Los buenos tiempos están de vuelta

1,899 views

Published on

Poner de manifiesto que los seres humanos aunque viejos siguen vivitos y coliando.

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Los buenos tiempos están de vuelta

  1. 1. 1 “Los buenos tiempos están de vuelta” Además de Viagra se han puesto a la venta fármacos similares que son otras pastillas para mantener la erección. Como Viagra ha aparecido Cialis que es tadalafilo y pertenece a los inhibidores de la fosfodiesterasa, PDE5. Ya se puede encontrar en 40 países. Es una pastilla de color amarillo que ayuda a que los vasos sanguíneos del pene se relajen y permite así, que fluya la sangre al pene y se produzca la erección. El efecto se nota media hora después de haberla tomado y podría durar 36 horas. Con Cialis se puede tomar algo de alcohol y cualquier comida. Son pastillas de 10 y 20 mg. Tiene leves efectos secundarios que son transitorios como la indigestión o las jaquecas, también mareos o dolores de espalda. Es incompatible como Viagra con medicamentos con nitratos, y con enfermedades de corazón o de hígado. Como su efecto es duradero ha tenido gran acogida en el mercado, y es que muchos hombres no se acuerdan de que están medicados y su autoestima crece.
  2. 2. 2 Beneficios del Viagra, Cialis y Levitra Otra pastilla que apareció en el mercado es Levitra, vardenafilo. Es de color naranja, redonda, y actúa más rápido que las otras, pero hay que recordar que estos fármacos no producen una erección ellos solos, necesitan una estimulación previa. Los estudios sobre Levitra nos dicen que el efecto se produce 20 minutos después de haberla tomado y a veces en 10 minutos. Eso sí hombres que toman medicamentos similares, y tienen que esperar a que hagan efecto pueden desarrollar ansiedad durante la espera. También como Cialis se puede tomar alcohol de una forma moderada, pueden no hacer dieta pero tienen que saber que si comen muchas grasas, el efecto se retrasará. Se recomienda como mucho tomar una pastilla al día y bajo prescripción médica. Se vende en dosis de 2,5 - 5 y 10 mg. Los efectos secundarios de Levitra, son dolores de cabeza, sofocos y en casos aislados, según el fabricante, priapismo, es decir una erección permanente y no deseada, o alteraciones de la visión. Son incompatibles como las anteriores con medicamentos con nitratos y con enfermedades del corazón o del hígado. En un estudio en el que participaron 805 varones se demostró que el 70% de los que tomaron Levitra, durante 12 semanas tuvieron una erección al primer intento frente al 46% que consumieron un placebo.
  3. 3. 3 Recomendaciones. Si tienes disfunción eréctil o crees que puedes tenerla * Haz vida sana que será tu mejor aliado. Cuídate y haz ejercicio, evita el alcohol y el tabaco. Procura equilibrar el trabajo y el tiempo libre para alejar el estrés. Intenta mantener una relación con tu pareja donde haya tiempo para la intimidad sexual. Además hablar con ella facilitará las relaciones porque la primera causa de disfunción sexual es la falta de información y de comunicación en la pareja por eso se recomienda hacer Terapia Sexual * No tengas miedo a consultar a un sexólogo, esto es algo natural cuando se tienen problemas y no eres la única persona que pasa por la consulta de un experto. Procura no tomar tranquilizantes, pastillas para dormir... sustitúyelos por productos naturales o plantas, y si no puedes, tómalos lo menos posible. *También es importante que tu cuerpo y tu mente te acompañen por eso trabájalo con el sexólogo. No te obsesiones con tu problema porque empezarás a vivir con ansiedad. Sé positivo y no te desanimes e intenta utilizar el coito aun cuando el pene no esté completamente erecto, porque el coito es un poderoso estimulante sexual.
  4. 4. 4 Mitos sobre el sexo en la 3ra edad: el deseo no desaparece El peor estado de salud, enfermedades crónicas, tomar más de dos medicamentos, no tener pareja... son algunos factores que provocan inactividad sexual. Sin embargo, 62,3% de los hombres y el 37,4% de las mujeres mayores de 65 años se declaran sexualmente activos. Los expertos señalan que el tipo de relaciones sexuales entre personas mayores cambian, sin que tenga que desaparecer. Inciden en que se necesita "una mayor educación sanitaria" para abordar a tiempo disfunciones eréctiles en ellos y dispareunias en ellas. ECO ® Actividad social ¿Qué es esto? 66%15 Me gusta No me gusta 0 email Compartir EFE. 17.02.2013 - 09:07h El 62,3% de los hombres y el 37,4% de las mujeres mayores de 65 años se declaran sexualmente activos, según ha señalado esta semana la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). A raíz de estos datos, la SEGG subraya que es "un gran mito" afirmar que las personas mayores no tienen deseo sexual. "No podemos mantener que las personas mayores no tengan interés por la actividad sexual ni que sean sexualmente inactivos, sino que debemos considerar este aspecto personal de una forma totalmente individual", subrayaba esta semana el geriatra Carlos Verdejo. En un comunicado, la SEGG señala que los factores que más influyen en la inactividad sexual son tener peor estado de salud, padecer más de dos enfermedades crónicas, tomar más de dos medicamentos, no tener pareja o que la salud de la pareja sea mala. Verdejo explicaba cómo, al hacerse mayor, el
  5. 5. 5 organismo cambia y por lo tanto cambian también las relaciones sexuales, "sin que obligatoriamente se pierdan". "Lo esperado es que con el envejecimiento se modifique el patrón sexual de los mayores, manteniendo otra serie de prácticas más comunes ( felatio, cunnilingus, masturbación, tocamientos), frente al patrón convencional del coito (penetración)", indica. Este especialista recuerda que con una valoración geriátrica se pueden detectar los principales problemas médicos y funcionales, como la disfunción eréctil en el varón, la dispareunia en la mujer y la falta de deseo sexual en ambos sexos, abordar los aspectos de la sexualidad y buscar las soluciones más adecuadas. "Con una mayor educación sanitaria y una atención médica especializada se podría mejorar la sexualidad de aquellos mayores que lo desearan", asegura. Sexualidad después de los 60 La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales. Es una parte importante y siempre posible entre el hombre y la mujer, que en la vejez debe continuar siendo una fuente de placer. El proceso de envejecimiento es, sin duda alguna, una etapa por la cual todos los seres humanos tendremos que pasar, sin embargo, también es cierto que no todas las personas la transitarán con satisfacción. En el abordaje de la sexualidad en la tercera edad persisten falsas creencias que tienden a rechazar, burlarse o, en el mejor de los casos, ignorar la existencia de actividad sexual en las personas mayores de 65 años. Para Herman Bandez, orientador en conducta, estas falsas creencias o errores de conceptos sobre la sexualidad en la tercera edad se deben en primer lugar, a razones de tipo sociocultural, que establece una incorrecta asociación entre sexualidad y reproducción y, por tanto, el adulto mayor no tiene por qué practicarla. En segundo lugar, la existencia del prejuicio “viejo”, término con el que se denomina al adulto mayor y que se equipara a “estar enfermo”, es tan fuerte que se aloja en los destinatarios del mismo como ideas fuertemente arraigadas, que luego determina su comportamiento erróneo.
  6. 6. 6 Paralelo a este contexto están los cambios fisiológicos que se inician lentamente entre los 30 y 40 años, para progresivamente ir haciéndose más evidente a medida que se avanza en edad. A partir de los 60 años las manifestaciones suelen ser bastante claras. Señalo Bandez, que tanto el hombre como la mujer se encuentran con estos cambios fisiológicos que afectan su respuesta sexual. Se puede observar: retraso en la excitación, con mayor necesidad de estimulación genital. Disminución de la rigidez peneana y de la lubricación vaginal. Pérdida de la sensación de la inevitabilidad eyaculatoria. El periodo refractario se alarga, es decir, el tiempo entre una eyaculación y la siguiente erección se prolonga. También los factores médicos como fármacos que pueden causar disfunción eréctil o disminución de la libido. Al igual que enfermedades como diabetes mellitas o hipertensión arterial. Disminución en la movilidad por artritis o secuela de enfermedad cerebrovascular. Incontinencia. Depresión, que puede llevar a pérdida de interés en el sexo. Y por último factores psicosociales: no tener pareja, pérdida de privacidad, condición social, desempleo, jubilación y viudez. Mantener vigente la sexualidad a lo largo de toda la vida es posible y sano, e implica afecto, compañía, contacto físico, buenas relaciones con los demás, alegría de vivir y autoafirmación. Querer y ser querido, y sentirse seguro de este sistema de relaciones afectivas, es lo más importante. El sexo después de los 60 años de edad puede ser tan placentero como a los 20 años; sin embargo, los mitos sobre las parejas de la tercera edad suelen empañar el ejercicio sano de la función sexual. Mitos más comunes: > Los ancianos no tienen deseo sexual > La menopausia disminuye el deseo sexual > Los adultos mayores no tienen la capacidad de hacer el amor > Los viejos son muy frágiles y propensos a lastimarse si intentan el coito > Los ancianos son poco atractivos e indeseables > Los viejos que se involucran en actividades sexuales son perversos > Es de muy mal gusto que las personas mayores expresen en público manifestaciones de afecto y deseo Pregunta en la intimidad> Me llamo Andrea, tengo 68 años y mi pareja 72. Tenemos unos cuantos años juntos y siento que el deseo sexual se perdió, ¿qué podemos hacer para revivirlo?
  7. 7. 7 R. El deseo sexual no desaparece, pero es necesario aceptar los cambios físicos y adaptarse a ellos para vivir una sexualidad plena. Hombres y mujeres sufren cambios fisiológicos que condicionan la respuesta sexual, pero el deseo sexual se puede ver afectado por cambios hormonales. Todos estos cambios tienen alternativas para seguir disfrutando plenamente del sexo. Les recomiendo consultar a un sexólogo. Si tienes alguna inquietud sobre el tema, envía un e-mail a: vocesenlaintimidad@hotmail.com y te daremos respuesta a través de consultas a especialistas en el área. Las fuentes consultadas para la realización de esta página son sexólogos, sicólogos, orientadores en conducta y sexología con la finalidad de guiar a los lectores interesados en ampliar y mejorar sus conocimientos sobre sexualidad. Es indudable que a pesar que el tiempo ha pasado la sexualidad, o mejor dicho la genitalidad en los ancianos sigue estando protegida por el manto de la represión inconsciente de “meterse en la sexualidad de nuestros padres”. Aparentemente cuando lo hacemos, lo hacemos para “castrar” a nuestros predecesores poniendo el grito en el cielo si, superando su condición de viudos, se consiguen una pareja y además de darle de comer a las palomas, deciden meterse juntos en una cama… En realidad, si podemos hacer estos es que le estamos “ devolviendo la gentileza” ya que, desde nuestra condición de “ neuróticos en estado constante de reforma” la castración simbólica que nos permitió llegar a éste estado de “ gracia” es la que nos permite devolver el gesto en lugar de ( ejemplo) hacer un episodio delirante. En otras palabras, las nuevas generaciones deben castrar a las de sus padres a los efectos de apoderarse y resignificar al falo, y desde ése lugar de poder imponer los nuevos significados a nivel social para, (intentar) borrar todo significado anterior e imponer el propio.
  8. 8. 8 La idealización es el medio más común de llevar adelante el proceso. Poner al tótem sobre un pedestal (cuanto más alto mejor) es una forma de alejarlo de nosotros y poner una distancia – simbólica- que nos proteja de su castradora furia. Entonces, o se es la “viejita que es una santa” (la madre de los tangos, por ejemplo) y si no se ocupa ese lugar, solo hay espacio en la estantería de “vieja verde” o “vieja puta” (lo mismo pasa con el hombre).
  9. 9. 9 Como nadie quiere ocupar el lugar de hijo de una vieja verde, castramos a nuestros padres a nivel sexual. Que “poca madre” de hijos de la chingada. SEXO EN LA 'TERCERA EDAD' El abuelo caminaba por las calles de la ciudad, y pasa cerca de una casa de citas. Una bonita y exuberante prostituta le grita: - "¡Eh, Abuelo!, ¿por qué no probamos?" Dice el abuelo: - "No, hija, ¡ya no puedo!" Dice la prostituta: - "¡Anímate,
  10. 10. 10 Abuelo! ¡¡¡Vamos a probar!!!" El abuelo entra y funciona como un joven de 25 años; Se echó 3 palos sin zacate. - "¡¡¡Puuufff!!!", dice la prostituta, - "Y me decías... ¡¡¡que ya no podías!!!" Dice el abuelo: - "Aaah, tener sexo sí puedo, lo que ya no puedo es... ¡pagar! ¡¡¡No hay jubilación que alcance!!!" ¿Por qué será? Me resulta... ¡Tan familiar!
  11. 11. 11

×