Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

marquiegui_c_fichascontenido

Fichas de contenido para mi investigación.

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

marquiegui_c_fichascontenido

  1. 1. http://hipertextual.com/2014/07/impresion-3d-medicina http://es.wikipedia.org/wiki/Pr%C3%B3tesis http://www.20minutos.es/noticia/2257759/0/impresoras-3d/tecnologia/ciencia-ficcion/ http://www.muyinteresante.es/innovacion/medicina/articulo/crean-rinones-artificiales-con-una- impresora-3d-581400067445 http://www.elcomercio.com.ec/tendencias/salud/aplicaciones-de-impresora-3d- revolucionan.html http://www.eldiario.es/turing/bioimpresion-3d_0_311119086.html http://futurosposiblesimprevisibles.blogspot.com.es/2013/01/las-impresoras-3d-fabrican-en- casa.html http://es.wikipedia.org/wiki/Impresi%C3%B3n_3D http://www.rtve.es/noticias/20140127/protesis-hechas-impresoras-3d-para-victimas-guerra- sudan/862580.shtml http://cincodias.com/cincodias/2014/07/02/lifestyle/1404314439_839538.html 3. ÍNDICE 1. Introducción 1.1. ¿Por qué este tema? 2. En qué consiste la impresión 3D La impresión 3D es un grupo de tecnologías de fabricación por adición donde un objeto tridimensional es creado mediante la superposición de capas sucesivas de material.1 Las impresoras 3D son por lo general más rápidas, más baratas y más fáciles de usar que otras tecnologías de fabricación por adición, aunque como cualquier proceso industrial, estarán sometidas a un compromiso entre su precio de adquisición y la tolerancia en las medidas de los objetos producidos. Las impresoras 3D ofrecen a los desarrolladores de producto, la capacidad para imprimir partes y montajes hechas de diferentes materiales con diferentes propiedades físicas y mecánicas, a menudo con un simple proceso de montaje. Las tecnologías avanzadas de impresión 3D, pueden incluso ofrecer modelos que pueden servir como prototipos de producto. Desde 2003 ha habido un gran crecimiento en la venta de impresoras 3D. De manera inversa, el coste de las mismas se ha reducido.2 Esta tecnología también encuentra uso en los campos tales como joyería, calzado, diseño industrial, arquitectura, ingeniería y construcción, automoción y sector aeroespacial, industrias médicas, educación, sistemas de información geográfica, ingeniería civil y muchos otros. 2.1 Historia de la impresión 3D "Albert Arjona se paga el máster con un negocio casero. Imprime ecografías de embarazos con su impresora 3D. “Sesenta euros con IVA y portes incluidos”, dice el barcelonés. Desde que en 1995 a los estudiantes del MIT Tim Anderson y Jim Bredt se les ocurriera destripar una impresora para sustituir la inyección de tinta por un polvillo, las impresoras 3D han saltado de la gran industria al entorno doméstico. No es aún lo habitual, pero pronto lo será. La acelerada caída de sus costes, a una velocidad que no conocieron el ordenador ni la impresora láser, hace prever que en una década la impresora 3D será tan popular en los
  2. 2. hogares como lo es hoy la convencional. Mientras tanto, la industria farmacéutica y médica aplica las impresoras 3D para sus investigaciones. También despachos de profesionales la incorporan para abaratar costes o ganar tiempo en sus proyectos. 2.1. Materiales y funcionamiento Gracias a la inyección de plástico líquido o polvo de arena, de una de estas impresoras salen prótesis dentales o utensilios para el hogar pero, a diferencia de la impresora convencional, su tamaño es fundamental. Un parachoques, por ejemplo, no podrá salir de una impresora del tamaño de un microondas. Hay que construirlas a medida, al menos para la industria. Impresión por inyección[editar] Un método de impresión 3D consiste en el sistema de impresión por inyección. La impresora crea el modelo de capa en capa esparciendo una capa de polvo (plástico o resinas) e inyecta un coaligante por inyección en la sección de la pieza. El proceso es repetido hasta que todas las capas han sido impresas. Esta tecnología es la única que permite la impresión de prototipos a todo color, permitiendo, además, extraplanos o salientes. Modelado por deposición de fundente[editar] El modelado por deposición de fundente, una tecnología desarrollada por Stratasys6 que es usada en prototipado rápido tradicional, usa una tobera para depositar polímero fundido sobre una estructura soporte, capa a capa. Otro enfoque es fundir de manera selectiva el medio de impresión sobre una base granular. En esta variación el medio no fundido sirve de soporte para los resaltes y paredes delgadas de la pieza a producir, reduciendo así la necesidad de soportes auxiliares temporales. Típicamente un láser es usado para sinterizar el medio y formar el sólido. Ejemplos de esto son el sinterizado selectivo por láser y el sinterizado directo de metal por láser (DMLS) usando metales. Una última variación consiste en usar una resina sintética que se solidifica usando la luz de LEDs.7 Fotopolimerización[editar] Estereolitografía Artículo principal: Estereolitografía La tecnología SLA utiliza resinas líquidas fotopoliméricas que se solidifican cuando son expuestas a la luz emitida por un láser ultravioleta. De esta forma se van creando capas superpuestas de resina sólida que van creando el objeto. Fotopolimerización por luz ultravioleta En la fotopolimerización por luz ultravioleta, SGC, un recipiente de polímero líquido es expuesto a la luz de un proyector DLP bajo condiciones controladas. El polímero líquido expuesto endurece; la placa de montaje se mueve hacia abajo en incrementos pequeños y el polímero es expuesto de nuevo a la luz. El proceso se repite hasta que el modelo es construido. El polímero líquido restante es entonces extraído del recipiente, dejando únicamente el modelo sólido. El ZBuilder Ultra es un ejemplo de sistema DLP de prototipado rápido. Fotopolimerización por absorción de fotones Características ultra pequeñas pueden ser conseguidas a través de la técnica de la microfabricación 3D, mediante el mecanismo de fotopolimerización por absorción de fotones. En esta variación, el objeto 3D deseado es trazado en un bloque de gel con un láser. El gel es curado y se solidifica sólo en los lugares en donde el láser es enfocado debido a la nolinealidad
  3. 3. óptica de la fotoexcitación; después de la etapa de láser, el gel restante es lavado. Esta técnica ofrece tamaños de menos de 100 nm siendo fácilmente fabricables tanto en estructuras complejas de partes móviles como en fijas.8 Impresión con hielo[editar] Recientemente se han desarrollado técnicas que por medio de un enfriamiento controlado de agua tratada, son capaces de producir una auténtica impresión 3D con hielo como material.9 Aunque es una tecnología en desarrollo y sus ventajas a largo plazo están aun por ver, el ahorro de material específico para llevar a cabo la impresión, independientemente del coste del proceso, parece una de ellas.10 11 Kit de Impresora[editar] Hay impresoras que se pueden montar desde un kit. A modo de ejemplo, la impresora Prusanstein tiene como base los siguientes elementos:12 ● Piezas impresas, conjunto completo de varillas lisas y roscadas, tornillería, juego de rodamientos, poleas (LM8uu, 608zz y 624zz) y correas modelo GT2. ● Manuales de Montaje, calibración y uso de principal software. ● Ramps v1.4, totalmente ensamblada [ver más] ● 5 controladores Steppers ● Mega Arduino compatible [ver más] ● 3 Finales de carrera mecánicos (endstop) ● Juego 5 motores paso a paso NEMA 17 (1.8 deg/step, 40 N/cm). ● Ventilador para refrigerar la electrónica Materiales[editar] Los filamento vienen caracterizados por el diámetro (en milímetros), se venden generalmente en bobinas por peso (kg.) y son principalmente de los siguiente materiales:13 ● Ácido poliláctico (PLA). ● Laywoo-d3, compuesto madera/polímero similar al PLA.14 ● Acrilonitrilo butadieno estireno (ABS). ● Poliestireno de alto impacto (HIPS). ● Tereftalato de polietileno (PET). ● Elastómero termoplástico (TPE). ● Nylon, el más utilizado. 2.2 Aplicaciones en diversos ámbitos ● Generalidades Aplicaciones típicas incluyen visualización de diseños, prototipado/CAD, arquitectura, educación, salud y entretenimiento. Otras aplicaciones pueden llegar a incluir reconstrucción de fósiles en paleontología, replicado de antigüedades o piezas de especial valor en arqueología y reconstrucción de huesos y partes del cuerpo en ciencia forense y patología. ● Arte Más recientemente el uso de las tecnologías de impresión 3D ha sido sugerido.21 Artistas han usado impresoras 3D de diferentes maneras.22 Durante el Festival de Diseño de Londres, un montaje, desarrollado por Murray Moss y dirigido a la impresión 3D tuvo lugar en el Museo de
  4. 4. Victoria y Alberto. La instalación fue llamada Industrial Revolution 2.0: How the Material World will Newly Materialise.23 ● Biotecnología La tecnología de impresión 3D está siendo actualmente estudiada en el ámbito de la biotecnología, tanto académico como comercial, para su posible uso en la ingeniería de tejidos, donde órganos y partes del cuerpo son construidas usando técnicas similares a la inyección de tinta en impresión convencional. Capas de células vivas son depositadas sobre un medio de gel y superpuestas una sobre otra para formar estructuras tridimensionales. Algunos términos han sido usados para denominar a este campo de investigación, tales como impresión de órganos, bio-impresión e ingeniería de tejidos asistida por computadora, entre otros.24 ● Arqueología El uso de tecnologías de escaneo 3D, permite la réplica de objetos reales sin el uso de procesos de moldeo, que en muchos casos pueden ser más caros, más difíciles y demasiado invasivos para ser llevados a cabo; en particular, con reliquias de alto valor cultural25 donde el contacto directo con sustancias de moldeo puede dañar la superficie del objeto original. 3. Aplicaciones en la Medicina 3.1. Modelos para el aprendizaje Hay casos en la Medicina que son complicados como el de tumores que se encuentran en lugares muy delicados en el cuerpo humano. La impresión 3D puede proporcionar un modelo exacto del área a operar y con esto los médicos pueden practicar con escalas reales, con mayor probabilidad de realizar con éxito las intervenciones. Es el caso de Marc, un pequeño niño en España que sus médicos y el apoyo de Fundación CIM de la Universidad Politécnica de Cataluña, fue capaz de diseñar una copia exacta del tumor y el área circundante con dos materiales distintos, de plástico duro para los vasos sanguíneos, riñón, y la columna vertebral y una resina blanda para el tumor en sí. El equipo de médicos practicó con esos modelos y el tumor de Marc pudo ser removido con éxito. 3.2. Bioimpresión de órganos En la bioimpresión, los científicos obtienen células humanas de biopsias o de células madre, y permiten que se multipliquen en una placa de Petri. La mezcla resultante, es una especie de tinta biológica, que se introduce en una impresora 3D, que está programada para organizar diferentes tipos de células, junto con otros materiales, en una forma tridimensional precisa. Los médicos esperan que cuando se coloque en el cuerpo, estas células se integrarán con los tejidos existentes. Pero las aplicaciones médicas de la impresión van más allá de las meras prótesis. Un equipo de investigadores de la Universidad de Washington creó en 2011 huesos a partir de un material muy similar al tejido óseo que podría ser utilizado para reparar lesiones. Esta creación incluye una sustancia que se puede añadir al hueso natural dañado y actuar como un andamio para hacer crecer nuevas células. Ya hay casos que demustran que este tipo de mejorías son posibles. Los ingenieros y médicos del Colegio Médico Weill Cornell han logrado crear, con
  5. 5. impresión 3D y geles inyectables, células vivas para orejas que son prácticamente idénticas a las de una oreja humana. Durante un período de tres meses, estos oídos flexibles desarrollaron cartílago para reemplazar el colágeno que se utiliza para moldear, lo que supone un gran logro para la bioingeniería. Y el futuro es aún más prometedor, la empresa de investigación Organovo ya ha conseguido imprimir correctamente tejido hepático humano capaz de realizar todas las funciones necesarias de un hígado. Aún no han logrado hacer un hígado completo pero es previsible que, más temprano que tarde, estos prodigios de la medicina regenerativa y la tecnología dejen de ser tan solo fabulaciones del cine y la literatura. Las impresoras 3D están despegando y en medicina no se están quedando atrás. Ahora, un grupo de estudiantes de ingeniería química de la Universidad de Connecticut (EEUU) ha logrado mediante impresión 3D desarrollar dos prototipos de un riñón artificial. Este avance puede ser una inmejorable vía alternativa a la diálisis o el trasplante de órganos, siendo la primera una solución temporal y costosa, y la segunda un problema, debido a la gran demanda de este tipo de órganos. "El objetivo del proyecto de diseño era conseguir que estos estudiantes combinaran la última tecnología y sus conocimientos de ingeniería química aprendidos en sus cuatro años de universidad, para resolver un problema técnico que marcaría un antes y un después”, afirma el profesor Anson Ma, responsable de los estudiantes. Dicho y hecho. Los estudiantes crearon un dibujo de la parte exterior de un riñón artificialutilizando el software AutoCAD y luego trasladaron el modelo a la impresora 3D. El riñón se creó con un tamaño de 12 centímetros de largo por 6 de diámetro, lo que simboliza el tamaño medio de un riñón adulto. Los estudiantes explican que sólo pudieron crear la “cáscara” del riñón, porque el nivel de impresión en 3D actual no es lo suficientemente precisa como para imprimir una estructura en la que pueda filtrarse la sangre. “Las membranas de fibra hueca se instalarán en el interior para hacer la función de filtración . El riñón entonces será sellado. Además, se distribuirá un líquido en el exterior de las membranas, en el interior de la “cáscara”, que causará el flujo de componentes en la sangre. El exterior de la cáscara se puede usar como un sustrato para el crecimiento de material biológico para facilitar la integración en el cuerpo”, afirma Anson Ma. La reacción fue de "asombro" y la noticia comenzó a difundirse el jueves pasado (27 de marzo de 2014) en la Internet: por primera vez en el mundo, médicos implantaron todo el cráneo (de plástico) hecho con una impresora en tres dimensiones. La paciente fue una mujer holandesa de 22 años. Ahora, los especialistas del el Hospital Universitario de Utrecht (ubicado en el centro de Holanda) dicen que lo más novedoso es que se ha implantado desde la frente hasta la nuca y "de una oreja a la otra". Bon Verweij dirigió al equipo de galenos y en las últimas reuniones dijo que lo más complicado fue "la apertura del cráneo, porque era muy grueso". De hecho eso es lo que les ha tomado "20 horas de operación", explicó el médico. Pero la paciente, afectada por una enfermedad de los huesos que le hacía aumentar el tamaño del cráneo, "no tenía otra alternativa", porque la creciente presión del hueso sobre el cerebro acabaría con su vida, indicó Verweij. Los síntomas que padecía, como problemas con la vista y fuertes dolores de cabeza, han desaparecido por completo después de la intervención. "Desde fuera no se nota que -ha sido operada: abrimos, colocamos la cubierta exactamente igual a su cráneo y cerramos", explicó el cirujano, quien especificó que sin la tecnología 3D, que permite reproducciones exactas, hubiese sido "impensable" implantar el cráneo entero en la paciente. Hasta el momento, los implantes de cráneo se han realizado de manera parcial y con
  6. 6. materiales como el titanio, mientras que después de esta prueba, "todas las reparaciones de cráneo dejan de tener fronteras ", sostienen los cirujanos. Chile también revolucionó la tecnología en esta semana. Con un software e impresiones en 3D, los médicos generaron implantes de manera precisa y se hicieron simulaciones de lo que será una operación. Esto, para que el cirujano únicamente tenga que preocuparse de colocar bien el implante. "Mucha de esa tecnología está en Chile. Todas esas máquinas se usan a escala industrial. Lo que no es tan común es hacer la integración de todos los sistemas", expresó el odontólogo Claudio Brenner, presidente del Directorio de Fundación Orema. “Esas células que hasta ahora se han alimentado en el biorreactor ahora tienen que alimentarse en el organismo receptor. Esto quiere decir que la sangre del organismo le tiene que llegar a todas esas células que han vivido hasta ahora en un ambiente especialmente diseñado para que sigan vivas”, explica el director científico del centro BIONAND. Conseguir la vascularización –la creación de vasos sanguíneos que lleven los nutrientes a las células implantadas– es el verdadero reto. Se pueden cultivar células en diferentes sustratos en el laboratorio, así como promover la creación de pequeños vasos sanguíneos. Pero todo esto hay queconectarlo con la circulación del organismo y esto es un problema que tardará en resolverse, según incide Becerra. De lo sencillo a lo complejo Las primeras pruebas tienen que hacerse con estructuras pequeñas y sencillas. “No podemos pensar que vamos a crear un riñón o un corazón, lo vamos a colocar en el paciente y ya está todo solucionado”, señala Becerra. Hoy en día se cuenta con la parte de manufactura (impresión 3D), el conocimiento biológico (para sembrar las células) y la ciencia de los materiales (la creación de biomateriales). Pero la bioimpresión 3D aún es un campo muy joven y queda mucho trabajo por delante. “Se llevan no más de tres años en búsqueda de soluciones a los problemas”, recuerda Becerra. Más que la reproducción e implantación de órganos lo que toca hoy es pensar en soluciones a cuestiones más inmediatas. Por ejemplo, aunque se ha avanzado mucho en el ámbito de los cultivos celulares en los últimos años, ahora hay que aplicar este conocimiento a la bioimpresión 3D, que es un tipo de cultivo con características especiales. Se implantan células madre, que tienen la capacidad de multiplicarse y después especializarse en las diferentes funciones que las células realizan en cada órgano. Y las células cultivadas deben ser prioritariamente las del paciente para evitar que sean rechazadas. En cuanto a la impresión 3D de la pieza se puede llevar a cabo de dos formas. De la máquina puede salir un armazón hecho con biomaterial al que luego se le siembran las células, o bien, el propio material que expulsa la impresora 3D contiene el cultivo celular. Pero siempre teniendo en cuenta que las células no pueden pasarse 15 minutos sin recibir oxígeno. Las perspectivas de futuro A pesar de su bisoñez la bioimpresión 3D puede mirar al futuro con optimismo. “Si uno pone la palabra ‘bioprinting’ en una base de datos científica internacional cada día aparecen más citas”, señala Becerra. “Creo que esto va a tardar mucho tiempo, pero puesto que se tienen los elementos que forman parte del proceso creo que va ser posible. Lo lógico es que en los próximos años se realice mucho trabajo de experimentación y vayan consiguiéndose resultados en parcelas diferentes”. La creación de pequeños vasos sanguíneos es una de las áreas donde se pueden producir avances más rápidamente.
  7. 7. “Cuando uno tiene un infarto de miocardio es porque se le obstruyen las arterias que irrigan el corazón. En este caso lo primero que se suele hacer es intentar desatascar las arterias y cuando eso no es posible se pone un stent, una especie de muelle que abre las arterias. Cuando esto tampoco es posible se hacen implantes de arterias, que pueden ser naturales o sintéticas”, explica Becerra, añadiendo que normalmente se usan arterias naturales, tomadas de otra parte del cuerpo del paciente. Pero la bioimpresión 3D podría sintetizar pequeños trozos de vasos sanguíneos que sean implantables. De esta forma los implantes no se tienen que tomar del propio paciente, que solo dispone de unos pocos centímetros de arteria para hacer un trasplante. La impresión 3D es una tecnología que ha avanzado mucho en los últimos años Queda claro que lo primero es empezar con estructuras sencillas, como pequeños vasos sanguíneos e incluso arterias. Posteriormente se puede pensar en huesos para colocar prótesis. “Así se va a seguir avanzando con la finalidad de en un futuro de poder construir un riñón y de esta forma tener riñones a la carta, sin depender de la donación de órganos, que es algo muy limitado. Hoy día la necesidad de implante de órganos nuevos aumenta cada día y la donación no aumenta. O se inventan sustitutos a los órganos donados o ahí tendremos un problema”, Becerra ve en la bioimpresión 3D una posibilidad de disponer de órganos no dependientes de la donación. En todo caso la bioimpresión 3D de órganos queda aún lejos, “bastante lejos”, en palabras del científico, si bien no estamos tan lejos de sintetizar las partes. “Ya se han implantado trozos de tráquea. Pensemos en que se pueden fabricar dos centímetros de tráquea que se necesitan para sustituir un trozo de tráquea que está defectuosa por cualquier causa, ya sea un tumor o un traumatismo”. En este terreno tampoco está todo resuelto. En los pocos casos –dos o tres– que se ha trasplantado una parte de la tráquea de esta manera los resultados no han sido buenos a largo plazo y ha habido que tomar otra medida pasado un tiempo. Otras partes por las que empezar serían la vejiga o un uréter (el tubito que comunica cada riñón con la vejiga de la orina). “Son estructuras tubulares o huecas que tienen una pared bastante simple y ahí se puede progresar bastante”, indica Becerra. Su trabajo y el de su equipo en bioimpresión 3D, sin embargo, está dirigido a reproducir estructuras como la mandíbula, una parte de la cual se puede reproducir a medida basándose en un TAC. El material para crear esta pieza es titanio poroso. En este caso no se trata de un material biodegradable, pero los poros se rellenan con estructuras del cuerpo humano para que el conjunto se integre mejor. Las encargadas de llevar a cabo esta función son las células osteogénicas, capaces de formar hueso. ¿Nuevos negocios? Hay varias líneas de negocio que pueden salir de la bioimpresión 3D. Una de ellas es la creación de biomateriales. Actualmente hay muchos recursos dedicados exclusivamente a investigar nuevos materiales. Así ha surgido el grafeno y otros de propiedades verdaderamente valiosas. Aparte de esto, en cuanto existan productos biomédicos aprobados por las autoridades para implantarse en las personas aparecerán empresas que los construirán. La propia fabricación de las máquinas de bioimpresión 3D es otro nicho de negocio. Un estudio de la consultora IDTechEX calcula que en general el sector de la bioimpresión 3D podría generar un negocio de unos 6.000 millones de dólares anuales dentro de diez años. Becerra opina que estos números no pasan de ser estimaciones, que pueden estar más o menos cerca
  8. 8. de la realidad. El científico es miembro del comité de expertos de la European 3D Printing Summit, un evento dedicado a la impresión 3D que tendrá lugar en Madrid del 18 al 19 de febrero del próximo año. La sola celebración de este evento indica que los organizadores han previsto la existencia de un interés suficiente en este campo como para ponerlo en marcha. Los bancos de células pueden ser otro de los negocios que se generen. “Si las células pueden no ser necesariamente del paciente sino que pueden ser alogénicas, no del paciente sino de otra persona, entonces existirán bancos de células como ya están existiendo para la medicina regenerativa en general”, Becerra cree que este modelo se puede hacer extensible en el futuro y acabar estableciendo bancos para la creación de vasos sanguíneos, de uréter, de vejigas o de trozos de hueso. Al fin y al cabo la velocidad a la que se avance en bioimpresión 3D dependerá, como en muchas otras cosas, de los ingresos que se generen. “Allí donde haya un nicho rentable aparecerán las empresas. Si no hay rentabilidad económica y hay rentabilidad clínica a lo mejor las empresas no prosperan y lo hacen los poderes públicos. Pero como valdrá mucho dinero seguramente a los poderes públicos no les será fácil”, puntualiza Becerra. Un dilema que es todo menos nuevo. 3.3. Prótesis La prótesis es una extensión artificial que reemplaza o provee una parte del cuerpo que falta por diversas razones. Una prótesis debe reemplazar un miembro del cuerpo dando casi la misma función que un miembro natural sea una pierna o un brazo. Es habitual confundir un aparato ortopédico (ortesis) con una prótesis, utilizando ambos términos indistintamente. Las prótesis han potencializado su evolución con la impresión 3D, sin duda. Desde muletas mucho más anatómicas por la posibilidad de las impresiones curvas y adaptadas al tamaño adecuado. Cubiertas para prótesis que permiten el diseño personalizado. Prótesis de manos con movimientos más naturales e intuitivos a través de conjuntar impresión 3D, robótica y electrónica. Aunque las mayores expectativas de la impresión 3D están centradas en el área médica, donde ya han demostrado ser ideales para la creación de prótesis económicas a medida. Un ejemplo muy gráfico de esta realidad es el caso de Jose Delgado, un estadounidense de 53 años que ha cambiado la prótesis de su mano izquierda (que costaba 42.000 dólares) por otra más sencilla de plástico creada a partir de una impresora 3D (cuya fabricación costó apenas 50 dólares). El hombre asegura además que la nueva funciona mejor que la anterior. En España, Mikel Sánchez, el traumatólogo vasco que trata a figuras como Juan Carlos I y Rafa Nadal asegura que recurre al modelado 3D y la impresión 3D para estudiar cómo debe abordar las delicadas intervenciones quirúrgicas que realiza. Por otro lado, la empresa granadina BRECA Health Care espera alcanzar un primer hito con una pieza impresa que se usará para una reconstrucción facial de la órbita del ojo en una intervención que tendrá lugar antes de fin de año. El Dr. Abby Paterson, de la escuela de Diseño de la Universidad de Loughborough en Reino Unido, ha presentado como tesis doctoral un sistema por el que los médicos que tratan a
  9. 9. personas con artritis reumatoide podrán imprimir en 3D los accesorios como muñequeras o tablillas para las articulaciones a medida de sus pacientes. Esto supondría no sólo una mejora estética, ya que la propuesta como se puede ver deja ver en uno de sus primeros diseño, sería mucho menos incómoda de utilizar y permitiría al facultativo ofrecer una mejor ayuda para la recuperación del paciente. Por otra parte, evitarían algunos de los "efectos secundarios" que suelen ofrecer este tipo de muñequeras ortopédicas, por ejemplo, como sudoración excesiva e irritaciones en la piel. A pesar del coste actual de las impresoras 3D, este uso no supondría un coste adicional a utilizar las los actuales accesorios prostáticos para personas con artritis, una de las dolencias que más afecta a la población actual, tanto por edad como por lesiones deportivas. De hecho, es potencialmente más barato ya que a medida que estos dispositivos sean más comunes y su uso más generalizado, los costes de impresión bajarán Prótesis impresas en 3D, el futuro en las zonas de guerra Si bien una muñequera ortopédica a medida es un lujo en el primer mundo, un uso mucho más interesante en este sentido para las impresoras 3D será el de la creación de prótesis a medida en zonas en conflicto o para que personas que han perdido alguno de sus miembros puedan contar con una a medida. En este sentido destacan iniciativas como el Project Daniel, que desde diciembre de 2013 está abogando por la creación de un laboratorio de impresión 3D en zonas en conflicto de África para crear en él prótesis mediante este tipo de tecnología para los niños que han perdido alguno de sus miembros debido a las minas anti-persona o los combates en sus países. Esta iniciativa está liderada por Mick Ebeling, quien también desarrollo el Eyewriter, unas gafas inteligentes que permiten a pacientes paralizados o afectados por enfermedades degenerativas como la esclerosis multiple, comunicarse mediante el movimiento de los ojos. Más recientemente, concretamente el pasado mes de mayo, unos jóvenes emprendedores argentinos desde su firma Darwin Research, fabricaron mediante una impresora en 3D para un niño de 11 años una mano prostática, consiguiendo un modelo que en lugar de costar 40.000 dólares cuesta 2.000 dólares. Los responsables de la empresa aseguraron que se podría fabricar prótesis a medida con un tiempo de entre 48 y 72 horas. Este proyecto llamado Cyber Beast sigue en desarrollo y cualquiera puede ayudar e incluso descargarse los planos para montarse una prótesis con una impresora 3D propia. 3.1.3.1. Su funcionamiento 3.1.3.2. Usos y ejemplos Uno de los casos que más me impresionó es el del video siguiente del caso de Amanda Boxtel, que con la ayuda de nuevas tecnologías y la impresión 3D cambió la calidad de su vida significativamente. Ella había pasado más de 20 años en sillas de ruedas, así que ha de ser indescriptible contar con la tecnología que le devuelva la movilidad. Sin duda un gran caso. La iniciativa Project Daniel de Not Impossible (No es imposible) utiliza la tecnología de impresión 3D paraproporcionar brazos protésicos a jóvenes amputados en la guerra en el sur de Sudán.
  10. 10. El proyecto toma su nombre de Daniel Omar, que en 2012, con 14 años de edad, perdió ambos brazos por la explosión de una bomba que cayó cerca de donde él estaba cuidando del ganado de su familia. Tras conocer la historia, el productor de cine y filántropo, Mick Ebeling viajó a las montañas de Nubay localizó a Daniel en un campo de refugiados con 70.000 personas en Yida. Daniel tenía ya 16 años cuando recibió una primera versión una prótesis de mano que le permitió comer por sí mismo desde que fuera herido. Después de Daniel, Mick Ebeling y su equipo, ayudados por el doctor Tom Catena, instruyeron a un grupo de refugiados para que siguieran desarrollando prótesis y continuar el proyecto, constituyeron la que es probablemente la primera escuela taller de prótesis impresas en 3D. Daniel colabora en el taller, donde se construyen varias manos protésicas más cada semana. Prótesis impresas en 3D para todo el mundo Con ese fin, con la intención de que el caso de Daniel sea el inicio de una acción global, todo lo relacionado con la impresión en 3D de prótesis se ofrece de forma libre y gratuita "para que cualquier persona que pueda necesitarlo, en cualquier lugar,utilice la tecnología con el propósito restaurar la humanidad" , afirma Ebeling. "Esperamos que otros jóvenes y adultos en otras regiones de África y también en otros continentes, utilicen esta tecnología con fines parecidos", señala el filántropo. Las prótesis, aunque con cierta complejidad en su montaje, no son sofisticadas y tienen numerosas limitaciones en cuanto a precisión, movimientos y capacidad para levantar o sostener peso, pero resultan baratas de producir y pueden cambiar por completo la vida de quienes la necesitan. Proporcionan cierta independencia y autonomía a la hora de realizar tareas como comer o rascarse la nariz, como en el caso de Daniel, que perdió ambos brazos y lleva prótesis en uno de ellos, según se ve en los vídeos disponibles en la web de Project Daniel. Prótesis de unos 100 euros Uno de los partícipes del proyecto es el neurólogo creador de Robohand, una mano protésica que proporciona movilidad a las prótesis para hacerlas funcionales. Para ello se utilizan mecanismos que se accionan de forma mecánica, de tal modo queel uso de las prótesis no requiere cirugía ni depende de baterías o motores para funcionar, lo que además de su precio reduce los costes de mantenimiento.
  11. 11. El coste aproximado de cada prótesis es de unos 100 euros y se necesita una jornada para el montaje completo después de las seis horas que son necesarias para imprimir todas las piezas que la componen. 3.1.3.3. Ventajas y desventajas desventajas: Prótesis mamarias de Poly Implant Prothèses (PIP) tienen un mayor número de roturas y de casos de inflamaciones locales.1 El director y fundador de la empresa "PIP", Jean-Claude Mas, ha sido el principal responsable de la comercialización y distribución de este tipo de prótesis mamarias. En la composición de los implantes PIP se habrían utilizado componentes químicos para la industria, que incluyen materiales altamente tóxicos como los aceites de silicona, el baysilone o el rhodorsil, que se emplean como aditivos para carburantes y para la fabricación de tubos de caucho. La trascendencia de este suceso incide en que este tipo de componentes no han sido probados suficientemente, alarmando a más de 30.000 mujeres que las llevan en el mundo, y obligándolas a cambiar la prótesis.2 Debido a la especial fragilidad de las prótesis PIP, y a la posible inflamación de los tejidos, si el gel contacta con ellos, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha recomendado la explantación de las PIP, y el control médico a las personas que las lleven.3 4. Conclusión

×