2 fórmulas del éxito en 1

364 views

Published on

Breve descripción diagramática del éxito,

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
364
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

2 fórmulas del éxito en 1

  1. 1. 1 2 fórmulas del éxito en 1 (Richard Vaughan y Malcolm Gladwell) No soy partidario de las recetas mágicas ni las fórmulas absolutas, pero sí creo que cuando se trata de resumir de la forma más sintética posible las claves del éxito y la felicidad, hacer referencia a forjar el carácter o mejorar en ciertas actitudes o virtudes humanas es un acercamiento más exacto que hacer referencia a factores externos o habilidades de fuera. Y la ventaja de este tipo de fórmulas es su carácter mnemotécnico, que facilita el recuerdo, y su simplicidad, que ayuda a prestar atención a los aspectos clave sin distracciones. Lo importante es no tomarlas al pie de la letra ni de forma absoluta, sino utilizarlas como inspiración o incluso como un recordatorio de ciertos ingredientes clave que uno quiera potenciar – si es que quiere, por supuesto-. Por eso hoy como herramienta te quiero proponer la conjugación de dos fórmulas:  La fórmula que ha diseñado el empresario Richard Vaughan. La fórmula viene a decir que C + H + T3 = EF, es decir, que el éxito y la felicidad se alcanzan cuando se suman confianza, humildad y trabajo al cubo. La confianza y la auto-confianza hacen
  2. 2. 2 que uno se arriesgue, se arroje y pueda emprender. La humildad permite seguir aprendiendo y escuchando aunque uno triunfe. La suma de los dos posibilita trabajar en equipo y emprender con éxito de forma duradera. Cuando se mantiene humilde, es más fácil seguir trabajando, pues si se deja de trabajar, los resultados de ahora dejan de ser los resultados para el futuro. Hace falta persistir todo el tiempo, trabajar cada día, para crear o mantener hábitos. Si le tuviera que poner un toque de sal a la fórmula de Vaughan, añadiría la M de motivación (o voluntad), pero probablemente ya esté muy condensada e incluida en la confianza y el trabajo combinados. El que no hace lo que le apasiona, difícilmente trabaja de forma persistente porque se cansa, se aburre y se quema.  Otra fórmula que me parece complementaria es la teoría de las 10,000 horas de Gladwell, quien escribió “Los fuera de serie, la historia del éxito“, un libro en el que explica muchos casos de éxito a través de la Historia y desarrolla la siguiente fórmula: dice que se necesitan diez mil horas para convertirse en experto en algo. Dividido, quedaría así:  10 horas por semana durante 20 años  20 horas por semana durante 10 años  40 horas por semana durante 5 años
  3. 3. 3 “Tú puedes subirte a una cinta de un gimnasio y tener más talento que yo. Pero yo no me voy a bajar jamás de esa cinta. Moriré en la cinta o quizás antes de que eso ocurra tú ya te habrás bajado” dice Will Smith. El camino del que vence El peor enemigo que uno puede tener: el miedo. Tus temores son una cárcel que limita el alcance de tus actos. Entre menos temas más poder tendrás y vivirás más plenamente.
  4. 4. 4 Existen 2 formas de enfrentar el miedo: 1) pasiva- cuando queremos evitar una situación que nos bloque y provoca ansiedad y 2) activa- cuando a pesar del miedo, confrontamos con valor la situación y nos damos cuenta que lo que temíamos no era tan grave. Mientras mejor comprendas la realidad, más podrás alterarla conforme a tus propósitos. Busca la manera de reinventarte con cierta periodicidad, para que no te pillen. Cuando uno quiere algo en la vida no puede ser amable y sumiso, se debe ser ágil y enérgico. Si tienes ambiciones y metas sabes que para cumplirlas debes actuar, hacer ruido y “trepar”. Si te haces fama de estricto y eficiente, quizás ofendas a los demás pero sentarás una base de respeto. Es regla general que la gente desprecie a quienes la traten bien y admire a quienes no hacen distinciones. Juzga a la gente por sus actos no por sus palabras. La conducta ostentosa y exagerada, y demasiado cordial es una señal de envidia. Y hablando de envidiosos…
  5. 5. 5
  6. 6. 6 El éxito produce distancia, en la cima siempre te encontrarás solo. Los perdedores quieren las cosas fáciles y rápidas; dinero, éxito y atención.
  7. 7. 7 Si quieres tener una meta en la vida. Tendrás que aprender un oficio; educarte y desarrollar habilidades apropiadas. Todas las actividades humanas implican un cómo –un procedimiento- para su dominio. Con objeto de llegar a niveles cada vez más elevados de la habilidad debes aprender los pasos y secuencias implicadas. Esto requiere disciplina y tenacidad; es decir, capacidad para resistir una actividad repetitiva, la lentitud, la inquietud, la ansiedad y el aburrimiento que esto produce. Una vez que emprendas un camino hacia una metas, sucederán 2 cosas: 1° tener una meta sacará a tu cabeza del presente y te ayudará a soportar el trabajo arduo y monótono, y 2° a medida que avances y mejores en tu labor u oficio, este te será cada vez más grato. Verás tus avances, notarás relaciones y posibilidades que no habías advertido, desarrollarás así una habilidad de por vida, el tipo de disciplina psicofísica que será la base de tu poder. Para que esto de resultado, tienes que elegir una carrera u oficio que te entusiasme. Disfrutarás del hecho de dominar el qué y el cómo, y de la inmersión mental que esto requiere. El verdadero éxito y poder solo pueden resultar del dominio del procedimiento, del como, lo que a su vez depende de una base de disciplina que hemos de fortalecer de manera constante y continuada. Los exitosos muestran inevitablemente en su vida más tolerancia a las labores repetitivas y aburridas que los demás. Esto les permite sobre salir en su campo y dominar su oficio, carrera, labor o como le quieras llamar.
  8. 8. 8 Todos los problemas del ser humano derivan del aburrimiento, ya que no sabe quedarse quieto y solo en una habitación. Un ejemplo de un fracaso, muy frecuente, por aburrimiento es aprender un idioma ya que implica un proceso imposible de evitar. No
  9. 9. 9 hay atajos. El idioma parece aburrido mientras tenemos que aprender sus reglas y practicarlo en un nivel básico, muy simple, es decir nos sentimos frustrados. Otros lo hablan bien o muy bien e imaginamos que se siente, pero estamos atorados en el modo de práctica y repetición aburrida. Nos frustramos y abandonamos es proceso o bien seguimos adelante, incluyendo el poder que nos aguarda en el futuro mediato. Nuestra capacidad aumenta poco a poco, y la frustración se difumina. Ya no tenemos que pensar mucho nuestra fluidez nos sorprende. Una vez que llegamos a cierto nivel de fluidez, vemos que existen niveles y desafíos más altos. Si somos pacientes y disciplinados. Ya que en un nivel superior nos esperan nuevos placeres y discernimientos de los que al principio ni siquiera sospechábamos y podemos llevar esto tan lejos como queramos. En toda actividad humana hay siempre un a nivel más alto al que es posible aspirar. El secreto, la verdadera fórmula del éxito y el poder de este mundo está en aceptar la inquietante realidad de que el aprendizaje requiere de un procedimiento, que demanda paciencia y capacidad para soportar la monotonía, el tedio y el aburrimiento. La clave del éxito y el poder es el nivel de tu deseo. Asimila en forma profunda esta idea e imprímela en tu mente en tu mente no hay atajos. Desconfía de todo lo que sea fácil, rápido y sin esfuerzo. Ten presente que estas claves, fórmulas o productos están “hechas a la medida de los pendejos que las compran”.
  10. 10. 10 Para alcanzar tu meta: aguantarás las fases iniciales de trabajo insípido y repetitivo porque tienes un objetivo que alcanzar. Al final, lo que cierto es que te dominarás a ti mismo: tu impaciencia, tu miedo al hastío y el tiempo ocioso, y tu necesidad de diversión llegarán. A lo largo del proceso toma en cuenta que al principio tienes que dominar algo simple. Esto se hace abordando primero algo sencillo y básico, que nos de una probada del poder que podemos alcanzar. Cuando tomas tiempo para dominar algo sencillo y básico. Desarrollas ciertas habilidades que pueden aplicarse a todo. Ves al instante la recompensa de la paciencia, la práctica y la disciplina. Para vencer cualquier obstáculo o tienes que ser persistente. Si dependes de externos (ajenos) para sentir que vales tu “ego” siempre será débil y frágil. Te vencerás tus miedos y siempre te impedirán actuar. Reinvéntate una y otra vez. Los poderosos aprenden en etapas tempranas de su vida que son libres de moldear su imagen a voluntad, ajustándola a las necesidades y ánimo del momento. Sigue este camino y disfruta del enorme placer de reinventarte como autor de tu propio drama. “Cuando le pierdes el miedo al miedo, ya nada ni nadie puede detenerte; te le impones a los demás ”
  11. 11. 11 .
  12. 12. 12
  13. 13. 13
  14. 14. 14 El camino del éxito
  15. 15. 15

×