Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Timidez 130319165709-phpapp02

736 views

Published on

  • Los medicamentos que tomas están perjudicando tus erecciones? ▲▲▲ https://tinyurl.com/y5mdnxjv
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

Timidez 130319165709-phpapp02

  1. 1. 1 De la timidez a la libertad, de la introversión a la extroversión, de la oscuridad a la luz. Los tímidos Gregorio Marañón fue uno de esos médicos españoles que combinaron a la perfección una sólida formación científico-clínica con una vasta cultura humanística, un exponente precoz de eso que ahora se denomina neurocultura. Gregorio Marañón fue especialista en Endocrinología y sus textos aun son de referencia entre los estudiantes de medicina, pero si le traigo aquí no es a causa de sus creaciones científicas sino literarias. Me gustaría nombrar de entre ellas dos novelas que son en realidad investigaciones históricas sobre sendos personajes: Tiberio y Amiel. El primero de ellos fue un Cesar, sucesor de Augusto y a la sazón el gobernante más poderoso de su tiempo y que vivió en tiempos de Jesucristo. La investigación de Tiberio escarba en su personalidad paranoide y hace de este personaje un pretexto para iluminar las relaciones entre los resentimientos y la paranoia. Guillermo Cobos Zapiain
  2. 2. 2 Seguramente “Tiberio: historia de un resentimiento” es su novela histórica más importante pero fue con Amiel, un ensayo sobre la timidez que Marañón tuvo su éxito de ventas. Henri-Friedrich Amiel fue un escritor suizo, poco conocido y de poca monta que escribió un “Diario intimo”, -formato muy en boga en su tiempo-, un texto que le sirve a Marañón para estudiar su personalidad tal y como hiciera Freud con el caso Schreber -al que nunca conoció personalmente-, una interpretación psicogenética de su personalidad en clave muy psicoanalítica. Amiel fue al parecer un gran tímido y un tipo afeminado, Marañón aprovechó su “diario” para acercarse en clave comprensiva edénica a las causas de aquella timidez. Muy en la línea de su tiempo entiende Marañón que la timidez de Amiel procede de un exagerado apego hacia su madre junto con un miedo exagerado a un padre excesivamente severo y distante. Ciertamente esta configuración parental era muy frecuente en aquella época donde las mujeres tenían pocas oportunidades de hacerse transparentes y era a través de los hijos como lograban trascender roles sociales poco deseables. Pero las causas de la timidez como todo en la personalidad humana- son más complejas que lo que cuenta Marañón y no siempre vamos a encontrar configuraciones tan claras como la de Amiel que por otra parte no era sólo un tímido sino seguramente un melancólico de tipo obsesivo. Sirva este manuscrito para apuntar algunas ideas. La intención no es hablar de las ideas de Marañón relativas al caso Amiel sino hacer ciertas reflexiones sobre la timidez, palabra que ha vuelto a ponerse de moda gracias a ciertas noticias psiquiátricas bien recientes: en el DSM-V se considerará ya a “la timidez” como un trastorno de personalidad por sí mismo a pesar de que ya existen al menos dos entidades que se solapan con ella, me refiero al trastorno evitativo de la personalidad y al trastorno de personalidad por dependencia. Para saber más sobre la timidez dirijo al lector a este artículo donde se exploran otras condiciones comportamentales relacionadas con la timidez como la ansiedad social y la fobia social. Guillermo Cobos Zapiain
  3. 3. 3 Una definición para la timidez es que: se trata de un malestar que se experimenta en presencia de personas desconocidas (o ajenas al ámbito de lo familiar) y que se caracteriza por una inhibición comportamental y la emergencia de emociones displacenteras como la vergüenza y la vivencia de inadecuación, todo ello relacionado con el temor a ser evaluado o interpelado por estas personas. Y un corolario: la línea roja que separa la timidez corriente de la timidez de riesgo (aquella que puede llevar a enfermar mentalmente) es el grado o intensidad de las conductas evitativas que se llevan a cabo para eludir la separación de los entornos no-evaluativos y protectores (familia) de aquellos otros (sociales) donde el sujeto no es aceptado incondicionalmente. La clave pues está precisamente en la socialización, entendiendo a ésta como la progresiva separación y transformación de los vínculos protectores de la familia que generan certidumbres por otros teñidos de rivalidad en la adolescencia donde el individuo ha de ser puesto a prueba a través de relaciones conflictivas, separaciones y ausencia de protección y aceptación universales. Una viñeta clínico-biográfica Tendría unos diez u once años, a lo sumo doce. En aquella época tenía yo un amigo llamado Vicentín con el que jugaba en su casa o en la mía, el fútbol o el cine eran las distracciones universales y jugar en la calle, cuando aun había calles. Vicentin era un tipo pequeño y nervioso, buen estudiante y con alguno que otro tic, hijo de unos amigos de mis padres y de mi misma edad, de manera que nuestra amistad fue en cierto modo determinada por la amistad de nuestros progenitores, lo que sellaría su destino, como el lector apreciará más abajo. Un verano invitamos a Vicentin a venir unos días al pueblo en el que yo pasaba los veranos desde junio hasta septiembre al comenzar el curso. Allí tenía yo intereses distintos a Vicentin, unos amigos y amigas (una pandilla) de gente multicolor que pasaba los veranos allí junto al mar, en una de aquellas aldeas de pescadores que ya no existían salvo para alquilar sus vetustas casonas a veraneantes que como yo se aburrían muy a Guillermo Cobos Zapiain
  4. 4. 4 gusto viviendo al aire libre, entre anguilas, bicicletas, acequias, barcas y paisajes sorollianos. El caso es que Vicentin no se adaptó bien a aquella situación y comenzó a vomitar todo lo que comía, mi madre le llevo al médico del pueblo pero no hubo solución para él. Sus vómitos se hicieron tan pertinaces y repetitivos que hubo que llamar a los padres de Vicentin para que vinieran a buscarle. Asi sucedió y naturalmente al reintegrarse a su hogar Vicentin dejó de vomitar. ¿Qué le sucedía a Vicentin? Un ataque agudo de nostalgia, un sentimiento muy similar a la depresión que se caracteriza porque la depresión (de existir) cede en cuanto se reintegran las condiciones iníciales, en cuanto se restituye el statu quo. Sin embargo el cuadro clínico es indistinguible de una depresión. Vicentin se añoraba (como solían decir los adultos) y no pudo soportar la separación de su entorno conocido y predecible e integrar una experiencia donde todo era nuevo para él y que no pudo soportar. Vicentin tuvo un ataque de desubicación, probablemente su nostalgia no estaba determinada por un anhelo de reunión con sus padres sino que este anhelo procedía de su incapacidad para adaptarse al nuevo ambiente y diversificar y transformar sus vínculos parentales o los que mantenía conmigo con otros relacionados con sus iguales. Vicentin no se adaptó a lo nuevo, pues en lo nuevo no encontró su lugar. Y asi fue que volvió a su campanario en busca de consuelo. Al empezar el curso noté que Vicentin ya no me buscaba, era como si me tuviera vergüenza, como si yo hubiera sido el testigo de algo innombrable, de un estigma moral por su parte. Vicentin se apartó de mí y nunca volvimos a jugar al fútbol ni ir al cine. Vicentin me dejó solo. Algo muy frecuente en los tímidos, es que prefieren adherirse a lo conocido a uno vulgar y repetitivo, que adentrarse en los misterios de lo desconocido que siempre es percibido Guillermo Cobos Zapiain
  5. 5. 5 como una amenaza y que además en lugar de coger al toro por los cuernos se desprenden de todo aquello que les recuerde su vergüenza anterior. ¿Qué es lo que Vicentin sentía como una amenaza? Naturalmente su autoestima había quedado malherida después de aquel episodio de los vómitos y la consiguiente escapada. El tratamiento que se autoaplicó para recuperarla fue abandonarme (repudiarme) a mí que había sido en cierto modo el causante de aquella humillación. Ya sabe, cuando alguien le abandone considere la opción de que sus logros hieren la autoestima de otros. Pero lo paradójico de todo esto es que la autoestima herida y la timidez por cierto se curan con logros. Y son precisamente los logros los que se encuentran amenazados por la timidez. Timidez y logros forman un bucle diabólico, lo que se conoce en teoría de la información como un bucle sin fin o causalidad circular, donde: Guillermo Cobos Zapiain
  6. 6. 6 La falta de logros favorece la timidez y la timidez a su vez impide los logros que elevarían la autoestima del tímido. O dicho de otra manera: tanto la timidez, como los logros son causas y son efectos. Y el resultado de los logros es esa forma de orgullo benéfico que llamamos autoestima y que no nos viene dada de serie y aunque en un entorno protector se establezca un precursor precoz del mismo no será hasta después de que el sujeto se mida con sus iguales que se llegue a establecer definitivamente como un molde, una matriz que no dejará de expandirse o colapsar de por vida. Los logros son pues la cura de la timidez. Pues un logro es aquello que se obtiene en virtud del esfuerzo propio, no es logro el amor de los padres o la valoración de estos que ya viene de serie y sin condiciones. El logro se establece en tensión permanente con los iguales, y para conseguirlos hay que competir, luchar, encontrar un molde de conducta sobre el que sostenerse y no renunciar, no huir, no escapar a la menor contrariedad de aquello que nos resulta insoportable, pues volver atrás no solo impide el logro que hubiera podido alcanzarse sino que impide un futurible (se aplica al acontecimiento que ocurriría en el futuro si se dieran ciertas condiciones predecibles) alcance de nuevos logros. Al final el tímido aprende a retirarse y a inhibir su natural tendencia al movimiento y al esfuerzo personal (en el caso anterior social) y suele ser entonces cuando ya se han acumulado todas las defensas imaginables cuando el sujeto es etiquetado como perturbado. Los tímidos son personas que desean las relaciones pero las temen y precisan de ciertas condiciones para poder relacionarse con soltura con otros, necesitan sentir una aceptación incondicional. Como tuvieron en su hogar, pues el tímido es aquel que eligió la pastilla azul de confort y seguir en la inconsciencia. Aunque es cierto que muchos tímidos se las arreglan para obtener logros (ser admirados) al tiempo que se muestran mordaces e incluso hostiles con sus congéneres. No hay que olvidar que la ironía y el humor son disfraces de la agresión y que es además una burla sobre el poder. Y es asi como algunos se ganan la vida, muy bien por cierto. Guillermo Cobos Zapiain
  7. 7. 7 Introversión y extroversión Los términos introversión y extraversión fueron difundidos por Carl Gustav Jung y definen tipos psicológicos básicos en el marco de su teoría de la personalidad: Extrovertido: Actúa 1°, piensa después. Guillermo Cobos Zapiain Introvertido: Piensa 1° (tal vez), actúa después.
  8. 8. 8 1. La introversión (INT.) es una actitud típica que se caracteriza por la concentración del interés en los procesos internos del sujeto. 2. La extraversión (EXTR.), por el contrario, es una actitud típica que se caracteriza por la concentración del interés en un objeto externo. Nadie es completamente introvertido, ni absolutamente extravertido. Sin embargo, cada individuo trata de favorecer una u otra actitud. En ocasiones es más apropiada la introversión, otras veces lo es la extraversión. Las dos son mutuamente excluyentes. No se puede mantener en forma concurrente una actitud introvertida y otra extravertida. Ninguna de las dos es mejor que la otra. El ideal es ser flexible y adoptar la actitud que resulte más apropiada: obrar en función de un equilibrio entre las dos y no seguir una forma fija de responder al mundo. Guillermo Cobos Zapiain
  9. 9. 9 Los introvertidos se interesan principalmente por sus pensamientos y sentimientos, por su mundo interior. Tienden a ser profundamente introspectivos. Los extrovertidos se interesan por el mundo exterior de la gente y de las cosas, tratan de ser más sociables y de estar más al tanto de lo que pasa en su entorno. Guillermo Cobos Zapiain
  10. 10. 10 . Guillermo Cobos Zapiain
  11. 11. 11 La timidez es un estado afectivo que implica miedo, inquietud, preocupación y ansiedad, generados por un estado de tensión constante ante la incertidumbre de nuestra reacción al participar en situaciones sociales. La timidez implica un retraimiento o inhibición a actuar o expresarse plenamente en presencia de otras personas, como causa del miedo a la aparición de síntomas. La característica de la timidez es el miedo a avergonzarse. Guillermo Cobos Zapiain
  12. 12. 12 ¿Por qué se considera a la timidez un miedo? Porque en general tememos la aparición de síntomas que puedan ser percibidos por los otros en nuestras relaciones sociales, y que por esta causa nos sintamos avergonzados. ¿Por qué nos volvemos tímidos? Guillermo Cobos Zapiain
  13. 13. 13 Generalmente nos volvemos tímidos a causa del estilo educativo que nuestros padres o cuidadores han utilizado para “formarnos” en nuestro desarrollo a la adultez. Algunas ideas son las siguientes: A) “Hemos recibido mayor burla, rechazo y desatención, que apoyo y motivación” B) “Se nos ha hecho creer que somos tímidos, serios y retraídos, en lugar de impulsarnos a actuar y a expresarnos sin temor” C) “Se nos comparó ocasionalmente con otros niños, en cuya diferencia nosotros quedamos como malvados, imperfectos, indeseables…” D) “Nuestros padres u otras personas significativas nos han hecho sentir ridiculizados cuando nos juzgan, critican, reprenden, castigan, o agreden en algún sentido, frente a otros” E) “Carencia de abrazos, comunicación, reconocimiento, palabras de aliento y motivación durante la infancia” F) "Sobreprotección de los padres (que no se despegan del niño, volviéndolo desconfiado, inseguro y temeroso). Esto limita la independencia del niño, su capacidad de mostrarse ante los demás sin inhibición, su habilidad para interactuar con otros, su arrojo para integrarse espontáneamente a situaciones de interacción social, su confianza para expresarse libremente..." Guillermo Cobos Zapiain
  14. 14. 14 Cuando hemos crecido percibiendo afectos adversos hacia nuestra imagen, evidentemente vamos “deformando” nuestra realidad psíquica. El estilo educativo al que nuestros padres o tutores recurrieron para “formarnos”, es la principal influencia que describe lo que somos en la adultez. ¿Puede ser de herencia genética la timidez? Hay quienes creen que la timidez es hereditaria, y por ello “creen” que necesitan ser tratados con fármacos; de hecho existen medicamentos para combatir “supuestamente” la fobia social (por ejemplo, los inhibidores de la recaptación de serotonina). La realidad es que no hay persona que no se vuelva tímida a causa del estilo educativo con el que fue “formado” en su ambiente familiar; es verdad que hay niños pequeños que son notablemente aislados, imaginativos, solitarios y poco sociables, de los cuales se podría considerar que son tímidos; pero estas señales son signos de introversión, y la introversión no es timidez; sin embargo muchas veces los padres confunden la introversión con la timidez y presionan al niño a interactuar socialmente, angustiándolo. Guillermo Cobos Zapiain
  15. 15. 15 Oxitocina en aerosol contra la timidez. (Si esto fuera cierto este fármaco ya estaría vendiéndose al público y generando muchos pero muchos euros $$$...) La timidez puede llegar a ser un serio obstáculo que impide a algunas personas enfrentarse con normalidad a situaciones de la vida cotidiana. Para combatir el problema, un grupo de investigadores de la Universidad Concordia de Montreal (Canadá) en 2011 ha desarrollado un aerosol de oxitocina que podría servir para fomentar la extroversión, mejorar la confianza en uno mismo en contextos sociales y combatir la timidez. … No hay fármacos para combatir la timidez, en realidad son sólo estimulantes “legales” de acción acumulativa que te desinhiben de manera sutil y progresiva, como si consumieras alcohol, cocaína, ansiolíticos, antidepresivos, tabaco, o algún otro estimulante; y claro, como “crees” que estás consumiendo un medicamento “para la timidez”, es natural que por reacción, crees una vacuna psíquica contra la timidez. Entonces tenemos dos frentes: el estimulante de acción acumulativa, y la vacuna psíquica progresiva contra la timidez (como ocurre cuando consumimos placebos). Sin embargo esto del “medicamento” no es más que una estrategia de las farmacéuticas para seguirse enriqueciendo con la ignorancia de la gente. Por lo tanto, no te preocupes, la timidez no es de herencia genética y no tienes porque cargar con el peso de resignarte a vivir siendo tímida; cualquier persona común, por extremadamente tímida que sea, puede sobreponerse a este malestar tan desgastante. Guillermo Cobos Zapiain
  16. 16. 16 ¿Cómo sobreponerse a la timidez común ocasional? Realiza lo siguiente con disciplina: 1. Pon mucha atención en tu respiración cuando te encuentras en situaciones de interacción social que te generan tensión: No nos damos cuenta, pero nuestro ritmo de respiración se reduce sutilmente cuando estamos en situaciones de ansiedad; por lo tanto, respira y expira por la nariz de manera semiprofunda y constante, y ocasionalmente respira profundamente (si quieres de manera discreta), exhalando por la boca. Guillermo Cobos Zapiain
  17. 17. 17 2. Pon atención en el volumen de tu voz y en tu salivación. El volumen de voz se reduce sutilmente cuando estamos en una situación que genera ansiedad, y la salivación también se reduce; por lo tanto, te sugerimos contar con algún estímulo que te haga salivar (agua de preferencia); y te sugerimos poner atención en el volumen de tu voz, trata de conversar con un volumen de voz audible para que no tengas que estar repitiendo lo que dices. 3. Mantener un pensamiento “naturalmente indiferente” ante la situación social: ni sociable y emotivo, ni retraído y escondidizo, sino con una actitud de tolerancia y despreocupación en que nos mostramos lo necesario, preguntamos lo necesario, miramos lo necesario, opinamos lo necesario, sonreímos lo necesario, comentamos lo necesario (desde el punto de vista personal de cada quien, según sus posibilidades); es decir, hacemos lo que tenemos que hacer sin forzar nada, sin exigirnos nada y sin aparentar nada. Guillermo Cobos Zapiain
  18. 18. 18 Reúne entonces estos aspectos: Respiración; Salivación; Voz audible; Pensamiento optimista e indiferente (sin ser apático). Además, y muy importante, tener una buena calidad de sueño, ya que no dormir aceptablemente nos hace más sensibles a sentirnos “sorprendidos”, mientras que dormir agradablemente nos permite mantenernos alertas y de mejor ánimo en nuestros contextos cotidianos. Realiza un ejercicio intenso y breve por la mañana y desayuna sin excederte, esto provee buen humor y dinamismo. Consume moderadamente chocolate oscuro amargo si no eres alérgico, esto da una sensación de bienestar. Una taza de café ocasionalmente también ayuda a estar alertas; sonríe, saluda, asiste a fiestas. Guillermo Cobos Zapiain
  19. 19. 19 Además de realizar lo sugerido arriba, habrás de conseguirte una pelota de esponja o de tenis, o alguna otra que rebote bastante: Todos los días, en cualquier lugar, de preferencia donde haya gente en los alrededores, vas a botar la pelota golpeándola hacia el piso con tu mano derecha y luego con la izquierda; alterna con ambas manos sin parar; o bien puedes rebotar la pelota en alguna pared pero siempre usando ambas manos; realiza este ejercicio por lo menos diez minutos al día, de preferencia dos veces al día, y siempre manteniendo una respiración activa; esto te va a ayudar a sentirte “activada”, “atenta” y “alerta”, y de suerte que alguien se acerque a pedirte que jueguen “frontón” (esto último es sólo en el sentido de hacer amistad). Guillermo Cobos Zapiain
  20. 20. 20 Todos tenemos complejos. Incluso la persona más maravillosa que conozcas tendrá alguno. Pero tu complejo puede gustarle a alguien así que levántate, arréglate, sal a la calle y sonríe que nunca sabes quién puede enamorase de ti. Guillermo Cobos Zapiain
  21. 21. 21 “HOLA” ES LA PALABRA MAS PODEROSA LA CONTRA LA SOLEDAD” Guillermo Cobos Zapiain
  22. 22. 22 Nunca olvides que la respiración, el desayuno, el ejercicio, la hidratación, el pensamiento y la actitud mentalmente positiva, la buena calidad del sueño y sobretodo la acción, ayudan a mantenernos atentos y dinámicos, lo que contrarresta el “factor sorpresa” de la timidez cuando nos sentimos “sorprendidos”. Una vez que has generado un poco de confianza, determínate a realizar actividades de interacción social más intensas de lo acostumbrado. Guillermo Cobos Zapiain
  23. 23. 23 El acercamiento, superar el miedo a empezar una conversación Estoy sentado en el banco de una plaza, pensando… Hace 30 minutos la vi, blusa blanca, una sonrisa cálida a juego con un escote de vértigo. Hace 25 minutos lo decidí, iba a ir a hablar con ella, a decirle que me parecía fantástica, que quería saber más de ella. Hace 20 minutos se sentó en el banco de enfrente, estaba leyendo un libro, yo estaba algo nervioso y todavía no me había acercado, todo su cuerpo parecía estar diseñado para ser admirado por el mío. Hace 15 minutos me senté a su lado, ahora solo tenía que girarme hacia ella, pero… ¿Y si tenía novio? ¿Y si estaba esperando a alguien y no quería hablar con nadie? ¿Y si era monja y había jurado solo entregarse a Dios? Hace 10 minutos, con valentía, le dije; “hola, ¿cómo estás?”, “bien, contesto ella”. Me callé. Hace 5 minutos se levantó y se fue, con su gracia y con la brisa matutina pasando por sitios en los cuales yo ya no estaría. Estoy sentado en el banco de una plaza, pensando… Guillermo Cobos Zapiain
  24. 24. 24 ¿Por qué demonios no le habré dicho lo que quería? El acercamiento es la prueba de fuego, la madre de todos los retos existenciales y está a la altura de uno de los trabajos de Hércules, ¿verdad? Pues igual no es tan complicado. ¿Qué es eso del acercamiento? Es la toma de contacto con una persona con la cual queremos o necesitamos iniciar una interacción social, sin importar en fin de esta. Guillermo Cobos Zapiain
  25. 25. 25   Es, en aspectos psicológicos, un abismo para algunos. Es, en aspectos más realistas, acercarse y hablar, para todos por igual. Es ir a comprar el pan, preguntar por una calle o decirle a una mujer que nos encanta. Entonces, si es tan simple, ¿por qué en este último ejemplo se nos hace tan difícil? Por el miedo. El miedo al acercamiento El miedo es un estado emocional necesario para adaptarnos a un medio concreto, provoca angustia y ansiedad y nos ayuda a la supervivencia ante situaciones de peligro. Si bien el miedo es algo innato y evolutivo tiene una enorme carga adquirida ya que, por ejemplo, los indios mohawks (una tribu de indios iroqueses) no tienen miedo a las alturas, sin saber muy bien como, esta tribu es inmune al vértigo y, por supuesto, todos los que nacían en esa tribu se veían afectados por esta curiosa capacidad, entendiendo la altura como algo completamente normal y no temiéndola en absoluto. Si no tenéis miedo a las alturas planteaos el ser indios iroqueses. Cuando estamos en una situación o contexto en el que nos sentimos inadaptados empezamos a sentir nervios y ansiedad, ahora bien, estas sensaciones son una proyección mental de una supuesta inadaptación. Por eso al principio todos nos ponemos nerviosos cuando nos hacen hacer algo de lo cual no tenemos ni idea, por que no estamos adaptados a esa actividad. Por supuesto, seducir no es una excepción. Entendiendo todo esto está claro que se puede aprender a temer objetos o contextos, y también se puede aprender a no temerlos. ¿Pero cómo puedo aprender a no tenerle miedo a una situación a la cual no estoy adaptado? Pues está claro, adaptándonos. Sin embargo el proceso de adaptación a una nueva actividad conlleva mucho esfuerzo, tiempo y a veces dolor. Dado que dar un salto directo supone un choque mucho mayor a nuestros procesos mentales os voy a enseñar una manera de, progresivamente, ir adaptándonos al acercamiento. Para hacerlo vamos a generar una adaptación a pequeña escala en los 3 aspectos principales del acercamiento. Mejorar individualmente en ellos se nos hará más fácil y, al mismo tiempo, nos ayudara a acercarnos a esa adaptación final. Guillermo Cobos Zapiain
  26. 26. 26 Los 3 aspectos principales del acercamiento son la actitud, la imagen y el contexto. 1. Actitud La actitud es la forma en que enfrentamos la vida y sus circunstancias, en un conjunto de creencias que ponemos en práctica en torno a un objeto o situación. Como toda estructura mental, puede jugar a nuestro favor o en nuestra contra, en las relaciones sociales la efectividad de nuestra actitud es el resultado de nuestras creencias, deseos y nuestro contexto, más la suma de las creencias, deseos y contexto de la persona con la cual interactuamos en una situación concreta. Ejemplos de actitud Pablo va caminando por la calle y ve a Sofía sentada en un banco (contexto propio), el está acostumbrado a decir lo que piensa y siente de una manera natural (creencias) y cuando ve a Sofía todo su cuerpo le dice que vaya a hablar con ella (deseos). Sofía por su parte tiene un día fantástico, acaba de salir de ver una película romántica del cine y vuelve a tener fe en el género masculino, ahora está sentada en el parque esperando que venga una amiga para hablar de sus cosas y pasarla bien (contexto ajeno), si bien a ella le sorprende que alguien desconocido le exprese lo que siente (creencias) ella es bastante madura para rechazarlo si no está interesada, además, tenía ganas de una charla interesante con alguien divertido (deseos). Dado que tanto los contextos, como las creencias y los deseos de ambos pueden llegar a complementarse la actitud de Pablo de acercarse y hablar con Sofía sería una actitud efectiva. Ahora bien, ¿cómo saber si nuestra actitud en una situación concreta y con dos personas con sus vidas y problemas será efectiva o no? Pues la única manera que tenemos de saberlo es arriesgándonos.   Una actitud proactiva (cuando asumimos el pleno control de nuestra conducta de modo activo) aumentara el porcentaje de resultados positivos y facilitará un aprendizaje y desarrollo mayores. Una actitud reactiva (cuando nos vemos afectados por las circunstancias, las condiciones, el ambiente social de manera que nos condicionan) no nos Guillermo Cobos Zapiain
  27. 27. 27 permitirá comprobar nuestra efectividad, ni no nos proporcionara resultado alguno. Así que ya sabes, si quieres comprobar cómo se mueve el mundo con vosotros en el empieza a tomar decisiones y a ejecutarlas, emprende la acción y poco a poco todo empezará a fluir. 2. Imagen Entendemos por imagen a un conjunto de elementos perceptivos (visuales, olfativos, auditivos, etc.) y mentales que determina como nos ven y perciben los demás. Algunos de estos elementos son:  El aseo, la compostura y educación.  La naturalidad y la desinhibición de comportamiento.  La corrección formal del habla.  El carisma  La forma de vestir  La sonrisa y mirada  Estatura y partes del cuerpo proporcionales El optimizar nuestra imagen mejorara nuestro éxito a la hora de acercarnos a las mujeres. Un punto muy extendido e importante en este campo es la comunicación no verbal (CNV), también conocida como lenguaje corporal. Tenemos que tener en cuenta que:  El lenguaje corporal es algo que adoptamos subconsciente y, generalmente, no manejamos, por tanto, la reestructuración de nuestra CNV conllevará un período de aprendizaje, en el cual pareceremos mas forzados y antinaturales que antes.  La CNV se asocia mucho a los estados emocionales. A la mente le encanta tener todo organizado y clasificado, así que cuando recibe nueva información en seguida busca en que sección ponerla. Cuando estamos experimentando un momento de felicidad y éxito, automáticamente, adoptamos un lenguaje corporal determinado. Eso hace que cuando vemos a alguien con ese lenguaje corporal nuestra mente asocie a esa persona como alguien feliz y exitosa. Por ejemplo, si ves esta imagen, ¿qué te transmite? Guillermo Cobos Zapiain
  28. 28. 28 Vale, he hecho algo de trampa porque es Brad Pitt, pero dejemos eso de lado, centrémonos en su imagen. Su forma de vestir, su mirada, el aseo, la naturalidad y la relajación que desprende se perciben y las mujeres lo perciben más. Aquí no estoy tratando las características físicas innatas, si no las adquiridas. Todos tenemos las claves de una buena CNV en nosotros mismos, todos hemos tenido éxito en algún momento, nos hemos sentido la hostia y ya hemos desprendido ser los mejores del mundo. Lo único que tenemos que hacer es repetir esas situaciones aisladas y tener la capacidad de usar nuestra CNV a nuestro favor, cuando queramos. Proceso de mejora 1. Nos auto examinamos analizando nuestra CNV en momentos de altos estados emocionales positivos, como nos sentimos y hacemos sentir a los demás. 2. Detectamos y registramos los actos eficaces. 3. Los reproducimos a nuestro gusto e intentamos dotar de naturalidad al proceso. Guillermo Cobos Zapiain
  29. 29. 29 Al final se basa en conocernos más a nosotros mismos y expresarnos, siempre desde nosotros y con nuestras propias herramientas. 3. Contexto El contexto es un conjunto de circunstancias en que se produce el mensaje: lugar y tiempo, cultura del emisor y receptor, etc. Y que permiten su correcta comprensión. El contexto es un factor más que condiciona la efectividad de nuestro mensaje. Citando a Helio: “¿Que necesita Lucia para darme su teléfono? No será lo mismo un martes por la noche, un sábado por la mañana o, por supuesto, no será lo mismo con una chica que no sea Lucia.” Volviendo al tema de la efectividad, en el fondo lo que buscamos es optimizar la comunicación, una comunicación efectiva nos ayuda a ser más auténticos, entendernos con la persona que tenemos delante, que ella nos entienda y así poder valorarnos, respetarnos y querernos más. Así que para ser más efectivos tenemos que fluir con el contexto en el cual nos encontramos. Como he dicho, las dos características del contexto son el lugar y el tiempo. Vamos a verlos:   Lugar: Es el espacio donde se desarrolla la interacción, un parque, una discoteca, nuestro trabajo, etc. Tiempo: Momento en el que se desarrolla la acción, de día, a las tres de la madrugada, después de la universidad, etc. Para que nuestro mensaje sea más efectivo tiene que estar adaptado al tiempo y al lugar en el cual nos encontramos y cumplir las necesidades de la otra persona en ese contexto. Para hacer esto tenemos que: 1. 2. 3. 4. Observar Analizar Descubrir Actuar Ejemplo: Guillermo Cobos Zapiain
  30. 30. 30 Observo que una chica esta con sus amigas hablando, pienso en hablar con ella pero estoy ocupado en ese momento. A los 20 minutos la vuelvo a encontrar sola, analizo la situación y descubro que, probablemente, se ha separado para ir el baño, o a pedir algo, descubro que esta sin sus amigas. Luego actúo en consecuencia. “Hola, veo que te has separado de tus amigas y tenemos poco tiempo para conocernos, así que empecemos ya, soy Yago, ¿tú eres?” Teniendo estos aspectos en cuenta todo será más sencillo y no la ponemos en una situación tan incómoda. Miedo a ser uno mismo Las fobias y los trastornos de ansiedad: graves obstáculos para la comunicación social. Las personas pueden ser más o menos introvertidas. Pero cuando la timidez erosiona la confianza en uno mismo, bloquea, paraliza y condiciona el comportamiento humano, cuando impide la comunicación con los demás, es posible que nos hallemos bajo la sombra de una fobia social. El miedo es una palabra clave en ambos casos, pues se trata del elemento que niega a la persona la posibilidad de expresar aquello que siente o piensa. Conocer a alguien nuevo, hablar por teléfono, relaciones de grupo, son todas situaciones que la persona tímida intenta por todos los medios evitar. La razón podría ser la inseguridad, el miedo a ser uno mismo, o un sentimiento de inferioridad en las posibilidades personales. Las fobias, según la OMS, afectan al 7% de la población mundial. Hoy en día, saboreando todavía el recién estrenado siglo XXI, enfermedades como la depresión, el estrés, las crisis de pánico, las fobias, o los trastornos de ansiedad están muy presentes. Se revelan como la preocupación principal de una Guillermo Cobos Zapiain
  31. 31. 31 sociedad caracterizada por estilos de vida poco saludables, donde prima la filosofía de obtener éxito a cualquier precio, en la que el individuo está constantemente desbordado, pierde el control y tiende al individualismo salvaje. Ese tipo de sociedad, sumida en las prisas y la incomunicación, ha de recurrir en ocasiones a la consulta de un especialista cuando la enfermedad ya está instaurada en el paciente. Sin embargo, desde el punto de vista de los psiquiatras la estrategia a seguir es la prevención. El poco encanto de la timidez Imagínese la situación. Está a punto de hablar ante un auditorio que rebosa, todo está preparado para su intervención y comienza a sentir que se pone rojo, la voz se le quiebra, su corazón late a una velocidad descontrolada, le sudan las manos y parece que su estómago se le pone “al revés”. En una sociedad en la que prima la filosofía de obtener éxito a cualquier precio, el estrés, la ansiedad, o las fobias, se revelan como importantes preocupaciones. El origen de la timidez, según los especialistas, se encuentra en un sentimiento o complejo de inseguridad. Es definida en la “Guía práctica de psicología” como “un estado emocional que se produce en ciertos tipos de personalidad y que se acompaña de síntomas vegetativos; rubor, taquicardia, ansiedad, sudoración…”. A veces, muy estrechamente ligados con la timidez, caminan otros dos conceptos, la introversión, la vergüenza, o el miedo al ridículo. Mientras que la primera es una manera de encerrarse en uno mismo, una particular manera de disfrutar en solitario de todo aquello que rodea a la persona; en la segunda ya interviene el aprendizaje, y principalmente hace acto de presencia cuando el individuo cree poder cometer una acción reprobable o ridícula. En la actualidad, según los estudios más recientes, cerca de un 40% de las personas se autodefinen tímidas, o afirman haber padecido timidez en algún momento de sus vidas. Así, la timidez no es precisamente una característica con encanto, y todas sus consecuencias son negativas; afectan a la estabilidad psicológica, la satisfacción personal, y las relaciones con el entorno. Guillermo Cobos Zapiain
  32. 32. 32 La ansiedad, ¿Miedo a ser uno mismo? El temor de cometer un error, a ser juzgado, el alejamiento de ciertas situaciones sociales…son cosas que pueden indicar el padecimiento de una fobia. Cuando la timidez se convierte en enfermedad: la fobia social. En el momento en que la inseguridad da paso al miedo irracional, ya no es posible hablar de timidez, entonces entra en escena la fobia. Definida simplemente como el miedo intenso y persistente hacia un objeto, persona o tipo de situación. Su consecuencia inmediata, la de cualquier tipo de fobia, es la limitación que supone para el individuo que la padece, así como una acusada disminución de su calidad de vida. Además, la fobia suele llevar de la mano una ansiedad desproporcionada con las situaciones reales, estas personas son conscientes de su miedo irracional. Por lo general, en las fobias no tienen porqué existir antecedentes familiares de enfermedad mental o de la misma fobia. Las fobias, según los especialistas, aparecen debido a la confrontación real con el objeto o a la situación concreta a la que se teme. Un reciente estudio ha mostrado que en las personas con fobias se produce un aumento del riego sanguíneo, y de la actividad metabólica en el lado derecho del cerebro. Los psiquiatras reconocen tres tipos de fobias: -Las fobias simples, dirigida hacia objetos y situaciones específicas, como por ejemplo a ciertos animales; arañas, serpientes…, a espacios cerrados o las alturas. En el caso de las fobias simples, las personas que la padecen, son capaces de evitar el objeto o la situación temida evitando, así, la ansiedad. Pueden no interferir con la vida normal del sujeto, siempre y cuando pueda evitarse el desencadenante. Por ejemplo, el miedo a volar condiciona menos la vida diaria de un taxista que de un ejecutivo. -La agorafobia, miedo a espacios públicos cerrados, como el metro o centros comerciales. Normalmente en el agorafóbico, los miedos tienen su origen en un episodio aislado, denominado por los especialistas como crisis de pánico. La persona se siente repetidamente enferma, sin que exista una causa aparente. Los síntomas suelen ser; sensación de ahogo, malestar u opresión en el pecho, mareos, palpitaciones. El enfermo de agorafobia cree perder el control absolutamente de todo, puede llegar incluso, a identificar todos estos síntomas Guillermo Cobos Zapiain
  33. 33. 33 como el presagio de una muerte inminente. El paciente empieza a evitar los lugares en los que cree que puede repetirse esta crisis de pánico, y siente ansiedad anticipatorio con solo pensar que la crisis podría volver a darse. Poco a poco va aumentando el círculo de lugares a evitar, y la vida del enfermo de agorafobia se va resintiendo. -Y las conocidas con el nombre de “fobias sociales“, como el miedo de sentirse ridículo o sentir vergüenza en público. El sentido del ridículo, la incomunicación social El temor de cometer un error, a ser juzgado por los demás, una preocupación exagerada cuando va a conocer a una nueva persona, o alejarse de determinadas situaciones sociales, son todo ese tipo de cosas que a veces, con demasiada facilidad, se tienden a asumir como parte de la personalidad del individuo. Sin embargo, todo este tipo de cosas son las que pueden estar indicando que la persona es víctima de una fobia social. Están caracterizadas principalmente por un temor continuo e incontrolable a enfrentarse a determinadas situaciones cotidianas. La persona que padece una fobia social es una persona que debido a su timidez ha aprendido a la perfección toda una serie de técnicas para huir de esas situaciones que le producen ansiedad y angustia, llegando a casos tan radicales como es el que consiste en someterse a sí mismo a un aislamiento enfermizo y cruel. Estos enfermos, sujetos con un profundo sufrimiento, llegan a saber disimular ante familiares y amigos su problema. Un problema que comienza a dar señales de vida a partir de la niñez y la preadolescencia. Casi siempre, según los especialistas, a partir de los 10 años, etapa marcada por el inicio de las relaciones sociales complejas. En cuanto al tratamiento de las fobias, especialmente de las fobias sociales, desde el punto de vista farmacológico, existen medicamentos que sólo sirven apara aliviar los síntomas de forma transitoria. También está demostrada la eficacia de la psicoterapia. En ambos casos, con la aplicación de estos dos tipos de tratamiento se pretende vencer los comportamientos de evitación fóbicos establecidos. Guillermo Cobos Zapiain
  34. 34. 34 Habitualmente se trata de atacar a la fobia desde distintos puntos, como; (1) componente educativo, (2) reto de pensamientos, (3) exposición, y (4) ensayos de conducta en sesión. ¿En qué consiste cada uno? -(1) Consiste en la presentación de las líneas generales de la terapia, así como en la explicación de los conceptos fundamentales que un enfermo de FS ha de conocer para hacer frente y vencer su enfermedad. Se suele dividir en cinco módulos, en forma de manuales de autoayuda, son considerados de uso imprescindible y esencial para las personas con algún tipo de fobia. -(2) En esta fase el terapeuta trata de enseñar al paciente cuáles son los pensamientos “erróneos”. Enseña cómo identificar, desafiar y combatirlos. Ya que en ocasiones a causa de interpretaciones erróneas, tendemos a experimentar una grave sensación de malestar. A través de esta técnica de “reto de pensamientos”, se llega a actuar como un científico, probar hasta que punto estamos acertados o equivocados en nuestra interpretación de una determinada situación. -(3) Ésta es una de las más empleadas en el tratamiento de las fobias, y también se emplea con bastante frecuencia en las FS. Consiste en la exposición gradual de las personas que padecen alguna fobia, a situaciones que temen y/o evitan. A partir de esta “provocación” se intenta que el paciente consiga vencer el miedo y la ansiedad que le produce hacer ciertas cosas. Es una desensibilización progresiva. -(4) Como una terapia de grupo, sus miembros “ensayan” aquellas situaciones que les producen miedo. En estos ensayos participan todos los miembros del grupo, lo que supone una ocasión perfecta para la implicación de todos en el problema. En estos ensayos se trata de emular la realidad al máximo posible con el objetivo claro de que la persona pueda poner en práctica lo aprendido. Guillermo Cobos Zapiain
  35. 35. 35 Cara a cara con el problema Cerca del 10% de la población padece algún tipo de fobia, siendo las más frecuentes la fobia social y la agorafobia, según apunta la doctora Mº Gracia Lasheras, psiquiatra del USP Institut Universitari Dexeus de Barcelona. En el origen de las fobias, los científicos también han llegado a señalar la relación con algunos factores biológicos. Así, por ejemplo, en uno de los más recientes estudios llevados a cabo sobre el tema, se ha demostrado que hay un aumento de riego sanguíneo y de la actividad metabólica de las neuronas en el lado derecho del cerebro en los pacientes con fobias. Guillermo Cobos Zapiain
  36. 36. 36 Otra curiosidad más en el universo de las fobias, es la también reciente demostración de que dos gemelos pueden desarrollar el mismo tipo de fobias, incluso siendo educados en ambientes separados. De una u otra manera, y partiendo de lo ya apuntado sobre el inicio de la enfermedad, de cualquier fobia, en la niñez o preadolescencia, la principal labor para vencer las fobias es la prevención. A través de la observación, se favorecerá una rápida intervención de las fobias con un tratamiento a base de terapias específicas. Dependerá del tipo de fobia y del tipo de paciente, en cada caso se aplicará un tratamiento farmacológico y una psicoterapia adecuada a ese determinado tipo de fóbico. Es, sobre todo, muy importante para conseguir superar una fobia, permanecer muy atentos a los comportamientos típicos y propios de las personas tímidas y un tanto retraídas. Es necesario analizar si éstos se tratan de meros rasgos del carácter, o si por el contrario están indicando que la persona que los muestra es víctima de una fobia que interfiere en su comunicación con los demás, llegando a “marginarla” y arrastrándola a un universo aparte, caracterizado por el aislamiento, la ansiedad y el miedo a ser ella misma. Guillermo Cobos Zapiain
  37. 37. 37 Cinco consejos infalibles contra la timidez Todos experimentamos momentos de timidez cuando estamos ante personas que nos intimidan. Aquí le doy algunas sugerencias e ideas útiles que lo ayudarán a superar la timidez y ser capaz de hablar cuando lo necesite para alcanzar sus objetivos... 1. La timidez es un problema para millones de personas de todo el mundo, y desgraciadamente, no hay ninguna poción mágica que la elimine ni método de sugestión que funcione para todos por igual. Guillermo Cobos Zapiain
  38. 38. 38 Si quiere superar la timidez y mejorar su vida social, tiene que ser flexible e intentar varias cosas que puedan servirle a usted particularmente. Las tácticas que funcionan para algunas personas no son útiles para otras. El sistema de ensayo y error y el deseo de salir adelante son las claves que dan resultado en todos los casos. 2. Las personas tímidas deben practicar sus habilidades conversacionales y nunca salir de casa sin una lista de tópicos de conversación interesantes. Un buen conversador siempre tiene preparados temas que les puedan interesar a las personas con quienes va a encontrarse en determinada situación. 3. Una idea para comenzar a conversar es preguntar a sus amigos y colegas sobre los planes y actividades que ya hayan mencionado en alguna ocasión. Los sucesos de actualidad, el tiempo y las noticias siempre son buenos temas para entablar una charla. Esté siempre preparado para cualquier encuentro social. Un poco de planificación previa reducirá enormemente su ansiedad. Seguir estos consejos sencillos lo ayudarán en su lucha por vencer la timidez. 4. Si sufre de timidez extrema, un buen consejo es explicarle el problema a todos aquellos con los que suele encontrarse. La gente suele ser muy comprensiva y lo ayudará si le explica su inconveniente simplemente diciendo que usted es tímido, sin tratar de granjearse su simpatía. Existen dos tipos de tímidos: Aquellos que lo evidencian y tienden a temblar, sudar y sentirse visiblemente incómodos en reuniones sociales, y aquellos que simplemente evitan el contacto ocular, son demasiado callados y tienden a mirar hacia el suelo todo el tiempo. La persona media puede sacar una conclusión equivocada sobre los tímidos que no evidencian tan claramente su problema (el segundo tipo mencionado). Usted puede parecer distante o arrogante para otros a menos que explique su timidez a aquellos que lo rodean. 5. Mientras se encuentre trabajando para superar la timidez, asegúrese de Guillermo Cobos Zapiain
  39. 39. 39 recompensarse por los pequeños logros en el camino. No tiene por qué ser un gran regalo o una enorme fiesta: simplemente un golpecito en la espalda o alguna pequeñez que a usted le guste cumplirán con el propósito. Otro consejo contra la timidez, habitualmente desoído, es salir de su rutina para ayudar a otros. La timidez tiende a absorber completamente a quienes la padecen, haciéndolos mirar sólo sus propios problemas. El esfuerzo para asistir a otras personas en pequeñas tareas o dificultades cotidianas hará maravillas por su autoestima y le dará confianza en la manera de interactuar con otros. Hacer que otras personas se sientan especiales es una forma excelente de disminuir su ansiedad y su dificultad de entablar conversación. Mientras pone en práctica estos consejos, no se pase del límite: no trate de cambiar todos los aspectos negativos de su personalidad a la vez. Cójalos uno a uno y practique sobre ellos los consejos que le he dado hasta que se conviertan en una conducta natural y habitual. Luego, pase al siguiente rasgo que desee cambiar. Siga abordando y dominando una habilidad a la vez hasta que haya superado su timidez y aprendido a funcionar en un entorno social. Guillermo Cobos Zapiain
  40. 40. 40 Haz algo que creas no puedes ¿Crees que no puedes? "Imposible" es una palabra tan destructiva. Cuando dices que "esto es imposible de hacer para mí", le estás poniendo una ENORME barrera a tu propio aprendizaje y desarrollo. También estás mostrando algo mucho más profundo... que crees que "dada la persona que eres, nunca podrás hacer eso". Y ¡esto es crucial! porque tu creencia no está puesta en el exterior... sino en ti. No es la acción a realizar la dificultad, sino tu propio juicio sobre quién eres. Y esto es una muy buena noticia: porque de la misma manera que antes pudiste cambiar una opinión, que tenías acerca de algo o de alguien... ahora ¡puedes cambiar la que tienes sobre ti! Hacer algo que crees imposible no significa poner en riesgo tu vida. No necesitas dar saltos mortales ni acostarte en una cama de clavos. En tu vida cotidiana seguramente tienes tu propio "salto mortal" y tú sabes bien cuál es: puede ser aprender un idioma, un instrumento, una carrera; o llamar a alguien; o hacer un viaje; o perdonar... Guillermo Cobos Zapiain
  41. 41. 41 Cualquiera sea la acción que creas "imposible de hacer", una buena manera de cuestionar esta creencia es... ¡intentarlo! No lo pienses demasiado, simplemente ve y hazlo. Cuando haces algo nuevo te sientes renovado, tu mundo se amplía... y cambia. Amistad, amor y otras cosas: Cómo encontrarlas Nunca se conocieron, nunca lo harán, pues él vivía del lado de la montaña por donde sale el sol y ella vivía en el lado por donde se oculta. Dick Manning y Larry Stock Morning side of the mountain La búsqueda del muchacho -o la muchacha- de al lado Pregunta: ¿Dónde están los hombres y las mujeres? Respuesta: Justo a la vuelta de la esquina. El primer paso para iniciar una amistad, un romance u otra cosa es encontrar Alguien que esté intetresado. Pero, ¿cómo se encuentra a esa persona? Muchos de nosotros cometemos el error de colocar todas nuestras esperanzas en una persona (frecuentemente fuera de nuestro alcance). Guillermo Cobos Zapiain
  42. 42. 42 La proximidad es un requisito previo clásico para atraerse, gustarse, amarse y no sé que más. Frecuentemente, la búsqueda de una persona por su pareja ideal termina con la chica o el muchacho de al lado o, si es desusualmente atrevido(a) con la chica o el muchacho a un, dos o tres kilómetros de su casa. Resulta interesante: pero la mayoría de las personas eligen a los quienes ven con mayor frecuencia. Las personas frecuentemente acaban saliendo, haciendo pareja y casándose con cualquier que por casualidad esté cerca. Las amistades surgen más frecuentemente entre los vecinos de al lado y menos frecuentemente entre las personas cuyas casas están separadas por otra(s) casas y así sucesivamente. Guillermo Cobos Zapiain
  43. 43. 43 Lo imposible es lo posible visto, por los ojos de un mediocre Guillermo Cobos Zapiain
  44. 44. 44 Cualquier arreglo arquitectónico que obliga a un residente a encontrarse con otro(a)s de vez en cuando tiende a aumentar su popularidad. Por ejemplo, las personas con departamentos cerca de las entradas y salidas de las escaleras tienden a conocer más gente y hacer más amigos que los demás residentes. Los residentes de los departamentos cercanos a los buzones de correo en cada edificio tienen también vida social más activa. Guillermo Cobos Zapiain
  45. 45. 45 Cualquier arreglo arquitectónico por mínimo que sea pero que ocasione que una persona quede fuera de la corriente del tráfico de gente, hace que baje su popularidad. Involuntariamente los arreglos arquitectónicos los convierten en seres aislados socialmente. Algunas recomendaciones prácticas Pregunta. ¿Cómo puedo encontrar con quién hacer amistad, a quién amar? Si usted espera hacer amigo(a) s o encontrar alguien a quien amar será mejor arreglárselas como para tener bastantes oportunidades de asociarse con una variedad de personas o parejas disponibles. Algunos hombres y mujeres se lamentan continuamente de que hay pocos hombres y mujeres disponibles. “Todos los que me encuentro son casados, homosexuales o ya tienen compromisos”. Pero cuando sus amistades los invitan a participar en actividades sociales en las que existe la probabilidad de conocer a gente disponible, ellos insisten en que “no tienen dinero”, “estoy demasiado ocupado(a)”, “tengo demasiados compromisos” o”estoy demasiado… algo” para ir. Guillermo Cobos Zapiain
  46. 46. 46 Las personas interesadas en encontrar una pareja acoplada adoptan una estrategia algo tortuosa y buscan a su pareja disimuladamente. Si están insatisfechos con las parejas que encuentran en la escuela, en el trabajo en el deportivo, en el “antro” o en la vecindad, tienen una oportunidad mejor de conocer a alguien involucrándose intensamente en una actividad que “por casualidad” les ponga en continuo contacto con amistades o “amantes” disponibles. Si realmente usted quiere encontrar alguien a quien “tener” o amar, tendrá que invertir algo de energía en ello. Hay muchas maneras de comenzar:  Primero, asegúrese de que está rodeado de gente. Invite hasta a los más recientes conocidos a tomar un café, a comer, a cenar a su casa, al cine o a algo que se le ocurra. Asuma que es usted quien tiene que hacerlo antes que el otro. No pase el tiempo buscando ideales o utopías esas personas no existen. Aquí en la tierra puros humanos, imperfectos pero eso si perfectibles. Él o ella pueden ya no ser tan “ideales” para la segunda o tercera cita. Que a la mejor ya ni se dan por ser vulgares, ordinarios e insignificantes.  Sea extremadamente amistoso con las personas en su vecindario, en la escuela, en el club, en el trabajo y en la iglesia si es que asiste a alguna. Ellas serán las que tengan más probabilidades de convertirse en compatibles conocidos, amistades, parejas potenciales, o por lo menos, de presentarle a alguien agradable. Guillermo Cobos Zapiain
  47. 47. 47  Trate de involucrarse profundamente en algo. Escoja alguna actividad que le guste de verdad. Únase a un grupo, a un club, organice una excursión, un café para conocerse entre los participantes, etc. Si usted persiste en no estar interesado en algo se enfrente a un serio problema. Una persona que no está interesada no es muy interesante. Si se siente confuso, escoja simplemente cualquier actividad. Con suerte, mientras está aprendiendo por qué odia esa actividad, tendrá la oportunidad de encontrarse con algunas personas más que interesantes.  Incluso si es usted demasiado introvertido algo aburrido, el mero contacto con otras personas puede trabajar a su favor. Es ampliamente conocido que una exposición continua a cualquier cosa genera sentimientos positivos hacia ella; en otras palabras la mera exposición crea agrado. Este proceso ocurre, en parte, porque estamos, programados para evaluar negativamente los objetos poco conocidos o poco familiares. Algo poco familiar es potencialmente peligroso. Una exposición repetida nos asegura una y otra vez que el objeto no es peligroso, así que podemos relajarnos y reaccionar positivamente. Si simplemente no hay nadie disponible en su vecindario colonia o distrito, en su trabajo, o en las actividades que a usted le gustan dos estrategias pueden serle útiles. La que seleccione dependerá de cuán tímido usted cree que no es. Ambas funcionan: Guillermo Cobos Zapiain
  48. 48. 48 Si no es usted tímido Puede embarcarse en un programa bastante atractivo si no se lo impide su timidez. Existen desde luego, los lugares típicos, como bares, aviones, autobuses, trenes restaurantes, museos, playas albercas, exhibiciones, presentaciones de libros, clases de baile, de idiomas, entre otros sitios. Hay maneras perfectamente apropiadas para hacer que la otra persona inicie una plática, es probable que la otra persona lo esté deseando vehemente pero tal vez es tímido. Lo que hay que hacer es darle algo con qué empezar una conversación. Si usted es tímido Se solicitan con “urgencia” amigos, no se requiere experiencia Guillermo Cobos Zapiain
  49. 49. 49 La timidez es un problema complejo y bastante frecuente. Así, que la primera cosa que tiene que comprender es que no está solo. De hecho, casi la mitad de las personas que ve todos los días son tímidas. Algunas sugerencias para sobreponerse a la timidez y sentirse cómodo en situaciones que pudieran inicialmente resultarle embarazosas pudieran ser. Guillermo Cobos Zapiain
  50. 50. 50 ¡Hola! Guillermo Cobos Zapiain
  51. 51. 51 Decir “hola” Durante la siguiente semana, salude a toda persona con quien se encuentre en la calle, en la oficina, en la escuela o en la tienda. Sonría y diga: “Hola, lindo día”. Como la mayor parte de la gente no está acostumbrada a que la saluden, puede encontrarse que muchas personas se sorprenderán cuando les hable. Algunas a lo mejor no le respondan, pero en la mayoría de los casos conseguirá una respuesta igualmente placentera. Guillermo Cobos Zapiain
  52. 52. 52 Conversaciones anónimas Una buena manera de practicar sus habilidades y volverse un excelente conversador es iniciando una conversación inofensiva con extraños en lugares públicos. Como en la fila de un supermercado, en las tortillas, en la fila de un teatro, en un evento político en la sala de espera del médico (ISSSTE, IMSS, SNS), en un evento deportivo (Beisbol, futbol, basquetbol). Desde pequeñitos nos enseñaron que no era bueno hablar con desconocidos, sin embargo, según vamos creciendo, nos damos cuenta de que la única forma de convertir a los desconocidos en conocidos es precisamente hablando con ellos... Sirva esta introducción para destacar las bases culturales del silencio sepulcral que rodea muchas situaciones sociales que serían potencialmente más agradables si nos dedicáramos a hablar con la gente que hay a nuestro alrededor... Recuerdo uno de los muchos viajes que hice a mi pueblo en Autobús sobre todos los demás. Yo viajaba solo, como solía ser frecuente en aquellos tiempos, a pasar las vacaciones con mis padres. Generalmente me pasaba todo el viaje sentada al lado de alguien desconocido que, muy correctamente, eso sí, me ignoraba (y yo a él) durante todo el trayecto e intentaba mirar por la ventanilla con tal de no mirar hacia donde estaba yo... El caso es que aquel viaje me tocó junto a una persona con ganas de hablar, y fue de los viajes más entretenidos que he hecho. Ni sé de qué hablamos. Era una chica más o menos de mi edad y ni me acuerdo de su cara, pero me pasé un viaje estupendo… Igualmente, desde que vivo en mi nuevo departamento, he conocido gente en el metro hablando con desconocidos, gente con la que coincido en los trayectos. Un par de ellos son vecinos que me sonaban de vista en el andén y con las que me encontré algún día al salir hacia el metro. Aparte, veía cada día a un matrimonio de mi edad que cogía el metro a la misma hora que yo... un día que hubo un retraso del metro, surgió un inicio de conversación y poco a poco nos conocimos, la verdad es que cuando nos encontramos me divierto un montón en el camino hacia el trabajo... claro, que a estas personas ya las Guillermo Cobos Zapiain
  53. 53. 53 considero conocidas... Otra modalidad de conversación en el metro es la típica persona que se te sienta al lado o cerca y te pregunta algo y de ahí nace una charla agradable e interesante. Estas personas habitualmente son gente mayor, que tiene muchas ganas de hablar y cuenta cosas muy interesantes que a mí, personalmente, me encanta escuchar... Una conversación de esas te puede alegrar el día. Recuerdo con especial cariño una vez en que una mujer mayor a quien cedí el asiento me dijo que yo era "una gran persona"... aquél no había sido mi mejor día, pero consiguió arrancarme una sonrisa... Y verás como con solo imaginarlo, “será como si sobre tachuelas o vidrios lo hicieras”. A veces las conversaciones anónimas incluso nos orientan, nos indican cómo llegar al sitio al que vamos, o nos alertan de algún peligro a nuestro alrededor, o simplemente nos hacen sonreír o nos transmiten la experiencia de otros. Además recordemos que una persona amiga conoce a otras amigas y así sucesivamente, puede surgir una gran cadena de amistades, conocidos, parejas potenciales, etc.… Guillermo Cobos Zapiain
  54. 54. 54 ¿Cómo iniciar una charla? Primero que nada, escoja a alguien que parezca accesible, una persona que la haya sonreído o este sentada sola o dando una vuelta por el salón. No escoja a alguien que esté obviamente ocupado haciendo algo. Escoja a la persona que le sea más apropiada a su situación y le haga sentir cómoda. Algunas sugerencias dignas de tomar en cuenta cuando se empieza una conversación. Hay que ser flexible en cuanto a las edades. No se apene ni se asuste y decídase a tomar la iniciativa cuando se encuentre con alguien interesante. Si la fémina inicia la plática es seguro que el hombre se lo agradezca. Piensa como si fuera del sexo opuesto. Es difícil que encuentre un chico en un círculo de costura o en la soledad de su casa. Si quiere acción vaya don de la haya, pues de otra manera se quedará “esperando a su príncipe azul” o “para vestir santos”. No se atenga a la idea estereotipada sobre el aspecto que debe tener la pareja “ideal”. No tiene porque rechazar automáticamente a las personas de mayor o menor estatura, gordos o flacos, blancos o negros, su “ideal” puede venir en estuches muy variados. Es importante que usted se especialice en algo, pero más importante es que lo haga en algo que a su prospecto interese. Ahora bien, tenga ahora un ejemplo de cómo iniciar una charla:      Preséntese. “Hola, me llamo___________”. Intercambie información sobre dónde viven, qué hacen, cuál su tiempo favorito, desde cuando lo practica, etc. Una manera sencilla de empezar una plática y ayudar a otros y a sí mismo a sentirse bien, es haciéndole un cumplido, por ejemplo, que bien le queda ese peinado, es un bonito reloj el que usted trae, se ve que usted si sabe de joyas, etc. Pida ayuda. Haga obvio que la necesita y que piensa que la otra persona se la puede proporcionar. Pienso que usted puede ayudarme sabe ¿dónde está el tocador o la anfitriona, etc.? Intente la auto apertura. Cuando hace una manifestación obviamente personal, ésta originará una respuesta positiva y simpática: No estoy seguro de qué estoy haciendo aquí. Realmente soy muy tímido”. “Me acabo de cambiar de vecindario y no conozco muy bien esta colonia”. “Es la primera vez que asisto a un evento de este tipo y me siento muy nervioso”. Hay que mantener una conversación fluida Una vez iniciada una plática puede utilizar varias técnicas para mantenerla en marcha:  Haga una pregunta que sea sobre un hecho específico: ¿Cómo le fue al Necaxa ayer? o personal: ¿Qué piensa del nuevo Papa? Guillermo Cobos Zapiain
  55. 55. 55      Relate una historia o emita una opinión personal. Haga que la otra persona hable de sí misma: ¿Dónde nació usted’, ¿A qué se dedica?, ¿Es usted egresada de la UNAM o del IPN? Exprese interés en los conocimientos de la otra persona: ¿Cómo se pone en marcha un avión?, ¿Dónde hacen ese tipo de aditamentos? Comparta sus reacciones sobre lo que está sucediendo en ese momento mientras están ustedes interactuando. Hable de sus pensamientos y sentimientos respecto a lo que la otra persona ha hecho o dicho. Y más importante aún, ¡Jamás! olvide a sus siete grandes amigos que siempre cuestionan y exigen una respuesta de su interlocutor. “Dime: dónde, cómo, cuándo, quién, qué, por qué y para qué”. Lo maravilloso no es hablar bien, lo maravilloso es escuchar bien. Hablamos para ser escuchados. “Es el escuchar, no el hablar, lo que confiere sentido a los que decimos” Escuche activamente Conviértase en un escucha activo prestando atención a lo que las personas que lo rodean están diciendo. Puede recoger bastante información e indicios de personalidad escuchando cuidadosamente conversaciones o discusiones. Guillermo Cobos Zapiain
  56. 56. 56 No quiero ser rechazado. ¿Por qué arriesgarme? Si, billete mata moneda, verbo y carita. ¿Cuál es el factor más importante para saber si una persona es popular? Aunque las ventajas sociales como la belleza física, la personalidad y el dinero son importantes, no lo son tanto en realidad. Lo que ciertamente parece básico es el grado de relajamiento con qué una persona enfrente sus relaciones sociales. Las personas a las que socialmente les va mejor son aquellas que se sienten complacidas si les agradan a los demás, pero que no se preocupan particularmente si no lo logran. Las personas a las que les va mal son aquellas muy reactivas y sensibles al rechazo. Tales personas de manera constante, continuada y compulsivamente evalúan el grado de interés de los demás. Y, si por casualidad son rechazadas son extremistas y lo toman extremadamente mal. En las relaciones sociales, la susceptibilidad en exceso es una desventaja. La mayor parte de nosotros gastamos enormes cantidades de tiempo y energía tratando de convertirnos en personas totalmente deseables: alguien que a todos guste y a quien Guillermo Cobos Zapiain
  57. 57. 57 nadie desdeñe. Probablemente nos iría mejor si nos relajáramos simplemente y nos aceptáramos tal y como somos. Esto suena más fácil de lo que es, pero vale la pena intentarlo. Usted es una persona que posee algunas cualidades muy especiales y admitámoslo, algunas fallas. Nuestra esencia básica siempre brillará a pesar de nuestros torturados esfuerzos por cambiar de una u otra manera. Así que tranquilícese. Usted es una persona muy especial justamente por ser como es. De manera que use su energía para conocer el mayor número de personas posible. No se preocupe por las que no están interesadas en usted. Ellas no cuentan y probablemente tampoco ellas le gustarían a usted. Busque personas que disfruten el estar con usted. “No suspires por alguien que puede vivir sin ti. Si puede pasar dos o tres semanas sin llamar o verte, no está tomándolo con calma simplemente so está muy interesado. Puedes seguir esperando, velo, pero mantén tus ojos abiertos a alguien tal vez no tan perfecto pero que te encuentre irresistible”. “El miedo es una muralla que separa lo que eres de lo que podrías llegar a ser” La idea final es que asimiles esta información, te sea útil y que no te pase lo que al prístino ratón de la fábula de Samaniego. Para que la tengas presente en seguida te cuento una versión. “Compadecido cierto mago de un ratón que en su casa anidaba en perpetuo temor del gato, en gato lo convirtió. Entonces tuvo miedo del perro, y en perro lo volvió pero acometido por el temor al tigre, en tigre lo tornó, sin que aquí su miedo acabara pues siempre temeroso del cazador estaba, hasta, que por fin el mago lo transmutó a su prístino ser diciéndole.”Puesto que tienes nervios de ratón, no es posible protegerte dándote cuerpo del más noble animal” Si tú sabes lo que vales, ve y consigue lo que quieres Guillermo Cobos Zapiain
  58. 58. 58 Analiza tus fuerzas de ratón y el gato saldrá huyendo Guillermo Cobos Zapiain
  59. 59. 59 Guillermo Cobos Zapiain
  60. 60. 60 Guillermo Cobos Zapiain

×