Construyendo una cultura_emprendedora

340 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Construyendo una cultura_emprendedora

  1. 1. Construyendo una Cultura Emprendedora Existe la materia prima para transformar a la cultura empresarial de México en una cultura emprendedora con mayor potencial de crecimiento económico y un comercio lucrativo. I. Antecedentes México tiene una economía en la cual los dueños de negocios pelean diariamente para sobrevivir. Además, los negocios en México generan bajos niveles de ingresos y tienen un bajo potencial de crecimiento. Cerca de 200,000 empresas son creadas cada año, sumándose a las 3.7 millones que ya existen. Sin embargo, aunque las cifras son impresionantes, la mayoría de los nuevos establecimientos son motivados por la falta de oportunidades de empleo, son pequeños negocios que no poseen un alto valor agregado, que contribuyen de manera mínima al PIB y que no reúnen las características apropiadas para obtener capital, inversiones a largo plazo o capital de riesgo. Comúnmente, el estado de la actividad económica en México es atribuido a su cultura empresarial. Sin embargo, como en cualquier otro país, la naturaleza de la actividad económica en México y la cultura empresarial son un resultado endógeno de las instituciones e infraestructura en la cual la cultura empresarial se ha desarrollado. Porque es endógena, existe el potencial de transformar a la cultura empresarial de México en una cultura emprendedora con mayor potencial de crecimiento económico y un comercio lucrativo. La eventual transformación de la clase empresarial mexicana es probablemente inevitable. Ya existen instituciones e infraestructura básicas o se están creando poco a poco, lo cual permitirá que se dé dicha transformación. Sin embargo, sin la intervención activa para trasformar la cultura empresarial, los cambios serán mucho más lentos. Además, sin una intervención activa y cuidadosamente dirigida, México está en el riesgo de crear instituciones e infraestructura que impidan dicha transformación. En particular, México y otras economías emergentes, habiendo observado el aparente éxito de la infraestructura e instituciones en emprendimientos de alto valor agregado e inversiones de capital de riesgo de Estados Unidos, podrían simplemente imitar las instituciones que parecen estar asociadas con el éxito. A la vez, se debe de reconocer que dichas instituciones y el ambiente de negocios no fueron creados de la noche a la mañana, y además, las economías emergentes no han tenido las mismas oportunidades que han existido en Estados Unidos. Nuestro objetivo en este artículo es contribuir en la creación de un mapa en el cual los creadores de las políticas públicas en México puedan acelerar el ritmo de la transformación de la cultura empresarial mexicana y permitir que México pueda anticipar y evadir decisiones institucionales que retarden o limiten el potencial de México. Para alcanzar dicha meta, primero analizamos la cultura emprendedora en Estados Unidos, identificando los roles críticos de los actores claves y las diferencias esenciales entre Estados Unidos y México. Después proveemos un más detallado y específico prorrateo del actual estatus de la cultura emprendedora en México, identificando sus fortalezas y limitantes. Basándonos en nuestras investigaciones, ofrecemos una serie de recomendaciones que pueden ayudar a acelerar la transformación en México, a la luz de las específicas características de México y que se puedan evadir los errores cometidos por Estados Unidos. El centro de nuestro análisis y recomendaciones es en el clima de una sociedad la cual fomenta la actividad emprendedora y apoya a los emprendedores para que tengan acceso a capital, específicamente al capital de riesgo, capital privado y otras formas de capital de riesgo. Nuestras recomendaciones se dirigen a los actores claves del mercado y a los roles que deben de tomar. La Legitimidad Fundada en Emprendimientos e Inversiones Racionales Fomentar la actividad emprendedora, per se, no es un objetivo útil para las políticas públicas. Sin embargo, es posible, aunque sea de manera temporal, fomentar la actividad emprendedora creando impresiones falsas sobre las posibles recompensas y éxitos del esfuerzo emprendedor. Esto sucede ya que incentiva a las personas a experimentar con nuevas alternativas de negocios. Mientras el experimento sea un éxito y el componente emprendedor de la economía crezca como resultado de dichos esfuerzos, es posible que la
  2. 2. salud de la economía sea afectada. La perspectiva de este reporte está basada en principios económicos, comenzando con el énfasis en el emprendimiento racional. El emprendimiento racional significa que los emprendedores deciden perseguir oportunidades sin predisponerse a los posibles riesgos y ganancias. Esto significa que no experimentan basándose en opiniones externas las cuales puedan sobre valorar a la oportunidad. Los individuos que deciden emprender y perseguir determinados proyectos no pueden ser demasiado optimistas ya que las falsas impresiones pueden resultar en frustración. Además, si los individuos no poseen las herramientas o el compromiso necesarios y son inducidos a realizar algún proyecto debido a las posibles elevadas ganancias, entonces tienen una alta posibilidad de fracasar. Para evitar estos errores, es indispensable que los emprendedores se relacionen con emprendedores exitosos para que aprendan de sus experiencias. A la vez, los emprendedores deben de entender que las oportunidades que poseen un elevado nivel de ganancias, son oportunidades con un alto potencial de riesgo, dónde el éxito depende de la habilidad, el trabajo arduo y de la suerte. Los proveedores experimentados de capital de riesgo entienden y facilitan el optimismo en las proyecciones del emprendedor. Principios Centrales de Políticas de Emprendimiento de Alto Valor Agregado En vez de fomentar un clima de excesivo optimismo o exuberancia irracional, nosotros enfatizamos cuatro principios fundamentales como herramientas para obtener políticas exitosas que fomenten una cultura emprendedora de alto valor agregado, apoyada con un apropiado nivel de inversión de capital de riesgo: Una legítima y efectiva política debe basarse en la creación de infraestructura que reduzca el riesgo y/o incremente las ganancias de los esfuerzos emprendedores y la inversión de capital de riesgo. Además, debe permitir a los emprendedores e inversionistas identificar oportunidades que logren obtener ventaja competitiva y que enfrenten de manera correcta el riesgo y las ganancias de las oportunidades emprendedoras. A la vez, una política legítima y efectiva debe estar basada en la creación de infraestructura que reduzca los costos de experimentación con las oportunidades emprendedoras, y debe encontrar y remover barreras artificiales para poder perseguir o invertir en oportunidades e ideas emprendedoras. Reduciendo el riesgo e incrementado las ganancias esperadas: La mayoría de los proyectos emprendedores con gran potencial de éxito tienen un componente de riesgo muy alto. Sin embargo, los emprendedores racionales e inversionistas no necesariamente no aceptan el riesgo. Si, por ejemplo, una oportunidad para servir a un mercado específico puede ser perseguida en dos localidades que únicamente difieren en el nivel de riesgo, la oportunidad va a ser comúnmente perseguida en aquella localidad con menor grado de riesgo. Los individuos en la localidad con mayor grado de riesgo van a ser menos propensos a perseguir dicha oportunidad ya que el riesgo disminuye las ganancias esperadas y el valor presente de las ganancias esperadas del emprendedor. Además, los proveedores de capital de riesgo son menos propensos a invertir en localidades con un alto grado de riesgo por las mismas razones mencionadas anteriormente. A la vez, los emprendedores racionales y los inversionistas de capital de riesgo reconocen que, para una oportunidad particular, las localidades están en competencia unas con otras, y por lo tanto, la localidad con menor grado de riesgo tiene una ventaja competitiva en alcanzar dicha oportunidad. Es por esto que se diseñan políticas para reducir riesgo e incrementar la ventaja competitiva de las oportunidades emprendedoras. El mismo razonamiento se aplica cuando el riesgo y las ganancias esperadas no están basados en la geografía, sino en factores como seguridad en el acceso a los recursos, riesgo a la reacción de la competencia, etc. Incrementando la exactitud de las posibles ganancias y riesgos: Todo lo demás constante, se espera que una oportunidad sea perseguida por un emprendedor que pueda prorratear sus riesgos y posibles ganancias de manera adecuada y exacta. Además, este emprendedor será más propenso a atraer capital de riesgo. Los emprendedores racionales reconocen que, usualmente, están compitiendo con otros emprendedores en la obtención de una oportunidad. Para tomar la decisión de seguir adelante, el emprendedor necesita hacerse dos preguntas: ¿Por qué esta oportunidad no ha sido perseguida? ¿Por qué soy yo la persona indicada para perseguir esta oportunidad? Estas mismas preguntas son críticas para saber si los proveedores de capital de riesgo deben invertir o no. Usualmente, la inhabilidad de contestar a estas preguntas de manera eficiente desanima a los
  3. 3. emprendedores y hace que se les sea más difícil tener acceso al capital de riesgo. A la vez, la ventaja competitiva de las oportunidades emprendedoras puede ser alentada por políticas que construyan una infraestructura que permita a los emprendedores y a los inversionistas a afrontar el riesgo y obtener ganancias de una manera apropiada. Reduciendo el costo de experimentación: Un aspecto clave para lograr el fomento del crecimiento racional de la cultura emprendedora está en disminuir los costos de experimentación en todas las dimensiones. El experimentar es muy costoso para los emprendedores si, por ejemplo, el obtener un empleo después de intentar un emprendimiento fallido es muy tardado o difícil, o si el tiempo para saber si el negocio tiene potencial de éxito es muy largo. Además, la experimentación es muy costosa para los inversionistas si el efectivo invertido asociado con el experimento es elevado. Por lo tanto, la ventaja competitiva de la oportunidad emprendedora aumenta cuando se implementan políticas que crean una infraestructura que reduzca los costos de experimentación. Removiendo barreras artificiales: Muchas veces el perseguir oportunidades emprendedoras es obstaculizado si los emprendedores o los posibles proveedores de capital de riesgo son limitados a invertir por medios artificiales. Aunque las oportunidades tengan un elevado valor agregado, si los emprendedores encuentran difícil experimentar o si los proveedores de capital de riesgo no tienen la libertad de invertir, las oportunidades no podrán ser llevadas a cabo. Las barreras artificiales no afectan tanto a aquellas personas que pueden proveer su propio capital, sin embargo, las barreras artificiales tienden a disminuir el valor económico de la oportunidad en cualquier circunstancia. II. Contribuciones claves a la Cultura Emprendedora de Estados Unidos: Diferencias Comparadas con México En esta sección nosotros revisamos la cultura emprendedora en Estados Unidos, identificamos los roles críticos de los actores claves y diferencias esenciales entre Estados Unidos y México. Nuestro énfasis se centra en emprendimientos e inversiones de capital de riesgo racionales, y en políticas diseñadas para crear una infraestructura que promueva la ventaja competitiva mediante: la reducción del riesgo e incrementando las ganancias esperadas del emprendimiento, disminuyendo los costos de experimentación y eliminando las barreras artificiales a la actividad emprendedora y a la inversión. Ser Emprendedor...¿Una Empresa Sencilla? Alejandro Villalón y Leonardo Shapiro, dos emprendedores exitosos. La idea de ser un emprendedor y hacer funcionar un negocio propio no tarda en invadir nuestros pensamientos, es como casi estar ahí, un estado en que todo es perfecto y funciona tal como lo pensamos, pero, ¿será realmente así? El mes pasado encontré en la reconocida revista Expansión, un artículo relacionado con un par de emprendedores: Alejandro Villalón y Leonardo Shapiro Con su concepto ‘Tienda Kit’, además de en Internet, dentro de el visitado portal de esmas.com/emprendedores, leí que Alejandro y Leonardo habían recibido el nombramiento de Emprendedor del Mes Suponiendo que no todo es color de rosa, tomé la iniciativa de hacer las siguientes preguntas básicas a los expertos en el tema: Alejandro Villalón y Leonardo Shapiro. ¿Ser emprendedor requiere tener dinero propio antes de empezar? No necesariamente, existe toda una estructura definida en el mercado dispuesta a fondear proyectos con posibilidades de éxito, aunque en México el mercado de capital de riesgo es
  4. 4. un mercado poco desarrollado, si uno cuenta con las ganas de conseguirlo, es factible. ¿Cuáles son algunas de las fuentes de fondeo de una nueva idea? F&F (Friends and Family): Es la forma más fácil y factible para conseguir el capital semilla para iniciar una nueva empresa. Ángeles: Personas físicas o grupo de personas físicas que están buscando proyectos donde invertir, y no tienen ni requieren una estructura organizacional muy compleja. Fondos de inversión de capital de riesgo: Personas morales que se dedican a la inversión de cantidades importantes de empresas con una estructura más compleja y que ya se encuentran en operación. ¿Tener una idea original es suficiente? Si bien la idea del negocio seguramente es la base de todo el concepto, para que ésta pueda tener valor, tiene que poder ser ejecutada. ¿Cómo se puede mostrar que la idea tiene valor? Una idea esbozada en un pedazo de papel no es suficiente, la idea debe ser plasmada en un plan de negocios indicando lo siguiente: • Descripción detallada de la propuesta de valor. • Un análisis de cuáles son las deficiencias que esta cubriendo o en su defecto cuál es la propuesta innovadora en caso de que el producto o servicio de la idea sea algo no existente en el mercado. • Un análisis bien fundamentado de los recursos necesarios para llevar a cabo el negocio, detallando su aplicación y una línea de tiempo de cómo se deberán ir ejerciendo. • Una proyección de los flujos de efectivo que el negocio podrá generar. • Una lista del talento que la empresa deberá conseguir del mercado para poder ejecutar el plan de negocios estipulado. Demostrar al menos de forma hipotética que el equipo directivo tendrá la capacidad de llevar a cabo lo que el plan de negocios propone. La capacidad de vender el plan de negocios como un producto es fundamental. En su opinión, ¿qué peso tiene el factor suerte y qué tanto el trabajo duro? Es una combinación de ambos, si bien es cierto que no hay factor que pueda suplir el trabajo duro así como el compromiso del emprendedor, aunque esto implique sacrificios personales (que garantizo que existirán), el estar en el momento y en el lugar adecuado siempre es un factor fundamental, si bien la suerte es un concepto muy abstracto, y se puede llevar toda una disertación sobre si esta se da o se crea, creemos que si es un factor fundamental. ¿Hay que tener experiencia o basta con los deseos de ganar? También es una combinación de ambos, es decir, normalmente un nuevo emprendedor no tiene experiencia en crear una empresa, pero su “background” es fundamental. Además, hay que contar con el perfil de personalidad adecuado, lo que en muchas ocasiones se convierte en el factor más decisivo. El emprendedor tiene que tener una personalidad desprendida, con mucha capacidad de manejo de la frustración y de adaptarse a los cambios, también el apoyo familiar es indispensable, pues esta aventura exigirá sacrificios tanto para el
  5. 5. emprendedor como para su familia. ¿Cómo ayudan las relaciones personales a posicionar una idea nueva? Las relaciones personales o el ‘networking’ es una herramienta fundamental, el emprendedor tiene que contar con una personalidad muy “liviana”. Hay que recordar que constantemente está vendiendo sus ideas, pero para vender además de ser bueno en la disciplina, se requiere de un universo de clientes. Este punto es más relevante en países donde la riqueza y decisiones están muy concentradas como es el caso de México y los países en desarrollo. En su opinión ¿ cuál es la característica fundamental que un emprendedor debe tener para ser exitoso? No creemos que exista una característica única, las más importantes en nuestra opinión son: • Una gran imaginación con la capacidad de aterrizar en conceptos concretos. • Mucha persistencia y tolerancia a la frustración. • Ser un gran vendedor y contar con mucho entusiasmo. • No contar con una personalidad propicia a la depresión. • Tener la capacidad de ESCUCHAR. Ser ‘emprendedor’ es una excelente idea pero hay un factor adicional que se presenta cuando llega el momento de decidir, esta es nuestra resistencia natural a los cambios, temor a dejar la zona de confort en la que nos encontramos, o el miedo a perder lo ganado, sin embargo vale la pena intentarlo.
  6. 6. emprendedor como para su familia. ¿Cómo ayudan las relaciones personales a posicionar una idea nueva? Las relaciones personales o el ‘networking’ es una herramienta fundamental, el emprendedor tiene que contar con una personalidad muy “liviana”. Hay que recordar que constantemente está vendiendo sus ideas, pero para vender además de ser bueno en la disciplina, se requiere de un universo de clientes. Este punto es más relevante en países donde la riqueza y decisiones están muy concentradas como es el caso de México y los países en desarrollo. En su opinión ¿ cuál es la característica fundamental que un emprendedor debe tener para ser exitoso? No creemos que exista una característica única, las más importantes en nuestra opinión son: • Una gran imaginación con la capacidad de aterrizar en conceptos concretos. • Mucha persistencia y tolerancia a la frustración. • Ser un gran vendedor y contar con mucho entusiasmo. • No contar con una personalidad propicia a la depresión. • Tener la capacidad de ESCUCHAR. Ser ‘emprendedor’ es una excelente idea pero hay un factor adicional que se presenta cuando llega el momento de decidir, esta es nuestra resistencia natural a los cambios, temor a dejar la zona de confort en la que nos encontramos, o el miedo a perder lo ganado, sin embargo vale la pena intentarlo.

×