CAPITULO                             I

Conceptos para una Clínica
- las capturas y las fugas -

Intro

Son varios los con...
Se trataba de una persona muy deprimida (depresión mayor de la psiquiatría), de unos cincuenta y
    tantos, con varias in...
Lo despertó la llegada de ella.
Como en duermevela, le contó algo de lo que vio, siendo fiel a la sensación de haber visto...
Mientras la esposa y las hijas consolidaban, él permanecía en el Hospital Público.


                                     ...
Tal vez para reencontrarse con el punto del mapa biográfico, inmediatamente anterior al amor que
lo llevó al dolor.
      ...
Ocurría que la ex - esposa, previsora y asegurando el porvenir, había interpuesto una orden
judicial dado que estuvo tanta...
Leer a Hesíodo para entender la línea de conflicto en el linaje padres-hijos ( Urano / Cronos / hijos de
    Cronos) podrí...
Se trata de seis atacantes contra un hombre rengo y desarmado. Uno de ellos, Layo, su ignorado
padre biológico, lo quiere ...
Edipo ya no está más en línea de fuga; está en un estrato, el más alto de la polis. Pero no ve que
ese estrato había empez...
el sujeto hable, y hable. El terapeuta efectúa acá, una intervención micro-política, al mostrar el
    mapa de la captura,...
"yo también sufro, y haré lo que el dios exija "...
    / . . " aunque todos reunidos padecéis, ninguno tanto como yo"..
 ...
O puede tratarse simplemente de un vínculo, una pareja, una historia de amor que se ha quedado
sin geografías respirables,...
largo y ancho (‘longitud y latitud’, en Deleuze). En el consultorio se debiera diagramar la línea de
    fuga, la cual no ...
- La tristeza es un Afecto caracterizado por la disminución de la potencia de obrar
(potentia agendi) y la fuerza de exist...
“..existe un excelente giro en alemán :
     ‘escurrirse entre los matorrales’.Esto fue lo que yo hice.”
                 ...
De este modo ofreció material para las observaciones más interesantes.

Un ministro, protector de la ciencia, pensó que la...
Lo instituído de una institución, su segmento duro, produce un interior (en eso consiste la
posibilidad de capturar) y un ...
../La escuela sustituyó al aprendizaje, hacia el Siglo XVII.
A pesar de muchas reticencias y retrasos, el niño fue separad...
llamarían síntoma. Si kiné en griego significa movimiento , bienvenido el movimiento pues
         es la vida (G. Battaill...
Así la captura, no está reducida a los aparatos formales como el Estado o las Instituciones, sino
que está funcionando en ...
La deuda pública externa colectiva (fraudulenta como el mito del pecado original),
tiene correlatos con las deudas privada...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Deleuze y la Clínica Capitulo I

1,964 views

Published on

Conceptos para una Clínica
-las capturas y las fugas-

Published in: Health & Medicine
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,964
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
24
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Deleuze y la Clínica Capitulo I

  1. 1. CAPITULO I Conceptos para una Clínica - las capturas y las fugas - Intro Son varios los conceptos que pueden combinarse con la experiencia clínica, a condición de no reificar el concepto, sino tomarlo como una herramienta que sirve, y hasta determinado punto. “Lo que a mi me interesa son los conceptos. Me parece que tienen una existencia propia, que están animados, como criaturas invisibles. Creo que la filosofía es un arte de creación, como la pintura o la música. No son generalidades, ni verdades. Pertenecen más bien al orden de lo Singular, de lo Relevante, lo Nuevo.” RL, 217 Comenzaré por dos conceptos extraídos de la obra de Deleuze-Guattari, que me resultaron básicos para la clínica y la vida: Captura y Línea de fuga. Ambos están emparentados en su funcionamiento, al modo de un binomio conceptual. Se entiende que de las capturas, lo fundamental es salir, y esto se haría por línea de fuga. Pero Deleuze insiste que las líneas de fuga también entrañan un peligro. Y así como puede haber una clínica de las capturas, dado que involucran padecimiento, también he pensado una clínica de las fugas. Fue así que me pareció posible pensar dos clínicas, derivadas de estos dos conceptos; y en las cuales se pueden reagrupar buena parte de la psicopatología habitual, derivada del Psicoanálisis y la Psiquiatría. Pensar nace de un azar, ../ relativo a un acontecimiento que sobreviene en el pensamiento” Zourabichvilly El tiempo y la práctica dirán si a los clínicos les resulta útil esta especie tan original de clasificación, que en nada se inspiran ni en el psicoanálisis ni la psiquiatría, aunque toman de ella lo habitual. De todos modos, no tiene más valor teórico que el de una pragmática, que puede resultar adecuada a algunos, o no. En ningún sentido pretende un valor de verdad. Como no se trata de universales, propondría que cuando a una singularidad biográfica le resulta adecuado el concepto de captura, o el de clínica de las fugas, el concepto y la clasificación clínica cumplieron un objetivo. Lo cual está muy lejos de forzar a una biografía, a una vida, un modo de existencia, a hacerlo entrar en una clasificación. “ Yo creo que se trata de categorías bien fundadas siempre que se remitan, no a formas generales, sino a signos o síntomas singulares. Una clasificación siempre es una sintomatología, se clasifican signos para extraer de ellos un concepto que se presenta como acontecimiento, no como una esencia abstracta. Reg.Locos, 257. 1 1. L a s C a p t u r a s - La Captura de O.: o cómo huir con el deseo ‘en máquina’.- Existió en la clínica, una de mis primeras posibilidades de usar el concepto de captura. Se la propuse al paciente en el seno de una conversación, diciéndole que me parecía que su situación era la de una captura, y doble. Cuando le dije la palabra captura, algo pareció repercutirle en el cuerpo – es allí donde la palabra vibra, hace su efecto como una ‘fuerza’ (Deleuze con Nietzsche), o una ‘afección’ (Deleuze con Spinoza). “Los conceptos son singularidades que repercuten en la vida cotidiana, en los flujos de pensamientos cotidianos” Dlz, Regímenes de Locos, p. 166- Se irguió levemente en la silla, como en un pequeño acontecimiento. 1 respuesta de Deleuze, entrevista de Cahiers du Cinema, que le pregunta sobre su “gusto por la clasificación, la taxonomía”
  2. 2. Se trataba de una persona muy deprimida (depresión mayor de la psiquiatría), de unos cincuenta y tantos, con varias internaciones sucesivas. Se registraba en la historia cierta fenomenología psicótica, congruente con el estado de ánimo, como suele ocurrir en las depresiones mayores. (Es notable como la psiquiatría, al no ser estructuralista, tanto en la manía como en la depresión, puede tratar con antipsicóticos los síntomas, sin involucrarse en el diagnóstico diferencial de psicosis en términos de esencias -estructura subjetiva-. Al pensar en términos de ‘estados’, pone en suspenso el verbo ‘ser’: le permite suspender los antipsicóticos una vez pasados los síntomas) El hombre parecía un dandy, de modales refinados, en pleno Hospital Público. Tanto que fue confundido por los concurrentes y residentes, con un supervisor; pues conversaba en el bar del Hospital, con dos psicoanalistas a la sazón internados, que leían a Lacan. Había sido un empresario y comerciante exitoso, llegando a exportar su marca a otros países de América Latina. Había tenido ( en realidad aún tenía) un semipiso en Bario Norte y mantenía – dormido, como él – un auto importado, en un garage de Buenos Aires. Un día descubrió que su esposa tenía un affaire con alguien laboralmente muy cercano, demasiado cercano, su socio y amigo. Y empezó la historia de padecimiento. Crónica2 Clínica Historia de Oscar- un viernes a la tarde- Un viernes a la tarde, Oscar debía estar trabajando en su fábrica. Se le ocurrió ir a revisar un poco su barco, en San Isidro. Si el fin de semana continuaba con buen tiempo, quería navegar. Camino al muelle, vio movimientos que le resultaron raros. Es mi esposa, pensó. Está limpiando el barco, me adivinó el pensamiento; ..siempre se anticipa, que mujer lúcida... . De pronto, la figura inconfundible y familiar de su socio, su mejor amigo, se recortó sobre el fondo del río. Venía del otro lado del muelle, con un balde. O. quiso seguir caminando, para saludarlo, pero el cuerpo se le trabó. Su socio se dirigía hacia su barco, cuando debía estar trabajando en el negocio. Cómo él en la fábrica. Saludarlo podía resultarle desagradable a su amigo, aunque también a él. Así que dejó que el paso se le hiciera lento. El tampoco estaba haciendo lo esperable; aunque la fabrica, pensó, no requiere el cuidado que el negocio un viernes a la tarde. Oscar pensaba el fundamento de la diferencia entre el negocio y la fabrica, al tiempo que seguía caminando lento hacia su barco. Y como un fotograma extraído de una película muda, se le presentó la imagen de su esposa recibiendo en sus brazos a su amigo, y socio, en la pequeña cubierta del barco. El cuerpo se le detuvo en seco. El ya inconfundible beso de ambos se prolongó en el tiempo. Vio que entraron al barco,.. se acercó muy lentamente, miró hacia el interior, un poco viendo, un poco imaginando... * Se fue de la escena como quien se retira de un partido perdido de un modo abrumador. Pasó largo tiempo intentando caminar, pero el cuerpo se le detenía, se le caía en cada banco vacío que encontraba al pasar. Paró en un bar, tomó un café. Miró la televisión muda, pensando que igual podría escuchar poco. Pidió otro café, con whisky y aspirina. Ante el movimiento tan impedido – caminar lo sintió un vía crucis – pidió un remise, se volvió a su casa, se tiró en la cama, y se durmió. * 2 El término ‘crónica clínica’ alude al género ‘crónica’, producido por el periodismo. Hay por tanto sobre la base de datos reales, la construcción de una narrativa por parte del autor.
  3. 3. Lo despertó la llegada de ella. Como en duermevela, le contó algo de lo que vio, siendo fiel a la sensación de haber visto una película, a distancia. Con el afecto clausurado, en un tono monocorde, mirando al vacío y sin mentir ni decir toda la verdad, siguió contándole, hasta que se le acabaron las palabras. Cuando él terminó el relato, ella no negó lo aparentemente sucedido. * El hombre entendió todo, y no dijo más nada. Se limitó a poner algo de ropa en un bolso, como para unos días, y se fue. Si el fin de semana continuaba con buen tiempo, hubiera querido navegar. * * Su cuerpo se dirigió a la vieja casa familiar, en otro barrio de la clase media alta porteña. Donde aún vivía su madre, ya anciana, y su habitación de soltero estaba igual que cuando la dejó al casarse. Le explicó a su madre que iba a pasar el fin de semana ahí. Entró a su antigua pieza, bajó la cortina. Prendió la radio, se metió en la cama. No se pudo dormir, escuchó la radio. Se durmió finalmente por cansancio, como en casi todo insomnio. * Al despertar permaneció en la cama. Después de un largo tiempo, fue al baño. Se levantó por necesidad más que por deseo. De paso comió algo, y habló un poco con su madre. Volvió a la pieza, levantó apenas la cortina, y se metió en la cama como quien vuelve a un refugio. Hacia la tarde...nada, el vacío y el dolor. Por la noche bajó la cortina, alargó su vigilia escuchando la radio, ....así, todo el fin de semana, con el cuerpo coagulado en un sedentarismo pétreo. Comenzó la semana pero no fue al negocio. La familia se preocupó, las hermanas lo fueron a visitar, lo llevaron a un psiquiatra, quien al tiempo propuso su primer internación. Le dieron varios tipos de sucesivos antidepresivos, ante la falta de respuesta, muchas veces con antipsicóticos suaves y a bajas dosis. * A todo esto la esposa siguió su vida . Tomó el timón del negocio – no podría ser de otra manera, si el hombre falla a sus deberes laborales – hasta quedarse con él. Liquidó la pequeña fábrica, y puso un abogado – a la sazón su nuevo amante – quien fue a verlo a las internaciones, poniéndole al tanto que debía firmar ‘unos papeles’. Nunca volvió a su casa, ni recuperó su fábrica. Ocurrieron varias internaciones, leves mejorías, fuertes recidivas. Cuando se acabó el dinero, lo tuvieron que internar en el Hospital Público, donde se encuentra conmigo, hacia su ya sexta internación. * El siempre explicaba, con detalles obsesivos y en sesiones que se hicieron largas y diarias, que quería ‘asegurar un futuro para sus hijas..’ Que no era conveniente la separación de bienes porque sus hijas ya no vivirían en el mismo lugar en que crecieron.. El tema era fundamental, pues al egresar del Hospital, O. ya no tendría la casa de su madre para volver. La familia había decidido venderla, pues sería internada en un geriátrico. - Y que edad tienen sus hijas ? le pregunté Las dos tenían más de veinte. Pero para Oscar, no era conveniente que las adolescentes tardías cambiaran de habitat; ..para consolidar el desarrollo..
  4. 4. Mientras la esposa y las hijas consolidaban, él permanecía en el Hospital Público. * “Nada ha comenzado hasta que no se alcanzan las máquinas deseantes ... de alguien.” / “ ..la pregunta del esquizoanálisis sería: ¿ cuales son tus máquinas deseantes?” Dlz Si había alguna ‘máquina’ o producción deseante clara en O. , era respecto a sus hijas (aunque el deseo vaya contra sí mismo, o conlleve su derrota ) La otra ‘máquina’ deseante identificable, eran los autos de marca, los importados sobre todo. En el discurso de una depresión, la pequeña producción deseante – si la hay – se encuentra en un tono de voz que se eleva, un pequeño brillo en la mirada, alguna sonrisa leve y breve. Le encantaba hablar de autos, y sabía muchísimo. Entre internaciones, aún solía reunirse con empresarios en un circuito reducido de interlocutores, para hablar de autos, mostrarse autos, comparar autos.. Para mí era sólo un índice maquínico de una producción deseante para diagramar una eventual salida, una línea de fuga, a la captura de su depresión. * A mi en general no me caían bien ‘los empresarios’, sobre todo los neoliberales.. Pero este ex empresario caído de su clase, destilaba una grandeza en su dolor, que me conmovía. Cito a la familia, arqueologizo las secuencias del desmoronamiento, este proceso de demolición -aún mayor que el de Scott Fitzgerald, tal vez sí comparable con el de Zelda, su mujer-. Las dos hermanas se agarraban la cabeza cada vez que , como un trauma, repetían las capas del terremoto crónico y el derrumbe final. * La pregunto a Oscar acerca de su esposa. Me hace la descripción de una mujer muy bella, culta, refinada, de buen gusto, excelente co- equiper en el negocio y la fábrica. Que manejaba varios temas de conversación, en diversos círculos, incluso los de empresarios. Una lady. - “..Y..todavía,... estoy enamorado de ella”, decía. Ni una queja, ni el menor atisbo de un monstruo en su relato. Ella nunca lo fue a a ver a las internaciones; pero sí mandaba al abogado. Los cigarrillos iban fumándose ante mi asombro. Un psiquiatra probablemente le duplicaría el antipsicótico. Un hombre de la calle, digamos un amigo, lo sacudiría hasta que algo pase. Como terapeuta, introduje la captura, para construir un problema a pensar. Captura doble y aún triple, le dije: como hombre seguía idolatrando a esta mujer, como padre sólo quería ver bien a sus hijas y cumplir con sus deberes – se quejaba de que estando en el Hospital, y hace tiempo sin trabajar, no podía pasar la cuota alimentaria.. Y como hijo, se había instalado en la casa de su anciana madre en una regresión infinita, o volviendo al lugar del que alguna vez partió.
  5. 5. Tal vez para reencontrarse con el punto del mapa biográfico, inmediatamente anterior al amor que lo llevó al dolor. * Hecho el diagnóstico y el mapa de la captura, la idea terapéutica es intentar diagramar una línea de fuga. Pero desde diagramarla hasta que algo ocurra, pueden pasar años. “Esto es lo que me interesa de una vida: sus vacíos, sus lagunas, a veces dramáticas, y a veces no. Casi todas las vidas atraviesa una catalepsia o una especie de sonambulismo que dura varios años. Dlz, Conversaciones,220 No solo se precisa el “hay que salir” y el ¿por donde salir? (línea de fuga). Sino el ¿con qué, con qué fuerza, con qué energía? en el medio del pantano de anergia, tristeza y dolor psíquico. El ‘con qué’, sería la máquina de guerra creativa que propone Deleuze. La pista la dieron las pequeñas maquinas deseantes que aún palpitaban en él. Empezamos por los autos importados. El tenía uno, estaba en el garage,... Dormido y como él, estacionado. Al encontrar esta máquina deseante, surgió un plano de acción para suscitar una línea, manejando el auto como remise. Primero en una remisería, cobrando mucho menos que lo adecuado. Luego poniendo avisos en un diario, dirigido a empresarios, para llevar a personas por su cuenta, al aeropuerto, de empresa a empresa, de empresa a hotel. El hombre empezó de nuevo. Juntó sus primeros pesos, alquiló un departamento, y se fue a vivir sólo. Siguió tratamiento ambulatorio en el Hospital. Pero no recayó en otra internación. Cada tanto, venía a verme con su auto al Hospital, ofreciéndome remisería gratuita para llevarme hasta mi casa. * Su pasado de empresario le hace prever, que con la suba del dólar ante la crisis argentina del 2001, aumentará la exportación, y por tanto, se precisarán embalajes. Piensa en formas de conseguir papel y cartón a gran escala y bajo precio, reciclarlos y hacer envoltorios diversos de embalaje. Y tal cual lo previó, vino la exportación. A O. se le estabilizó una perspectiva económica viable. * Pero la pregunta seguía siendo para mí, de donde vino la energía -que antes no podía aparecer por ningún lado- para poder salir de la captura. Pues el hombre terminó de entender, racionalmente, el funcionamiento de su esposa, las pérdidas sucesivas que se podrían haber evitado, la lucha que habría que emprender, etc. Y parece que nació de una fisura, en el sistema de signos que mantenía la captura. Al preguntarle, lo que Oscar situaba, aunque difusamente, es que hubo una discusión con sus hijas, en ocasión de querer saludar a una de ellas para su cumpleaños. El hombre había ido hasta la casa de ellas, que era la de él, donde vivían con su madre. Tocó el portero eléctrico, atendió la hija, él la saludó entusiasta, pero recibió una contestación seca, que le dejó el cuerpo duro, otra vez, como el día en que empezó todo en el muelle. - Vos no podes pasar el círculo de doscientos metros alrededor de la casa, como dice la orden judicial...¡¡¿¿Qué estás haciendo acá !!!?? Le dijo ella. Y él se quedó mudo. Por contestar, le repitió que era su cumpleaños, que quiso saludarla, y que ya se iba.
  6. 6. Ocurría que la ex - esposa, previsora y asegurando el porvenir, había interpuesto una orden judicial dado que estuvo tantas veces internado, alegando que existía peligrosidad para terceros, se supone. * Se debe haber ido arrastrando el cuerpo, como antes, durante las primeras cuadras. Pero cuenta Oscar, que esta vez una intensidad de enojo y bronca empezó a encenderse. Y se activó una máquina de guerra que desde entonces no paró. Era un hombre de enorme dignidad; tal vez por eso le costó tanto tiempo poder llegar a indignarse. * * * 2. L a C a p t u r a en E d i p o -Lectura de “Edipo Rey”, Sófocles- “Los helenistas tenían razón al recordar que, incluso en el venerable Edipo, ya se trataba de política.” Antiedipo, p104. Preliminares ¿ Qué leemos en “Edipo Rey ” de Sófocles , sin haber pasado antes por Freud ? ¿ Que ocurriría si el estudiante de psicología, abordara a ‘Edipo’ desde las variantes del mito, y desde la tragedia de Sófocles, antes de Freud ? ¿Y si además releyera a Sófocles ( tanto Edipo Rey como Edipo en Colona) luego de incursionar en el estudio del contexto socio – histórico en el que la tragedia se escribió y presentó en la Grecia del Siglo V A.C. ? (llamado el siglo de oro, o también de Pericles) ¿ O sea, qué leemos en Freud después de haber leído a Sófocles y su contexto de producción ? * Cuando se producen preguntas, se sostiene una investigación ; no tanto una respuesta. El psicoanálisis dogmático ha reproducido las respuestas que ya tiene aseguradas. Si bien Lacan, ha sabido ‘mostrar el revés de sus conceptos’( comentario de Deleuze ) y cuestionó el complejo nuclear. Este escrito está basado en una lectura de la obra de Sófocles conocida como Edipo Rey y cuyo nombre más exacto, sería "Edipo tyranno". ( El 'tyranno' en Grecia connotaba a alguien que había reunido poder en virtud del reconocimiento popular por sus acciones . No se corresponde necesariamente con lo que hoy entendemos por tal.) La diferencia en la lectura, pro-voca (llama) a producir multiplicidades polifónicas, a partir de las voces posibles que hablan en un texto ( esto implicaría ‘provocar’) Alumnos o colegas no acuerdan, o sí ; producen otras voces, multiplican diferencias; releen y releemos el texto . Finalmente mantenemos y nos mantenemos en la diferencia dentro de la multiplicidad. Pero se cuestiona la hegemonía : el " imperialismo psicoanalítico del complejo de Edipo" (Deleuze) Y cuando desaparece la hegemonía, se pueden sostener preguntas. * Al in-vestigar , se va tras los vestigios . Algo que es interesante hacer, más allá de los instituídos teóricos de circuitos académicos. Donde el docente suele creer que debe responder , incluso a las preguntas que nadie le formula . Cuando se investiga, se busca ; y se hace también historia - (h)istoría en griego, significa precisamente búsqueda, investigación - . Un texto se escribe, se inscribe, en un contexto . Y cómo se lo lee ? El llamado complejo de Edipo ( también complejo 'nuclear', o de castración) ha llegado a reificarse, sustancializarse, naturalizarse como un instituído teórico imperativo e indudable . De tal modo que estudiantes , analistas en formación e incluso formados y 'formadores', llegan a conocer algo de Edipo o a Edipo, a través de S. Freud, y poco o nada a través de helenistas , de relatos míticos o del mismo Sófocles, escritor de la tragedia. Lo que nos permite pensar que lo que vulgarmente se conoce como complejo de Edipo, a esta altura, a más de cien años de psicoanálisis, podría llamarse más acertadamente Complejo de Freud, con toda la validez que esto implica, pero sin que se convierta en un universal.
  7. 7. Leer a Hesíodo para entender la línea de conflicto en el linaje padres-hijos ( Urano / Cronos / hijos de Cronos) podría parecer demasiado. Pero no leer a Sófocles en relación a su contexto de producción resulta insostenible. Pues el problema puntual Layo / Edipo se inscribe en una línea de conflicto que precede la posibilidad del deseo de Edipo por su madre biológica, Yocasta. En este mismo sentido, sirve al lector incursionar en la visión de dos historiadores ( Jean Pierre Vernant y Pierre Vidal Naquet), en el texto " Mito y tragedia en la Grecia Antigua," (Ed. Taurus.), especialmente el capítulo "Edipo sin complejo". * * Es bien conocida la crítica de Deleuze al complejo de Edipo freudiano. Como en otras partes de este texto, que van más allá de la crítica al psicoanálisis, no partiré de dicha crítica. Prefiero más bien hacerlo desde la positividad de los conceptos de Deleuze-Guattari, produciendo una lectura de la obra de Sófocles, inspirada en parte en dichos conceptos. En este sentido, este escrito despliega un más allá de lo anti del Antiedipo. Básicamente, los cocneptos que estarán en juego serán el de captura, línea de fuga, nomadismo, cartografía. Intento mostrar cómo Edipo produjo salidas en tanto usó la línea de fuga (junto con la máquina de guerra, y el nomadismo) , y cómo su vida se tornó en tragedia cuando precisamente quedó capturado y ya no fugó. De qué manera había una salida exitosa posible, que Sófocles no deja de insinuar. A su vez hago una lectura política de la obra. * Edipo : clínica de una captura Edipo comienza con una línea de fuga exitosa, con la cual parte de Corinto huyendo de la captura en el destino oracular, y llega a ser rey en Tebas. Ante una duda sobre su origen y cuales eran sus ‘verdaderos’ padres, consulta al oráculo. Que lo que menos le contesta es lo que Edipo pregunta. La pitonisa emite su voz gutural, y los sacerdotes del templo le interpretan: que mataría a su padre y yacería con su madre. El destino oracular lo captura en un destino trágico, asesino e incestuoso. Que es lo que Edipo menos desea. Por lo cual huye de su polis natal donde creció (Corinto), se des-familiariza, se va de ese estrato, se des-territorializa, traza su línea de fuga. Produce un cuerpo sin órganos (al irse del lugar de único príncipe heredero), lleno de intensidad y velocidad, afecto y secreto: las cualidades de la máquina de guerra. El primer y verdadero y necesario, destierro de Edipo –que funciona como desterritorialización- comienza cuando huye de Corinto, donde sus padres eran reyes. Deja todo, es capaz de arriesgarlo todo, de perderlo todo ; no mira atrás, no piensa en su porvenir, ni en su futuro. Es el hombre del devenir, a quien no le interesa el porvenir, o lo pone en riesgo; el aventurero que desea, sin catexias de interés. Edipo el de los pies hinchados desde niño – marca del intento filicida de Layo – el de la cojera y el andar dificultado, se convierte pese a eso en caminante y en nómada. Tan fuerte es su deseo de contra-efectuar al oráculo. Y al no preocuparle su porvenir, comienza el devenir. * Una línea de fuga suele tener la potencia de una máquina de guerra y tender hacia un espacio liso 3 . En dicho territorio Edipo atraviesa una encrucijada, en la que es agredido por seis personas; las enfrenta a todas, y vence sobre ellos. La máquina de guerra Edipo mata, pero lo hace en defensa propia. 3 Línea de fuga, máquina de guerra, nomadismo y espacio liso, son conceptos emparentados que definen un movimiento, un modo de existir, una revolución, una subjetivación. (Deleuze, Conversaciones)
  8. 8. Se trata de seis atacantes contra un hombre rengo y desarmado. Uno de ellos, Layo, su ignorado padre biológico, lo quiere matar por segunda vez : la primera cuando nació; y en la encrucijada, al pegarle en la cabeza desde la altura de su carruaje con un bastón de doble aguijón. “Edipo es primero una idea de paranoico adulto , antes que un sentimiento infantil de neurótico." Antiedipo, p.283 Edipo no tiene el más mínimo deseo de matar a su padre. Go y a / S a t u r n o d e v o r a n d o a s u h i jo / Proposición I Edipo no es parricida aunque haya matado a su ignorado padre , y Layo es filicida aunque no haya logrado matar a su hijo. * Conttinuando su nómade viaje, llega a Tebas y la encuentra sitiada por la Esfinge. (¿Podemos considerarla como una metáfora de algo que asedia a un sistema político, que amenaza su existencia? ..dado que a la esfinge, había que pagarle un tributo..) Un hombre animado desde la máquina de guerra y la línea de fuga, es un guerrero temible. Prácticamente un revolucionario. Pero Edipo además deviene un pensador sagaz, y derrota el enigma de la Esfinge. Se convierte en héroe para toda Tebas, y al haber muerto el rey, lo hacen rey. Quien hubiera heredado un reino naturalmente en Corinto, le es otorgado por su hazaña, y no por su sangre. Aunque claro está, por su sangre era heredero de Tebas. Por ser hecho rey, debe desposar a la reina viuda . Por tanto, ni el menor deseo de acostarse con su madre. Lo cual nos lleva a la concepción de deseo en Deleuze – Guattari, bien distinta a la de Lacan , o de Freud. Aunque a su vez, “Quien puede asegurarnos que en una línea de fuga no vamos a encontrar todo aquello de lo que huimos? ” Dialogos, 47. * Mucho tiempo después en su reinado, el sacerdote conmina al rey a volver a ser héroe. Si salvó a Tebas de la ‘implacable Esfinge’, esta vez debe hacerlo de la ‘terrible peste’. En este deber hacer, hay un encargo.
  9. 9. Edipo ya no está más en línea de fuga; está en un estrato, el más alto de la polis. Pero no ve que ese estrato había empezado a cerrarse por los flancos en un aparato de captura. Pasa del estrato al aparato, insensiblemente, como en nuestras vidas, cuando pasamos de un estrato que nos da una pertenencia y referencia, o cierto grado de seguridad, a un aparato del cual nos cuesta salir cuando quisiéramos, estancándonos en la repetición. Proposición II : Edipo (el Salvador, el Héroe, el Demiurgo, el Médico,. . . ¿el Rey? ) queda implicado por la aceptación del encargo del sacerdote , en un aparato de captura. Veamos el encargo del sacerdote : ". . .te reconocemos como el primero de los mortales para socorrernos en la desgracia que se cierne sobre nuestras vidas, y el primero para obtener el auxilio de los dioses . /Pues fuiste tú .../ .. quien nos libraste del tributo que pagábamos a la implacable Esfinge.../...estos suplicantes te ruegan que halles remedio a sus males . Oh , tú el mejor de los mortales, salva a esta ciudad . Recuerda que si esta tierra hoy te proclama su salvador, es en atención a tu celo pasado. / Levanta pues esta ciudad con firme solidez. . . " Si nadie lo desea, cómo se entra a un aparato de captura ? Lo que empieza con un reconocimiento y como un ruego, termina con una orden y un encargo: ...“recuerda,.. salva y.. Levanta !!”, esgrime el sacerdote en su ‘dictat’.. Los encargos no son visibles. No son tratos, ni pactos, ni contratos. No buscan legalizarse, y funcionan sin explicitarse. Se trata de una captura mágica, del tipo del polo mago del aparato de captura.(ver Mil Mesetas, capitulo homónimo) “La violencia aparece en todas partes , pero bajo regímenes y economías diferentes. La violencia del emperador mágico: captura, lazo, nudo, red ..” Mil Mesetas, ’Aparato de Captura’. Es el encargo y la orden lo que conducen a la captura de Edipo. Pero a un aparato, como a un laberinto, se entra por una puerta cuyo umbral, cuyo gradiente, simula otra cosa o lo inverso. De ahí el peligro de una ausencia de mapa, de cartografía. Existe una geografía política que Edipo ya no ve, y lo conduce finalmente a su ceguera. El sacerdote, en tanto portavoz, produce el encargo al Héroe-rey ( quien al ser para Tebas, plebeyo, sólo por ser héroe es rey ), insinuando que si no aceptase el nuevo encargo, no seguiría siendo el héroe que fue . Que es como insinuarle que no seguiría siendo el rey que "es".(Edipo aquí está también capturado en el “ser” que cree debe seguir siendo, e impide ahora el devenir) Ya que es rey porque ha sido - pero por tanto debe seguir siendo - el héroe . Y seguiría siendo el héroe, sólo si "salva a la ciudad" . He ahí la captura que atrapa a Edipo. Como rey, ni es libre, ni puede luchar por su liberación. “Sientate al sol, abdica, y sé rey de tí mismo ” F. Pessoa En un aparato de captura se nos puede ir la vida. El concepto de goce en Lacan, se aplica sólo parcialmente a estos estados .La persona puede no ver que está en una captura, y se trata más de diagramar una salida, que de analizar, interpretar y esperar que se vacíe el goce. Y que mientras,
  10. 10. el sujeto hable, y hable. El terapeuta efectúa acá, una intervención micro-política, al mostrar el mapa de la captura, e intentar la liberación por medio de la línea de fuga. Pues en una aparato, no puede construirse un campo de inmanencia para que el deseo se produzca y haga máquina con exterioridades. Y es que tal vez no haya que interpretar el deseo (“.. es el deseo el que experimenta..”), sino cartografiarlo y monitorearlo, evaluar su desplazamiento, sus obstáculos. En un estado-prisionero ignorado como tal, lo primero es la salida. Para lo cual es preciso ver el laberinto de la captura. Proposición III La fidelidad al cumplimiento del Encargo , conlleva la traición del sujeto a su propio devenir. El deseo del héroe en una captura, gira en círculos sin salida hasta el acto trágico La captura de Edipo no es sólo la monarquía (sistema político al cual se dirige críticamente Sófocles, quien escribe desde la democracia de Atenas) sino el sistema sacerdotal/ oracular de adivinación, que empieza a rodearlo. Se trata de un régimen de signos, caracterizado por la adivinación, la profecía; el cual esconde el mandato. El oráculo -como institución – funciona como un aparato político de la ciudad-estado, como lo será luego el poder de la Iglesia en la Edad Media a través de la Inquisición, que exigía culpables, confesiones, destierros, torturas, exorcismos, muerte . . . Detrás de ese régimen, existían órdenes, consignas, mandatos, sumisión. 4 Sin duda también Creonte conspiraba contra él, y deseaba el trono aunque lo negaba. Y si bien Edipo había hecho una genial línea de fuga contra el dictamen del primer oráculo, se deja atrapar por el segundo, creyendo en la expiación necesaria. ¿ Porqué Edipo no hace otra vez una nueva línea de fuga ? Pues todas las condiciones estaban dadas. Veamos: en el medio de la investigación por la verdad que se inicia y él propulsa, le llega la noticia de que su padre había muerto en Corinto. Por tanto Edipo heredaba el trono allí. Por otra parte el oráculo exigía para Tebas, que “se destierre a un culpable, o que se lave un homicidio con otra muerte”. Síntesis cartográfica posible : Edipo podía irse de Tebas (desterritorialización y nueva línea de fuga), pasando ante Tebas por destierro en cumplimiento del dictamen, y volver a reinar pero en Corinto. Ese es el nuevo diagrama biográfico, el mapa, la nueva fuga, la cartografía deseante que esta vez no hace. Esta falta de línea de fuga, lo conduce a su captura en la culpa, y su autopunición en la ceguera. * " El quid no está en responder a las preguntas, sino en escapar, en escaparse de ellas." Diálogos, 5. Las respuestas suelen relacionarse con la aceptación de un encargo. Más importante que tener que responder , sería poder se preguntar . Edipo responde: 4 Los instituídos de poder, siempre construyen aparatos de capturas, y exigen 'sacrificios’: el oráculo - centro de malentendido y no tanto de elucidación- es comparable al funcionamiento de otras tantas instituciones actuales.
  11. 11. "yo también sufro, y haré lo que el dios exija "... / . . " aunque todos reunidos padecéis, ninguno tanto como yo".. /.. "sabed que ya he llorado mucho " / .. "sea tenido yo por cobarde , si no ejecuto cuanto exija el dios." La imposibilidad de la 'cobardía' - impensable en un héroe - lo lleva a no situar la prudencia, moviendose entonces hacia la desmesura (hybris ) . La valentía sin prudencia, lo lleva a prometer. Y a prometer "ejecutar cuanto exija el dios". Edipo queda implicado en hacer aquello que el Otro exija. Siempre un aparato de captura exige . Construye imperativos categóricos que actúan como un instituído duro , inflexible, dominador. Para poder exigir, antes inventa un derecho. Así procede el aparato de Estado, desde el Imperio Romano hasta el Norteamericano en Occidente. Qué es inventar un derecho? Hacer creer que es natural, sustancial, universal, y por tanto verdadero. * Las capturas son tiranías encubiertas. La línea de fuga, que implica una ruptura sobre una fisura visualizable, abriría la posibilidad de un espacio liso que escape de las marcas de dominación. Sin duda, hay que encender la energía de una máquina de lucha creativa, que en Edipo , sin fuga, sólo fue autodestructiva. * * * 3. Clínica de las Capturas “Una obra es una nueva sintaxis. Lo que es mas importante que un nuevo vocabulario, y forja una lengua extranjera dentro de la propia lengua.” R.L. 242 Conviene remarcar, que el concepto de captura – como otros de Deleuze-Guatttari – nace de problemas situados en el campo social-político. Funciona suficientemente bien, aplicado a situaciones-problema de orden clínico, en que haya un interior carente de exterioridad, un poder que marca o estría el territorio con un régimen de signos sobre-codificante, un sedentarismo efecto de la captura, una ausencia de movimiento fluido, un bloqueo de flujo deseante, y por supuesto un padecimiento con la situación. Pero, ¿es pensable una agrupación de funcionamientos y síntomas bajo el nombre de clínica delas capturas? ¿ Tiene la captura una consistencia conceptual que justifique una especie de clasificación ? El planteo queda situado. * Ocurre que hay vidas cuyos problemas, se producen en el seno de una captura. Captura invisible, o invisibilizada, o aún buscada, sin saber las consecuencias. O sin quererlas saber. Capturas a toda costa. Porqué será que la humanidad lucha por su esclavitud como si se tratara de su libertad, se preguntaba Spinoza. Y un siglo antes, Etienne de la Boetie escribía un muy especial para la época, “Discurso de la Servidumbre Voluntaria”, autor retomado, entre nuestros contemporáneos, por Pierre Clastrés ( “Investigaciones de Antropología Política”, Gedisa). En una captura rige una máquina abstracta 5 de sobrecodificación, la cual fija a la persona de una determinada manera. Esta máquina, de abstracta es ‘invisible’, pero se efectúa en funcionamientos concretos. El régimen de signos suele ser poco flexible y gobierna una vida muy marcada, muy estriada por su dominación. El aparato de captura típico son las instituciones, tanto familia de origen como nuclear, tanto lugar de trabajo como partido político o espacio de actividad supuestamente libre. 5 Maquina abstracta y sus dos polos: mutación y sobrecodificación. Concepto desplegado en Mil Mesetas.
  12. 12. O puede tratarse simplemente de un vínculo, una pareja, una historia de amor que se ha quedado sin geografías respirables, sin espacios lisos cada tanto, donde la máquina deseante del agenciamiento se estancó para convertirse en un aparato de captura, o en un laberinto, o en un agujero negro – que ya no produce nada, y chupa todo lo que se intenta producir. Del cual puede ser muy difícil salir, o sentirse como riesgoso. Pues a su vez un estrato o una captura, suele y puede dar identidad . O un código que resulte familiar, una serie de rituales que conforman el imaginario habitual, a pesar de su repetición, y su tedio. Precisamente, la línea de fuga a esa captura sería una diferencia a la repetición, pero también un devenir a la supuesta identidad. Un nomadismo diferente a lo sedentario habitual. Y hay personas que temen la diferencia y el devenir, y precisan la identidad de lo acostumbrado, los rituales repetidos aunque ya vaciados. En las capturas puede haber diversas líneas, incluso de aparentes fugas, pero en el fondo predominan los segmentos duros. Y habrá mucha repetición. Deleuze propone en “Repetición y diferencia” que no se repite porque se reprime, sino lo inverso: se reprime porque se repite, pero agreguemos que se repite porque se está capturado. Proposición IV : La insistencia y persistencia de la repetición, muestra que se está en una captura y hay dificultades para el devenir. Más que la interpretación de la repetición, nos dirigimos estudiar y comunicar la geografía humana de esa captura y a de-construir el régimen de signos que la produjo y mantiene. Habrá en una captura, planos de organización y espacios estriados, afinidad por dispositivos de poder código – territorio, con efectos sedentarios, territoriales ; y en lo social – político hasta funcionamientos micro-fascistas. En las capturas institucionales, funcionamientos paranoicos, tanto como lo es el poder. Ejemplos de clínica comparada donde se propone que funciona el concepto de captura, serían: depresiones, obsesiones, paranoias, psicosomáticas. * 4. La Depresión como Captura “Si ustedes están tristes es que están oprimidos, deprimidos ...se los ha atrapado.” Deleuze, Derrames A partir del epígrafe, se puede deducir que existe una relación entre la captura (“se los ha atrapado”) y la depresión. Con la oscilación oprimidos/ deprimidos, Deleuze hace alusión a la cuestión política – que a Spinoza le preocupaba más que lo clínico– refiriéndose al poder que oprime, como el lugar de las pasiones tristes. Desde el psicoanálisis se piensa a la depresión desde la pérdida de objeto. Pero propongo que tiene que haber una captura en la pérdida, un detenimiento en el fluir y el devenir, y la dificultad para pensar lo nuevo a ‘obtener’. De algún modo..¿perder es sólo perder, sólo carecer, sólo no-tener, o señala la dificultad para lo nuevo a obtener? Desde la psiquiatría se describe entre otros síntomas, la tristeza o humor triste, la anergia, los problemas de comunicación y aislamiento, las ritmopatías (alteraciones sueño-vigilia).Pero en una captura es poco posible afectarse de alegría ( pues no le puede llegar), y de a poco se va horadando un agujero negro que sume a la persona en el fondo del pantano de la captura. Allí ocurre la anergia, como antiproducción de deseo. Los afectos tristes van disminuyendo la potencia de obrar (Spinoza), y la persona no circula ni frecuenta campos de inmanencia ( relaciones sociales de producción) para que ocurra la producción del deseo, es decir, el deseo como producción. El consultorio, a tal efecto, es insuficiente como campo de inmanencia y la relación con el terapeuta -y hasta la transferencia- suelen ser lentos en tanto agenciamiento : el cotidiano es más
  13. 13. largo y ancho (‘longitud y latitud’, en Deleuze). En el consultorio se debiera diagramar la línea de fuga, la cual no puede demorarse demasiado . Demorarse en el análisis de la pérdida y del objeto, en la regresiones inducidas o espontáneas a la infancia o en el mundo de las interpretaciones. Proposición V : La cura en una captura precisa de la fuerza de una máquina de lucha , el trazado de una línea de fug a, un plano de consistencia donde la fuga asiente y se sostenga, la transformación de la línea de fuga en línea flexible , y la composición de un espacio liso donde nuevas líneas flexibles fluyan. Este espacio liso funciona como un nuevo espacio-tiempo. Cómo preparar la línea de fuga ? Primero ubicar la línea de fisura, luego pensar la posible ruptura sobre o a partir de ella. Toda captura tiene fisuras y es pasible de rupturas. Cuando hablamos de línea de fisura, nos referimos a una línea que puede hallarse en el régimen de signos de la captura. * 5. Teoría de los Afectos en Spinoza -aportes para una lógica spinozista de la depresión – Deleuze escribe dos textos sobre Spinoza6 y da varios seminarios7, además de enunciados diversos en otras publicaciones. Junto con Nietzsche, tal vez sea al filosofo al que más se aplica. De la lectura que hace Deleuze de Spinoza, surge un diagrama de conceptos específico, que podríamos intentar resumir , en una versión libre de ‘Deleuze con Spinoza’, del siguiente modo: Las personas, no se definen por su Esencia, sino por su Potencia . La preguntará variará entonces de: ¿ qué debes, en virtud de tu esencia? hacia ¿ qué puedes, en virtud de tu potencia? (dado que la esencia es la potencia). (De ahí la conexión con el aforismo de Spinoza: “nadie sabe lo que puede un cuerpo”. Pues la potencia se expresará o no, según el agenciamiento o dispositivo en que se esté funcionando.) La Potencia a su vez, se medirá en grados de potencia, o gradientes. La Potencia (potentia, en latin) puede ser : Potencia de Acción o de Pasión. En la época que escribe Spinoza, y en latín, el término ‘pasión’ denota en principio, simplemente lo opuesto a la acción. ( binomio activo/ pasivo ). En el Régimen de la Pasión (pertinente a la depresión), tendremos que: habrá afecciones (affectio) que influyen sobre un cuerpo. De modo tal de producirle un afecto (affectus) de alegría o de tristeza. “Cuando Ud. tiene un afecto triste, es que un cuerpo actúa sobre el suyo, un alma actúa sobre la suya, en condiciones tales y bajo una relación, que no conviene con la suya” Deleuze, ‘Derrames’ El afecto de alegría producirá un aumento de la Potencia de obrar. El afecto de tristeza (el que importa en las depresiones), una disminución de dicha Potencia. Corolario : 6 ( “S pi noza y el probl em a de l a expres i ón” y “S pi noza : Fi l os ofí a P ráct i ca” ) 7 ( cl as es com pi l adas en “En m edi o de Spi noza” y cl as es XV a XVII en “Derram es ”, am bos t ext os de Edi t ori al C act us )
  14. 14. - La tristeza es un Afecto caracterizado por la disminución de la potencia de obrar (potentia agendi) y la fuerza de existir (vis existendi ) Proposición VI: La depresión es una Pasión de Afectos de Tristeza. Este afecto es producido por la influencia de la afección de un cuerpo afectante sobre otro afectado. El cuerpo afectado (pasión, por pasivo) tiene un ‘poder’ de ser afectado (poder significando capacidad de), según un grado de potencia del que dispone. El binomio afección-afecto, se produce en el seno de un determinado agenciamiento, en el cual está funcionando la persona que se deprime. El cuerpo afectante puede ser una institución, otra persona, una cosa, un animal, en definitiva, un término del agenciamiento. “La potencia está necesariamente efectuada en función de los agenciamientos en los cuales entra el individuo.” / “Según cada agenciamiento se producen circulaciones y transformaciones de afecto, siendo un agenciamiento un lugar de paso, un lugar de transformación de afectos intensivos.” Deleuze, Derrames. Proposición VII : Hablaremos de Agenciamientos depresivos, como aquellos en los cuales circulan afecciones, que colman la capacidad de ser afectado de una persona, con afectos de tristeza. Estos disminuyen la potencia de obrar.. La disminución de la potencia de obrar es homologable a la anergia de la psiquiatría. “Cuando estoy triste mi potencia de actuar disminuye. “Es evidente, bastaba pensarlo: cuando ustedes están afectados de afectos tristes hay un objeto, cosa o persona, que se compone con ustedes y los afecta de tristeza. /Viven bajo la forma del contagio, no te soltaran. Un deprimido es una fuerza explosiva, te atrapa.” Dlz, Derrames. * 6. Las Capturas en Educación y Psiquiatría. Tendremos en este apartado, por un lado el genial texto de Kafka, “!Informe para una Academia”, que bien puede leerse como una metáfora de la educación, o en general del ‘gran encierro’ (Foucault) que Educación y Psiquiatría producen hacia el Siglo XVII. En ambos casos, la lógica de la captura que conlleva el Aparato de Estado en la Modernidad. Por el otro, la compilación de Augusto Montanari sobre el llamado “caso Itard” o el ‘niño salvaje del Aveyron’, que reúne la historia clínica que escribiera Itard, psiquiatra que atendió a dicho niño, llamado Victor, junto con un escrito de Phillippe Pinel y una historia clínica anónima, que es de lejos la más interesante. Tal vez por eso fue anónima. Finalmente, disponemos de un maravilloso film blanco y negro de Truffaut, cineasta preocupado por las instituciones de encierro, las capturas y las fugas en general, (ver : “Los cuatrocientos golpes”, “El amor en fuga”, etc.). Esta combinación de materiales ensayísticos, literario y fílmico, sitúa la captura y la fuga como tema, tanto en el mono de Kafka, como en el niño salvaje de la compilación de Montanari y la película de Truffaut. “El niño entre el juego y la batalla” -Kafka con Truffaut y el Iluminismo tardío-
  15. 15. “..existe un excelente giro en alemán : ‘escurrirse entre los matorrales’.Esto fue lo que yo hice.” Franz Kafka, Informe para una Academia” El increíble cuento de Kafka del epígrafe, es una ficción que traduce una verdad aún secular e indecible. Se trata de un ‘mono’ que vagaba libremente por la selva, hasta ser capturado por cazadores y llevado a la civilización. Para enseñarle ciertas domesticaciones que lo convirtieran en mono de circo... Citamos algunos fragmentos: “..Soy oriundo de la costa de Oro. Para saber cómo fui capturado , dependo de informes ajenos. Una expedición de caza de la firma Hagenbeck estaba al acecho .../..Desperté en una jaula. Por primera vez en mi vida, me encontraba sin salida : por lo menos no la había directa./Tenía que procurarme una, sin ella no podía vivir. Temo que no se comprenda bien lo que yo entiendo por salida. Intencionadamente no digo libertad.. / ..Un alto designio comenzó a alborear en mí. Nadie me prometía que ,de llegar a ser lo que ellos eran, me quitarían la reja./ Ahora bien, nada había en esos hombres que de por sí me atrajera mayormente./ Si fuera partidario de esa libertad a la cual aludí, hubiera preferido el océano a esa salida que veía reflejarse en la turbia mirada de esos hombres. Había estado observándoles, de todas maneras, ya mucho antes de haber pensado en estas cosas, y desde luego, sólo estas observaciones acumuladas me empujaron en aquella determinada dirección. Era tan fácil imitar a la gente ; escupir pude ya en los primeros días.../” * La síntesis de fragmentos no puede reflejar la iluminación kafkiana. Sólo intenta situar a las líneas de fuga, que comienzan en la infancia y por suerte, con suerte, las podemos continuar toda la vida. La ficción de Kafka tiene una asombrosa relación con la historia real de un niño salvaje en Aveyron, Francia, y con nuestra vida cotidiana. Pasamos de la ficción al ensayo, a una historia clínica que ojalá fuera una ficción. (Fué llevada al cine por Truffaut.) El niño al cual llamaron Victor (que quiere decir en latin vencedor), fué conocido como ‘el caso Itard’. Siendo Itard un psiquiatra de la época, - la ilustración psiquiátrica del Iluminismo tardío- , contemporáneo de Pinel, uno podría leer hoy a la distancia que el verdadero caso era Jacques Itard, el psiquiatra. Como el mono de Kafka, el niño fue verdaderamente capturado en los bosques y llevado a París para lograr su educación. Cuenta Itard en su Historia Clínica 8 : “ hacia fines del año 8 9 un muchacho de unos once años que había sido entrevisto unos años antes en los bosques mientras buscaba desnudo las bellotas y raíces que constituían su único alimento, fue encontrado en esos lugares por tres c a z a d o r e s . Los hombres lo c a p t u r a r o n en el momento en que trepaba a un árbol para escapar de su persecución./... logró huir al cabo de una semana y se refugió en las montañas/ ...hasta el día en que entró, por su espontánea voluntad a una casa habitada. Allí fue recogido, v i g i l a d o y cuidado durante dos días. Luego se lo t r a s l a d ó al Hospital de Saint Affrique, situado en Rodez, donde fue c u s t o d i a d o unos meses. Durante su estadía en estos diversos lugares, se lo vió siempre con la misma ferocidad, impaciente y en continuo movimiento, buscando continuamente alguna manera de escapar. 8 “El niño salvaje del Aveyron” compil. de Augusto Montanari, Centro Editor A.L. 9 A contar a partir de la Revolución Francesa, 1789.
  16. 16. De este modo ofreció material para las observaciones más interesantes. Un ministro, protector de la ciencia, pensó que la ciencia del hombre moral podía alumbrar sobre este acontecimiento. Se dieron órdenes para que el muchacho fuera llevado a París./ ...La sociedad, que había a t r a í d o a su seno a ese joven infeliz, había contraído con él obligaciones indispensables que ahora debía afrontar.// ..Los resultado de la terapia, me alentaron a realizar nuevos cambios cada vez más difíciles...me pareció que había llegado el momento en que se hacía necesario ----modificar esos impulsos no con condescendencia, sino con energía.Pensé pues que debía insistir./ ...Mi obstinación tuvo algunos resultados, sólo durante algunos días, y al final fue vencida por ese caracter independiente./ Sus impulsos de cólera se hicieron más frecuentes, más violentos.../ cuando las cosas llegaron a ese punto, me vi obligado a ceder. Pero mi condescendencia sólo agravó el mal.../ Mi sorpresa aumentó: veía llegar el momento en que todos m i s c u i d a d o s sólo habían servido para lograr que este pobre muchacho se convirtiera en un infeliz epiléptico. ...Se necesitaba un procedimiento perturbador.../ Con esta firme convicción, elegí el medio que consideré m á s t e r r i b l e : ...lo expuse fuera de la ventana con la cabeza dirigida hacia el fondo de un precipicio. Este método extraño, logró un éxito que si no fue completo, al menos fue suficiente. Aunque nunca pudo sobreponerse totalmente a su disgusto ante el trabajo, al menos éste disminuyó mucho y nunca volvió a tener efectos similares a los ya referidos...” El niño salvaje del Aveyron no era precisamente un en-fermo. Era un niño bien-firme que habitaba libremente los bosques de Caune, y terminó inevitablemente siendo un caso clínico cuando lo internaron. Primero en un Hospital, luego en un Instituto. En ningún momento, Itard o Pinel se plantean que la captura, el traslado, el encierro, la internación y la obligatoriedad pedagógica producían la violencia de Victor. * Se trata de un entrecruzamiento discursivo de la Pedagogía y la Psiquiatría en el Iluminismo tardío, en el marco social de la post-revolución inmediata, y toda la ficción y el terror de la que fue capaz. Dicho entrecruzamiento produce una encrucijada fatídica, similar a la de Edipo, donde o el sujeto se somete, o será acusado. Dos discursos que hacen un trabajo de pinzas capturantes. Del niño al caso .El iluminismo convirtió al niño salvaje en un oscuro caso. Captura y paradoja. De la claridad de los bosques a la oscuridad de instituciones que funcionan como una prisión, el iluminismo está bien lejos de hacer luz. Caso es un sustantivo derivado de un verbo latino que significa caer. Literalmente caso significaría ‘ lo caído’, en tanto participio pasivo de dicho verbo. Dígase que el niño cae en el caso. Cómo se produce la caída ? (además que Víctor podía caer en el precipicio gracias al ‘procedimiento’ de Itard) Vayamos a la lógica de funcionamiento de los aparatos de captura. (Es cierto que el Iluminismo, la Ilustración, era una máquina teórica, y más precisamente, una máquina de guerra capaz de influir en la producción de la Revolución Francesa. Pero esta máquina es tomada por un aparato, o sea una institución.)
  17. 17. Lo instituído de una institución, su segmento duro, produce un interior (en eso consiste la posibilidad de capturar) y un estado de derecho acerca de ese interior. Con lo cual tendrá derecho sobre lo que capturó. Inventa un derecho para luego naturalizarlo, darlo por sustancial y trascendente. Inventa y olvida que inventa, haciendo creer que siempre debió haber existido, o que es natural que ahora exista. Quiere olvidar que lo que inventa – aunque con ‘éxito’- depende de condiciones socioculturales de posibilidad de producción y de un específico agenciamiento y dispositivo de poder que codifica el territorio al cual quiere tener su derecho, una vez tomado por su violencia. Luego – por su función succionante, capturante- interioriza entes que eran fuerzas libres. Construye su poder a partir de las fuerzas que captura. (A eso puede llamarlo ‘unidad’, ‘reunión’, ‘protección’ u otras beatíficas nominaciones.) Tal vez por eso para los psiquiatras manicomiales, queda totalmente oscurecido el verdadero secuestro de cuerpo que producen. * Veamos el deber hacer en el supuestamente brillante discurso de Philippe Pinel – héroe de la Revolución francesa y de la Reforma Psiquiatrica, liberador de las cadenas aunque no de las capturas –ante la ‘Sociedad de los Observadores del Hombre’ . “Un muchacho que fue hallado mientras vagaba por los bosques en las condiciones más salvajes, ha suscitado la atención general. Los cientificos que se ocupan de la historia del intelecto humano, se han alegrado de poder estudiar la índole primitiva del hombre y de conocer la serie de ideas y sentimientos morales que son independientes del estado social. Pero pronto estas brillantes perspectivas se derrumbaron. Se había advertido que el denominado Salvaje del Aveyron presentaba numerosas características comunes a muchos muchachos cuyas funciones sensoriales o facultades mentales están más o menos lesionadas, y que están condenados a vegetar tristemente en nuestros hospicios porque no pueden recibir ninguna educación . Por otra parte , es completamente insensible a cualquier tipo de música , y está entonces muy por debajo de numerosos individuos encerrados en nuestros hospicios. ...examinaré las consecuencias verídicas que deben deducirse, y diré si el llamado salvaje del Aveyron puede ser sometido con alguna esperanza a alguna forma de instrucción y educación , o bien es preciso abandonar esta luminosa perspectiva y limitarse a encerrarlo simplemente en nuestros hospicios, junto a otras desafortunadas víctimas de una constitución orgánica incompleta y mutilada.” Pinel parece ignorar el cinismo que lo atraviesa: se trataría de una victima de la constitución orgánica y no de la constitución de la Razón psiquiatrica, la conformación ciudadana civilizatoria, el imperativo de la Modernidad y la Ilustración. “La vivacidad de la mirada del muchacho del Aveyron es una prueba demasiado equívoca de la existencia de un intelecto en condiciones de ser educado, ya que la mayor parte de estos idiotas recluídos, tienen su mismo aspecto externo...” Parece ser que la lógica de la captura era : o se lo educa o se lo encierra. O lo interiorizan en la educación civilizada, o en una internación. Tomemos ahora algunos fragmentos de Philippe Aries, en ‘El niño y la vida familiar en el Antiguo Regimen.’ “..(En la Edad Media)la transmisión de valores y conocimientos, - y en general la socialización del niño - no estaba controlada por la familia ni garantizada por ella . Al niño se le separaba enseguida de sus padres , y puede decirse que la educación , durante muchos siglos fue obra del aprendizaje .
  18. 18. ../La escuela sustituyó al aprendizaje, hacia el Siglo XVII. A pesar de muchas reticencias y retrasos, el niño fue separado de los adultos y mantenido aparte, en una especie de cuarentena, antes de dejarle suelto en el mundo .Esta cuarentena es la escuela, el colegio . ../Comienza entonces un largo periodo de reclusión de los niños ( así como los locos, los pobres, las prostitutas),que no dejará de progresar hasta nuestros días, y que se llama escolarización . ../Este hecho de separar a los niños y hacerlos entrar en razón, debe interpretarse como un aspecto más de la gran moralización de los hombres , realizada por los reformadores católicos o protestantes, la Iglesia, la Magistratura o el Estado . ../Podemos observar entre los moralistas y educadores del Siglo XVII, la formacion de otro sentimiento de la infancia ... y que ha inspirado a toda la educacion hasta el siglo XX, tanto en la ciudad como en el campo, en la burguesía y en el pueblo .El cariño por los niños y su singularidad , ya no se expresa a través del entretenimiento, la niñada o el mimoseo, sino por el interés psicológico y la preocupacion moral . . . Modigliani * Las Escenas del aula - los tiempos de escuela y colegio – De la familia a la escuela y de ficción en ficción. Por suerte existían los recreos, los márgenes del cuaderno, las esquinas del barrio, los zaguanes. Ya en el secundario, las rateadas eran maravillosas fugas. El aula era la petrificación. Mi cuerpo tenía, como tantos, un devenir hiperkinético, que algunos
  19. 19. llamarían síntoma. Si kiné en griego significa movimiento , bienvenido el movimiento pues es la vida (G. Battaille). El cine -que me reinventó la vida- debe su nombre también a la kiné griega. Cine es movimiento: movie. Pero nuestro rol era estar quietitos, de cara al pizarrón, de alma a la obediencia, de frente al poder. Cuánto hubiéramos necesitado aprender, que no fueran esas geografías que jamás veríamos, esas historias que no eran las nuestras –ni las fechas, ni las batallas-. Era una esquizofrenia, pero no se notaba, porque todo se fingía bien. * La ficción sostiene la utilidad, la eventual pragmática del aprendizaje. Los maestros, los profesores, metían en la cabeza lo que ellos querían que conocieramos. Pero cómo podrían comprender, lo que uno precisaba saber ? Casi toda la educación institucional es teoremática, en lugar de partir de los problemas 1 0 .Se inyecta lo teorizado, en lugar de mayeutizar un vector de producción de saber, un vector de subjetivación, cuyo motor sean las preguntas a partir de los problemas. Las incontables pavadas que enseñaron. Y el tiempo perdido..., sin Proust que lo recupere. ( Ferdydurke, de Witold Gombrowicz es la sátira adecuada. Así como Los Enanos Gigantes , de Gisella Elsner o El guardian en el centeno, de Salinger) * Los niños de las zonas liberadas en Chiapas, no quieren la educación de la burguesía que viene de la ciudad, pues no la precisan ni la utilizarán. Les sería alienante. Aprenden lo que precisan según los problemas que tienen. Es lógico que los chicos hagan bromas a los profesores. El humor intenta una fuga de aquello que el mismo docente ignora que funciona como captura. Que maravilla los que supieron quedarse libres. (Con lo paradójica que suele ser la libertad : puede conducir hacia un aire más respirable, o a un agujero negro.) La libertad para una estupenda potencia de obrar. Una potencia fuera de cuaderno. Pero cómo escapar los laberintos ? Y luego tener el silencioso éxito de quien siente que hizo lo que sí ? “Godard se ha adelantado a todo el mundo y a todos ha marcado, pero no por la vía del éxito sino más bien siguiendo su propia línea, una línea de fuga activa, una línea subterránea.” Deleuze, Conversaciones . * * * 8. Modos de Captura “(El Estado..)sólo puede ejercer la soberanía sobre lo que puede interiorizar”.Dlz Nos situamos en el capítulo 13 de Mil Mesetas: Aparato de captura. Allí se despliega el concepto, básicamente originado a partir del funcionamiento del Aparato de Estado. La primer analogía sería que el Estado funciona como un aparato de Captura. Pero como bien lo viera Foucault, el Estado no está reducido al aparato, sino que está molecularizado en las relaciones sociales que diariamente se construyen y reproducen (al igual que lo postulara ya Althusser respecto de sus “aparatos ideológicos de Estado”, o lo propusiera Holloway respecto del funcionamiento del Estado como una ‘relación social’). 0 Ver la Proposición III de Deleuze – Guattari , en el capitulo Maquina de Guerra de ‘Mil Mesetas’, acerca de la ciencia nómade y a real : cómo la primera parte de los problemas instituyentes y la otra de los teoremas instituídos.
  20. 20. Así la captura, no está reducida a los aparatos formales como el Estado o las Instituciones, sino que está funcionando en las relaciones sociales. * Tomando los estudios de Dumezil sobre la soberanía política en la mitología indoeuropea, a los cuales Deleuze se refiere, se pueden sintetizar dos modos de captura, como si fuera dos polos: captura mágica y lo que llamaré captura lógica. La mágica procede por operatorias como el ‘lazo, nudo, red’. Qué se puede entender por esto? Un ejemplo político en Argentina lo muestran los funcionamientos del peronismo, sobre todo en sus vertientes de derecha y conservadoras y sindicales. Pero también en las tendencias de izquierda que existieron. En cambio – y aunque Deleuze no utiliza ese término – las capturas que llamaré ‘lógicas’ (por inverso a mágicas) operan por ‘tratados, pactos, contratos’ , y su ejemplo sería el radicalismo, en este país. Alcanza tal vez con comparar estos dos modos de captura con el funcionamiento del binomio consecutivo radicales-peronistas durante las dos últimas décadas del siglo XX en Argentina: Alfonsín-Menem , tratado-pacto-contrato, versus lazo-nudo-red. * Otra manera de estudiar la captura, es de acuerdo a sus funcionamientos concretos: el impuesto, la renta o alquiler, el beneficio o plus valía, y la deuda. (La deuda es un modo de captura que le agrego a los tres anteriores, trabajados por Dlz-Gtr en Mil Mesetas). El impuesto por parte del Estado, la renta del Propietario, el beneficio del Patrón, y la deuda, de los Bancos o entidades de crédito internacionales como el FMI, o las propias personas que capturan por vía de la deuda simbólica. El impuesto es algo tan naturalizado, que ni reparamos en su literalidad: se trato de algo que está, impuesto. Me detendré en la deuda como captura. “La corrupción se eleva a una nueva potencia.../.. Ahora el instrumento de control social es el marketing, y en él se forma la raza descarada de nuestros dueños. El control se ejerce a corto plazo y mediante una rotación rápida, aunque también de forma continua e ilimitada, mientras que en la sociedad disciplinaria la disciplina tenía una larga duración, infinita y discontinua. El hombre ya no está encerrado sino endeudado.” Conversaciones p.284 "Pues la deuda es la unidad de alianza , ...y la alianza codifica los flujos del deseo , y por la deuda realiza en el hombre una memoria.." Antiedipo. Un papel fundamental en la dominación lo ha tenido siempre el régimen de la deuda. Estar en deuda, asegura la posición de un amo. Deuda en el pecado original, deuda judeocristiana, deuda a la Iglesia. Deudas públicas, deudas privadas. Deuda a un padre, deuda a un banquero. A quién le debe usted algo? Acaso cree que a nadie? Por empezar, tendríamos la obligación de confesarnos, porque seguramente algún pecado habremos cometido, aún desde niños; y sino, está el pecado original, que nos pone en deuda de entrada, por haber tan sólo nacido.
  21. 21. La deuda pública externa colectiva (fraudulenta como el mito del pecado original), tiene correlatos con las deudas privadas singulares de cada ciudadano-consumidor. La deuda es un instrumento de captura y control social, que fue producida por el acreedor más que solicitada por los futuros deudores. Que terminó siendo la anomia del pueblo argentino en general, ya que la deuda privada se hizo pública y el Estado la tomó a cargo, cargando con ella a sus representados. Y así la produjeron en toda América Latina, y en demasiadas familias. La deuda constituye un modo de dominación de pueblos e individuos, ejercidos por funcionamientos dominadores a nivel internacional, nacional, comunitario, familiar y vincular. Tanto puede ser ejercido por una Banca mundial como por un padre de familia, un amigo, una pareja. Sus mecanismos micro penetran en la subjetividad. Y sus mecanismo macro, se condensan en la maquina abstracta desde las micropolíticas cotidianas que la reproducen. Fugar de la deuda Qué tipo de subjetivación ocurre con el régimen del endeudamiento crónico en el campo social ? La persona – como el país – se endeuda. Pero no se endeuda – como el país- para producir, sino para consumir o sobrevivir, o para pagar otras deudas. Se produce una subjetividad endeudada – consumidora, en desmedro de la subjetividad liberadora - productora. Junto con la caída de la ‘industria nacional’, en su momento, no cayó solamente un proceso de producción de productos materiales : cayó todo un proceso de producción de subjetividad y de deseo. El ser humano excluido de la producción queda también a un costado de la producción socio-cultural. Empieza a caer el sujeto productor-creador-deseante. Los efectos se empiezan a sentir tiempo después. Cuando se deja de crecer, no se siente de inmediato. Ocurren efectos de sonambulismo lento que quedan naturalizados. Como tantas veces, es imprescindible cartografiar una fuga a la captura en la deuda. * Las formas de dominación excluyen a las personas del lugar de productor-creador. Sobre- codificando o destruyendo, introduciendo líneas duras, planos de organización y espacios estriados. Sedentarizando poblaciones en dispositivos de poder código-territorio( desde las reservas indígenas hasta las instituciones burocráticas) o en aparatos de captura . La cultura creadora, no sometida y no sometible, funciona a máquina de lucha creativa, trazando líneas de fuga y flexibles, planos de consistencia más que de organización burocrática, espacios lisos en vez de estriados, nuevos espacio- tiempos. Cultura nómada y mutante, capaz de mantener algunas tradiciones y a su vez devenir, fluir, cambiar : el arte de un funcionamiento, de un modo de existir. * * *

×