Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Hipo e hipervolemia

55,573 views

Published on

Descripcion de los sídromes de Hiper e Hipovolemia, síntomas, causas y procedimientos de enfermería.

Published in: Science

Hipo e hipervolemia

  1. 1. UNIVERSIDAD GALILEO Faculta de Ciencias de la Salud Técnico en Hemodiálisis Curso: Introducción a la Enfermería Catedrática: Lic. Zonia Escribá HIPOVOLEMIA E HIPERVOLEMIA Integrantes Grupo 4: Douglas Hernández, Jairziño Arenas, Jerson Monroy Roberto Monroy, Glenda Méndez, Elizabeth Cortez Guatemala, 17 de mayo de 2014
  2. 2. 2 INTRODUCCIÓN Los líquidos y electrólitos se encuentran en el organismo en un estado de equilibrio dinámico que exige una composición estable de los diversos elementos que son esenciales para conservar la vida. El cuerpo humano está constituido por agua en un 50 a 70% del peso corporal, en dos compartimientos: Intracelular, distribuido en un 50% y extracelular, en un 20%, a su vez éste se subdivide, quedando en el espacio intersticial 15%, y 5% se encuentra en el espacio intravascular en forma de plasma. En cuanto a los electrólitos están en ambos compartimientos, pero principalmente en el extracelular: Sodio, calcio y cloro. Los intracelulares: Potasio, magnesio fosfato y sulfato. El balance de líquidos está regulado a través de los riñones, pulmones, piel, glándulas suprarrenales, hipófisis y tracto gastrointestinal a través de las ganancias y pérdidas de agua que se originan diariamente. El riñón también interviene en el equilibrio ácido-base, regulando la concentración plasmática del bicarbonato. El desequilibrio o alteraciones de los líquidos y electrólitos pueden originarse por un estado patológico preexistente o un episodio traumático inesperado o súbito, como diarrea, vómito, disminución o privación de la ingesta de líquidos, succión gástrica, quemaduras, fiebre, hiperventilación, entre otras. Si se pierde este balance de líquidos en el cuerpo pueden aparecer varias patologías en el paciente, las cuales si no se tratan a tiempo podría ocasionar inclusivo la muerte. Es nuestra responsabilidad como futuros Técnicos en Hemodiálisis familiarizarse con estas diferentes patologías y las medidas que podríamos tomar en beneficio de los pacientes que estarán a nuestro cargo. Por lo tanto, es el propósito de la presente investigación dar a conocer dos de estas patologías: la Hipovolemia y la Hipervolemia, las cuales están ligadas directamente con pacientes con insuficiencia renal.
  3. 3. 3 OBJETIVOS Objetivo General Dar a conocer dos de las patologías más comunes conectadas directamente con un paciente que padece de insuficiencia renal, la Hipovolemia e Hipervolemia. Objetivos Específicos Definir los términos Hipovolemia e Hipervolemia. Enumerar las posibles causas para ambas patologías. Identificar los signos y síntomas en un paciente con estas patologías. Dar a conocer los posibles exámenes y laboratorios que se pueden realizar para diagnosticar cualquiera de estas patologías. Describir los procesos y cuidados de enfermería a seguir con pacientes que sufran una u otra de estas patologías.
  4. 4. 4 VOLEMIA La volemia puede definirse como el volumen total de sangre de un individuo. La sangre humana normal se halla constituido básicamente por una porción líquida llamada plasma que representa el 55% del total y otra porción celular constituida por glóbulos rojos (eritrocitos) que forman el 45% y en menor medida por plaquetas y glóbulos blancos (leucocitos) que representan el 1% y el 0,5% respectivamente. La volemia normal en los adultos representa en promedio un 8% del peso corporal total, eso hace que en un individuo de 70 Kg de peso, su volemia corresponda a 5.600 aproximadamente, de los cuales 3.000 ml. representen al plasma y 2.600 ml. a los eritrocitos. La volemia suele estimarse mediante la fórmula: 70 mL × peso del paciente en kilogramos. Supone un 8% del peso corporal neto siendo en los varones la cantidad de 5 a 6 litros y en las mujeres de 4 a 5. Hemodinamia: La volemia está regulada, entre otros factores, por la secreción de las glándulas suprarrenales: los mineralocorticoides, de los cuales la hormona más importante es la aldosterona, cuya función es regular la cantidad de sodio (Na+) en sangre, reteniéndolo de los túbulos renales e impidiendo así que se elimine con la orina. Este es el motivo por el cual la sal común (cloruro de sodio) influye en la tensión arterial y su exceso es perjudicial para la salud. Si el volumen total de la sangre o líquidos disminuye o aumenta en el cuerpo humano puede ocasionar dos diferentes tipos de trastornos: La Hipovolemia y la La Hipervolemia, los cuales se detallaran a continuación.
  5. 5. 5 HIPOVOLEMIA 1. ¿Qué es la hipovolemia? La hipovolemia (del griego ὑπο-, hipo-, escasez, y volemia, volumen de sangre) es una disminución del volumen circulante de sangre o cualquier otro líquido corporal debido a múltiples factores como hemorragias, deshidratación, quemaduras, entre otros hipovolemia y luego en choque, ya que disminuye la presión arterial media de llenado del corazón por una disminución del retorno venoso. Se caracteriza porque el paciente se encuentra pálido debido a la vasoconstricción compensadora, con taquicardia debido a la liberación de catecolaminas, con pulso débil y rápido. El choque hipovolémico, a menudo llamado shock hemorrágico, es un síndrome complejo que se desarrolla cuando el volumen sanguíneo circulante baja a tal punto que el corazón se vuelve incapaz de bombear suficiente sangre al cuerpo. Debido a esto, el gasto cardiaco, es decir, la cantidad de sangre que sale del corazón por cada minuto, cae por debajo de los niveles normales. Es de notarse que la hemorragia puede producir todos los grados del choque desde la disminución mínima del gasto cardíaco hasta la supresión casi completa del mismo. Se sabe que a una persona se le puede extraer hasta un 10% del volumen sanguíneo sin efectos importantes sobre la presión sanguínea ni el gasto cardiaco. Sin embargo, la pérdida mayor de un 20% del volumen normal de sangre causa un choque hipovolémico. Cuanto mayor y más rápida sea la pérdida de sangre, más severos serán los síntomas del shock. Es un estado clínico en el cual la cantidad de sangre que llega a las células es insuficiente para que estas puedan realizar sus funciones. Este tipo de shock puede hacer que muchos órganos dejen de funcionar, por lo tanto, el choque hipovolémico es una emergencia médica. En este caso, el corazón aumenta considerablemente su actividad, en un intento de elevar su gasto (taquicardia) y conservar el volumen de sangre circulante, la sangre se elimina de las áreas superficiales y se deriva a los órganos vitales: la piel se torna fría y pegajosa, disminuye la temperatura (para reducir las demandas de oxígeno transportado por la sangre) y la respiración se hace rápida y profunda (para suministrar oxígeno al cuerpo). El cuerpo tolera de mejor manera la anemia que la hipovolemia. En caso de presentarse ésta deben ser administradas grandes cantidades de suero fisiológico al 0.9% a temperatura no menor a 40º para aumentar la presión sanguínea y normalizar el pulso. Es doloroso y también engañoso, ya que se suele confundir con otras enfermedades y luego de controlar un episodio de este caso es difícil de poder confirmar con un especialista ya que los dolores pueden no ser significativos o tardar en aparecer con fuerza.
  6. 6. 6 2. Causas Entre las posibles lesiones, aisladas o en combinación que pueden desencadenar un grave estado de shock hipovolémico se encuentran: Lesiones traumáticas:  Torácicas: directas como las heridas por armas blancas o de fuego e indirectas donde se lesionan grandes vasos o parénquima pulmonar (hemotorax)  Abdominales: directa como las anteriores e indirectas con lesión de vísceras macizas o vasos mesentéricos.  Óseas: sobre todo en los grandes huesos esponjosos (pelvis) o huesos largos con paquete vascular próximo que puede ser lesionado (fémur) Hemorragia gastrointestinal Pancreatitis hemorrágica Disección aórtica Deshidratación: hiperglucemia, diuresis excesiva, vómitos y diarreas, etc. Grandes quemaduras La pérdida de aproximadamente una quinta parte o más del volumen normal de sangre en el cuerpo causa un choque hipovolémico. La pérdida de sangre puede deberse a: Sangrado de las heridas Sangrado de otras lesiones Sangrado interno, como en el caso de una hemorragia del tracto gastrointestinal La cantidad de sangre circulante en el cuerpo puede disminuir cuando se pierde demasiada cantidad de otros líquidos corporales, lo cual puede suceder con: Quemaduras Diarrea Transpiración excesiva Vómitos Ansiedad o agitación Piel fría y pegajosa Confusión Disminución o ausencia de gasto urinario Debilidad general Piel de color pálido (palidez) Respiración rápida Sudoración, piel húmeda Pérdida del conocimiento Cuanto mayor y más rápida sea la pérdida de sangre, más graves serán los síntomas del choque.
  7. 7. 7 3. Pruebas y exámenes para diagnostircar un choque hipovolemico Un examen muestra signos de choque, tal como: Presión arterial baja Temperatura corporal baja Pulso rápido, a menudo débil y filiforme Los exámenes que se pueden llevar a cabo comprenden: Análisis bioquímico de la sangre, que incluye pruebas de la función renal Conteo sanguíneo completo (CSC) Tomografía computarizada, ecografía o radiografía de las áreas bajo sospecha Ecocardiografía Endoscopia Cateterismo cardíaco derecho (Swan-Ganz) Cateterismo urinario (sonda puesta dentro de la vejiga para medir la diuresis) 4. Cuidados de enfermería Las medidas preventivas incluyen identificación de los pacientes de riesgo y la valoración constante del equilibrio hídrico. Los pacientes con shock hipovolémico pueden tener varios diagnósticos de enfermería, dependiendo de la progresión del proceso, la prioridad de éstos es la siguiente: Minimizar la pérdida de líquidos: Limitando el número de muestras de sangre, controlar las pérdidas de las vías venosas y aplicar presión directa sobre las zonas de hemorragia. Contribuir a la sustitución de volumen: Colocar catéteres intravenosos periféricos cortos y de gran diámetro calibre 14 ó 16, rápida administración de líquidos prescritos. Monitorizar al paciente: Con la finalidad de tener todos los parámetros hemodinámicos disponibles para detectar la aparición de manifestaciones clínicas de sobrecarga hídrica, previniendo así otros problemas asociados. Actitud de Enfermería según el tipo de shock I. SHOCK HIPOVOLÉMICO 1. Actuación inmediata o Valoración general. Verificar la fase del shock o Colocación del paciente tumbado sin incorporarse. o Monitorizar: TA, FC, SatO2. o Administración de Oxigeno mediante mascarilla o Venoclisis: coger vías intravenosas de grueso calibre, posteriormente se cogerá una vía central. o Analítica: Hemograma, iones, urea, gasometría arterial. o Medición de diuresis por sondaje vesical.
  8. 8. 8 2. Preparación del material y procedimientos o Preparación del material para la vía central y PVC o Disponer a mano del carro de paradas y material para intubación. o Sondaje vesical o Cateterización via central o Disponer de bombas de perfusión o Utilizar protocolo para la administración de sangre y hemoderivados. 3. Tratamiento o Inicio inmediato de administración de sueros o Valoración de las pérdidas o Restaurar la volemia con líquidos de relleno vascular  La elección del líquido (sangre completa, concentrado de hematíes, plasma, coloides, cristaloides) dependerá de la etiología, valores del hematocrito, hemoglobina y el hemograma sanguíneo.  Sangre o concentrado de hematíes en el caso de shock hemorrágico  Coloides en el caso de necesidad de llenado rápido o de hipovolemia con hematocrito normal.  Cistaloides cuando el shock es como consecuencia de una pérdida de agua y sal  La cantidad de líquido a administrar dependerá de la evolución de los signos del shock y de las cifras de la PVC y TA  Se debe procurar la administración de líquidos templados. 4. Otras medidas o Mantenimiento de una ventilación correcta o Corrección de los trastornos hidroeléctrolíticos y ácido-base o Mantenimiento de los valores de hematocrito y hemoglobina dentro de los límites normales. 5. Registrar o Posibles pérdidas o Aportes de líquidos o Constantes vitales. o Nivel de conciencia 6. Observaciones de Enfermería o Saber conocer un estado de shock: caída de TA, aumento de FC, alteraciones del nivel de conciencia, disminución de la diuresis, etc. o Vigilancia continua de las constantes vitales de la monitorización cardiaca y de la hemodinámica o Observación continua de las zonas de sangrado, drenajes o Vigilar el ritmo de las perfusiones prescritas en función de la medida de la PVC
  9. 9. 9 IMÁGENES RELACIONADAS CON HIPOVOLEMIA
  10. 10. 10 HIPERVOLEMIA 1. ¿Qué es la hipervolemia? Se conoce como hipervolemia al trastorno hidroelectrolítico consistente en un aumento anormal del volumen de plasma en el organismo o de la cantidad de líquido extracelular. Ésta puede ser provocada por insuficiencia renal, insuficiencia hepática, ICC, síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética o por una terapia con líquidos intravenosos inadecuada. El aumento de volumen del plasma provocará por consiguiente un aumento de peso, cuyas consecuencias pueden llegar a ser ingurgitación venosa, aumento en el gasto cardíaco, edema agudo de pulmón, convulsiones o edema periférico. A su vez, la hipervolemia puede traer consigo variaciones en la concentración del plasma (trastornos de osmolaridad), como la hipernatremia o la hiponatremia. O variaciones en la composición, como pueden ser los trastornos del potasio, trastornos del equilibrio ácido-base y trastornos primarios respiratorios (acidosis o alcalosis respiratoria). 2. Causas El exceso de sodio y la ingesta de líquidos: Como una reacción a la transfusión una transfusión de sangre rápido La alta ingesta de sodio Sodio y retención de agua La insuficiencia cardíaca La cirrosis hepática El síndrome nefrótico El bajo consumo de proteínas Movimiento del fluido en el espacio intravascular Removilización de líquidos después de tratamiento de quemaduras La administración de las proteínas plasmáticas, tales como albúmina 3. Signos y síntomas El exceso de líquido, principalmente agua y sal, se acumula en varios lugares en el cuerpo y conduce a un aumento de peso, hinchazón en las piernas y los brazos, y/o líquido en el abdomen. Eventualmente, el fluido entra en los espacios de aire en los pulmones, reduce la cantidad de oxígeno que puede entrar en la sangre, y causa falta de aliento, que es el mejor indicador de la presión venosa central estimación se incrementa. El líquido también puede acumularse en los pulmones cuando se acuesta por la noche, posiblemente haciendo que la respiración durante la noche y el sueño difícil. La insuficiencia cardíaca congestiva es el resultado más común de sobrecarga de líquidos. También, puede estar asociado con hiponatremia.
  11. 11. 11 El aumento de volumen del plasma provocará por consiguiente un aumento de peso, cuyas consecuencias pueden llegar a ser ingurgitación venosa, aumento en el gasto cardíaco, edema agudo de pulmón, convulsiones o edema periférico. MANIFESTACIONES CLINICAS Derivan de la expansión del compartimiento de líquidos extracelular: Edema Dilatación de las venas del cuello Estertores (ruidos pulmonares anormales) Otras: taquicardia, aumento de la P/A, del pulso y presión venosa central Aumento de peso Mayor gasto urinario Disnea y sibilancias 4. Exámes para diagnosticar hipervolemia Datos de diagnóstico: BUN disminuido Hematocrito disminuido Ésta disminución se debe a la disolución del plasma y también se puede deber a la deficiente ingestión de proteínas y anemias. Disminución del Na+ sérico y la osmolalidad en caso de insuficiencia renal crónica 5. Cuidados de enfermería PI: Riesgo de hipervolemia-Edema agudo de pulmón. • Objetivo: Vigilar la aparición de signos y síntomas. Vigilar la aparición de edemas en las partes distales y en la zona sacra, o bien edema generalizado, en cada turno. Observar la aparición de disnea, taquicardia, distensión venosa en el cuello, ruidos respiratorios y tos productiva con esputos espumosos y rosados, en casa turno. Ingestión de un máximo de 500 cc de líquidos por recomendación del nefrólogo. Control de la diuresis.
  12. 12. 12 IMÁGENES RELACIONADAS CON HIPERVOLEMIA
  13. 13. 13 TABLA DE SIGNOS Y SÍNTOMAS DE HIPOVOLEMIA E HIPERVOLEMIA
  14. 14. 14 Proceso para Mantener el Balance Hidroelectrolítico en un Paciente 1. Equipo Hoja de control de líquidos conteniendo los siguientes datos: Nombre del paciente. Fecha y hora de inicio del balance. Sección de ingresos que específica la vía oral y parenteral. Sección de egresos que permite el registro de Los valores de pH son importantes para detectar el balance hidroelectrolítico. orina, heces, vómitos, drenajes, etc. Columna para totales de ingresos, egresos y balance parcial por turno. Espacio para balance total de 24 horas. Probeta o recipiente graduados para la cuantificación de los egresos. Recipientes para alimentación graduados. Báscula. Guantes desechables. 2. Procedimiento Identificar al paciente y corroborar en el expediente clínico y en el kardex la indicación. En caso de adultos, instruir al paciente y familiar sobre este procedimiento para no omitir ninguna ingesta o excreta. Pesar al paciente al iniciar el balance y diariamente a la misma hora. Cuantificar y registrar la cantidad de líquidos que ingresan al paciente, como:  Líquidos ingeridos (orales)  Líquidos intravenosos  Soluciones  Sangre y sus derivados  NPT  Medicamentos administrados, sobre todo al diluirlos  Alimentación por sonda (solución para irrigarla)  Líquidos utilizados para irrigación (enemas, entre otros)  Soluciones de diálisis Cuantificar y registrar la cantidad de líquidos que egresan del paciente, como:  Diuresis (a través de sonda foley u orinal)  Drenajes por sonda nasogástrica  Drenaje de heridas  Evacuaciones
  15. 15. 15  Vómitos  Hemorragias  Drenajes por tubos de aspiración  Pérdidas insensibles En caso de niños colocar bolsa colectora, si no es posible, pesar el pañal. En caso de adultos, instruir al paciente y familiar sobre este procedimiento para no omitir ninguna ingesta o excreta. Una vez finalizado cada turno, sumar las cantidades y anotar los totales del turno. Calcular pérdidas insensibles:
  16. 16. 16 Registrar en cada turno y durante las 24 horas los totales de volúmenes de líquidos administrados y excretados del paciente. Anexar los datos en el expediente clínico en la hoja especial para el balance de líquidos. Sumar y anotar los ingresos y egresos. Calcular la diferencia entre ambos y anotar el resultado. Si los ingresos son superiores a los egresos, el balance es positivo. Si los egresos son superiores a los ingresos el balance es negativo. Las pérdidas de agua por día en un adulto de peso promedio, en condiciones normales (en clima templado y trabajo ligero) son: Las alteraciones en la concentración de electrólitos provocan cambios en el volumen de los líquidos corporales, y a su vez los cambios en el volumen de los líquidos corporales causan alteraciones en la concentración de electrólitos. Por tal motivo se deben estar monitoreando la concentración de electrólitos plasmáticos, y de existir alteraciones, se realizará la reposición de los mismos por vía intravenosa.
  17. 17. 17 CONCLUSIONES Como pudimos observar, tanto la Hipovolemia como la Hipervolemia, son dos patologías relaciones con los níveles de líquidos, especialmente la sangre, en el cuerpo humano y si no son tratadas adecuadamente y a tiempo podrían tener efectos serios en el paciente y causarle inclusivamente la muerte. También pudimos observar, que ambas patologías están conectads directamente con los pacientes que sufren de insuficienca renal, y dado que ellos serán nuestros futuros clientes, es nuestra responsabilidad como futuros Técnicos en Hemodiálisis no solo familiarizarnos con todas estas patologías sino aprender a identificarlas a tiempo en beneficio de las personas que estarán a cargo.
  18. 18. 18 BIBLIOGRAFÍA www.nlm.nih. www.hgm.salud.gob www.mapfre.es Asunción Pons Prats, Teresa Esoda Pellisa, Lluisa Brull Gisbert, Sandra Anento Nolla, Estrella Martínez Segura y Elvira Porcar Doménech. Proceso de Atención de Enfermería a un Paciente con Isuficiencia Renal y Hematuria. Asociación Española de Enfermería en Urología, ENFURO • 6 NÚM. 95. JULIO/ AGOSTO/ SEPTIEMBRE 2005. http://es.wikipedia.org/wiki/Choque_hipovol%C3%A9mico#Diagn.C3.B3stico http://www.eccpn.aibarra.org/temario/seccion10/capitulo154/capitulo154.htm

×