<ul><li>CORPUS IOANNEUM   </li></ul><ul><li>1.- Rasgos comunes entre los escritos del Corpus joáneo </li></ul><ul><li>2.- ...
<ul><li>CORPUS IOANNEUM (1/2)   </li></ul><ul><li>1.- Rasgos comunes entre los escritos del Corpus joáneo </li></ul><ul><l...
La tradición común de la Iglesia afirma que Juan, después de permanecer en Jerusalén, se trasladó a Éfeso (después del 56)...
 
La tradición afirma que Juan fue desterrado por Domiciano (+96) a la isla de Patmos, no lejos de la costa de Asia Menor, r...
 
 
 
 
 
 
Rasgos comunes entre los escritos del Corpus joáneo: lenguaje y orientación doctrinal
Por una parte hay muchas semejanzas de estilo y vocabulario entre 1 Jn y el cuarto evangelio. Tantas que no se puede poner...
Por otra parte, entre el Apocalipsis y el evangelio hay elementos comunes desde el punto de vista  litúrgico : las  festiv...
SIN EMBARGO: Dionisio de Alejandría , que escribe antes del 264 d. C, no creía que el evangelio y Ap tuvieran el mismo aut...
Juan y los sinópticos
Si después de leer los evangelios sinópticos nos adentramos en el de San juan, se tiene la impresión de entrar en una atmó...
 
 
S. Juan conoce la actividad del Señor en Galilea (bodas de Caná y multiplicación de los panes y los peces), sin embargo, J...
22.000 Km2 7.5 millones de Hab.
 
Allí realiza milagros como el de la curación del paralítico de la piscina probática o la del ciego de nacimiento, así como...
 
 
 
 
B.- Marco cronológico En cuanto a la cronología de la actividad pública del Señor,  los sinópticos hablan de una sola Pasc...
6 aC   Nacimiento 27ó 28 al 30   Vida pública Viernes 7 de abril del año 30   Muerte de  Jesús
 
—   5 ó 6 a.C.  (749 de Roma): Nace el Señor en Belén.  —   4 a.C.  (750 de Roma): Muerto Herodes a principios de Abril, v...
—  27 d.C.  (780 de Roma) Octubre. S. Juan Bautista comienza su predicación. 27 d.C.  PRIMER AÑO DE LA VIDA PUBLICA   — En...
SEGUNDO AÑO DE LA VIDA PUBLICA (28 d.C.; 781-782 de Roma) — Enero. Expulsan a Jesús de Nazaret; — Febrero: Instruye a los ...
C.- Contenido narrativo De los  ventinueve milagros  narrados por los Sinópticos, sólo dos aparecen en el cuarto Evangelio...
Es también notorio el estilo. En los sinópticos abundan las  perícopas breves . Los interlocutores son muy diversos. En lo...
D.- Enseñanza y figura de Cristo El tema del  Reino de Dios  sólo aparece en el diálogo con Nicodemo (cfr. Jn 3,3-4), mien...
Simbolismo y semitismo
El Corpus joaneo está plagado de simbolismos y semitismos. Es la obra más enigmática de todo el Nuevo Testamento. Cuando u...
Las palabras de Jesús, por tanto, requieren una comprensión más honda que la que sugiere el texto a simple vista. En reali...
El Señor suele comenzar sus enseñanzas con una frase enigmática, que suscita la curiosidad del interlocutor (“ El viento s...
También el sentido de los hechos es más hondo que el aparente. Por esto,  algunos llegaron a pensar que los relatos de San...
 
 
 
Un ejemplo de cómo los textos joáneos deben ser estudiados los constituye el capítulo 20 del cuarto evangelio.
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Corpus ioanneum 1 de 2 a

812 views

Published on

Clases del Corpus Ioanneum

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
812
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
41
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Corpus ioanneum 1 de 2 a

  1. 1. <ul><li>CORPUS IOANNEUM </li></ul><ul><li>1.- Rasgos comunes entre los escritos del Corpus joáneo </li></ul><ul><li>2.- Juan y los sinópticos </li></ul><ul><li>3.- Simbolismo y semitismo </li></ul><ul><li>4.- Vocabulario y estilo </li></ul><ul><li>5.- Cuatro cosas sobre el Apocalipsis </li></ul><ul><li>6.- Semejanzas con la literatura de Qumrán </li></ul>
  2. 2. <ul><li>CORPUS IOANNEUM (1/2) </li></ul><ul><li>1.- Rasgos comunes entre los escritos del Corpus joáneo </li></ul><ul><li>2.- Juan y los sinópticos </li></ul><ul><li>3.- Simbolismo y semitismo </li></ul>
  3. 3. La tradición común de la Iglesia afirma que Juan, después de permanecer en Jerusalén, se trasladó a Éfeso (después del 56), donde vivió hasta su ancianidad y murió de muerte natural. Eusebio de Cesarea , se basa para afirmar esto en los testimonios de Ireneo, Justino, Clemente de Alejandría, Apolonio y Polícrates. La obra apócrifa Hechos de Juan, de mitad del siglo II, también testimonia la residencia de Juan en Éfeso. Lo mismo Tertuliano, que cuenta que Juan murió anciano (De anima 50; PL 2).
  4. 5. La tradición afirma que Juan fue desterrado por Domiciano (+96) a la isla de Patmos, no lejos de la costa de Asia Menor, relativamente cerca de Éfeso, pero que luego volvió a esta ciudad donde vivió hasta el tiempo de Trajano (años 98 al 117).
  5. 12. Rasgos comunes entre los escritos del Corpus joáneo: lenguaje y orientación doctrinal
  6. 13. Por una parte hay muchas semejanzas de estilo y vocabulario entre 1 Jn y el cuarto evangelio. Tantas que no se puede poner en duda que vengan de la misma tradición. Algunos ejemplos: a) logos : Sólo se encuentra en el Cuarto evangelio (Jn 1,1.14) y en I Jn 1,1 y en el Ap 19,13: el logos de Dios. No aparece en otros escritos del NT. b) alethinos (verdadero) 28 veces en el NT: 23 en corpus joánico: 9 en Jn, 4 en 1-3 Jn y 10 en Ap. c) zoé (vida): de las 135 veces en NT, 66 en corpus joánico: 36 en Jn, 13 en 1-3 Jn y 17 en Ap. Pablo también la utiliza con frecuencia, pero menos. d) martyria (testimonio): 37 en NT: 30 en C J: 14 en J, 7 en 1-3 Jn y 9 en Ap. Otros términos como kosmos (mundo), menein (permanecer), gignosko (conocer), son comunes sólo al cuarto evangelio y a las cartas, pero no al Ap.
  7. 14. Por otra parte, entre el Apocalipsis y el evangelio hay elementos comunes desde el punto de vista litúrgico : las festividades judías están fuertemente marcadas en Jn y luego reinterpretadas a la luz de la fe en Cristo. Así ocurre con la liturgia del templo, los sacramentos. En Ap es muy fuerte el sentido litúrgico y los himnos . En las cartas menos. Además el ambiente vital es el mismo: una misma comunidad con problemas parecidos, aunque de diverso género: persecuciones de la sinagoga (Jn 16,1-4 Y Ap 2,9 13; aunque en el Ap los ataques por parte de los judíos parece que son menores); ataques de las herejías dentro de la comunidad (más en 1 y 2 Jn; Ap. 2,14-15 14; quizá también implícitamente en el Cuarto evangelio ).
  8. 15. SIN EMBARGO: Dionisio de Alejandría , que escribe antes del 264 d. C, no creía que el evangelio y Ap tuvieran el mismo autor. Eusebio también dudaba de que el evangelio y Ap fuesen de la misma mano. El griego del evangelio y de las cartas, aunque no es el mejor del NT, reproduce correctamente el lenguaje común de la época, y tanto en las epístolas como en Jn aparece un estilo muy característico. El griego de Ap es de un tipo completamente distinto, duro, con frecuentes violencias gramaticales y mucho más cargado de giros semíticos. Es, en una palabra, el tipo de griego que podría esperarse de un pescador galileo, como sería el caso de Juan. ¿ Juan el presbítero ? Comunidad joánea
  9. 16. Juan y los sinópticos
  10. 17. Si después de leer los evangelios sinópticos nos adentramos en el de San juan, se tiene la impresión de entrar en una atmósfera distinta. Ya en el prólogo el evangelista se remonta directamente hasta la cumbre de la divinidad. Con razón el símbolo que representa a san Juan es el águila, según San Agustín “el evangelista levanta el vuelo muy alto, trasciende las tinieblas de la tierra, y contempla de hito en hito la luz de la divinidad”.
  11. 20. S. Juan conoce la actividad del Señor en Galilea (bodas de Caná y multiplicación de los panes y los peces), sin embargo, Juan, se fija sobre todo en la actividad de Jesús en Judea y en el Templo de Jerusalén , donde el Señor sube al menos tres veces con ocasión de las fiestas. A.- Marco geográfico
  12. 21. 22.000 Km2 7.5 millones de Hab.
  13. 23. Allí realiza milagros como el de la curación del paralítico de la piscina probática o la del ciego de nacimiento, así como la resurrección de Lázaro. También los discursos de Cristo se pronuncian en los atrios del Templo o en el Cenáculo. En cambio, los Sinópticos centran la vida pública de Cristo en Galilea , situando a Cafarnaún como foco radial de la actividad de Jesús.
  14. 28. B.- Marco cronológico En cuanto a la cronología de la actividad pública del Señor, los sinópticos hablan de una sola Pascua en la que Jesús sube a Jerusalén. S. Juan se refiere al menos a tres fiestas de la Pascua (cfr. Jn 2:23; 6:4; 12:1), lo que implica tres años de evangelización y no uno como se podría deducir de los Sinópticos. Por otra parte, según S. Mateo Jesús inicia su misión tras el encarcelamiento de Juan Bautista (cfr. Mt 4,12). Juan, en cambio, hace comenzar la predicación antes de que el Bautista cese la suya (cfr. Jn 3,27ss).
  15. 29. 6 aC Nacimiento 27ó 28 al 30 Vida pública Viernes 7 de abril del año 30 Muerte de Jesús
  16. 31. — 5 ó 6 a.C. (749 de Roma): Nace el Señor en Belén. — 4 a.C. (750 de Roma): Muerto Herodes a principios de Abril, vuelve la Sagrada Familia y se establece en Nazaret. — 6 d.C. (759 de Roma). Arquelao es depuesto: Judea convertida en provincia romana. — 9 d.C. (762 de Roma). El Niño perdido y hallado en el Templo — 12 d.C. (765 de Roma). Enero. Augusto asocia a Tiberio a su gobierno. — 14 d.C. (767 de Roma) Muere Augusto y le sucede Tiberio — 26 d.C. (779 de Roma). Poncio Pilato nombrado procurador de Palestina
  17. 32. — 27 d.C. (780 de Roma) Octubre. S. Juan Bautista comienza su predicación. 27 d.C. PRIMER AÑO DE LA VIDA PUBLICA — En enero , el Señor es bautizado por Juan, en Betania al otro lado del Jordán. — Enero-febrero : tentaciones — Marzo , llama a los primeros discípulos (Juan, Andrés, Pedro, Santiago, Felipe y Natanael) Bodas de Caná; Va a Cafarnaum, acompañado de la Virgen. — 31 de marzo : En Jerusalén: Pascua. Expulsión de los mercaderes del Templo — Abril . Charla con Nicodemo (Io 3,1-21); Los discípulos empiezan a bautizar; primeros sermones sobre el Reino; comienzan a acercársele las multitudes; — mayo-junio , el Precursor es encarcelado por Herodes — mayo-junio : El Señor deja la Judea y vuelve a Galilea cruzando Samaría: conversación con la samaritana (Io 4,4-42). Va a Nazaret: allí enseña en la sinagoga; intentan despeñarle. Después se establece en Cafarnaum, (Mt 4,13-17; Primera pesca milagrosa; vocación de cuatro Apóstoles (Mt 4,18-22; Mc 1,16-20; Lc 5,1-11); Cura a la suegra de Pedro; Recorre Galilea predicando. Curación leproso;: Lc 5,12; Mc 1,41; En Cafarnaum, curación paralítico: &quot;tus pecados te son perdonados&quot;; Vocación de Mateo — Noviembre : Parábolas del reino; — Diciembre : Tempestad en el Lago Endemoniados de Gerasa
  18. 33. SEGUNDO AÑO DE LA VIDA PUBLICA (28 d.C.; 781-782 de Roma) — Enero. Expulsan a Jesús de Nazaret; — Febrero: Instruye a los discípulos y los manda a predicar; — Marzo: vuelven los discípulos; — 19 de abril: Segunda Pascua (En Jerusalén). Sana al paralítico junto a la piscina de Betesda; De vuelta hacia Galilea los discípulos arrancan algunas espigas en sábado: disputas con los fariseos. — Elección de los Doce; — Sermón de la Montaña; — Al entrar en Cafarnaum: curación del siervo del centurión; — Resurrección del hijo de la viuda de Naim; — Embajada del Bautista; — Comida en casa de Simón el fariseo; — Parábolas del Reino: sembrador, lámpara, grano mostaza; — Calma la tempestad en el lago; desembarcan en la ribera del SE: el endemoniado de Gerasa; — Vuelve a Cafarnaum: hemorroísa y resurrección hija de Jairo; — Febrero. Misión de los Doce; quizá se acerca a Nazaret; — Marzo. Vuelven los discípulos; Muerte del Bautista; Primera multiplicación de los panes; Aquella misma noche: tormenta en el lago; Jesús va hacia ellos caminando sobre las aguas; — Anuncio de la Eucaristía en Cafarnaum.
  19. 34. C.- Contenido narrativo De los ventinueve milagros narrados por los Sinópticos, sólo dos aparecen en el cuarto Evangelio, la multiplicación de los panes y los peces, y el andar de Jesús sobre las aguas del lago. En cambio tiene otros cinco milagros propios. Juan contiene, por tanto, siete milagros . La mayor parte de las perícopas de los tres primeros evangelios no tienen paralelo en el cuarto , aunque sean tan importantes como el relato de la Transfiguración, o la Institución de la Eucaristía. Por otra parte, cuando se relata un mismo hecho se hace desde una perspectiva distinta .
  20. 35. Es también notorio el estilo. En los sinópticos abundan las perícopas breves . Los interlocutores son muy diversos. En los sinópticos Jesús se dirige a los fariseos, a los saduceos, a los escribas y a las muchedumbres de Galilea, utilizando un leguaje colorido y vivo, lleno de imágenes. En cambio Juan presenta largos discursos en un estilo más abstracto y conceptual, uniforme y doctrinal. Los diálogos se cambian con frecuencia en monólogos , dando la impresión de que es el evangelista y no Jesús quien habla. En cuanto a los interlocutores, a diferencia de los Sinópticos, en el IV Evangelio encontramos a menudo un personaje concreto, o bien un pequeño grupo .
  21. 36. D.- Enseñanza y figura de Cristo El tema del Reino de Dios sólo aparece en el diálogo con Nicodemo (cfr. Jn 3,3-4), mientras que en los Sinópticos, en especial en S. Mateo, se trata de continuo. En el diálogo con Pilato se trata del Reino de Cristo y en este caso hay cierta similitud con los relatos paralelos, pero también aquí el IV Evangelio se nos presenta más denso y rico de contenido (cfr. Jn 18:33-38; Mt 27:11 y par). En los sinópticos se da una cierta casuística moral . Se habla de la pureza ritual, del ayuno y del sábado, de la limosna y el modo de hacerla. Encontramos también numerosos preceptos referidos a la oración, a la confianza, a la pobreza, a la castidad, a la obediencia, a la vigilancia, etc. S. Juan insiste, por supuesto, en la necesidad de observar los mandamientos hasta afirmar de modo contundente que quien le ama es el guarda sus mandatos (cfr. Jn 14:15; 15:10). Sin embargo, Juan aborda fundamentalmente dos grandes temas, la fe y la caridad .
  22. 37. Simbolismo y semitismo
  23. 38. El Corpus joaneo está plagado de simbolismos y semitismos. Es la obra más enigmática de todo el Nuevo Testamento. Cuando uno cree haber entendido un pasaje, aparece una palabra que introduce nuevos sentidos. No se puede entender a fondo sin tener una importante formación en el Antiguo Testamento.
  24. 39. Las palabras de Jesús, por tanto, requieren una comprensión más honda que la que sugiere el texto a simple vista. En realidad, sólo cuando llegue el Espíritu Santo los discípulos se darán cuenta plenamente del sentido que tenían las palabras del Maestro. Así, en varias ocasiones, dirá el Evangelista que no entendieron lo que Jesús les quería decir, pero después de la Resurrección advirtieron su profundo significado. El Maestro, al ver su incapacidad de comprensión, los consuela con la promesa del Espíritu de Verdad, que los guiará hacia la verdad completa.
  25. 40. El Señor suele comenzar sus enseñanzas con una frase enigmática, que suscita la curiosidad del interlocutor (“ El viento sopla donde quiere ”; “ Lázaro duerme ”; “ el Hijo del Hombre ha de ser levantado ”), y da origen a un discurso en el que se explica un determinado punto doctrinal. Por ejemplo, en el caso de Nicodemo, al hablar de la nueva vida ; o en el diálogo con la samaritana, al tratar del agua viva .
  26. 41. También el sentido de los hechos es más hondo que el aparente. Por esto, algunos llegaron a pensar que los relatos de San Juan no tenían realidad histórica , y que los milagros que Jesús hace, o incluso los personajes que intervienen, serían meros símbolos, ficciones literarias inventadas por el Evangelista, como los ejemplos que un catequista puede poner para ilustrar su enseñanza. Tal explicación está hoy día abandonada. Los estudiosos aprecian el valor histórico del cuarto evangelio, al mismo tiempo que el hondo significado teológico con que son contemplados los acontecimientos de la historia evangélica. Además, decir que San Juan inventa los hechos es desconocer la índole del cuarto evangelio y la mentalidad semita, que gusta de lo concreto y sensible.
  27. 45. Un ejemplo de cómo los textos joáneos deben ser estudiados los constituye el capítulo 20 del cuarto evangelio.

×