Manual emprendimiento mype

1,384 views

Published on

Estudio respecto formas de impulso al emprendimiento chileno, centrado en los segmentos micro y pequeña empresa.

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
1,384
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
46
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Manual emprendimiento mype

  1. 1. Desplazando la frontera del financiamiento MANUAL PARA EL DESARROLLO DEL SEGMENTO EMPRENDEDOR EN LA MICRO Y PEQUEÑA EMPRESA EN CHILE Garantiza tu Financiamiento
  2. 2. CAPÍTULO 1 INTRODUCCIÓN DEL ESTUDIO El presente trabajo tiene por objetivo reflejar la experiencia del programa Acelera-t en contribución a enriquecer el sistema evaluativo utilizado por sistema financiero nacional con el segmento MiPEs, con énfasis en la realidad de emprendimientos nuevos o en expansión, denominados “sin historia” o que exceden largamente su nivel de ventas con su proyecto de escalamiento, que actualmente son poco acogidos por las instituciones financieras, estableciendo una guía práctica sobre variables e indicadores. Los métodos escogidos para construir este trabajo, tienen relación con revisiones de investigaciones sobre el segmento objetivo, tanto por entidades estatales nacionales e internacionales (por ejemplo algunos Ministerios, CORFO, OIT, entre otras) como por entidades de corte privado (GEM, Barometer, entre otras), que permitirá describir en detalle tanto el mundo del emprendedor como el mundo de la micro y pequeña empresa en Chile. En ese sentido se citarán diversos estudios y publicaciones que se refieren al segmento y los resultados de experiencias nacionales e internacionales respecto ecosistemas de emprendimiento. Como complemento, se han entrevistado a determinados personajes relacionados con el mundo del emprendimiento, las micro y pequeñas empresas, como líderes de Bancas especializadas, Gerentes de segmentos, líderes de programas de incentivo de emprendedores y académicos especialistas, lo que permitirá a incorporar observaciones desde la practicidad y lo empírico, al análisis y las propuestas Habrá una revisión en detalle del programa Acelera-T de la Facultad de Innovación y Emprendimiento de la Universidad Central, tanto en sus hipótesis de creación como en sus actuales resultados. El informe está construido en dos partes, donde la 1era parte considera un capítulo centrado en la descripción del segmento micro y pequeña empresa, tanto en sus características comerciales, como en sus características personales y siguiendo con similares descripciones para los emprendedores. Luego, un capítulo consagrado a la experiencia del emprendimiento: un análisis de la oferta, evaluando el ecosistema nacional que recibe y cobija al segmento e incluyendo 1
  3. 3. algunas comparaciones con otros ecosistemas exitosos en el mundo, la demanda del segmento, que expone ambiciones, aspiraciones y competencias del emprendedor y finalmente la experiencia del programa Acelera-T. El informe finaliza con una 2da parte, con un capítulo dedicado a los resultados del programa Acelera-T y un capítulo de finalización que incluye una propuesta de mejoramiento, las condiciones en donde se ha probado y cuales condiciones son las necesarias para aplicarla. El público objetivo receptor de este trabajo se encuentra principalmente dentro de las industrias que tienen alguna relación con el segmento estudiado, es decir: • Profesionales de Instituciones del ámbito del financiamiento, como Bancos, Sociedades de Garantía Recíproca, Factoring, Leasing, Empresas de retail, Cooperativas, Organizaciones de apoyo a emprendedores (ejecutivos comerciales, jefes de área, gerentes y subgerentes, entre otros) • Profesionales de Instituciones relacionadas con el fomento a la innovación y el emprendimiento, como lo son Organismos estatales como Corfo, Sercotec, Fosis, Municipalidades, entre otros y organismos privados, como incubadoras de negocios, fondos de inversión de riesgo, redes de inversionistas ángeles, entre otros. 2 • Profesionales de Instituciones del mundo de la investigación de los fenómenos del emprendimiento, como Universidades, Centros de investigación, entre otros. Además, como parte del objetivo de formar profesionales relacionados con el segmento y que incorporen desde su etapa universitaria una mayor sensibilidad, este trabajo también tiene por finalidad ser recepcionado por alumnos de Diplomados sobre temáticas de emprendimiento dictados por la FACEA-UCEN. Finalmente, se agradece la participación del Comité Directivo del programa Acelera-T en la construcción y validación de este manual, encarnados en destacados académicos como Alejandro Alarcón, Alessandro Bozzo, Orlando Jimenez, Nélida San Martín, Claudio Barahona y Mauricio Rojas, de igual modo del propio equipo del programa Acelera-T, que colaboró en la entrega de antecedentes y evaluaciones de emprendedores, representados por Camila Garrido y Jorge Cabezas, y de finalmente Claudio Villar, investigador asociado al programa, quien lideró la búsqueda de información, análisis y confección del manual y la propuesta del nuevo modelo.
  4. 4. AGRADECIMIENTOS En la confección de este trabajo, han colaborado numerosas Instituciones y personas, de forma desinteresada, entendiendo la importancia del segmento emprendedor, su efecto en el país y especialmente en la calidad de vida de los millones de micros y pequeñas empresas de nuestro país. entregaron su visión, sus experiencias y sus ideas respecto la mejor forma de solucionar el acceso para los emprendedores. En esta apartado, se destacan los aportes de Ramón Rey (BancoEstado) y Cristóbal Undurraga (Corfo), quienes a través de entrevistas transmitieron su pensamiento. En primer lugar, a la Universidad Central de Chile, personificada en el Decano Don Roberto Castro, por dar cobijo y apoyo permanente a la realización del proyecto Acelera-T, gestionando el financiamiento del programa, dando facilidades en el uso de las instalaciones de la Facultad de Economía y Negocios, incorporando al diplomado “El Emprendimiento como opción de futuro” en su parrilla de cursos, en suma permitiendo el aprendizaje a través de la ejecución del Programa. Finalmente, se destaca el aporte del propio equipo del Programa Acelera-T, en particular Camila Garrido y Jorge Cabezas, quienes con su trabajo, datos y aportes, permitieron evaluar en detalle el Programa, recogiendo detalles que de otro modo no habrían sido posible incorporarlo al debate y diseño de la solución propuesta. De mismo modo, se agradece al Equipo Directivo del Programa, liderado por el Director del proyecto Orlando Jimenez, como a los demás integrantes, como Alessandro Bozzo, Mauricio Rojas, Alejandro Alarcón y Claudio Barahona, por su participación directamente en el proceso de coaching con emprendedores, como en la entrega de ideas y sugerencias de solución en la problemática del financiamiento. Se reconoce el aporte de expertos en la temática de emprendimiento y financiamiento, que 3
  5. 5. EQUIPO INVESTIGADOR Y DESARROLLADOR DEL TRABAJO Investigadores y desarrolladores del estudio Nélida San Martín y Claudio Villar Colaboradores Alejandro Alarcón Alessandro Bozzo Cristóbal Undurraga Ramón Rey Orlando Jiménez Humberto Salinas Asistentes Camila Garrido Ricardo Pinilla Jorge Cabezas Cristian Gonzalez 4
  6. 6. CAPÍTULO 2 EL EMPRENDIMIENTO Y LAS NEGOCIOS PIMES COMO MOTOR Y ALMA DE UN NACIÓN En nuestro país, el segmento MiPE y los emprendedores en general tienen un fuerte impacto global en nuestro país, en categorías tan importantes como empleo, calidad de vida o la equidad. La cantidad de personas que están involucradas directamente en la actividad comercial de estos segmentos o están relacionadas, siendo familia o parte de las personas que reciben sustento de la actividad comercial, representa a más de la mitad de la población del país. Uno de los aspectos centrales de la actividad económica del segmento emprendedor es el impacto en el empleo, tanto el propio, como el que es creado una vez que el emprendimiento ha dado algún tipo de resultado, donde resulta relevante poner atención a las condiciones precarias, con escasa seguridad y baja previsión que están presentes en la mayoría de estos negocios. Respecto equidad e ingresos, las ganancias del segmento dependerán de su nivel de actividad. Según expertos en el segmento microempresa, las ganancias pueden rondar entre el 5% y el 15% del nivel de ventas1 , es decir, hasta aprox. $600M mensuales en los mejores casos, mientras que la pequeña empresa pueden aproximarse entre el 2% y el 7%, es decir hasta unos $3.2MM mensuales. Los niveles de crecimiento experimentados desde hace 20 años indican que la creación de riqueza ha traído también una disminución de los niveles de desempleo medidos, aunque este ha experimentado alzas sustanciales cuando el PIB real ha sido negativo (situación año 1999), como es posible ver en el cuadro 2.1. El nivel de emprendimiento y la cantidad de personas que han estado dentro de actividades posibles de ser catalogadas como micro o pequeñas empresarias, también ha variado según estos ciclos de trabajo, como se ve en la sección correspondiente a este segmento. Actualmente, los niveles de desempleo están alrededor del 6,2%, para el trimestre Abril-Junio del año 2013, siendo de las menores tasas de desempleo de los últimos años, mientras que el PIB real para el año 2012 se ubicó en 5.2%. (1) Los niveles de venta de una microempresa llegan hasta las 2.400UF anuales (unos $55MM anuales, es decir, unos $4.6MM mensuales en promedio), mientras que las pequeñas empresas llegan desde las 2.400UF hasta las 24.000UF (unos $46MM mensuales). 5
  7. 7. 6
  8. 8. 1) Emprendimiento personal La relación entre emprendimiento y generación de riqueza a través del PIB puede ser observada en el cuadro 2.2, donde se correlaciona el nivel de ingreso per cápita con el porcentaje de población que está desarrollando una actividad emprendedora en etapa temprana. Hasta un punto de inflexión entre los USD17M – 20M, mayor ingreso implica menor cantidad de población (en porcentaje) que se encuentra emprendiendo. De acuerdo al libro “Emprendimiento e innovación en Chile”, de Patricio Duran, los emprendimientos puede ser catalogados de acuerdo a dos naturalezas: los activados por la oportunidad y la necesidad. Esta última, es considerada una medida de pobreza, dado que la actividad Esto puede ser explicado porque las condiciones económicas del país que están mejorando a medida que el ingreso por persona se incrementa, definiendo implícitamente que hay más y mejores empleos, mayor estabilidad en ellos. Sin embargo, se experimenta un leve aumento a medida que se sobrepasa ese punto de inflexión, creciendo nuevamente el porcentaje de emprendedores dentro de la población total. emprendedora tiene relación con la precariedad de los ingresos y la subsistencia es el fin en sí misma de la actividad. A medida que el ingreso se incrementa, el emprendimiento de necesidad disminuye. 7
  9. 9. Para el año 2005, nuestro país, mostrado en el cuadro 2.2, se encuentra aún en la parte correspondiente al descenso de la curva, con un ingre- Para el año 2011, la posición de Chile (CL en el cuadro 2.3) ha crecido en cuanto el porcentaje de la población en actividad emprendedora y también el ingreso per cápita, tal como lo muestra el cuadro 2.3. La estimación de ingreso per cápita para el año 2013, situada en torno a los USD 19.0002 , nos llevaría a estar dentro del punto de inflexión en que crecen los emprendimiento orientados a aprovechar las oportunidades, manteniendo la disminución de los emprendimientos generados por la necesidad. 8 so per cápita lejano aún de los países más desarrollados y con altos índices de emprendimiento con características de necesidad. Un examen más en detalle de la relación entre las distintas naturalezas del emprendimiento, está dada en el cuadro 2.4, que muestra la relación positiva entre el emprendimiento generado por la oportunidad y el ingreso per cápita. Este justamente debería ser el camino a seguir por nuestro país, creciendo en ambas variables, ingreso per cápita y emprendimiento generado por la oportunidad. (2) Pronóstico desde el Fondo Monetario Nacional, http://www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2013/01/weodata/weorept.aspx?pr.x=77&pr.y=5&sy=2011&ey=2014&scsm=1&ssd=1&sort=country&ds=.&br=1&c=228& s=PPPGDP%2CPPPPC&grp=0&a=
  10. 10. El emprendimiento generado a través de la oportunidad, es el presente en la mayoría de países desarrollados, quienes basan su economía en la innovación para generar valor y riqueza. Para este caso, Chile se encuentra al inicio del camino en la creación de mayor número de emprendimientos que se ajusten a este tipo de dinámica, por lo que es factible esperar un mayor número de emprendimientos centrados en la oportunidad. Con este resultado, se puede inferir que los sectores mineros, agricultores, biotecnológicos, pesqueros, que han sido industrias donde hay clusters de innovación en desarrollo, sean quienes cobijen la mayor parte de este tipo de emprendimientos. 9
  11. 11. En la actualidad, según el informe GEM3 del año 2011, existe aproximadamente un 24% de la población chilena que está emprendiendo (desde que existe la idea con algún grado de avance, ya sea constituyendo una empresa, generando ventas, etc. hasta que han pasado 3,5 años de su implementación), independiente de la condición de oportunidad o de necesidad. Nuestro país exhibe porcentajes sensiblemente mayores en este concepto, al ser comparado con otros países de similares economías, siendo superado sólo por China. La comparación con el grupo de países más desarrollados, con economías basadas en la innovación y el valor agregado, responde a los (3) Global Monitor Entrepreneurship 10 modelos ya descritos en los cuadros anteriores, con porcentajes menores en el total de población que desarrolla emprendimiento. Nuestro país, de seguir incrementando su ingreso per cápita y respondiendo al modelo descrito anteriormente, debería esperar una baja en los porcentajes totales de población incluida en actividades de emprendimiento, pero debería experimentar un aumento de estas actividades centradas en la oportunidad. Otra forma de medir el emprendimiento, es de acuerdo a la definición de la encuesta CASEN, donde los emprendedores (en este instrumento, la definición de emprendedor es quien esta bajo la denominación de trabajador particular o
  12. 12. dentro de la relación patrón-empleador) se distribuyen principalmente en los quintiles4 de mayor ingreso autónomo, en términos de números absolutos, como se ve en el cuadro 2.6. Esto se explica ya que la gran masa de microempresarios de mayor escala, pequeños y medianos empresarios, se encuentra en estos segmentos (quintil V y IV). En los quintiles de menor ingreso autónomo, representan una minoría frente a otras alternativas de ingreso, que se componen básicamente de ayuda social, como lo son subsidios y asignaciones, como se ve en el cuadro 2.7. Dentro de las características demográficas de los emprendedores, hay una mayoría masculina (62% son hombres) y según el quintil de pertenencia, presentan grados distintos de educa- ción, aumentando a medida que el ingreso autónomo asociado al quintil también aumenta, es decir los emprendedores están en todos los estratos sociales. (4) "Quintil" es el nombre que reciben los cinco grupos que clasifican a la población chilena por niveles de ingresos económicos: el quintil 1 corresponde al 20% de la población con menores ingresos, y el quintil 5 al 20% de mayores ingresos. El quintil 1 va desde 0 hasta $70.543, el quintil 2 va desde $70.544 hasta $118.145, el quintil 3 va desde $118.146 hasta $181.703, el quintil 4 va desde $181.704 hasta $331.917 y el quintil 5 va desde $331.918 en adelante. 11
  13. 13. El perfil actual del emprendedor aún muestra una mayoría de educación básica y media, sin mayores grados de especialización, con pocos casos en posesión de educación superior técnica o universitaria, incluso en los quintiles de mayor ingreso y llama la atención el bajo porcentaje de estudios técnicos, útiles para agregar valor en los emprendimientos. Se puede indicar que los emprendedores, en su gran mayoría, no poseen conocimientos teóricos para el óptimo desarrollo de la actividad. Otros resultados de la encuesta mostraron que: • Existe una mayor proporción de mujeres y jóvenes emprendedores en los quintiles de ingresos más bajos, probablemente motivados por su condición familiar (monoparentales), • El quintil V en su mayoría son negocios permanentes con un 82%, lo que disminuye conforme se avanza hacia quintiles más pobres, llegando al 45% de los emprendedores del quintil I. En este caso se puede suponer que la informalidad (debido al alto costo para ser formal), es la regla en los emprendimientos de los quintiles con menores ingresos. • Los emprendedores del quintil I trabajan mayoritariamente en la vía pública o en medios de transporte, mientras que los quintiles II, III y IV lo hacen principalmente en domicilios o instalaciones. Se evidencia la precariedad y la escasa seguridad, que se describió al inicio del capítulo. • En el quintil V predomina el establecimiento independiente y el mayor uso de boletas, asociado a la mayor formalidad. 12 • El 40% de los emprendedores genera empleo, lo cual sube conforme aumenta el quintil de ingreso. Nuevamente se grafica el impacto en la variable del empleo por parte del segmento. En el estudio sobre el emprendimiento es efectuado por el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), la definición de emprendimiento va desde la etapa de concepción de la idea de negocio, hasta que han transcurrido 3,5 años de operación, plazo en el cual el emprendedor ya se ha convertido en un empresario con un negocio establecido. Para su capítulo de Chile, el informe GEM establece varias medidas sobre el desarrollo de la actividad emprendedora. Se muestra como una actividad auto-contenida en su ambiente, ya que si se está inmersa en ella, se conocen más emprendedores (más del 50% declara conocer a algún emprendedor cuando tiene al menos una relación con la actividad emprendedora), no así cuando no existe un vínculo, como se puede ver en el cuadro 2.9. El optimismo propio de los emprendedores también se puede apreciar en el cuadro, donde la perspectiva de comenzar un nuevo negocio en los próximos 6 meses tiene una recepción más positiva entre quienes están inmersos de alguna forma en el ambiente emprendedor.
  14. 14. En general, quienes están en esta actividad, tienen la convicción de poseer los conocimientos necesarios para iniciar la actividad emprendedora y tienen un menor temor al fracaso, en comparación con personas que no están con alguna relación con el mundo emprendedor, tal como es posible mirar en las preguntas 3era y 4ta, en el cuadro 2.9. Esta respuesta contrasta con los niveles de educación exhibidos en el cuadro 2.8, con lo que se puede inferir que los conocimientos valorados tienen que ver con la actividad comercial desarrollada y no con otras áreas que, aunque podrían aportar valor, no son tan apreciadas. 13
  15. 15. A la hora de revisar el desempeño regional emprendedor, la zona de Tarapacá y Coquimbo son las que tienen la mayor proporción de la población en alguna actividad de emprendimiento temprana. En general, se observa una mayor proporción de población emprendedora en las regiones de la zona norte, marcando todas sobre el 25% de su población en actividades emprendedores, mientras que en la zona central y sur, casi todos (con la excepción de la Región del Maule) marcan bajo 25% de su población. Es factible inferir que gran parte del emprendimiento en esta zona tiene que ver con los clusters centrados en las actividades relacionadas con la minería, la pesca y agricultura, actividades comerciales que lideran la zona. 14 Unido a lo anterior, cuando se revisa la naturaleza del emprendimiento, se ve que Chile en su conjunto tiene una mayoría de emprendimiento por oportunidad (más de un 70%). Si se observa con más detalle a nivel regional, es factible apreciar que la actividad en la Zona Norte (Tarapaca, Antofagasta y Atacama), la actividad se gatilla principalmente por la oportunidad (probablemente por el hecho de dar servicio a las industrias del clusters, que lideran la inversión en la zona).
  16. 16. En la región del Maule y la del Bio-Bio, fueron las únicas que tenían una mayor proporción de población en etapas tempranas de emprendimiento por necesidad que el promedio nacional. Esta situación puede tener varias causas: insuficiente inversión en industrias locales, que no precisan de servicios anexos, la presencia de mayor componente femenino en estas áreas emprendiendo, más centrado en la necesidad que en la oportunidad y en menor medida, la existencia de mayor cantidad de inmigrantes, también con emprendimientos centrados en la necesidad. Aún cuando una causa potencial podría el nivel de empleo regional, los resultados no permiten relacionar este nivel con el emprendimiento, ni siquiera con las componentes de necesidad y oportunidad, ya que en estas zonas (en particular Maule y Bío-Bío), el nivel de desempleo se mantiene sumamente bajo (alrededor del 6%-7% al año de realización de la medición). Entonces, el nivel de empleo no es una buena variable predictora del porcentaje de personas emprendiendo o del tipo de emprendimiento que es ejecutado (oportunidad o por necesidad). Las características de los emprendedores chilenos tienen un marcado acento joven, dado que una mayoría de los emprendedores tienen entre 25 y 34 años de edad, según se ve en el cuadro 2.12, superando el promedio mundial de los distintos tipos de economías y en particular 15
  17. 17. al que corresponde Chile (basada en la eficiencia), descendiendo a medida que crece la edad del emprendedor. Este marcado acento juvenil no tiene comparación con lo que ocurre en promedio en los otros paises, donde las diferencias de edades son menores, en especial los países cuyas economías están basadas en la innovación, donde el emprendimiento es parejo desde los 25 hasta los 44 años, aunque en proporción mucho menor respecto nuestro país. Cuando se explora en el género en el emprendimiento chileno, se ve que el masculino presenta una mayor presencia (sobre el 26%), situación concordante con la descripción de la encuesta CASEN. 16 Si se une el grado de educación formal adquirido, más el hecho de que una mayoría esta ejecutando emprendimientos por oportunidad, se puede indicar que los jóvenes actuales están detectando oportunidades y con pocos años en el mercado laboral están “dando el salto” hacia el emprendimiento, pero con pocas herramientas formales educativas. Este último hecho parece estar escondido para ellos (no ven deficiencias en el conocimiento para emprender, según el cuadro 2.9). La predominancia masculina en el emprendimiento se repite en la mayoría de los países componentes en el estudio comparativo, salvo en Guatemala, perteneciente a las economías basadas en los recursos (menos desarrollada),
  18. 18. Singapur y Suiza, pertenecientes a economías basadas en la innovación (más desarrollada) y Tailandia, perteneciente a las economías basadas en la eficiencia, como la chilena. En cuanto al género femenino, en comparación a otros países, el 20% de emprendimiento liderado por mujeres chilenas, no deja de ser bastante alto, siendo sólo superado por las emprendedoras en China (en términos de porcentaje). En términos de números, se calcula que hay aproximadamente unas 820.000 mujeres emprendiendo, las cuales se encuentran básicamente en los quintiles con menor ingreso autónomo, como ya se vio en la encuesta CASEN. Siguiendo las descripciones de la mayoría de los estudios y cuadros ya exhibidos, hay una mayoría emprendedora masculina, la cual es cuantificada en 4,2%, según la medición del informe GEM, para el año 2010. Ahondando en las carac- terísticas del emprendimiento del género femenino, se puede observar en el cuadro 2.14 que este se encuentra mayormente motivado por la oportunidad (en un 8.1%) que por necesidad (4,4%). En términos relativos, el emprendimien17
  19. 19. to por oportunidad femenino representa un 64,8% y el emprendimiento por necesidad con el restante 35,2%, situación que contrasta con el hecho de que el emprendimiento masculino es en su mayoría motivado por la oportunidad (en un 82%). Una medida interesante respecto la diferencia del enfoque entre los géneros sobre el emprendimiento, es el hecho de que el porcentaje de hombres en el emprendimiento de necesidad (3,0%) es más bajo que el representado por las mujeres, gatillado en el hecho que ellas deben En términos de discontinuidad de un emprendimiento, el cuadro 2.15 muestra que la baja rentabilidad es la mayor razón para abandonarlo, concordante con el resto de países en la com18 emprender desde una posición de precariedad en los ingresos. De hecho, el 60% de las emprendedoras pertenecen al segmento socioeconómico D y E, donde sus ingresos no superan los $440.000 en su máxima cantidad y muchas de ellas se encuentran solas, como jefas de hogar. Con estos antecedentes, es posible indicar que el emprendimiento femenino, en un porcentaje mayor al masculino, se genera directamente por esta condición de necesidad, debido a sus circunstancias socioeconómicas. paración y en particular con Chile a lo largo de los años de efectuada la medición. Para el último año (2011), existió una caída considerable de esta razón de abandono, dejando su
  20. 20. porcentaje en un nivel menor a que cualquier otro país graficado. En contraste, comparando Chile con el resto de países, los principales problemas que gatillan el abandono de un emprendimiento, están relacionados con la obtención de financia- En términos de discontinuidad de un emprendimiento, el cuadro 2.15 muestra que la baja rentabilidad es la mayor razón para abandonarlo, concordante con el resto de países en la comparación y en particular con Chile a lo largo de los años de efectuada la medición. Para el último año (2011), existió una caída considerable de esta razón de abandono, dejando su porcentaje en un nivel menor a que cualquier otro país graficado. miento, razón esgrimida en una mayor proporción por nuestros emprendedores locales en comparación con otros países. El abandono por razones personales también está dentro de las mayores causas en términos de porcentaje, aunque mantiene una proporción similar con el resto de los países. En contraste, comparando Chile con el resto de países, los principales problemas que gatillan el abandono de un emprendimiento, están relacionados con la obtención de financiamiento, razón esgrimida en una mayor proporción por nuestros emprendedores locales en comparación con otros países. El abandono por razones personales también está dentro de las mayores causas en términos de porcentaje, aunque mantiene una proporción similar con el resto de los países. 19
  21. 21. MICRO Y PEQUEÑAS EMPRESAS 2) Micro y Pequeñas Empresas Respecto los emprendimientos ya asentados, con negocios funcionando, con características de micro o pequeña empresa, su evolución ha respondido a la dinámica anteriormente descrita (accionados por oportunidad o necesidad). Para el mundo actual de la microempresa, las principales actividades están centradas principalmente en la subsistencia o necesidad, mientras que para el mundo de la pequeña empresa, ha estado más matizada con la oportunidad y el crecimiento desde la microempresa5. El crear y desarrollar un emprendimiento, dependerá en su éxito de las condiciones del mercado, las ideas que se han puesto en marcha, la capacidad de emprendedor de seducir al mercado, entre otros factores. La definición de éxito puede ser además variable, ya que puede estar entre el crecimiento sostenido en ganancias, pertenencias, patrimonio o el mantenerse en el mercado, entregando ingresos para el emprendedor. La definición de micro y pequeña empresa dependerá del marco de referencia ocupado. Respecto el nivel de ventas, una microempresa se encuentra con niveles que van desde UF1 hasta UF2.400 anuales, lo que equivale hasta unos $4.6MM mensuales y la pequeña empresa está desde UF2.400 hasta los UF25.000 anuales, lo que equivale hasta unos $48MM mensuales. Para el mercado del trabajo, el tamaño de una microempresa depende de la cantidad de trabajadores, donde en una microempresa es posible encontrar hasta 9 empleados, mientras que la pequeña empresa va desde los 10 hasta los 49 empleados. En términos de números grandes, la cantidad de empresas denominadas MiPEs no ha cambiado en demasía en el último tiempo, situándose en torno a los 1.5MM de empresas formales y no formales. De acuerdo a un informe de la SBIF basado en la encuesta CASEN del año 2003, el total de empresas MiPEs era aproximadamente de 1.4MM, mientras que en un informe escrito por SERCOTEC y la OIT en el año 2010, centraban en 1.5MM. Este crecimiento en el número de empresas formales micro y pequeña empresa queda reflejado en el cuadro 2.16, donde es factible ver la (5) Afirmación extraída a partir de la entrevista a ejecutivo de Bancos especializados en el segmento de Micro y Pequeña Empresa. 20
  22. 22. evolución del número de empresas con características de micro o pequeña empresa, desde el año 1999 hasta el año 2008. Es posible inferir que, dado que el número de empresas formales ha permanecido constante en los últimos 10 años, la volatilidad (creación y destrucción de negocios) del segmento ha estado centrada principalmente en los emprendimientos nuevos y las microempresas informales. Aún cuando la cantidad de empresas MiPEs ha crecido levemente, su participación en las ventas totales registradas en el país ha caído, como se puede apreciar en el cuadro 2.17, en detrimento de empresas más grandes, tipo mediana y gran empresa. No hay un descenso en las ventas totales, ya que hay crecimiento en el período observado, pero este ítem ha sido liderado en el último tiempo por mayores empresas, que concentran la mayor alza. Una de las razones para este estancamiento podría ser el hecho de que no existe posibilidad de lograr un escalamiento en el nivel productivo o de ventas, dada la dificultad de lograr invertir (ya sea propia o a través de financiamiento). 21
  23. 23. Las actividades comerciales realizadas por ambos segmentos copan prácticamente todos los sectores económicos del país, aunque el sector terciario relacionado con el comercio y los servicios (actividades de corretaje y administración de propiedades, loteo, asesorías conta- Por su parte la pequeña empresa tiene los mismos rubros que la microempresas en su mayoría, aunque también destaca industria (productos alimenticios, textiles, cueros, madera y otras manufacturas), como destaca el cuadro 2.18. Llama la atención que en la propia caracterización de la pequeña empresa no exista una categoría asociadas a servicios más orientados a profesionales, que indiquen un potencial distinto de actividades comerciales tradicionales. Su distribución a nivel nacional de las empresas MiPEs sigue patrones similares a la distribución 22 bles, servicios tales como mantención y reparación de instalaciones domiciliarias de gas, agua y electricidad y servicios de entretención y esparcimiento), la agricultura y el transporte son dominados por las microempresas, en cuanto al número. de la población, donde la Región Metropolitana, la V y la VIII tienen la mayor proporción de micro y pequeños empresarios a nivel nacional, como lo muestra el cuadro 2.19. Las regiones extremas del sur tienen las menores cantidades de empresas MiPEs. Destaca que la proporción de grandes empresas es aún más centralizada en la Región Metropolitana y que la zona central (entre Valparaíso hasta la región de Los Lagos) concentra la mayor cantidad de empresas MiPEs formales.
  24. 24. Cabe hacer notar que no se establece una relación entre dos importantes industrias clusters que existen en Chile, como lo es la minería en el Norte Grande y la industria de la acuicultura en la zona de Los Lagos y Atacama, con la cantidad de MiPEs existentes, pudiéndose inferir que los negocios por oportunidad no han creados demasiadas micro o pequeñas empresas, dado esos clusters. Aunque no es posible hacer la relación directa con el cluster de agro-alimentos y los centros regionales que lo sustentan, si hay mayor cantidad de MiPEs en la región de la Araucanía, Valparaíso y el Maule. La participación de las micro y pequeñas empresas formales en las ventas totales para cada región, demuestran la fuerza e importancia del segmento, alcanzando pesos relativos aproximados entre un tercio y un quinto, destacando la Región del Maule con un 31,3% y La Región de la Araucanía con un 34%, aunque con una cantidad de empresas MiPEs que no alcanza tal peso. Otras regiones sobre-representadas en las ventas, pero no tienen esa misma relación en cuanto a cantidad de empresas MiPEs son Arica/Parinacota y Coquimbo, como se ve el cuadro 2.20. No necesariamente la cantidad de empresas MiPEs da cuenta de su importancia dentro de las ventas totales de una región. 23
  25. 25. Cabe destacar la concentración de las ventas de las grandes empresas en la Región Metropolitana, donde el peso de las MiPEs formales es el menor en todo Chile, sólo de un 5% y que en Chile si bien pesa un 7,8% del total si representa una mayor proporción cuando se mira la realidad regional. El impacto de las micros y pequeñas empresas en el empleo es otra de las razones por las cuales este segmento tiene una vital importancia en el país. Al año de la medición de la encuesta CASEN en el año 2006, eran responsables de por lo menos el 57% del empleo nacional, asumiendo prácticamente la totalidad de los 24 trabajadores por cuenta propia, la gran mayoría de los patrones o empleadores (llamados POE, con un 89%), un porcentaje importante de los trabajadores remunerados (un 42%) y una gran mayoría de familiares no remunerados (un 90%). La actuación de las medianas y grandes empresas esta básicamente centrada en los trabajadores remunerados. La calidad del empleo entregado por las microempresas está teñida de precariedad y escasez. Según el estudio de la OIT respecto empresas MiPEs, la precariedad económica viene relacionada con la informalidad de la actividad desarrollada, donde 53% de los empleos generados
  26. 26. por la microempresa reciben ingresos menores a dos sueldos mínimos mensuales y un 21% recibe menos de un salario mínimo. Estos resul- tados reafirman la situación de insuficiencia en torno al empleo creado por el segmento, particularmente en el ítem de ingreso. 25
  27. 27. De acuerdo al informe de la Encuesta Longitudinal de Empresas, efectuada por el Ministerio de Economía para el período 2010, la constitución mayoritaria para las microempresas es la persona natural con giro comercial (con un 83%), seguida de la sociedad de responsabilidad limitada (con un 12%), mientras que para la De igual modo, destaca el elevado porcentaje de pequeñas empresas que están aún en etapa de ser persona natural (casi la mitad de ellas), ya que por el volumen de venta, se espera que tengan estructura legal similar a sociedades de responsabilidad limitada o sociedades abiertas o cerradas. Como reflexión respecto este tema, el hecho de que la mayoría de las empresas MiPEs sean personas naturales indica una posición de desventaja a la hora de competir en proyectos 26 pequeña empresa es también dicha figura la mayoritaria (con un 48%), pero con una mayor presencia de sociedades de responsabilidad limitada (con un 37%) y un pequeño porcentaje de sociedades cerradas (10%) como se aprecia en el cuadro 2.22. de mayor valor, manteniéndose en la ejecución de proyectos pequeños. Además, no pueden integrarse al registro de proveedores o clientes de grandes empresas, donde existen exigencias sobre la estructura (en su mayoría, solicitan ser sociedades de algún tipo), perpetuando la baja de ingresos y por consiguiente, la baja calidad del empleo. El rango etario de las micro y pequeñas empresas se mueve principalmente sobre los 35 años en ambos grupos, destacando la existencia
  28. 28. mínima de empresas cuyos dueños son menores de 35 años y la existencia de un grupo considerable de empresas cuyos dueños tienen más de 65 años, como lo muestra el cuadro 2.23. Esto contrasta con el perfil de emprendedor que es más joven, por lo que se puede deducir que para los actuales micros y pequeños empresarios, el camino está relacionado al inicio por la actividad emprendedora, para luego seguir como un empresario regular. Respecto resultados comerciales, se pudo registrar el resultado que ha tenido el segmento microempresas, donde BancoEstado Microempresas (BEME) lidera la industria en colocaciones y número de clientes atendidos, seguidos por el Fondo Esperanza, que ha experimentado un gran crecimiento al comparar el período 2010 – 2011, como se puede ver en el cuadro 2.24. El crédito promedio define que tipo de público objetivo tiene cada Institución. Mientras que BCI Nova, BEME y Coopeuch lideran el prome- dio con créditos por sobre los $3MM, otras instituciones como Banigualdad, Fondo Esperanza y la Fundación Crecer se mantienen bajo los $250M. Esto impacta en las colocaciones, donde las instituciones con mayores promedios de crédito, son quienes lideran la varianza positiva en las colocaciones. 27
  29. 29. Con los niveles de colocación y número de actores exhibidos en el año 2010 y 2011, se puede inferir que hay un mercado estructurado, centrado en las necesidades de los microempresarios actuales que se mantienen en el segmento sin crecer. No hay adaptación de nuevos emprendedores o financiamiento de inversiones para crecer que no sean solventadas por las ventas (ejemplo, compra de máquinas para ampliar la producción, por un valor mucho mayor que sus ventas). Aun cuando el mercado del financiamiento esta 28 funcionando y en los cuadros anteriores se puede ver su amplia cobertura, el uso de herramientas de fomento esta lejos de ser una opción utilizada por el segmento MiPEs. Según el estudio de “Encuesta longitudinal de empresas”, menos de 6% para ambos subsegmentos los han utilizado, por lo que hay un espacio de ayuda por desplegar. No sólo hay un gran porcentaje que declara que no los ha utilizado, además, hay un pequeño grupo que indica que trato de usarlos, pero no
  30. 30. obtuvo el apoyo. Hay una progresión positiva sobre el uso de estas herramientas a medida que la empresa crece, probablemente por mejores comunicaciones y conocimiento de cómo usarlos. Esto es consecuente con la idea de sole- dad del micro y pequeño empresario, de estar inmerso en un mercado competitivo hostil, sin muchas herramientas (aunque creen poseer los conocimientos necesarios) y sin ayuda del Estado. Tanto para la microempresa como para la pequeña empresa, las tasas netas de creación han sido positivas desde el año 1999 hasta el 2005, lo que indica que los emprendimientos con estas características que son creadas son más de las que se destruyen. Esta creación, que tuvo un peak en el año 2002, aunque el último año de la medición volvió a tener un peak para el mercado de las microempresas, tal como lo muestra el cuadro 2.26. Lo que es posible concluir de este cuadro es, por un lado los emprendimientos del tipo microempresa están siendo creados en la informalidad (dado que ya se vio que el número de microempresas formales ha crecido a una tasa mínima, según el cuadro 2.16), mientras que las pequeñas empresas están recibiendo emprendedores formales y, en menor medida, microempresarios que han crecido. 29
  31. 31. En el mundo PyME, el estudio Desarrollo Emprendedor, efectuado por el BID especifica la definición de empresas dinámicas, donde se establece como ha sido el camino desde el emprendimiento hasta ser una pequeña o mediana empresa en poco tiempo (aprox. entre 3 y 10 años) creando valor6 . Su facturación a finales del 3er año se acerca a USD1MM. Para el caso chileno, la diferenciación (65%) y la innovación a nivel local (32%) fueron los elementos que primaron a la hora del éxito de este tipo de emprendimiento, vendiendo principalmente sus productos como proveedores a empresas que originalmente no tenían dichos productos (en un 60%), radicados en sectores como la manufactura y los servicios, intensivo en tecnología (en particular internet y redes sociales), más que a consumidores individuales. A la hora de revisar los orígenes de los emprendedores dinámicos, son mayormente educados en universidades y provienen mayormente de ser empleados y empresarios, que han tenido ya algunas experiencias emprendiendo, no siempre exitosas (2 o 3 intentos). (6) La evidencia muestra que este tipo de empresas son las que mayormente contribuyen a la generación de puestos de trabajo y a la modernización de la economía (Bridge, O’Neill y Cromie, 1998; Storey, 1994) 30
  32. 32. Comparado con otras realidades latinoamericanas, la edad promedio del chileno emprendedor dinámico, es mayor, tal como se ve en el cuadro 2.27. Esto concuerda con los resultados de las edades del emprendedor (gran porcentaje entre 25 y 34 años, según muestra el cuadro 2.12) y quienes ya tienen micro o pequeñas empresas (mayor porcentaje entre los 45 y 54 años, según el cuadro 2.23), por lo que 37 años es una edad consecuente de tener éxito en el emprendimiento. A la hora de enfrentar el tema del financiamiento, la mayoría (sobre el 60%), partió con los ahorros personas y familiares, seguidos de préstamos bancarios (20%) y crédito entregado por proveedores. El contraste de las realidades de la pequeña y la microempresa se da claramente a la hora ver las motivaciones. Mientras que en el mundo microempresario, existe la dicotomía entre la necesidad y la oportunidad, para emprendimientos dinámicos, las motivaciones están dadas por el conocimiento, la realización personal y la generación de mejores ingresos, tal como lo muestra el cuadro 2.28. 31
  33. 33. Se destaca además que estar desempleado, una de las razones más poderosas que llevan a los segmentos de menores ingresos a emprender, es una de las razones con menor invocación para estas empresas, aunque en comparación al resto de los países de Latinoamérica, es la de mayor puntuación. Finalmente, el cuadro 2.29 nos muestra la relación que hay entre el origen de los emprendedores que están en etapas tempranas y los emprendedores que ya tienen un negocio establecido. Un examen de estos número indica que a la hora de emprender inicialmente, casi todos 32 los segmentos socioeconómicos están bien representados (tal vez el segmento E, dada su condición de pobreza, no se cuenta en condiciones de emprender, sólo de subsistir), pero a la hora de tener emprendimientos ya establecidos, los segmentos socioeconómicos de menor valor (D, E) caen en su representación, siendo superados por los de mayor valor (ABC1, C2 y C3). La tasa de destrucción afecta principalmente a estos segmentos (D,E), por lo que se puede suponer que quienes conforman las tasas netas de creación vistas en el cuadro 2.26, provienen de segmentos con mayores ingresos.
  34. 34. Según estos resultados, se puede extrapolar que los emprendedores, que logran mantenerse en el mercado y llegar a ser establecidos, tienen una ventaja según su origen socioeconómico. Como se pudo ver con la educación (respecto conocimientos teóricos útiles para crear y administrar negocios), las redes de contacto que ayudan y mantienen, la posibilidad de tener familiares o amigos que solventen la actividad en etapas tempranas, unido a las tasas de informalidad y precariedad de ingresos, afectan en su mayoría a los emprendedores de bajos ingresos, perpetuando su condición. 33
  35. 35. CONCLUSIONES 3) Conclusiones Como se ha visto a lo largo del capítulo, el impacto en la economía del segmento emprendedor y el segmento micro y pequeña empresa es enorme en nuestro país. No sólo en términos absolutos de número de personas involucradas, sino además en el peso que tienen en la generación de empleo, ventas, generación de ingresos en los quintiles de menor poder adquisitivo, mayores oportunidades al género femenino, entre otras medidas. Alcance: Nuestro sector emprendedor es determinante, en lo que respecta al porcentaje de población envuelta en esta actividad, siendo sólo superado por China, respecto países con similares formas de economías (en este caso, basadas en la eficiencia). La evolución del número de personas que está emprendiendo se ha mantenido creciendo, por lo menos desde el año 2005 a la fecha, aún cuando el ingreso per cápita también ha ido creciendo. Esto habla de un fuerte dinamismo del sector y unas condiciones excepcionales para iniciar un emprendimiento, siendo visto como una alternativa real para los chilenos. Sin embargo, este gran dinamismo aún no se refleja en la cantidad de micro y pequeñas empresas formales que se crean anualmente, lo que habla de tasas altas de destrucción de emprendimiento (aunque existe una tasa neta positiva de creación de empresas) y principalmente de tasas de informalidad altas, en los 34 últimos años. Se ha podido inferir que esta destrucción afecta principalmente a los emprendimientos que vienen desde las capas socioeconómicas de menor ingreso (D,E) El mercado del financiamiento de las microempresas puede entregar una respuesta a esta situación. Los financiamientos de la banca están en promedio por sobre los $1.3MM, situación que deja a potenciales emprendimientos del tipo microempresas fuera del rango de acción. Para el año 2010, alcanzaron a financiar a cerca de 400.000 clientes, es decir, por lo menos un 70% de todas las microempresas (formales y no formales) no tuvieron financiamiento ese año. Esta situación es refrendada cuando la escasez de financiamiento es descrita como una de las principales causas de abandono de un emprendimiento en el ámbito nacional. Ciclo de vida y económico: Si bien el emprendedor esta caracterizado como una persona joven, dinámica, los segmentos de micro y pequeña empresa dan cuenta de personas más adultas, siempre dominados por el género masculino, aunque la presencia femenina es bastante importante (de hecho, mayor que en otras economías) y cada vez más importante en quintiles de menor ingreso. El camino que está siendo transitado, parte con el emprendimiento en la medianía de los veinte años, estado en el cual probablemente se mantengan 10 años, hasta que logren afianzarse en un negocio, en la medianía de los treinta, para
  36. 36. seguir el camino de las actuales micro y pequeña empresa establecidas. La precariedad del emprendimiento y los altos grados de informalidad que se mantienen en los quintiles de menor ingreso, hablan de un sector que aún lucha por ser considerado como una alternativa válida en el desarrollo de la vida cotidiana, especialmente a quienes no logran obtener educación o sólo alcanzan la básica y apuntando al terreno de la subsistencia. La cantidad de emprendedores que se encuentran en los quintiles I-II y la cantidad de microempresarios que no tienen formalidad (casi la mitad), muestran que las conclusiones descritas anteriormente afectan profundamente el sentido social del emprendimiento. El hecho de la precariedad de su situación, la urgencia de la generación de ingresos y la escasa educación presente en los emprendimientos situados en la base de la pirámide (GSE D y E), hacen que haya una menor cantidad porcentual de emprendimientos establecidos de estos segmentos socioeconómicos. Es decir que, aunque el emprendimiento es una opción para la base de la pirámide, este no logra concretar un real cambio para la gran mayoría de esos segmentos, que probablemente vuelva a empleos básicos y/o abandone, manteniendo su estado económico. El impacto en el desarrollo del segmento emprendedor involucra a una gran canti dad de la población del país, consideran do el ciclo de vida del emprendedor, su familia y su emprendimiento, el género del emprendedor, la realidad regional donde esta inserto y como afecta al empleo creado. Género: Hay un gran porcentaje del género femenino emprendiendo, siendo Chile uno de los países que exhibe mayores porcentajes de población femenina emprendiendo en el mundo. Tal como a nivel global, China es el único país que nos supera en términos porcentuales. Respecto el emprendimiento femenino, hay dos realidades marcadamente opuestas. Por un lado, hay un emprendimiento similar al promedio nacional, generado por la oportunidad y otro, un emprendimiento generado por la necesidad, donde su origen socioeconómico es mayoritariamente cercano a la base de la pirámide y cuya situación ha sido gatillada por la precariedad en el ingreso. En este último caso, su condición de soledad a la cabeza de su familia, ha traído un porcentaje mayor de emprendimiento debido a la necesidad en comparación con los hombres. A la hora de emprender, su promedio de edad es mayor que el género masculino y son marcadamente más negativas y adversas al riesgo que sus pares hombres. Tal situación indica que han debido modificar su estrategia de vida, más tarde que los hombres, probablemente por la situación disminuida que han debido enfrentar. 35
  37. 37. Realidad regional: Los niveles de emprendimiento por oportunidad no tienen exacta correlación con clusters de innovación existentes en negocios7 como el turismo, los agronegocios y la acuicultura. Mientras que si hay un alto porcentaje de emprendimiento regional de oportunidad en la zona norte, potencialmente atribuible a la minería, no es factible tener la misma lectura para los otros clusters descritos, con asiento en regiones como la Araucanía o Coquimbo. Acá, es factible inferir que el emprendimiento regional está tomando en parte un camino hacia una economía cada vez más basada en la innovación, más que en la subsistencia, que ya existe en cantidades. Sin embargo, se mantienen algunas islas de emprendimiento gatillados por la precaria situación económica de la población y la realidad del empleo regional. Empleo: El impacto de las microempresas en el empleo está supeditado a su capacidad de sobrevivir, ya que usualmente son operadas por su propio creador y en promedio ocupan a dos personas por cada tres microempresas funcionando. La calidad del empleo, en su variable de ingreso es baja, considerando que hay un gran porcentaje que recibe menos de dos sueldos mínimos, por lo que varios conceptos de vida asociados al ingreso, como lo es previsión, seguridad, salud y ahorro son afectados. Sin embargo el impacto de las pequeñas empresas en el empleo tiene un efecto multiplicador, ya que en promedio tienen 6,7 trabajadores. La creación de emprendimientos con este potencial y la migración de negocios exitosos desde el ámbito microempresas hacia la pequeña empresa, puede tener un decisivo efecto en el empleo y la calidad de este. Nuevo emprendimiento: Existe un tipo de emprendimiento, llamado dinámico, con impacto significativo en términos de ingresos y empleo, logrado en corto plazo. Son intensivas en el uso de la tecnología, se destacan por su diferenciación y la innovación a nivel nacional, sus líderes cuentan con estudios universitarios, pero en sus orígenes, tienen un similar trato a la hora de la financiación (básicamente a través de sus propios ahorros), sin tener una evaluación especializada. Este tipo de emprendimiento no tiene cabida en las condiciones actuales, recogiendo los montos promedios de financiamiento (cuadro 2.24) que no alcanzan para cubrir sus necesidades de capital de trabajo inicial. Inquietudes Un fenómeno que aún no está suficientemente documento y estudiado es la transformación del tipo de emprendimiento que se está ejecutando en nuestro país. Ya se ha dicho que el emprendimiento del tipo subsistencia es probablemente el mayoritario en ciertas actividades, expresados en la gran cantidad de comercios, transportistas, agricultores, que existen actualmente. Estas micros y pequeñas empresas son las que se financian actualmente en el sistema tradicional financiero. (7) Definición de clusters de negocios y sus principales programas regionales, extraída desde Conicyt (www.conicyt.cl) 36
  38. 38. Mayores estudios sobre la transformación del tipo de emprendimiento que se esta ejecutando en el pais, cómo lograr que sean usados los instrumentos de fomento, cómo se desarrolla el emprendimiento a nivel regional y cómo efectivamente ayudar al emprendimiento en la base de la pirámide, son algunos de los temas críticos para entender de mejor forma el fenómeno del emprendimiento. Sin embargo, hay una nueva camada de emprendedores que están apuntando hacia desarrollos que involucran servicios, menos adaptables a las actividades tradicionales, intensivos en el uso de tecnología y liderados por jóvenes con estudios superiores, quienes de a poco van copando el sector. Será interesante ver cómo, dado nuestro desarrollo, crece este tipo de emprendimiento (tasas de creación y destrucción de emprendimientos, actividades económicas donde mejor se desarrollan, entre otros temas), cómo convivirá con el más tradicional, cómo se hará del uso de los instrumentos de fomento (aún cuando son poco utilizados), cómo las políticas de Estado han alguna distinción, cómo aportan al empleo (siendo intensivas en tecnología y servicios, el empleo de mano de obra demandará algunas competencias técnicas especificas). Lograr que los instrumentos de fomento lleguen a su mercado objetivo y sean usados es un desafío por enfrentar. El hecho de que existe un gran porcentaje declare que no los ha usado, requiere enfrentar de manera diferente la comunicación y difusión de los instrumento. La realidad regional está por descubrir, tanto en su relación con los clusters económicos, con el proceso de creación y destrucción de emprendimientos. Se entiende que hay una mayor cantidad de emprendimientos por oportunidad en las regiones del norte, pero no existe una información que permita entender que esto se debe por las actividades comerciales preponderantes en la región. Un elemento de interés a investigar, es relacionar el nivel de emprendimiento con los niveles de desempleo, tanto a nivel nacional o regional. No existe una correlación entre ambos niveles (positiva o negativa), lo que podría significar que otras variables, como inmigración, posibilidad de un 2do trabajo, el intraemprendimiento, está incidiendo en el emprendimiento, cuando los niveles de desempleo muestran cercanía al pleno empleo. Finalmente, sería de interés entender por qué razones un emprendimiento proveniente desde los segmentos de más bajos ingresos fracasan, descartando las explicaciones obvias (falta de educación, inexistencia de redes, pocas posibilidades de obtener financiamiento temprano desde amigos/familia), tendientes a desarrollar un programa para trabajar en estos aspectos. 37
  39. 39. CAPÍTULO 3 EXPERIENCIA DE EMPRENDIMIENTO PARTE A, ANÁLISIS DE LA OFERTA El mundo del emprendimiento en el ámbito nacional ha mostrado un nivel creciente de actividad, tal como se ha evidenciado en el capítulo anterior. La cantidad de emprendedores se ha estado incrementando en el último tiempo y la experiencia internacional indica que, de existir un terreno fértil para que sus negocios reciban algún tipo de ayuda al inicio (ya sea través de mejoras en la gestión, fuentes de financiamiento, entre otras medidas), pueden alcanzar niveles más estables de ventas y operaciones. El denominado ecosistema de emprendimiento define las condiciones sobre las cuales se desenvolverán los emprendimientos, como son afectados por el resto de emprendedores y el ambiente competitivo, las condiciones macro y microeconómicas, como son influidos por las políticas públicas (por ejemplo en temas de apoyo a la innovación, de ayuda social). En la medida de que exista este ecosistema, funcione y sean reconocidos sus actores, es factible generar iniciativas que aportan al desarrollo del segmento. 38 Definición de ecosistema Los ecosistemas emprendedores se han convertido en un punto de referencia para el diseño de políticas de fortalecimiento emprendedor, en particular para las nuevas empresas orientadas a la tecnología. Según el estudio Entrepreneurial Ecosystems in Latin America: the role of policies, los ecosistemas se han basado principalmente en la experiencia de varias regiones emprendedoras ubicadas en Estados Unidos, donde la mayoría de las definiciones coinciden en que estos se componen de un conjunto de actores interconectados dentro de un área específica y que incluye al menos los elementos siguientes: las universidades e instituciones de I + D, recursos humanos calificados, redes formales y informales de contactos, el gobierno local, inversionistas ángeles y capitalistas de riesgo, los proveedores de servicios profesionales, y una cultura emprendedora que conecta todos estos factores de forma abierta y dinámica. La actual teorización de los ecosistemas se ha centrado en tratar de entender que razones han ayudado, en ciertos sitios determinados, el despegue de iniciativas de emprendimiento,
  40. 40. básicamente en lo que se llamaría emprendimientos dinámicos. Para el llamado emprendimiento tradicional o que responde principalmente a razones de subsistencia, este ha sido fruto de una serie de elementos políticos, sociales y de empuje individual, que no necesariamente responde al modelo moderno de los ecosistemas. Evaluación del ecosistema chileno Un modelo que estudia el comportamiento del emprendedor y que propone varias alternativas de potenciación respecto el segmento, es el que ha desarrollado por el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), presentado en el cuadro 3a.1. Este combina políticas estatales, nivel de educación, normas sociales, infraestructura comercial, profesional y física, entre otras, las cuales son evaluadas a través de un panel de expertos con vasta experiencia a nivel local (académicos, empresarios o políticos). Cuandro 3a.1: Condiciones de la actividad emprendedora 39
  41. 41. Cuando se revisa el performance de nuestro país respecto este modelo y como están el resto de los países que han estado presentes en los estudios de GEM, se observan varios puntos con evaluaciones sobresalientes y otros en donde la evaluación es menor, comparada a otros países en situación de menor desarrollo u otro tipo de economía (basada en los recursos). A continuación, se establecen las evaluaciones sobre la base de la encuesta efectuada en el informe GEM 2011, con especial énfasis en el área de financiamiento. En este punto (3.1) además se han tomado las conclusiones del estudio sobre formas de evaluación en emprendedores del tipo micro y pequeña empresa, una investigación8 realizada en el año 2013. Además, se hace un paralelo con experiencias internacionales, a partir de una investigación realizada a ecosistemas exitosos 9. internacionales Cuandro 3a.2: Evaluación elementos ecosistema (1/2) 40 (8) La investigación referida es “Benchmarking de formas de evaluación para emprendedores del estilo Micro y Pequeña Empresa”, investigación efectuada en Febrero del 2013, conjuntamente entre el proyecto Acelera-T de la Universidad Central e Insight&Action Consulting. (9) La investigación referida es “Ecosistemas internacionales de innovación y emprendimiento”, investigación efectuada en Abril del 2013, conjuntamente entre el proyecto Acelera-T de la Universidad Central e Insight&Action Consulting.
  42. 42. 3.1 Apoyo financiero: Los componentes que definen el apoyo financiero, tienen que ver con las fuentes de financiamiento propias del emprendedor, las fuentes externas, los subsidios gubernamentales, fuentes como inversionistas de riesgo y apertura bursátil. Su evaluación se encuentra en un nivel más bajo que el promedio de países más desarrollados y un poco mejor que los países menos desarrollados, según el informe GEM. El único elemento bien evaluado fue el referido a la existencia de los subsidios gubernamentales hacia el emprendimiento, ya que se reconocen avances en esta materia. Objetivamente, hay cada vez más programas de apoyo (Corfo tiene más de 68 programas de emprendimiento diferentes, Sercotec tiene varias líneas de ayuda INSTITUCIÓN a emprendedores, entre otras iniciativas) por lo que es esperable esa buena evaluación. A manera de ejemplo, sobre el dinamismo del sector público, a las líneas existentes de apoyo de Corfo por el lado de los programas de financiamiento a los fondos de inversión de capital de riesgo (F1, F2, F3 y K1), se agregaron otros dos instrumentos en el año 2012: Fondos en etapas tempranas (FT) y fondos de desarrollo y crecimiento (DC). Los fondos comprometidos durante el último año, han sido superiores a USD1.8MM Según la Guía de financiamiento de emprendedores de la Asech10 del año 2012, existen diferentes actores que facilitan los accesos al financiamiento, disponibles en el país y descritos en el siguiente cuadro: ACTORES Family, friends & fool Bancos e financieras Instituciones DESCRIPCIÓN Finanzas entregadas por cercanos, que constituyen entre 50%-75% del capital inicial a nivel mundial. Bancos: Chile, Scotiabank, BCI, Santander, BancoEstado, Itaú, Security, Ripley, BBVA, Coopeuch, Orientacoop, Capual, Detacoop, Credicoop, Fondo Esperanza, Fund.Banigualdad. Finan, Caja Los Andes, Fund. Crecer, Fund.Contigo Entrega de créditos a microempresas, pequeñas empresas, leasing, factoring, seguros, financiamiento comercio exterior. Constituyen el grueso de la forma de financiamiento de emprendimientos para solicitantes ya establecidos y la forma de (10) Asociación de Emprendedores Chilenos. 41
  43. 43. INSTITUCIÓN Bancos e financieras Instituciones Sociedades de reciproca (SGR Start Up Chile 42 ACTORES garantía DESCRIPCIÓN Bancos: Chile, Scotiabank, BCI, Santander, BancoEstado, Itaú, Security, Ripley, BBVA, Coopeuch, Orientacoop, Capual, Detacoop, Credicoop, Fondo Esperanza, Fund.Banigualdad. Finan, Caja Los Andes, Fund. Crecer, Fund.Contigo financiamiento de emprendimientos para solicitantes ya establecidos y la forma de evaluación es fuerte en la capacidad de generación de ingresos reales además de tener un historial impecable en términos de relación con el sistema financiero. Asociadas a asigar: AvalChile, Confianza, Congarantía, Firstaval, Mas aval, Proaval, Agroaval. Otras fuera der la asociación: Pymer, Suaval. Son organizaciones que teóricamente asumen el riesgo de crédito de la empresa frente al Banco, aunque en la práctica la petición de garantías al emprendedor ha frenado su uso para los microempresarios y emprendedores sin historia. Corfo Financian emprendimientos de alto impacto, hasta un 90%, con tope de $20MM. Una de sus novedades respecto otros fondos, es que incluye emprendimientos extranjeros y gestiona visas de trabajo para aquellos que lo necesitan
  44. 44. INSTITUCIÓN ACTORES DESCRIPCIÓN Fondos privados Entre otros, se encuentran Fundación Chile (Emprende Fch, Green Start up, Atacama Emprende), SociaLab, Jump Chile (creado por UC, El Mercurio y Sura), Acción Joven (UNAB), Redemprendia (red de universidades que tienen programas como el “premio de la idea a la acción”), GeekFantasy Camp (pertenece a InnovaUC), Son instituciones que entregan ayuda al emprendedor, al cual contactan a través de rondas de presentaciones. Ponen a su disposición redes de contacto, espacios de trabajo, financiamiento, mentorías y coaching. Algunas piden un % de las acciones del emprendimiento, en caso de que sea exitoso. Aceleradoras Wayra Chile, Aceleradora FEN (Univ de Chile), Founder Institute, Movistar Innova, Agora Partnership, Acelera-T (Univ.Central) Se dedican al desarrollo de nuevos negocios, con alto impacto y donde su fin primordial es el levantamiento de capital. Pueden ayudar entregando consultoría, conseguir financiamiento (entrando a la propiedad del emprendimiento), centrándose en las nuevas oportunidades y la expansión, más que en la transformación de una idea en negocio. 43
  45. 45. Sin embargo, la evaluación empírica de la actuación del sector privado no es satisfactoria. Según los resultados de la investigación sobre formas de evaluación en emprendedores del tipo micro y pequeña empresa, la posibilidad de obtener financiamiento para emprendimiento sin historia es mínima, toda vez que los principales requisitos exigidos se centran en la capacidad de generar ingresos (que no existen aún), antigüedad en el rubro (varía desde uno a dos años) y/o la existencia de garantías. En este punto, las realidades de micro y pequeña empresa son similares y con resultado negativo. Una situación similar que ocurre a la hora de pedir financiamiento para una pequeña empresa, que desea invertir sumas por lo menos un orden de magnitud mayor que sus niveles de venta menores. La respuesta fue siempre negativa. La factibilidad de financiamiento ocurre cuando una micro o pequeña empresa ya tiene un recorrido acreditable (ya sea por ventas formales o a través de algún medio escrito, como un cuaderno de ventas). Este financiamiento y su estudio se ven facilitados a la hora de la existencia de plataformas especializadas, con ejecutivos expertos en los segmentos y con eventuales visitas a terreno, de manera de observar directamente el emprendimiento funcionando y la existencia de garantías por parte del emprendedor. 44 La escasez de financiamiento para emprendedores sin historia es una situación se extiende a la Banca tradicional (ya sea banca MyPE, divisiones de consumo o plataformas especializadas), las Sociedades de Garantía Recíproca y cooperativas. Las únicas instituciones que no tuvieron problemas de entregar financiamiento fueron BanIgualdad y Fondo Esperanza, especializados en emprendimientos sociales, generados en la necesidad y de pocos recursos. Sin embargo, esos microcréditos tienen una función centrada en la subsistencia. Otros elementos como fuentes como capitales de riesgo y apertura bursátil siguen siendo mal evaluados, respondiendo al bajo conocimiento y despliegue de este tipo de iniciativas en la totalidad del mundo emprendedor nacional, teniendo impactos limitados. De acuerdo a la investigación plasmada en el libro “Emprendimiento e Innovación en Chile, una tarea pendiente”, las razones de esta evaluación, se encuentran en que hay una menor exposición mediática de su existencia y una mayor expectativa sobre lo que realmente ocurre con estos fondos (en términos de la realidad, con aún pocos casos de financiamiento logrado y casos de éxitos asociados a esos caso de financiamiento). Mirando otras experiencias internacionales, se ve que el tema del financiamiento es un elemento crítico, y donde se han identificado tres grandes causas para su ausencia en Latinoamérica:
  46. 46. La falta de garantías, la falta de experiencia y complementariedad de los emprendedores y el alto riesgo tecnológico y comercial asociado a las nuevas empresas11. En este sentido, EEUU ha desarrollado y perfeccionado un sistema que ha resuelto parcialmente este tema, a través de la difusión de mecanismos especializados de financiamiento de riesgo o capital semilla, como los capitales de ángeles inversionistas (personas con experiencia que administran los riesgos tecnológicos y comerciales, que se convierten en inversionistas) o los fondos de capital de riesgo. Además del financiamiento, estos actores agregan valor a través de sus contactos, conocimiento y formación de equipos. 3.2 Políticas de gobierno (general y de regulación): Los componentes evaluados tienen relación con la actitud de Estado en el apoyo de los emprendedores, la carga impositiva a la cual se les somete y los trámites necesarios para crear y dar sustento a un emprendimiento. Los factores mejor evaluados fueron el apoyo que da el Estado en su conjunto a la creación de nuevas empresas, como política global y como política local y el hecho de que las tasas e impuestos aplicados a estos negocios sean predecibles en el tiempo. Como elementos que no logran una buena evaluación, se encuentran el hecho de que los trámites para la puesta en marcha de un emprendimiento son largos y poco claros, representando una dificultad. Este aspecto debería estar mejor evaluado este año, luego de la implantación del proyecto “tu empresa en un día”, que permite reducir los tiempos y costos asociados a emprender. Además, la carga impositiva si es vista como una traba para el emprendimiento. Desde el punto de vista internacional, algunas buenas prácticas vienen de Francia, donde el gobierno ha emprendido una serie de iniciativas para aliviar la carga administrativa y reducir los impuestos de las pequeñas y microempresas, ya que el país está en el promedio de la OCDE en los esfuerzos para hacer frente a las cargas administrativas y la regulación de la quiebra y por debajo del promedio en la legislación tributaria y laboral. Iniciativas como los nuevos Centros de Negocios (Centre de formalités des Entreprises - CFE) que actúan como ventanilla única de registro de empresas, ofreciendo una lista de los formularios y la información necesaria, centralizando toda la documentación de registro de empresas y enviándolas hacia las administraciones competentes que intervienen en materia de impuestos, la seguridad social, la salud nacional, las pensiones y similares, han tenido buena acogida entre los emprendedores franceses. Como ejemplo de estas legislaciones, esta la ley Dutreil, aprobada en agosto de 2003, que tiene (11) Afirmación extraída del trabajo “El proceso emprendedor en Chile”, publicado por el BID y Fundes, cuyo autor fue Jose Miguel Benavente (2004). 45
  47. 47. por objeto facilitar la creación de empresas y el crecimiento de estas, centrándose en cuatro áreas: •Facilitar y agilizar el proceso de registro de empresas y relacionados con cuestiones administrativas, que ahora se puede hacer en 24 horas y por Internet en algunas zonas, para las sociedades de responsabilidad limitada (SARL). • Facilitar el crecimiento del negocio, permitiendo controlar el número de acciones emitidas y proteger los activos personales de los procedimientos judiciales. • Facilitar la financiación de las empresas, a través de la reducción de impuestos y la inserción en nuevos fondos de inversión locales, tales como los “Fonds d'Investissement régionaux”, donde la inversión en el fondo se combina con importantes reducciones de impuestos. • Facilitar la toma de posesión de la empresa o traspaso, a través de una mejor regulación legal y fiscal, como la reducción de las tasas de transferencia y la reducción de las tasas de interés de los préstamos. 3.3 Programas de gobierno: Los componentes evaluados están definidos según la calidad de los funcionarios públicos que trabajan en organismos de apoyo a los emprendedores, las incubadoras y programas que permiten tomar y 46 abordar proyectos de innovación y emprendimiento. Este capítulo fue uno de los mejor evaluados, teniendo en cuenta que la evaluación de los programas de apoyo a los emprendedores y quienes trabajan allí son relativamente bien evaluados. Otro aspecto evaluado fue el trabajo de las incubadoras y parques tecnológicos, aunque objetivamente el alcance de estos programas ha sido limitado en tiempo (las incubadoras llevan en el país aproximadamente como concepto 15 años). El único elemento que no logró una buena evaluación fue el hecho de que no existía una especie de ventanilla única, que puede ser consultada para cualquier duda respecto la creación y gestión de un emprendimiento y que no existe en este momento 12 . Claro ejemplo de esto, es que actualmente la creación de una empresa requiere de la participación en varias reparticiones estatales, como la patente comercial (en la Municipalidad respectiva, con la documentación necesaria definida por esta) o tratar de pertenecer a registros como ChileProveedores o ChileCompra, circuitos que deben aún ser gestionados directamente por el emprendedor. El proyecto “Tu Empresa en un día”13 tendrá seguramente un impacto positivo en la evaluación de esta iniciativa, ya que permite tener un (12) A la época de realización de la evaluación, proyectos como ChileAtiende, tuempresaneundia.cl u otros que han ayudado en este aspecto, aún no eran lanzados. (13) http://www.gob.cl/especiales/creacion-de-empresas-en-un-dia/
  48. 48. sistema fácil para lograr el constitución, modificación, fusión, entre otras acciones, para una sociedad, teniendo el registro gratis y pudiendo partir con las operaciones inmediatamente. La participación de Corfo en iniciativas como Start Up Chile ha sido bien evaluada, aunque faltan elementos de seguimiento una vez terminada la ayuda y conseguir que una mayor cantidad de emprendimientos sean acogidos o no desechados 14. Como benchmarking de buenas prácticas, es factible observar a EEUU como un referente. Las iniciativas definidas en este ámbito, han hecho que este país sea considerado en los puestos superiores en ranking como el Innovation Policy15 y el World’s most innovative countries16 , dado su alcance y variada naturaleza, abarcando desde apoyo al financiamiento como la ayuda a generar redes de contacto. Algunas de las iniciativas generadas o auspiciadas por el gobierno norteamericano son: • Startup America Partnership: Se formó como una alianza público-privada con financiación de dos fundaciones - La Fundación Kauffman y la Fundación Case. El objetivo es reunir a empresas líderes con el arranque y aceleración para empresarios y empaquetar servicios que estas nuevas empresas pueden ofrecer, ayudando a los empresarios con el cultivo y la comercialización de sus negocios. • Emerging Entrepreneur Initiative: El programa fue iniciado por el Gobierno de California, en colaboración con empresas de e-commerce. Su objetivo es prestar apoyo a los jóvenes empresarios de California, proporcionando herramientas y consejos prácticos para el desarrollo de iniciativas en esta industria. • Small Business Act (SBA) Loans: SBA participa en varios programas de préstamos diseñados para los dueños de negocios, que pueden tener problemas para calificar para un préstamo bancario tradicional. Las solicitudes de préstamos están estructuradas para satisfacer los requisitos de la SBA. • Entrepreneural Signature Program: El programa, que está financiado por el Departamento de Desarrollo de Ohio y administrado por la Coalición de Desarrollo Dayton, tiene por objeto la prestación de apoyo a los emprendedores de base tecnológica en los sectores. • Hudson Initiative: El programa pretende involucrar a los pequeños empresarios en el negocio de la contratación pública. Se alienta a los organismos estatales para contratar con pequeños empresarios y alienta también a los contratistas para involucrar a los pequeños empresarios en la ejecución del contrato. La iniciativa proporciona principalmente oportunidades de contratación pública en Louisiana. (14) Para la séptima llamada del programa, efectuada el 1er semestre del año 2013, de 1570 postulaciones, fueron seleccionadas 100. (15) Índice creado por Kauffman, The Foundation of Entrepreneurship, año 2011. (16) Índice publicado por The Economist, año 2009. 47
  49. 49. 3.4 Educación: Materia ampliamente mal evaluada, tanto en su etapa primaria, secundaria y post secundaria. Hay consenso de que no hay ningún tipo de enseñanza sobre los elementos del espíritu empresarial, creación de empresas, no se estimula la creatividad y la iniciativa personal. Además, se evalúa deficientemente como las universidades y centros de enseñanza superior ejecutan su tarea de preparación en la creación de nuevas empresas y crecimiento de las existentes. Nuevamente EEUU es un buen ejemplo de una exitosa política educacional orientada hacia el emprendimiento. Aunque la iniciativa empresa- 48 rial ha sido un componente relativamente estándar de los planes de estudio de las escuelas de negocios, ha comenzado a emerger como un área de estudio de interés cada vez más ampliado y aplicable, donde el espíritu empresarial es una de las de más rápido crecimiento en los sujetos planes de estudios universitarios de hoy. En las últimas tres décadas, los programas formales (mayores, menores y certificados) en el mundo empresarial se han más que cuadruplicado, pasando de 104 en 1975 a más de 500 en 2006.
  50. 50. 3.5 Transferencia I+D: Uno de los aspectos donde nuestro país tiene más diferencia con las economías más desarrolladas. De acuerdo a José Miguel Aguilera, Presidente de Conicyt17 , existe concordancia en que hay un escaso desarrollo en programas sistemáticos de transferencias de conocimientos entre las universidades y centros técnicos con empresas y a los emprendedores, salvo el propio conocimiento que generan ellos mismos, tienen problemas para acceder a aquel conocimiento. Un ejemplo puede ser el CMM (Centro de Modelamiento Matemático, perteneciente a la Universidad de Chile), con doctores y profesionales de alto nivel desarrollando proyectos, pero que en la contraparte de la empresa no encuentran personas de similar nivel. Un elemento que muestra el déficit que muestra nuestro país, es el porcentaje del PIB destinado para actividades de I+D, aproximadamente un 0,6%, comparado con el promedio de los países OECD, ubicado en un 2,3%. No existe un apoyo consistente a la hora de competir científica y tecnológicamente y hay un incipiente mercado respecto la comercialización de ideas generadas en los centros de educación, a través de incubadoras, pero estos deben pasar un proceso similar que el resto de los emprendedores. Según Cristobal Philippi, Secretario de la SOFOFA, es necesario que las empresas y las universidades e investigadores, desarrollen lazos, lenguaje y objetivos en común. Algunos avances se han producido respecto a la materia legislativa en el último tiempo. Hay un incentivo tributario para promover la inversión en I+D, permitiendo rebajar vía impuestos hasta un 35%, mientras que el 65% restante del monto invertido podrá ser considerado como gasto necesario para producir la renta, independiente del giro de la empresa. Un ejemplo de práctica exitosa en este concepto es lo que ha desarrollado Singapur, a través de sus centros pertenecientes a los Programas Estratégicos de Investigación, donde se han identificado y apoyado en I+D en varios sectores clave de industrias donde las inversiones estatales y privadas podrían mejorar la ventaja competitiva del país y catalizar el crecimiento económico, en particular estas áreas como las Ciencias Biomédicas - Investigación trasnacional y clínica (BMS-TCR), el Medio Ambiente y Tecnologías del Agua (EWT) - Agua limpia y energía limpia y la Multimedia Digital (IDM). En Singapur existen variados programas que apoyan la transferencia de conocimiento entre el mundo de la educación superior y las empresas: • Programa Competitivo de Investigación (CRP): El Plan de financiación para CRP proporciona importantes subvenciones de investigación para apoyar un proyecto grande o varios pequeños proyectos con un tema unificador. Abierto a organizaciones públicas y privadas, se busca apoyar proyectos de vanguardia. Las propuestas son evaluadas en el mérito científico y el impacto potencial de la economía y la sociedad. (17) Entrevista publicada en www.innovacion.cl, el 10 de Octubre del año 2012. 49
  51. 51. • Campus de Excelencia de Investigación y Empresa Tecnológica (CREATE): Situado en el jardín tropical de la Universidad Nacional de la Ciudad de Singapur University, CREATE es un campus internacional de investigación y centro de innovación, con convenios establecidos con las mejores universidades mundiales, laboratorios de empresas, incubadoras de tecnología y compañías de start-up. Los científicos de diversas disciplinas y culturas de estos centros llevan a cabo investigaciones en áreas de alto impacto científico y social en estrecha colaboración con la comunidad de investigación de Singapur. • Centros de Investigación de Excelencia (RCE): Representan centros de excelencia en la investigación en sus respectivas áreas de especialización. Dirigidos por científicos de renombre mundial, los RCE.lideran la construcción de una reputación mundial para el país desde una década de su creación. Los cinco ECR son: Centro de Tecnologías Quantum (CQT), Instituto de Ciencia del Cáncer de Singapur (Singapur CSI), Observatorio de la Tierra de Singapur (EOS), Instituto de Mecanobiología (MBI, Singapur) y Centro de Ciencias de la Vida del Medio Ambiente e Ingeniería (SCELSE). 3.6 Mercado Interno: Respecto a la apertura del mercado local, la evaluación de la realidad de nuestro país se encuentra mejor que los países similares (economías basadas en la eficiencia), pero aún bajo respecto los países más avanzados. El concepto está relacionado en como los emprendedores pueden lograr posicionar y mantener nuevos productos en el mercado local y su dinámica, que puede ser influenciada por 50 las empresas existentes y por la misma configuración del mercado interno. La evaluación de los emprendedores chilenos respecto al dinamismo del mercado interno, es más baja que la entregada por otros emprendedores en otros países, debido a que aún existen costos altos a la hora de entrar a un mercado, como lo es el gasto en elementos de marketing, organización de testeo de nuevos productos, fechas de pago dilatadas, entre otras situaciones, hacen que el costo de entrar en casi todas las industrias nacionales sean difícilmente absorbibles para emprendedores nóveles, sobre todo pensando en que no hay ingresos en el corto plazo. Además, en el caso de la relación entre emprendimiento y empresas desarrolladas, hay una evaluación respecto el insuficiente nivel de competencia y donde la autoridad no ha sido del todo riguroso a la hora de implementar la política de antimonopolio en todas las industrias locales. Esto complica la entrada de nuevos actores, ya que la resistencia que puede tener un nuevo emprendedor frente a una competencia con una empresa establecida es menor. En este sentido, el trabajo “Emprendimiento e innovación en Chile, una tarea pendiente” indica que la estabilidad del mercado, respecto segmentos y sus características permiten a las empresas establecidas mantener a sus clientes y que estos tengan bajos incentivos a cambiar de proveedores.
  52. 52. Un buen ejemplo sobre la forma de abordar el mercado interno, es que se encuentra en la India, donde las propias confederaciones y agrupaciones comerciales acogen a los emprendedores y les presentan oportunidades, desempeñado un rol en la consolidación de jóvenes empresarios, a través de sus redes establecidas, así como por la creación de plataformas empresariales para discutir las mejores prácticas y experiencias. objetivo es inspirar, educar y apoyar a la próxima generación de emprendedores de alto crecimiento, trabajando con instituciones académicas para ayudar a construir programas de iniciativa empresarial y organizar actividades para facilitar el éxito en el mundo real. Por ejemplo, organiza una Entrepreneurship Week cada año, que reúne a un gran número de instituciones educativas y redes de apoyo, mientras que TiE también organiza eventos de networking entre emprendedores e inversores. Algunos ejemplos de trabajo coordinado entre agrupaciones que acogen a emprendedores en la india son: • Los empresarios exitosos y profesionales fundaron The Indus Entrepreneurs, con raíces en la región del Indo. Hay más de 12.000 miembros y más de 1.600 socios fundadores, incluidos los empresarios de éxito, capitalistas de riesgo, inversores de capital privado, capitales ángeles, bufetes de abogados y profesionales de la gestión. • Bharatiya Yuva Shakti Trust, también conocido como Negocios y Juventud Comenzando Juntos, proporciona apoyo clave en las finanzas y la formación, principalmente dirigido a los grupos desfavorecidos (con ingreso per cápita familiar menor a Rs. 5000, aprox. 80 uds mensuales) entre los 18 y 35 años. El programa aprovecha la asistencia financiera a través del sistema de garantía de crédito del Gobierno de la India y también ofrece asistencia de tutoría activa a través de una red activa de establecida de entrepreneurs maduros. • La Red Nacional de Emprendimiento (NEN) y The Indus Entrepreneurs (TiE) son también muy activos en la prestación de asesoramiento y la creación de redes en el ecosistema emprendedor, especialmente en los sectores de crecimiento impulsados por el conocimiento, situados en las principales ciudades. Fundada en 2002, NEN es una iniciativa sin fines de lucro de la Fundación Wadhwani, cuyo 3.7 Infraestructura comercial y profesional: Los componentes de este concepto tiene que ver con la existencia una red comercial que puede apoyar a los emprendedores, como lo son proveedores, contratistas y consultores que los apoyen y la existencia de servicios financieros básicos que apoyen la actividad emprendedora. No existe una buena evaluación a la hora de acceder a este tipo de ayudas, principalmente por el costo asociado a dichas opciones, aunque se reconoce que hay bastantes alternativas. A la hora de evaluar las alternativas comerciales de apoyo financiero que se tienen, ocurre una situación similar que la anterior, reconociendo que hay una buena cantidad de ofertas respecto 51
  53. 53. servicios bancarios, como cuentas corrientes, notas de crédito, opciones de comercio exterior, pero que su costo no es posible de absorberlo por parte del emprendedor. El costo de una cuenta corriente empresa, dependerá de varias condiciones, entre las cuales esta saldos mínimos en cuentas corrientes, pero se estima entre unas 5-7 UF anuales. Un buen ejemplo seguir es el que ha desarrollado Taiwán, a través de una política para la promoción de inversiones, promulgando varias leyes para alentar a los ciudadanos a participar en los asuntos de negocios a través de la inversión, como el Estatuto de Fomento de las Inversiones. De esta manera, se creó el Estatuto para la implantación y gestión de la ciencia basados en Parques Industriales (1979), creando dos áreas importantes para el desarrollo industrial de Taiwan, como lo son las Zonas de Procesamiento de Exportaciones (ZPE) y el Scientífic Hsinchu Industrial Park (HSIP), convirtiéndose en focos eficaces para las PYMEs emprendedoras. 3.8 Normas sociales: Tal vez sea uno de los mejores elementos evaluados, junto con los programas estatales de apoyo al emprendimiento. La visión que tiene la sociedad chilena hacia el emprendedor, su capacidad de forjarse el destino propio (más que la comunidad) y la valoración del éxito individual es positiva. Hay una mirada optimista respecto el esfuerzo autosuficiente, la autonomía y la iniciativa personal. 52 Sin embargo la misma cultura no es favorable a la toma de riesgos, como lo es emprender un camino independiente o innovador. Además no estimula la creatividad y la innovación (ya se vio que parte de eso comienza en la educación escolar), sino más bien el mantenerse en el promedio, sin sobresalir. Conclusiones del subcapítulo Una vez evaluado el ecosistema que está presente en nuestro país y su contraste, se entiende que el acceso al financiamiento es un capítulo crítico a mejorar en nuestro país. El estudio “Formas de evaluación para emprendedores MiPEs”, la propia evaluación registrada en informes como GEM y la evidencia internacional, indicaron que el acceso a través del sistema tradicional es mínimo, debido a las demandas del sistema, entre otros elementos como la exigencia de antigüedad, ventas que soporten el financiamiento o la petición de garantías. El sistema financiero tradicional está capacitado para atender emprendedores con negocio establecidos y flujos conocidos, no para ideas nuevas o escalamientos importantes. Las alternativas en nuestro país que están diseñadas a financiar según méritos del emprendimiento tienen un alcance limitado, a pesar de los múltiples actores que existen, entre fondos públicos y privados. Este parece ser el camino correcto si se observan experiencias como en EEUU, donde la sofisticación de estás instancias ha ayudado a financiar emprendimientos sin historia. De todas maneras, el objetivo de estos
  54. 54. programas no está siendo la masividad, si no es colocar los fondos disponibles en los mejores proyectos de emprendimiento, por lo que su aporte al crecimiento de la población involucrada en el emprendimiento por oportunidad es menor. Una buena medida es mejorar y ampliar el grado de conocimiento sobre estas alternativas, haciéndolas más accesibles. Dadas las restricciones de antigüedad, garantías o flujos de venta reales, el emprendedor sin historia no tiene cabida en el sistema tradicional de financiamiento. Falta una mayor sofisticación de las fuentes de financiamiento, como las alcanzadas en las economías basadas en la innovación. Otros componentes del ecosistema, como la infraestructura comercial (costosa para el emprendedor en un comienzo, en particular porque aún es necesario invertir en burocracia para crear una empresa y por los plazos de pagos que deben soportar con proveedores o clientes más grandes) y la asociatividad (en comparación a otros países, las asociaciones gremiales y/o comerciales no cuidan y cobijan a emprendedores) muestran que nuestro país se encuentra aún a medio camino, respecto mejores prácticas que se desarrollan en ecosistemas más desarrollados como Singapur, Israel o EEUU, aún cuando hay iniciativas que permiten mejorar este panorama en el corto plazo. Para nuestro país, no sólo el proceso de financiamiento se encuentran mal evaluados, si no que otros elementos pertenecientes al ecosistema emprendedor que podrían tener incidencia en el comportamiento de los emprendedores, como lo es la educación (no hay inversión en crear emprendedores en ninguna etapa del proceso educativo, desde el colegio hasta la Universidad y más allá, creando una discriminación favorable para quienes tienen ciertas competencias innatas, característico de los emprendedores exitosos) y la transferencia de conocimiento desde las investigaciones y el desarrollo es mínimo (por lo cual las universidades chilenas aún no son actores de relevancia en el emprendimiento) también reciben baja evaluación. 53
  55. 55. CAPÍTULO 3 EXPERIENCIA DE EMPRENDIMIENTO PARTE B, ANÁLISIS DE LA DEMANDA El mundo de los emprendedores es complejo, ya que involucra habilidades, competencias, puestas por el propio emprendedor y demandas, en referencia al mundo exterior. Aunque es de sentido común pensar que no cualquiera puede ser un buen emprendedor, las características necesarias para tener éxito no son pocas, habiéndose estudiado extensamente, de manera de encontrar que razones hacen que ciertos emprendedores sean exitoso y otros no. Como ya se describió en la primera parte de este capítulo, existe una oferta hacia el mundo emprendedor, en forma de ecosistema, tanto desde el Estado, como de entes privados presentes en la cadena de valor del emprendimiento (financiación, regulación, entre otros influenciadores). Sin embargo, dada la evaluación existen aún brechas que saldar respecto esta oferta, para lograr acercarnos a los primeros puestos de los rankings de emprendimiento e innovación mundial. 54 Actitudes y Competencias en el mundo emprendedor De acuerdo al informe GEM en su capítulo de Chile, las actitudes de emprendimiento forman parte de las condiciones determinantes en la actividad, en relación a las ganas de aprovechar una oportunidad, los conocimientos y habilidades puestas al servicio de la concreción y gestión de la idea, el temor al fracaso y como la propia sociedad actúa frente al emprendimiento. La evaluación de las actitudes emprendedoras en Chile muestran que la población tiene una cierta percepción de oportunidades a aprovechar (57% de los encuestados) y capacidades que utilizar (62% de los encuestados) y temor a fracasar que no afecta a gran cantidad de potenciales emprendedores (27% de los encuestados).
  56. 56. Respecto la actitud nacional frente al emprendimiento, tanto la valoración del papel de un emprendedor, la consideración del emprendimiento como una carrera deseable y la atención que prestan los medios a la actividad emprendedora, nuestro país exhibe porcentajes de aprobación ligeramente mayores que el promedio del resto de países similares (con economías basadas en la eficiencia) y un poco menores en relación a las economías basadas en los recursos (que presentan niveles de emprendimiento mayores, tal como se vio en el capítulo 2). Esto es concordante con la evaluación de las normas sociales, descritas en el subcapítulo pasado (3.8). En el estudio “Consultoría para el levantamiento de línea base para el programa de apoyo al entorno emprendedor InnovaChile – Mineduc”, realizado por la Universidad Central en el año 55
  57. 57. 2012, se esquematizó el concepto de competencia, revisando varios modelos aplicados a los emprendedores y proponiendo un nuevo enfoque que recoge los principales hallazgos de la revisión de las anteriores conceptualizaciones. El resultado fue la descripción de una serie competencias centrales, posibles de ser automedidas por un candidato a ser emprendedor: Cuadro 3b.2: Operacionalización de competencia del emprendimiento COMPETENCIA 1 Propósito OPERALIZACIÓN EN LA AUTO-EVALUACIÓN • Me gusta pensar en mi futuro. • Cuando trabajo en un proyecto que me interesa, me gusta tener metas. 2 Disposición a correr • Tengo miedo a cometer errores. riesgos • Cuando realizo una actividad que me interesa, me la juego y corro riesgos para lograrla. 3 Poder de decisión • Antes de tomar una decisión, analizo la información y las posibles consecuencias. • Cuando es necesario, soy capaz de tomar decisiones rápidas. 4 Tolerancia a la ambi- •Soy capaz de reaccionar rápida y flexiblemente a los cambios u obstáculos que güedad se producen en mi entorno. • Es más divertido atacar un problema difícil que resolver uno simple. 5 • Cuando me equivoco estoy dispuesto(a) a aprender de mis errores. zaje • Me gusta aprender cosas nuevas. Capacidad de identifi- • Tengo la capacidad de entender o captar lo que necesita la gente. car oportunidades 6 Capacidad de aprendi- •Tengo facilidad para identificar nuevas oportunidades cuando observo a mí alrededor 7 Capacidad de trabajar • Me gusta tomar mis decisiones junto con otras personas. en equipo • Cuando corresponde, acepto trabajar de acuerdo a las instrucciones de otras personas. 56
  58. 58. COMPETENCIA OPERALIZACIÓN EN LA AUTO-EVALUACIÓN Capacidad de adminis- • Soy ordenado con el manejo de mi dinero, mi tiempo y mis cosas. trar recursos 8 • Mis libros, video juegos, DVD’s u otro tipo de colección, están organizadas por tema, tamaño u otra manera. 9 Planificar y • Planifico y organizo mis tareas antes de comenzarlas. sistematizar • Si no resulta una manera de solucionar un problema, busco otra forma de hacerlo. Habilidad • Me gusta proponer nuevas ideas o alternativas para hacer las cosas. creadora e 10 • Pienso constantemente en nuevas y mejores formas de hacer las cosas. innovadora 11 Perseverancia • Cuando tengo un problema, lo llevo a cabo hasta que lo resuelvo. • Cuando las circunstancias son difíciles, persevero en mi esfuerzo. 13 Capacidad de comuni- • Es fácil para mí explicar a otros lo que pienso. car 12 • Entusiasmo a la gente cuando le cuento mis ideas Autonomía • Soy capaz de tomar mis propias decisiones y asumir la responsabilidad de los resultados. • Confió en mí mismo. Fuente: Consultoría para el levantamiento de línea base para el programa de apoyo al entorno emprendedor InnovaChile – Mineduc, Universidad Central, 2012. Aspiraciones emprendedoras Este concepto, definido por el Global Entrepreneurship Monitor como parte de las medidas de éxito de un emprendimiento, se enfocan en cómo este aporta al entorno, a través de la generación de empleo, las expectativas de crecimiento, la mejora de la competitividad a través de la innovación y la posibilidad de exportar y estar presentes en mercados internacionales. Respecto la generación de empleo, existen cuatro tipos de emprendedores: (1) quienes no desean crear empleo, dado que están en la actividad por necesidad o porque están de acuerdo de trabajar como profesional indepen- 57
  59. 59. diente solo, (2) quienes tienen bajas expectativas de crear empleo, preferentemente dentro de su familia, encontrándose en las 1era etapas de emprendimiento, (3), quienes, aunque tendrán impacto en el empleo, no están interesados en seguir creciendo y finalmente (4) quienes si esperan tener un gran impacto. Como se puede ver en el cuadro 3b.3, las expectativas de los emprendedores chilenos se encuentran mayoritariamente en los grupos (2) y (3), es decir, piensan que tendrán éxito generando empleo, pero no el máximo. expectativas de generar empleo, reflejados en que son los creados por la necesidad. En comparación con el resto de los países en el cuadro, hay otros 2 países que tienen niveles similares (Turquía y Eslovaquia), pero en general para el resto de los países, dichos emprendimientos son minorías, siendo sobrepasados por los emprendimientos que si crean empleos, ubicándose en Es interesante que aún en nuestro país un alto porcentaje de emprendimiento que no tienen 58
  60. 60. los tipos (2), (3) y aún en el mejor de los casos (4), situación que ocurre particularmente en EEUU, Inglaterra, México y Eslovaquia y nuestro propio país.. Respecto la innovación, los emprendedores chilenos están apuntando mayoritariamente a Ahondando en la creatividad y la innovación declarada, esta no tiene que ver con el uso de tecnologías en los productos, ya que mayoritariamente los emprendedores (más de un 55% para los emprendedores en etapas tempranas y casi un 80% para emprendedores establecidos) no las utilizan, lo que indica que los nuevos productos/servicios están basados en nuevos diseños auto-fabricados de manera artesanal, sin incluir nuevas tecnologías o son básicamente crear u ofrecer nuevos productos, tanto en sus etapas iniciales, como etapas más maduras. La creatividad del emprendedor se hace presente en este sentido, aún cuando no haya sido enseñada y no implique nuevos diseños, según se ve en el cuadro 3b.4. productos ya fabricados, pero no vendidos aún en el país. La creatividad está orientada a encontrar nuevos productos ya fabricados, más que crear nuevos productos. El concepto de innovación agrega valor según los emprendedores, según el cuadro 3b.5, teniendo una excelente evaluación respecto del concepto en sí mismo y la llegada de productos innovadores. Además sus clientes valoran muy 59

×