12 mas imagenes de vestiduras

62,481 views

Published on

Vestidos en la Biblia

Published in: Spiritual, Travel, News & Politics
0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
62,481
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
24
Actions
Shares
0
Downloads
331
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

12 mas imagenes de vestiduras

  1. 1. Lección 12
  2. 5. <ul><li>La ropa es una parte de nosotros; la ropa puede decir mucho acerca de nosotros y de quiénes somos, aun cuando no se diga una palabra. En forma correcta o equivocada, a menudo abrimos juicios sobre otros por lo que visten o cómo lo visten. </li></ul>
  3. 6. <ul><li>Esta lección considera el tema de la vestimenta en el contexto de la vida de Jesús. </li></ul>
  4. 7. <ul><li>Estudiemos acerca de: </li></ul><ul><ul><li>La mujer que creyó que todo lo que tenía que hacer era tocar la ropa de Jesús, y se sanaría </li></ul></ul><ul><ul><li>Jesús, poniendo a un lado su manto con el fin de lavar los pies de sus discípulos </li></ul></ul><ul><ul><li>El sumo sacerdote que, estando delante del Señor, rasgó su propio manto en un acto que selló la suerte del arrogante líder </li></ul></ul>
  5. 8. <ul><li>Estudiamos acerca de: </li></ul><ul><ul><li>Jesús vestido con la ropa ridícula que le pusieron los soldados romanos </li></ul></ul><ul><ul><li>Y, finalmente, los soldados echando suertes sobre el manto de Jesús, cumpliendo así una antigua profecía </li></ul></ul>
  6. 9. “ Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre. Entonces Jesús dijo: ¿Quién es el que me ha tocado? Y negando todos, dijo Pedro y los que con él estaban: Maestro, la multitud te aprieta y oprime, y dices: ¿Quién es el que me ha tocado? Pero Jesús dijo: Alguien me ha tocado; porque yo he conocido que ha salido poder de mí. Entonces, cuando la mujer vio que no había quedado oculta, vino temblando, y postrándose a sus pies, le declaró delante de todo el pueblo por qué causa le había tocado, y cómo al instante había sido sanada. Y él le dijo: Hija, tu fe te ha salvado; ve en paz” (Lucas 8:43-48)
  7. 10. Con la pregunta “¿quién ha tocado mi manto?” Jesús quería que la mujer supiera que su sanamiento no se había producido por ningún acto mágico, sino por la fe en Aquel que llevaba el manto: Jesús. “ La muchedumbre maravillada que se agolpaba en derredor de Cristo no sentía la manifestación del poder vital. Pero cuando la mujer enferma extendió la mano para tocarle, creyendo que sería sanada, sintió la virtud sanadora. Así es también en las cosas espirituales. El hablar de religión de una manera casual, el orar sin hambre del alma ni fe viviente, no vale nada… La única fe que nos beneficiará es la que le acepta a él como Salvador personal; que nos pone en posesión de sus méritos. Muchos estiman que la fe es una opinión. La fe salvadora es una transacción por la cual los que reciben a Cristo se unen con Dios mediante un pacto. La fe genuina es vida. Una fe viva significa un aumento de vigor, una confianza implícita por la cual el alma llega a ser una potencia vencedora” Elena G. de White, El Deseado de todas las gentes , pp. 312-313
  8. 11. <ul><li>¿Qué sanó a esta mujer al tocar el manto de Jesús? </li></ul><ul><ul><li>No era la ropa misma lo que la curó, ni siquiera el tocarla </li></ul></ul><ul><ul><li>Era solamente el poder de Dios que obraba en alguien que, por desesperación, vino al Señor con fe, conociendo su propia impotencia y necesidad </li></ul></ul><ul><ul><li>El que tocara las ropas de Jesús era fe revelada en obras, que es de lo que se trata el cristianismo </li></ul></ul>
  9. 12. “ [Jesús] se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido” (Juan 13:4-5)
  10. 13. “ Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Filipenses 2:5-8) Los discípulos discutían entre sí quién tendría el lugar más elevado en el Reino. Judas había planeado su traición y actuaba como si no pasase nada. ¿Quién de ellos estaba dispuesto a realizar el trabajo del sirviente, lavando los pies a los demás? Siendo el Maestro –el Hijo de Dios mismo– Jesús se quitó su manto, se humilló a sí mismo y se rebajó a ocupar el lugar del siervo.
  11. 14. <ul><li>Mateo 26:59 al 68 Nos habla del juicio de Jesús y del sumo sacerdote que rasgó sus vestiduras para simbolizar que Jesús debía ser muerto </li></ul><ul><li>¿Qué mensaje no intencional envió el sumo sacerdote cuando rasgó su vestidura después de hacerle preguntas a Cristo? </li></ul>
  12. 15. “ Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo: ¡Ha blasfemado! ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia” (Mateo 26:63-65)
  13. 16. Al rasgar sus vestiduras, Caifás rechazaba a Jesús como Hijo de Dios y se condenaba a sí mismo, puesto que la ley prohibía que el Sumo Sacerdote rasgase sus vestidos (Levítico 21:10) Este acto de Caifás era un símbolo del fin del sistema sacerdotal levítico. A partir de ahora, Jesús sería el Sumo Sacerdote que ministraría en el Santuario Celestial.
  14. 17. <ul><li>El simbolismo de rasgar las vestiduras es profundo </li></ul><ul><li>Este era el comienzo del fin de todo el sistema terrenal de sacrificios y del sacerdocio </li></ul><ul><li>Uno nuevo y mejor sería inaugurado pronto, con Cristo como el Sumo Sacerdote que ministra en el Santuario celestial </li></ul><ul><li>Las vestiduras del sumo sacerdote, llenas de simbolismo y significado, pronto serían un símbolo de un sistema que estaba a punto de terminar </li></ul>
  15. 18. “ Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio, y reunieron alrededor de él a toda la compañía; y desnudándole, le echaron encima un manto de escarlata, y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de él, le escarnecían, diciendo: ¡Salve, Rey de los judíos!” (Mateo 27:27-29)
  16. 19. Poniéndole un viejo manto escarlata, una corona de espinas y una caña como cetro, los soldados romanos se mofaron de Jesús, el “rey de los judíos”. El que había venido a vestir a los hombres con su manto de justicia, recibía de los hombres un burlesco manto. Jesús, por amor a cada uno de nosotros, soportó toda esta humillación y permitió ser llevado hasta la misma muerte. ¿Estamos nosotros dispuestos a soportar la humillación y el escarnio por amor a Jesús?
  17. 20. “ Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús, tomaron sus vestidos, e hicieron cuatro partes, una para cada soldado. Tomaron también su túnica, la cual era sin costura, de un solo tejido de arriba abajo. Entonces dijeron entre sí: No la partamos, sino echemos suertes sobre ella, a ver de quién será. Esto fue para que se cumpliese la Escritura, que dice: Repartieron entre sí mis vestidos, Y sobre mi ropa echaron suertes . Y así lo hicieron los soldados” (Juan 19:23-24)
  18. 21. Jesús pudo ver en sus momentos de agonía cómo los soldados romanos cumplían lo anunciado por el profeta David al repartirse sus ropas, echando suertes sobre su túnica (Salmo 22:18) Al verse cumplida la profecía en este acto, Jesús tomó fuerzas para soportar lo que estaba sufriendo en esa cruz. Su obra no iba a ser en vano. Igual que se cumplía esta profecía se cumplirían las demás profecías que mostraban cómo su sacrificio salvaría a millones de personas atrapadas en este mundo de pecado.
  19. 22. <ul><li>¿Cómo se habrá sentido Jesús cuando fue vestido como un siervo? </li></ul><ul><li>¿Cuando fue vestido con un manto real y ridiculizado? </li></ul><ul><li>¿Y cuando colgó desnudo de la cruz? </li></ul>
  20. 23. TOCAR EL MANTO Jesús sanador, poderoso y solícito QUITAR EL MANTO Jesús servidor, humilde y amante RASGAR LOS VESTIDOS Jesús rechazado, paciente y sereno PONER EL MANTO DE BURLA Jesús humillado, ridiculizado e incomprendido REPARTIR LOS VESTIDOS Jesús crucificado, predicho, Salvador
  21. 24. <ul><li>Cristo, como hombre, vestía ropa. La falta de ropa indicaba una posición social inferior, o humillación, a la que se sometió en nuestro favor. Aunque es nuestro Creador y el Rey del universo, soportó humildemente las burlas y los insultos del sumo sacerdote y los soldados paganos. </li></ul>
  22. 25. A SOCIAR la verdad  ¿Por qué debería estudiar esta lección? D ESCUBRIR la verdad  ¿Qué dice la Biblia acerca de esta verdad? A PLICAR la verdad  ¿De qué manera esta verdad impacta en mi vida? P LANIFICAR la práctica de la verdad  ¿Cómo puedo usar esta lección? T RANSFERIR la verdad  ¿Qué cambios necesito hacer en mi vida? Slideshare.net/chucho1943 Efectivo para GRUPOS PEQUEÑOS Te invito a bajar y estudiar todas las 13 lecciones que tratan sobre el tema “Vestidos de Gracia” ESTE SERVICIO ES GRATUITO Y PUEDES USARLO : ADAPT alo! Enfoque de Enseñanza

×