Seminario de Educación Especial I: “La Educación Especial, el
Sujeto y sus Contextos”
Docentes: Caniza de Páez, Stella
Mir...
2
HACIA UNA NUEVA MIRADA SOBRE LA DISCAPACIDAD
“Los nuevos paradigmas en discapacidad y su efecto en el sujeto con discapa...
3
Todo esto es posible gracias al trabajo interdisciplinario de las profesiones que intervienen
para lograr una mejor cali...
4
positivos para el desarrollo y el desenvolvimiento de nuestros alumnos. Por eso debemos
atender a la diversidad y poner ...
5
Bibliografía:
- Etxeberria, X. (2008) “Reivindicar la condición de ciudadanía de la persona con
discapacidad intelectual...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Hacia una nueva mirada sobre la discapacidad

614 views

Published on

Sobre los nuevos paradigmas de la discapacidad y la construccion de la autonomia del sujeto en funcion de su contexto y relaciones socio - comunitarias.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
614
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Hacia una nueva mirada sobre la discapacidad

  1. 1. Seminario de Educación Especial I: “La Educación Especial, el Sujeto y sus Contextos” Docentes: Caniza de Páez, Stella Miranda, Cristina Noemí. Alumna: Schwamberger, Cintia “HACIA UNA NUEVA MIRADA SOBRE LA DISCAPACIDAD”
  2. 2. 2 HACIA UNA NUEVA MIRADA SOBRE LA DISCAPACIDAD “Los nuevos paradigmas en discapacidad y su efecto en el sujeto con discapacidad y sus diferentes contextos.” ….de la patología a las cuestiones sociales” ….de lo individual a lo comunitario” ….de lo masivo a lo singular” ….de la dependencia a la autonomía” ….de la protección a los apoyos” ….de la institucionalización a la autodirección” ….de la segregación a la inclusión" Los cambios y los avances en la sociedad con respecto a la discapacidad son muchos y constantes. Desde la antigüedad hasta la postmodernidad los paradigmas de las personas con discapacidad fueron modificándose gracias a los aportes de las disciplinas que intervienen y del trabajo interdisciplinario y en conjunto con las familias, que han logrado la conquista de derechos en pos del desarrollo del sujeto con discapacidad para alcanzar una vida adulta autodirigida, autónoma y autogestiva con los apoyos necesarios. Los paradigmas actuales, dejando atrás los paradigmas médicos y del déficit hacia los paradigmas del ciudadano; del sujeto autónomo e independiente; el paradigma de los apoyos para una calidad de vida adecuada; el paradigma de la diversidad como valor y de una sociedad y escuela inclusiva para todos, atendiendo a las singularidades y necesidades de cada uno de los sujetos con alguna alteración en el desarrollo o una discapacidad en si misma, hacen repensar el lugar de la persona con discapacidad como sujeto con derechos y obligaciones inmerso en una sociedad. En la historia las personas con discapacidad (los otros) fueron relegados a lugares de marginación y discriminación constantes, por eso el trato que les fue dado en estos tiempos hasta la actualidad. De eliminarlos, separarlos fueras de las ciudades, exorcizarlos, rehabilitarlos para que vuelvan a ser “normales” y reinsertarlos en la sociedad. Ahora el centro pasa de ser el diagnostico y la patología (paradigma medico organicista y del déficit) a ser el sujeto con discapacidad el centro de la cuestión donde, desde la singularidad de cada uno, hace al enriquecimiento y cambio en la sociedad, para lograr ser sujetos autónomos e independientes y constituirse como sujetos deseantes y pensantes. Llegar a ser sujetos autogestores con interdependencia y autodeterminación pudiéndose apropiar de los valores de su cultura y de las herramientas necesarias para desenvolverse en los distintos contextos que les toque vivir.
  3. 3. 3 Todo esto es posible gracias al trabajo interdisciplinario de las profesiones que intervienen para lograr una mejor calidad de vida y así cambios en la sociedad en que vivimos. Es un camino difícil pero lo que se logra es dar igualdad de oportunidades a todos, entendiéndolo no como darle a todos lo mismo si no, dar a cada uno lo que necesita. La inclusión de las personas con discapacidad tanto en la sociedad como en el sistema educativo, hablan de una conquista de derechos y obviamente de legislaciones nacionales (por ej. la ley 22.431) e internacionales como la declaración de Salamanca que amplían las posibilidades y los derechos de las personas con discapacidad y favorecen los contextos donde se desarrolla cada sujeto. No solo es la inclusión a la sociedad o escuela sino que también es importante el lugar y la inclusión que se le da en la familia de este sujeto con discapacidad. Si ésta no comienza en el seno familiar, dándole el lugar a ese hijo no deseado para que pueda construir su estructura psíquica y pueda convertirse en un sujeto deseante, autónomo e integrado desde chico en los distintos ámbitos sociales durante todas las etapas de su vida, será difícil su integración. Formándolo desde el nivel inicial hasta convertirse en un sujeto adulto e independiente como cualquier otra persona con los apoyos necesarios correspondientes para obtener una mejor calidad de vida. Cuando nace un niño en las familias, todas las expectativas están puestas en los deseos e imágenes prediseñadas del hijo ideal y perfecto. Frente a la llegada de un niño con discapacidad o alguna dificultad en el desarrollo se genera una herida narcisistica en el inconsciente de las familias y de la madre ya que su hijo, no cumple con los parámetros que ésta esperaba o quería tener. Se avecinan tiempos difíciles de estigmas médicos, pronósticos, diagnósticos, prejuicios sociales, peleas y luchas correspondientes y así en cada una de las etapas de la vida de una persona con discapacidad. En función de la resolución de ese duelo y en la aceptación de este “nuevo” hijo que viene a desconfigurar la trama “convencional” habitual de una familia tipo, tendremos o no niños, jóvenes y adultos con mayor o menor independencia, con capacidad de autodeterminación y de gestión para desarrollar una vida adulta lo mas autónoma posible. La función de los agentes socializadores, en este caso nosotros los docentes (y todos los profesionales que intervienen en la vida de una persona con discapacidad), tenemos el valor ético y profesional de brindarles herramientas y recursos tanto al sujeto con discapacidad como a las familias, de educar para la libertad y para la autonomía, tomando a la diversidad como un valor educativo e importantísimo del desarrollo de la singularidad de cada sujeto y así en función de ello, seguir desarrollando los conceptos de una sociedad inclusiva con personas con discapacidad con derechos y obligaciones civiles y, una escuela inclusiva con la aceptación de la diversidad y del otro diferente como parte, para el desarrollo de nuevos cambios y paradigmas. Una Escuela Inclusiva Para Todos. El rol de la escuela y de los docentes tanto en los espacios comunes como especiales o de integración debe ser siempre educar para la vida y la autonomía, fomentando la independencia, brindando apoyos y adaptaciones correspondientes en cada etapa de la vida de los niños, tengan o no alguna dificultad atendiendo a la diversidad y a la multiplicidad de tiempos y momentos de aprendizaje. Sabiendo y teniendo en claro que nuestras intervenciones pedagógicas tendrán efectos terapéuticos que pueden ser iatrogénicos o
  4. 4. 4 positivos para el desarrollo y el desenvolvimiento de nuestros alumnos. Por eso debemos atender a la diversidad y poner en el centro al niño, centrando la pedagogía en él. Asimismo, debemos repensar y rearticular nuestras prácticas pedagógicas para reveer donde se encuentran los problemas en el aprendizaje que le adjudicamos a nuestros alumnos sin pensar en nuestra propia diversidad y dificultad. Si no pensamos en el mañana y en nuestros alumnos y en todas las personas con discapacidad y, nos quedamos en el hoy sin hacer nada, habremos fallado en nuestra labor. Como dice Humberto Maturana “El educar se constituye en el proceso en el cual el niño o el adulto convive con el otro y al convivir con el otro se transforma espontáneamente, de manera que su modo de vivir se hace progresivamente más congruente con el del otro en el espacio de convivencia. Como vivamos, educaremos, y conservaremos en el vivir el mundo que vivamos como educandos. Y educaremos a otros con nuestro vivir con ellos el mundo que vivamos en el convivir. Vivamos nuestro educar, de modo que el niño aprenda a aceptarse y a respetarse a sí mismo al ser aceptado y respetado en su ser, porque así aprenderá a aceptar y respetar a los otros.” Cintia Schwamberger Prof. Educ. Especial
  5. 5. 5 Bibliografía: - Etxeberria, X. (2008) “Reivindicar la condición de ciudadanía de la persona con discapacidad intelectual” En: “La condición de ciudadanía de la persona con discapacidad intelectual” (Presentación y cap. 1). Publicaciones de la Universidad de Deusto. Bilbao, País Vasco. - Huertas García-Alejo, R. (1998). “Los niños salvajes y la medicalización de la deficiencia mental” En: “Clasificar y educar. Historia natural y social de la deficiencia mental” “Introducción”. Ediciones CSIC. Madrid. - Griffo, G. (1999) “La riqueza de la diversidad” En: Verdugo Alonso, M.A. et al. (Compiladores) “Actas de la III Jornada científicas de investigación sobre personas con discapacidad. Edic. AMARÚ. Salamanca”. - Pérez Bueno, L. C. (2004) “El desmantelamiento de la discapacidad”; “Discapacidad y exclusión social”; “La creciente dimensión ética de la discapacidad” “La inactividad forzada de las personas con discapacidad” En: “El desmantelamiento de la discapacidad y otros escritos vacilantes”. El Cobre Ediciones. Barcelona. - Schalock, R. L (1999) “Hacia una nueva concepción de la discapacidad”, en: Verdugo Alonso, M.A. et al. (Compiladores) En: “Actas de la III Jornada científicas de investigación sobre personas con discapacidad. Edic. AMARÚ. Salamanca. - Coriat, E. (2006) “No todo es efecto del diagnóstico”. En: El Psicoanálisis en la clínica de los niños pequeños con grandes problemas” Editorial Lazos. Buenos Aires. Argentina - Filidoro, Norma, (2002), “La intervención docente produce efectos terapéuticos” En: “Psicopedagogía: conceptos y problemas.” Ed. Biblos, Bs. As. - Caniza de Páez, S (1994) “Integración en y desde la familia” En: Escritos de la Infancia N 4. Publicaciones F.E.P.I. - Puigdellivol, Ignasi, (1998), “Diversidad e identidad en la escuela.” En:”La educación especial en la escuela integrada. Una perspectiva desde la diversidad. (Introducción y Cap. 1) Edit. Grao. Barcelona.

×