaño del músculo (Ker y col., 1998). Concretamente la stiffness del tendón aumenta con su grosor y disminuye al aumentar la longitud. Es decir, tendones gruesos son más stiffness y tendones largos son más compliantes y por lo tanto pueden almacenar más energía elástica. Por ello, los músculos con tendones gruesos y fuertes normalmente utilizan vientres musculares cortos pero muy anchos con grandes ángulos de pennación. Aunque con el aumento de la pennación cada fibra muscular pierde fuerza de aplicación sobre el eje mecánico (Ftotal = FFibras · cos α), en el área de sección transversal caben más fibras y como consecuencia el músculo genera más potencia. Esta potencia final, en detrimento de la velocidad de acortamiento, será determinante para conseguir deformar los tendones, más stiffness en reposo que el vientre muscular. De hecho durante la contracción muscular la stiffness del músculo aumenta hasta un punto en el cual supera la del tendón. Por lo tanto al aumentar la stiffness del músculo en relación a la del tendón, que también aumentará, se producirá Gerard Moras http://www.mastercede.com
  48. 48. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 47 un estiramiento progresivo del tendón. Esta es la forma como el tendón almacena energía elástica para su aprovechamiento posterior. Incluso durante la locomoción, el tendón de Aquiles almacena energía en una parte del paso y la libera a continuación. Estos tendones, con factores de seguridad bajos, son útiles con tensiones elevadas ya que la energía almacenada por unidad de masa es proporcional al cuadrado de la tensión. Modificaciones de la stiffnes en función del área de sección transversal (CSA) y de la longitud del tendón. Todo ello nos lleva a reflexionar sobre la gran importancia del acondicionamiento de los tendones y fascias mediante los estiramientos. No todos los métodos de estiramiento son iguales ni tampoco la afectación relativa sobre el músculo y el tendón (ver acondicionamiento de tendones y fascias). Gerard Moras http://www.mastercede.com
  49. 49. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 48 15. NEUROFISIOLOGÍA ARTICULAR La unidad estructural y funcional del sistema nervioso es la neurona. Los haces de estas fibras reciben el nombre de nervios. Estos conducen los impulsos siguiendo las directrices de la ley del todo o nada. Sólo cuando se alcanza un determinado umbral se produce activación y estímulos más fuertes no se corresponderán con potenciales de activación mayores. La unidad motora se define como el conjunto de fibras musculares inervadas por una única motoneurona de tipo α. Estas unidades motoras están entremezcladas y distribuidas a lo largo del músculo por lo que se produce una tensión muscular homogénea aún con una activación pequeña. La relación de inervación varía mucho de unos músculos a otros. La motricidad fina solo puede realizarse si la relación de inervación es pequeña como sucede con la musculatura flexora del antebrazo. En general este tipo de musculatura permite una mayor precisión en las acciones musculares a partir de una percepción sensorial más afinada (Cardinali, 1992). Existe una estrecha relación entre la actividad de la motoneurona α y el tipo de fibra muscular que inerva. Las fibras musculares rápidas están inervadas por motoneuronas grandes que descargan a alta frecuencia (30-60 espigas/seg.) y conducen a alta velocidad. Por el contratio las fibras musculares lentas presentan una inervación por motoneuronas pequeñas que descargan a baja frecuencia (10-20 espigas/seg.) conduciendo a menor velocidad. La contracción muscular, y por tanto la fuerza puede graduarse por: Reclutamiento de mayor número de unidades motoras y sincronización. Las motoneuronas de soma más pequeño tienen un umbral de excitación menor y se reclutarán primero. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  50. 50. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 49 Aumento de la frecuencia de descarga de las motoneuronas. Cuando la frecuencia de descarga supera el tiempo de relajación se produce una contracción permanente llamada tétanos que puede ser incompleta con oscilaciones o completa. 15.1 Receptores musculares Tanto los músculos como las articulaciones contienen receptores que envían información al SNC sobre la tensión, longitud, presión y nocicepción. Dos receptores tienen especial significado durante los estiramientos; el huso muscular y el órgano tendinoso de Golgi. Distribuidos en cantidades variables en los musculos se encuentran los husos musculares que son los receptores de estiramiento más importantes. Están dispuesto en paralelo con las fibras musculares acortándose y estirándose en la misma proporción que ellas (Snell, 1999). Los husos musculares contienen dos tipos de fibras musculares intrafusales diferenciadas; en bolsa nuclear y en cadena nuclear. A su vez existen dos tipos de terminales aferentes sensoriales; las terminaciones primarias (fibras nerviosas tipo Ia), que inervan cada fibra intrafusal, sea en cadena o en bolsa nuclear formando una espiral alrededor de la fibra, y las terminaciones secundarias (fibras nerviosas tipo II) que inervan predominantemente a las fibras de cadena nuclear (Cardinali, 1992). Ambos tipos de fibras sensoriales descargan cuando el músculo es estirado. Los receptores tendinosos de Golgi (OGT) se encuentran en el tendón, próximos a los extremos de las fibras musculares. Su disposición en serie les permite recibir la tensión que transmite el músculo. Son sensibles al aumento de tensión del músculo, especialmente si esta proviene de una contracción muscular, siendo poco sensibles al estiramiento pasivo. A diferencia de los Gerard Moras http://www.mastercede.com
  51. 51. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 50 husos musculares no tienen inervación eferente o motora pero si presentan una rica inervación sensorial por fibras de tipo Ib que descargan cuando el músculo se contrae o es estirado. En reposo solo descarga el huso muscular que es responsable del tono muscular. Ambos receptores descargan durante el estiramiento pero los órganos tendinosos tienen un umbral de excitación más elevado. Sólo el órgano tendinoso descarga durante la contracción muscular, haciéndolo más intensamente que durante el estiramiento. Existe también una respuesta diferenciada de las terminaciones sensoriales primarias y secundarias del huso muscular ante cambios de longitud. Las terminaciones primarias (Ia) son sensibles tanto a la velocidad (respuesta dinámica) como a la longitud final (respuesta estática), existiendo un predominio de la respuesta dinámica. Las terminaciones secundarias (II) son sensibles sólo a la longitud (respuesta estática). La respuesta estática y dinámica del huso muscular están, a su vez, bajo el control de las motoneuronas γ . Estas pueden ser estáticas o dinámicas según inerven fibras de cadena nuclear o de bolsa nuclear. Las motoneuronas α y γ garantizan al huso un amplio rango de sensibilidad teniendo como finalidad que el huso muscular siga cumpliendo la función de receptor incluso durante el acortamiento muscular en el cual no se dispondría de información sobre la longitud muscular si sólo hubiera estimulación γ ya que el uso se pliega y deja de descargar. Gerard Moras http://www.mastercede.com
  52. 52. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 51 15.2. Los reflejos de estiramiento El reflejo de estiramiento o miotático tiene su origen en los husos musculares. Se diferencian dos componentes en el reflejo miotático; el componente fásico y el tónico. El componente fásico se pone de manifiesto durante los estiramientos dinámicos y se revela en la maniobra clínica de golpear el tendón rotuliano con un martillo. Durante el estiramiento los husos musculares, sensibles a la velocidad y alcance del estiramiento, se estimulan a través de las terminaciones aferentes primarias Ia, activando las motoneuronas α del mismo músculo con la consiguiente contracción muscular y la inhibición de los músculos antagonisatas. Por lo tanto, el estiramiento muscular afecta al huso muscular que responde por vía refleja con un aumento de la cantidad de descarga que se opone al estiramiento mediante una progresiva contracción muscular. La respuesta de inhibición sobre la musculatura antagonista se lleva a cabo con la excitación de interneuronas inhibitorias por parte de las fibras Ia. A este fenómeno se le denomina inervación recíproca. Otra interneurona inhibitoria de importancia es la célula de Renshaw que limita temporalmente la activación de la motoneurona α y inhibe las interneuronas inhibitorias estimuladas por la fibra Ia con lo que se desinhibe el músculo antagonista. Para que todas estas respuestas sean precisas cada fibra Ia hace contacto con la mayoría de las motoneuronas del “pool” muscular. El componente tónico del reflejo miotático constituye la base del tono muscular. En reposo existe una actividad de descarga que desencadena un cierto nivel de contracción del músculo. La cantidad de descarga depende de muchos factores como el tipo de entrenamiento, estado emocional del sujeto, etc (Snell, 1999). Gerard Moras http://www.mastercede.com
  53. 53. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 52 El reflejo tendinoso tiene su origen en las fibras aferentes Ib. Su función es, a grades rasgos, opuesta al reflejo miotático. La activación intensa de estos receptores produce la relajación del músculo y de sus agonistas y la simultánea contracción de los músculos antagonistas. Ésta es la razón por la que se llamó a este comportamiento reflejo miotático inverso. Estudios recientes han detectado que el reflejo tendinoso es la expresión de un sistema especializado en la medición de la tensión muscular, mientras que el reflejo miotatico lo es de un sistema más próximo a la medición de la longitud muscular. Por esta razón el término miotático inverso no se ajusta a la naturaleza del mismo pues su función no es exactamente oponerse a la acción del reflejo miotático. Cuando la intensidad del estiramiento es muy elevada, excediendo un determinado punto crítico, se produce un reflejo que inhibe las motoneuronas excitatorias y, como consecuencia, el músculo se relaja disminuyendo la tensión (Verril, Pate, 1982; Berne, Levy, 1988). Esto es posible cuando los impulsos son suficientemente potentes para frenar los impulsos excitadores que provienen de los husos musculares. Pensemos que los receptores tendinosos tienen un umbral de excitación más alto que los husos y, por regla general, las tensiones regulares o moderadas no los estimularan. 15.3. Respuesta al estiramiento estático y dinámico La respuesta al estiramiento es diferente para las terminaciones sensitivas de los husos musculares (Ia y II). En un estiramiento progresivo, el terminal Ia (dinámica) aumenta los potenciales de acción siendo mayores cuando el estiramiento es más rápido, mientras que en el terminal II (estática) la respuesta aumenta pero de forma menos acusada que en el primero. Cuando el estiramiento es breve pero intenso la respuesta dinámica aumenta notablemente durante el estiramiento seguida por una zona de silencio también breve mientras que las fibras II no se activan. Cuando el estiramiento es oscilatorio únicamente las terminaciones II responden tanto durante el estiramiento como el acortamiento (reposo) en oposición a las Ia que Gerard Moras http://www.mastercede.com
  54. 54. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 53 descargan sólo durante el estiramiento. Evidentemente el nivel de descarga en las fases de estiramiento dependerá de la velocidad. Finalmente cuando liberamos del estiramiento a un músculo, vemos que las terminaciones Ia permanecen en silencio durante un tiempo, mientras las secundarias continúan descargando. + sensibilidad Ia Parte superior: respuesta de las terminaciones aferentes del huso muscular (terminación primaria y secundaria) a diferentes tipos de estiramiento. Parte inferior: representación de un músculo con dos fibras extrafusales y el huso muscular. En ausencia de inervación γ durante la contracción , el huso no envía información, no registrándose potenciales de acción. En este caso es necesaria la inervación suplementaria que permita mantener informado al sistema nervioso central sobre el grado de elongación (Calderón, Legido, 2002) Los husos se encuentran en gran número en músculos que deben desarrollar movimientos de precisión pero son escasos en aquellos músculos que intervienen en movimientos toscos como el cuádriceps, gemelo entre otros. Como hemos apuntado anteriormente, los receptores tendinosos poseen un umbral de excitación muy elevado y una baja sensibilidad al estiramiento en Gerard Moras http://www.mastercede.com
  55. 55. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 54 ausencia de contracción muscular. Ello sugiere que los estiramientos pasivos prácticamente no desencadenarán actividad en estos receptores (Jami, 1992). Las características de la respuesta han sido estudiadas mediante el registro de los potenciales de acción de las fibras IIb. Al igual que las fibras II del huso muscular, el OTG es un receptor de adaptación lenta presentando una fase dinámica y otra de estática. En la fase dinámica aumenta la frecuencia de descarga y en la estática disminuye. La descarga de las terminaciones IIb, excepto para niveles bajos de tensión, es bastante regular presentando una alta sensibilidad. Las fases dinámicas y estáticas aumentan con las tracciones más rápidas y de mayor amplitud pero la respuesta de los OTG presenta una cierta alinealidad, es decir, que a medida que se incrementa la tensión o el cambio de esta respecto al tiempo, la respuesta no es proporcional. A pesar de ello, cuando la tensión aumenta también tiende a aumentar la descarga de este receptor. Los receptores tendinosos no pueden considerarse simplemente un mecanismo de alarma “urgencia” sino que además intervienen informando al SNC de la fuerza generada por un músculo (reclutamiento de unidades motoras), permitiendo la relajación del músculo sometido a una gran tensión, así como excitando la musculatura antagonista y frenando el movimiento articular en consonancia con los receptores cutáneos y articulares. Los resultados de estas experimentaciones se han utilizado como justificación teórica de algunos procedimientos o métodos de estiramiento. 15.4. Contribuciones neurales a la stiffness Durante los DJ la actividad electromiográfica (EMG) es mayor que en los saltos desde parado, sugiriendo una adicional actividad eléctrica en el músculo (Sorteen, 1987). Los reflejos musculares y concretamente la activación del reflejo miotático es el principal causante de estas mejoras mediante un Gerard Moras http://www.mastercede.com
  56. 56. MÁSTER PROFESIONAL EN ALTO RENDIMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO 55 aumento de la stiffness muscular (Nichols, 1987). Estudios realizados con gatos descelebrados han demostrado la contribución de la activación refleja sobre las propiedades mecánicas del músculo. Se comprobó que cuando estiramos un músculo activado la respuesta a diferentes amplitudes es más lineal que cuando los reflejos no están presentes. Esta constatación sugiere que las propiedades mecánicas del músculo son moduladas por la activación refleja y por lo tanto la stiffness se regula mediante esta actividad. Reconocer los efectos de los diferentes métodos de estiramiento sobre la stiffness será crucial para optimizar el entrenamiento. 16.TIPOS Y VARIEDADES DE ESTIRAMIENTO Cuando una persona es sometida a un programa de estiramiento de intensidad progresiva, el cuerpo responde con una capacidad incrementada, es decir, con una adaptación a las exigencias (Doherty, 1971). Si la fuerza externa aplicada es demasiado alta puede poner en peligro los tejidos que, como sabemos, a partir de un cierto umbral de tensión se deforman de manera permanente hasta finalmente alcanzar el punto de rotura. A su vez, el tono muscular y la rigidez del complejo musculotendinoso y de cada uno de sus elementos variará en función de la solicitación muscular. El conocimiento de las propiedades mecánicas de los tejidos blandos, junto con las características de la regulación neuronal deben ser el punto de partida para justificar los medios y métodos de estiramiento escogidos para el entrenamiento. Sin embargo el reto no es nada fácil. Las preguntas que podemos hacernos son si es necesario estirar más allá del límite elástico, si debemos alcanzar o superar el punto de molestia y si el punto doloroso está por encima o por debajo del límite elástico (Cianti, 1990; Alter, 1990; Jones, 1975). A pesar de no tener datos concluyentes es posible, a partir del estado Gerard Moras http://www.mastercede.com

×