LA PESCA EN EL MAR  DESDE LA COSTA  Emilio Fernández Román                           2
Editor: Jesús DomingoCoordinación editorial: Paloma GonzálezDiseño de cubierta: 4 MASFoto cubierta: Archivo TROFEO PESCAPr...
índice1.   Introducción                                                     7.    Las diferentes técnicas: lanzado,       ...
1                                       Introducción   Desde que el hombre existe, el mar ha ofre-        La pesca era en ...
Este libro va dirigido a todos los pescado-     diferente, diferente por el entorno, las especiesres, tanto de río como de...
te, casi siempre en período estival, pasa sus       cimientos y una práctica asidua si queremos,vacaciones en una playa y ...
apropiados. Y de acuerdo con las circunstan-          Sinceramente, ni la compra de los útiles decias y otros factores fav...
cebo a ofrecer; hay especies predadoras que       número de factores que intervienen: configu-pueden capturarse mediante c...
2                                     El perfil litoral   El mar recubre los dos tercios de la superfi-       desechos que...
inclinación de la costa, condicionan las super-    ma (puesto que las diferencias de nivel sonficies que quedan al descubi...
organismos débiles, heridos o muertos, que          mento que proporcionan las praderas de hier-constituyen una presa fáci...
desarrollo de los peces planos y otras espe-         Los muelles y malecones que se internan encies. (Véase Fig. 2.)      ...
momento, siendo necesario estar preparado       cubiertas por algas, que se introducen en elpara cualquier eventualidad, a...
en ausencia de ellas, cualquier zona rocosa           De todas formas ninguna punta se parece asituada sobre una fosa de p...
de la pesca desde costa. Muchos peces y crus-      flotador, fondo, etc., en la pesca desde costatáceos se refugian en eso...
específico, posiblemente de mejor calidad que         El principiante debe evitar dos errores bastan-en cualquier otro cas...
ó                 Los fondos de la plataforma continental   Hemos visto las características fundamen-           mientos, y...
presas removiendo a la búsqueda de pequeños          Cualquier lugar donde crezca el llamadoinvertebrados; así, podemos en...
des masas de arena que es necesario desplazar,    cabo o saliente de tierra, o una corriente mari-grano a grano, para hace...
4  La influencia de vientos, mareas, presiones y temperaturas   Cualquiera que desee pescar de forma re-            des Po...
situado enfrente de la Luna se producen cada      gundo se conoce con el nombre de marea12 horas y veinticinco minutos, do...
dos períodos de siete días en que las mareas        cuenta cm. por hora. En la primera hora ladecrecen hasta el nivel más ...
4.3.   Vientos                                    de costa donde se encuentre. Los vientos reci-                          ...
Correspondencia entre la acción del                                                               Estimación de la velocid...
Durante el día el aire caliente sobre el sue-   es la brisa marina. Por la noche tiene lugar ello se eleva por convección,...
Tanto brisas como terrales no comienzan a so-    o vallas de esta burbuja donde los cambios delplar en tanto no exista una...
Un frente cálido significa de forma general        mento positivo para la pesca, en tanto queun aumento de la temperatura,...
permanece en el mismo lugar; únicamente              esta relación se acerca a un valor de 1/7; si lacuando este movimient...
amarillenta indica un fondo de poca profundi-       por encima del mismo, y teniendo en cuentadad, en tanto que un agua az...
ción correspondiente a la línea que une dichos      y al igual que el barómetro nos puede indicarpuntos, y será más fuerte...
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
La pesca en el mar desde la costa
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La pesca en el mar desde la costa

13,748 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
13,748
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
333
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La pesca en el mar desde la costa

  1. 1. LA PESCA EN EL MAR DESDE LA COSTA Emilio Fernández Román 2
  2. 2. Editor: Jesús DomingoCoordinación editorial: Paloma GonzálezDiseño de cubierta: 4 MASFoto cubierta: Archivo TROFEO PESCAPrimera edición: 1998Segunda edición: 1999Tercera edición: 2000Cuarta edición: 2003No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni sutratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o porcualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, porregistro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de lostitulares del Copyright.© 1998 by Emilio Fernández Román© 1998 by EDICIONES TUTOR, S.A., Marqués de Urquijo, 34. 28008 Madrid Tel. 91 559 98 32 - Fax 91 541 02 35 E- mail: info@edicionestutor.com www.edicionestutor.com Socio fundador de la World Sports Publishers Association (WSPA) Miembro de la International Game Fishing AssociationISBN: 84-7902-189-6 Depósito Legal: M-101-2003 Impreso en Ibérica Grafic Impresoen España - Printed in Spain 3
  3. 3. índice1. Introducción 7. Las diferentes técnicas: lanzado, vertical, flotador, deriva, cometa,2. El perfil litoral ................................ 13 mosca ................................................. 993. Los fondos de la plataforma conti 7.1. La pesca al lanzado ................. 99 nental .................................................. 21 7.2. La pesca en vertical ............. 107 7.3. La pesca con flotador .............. 1084. La influencia de vientos, mareas, pre 7.4. La pesca a la deriva .............. 109 siones y temperaturas ...................... 24 7.5. La pesca con cometa ............... 110 4.1. Mareas .................................... 24 7.6. La pesca con mosca .............. 113 4.2. Corrientes .............................. 26 8. El material: cañas, carretes y lí 4.3. Vientos ....................................... 27 neas ................................................. 114 4.4. Oleaje ......................................... 31 8.1. Lanzado en playas y rompientes 114 4.5. Presiones ................................. 33 8.2. Lanzado medio con cebos o 4.6. Temperaturas .......................... 34 señuelos ................................. 1275. Las especies marinas habituales de 8.3. Lanzado medio o ligero, a las costas y sus costumbres .......... 36 fondo o con flotador................. 132 5.1. Aguja ...................................... 37 8.4. Pesca en vertical desde obras 5.2. Anchova .................................... 39 marítimas con cebo o flotador . 133 5.3. Angelote .................................... 41 8.5. Pesca en vertical a fondo desde 5.4. Anguila ...................................... 42 acantilados o costa rocosa . . . 133 5.5. Boga........................................... 45 8.6. Pesca al lanzado de mosca . . . 134 5.6. Calamar .................................. 47 9. Los accesorios terminales: plomos, 5.7. Cazón ......................................... 49 flotadores, nudos y anzuelos ........... 136 5.8. Congrio ...................................... 51 9.1. Terminal ................................... 137 5.9. Corvina ...................................... 53 9.2. Emerillones............................... 138 5.10. Dentón ..................................... 55 9.3. Plomo........................................ 138 5.11. Dorada ..................................... 57 9.4. Flotadores ................................. 145 5.12. Herrera....................................... 59 9.5. Nudos........................................ 148 5.13. Julia o doncella......................... 61 9.6. Anzuelos................................... 152 5.14. Lecha o palometón ................... 63 5.15. Lirio ......................................... 64 10. Los montajes ..................................... 157 5.16. Lubina ..................................... 65 5.17. Mero........................................... 69 11. Los cebos: naturales y artificiales . 163 5.18. Morena....................................... 71 11.1. Los cebos naturales ............... 163 5.19. Mújol ...................................... 73 11.2. Los cebos artificiales, señue 5.20. Oblada .................................... 75 los ............................................. 176 5.21. Platija ......................................... 77 5.22. Pulpo ....................................... 79 12. El cebado ........................................... 190 5.23. Rayas ....................................... 81 13. Diversos procedimientos prácticos 5.24. Rodaballo .................................. 82 de pesca ............................................. 193 5.25. Sábalo ........................................ 84 5.26. Salpa .......................................... 86 14. La pesca a pie .................................. 259 5.27. Sargo .......................................... 88 15. La reglamentación de pesca, la Ley 5.28. Serrano....................................... 90 de Costas y las normas internacio 5.29. Serviola .................................. 91 nales I.G.F.A...................................... 262 5.30. Solía ........................................... 93 5.31. Otras especies ........................... 95 16. Las costas españolas ........................ 2676. Los lugares de pesca.......................... 97 17. Recomendaciones y consejos .......... 271 4
  4. 4. 1 Introducción Desde que el hombre existe, el mar ha ofre- La pesca era en principio una ocupación quecido un amplio y vasto escenario para la prac- sirvió fundamentalmente para atender a lastica de la pesca, siendo ésta una de las activi- necesidades individuales, pero la mejora de lasdades más primitivas con que contaba para técnicas hizo nacer una industria económicasatisfacer sus necesidades de alimento; y si en muy floreciente, y teniendo en cuenta que ensus inicios se limitaba a la simple recogida de la época el transporte del pescado fresco alos organismos que cada marea arrojaba sobre lugares alejados de la costa era imposible, selas playas, tardó poco tiempo en convertirse comenzaron a utilizar técnicas para su conser-en una actividad diferente, en la que se vación, tales como la salazón, el secado y elcomenzaron a utilizar los mismos elementos ahumado. Hace más de 3.000 años que el pes-que los utilizados en la caza, flechas y lanzas cado salado y seco era objeto de un comerciose convirtieron en arpones, y lazos o trampas, muy importante en todo el litoral mediterrá-en nasas y butrones. neo, siendo los fenicios quienes lo iniciaron, El descubrimiento del anzuelo fue posterior tal como testifican algunos de los nombres deal de la flecha, la lanza o el arpón, pero era sus ciudades; Sidón significa «ciudad de pes-conocido en su forma actual en la Edad de cadores», y Málaga, «lugar donde se sala elPiedra; tallado en hueso, marfil, piedra, cuer- pescado».no o madera; posteriormente, en la Edad de La pesca en el mar ha sido, por tanto, unaBronce y en la del Hierro, el anzuelo era fun- ocupación habitual del hombre durante siglos,damentalmente igual a los modelos utilizados mediante la cual satisfacía una necesidad; y nohoy día. Y su aparición debió de constituir un ha sido sino hasta hace muy pocos deceniosgran avance, puesto que su uso se extendió cuando la pesca como actividad deportiva, depronto a todo el mundo conocido; los árabes ocio o tiempo libre se ha desarrollado en lay los europeos lo llevaron a África y Oceanía, mayor parte de las costas de aquellos países quey aunque algunos cronistas nos indican que han llegado a un cierto nivel de crecimiento, yafue llevado por los españoles a América, ya que actualmente todavía existen gran cantidadque en aquellas fechas y en el Nuevo Conti- de zonas en las que el pescado capturado, ennente el bronce y el hierro eran metales des- muchas ocasiones de forma artesanal, sigueconocidos, hubo otros que comunicaron el siendo la única fuente de proteínas.descubrimiento de algunos pescadores que Resulta, por tanto, evidente que la pesca enutilizaban anzuelos de oro, posiblemente con general, y en el mar desde costa particular-objeto de excitar la codicia y el interés de los mente, ya que es de la que trataremos en esteconquistadores por unas tierras desconocidas. libro, es una actividad casi natural para elSin embargo el uso de anzuelos construidos hombre, ancestral y primitiva, y que nos sitúamediante elementos vegetales, tales como las en pleno contacto con la naturaleza; puedeespinas de ciertas plantas; o animales, artejos considerarse como un retorno al pasado, en elde algunos insectos, debía de ser bastante que el hombre dependía de sus propios medioscomún. para alimentarse y, por tanto, sobrevivir. 5
  5. 5. Este libro va dirigido a todos los pescado- diferente, diferente por el entorno, las especiesres, tanto de río como de mar, ya que conside- y los aparejos utilizados. Es evidente, comoro que un pescador lo hará en cualquier lugar hemos dicho antes, que los mismos aparejosque haya peces y posibilidad de capturarlos; de río ligeramente modificados pueden serviraunque con el paso del tiempo, sus posibilida- para pescar en agua salada, pero esto es siem-des y su idiosincrasia, se decante hacia deter- pre una solución a medias, utilizada por aque-minados procedimientos o especies. llos pescadores que disfrutan de cortas Por la razón anteriormente señalada, puede temporadas de pesca al lado del mar, y paraparecer en principio que pescar en mar no es quienes el desembolso de unos equipos uti-muy diferente de hacerlo en río o en lago; aun- lizados tan sólo durante unos días no se jus-que resulta evidente que la pesca en el mar tifica.desde costa admite mayor número de varian- El tema es diferente para quien la pesca entes que la practicada en agua dulce, no sólo el mar desde la costa, por motivos de residen-por el procedimiento y el entorno, sino tam- cia o proximidad, es un hecho habitual y coti-bién por la diversidad de especies que pueden diano; en este caso se impone la elección ocapturarse. selección del procedimiento, que puede venir Debemos considerar, además, que en el mar determinado por la especie a pescar o por elno existen «puestos» claramente definidos, entorno donde esta pesca se realice.como puede suceder en el río; nos enfrenta- Si la pesca se efectúa en una playa, el pro-mos a la inmensidad azul, verde o gris, donde cedimiento más adecuado, sin ninguna duda,el pez se mueve a lo largo de la costa o se es el «surf-casting» o lanzado pesado, en tantorefugia en lugares que solamente él conoce. que si lo hacemos desde una costa abrupta o¿Qué pueden significar nuestros cebos entre rocosa, lo más indicado es pescar a fondo enlos millones de metros cúbicos de agua que los vertical, y como antes hemos dicho, desde unrodean? Realmente poca cosa. puerto puede pescarse perfectamente con Por estas razones, el pescador de mar, en cañas largas, líneas ligeras y flotador, o confunción del espacio elegido para hacerlo, debe cualquier procedimiento de lanzado ligero;seleccionar en primer lugar el procedimiento, aunque puede hacerse también a fondo si loque puede ser una adaptación del practicado que buscamos son anguilas, por ejemplo.en río; así, un pescador de «coup» o a la ingle- Como podemos comprobar, las posibilida-sa puede pescar mújoles, herreras, obladas o des son muchas, todo depende de lo que sesalpas desde cualquier puerto utilizando los desee pescar y de las especies existentes en elmismos elementos que los usados en río; un lugar, si pretende conservarlas o devolverlaspescador de carpas puede practicar un «surf- al agua, ya que de poco le servirán unos mújo-casting» ligero, o dedicarse a la pesca con les capturados en un puerto cuyas aguas están«buido», y el pescador de lucios o black-bass medio cubiertas de aceite o gas-oil, ya quepodrá realizar un lanzado medio o ligero, tanto resultaran incomibles; sin embargo, esos mis-con cebo como con señuelos o cebos artificia- mos mújoles, pescados en aguas abiertas yles, y todo esto sin ninguna modificación en el limpias, y simplemente preparados a la sal,material, aunque debe tener la precaución des- pueden resultar una verdadera delicia gastro-pués de cualquier jornada de pesca de lavar nómica.todos los elementos con agua dulce, para evi- En el primer caso, la pesca es una simpletar que el salitre marino los ataque. distracción, la picada del pez constituye la Pero no nos equivoquemos: la pesca en mar, recompensa; en el segundo caso, el premio es y hablamos de pesca en mar desde costa, aun- la captura. que intrínsecamente y al igual que la pesca en Existen dos tipos de pescadores de mar; el río consiste simplemente en sacar peces del que ha nacido y crecido en un ambiente marí- agua mediante un cebo o señuelo, es una pesca timo, y el pescador de rio que ocasionalmen- 6
  6. 6. te, casi siempre en período estival, pasa sus cimientos y una práctica asidua si queremos,vacaciones en una playa y trata de distraer sus obtener resultados regulares, que al final es loocios lanzando sus aparejos al agua salada. que cualquier pescador busca. Si no ha pescado nunca en el mar, y tan sólo Las líneas que siguen le ayudarán de formalo hace de forma esporádica, no le aconseja- general a conocer las especies más habitualesmos que comience por el lanzado pesado; en nuestras costas, elegir los materiales ade-posiblemente habrá terminado sus vacaciones cuados para cada sistema y montar los apare-antes de conseguir colocar el cebo a la distan- jos necesarios en cada caso. Escoger los luga-cia adecuada y habrá efectuado un desembol- res y los momentos oportunos para pescar, asíso importante en un material cuya utilización como los cebos que debe o puede utilizar deen río esta fuera de lugar. acuerdo con la especie que desee pescar. Asimismo la pesca en mar depende de la Pero lo que no hará en ningún caso el libromodalidad de pesca que le guste practicar, y es pescar por usted, únicamente puede situar-del tipo de pescador a que pertenezca. Si es un le en el camino, pero el camino debe recorrer-pescador que no gusta del movimiento, que lo usted mismo, pescando siempre que puedaprefiere la pesca más o menos estática o de hacerlo y observando cuanto sucede a su alre-puesto fijo, donde lo importante es el número dedor, madrugando y trasnochando, compro-de piezas y no el tamaño de las mismas, la bando los movimientos de las mareas y de laspesca desde el puerto, pantalán o paseo marí- corrientes, la fuerza y dirección del viento, eltimo, con flotador, bien con caña larga o lan- oleaje, el color y la temperatura del agua yzado ligero, puede ser la opción idónea; si, por hasta el olor de la misma.el contrario, elige la captura de grandes pie- Debe esforzarse por conocer el pez en suzas, la pesca a fondo desde pantalán, obra ambiente, tiene que tratar de razonar el porquémarítima, playa o costa rocosa puede ser la de sus enigmáticas y, en ocasiones, capricho-solución. Y si le agrada el movimiento, el lan- sas formas de conducta; analizar su compor-zado con señuelos y la búsqueda de las espe- tamiento y sus reacciones.cies que se interesen por ellos le permitiráinvestigar las posibilidades de la zona. Se trata Este proceso o razonamiento inductivo es elde efectuar una pesca activa, en la que cam- único que, dentro de unos límites razonables,biando de lugar con frecuencia se ofrece un puede aplicarse en la pesca, observar qué serieseñuelo en movimiento; diferente de la pesca de hechos tienen una causa más o menospasiva, en la que el pescador se limita a colo- común, e inducir a través de la repetición decar un cebo en el lugar propicio y espera que los mismos un hecho más general, y proce-el pez se interese por el mismo. diendo de inducción en inducción se podría llegar a una especie de ley general o principio Y aún le queda otro recurso, la simple pesca fundamental. Por lo que no basta con estudiara pie en las costas en que los movimientos de de forma separada cada hecho aislado, hayla marea se lo permitan: pulpos, quisquillas, que tratar de relacionarlos unos con otros parabígaros, lapas, mejillones, cangrejos y tal vez tratar de establecer la causa única que los pro-alguna nécora (olvídese de los percebes) pue- duce.den capturarse con algunos útiles sencillos yprimitivos. Pero cerciórese antes de que puede Podríamos tal vez decir que el conocimien-hacerlo, ya que en muchas Autonomías la cap- to de las costumbres de ciertas especies mari-tura de moluscos o crustáceos está prohibida. nas constituye una especie de cadena formada por una serie de eslabones, algunos de los cua- Tal como hemos visto hasta ahora, las posi- les son conocidos con alguna certeza por elbilidades que se nos ofrecen son muchas, por pescador; la época en que ésta se encuentra enlo que es el pescador quien tiene que definir- las cercanías de la costa, la hora, el estado delas, y una vez definidas perseverar en ellas, ya la marea, la orientación y fuerza del viento, elque el ejercicio de la pesca exige unos cono- estado del agua y los cebos o señuelos más 7
  7. 7. apropiados. Y de acuerdo con las circunstan- Sinceramente, ni la compra de los útiles decias y otros factores favorables, los eslabones pesca ni la de este libro harán de usted un pes-pueden estar unidos, la mayor parte de las cador; como hemos dicho anteriormente, tanveces mediante otros eslabones secundarios, sólo le pondrán en la situación de llegar a serlopero es raro que en muchas ocasiones no falte si pone el interés suficiente en ello; realmenteun eslabón principal, más o menos conocido, tiene que desearlo y trabajar bastante para con-o algún secundario, totalmente desconoci- seguirlo; es evidente que este libro le ayudarádo, privando al conjunto de una continuidad a dominar la técnica, así como un conoci-cierta. miento detallado y preciso de las especies que Este proceso es complicado, ya que suele puede pescar, elementos que resultan indis-ser diferente para cada especie y casi siempre pensables, ya que los peces son cada vez máspara cada lugar donde la pesca se practique; desconfiados y difíciles.las conclusiones obtenidas en un lugar, casi En realidad, pescar en el mar desde la costanunca son válidas para otro diferente. puede resultar un proceso simple o extrema- damente complejo; en primer lugar, porque la Pero, lamentablemente, la pesca no es una configuración de la propia costa puede serciencia, no existen leyes ni principios funda- diferente y variada; por su altitud, desarrollo,mentales; sabemos muy poco del comporta- carácter del terreno, etc., desde las playas demiento de los peces, algo de sus costumbres, fina arena hasta las costas rocosas escarpadasy casi nada de sus motivaciones inmediatas, y abruptas, pasando por las obras marítimas,por lo que cada pescador suele inducir sus puertos, canales, pantalanes y defensas, quepropios principios, que con gran frecuencia introduciéndose en el mar ofrecen inmejora-son diferentes y distintos de los de otro pes- bles puestos para su práctica.cador, y válidos para un determinado lugar;pero no importa, debe esforzarse, ya que el Normalmente se conoce con el nombre deestudio de cualquier fenómeno consiste en costa abierta aquella que es continua y careceobservar de forma muy atenta cómo varían o de accidentes geográficos; las escarpadas ycambian los agentes que lo crean y determi- abruptas se distinguen con el nombre de bra-nan; el día que se llegue a establecer una rela- vas o partidas y las bajas e inhabitadas, comoción constante entre esas variables, seremos perdidas. En las desembocaduras de ríos sue-capaces de definir la ley que lo motiva; des- len formarse barras fangosas que llegan agraciadamente, en el mundo de la pesca no interceptar el paso de las aguas vivas, for-creemos que esto llegue a suceder en ningún mándose deltas.momento; seremos incapaces de definir sus Es evidente que esta configuración delimi-leyes, pero la observación y la experimenta- ta las especies que pueden conseguirse y elción, así como la separación de las causas material que debe utilizarse para su práctica;esenciales o fundamentales de las accidenta- el lanzado en playa, en aquellos lugares dondeles, son los únicos caminos válidos para con- es necesario alcanzar grandes distancias sivertirse en un buen pescador. deseamos presentar un cebo en las mejores condiciones, nos exigirá la utilización de cañas El buen pescador se suele distinguir de otro largas y potentes, en tanto que la pesca desdeque no lo es tanto, porque, disponiendo de el pantalán de un muelle podrá realizarse congran imaginación y cierta lógica en el razona- un material mucho más simple.miento, así como de un sentido muy agudo dela observación, desea llegar hasta la última No podemos hablar de forma general de lacausa de cualquier suceso, y no está seguro de pesca desde la costa, sino definir las diferenteslos mismos hasta haberlos experimentado de clases de costa y tratar de analizar cómo puedeforma razonable; en contra de lo que normal- efectuarse la pesca desde cada una de ellas.mente se piensa, la virtud principal del pesca- Y además existe otro aspecto, tal comodor no es la paciencia, sino la perseverancia. hemos comentado anteriormente: el tipo de 8
  8. 8. cebo a ofrecer; hay especies predadoras que número de factores que intervienen: configu-pueden capturarse mediante cebos artificiales, ración del lugar, profundidad y claridad delen tanto que otras sólo serán incitadas por agua, dirección y amplitud del oleaje, pre-cebos naturales; las primeras podrán conse- sencia y dirección del viento, corrientes, esta-guirse mediante una técnica de lanzado medio do de la marea, naturaleza del fondo, tempe-ofreciendo un señuelo en movimiento, y las ratura, etc.segundas, con un cebo natural, bien a fondo o Por lo que, tratando de resumir de formaa medias aguas con la ayuda de un flotador. general la exposición anterior, para tenerAsí, la pesca desde costa puede dividirse de resultados positivos y regulares en la pesca, elacuerdo con su emplazamiento en: pescador debe dominar de forma perfecta la - PESCA DESDE PLAYA. técnica practicada; debe conocer los lugares - PESCA DESDE COSTA ROCOSA. donde los peces pueden encontrarse y aquello - PESCA DESDE OBRAS MARÍTIMAS. que se llama «sentido del agua». Y por otra parte, debe disponer del mejor material en Y aun así, estamos generalizando, ya que consonancia con el tipo de pesca que practi-las playas pueden presentar diferentes confi- que, así como los cebos o señuelos adecuadosguraciones y distintos fondos, al igual que las a la especie que pretenda pescar.costas rocosas o abruptas y las obras maríti-mas; no es lo mismo pescar en el interior de Todos estos aspectos son los que intentare-un puerto que en el exterior del mismo, o en mos definir y analizar en este libro, a la vezun pantalán que se introduce cientos de que veremos cómo corrientes, vientos, mareas,metros en el mar, y la elección del lugar es presiones y temperaturas pueden influir en laposiblemente uno de los puntos más delica- práctica de la pesca.dos en lo que al resultado se refiere; descu- Comenzaremos para ello analizando el per-brir un buen puesto constituye una ciencia, fil litoral y los fondos de la plataforma conti-ya que la lectura del agua es una cuestión nental, que es el lugar donde este tipo de pescaverdaderamente compleja, dado el gran se puede practicar. 9
  9. 9. 2 El perfil litoral El mar recubre los dos tercios de la superfi- desechos que los humanos producimos. Encie terrestre, y sus aguas representan un volu- estos lugares, si no es especialmente delicado,men total de 1.370 millones de km. cúbicos; puede llenar la cesta con más facilidad que enlas aguas dulces, exceptuando los casquetes cualquier otra parte; pero sinceramente, creopolares, tienen un volumen de 230.000 km. que la pesca es algo más que capturar peces, ycúbicos, por lo que se puede decir que su volu- considero por tanto que puede ser más gratifi-men es aproximadamente 6.000 veces más cante volver con la cesta vacía, los pulmonespequeño. llenos de aire salino y la vista repleta de pai- El mar puede parecer a simple vista una sajes ilimitados y cambiantes.masa de agua grande y homogénea, pero, al Comenzaremos analizando la zona litoral;igual que la tierra, la topografía del fondo es zona nerítica o béntica, tal como la conocencompleja, y su azul superficie oculta de nues- los oceanógrafos, que se extiende desde latra vista montañas y valles, praderas y desier- zona supralitoral, sometida a la influenciatos, depresiones y promontorios. Y al igual marina pero nunca cubierta por el mar, hastaque en la tierra, no todas las zonas del fondo la llamada zona oceánica, donde termina ladel mar son igualmente productivas; los bió- plataforma continental y comprende cuatrologos marinos definen la productividad en fun- áreas diferenciadas: la zona sometida a lación de los animales que pueden encontrarse influencia de las mareas, o zona eulitoral; laen una zona determinada del mar, y cuanto zona de las laminarias, que alcanza hasta unamás alta sea la cantidad de organismos que profundidad cercana a los treinta m.; la zonapueden servir de alimento a otros, tales como coralífera, que se extiende entre treinta y cienpequeños peces, crustáceos, moluscos, gusa- m. de profundidad, y la zona profunda, quenos marinos, etc., mayor será la cantidad de puede llegar hasta los doscientos m., confor-peces deportivos que pueden encontrarse en mando estas tres últimas la conocida comoesa zona. zona sublitoral. (Véase Fig. 1.) Una afirmación que puede tener la catego- Para el pescador de costa, la zona impor-ría de regla, casi siempre válida, es que los tante es la que se encuentra sometida a lapeces estarán en aquellos lugares donde pue- influencia de las mareas, la zona que perma-dan encontrar alimento fácilmente. Y éste no nece al descubierto durante la marea descen-es siempre el emplazamiento donde el pesca- dente y en la que se puede observar la confi-dor puede lanzar sus cebos con mayor facili- guración, naturaleza y relieve de los fondosdad, aunque en algún caso puede ser relativa- que la conforman, así como gran parte de lamente sencillo; en las aglomeraciones de vida vegetal y animal que en ella se encuen-pequeñas o grandes ciudades los peces, utili- tra. Es la zona sometida al flujo y reflujo delzando la ley del mínimo esfuerzo, común a agua de mar que la recubre y deja al descu-todos los seres vivientes, acuden en gran bierto todos los días con un intervalo de docenúmero a las salidas del alcantarillado que horas y media aproximadamente. Las caracte-vierten en el mar, y se alimentan de todos los rísticas ambientales, así como la pendiente o 10
  10. 10. inclinación de la costa, condicionan las super- ma (puesto que las diferencias de nivel sonficies que quedan al descubierto durante la prácticamente inapreciables al no sobrepasarmarea baja. Asimismo, la zona conocida como los treinta o cuarenta cm.), la observación delzona de laminarias, o zona de praderas mari- fondo submarino no puede hacerse a simplenas, cubierta de laminarias, posidonias y otras vista. Sin embargo, el conocimiento de lasalgas, se encuentra limitada por la penetración horas de marea puede ser importante si prac-de la luz, siendo su profundidad variable, entre tica la pesca en canales o en las entradas delos treinta y cincuenta m.; es una zona pobla- lagunas litorales, donde de acuerdo con lasda por gran cantidad de especies: sargos, mismas cambiará el sentido de la corriente.herreras, labridos, serranos, rayas, bogas y El conocimiento de la naturaleza y de laJulias, entre otros; y en ocasiones cefalópodos, configuración de los fondos es fundamentalcomo pulpos y calamares. Y durante los baja- para la práctica de la pesca desde la costa, ymares de las mareas de aguas vivas, la zona tal como antes hemos dicho, puede observar-litoral ofrece tres regiones perfectamente dife- se a simple vista en los casos en que existanrenciadas; una primera de color más o menos mareas, pero en el Mediterráneo más vale ser-gris, donde los liqúenes y las últimas plantas virse del conocimiento y las referencias de losterrestres permanecen todavía sobre las zonas pescadores locales.emergidas; le sigue otra donde las algas ver-des, marrones y amarillas tapizan las rocas del En el caso de que existan mareas en el lugarfondo; y por último, la más alejada y que sirve elegido para pescar, debe observar las zonasde límite a la zona descubierta, donde las gran- durante los períodos de bajamar; las corrien-des algas de color rojo oscuro, laminarias, tes que se dibujan sobre la playa, y sobre todoondulan movidas por las aguas. aquellas que son paralelas a la costa, constitu- yen uno de los mejores emplazamientos, ya Es evidente que en la costa del Mediterrá- que una corriente es siempre un elemento queneo, donde la influencia de las mareas es míni- proporciona alimento y oxígeno, y pequeños 11
  11. 11. organismos débiles, heridos o muertos, que mento que proporcionan las praderas de hier-constituyen una presa fácil para los predado- bas marinas, generalmente posidonias y lami-res que se encuentran al acecho. Una corrien- narias, sirven para el desarrollo de alevines,te hace trabajar mejor los señuelos artificiales que encuentran alimento y protección frente aque un agua tranquila, y los peces suelen sus perseguidores. La zona de la plataforma esencontrarse en las contracorrientes formadas la zona de pesca más importante en cualquierpor ésta, las zonas donde las aguas tranquilas lugar del mundo y en ella se consiguen apro-dejan de serlo. ximadamente el 90% de las capturas. Es la En la observación durante la marea baja zona de las especies que se mueven entre dospodremos apreciar diferentes tonalidades en aguas, en ella encontraremos lubinas, lechas,los fondos; algunos aparecen claros, casi blan- serviolas, doradas y dentones, entre otras, talescos, de un verde muy pálido o ligeramente como sargos, mújoles y herreras. En esta zonaazulados; otros son oscuros, con tonos marro- pueden encontrarse especies típicamente denes, rojizos o violetas. Los colores claros superficie, como puede ser en ocasiones lacorresponden a fondos de arena o gravilla, o a lubina, la aguja y jureles o chicharros.una mezcla de ambos; los oscuros delatan la Pero los lugares en donde se puede practi-presencia de rocas bien recubiertas de algas o car la pesca desde costa son innumerables, esdesnudas. Cuando los colores oscuros domi- posible que casi en cualquier punto donde lanan, suelen encerrar manchas más claras, irre- costa sea accesible exista alguna probabili-gulares y dispersas que corresponden a de- dad de capturar peces, pero lo verdadera-presiones y pasillos; si estos pasillos se mente importante es conocer la naturaleza delcomunican con el mar abierto constituyen un fondo; y la gran ventaja de los fondos roco-lugar inmejorable para situar nuestros cebos o sos es que, además de albergar una serie delanzar nuestros señuelos. especies propias, mantienen con una densi- Si el color dominante es el claro, las manchas dad más o menos variable al resto de lasoscuras se encontrarán diseminadas en el fondo, especies que se alimentan en superficie o ay es en sus cercanías donde debe pescarse. medias aguas. No queremos decir con esto La naturaleza y características del suelo es que la pesca puede resultar más productivadeterminante para la población de estas zonas; en un fondo rocoso que en cualquier otroen los fondos rocosos abundan los organismos emplazamiento; los fondos de arena, losque pueden sujetarse: moluscos, como lapas y diques, los puertos o las obras marítimas pue-mejillones, y algunos crustáceos, así como den en muchos casos resultar igual de intere-anémonas y bellotas de mar. santes, siendo estas últimas particularmente En los suelos arenosos o cenagosos, apare- idóneas, ya que reúnen las ventajas de loscen organismos que tienen la capacidad de fondos de arena y de rocas.enterrarse, tales como los arenícolas, las nava- Debemos considerar que cualquier obrajas, y algunos moluscos bivalvos. En ocasio- artificial efectuada sobre el mar está apoya-nes, algunas especies de peces planos se man- da sobre un fondo de bloques de hormigóntienen enterrados en la arena mojada durante sumergidos, o simplemente de rocas; blo-la bajamar, y especies pertenecientes a la fami- ques o rocas suficientemente grandes para nolia de los pleuronéctidos suelen aparecer con ser destrozados ni movidos por el oleaje;frecuencia en estas zonas, como solías, plati- esta especie de zócalo, cimentación o basa-jas, lenguados o rodaballos; las rayas pueden mento, con abundante vegetación, constitu-encontrarse también en estos fondos. ye un refugio ideal para gran cantidad de La zona sublitoral, o zona de la plataforma, especies, sobre todo en verano; y estos fon- dispone de condiciones de desarrollo más esta- dos forman una especie de transición, encon- bles al estar cubierta de agua de forma perma- trando en el límite de esta zona y en aguas nente, ya que la gran oferta de oxígeno y ali- libres fondos de arena o cieno, propicios al 12
  12. 12. desarrollo de los peces planos y otras espe- Los muelles y malecones que se internan encies. (Véase Fig. 2.) el mar (Fig. 3) constituyen un lugar ideal para Por lo que podríamos decir que las obras la práctica de la pesca, ya que con un lanza-marítimas son excelentes puestos de pesca miento de pocos metros se alcanzan aguas pro-para aquellos pescadores que gustan de la fundas. Los malecones que se adentran en elcomodidad, algunos puntos pueden ser acce- mar por encima de la línea de rompientes nossibles incluso con el coche, pero tiene también permiten practicar cualquier modalidad dealgunos inconvenientes, no siendo el menor de pesca, incluso el lanzado con señuelos o cebosellos la cantidad de pescadores que suelen fre- artificiales, y en las zonas afectadas por el flujocuentarlos, obligándonos en ocasiones a pes- y reflujo de las mareas, el reflujo permite estu-car casi codo con codo, exponiéndonos a enre- diar perfectamente las características del fondo.dos y otros accidentes, tanto al recoger como Por otra parte, es necesario adaptarse al pezal lanzar nuestros aparejos. que pueda encontrarse en el lugar y en el 13
  13. 13. momento, siendo necesario estar preparado cubiertas por algas, que se introducen en elpara cualquier eventualidad, aunque lo más mar, pueden tener distintas configuracionesevidente también es que las capturas no se (Fig. 4) y suelen ser paso obligado de loscaracterizan, en general, por su gran tamaño. peces predadores, por lo que constituyen uno Las puntas rocosas bordeadas de fondos de de,los lugares más apropiados, sobre todoguijarros, arena o rocas, y normalmente cuando se practica la pesca con señuelo; pero 14
  14. 14. en ausencia de ellas, cualquier zona rocosa De todas formas ninguna punta se parece asituada sobre una fosa de profundidad media otra, por lo que no se pueden fijar reglas pre-puede ser incluso más segura. cisas para su pesca, es el propio pescador el que debe analizar la situación y comprobar la Las puntas pueden prolongarse por una mejor forma de hacerlo, así como los señuelosserie de rocas emergentes, en algunos casos más adecuados en cada caso.accesibles desde tierra y en otros inacesibles, Las playas de arena fina (Fig. 5), que acu-o simplemente por otra gran roca que forma san un gran movimiento de marea constituyenun gran pasillo con la punta, o bien por una el lugar ideal para la pesca «pasiva», siempreserie de grandes rocas sumergidas. En cual- que dispongamos de un estado del mar lige-quier caso, y pescando con señuelo, éste debe ramente agitado. Con buen tiempo se debenmanejarse a favor de la corriente y muy cerca buscar emplazamientos abiertos, donde la agi-de las paredes de las rocas, donde se forma tación está provocada por el oleaje proceden-espuma, tratando de imitar el comportamien- te de mar abierto.to de una presa natural; es impórtente situarlos cebos muy cerca de todas las rocas que Y si, por el contrario, el viento u otros fenó-quedan cubiertas y descubiertas por el movi- menos atmosféricos provocan un mar fuerte,miento de las olas. es preciso buscar las playas abrigadas situadas en el interior de radas o bahías, ya que serán En el caso de grandes y profundos pasi- los lugares elegidos por los peces para guare-llos, debe pescarse con señuelos pesados, cerse.buscando los peces en las anfractuosidades Otro punto que puede en algunos casosdel fondo, ya que en estos lugares la corrien- resultar excepcional es la desembocadura dete del fondo, normalmente de sentido con- los ríos en el mar; los diques y obras maríti-trario a la de superficie, es la que suele apor- mas que protegen estas desembocaduras ofre-tar alimento. cen características inmejorables para la prác- Cuando nos encontramos con una punta tica de casi cualquier modalidad de pescaprolongada por una plataforma sumergida, se desde costa. Se puede realizar todo tipo dedebe lanzar el señuelo a todas aquellas zonas pesca, tanto a fondo como al lanzado, o bienque por su color nos indican la presencia de con flotador a la deriva.algas, o a los espacios más claros que señalan Los grandes acantilados (Fig. 6) suelen serfondos de arena. un punto de los más idóneos para la práctica 15
  15. 15. de la pesca desde costa. Muchos peces y crus- flotador, fondo, etc., en la pesca desde costatáceos se refugian en esos lugares, y los pre- sucede lo mismo, y así nos encontramos condadores sienten una especial atracción por los pescadores de «surf-casting», o con otros quemismos. La pesca desde acantilados no deja se dedican a perseguir lubinas y otros preda-de tener inconvenientes, sobre todo con mar dores utilizando señuelos, o aquellos queagitado y durante la noche, ya que las olas desde algún puerto capturan mújoles y otraspueden inundarlos. Los fondos son irregulares especies mediante cebo y flotador, o los quey los plomos tienen tendencia a engancharse; desde acantilados y costas escarpadas lanzanes una buena zona para pescar con flotador sus cebos al fondo en la espera de capturardeslizante algo por encima del fondo o con grandes piezas.plomos desechables, tal como veremos en el El procedimiento viene determinado lacapítulo relativo a los montajes. mayor parte de las veces por las posibilidades Vemos que en general, la costa ofrece múl- del entorno y las preferencias del pescador,tiples posibilidades, y éstas serán siempre pero una vez elegido debe perseverar en elpositivas si el pescador sabe adaptarse a ellas, mismo, ya que el dominio y conocimiento deeligiendo el procedimiento y el material ade- cualquiera de ellos requiere mucha práctica.cuados a cada una de estas posibilidades, por Posiblemente, después de sus primeros con-lo que posiblemente una de las características tactos con el mar, el pescador se encuentrafundamentales de las que debe disponer el frente a un dilema; es decir, dedicarse a lapescador de mar es la versatilidad. pesca de cualquier especie, o dedicarse a una Y al igual que en río, donde normalmente el determinada de forma concreta. Ambas opcio-pescador termina especializándose y practi- nes tienen sus ventajas e inconvenientes.cando solamente alguna de las muchas varian- Las ventajas del especialista, consisten entes que se le ofrecen: lanzado, mosca, cebo, que dispone de un material más limitado y 16
  16. 16. específico, posiblemente de mejor calidad que El principiante debe evitar dos errores bastan-en cualquier otro caso, ya que el propio pes- te comunes y fundamentales: escoger un mate-cador lo va afinando de acuerdo con sus cono- rial demasiado especializado o, por el contrario,cimientos. Sus mayores inconvenientes resi- caer en la trampa de un equipamiento demasia-den en la necesidad de disponer de unas do abundante. Consideramos en principio que elcondiciones definidas en cuanto a mar, vien- material elegido debe ser polivalente, lo que per-tos y mareas, así como la necesidad de cebos mite practicar una serie de técnicas diferentes, defrescos en todo momento. Si pesca con señuelo, forma que, de acuerdo con el procedimiento, elserá el estado del mar el que defina las horas número de cañas puede limitarse a tres o cuatro,de pesca. Es un tipo de pesca conveniente para lo que no quiere decir en principio que precisa-quien dispone de abundante tiempo libre y ra ese material, sino que será entre el que debevive sobre el litoral o muy cerca de la costa. elegir. Señalamos a continuación las caracterís- ticas generales de este material: Para el que se dedica a la pesca de cualquierespecie, el mayor inconveniente, por no decir Una caña para pesca con flotador, tipoel único, consiste en la necesidad de disponer «coup», enchufable o telescópica de 5 a 6 m.de una gran variedad de equipo: lanzado, ver- Una caña para lanzado, tanto de cebo comotical, flotador, etc., pero en ocasiones es la de señuelo o buido, de 3,6 a 4,2 m. con unaúnica opción posible para el pescador que vive potencia entre 30 y 80 gr.lejos de la costa y que se dedica a pescar los Una caña para «surf», entre 4,5 y 5,5 m.,fines de semana sin conocer de antemano las dependiendo de la zona donde practique, concondiciones meteorológicas que va a encon- una potencia entre 100 y 300 gr.trarse. Las ventajas resultan asimismo indis- Si efectúa un lanzado ligero, puede necesi-cutibles, elegirá el tipo de pesca que las cita- tar una caña de 1,8 a 2,5 m., con una potenciadas condiciones le permitan. de 5 a 20 gr., y si desea pescar con mosca pre- Pero resulta evidente que este eclecticismo cisará de caña, carrete y línea específica paraen la elección no permite adquirir experiencia esta técnica.y conocimientos en un determinado método si Un carrete de tambor fijo medio y otrono se le dedican muchas horas de práctica al pesado bastan para hacer frente a cualquiermismo, por lo que los resultados, en general, situaciónserán mediocres. Nuestro consejo es que elija El material complementario indispensable:un par de procedimientos, y persevere en los anzuelos, líneas, emerillones, etc.mismos, será la mejor forma de obtener las Como vemos, el material no es excesivo,máximas satisfacciones y los mejores resulta- pero no comience practicando todas lasdos. Los verdaderos expertos son los especia- modalidades; iníciese en cualquiera de ellas,listas; aquellos que casi siempre utilizan un bien por gusto personal o por las característi-solo procedimiento y persiguen una sola espe- cas del lugar, y si posteriormente desea reali-cie, ya sean mújoles desde un puerto o lutjinas zar cualquier otra, conozca qué material es eldesde una punta rocosa. adecuado. 17
  17. 17. ó Los fondos de la plataforma continental Hemos visto las características fundamen- mientos, y estos lugares son aquellos dondetales del perfil que puede ofrecer el litoral, puedan encontrar con relativa facilidad lospero de éste sólo nos interesa la zona en la que organismos que le permiten subsistir, pues sila pesca desde la costa puede efectuarse, y esta el instinto básico de cualquier animal es lazona es muy pequeña, no sobrepasará en nin- supervivencia, el segundo es el de alimentar-gún caso los doscientos m. de anchura, por lo se. Los peces se encontrarán siempre en aque-que más importante que la distancia a que se llos lugares donde puedan encontrar su comi-realiza la pesca es el análisis de los fondos da con mayor facilidad.donde se lleva a cabo. Uno de los mayores inconvenientes de la La pesca sobre fondos de arena puede ser pesca en estas zonas, con mar relativamenteinteresante si éstos se encuentran en depresio- tranquilo, suele ser la presencia de cangre-nes, en zonas con corrientes, o que forman jos, que normalmente dejan los anzuelospasillos entre rocas, ya que en estos lugares el limpios; aunque existe algún procedimientoflujo de la marea ha traído alimento, concre- para evitarlo, según veremos en el capítulotamente las zonas posteriores a las barras cos- dedicado a montajes. Otro, es la absolutateras, conocidas como artesas (Fig. 7). Los necesidad de efectuar lanzamientos muy lar-peces, al igual que la mayor parte de los ani- gos, es preciso pescar más allá del rompientemales, no pueden gastar más energía en bus- de las olas, ya que por delante de éste lascar su comida de la que ésta les puede pro- corrientes de resaca nos devolverán los plo-porcionar; por tanto, y con independencia de mos, y por tanto los cebos, a la orilla en muylos períodos en que se producen migraciones, poco tiempo.el pez suele permanecer en un lugar más o Los fondos de arena tienen interés alimen-menos fijo, sin efectuar grandes desplaza- ticio para aquellas especies que buscan sus 18
  18. 18. presas removiendo a la búsqueda de pequeños Cualquier lugar donde crezca el llamadoinvertebrados; así, podemos encontrar lubinas, musgo marino, especie de alga que tapiza lasdoradas y dentones, además de peces planos rocas, podrá ser abundante en especies comocomo solías, platijas, rayas y angelotes; espe- mújoles y salpas, peces hervíboros que gustancies que encontraremos además alrededor de alimentarse de la misma.las rocas y de los restos sumergidos. Los fon- Los arrecifes, escollos, pendientes escarpa-dos de arena son lugares propicios al desarro- das y otras formaciones costeras accidentadasllo de vegetación herbácea, tipo zoosteras, así suelen servir de" refugio a pequeñas especies,como a algunas especies de crustáceos tales y por tanto son lugar de querencia de los pre-como quisquillas y cangrejos o moluscos, dadores que se alimentan de ellas.como navajas, dando refugio también a peque- Como podemos comprobar, las característi-ños peces que sirven de alimento a las espe- cas del fondo marino delimitan o definen lascies conocidas como peces de fondos de especies que pueden encontrarse en el mismo,arena. por lo que de acuerdo con éstas debemos ele- Estas zonas ofrecen las mejores condiciones gir el método de pesca a utilizar.con mar relativamente en calma, aguas limpias El pescador debe observar en período de baja-y calientes, aunque la temperatura del ambien- mar la configuración del fondo marino y tomarte sea fría; la mejor forma de comprobar la notas y observaciones del mismo, que le servi-temperatura del agua es mediante el tacto del rán posteriormente para elegir los lugares másplomo después de haber permanecido algún adecuados para colocar sus cebos. Teniendo entiempo en el agua; si es muy fría, debemos cuenta que en fondos de arena esta configura-cambiar de lugar. ción es poco estable, ya que las corrientes mari- Los fondos rocosos (Fig. 8) son favorables nas y el oleaje tienden a modificarla de formaal crecimiento de algas, como fucus y lamina- casi continua. Una playa, al fin, no es más querias, y también a diversas especies de molus- un depósito de materiales, que se encuentrancos fijos, como los mejillones, o libres, como siempre en movimiento, o lo hacen a intervalos.bígaros y caracoles de mar, pulpos y calama- Una playa dispone siempre de los mismos ele-res, y a la mayoría de los crustáceos, de los mentos; arena, gravas o piedra; una línea dondeque se alimentan los llamados peces de roca, este material se mueve, y la energía suficientemanteniendo en sus agujeros y cuevas a otras para moverlo, por lo que cambia de configura-especies como morenas y congrios. ción de forma casi continua, a pesar de las gran- 19
  19. 19. des masas de arena que es necesario desplazar, cabo o saliente de tierra, o una corriente mari-grano a grano, para hacerlo. na, pueden constituir esos límites. Y aunque consideramos que la playa es Un buen auxiliar para el conocimiento desimplemente una extensión de arena visible, las características de la costa es el examen dela realidad es que ésta se prolonga por debajo las cartas marinas a gran escala de la zona lito-del agua hasta una profundidad aproximada de ral donde se practique la pesca; sus indicacio-doce m. más allá de la línea de bajamar, pues nes son muy precisas y, además de darnos laspor debajo de esta profundidad el movimien- diferentes profundidades y la conformación deto del mar no tiene suficiente energía para la línea costera, nos puede indicar la naturale-mover la arena. Por otra parte, las playas dis- za del fondo, así como los diferentes acciden-ponen asimismo de límites longitudinales. Un tes geográficos que existen en el mismo. 20
  20. 20. 4 La influencia de vientos, mareas, presiones y temperaturas Cualquiera que desee pescar de forma re- des Portuarias del lugar, y suele estar dispo-gular en el mar tiene que conocer en qué lu- nible en los comercios de pesca de la zona.gares y momentos debe hacerlo, y si hasta Y aunque, de hecho, el pez puede estar pre-ahora hemos definido los emplazamientos des- sente casi en cualquier lugar, y en cualquierde donde esta pesca puede realizarse, es pre- momento, es preciso buscarlo allí donde exis-ciso conocer qué condiciones son las más ade- ten mayores probabilidades de encontrarlo, ycuadas para la práctica de la pesca. en un determinado estado de marea o de co- El estado del mar, las mareas, la dirección y rriente. Cada playa, cada zona de costa dis-la fuerza del viento, las fases lunares e inclu- pone de un determinado ritmo, una pauta, queso la temperatura del agua, e infinidad de otros es diferente de cualquier otra que se encuen-factores tal vez desconocidos, condicionan tre tan sólo a unos cientos de m. de distancia.casi siempre la presencia de peces en las zo-nas cercanas a la costa. 4.1. Mareas Los peces no se distribuyen de forma ho- Las mareas son oscilaciones periódicas delmogénea, y tan sólo se puede predecir la pre- agua del mar que se producen por la atrac-sencia de determinadas especies cuando se ción ejercida por la Luna sobre la masa dedan unas condiciones establecidas, de forma agua, en un movimiento tan regular que se haque quien no conozca estas condiciones por comprobado que se reproducen cada cuaren-propia experiencia y a través de una práctica ta y cuatro años, y cuando el Sol y la Luna secontinua en un sector de la costa debe infor- encuentran en la misma línea sus fuerzas semarse de la situación antes de planificar una suman, produciéndose las llamadas mareassalida o unas vacaciones de pesca. vivas, o sicigias; palabra que proviene del Las distintas variables atmosféricas y ma- griego «suzugia», proximidad; en tanto querítimas tienen una influencia importante so- cuando están en oposición se producen lasbre la actividad de los peces; es un hecho mareas de aguas muertas, cuadraturas. Lasempírico que uno de los mejores momentos mareas vivas coinciden con los períodos depara pescar es aquel en que la marea co- Luna llena y de Luna nueva, en tanto que lasmienza a subir, pero no deja de ser un hecho mareas de aguas muertas corresponden a lasempírico y que en el Mediterráneo no tiene fases lunares de cuarto creciente y cuartoninguna influencia; el pescador debe obte- menguante. (Fig. 9.)ner sus propias conclusiones en cada lugar, En su curso de rotación sobre sí misma, lapescando durante las tres últimas horas de Tierra presenta el mismo meridiano a la Lunamarea de subida o pleamar y las tres prime- cada 24 horas y 50 minutos, produciéndose enras de bajada o bajamar. La información de ese punto la atracción de la masa de agua delos horarios de mareas y de la amplitud de los océanos, y deformando por tanto su super-las mismas, el Anuario de Mareas, se publi- ficie, creando dos abultamientos diametral-ca todos los años a través de las Autorida- mente opuestos. En cada punto de la Tierra 21
  21. 21. situado enfrente de la Luna se producen cada gundo se conoce con el nombre de marea12 horas y veinticinco minutos, dos elevacio- menguante, reflujo o bajamar.nes del nivel de las aguas, pleamares, así como El paso de la Luna por un meridiano de-dos bajadas, bajamares, éstas, aproximada- terminado se produce diariamente con un re-mente 6 horas antes y después de haber alcan- traso de una hora, exactamente 50 minutos yzado el máximo nivel. 28 segundos, por lo que la pleamar y la baja- Por lo que el mar sube hasta su nivel máxi- mar sufren el mismo retraso. Si la marea altamo durante 6 horas y 12 minutos, permanece tiene lugar en un punto a las 7 de la mañana,quieto un tiempo conocido con el nombre de al día siguiente, y en ese mismo punto, tendrá«repunte de marea», y desciende de nuevo du- lugar 10 minutos antes de las 8 de la mañana.rante otras 6 horas y 12 minutos hasta alcan- El mes lunar, tiempo que tarda la Luna enzar el nivel mínimo. El primer movimiento es dar una vuelta completa a la Tierra, es de algola marea creciente, flujo o pleamar, y el se- más de 28 días, y durante el mismo existen 22
  22. 22. dos períodos de siete días en que las mareas cuenta cm. por hora. En la primera hora ladecrecen hasta el nivel más bajo de aguas marea sube 1/12; en la segunda 1/6; en lamuertas, y otros dos en que suben hasta el tercera y cuarta hora 1/4; en la quinta 1/6 ypunto más alto de aguas vivas, pero, si tene- en la última hora vuelve a subir 1/12; por lomos en cuenta que las distancias de la Luna y que podemos ver que la mitad de la subidael Sol varían cada día con respecto a la Tierra, se produce durante las dos horas centrales,las alturas de las pleamares y bajamares son que suelen ser las horas más propicias paradiferentes de un día a otro a lo largo de todo el la pesca.año. Y al igual que las mareas, el viento y las co- En España, el Instituto Hidrográfico de la rrientes suelen ser de vital importancia, por loMarina, en Cádiz, confecciona todos los años que el conocimiento de todas estas variableslos Anuarios de Mareas para los principales resulta de vital importancia para el pescadorpuertos de la Península y las islas Canarias, in- de mar.dicando asimismo los coeficientes y los facto-res de corrección. 4.2. Corrientes El coeficiente de marea es un factor astro- En el mar se producen corrientes, unas fi-nómico, cuyo valor se encuentra entre 0,26 y jas y periódicas, tales como las ocasiona-1,19, y que varía con cada marea a lo largo del das por las mareas o las grandes corrientesaño. El factor de corrección es la cantidad que oceánicas y otras variables, locales y de ca-hay que sumar o restar para conocer la altura rácter accidental que se producen en lugaresde la marea en cualquier otro lugar del espe- alejados de la costa, pero que ejercen unacificado en el Anuario. gran influencia sobre la pesca, ya que pue- Suele ser un hecho admitido que los peces den responder a depresiones barométricas ensiguen el movimiento de las mareas; la cau- una zona determinada, así como a tempora-sa posible de este fenómeno es que las co- les o vientos alejados, y tanto por su in-rrientes de flujo y reflujo que producen fluencia como por el restablecimiento delarrastran algas y otros desechos flotantes, y equilibrio, son capaces de mover grandesen éstos se encuentran pequeños organismos masas de agua.de los que los peces se alimentan, por lo que Existen corrientes producidas por la dife-muchas especies los siguen en su movi- rente densidad y temperatura del agua delmiento; asimismo los períodos de mareas vi- mar, conocidas como corrientes termohali-vas suelen ser, en general, excelentes para la nas; el agua fría es más densa, y allí dondepesca, siendo la posible razón de este suce- tropiece con una masa de agua más cálidaso el hecho de quedar más cantidad de costa será sustituida por ésta, originando desplaza-al descubierto, por lo que la subida del agua mientos.desentierra mayor cantidad de organismos Cuando el viento sopla en una dirección de-del fondo, de los que los peces acuden a ali- terminada durante algún tiempo, las aguas su-mentarse. perficiales son empujadas en esa misma di- Sin embargo, algunas especies predado- rección, originándose las llamadas corrientesras, tales como lubinas, serviolas o agujas, de deriva, y esta corriente puede originar unno siguen estas pautas, por lo que son sus- flujo o reflujo sobre la costa. Si la corriente seceptibles de pescarse tanto cuando la marea dirige hacia al mar, origina depresiones en lasube como cuando baja. Y otro aspecto costa que son reemplazadas por aguas profun-muy importante a tener en cuenta es que la das, en muchos casos muy ricas en nutrientes,subida de la marea no se produce de forma son las llamadas surgencias, abundantes en lasuniforme; si suponemos que en un período costas de Galicia. En estos lugares los pecesde seis horas la marea sube tres m., esta su- son abundantes debido a la cantidad de ali-bida no se produce a una velocidad de cin- mento que encuentran en el agua. (Fig. 10.) 23
  23. 23. 4.3. Vientos de costa donde se encuentre. Los vientos reci- ben nombres diferentes sancionados por la Los estados del mar, así como la fuerza del costumbre en las distintas regiones, ya queviento, están determinados mediante la llama- tanto la costa del Mediterráneo como la delda «Escala de Beaufort» que define la agita- Cantábrico o del Atlántico tienen orientacio-ción del mismo por medio de una numeración nes distintas. En el Mediterráneo, el viento surque va del 1 al 12, correspondiendo el 1 al es- se conoce como siroco y de él se dice: «Siro-tado más tranquilo y el 12 al más agitado, se- co, mucha mar y pez poco», indicando que nogún podemos ver en la tabla de la Fig. 11. es adecuado para la pesca; sin embargo, en el Ésta es una de las primeras apreciaciones Cantábrico y en la costa atlántica, los vientosque el pescador desde costa debe conocer, no del Sur y del Oeste, húmedos y templados, sesólo para la práctica de la pesca, sino también consideran positivos, y los del Este y Norte,para su propia seguridad, pues resulta evi- francamente malos. En general, las brisas y losdente que con estados de mar por encima del vientos suaves suelen ser un elemento favo-número 5 de la citada escala, la pesca en mar rable para la pesca, ya que es preferible unabierto resulta imposible, aunque pueda prac- mar ligeramente rizado que totalmente liso yticarse en el interior de puertos muy resguar- plano.dados, y con vientos de fuerza 6, es imposi- Las brisas se producen por fenómenos tér-ble buscar resguardo, más vale quedarse en micos, ya que la tierra y el mar se calientan ycasa. enfrían de forma diferente; así, durante el día La «Escala de Beaufort» nos indica funda- la tierra se calienta más que el agua, enfrián-mentalmente la fuerza del viento, no su direc- dose más rápidamente durante la noche; lasción, y ésta puede ser determinante para la capas más bajas de la atmósfera sufren laspráctica de la pesca, dependiendo de la zona mismas variaciones. 24
  24. 24. Correspondencia entre la acción del Estimación de la velocidadDenominación del viento Velocidad del viento viento y la altura de las olas según la del viento escala de Douglas Déla Efectos observa- Efectos observa- Denominación Denominación AlturaMarítima O.MM Nudos Metros/seg. dos en tierra dos en la mar de Beaufort olas de DouglasCalma Calma 0 0,0-0,2 Calma. El humo asciende Mar llana. Calma Calma (0) vertical.Ventolina Ventolina 1-3 0,3-1,5 La dirección del viento Ondulación pequeña, Ventolina Llana (1) se conoce por el humo, sin producción de espu- pero las veletas no se ma. Mar llana. mueven.Fl ojito Fl ojito 4-6 1,6-8,3 El viento empieza a Olas cortas y bajas, Flojito Rizada (2) per. Mar rizada.Flojo Flojo 7-10 3,4-5,4 El viento extiende las Las olas empiezan a Flojo Rizada (2) banderas ligeras. romper. La espuma es principalmente cristalina y sólo aisladamente hay espuma blanca. Mar ri/ada.Bonancible Bonancible 11-16 5,5-7,9 El viento mueve peque- Olas aún pequeñas. Se Bonancible Marej adula (3) ñas ramas del suelo. generalizan los borre- gos de espuma. Mareja- dilla.Fresquito Fresquito 17-21 8,0-10,7 Los árboles pequeños Se acentúa la longitud Fresquito Marejada (4) empiezan a inclinarse. de las olas. Aumenta el número de borregos es- pumosos. Rociones. Marejada.Fresco Fresco 22-27 10,8-13,8 Las ramas grandes son Se forman grandes olas Fresco Gruesa (5) arrastradas. Silbidos en que dejan manchas de los cables telegráficos. espuma blanca. El aire Los paraguas se utilizan está rociado de espuma. con dificultad. Mar gruesa.Frescachón Frescachón 28-33 13,9-17,1 Cuesta andar contra el Crece la mar. Al romper Frescachón Muy gruesa (6) viento. Los árboles cim- las olas, la espuma se brean. dispone en el sentido del viento. Mar muy gruesa.Duro Temporal 34-40 17,2-20,7 Se rompen gruesas ra- Las crestas de olas des- Duro Arbolada (7) mas de los árboles. piden espuma pulveri- zada en franjas a son de viento. Mar arbolada.Muy duro Temporal fuerte 4147 20,8-24,4 Ocurren daños en las Olas muy grandes con Muy duro Arbolada (7) estructuras de los edifi- anchas fajas de espuma a cios. son de viento. La es- puma afecta la visibili- dad.Temporal Témpora! duro 48-55 24,5-28,4 Raramente observado La mar aparece blanca Temporal Montañosa (8) en tierra adentro. Hay de espuma que se man- serios daños en las vi- tiene en suspensión en viendas. la atmósfera. Montañosa.Borrasca Temporal 56-63 28,5-32,6 Tienen lugar grandes Olas muy altas. Visibi- Borrasca Montañosa (8) muy duro daños. lidad escasa a causa de la espuma.Huracán Temporal 64-71 32,7-36,9 Atmósfera formada de Huracán Confusa (9) huracanado espuma. Mar blanca. Confusa. - - 72-80 81- 37,041.4 __ - - - - 89 90-99 41,546,1 100-108 46,2-50,9 109-118 51,0-56,0 56,1-61,2 ESCALA BEAUFORT CON SUS EQUIVALENCIAS ANEMOMÉTRICAS Y DEL ESTADO DE LA MAR I FIG. 11 25
  25. 25. Durante el día el aire caliente sobre el sue- es la brisa marina. Por la noche tiene lugar ello se eleva por convección, ya que pesa menos fenómeno contrario: el aire más cálido del marque el aire frío, y es reemplazado por el aire se eleva, y su lugar lo ocupa el aire frío quemás frío que proviene de la superficie del mar: viene de tierra; es el terral. (Fig. 12.) 26
  26. 26. Tanto brisas como terrales no comienzan a so- o vallas de esta burbuja donde los cambios delplar en tanto no exista una apreciable diferencia viento y las lluvias se producen.térmica, al menos de cuatro o cinco °C. Las masas de aire frío se caracterizan por ser Debemos aclarar que la velocidad del viento casi verticales (Fig. 13), por lo que suelen traersuele expresarse en nudos, y un nudo es una mi- lluvia de forma casi inmediata, acompañada enlla marina por hora; la milla marina equivale a ocasiones de granizo, en tanto que los frentes1.852 m., por lo que un viento de diez nudos de aire cálido (Fig. 14) son largos y con pe-tendrá una velocidad de 18,52 km. por hora. queña pendiente, por lo que la lluvia tarda más Además, cualquier cambio de tiempo se ori- en producirse, aunque suele ser más suave ygina cuando un nueva masa de aire se acerca durar más tiempo. Y aunque esto sea una sim-y nos envuelve; este viento o masa puede te- plificación de los movimientos que se puedenner diferentes características, pero son el aire producir en la atmósfera, ya que no existen dosfrío y el cálido los responsables de los cam- frentes fríos o calientes iguales, por lo que nobios. Cuando nos encontramos dentro de una se puede limitar el origen de cualquier tor-enorme burbuja de aire frío o cálido, existe menta a este simple hecho, nos puede serviruna tormenta, siendo a lo largo de los frentes como base para el estudio del fenómeno. 27
  27. 27. Un frente cálido significa de forma general mento positivo para la pesca, en tanto queun aumento de la temperatura, pero este hecho grandes vientos que provocan oleajes y mare-se produce una vez que la lluvia cesa. En un jadas considerables suelen ser un factor nega-frente frío la temperatura desciende de forma tivo; pero un tiempo relativamente tranquilobrusca en el momento que la lluvia comienza, después de una gran marejada puede ser unoy si contemplamos un firmamento despejado se de los mejores momentos para pescar, ya queproducirá un descenso de temperatura durante el fondo se habrá removido y los peces sela noche; todas estas apreciaciones se deben to- mueven en busca de alimento. Por otra parte,mar de forma general y relativa, ya que son mu- la conformación del fondo del litoral tiene unachos otros los factores que pueden intervenir. gran influencia sobre el oleaje; los fondos de Las masas de aire frío se conocen con el arena inclinados, conformación de la mayoríanombre de la «escoba del cielo», ya que des- de las playas amplias, frenan el impulso de laspejan la atmósfera, levantan la niebla y la hu- olas, mientras que en las costas rocosas y es-medad, dejando tras su paso uno o varios días carpadas con fondos profundos, las olas man-de tiempo seco y bueno; las nubes altas en for- tienen toda su potencia y rompen contra lama de cúmulo señalan esta situación. costa arrastrando cuanto encuentran. Estu- dios concretos han demostrado que una ola de Las masas de aire cálido, se deslizan por enci- cinco m. de altura, con una longitud de onda,ma de la zona antes de llegar a envolverla y ha- distancia entre dos crestas consecutivas, decer que la lluvia se presente; esto puede apreciar- 125 m. y una velocidad de propagación dese porque se forman nubes muy altas, cirros, que doce m. por segundo, puede desarrollar una po-producen halos en la Luna o el Sol, y de ahí el di- tencia de cerca de 300 caballos por m. lineal.cho popular de «Luna con halo, suelo mojado». La ola consiste en un movimiento circular4.4. Oleaje del agua de mar (Fig. 15), pero en contra de lo que puede parecer a simple vista, el agua no se Movimientos relativamente ligeros en la su- desplaza; en la Fig. 16 podemos comprobar queperficie del mar constituyen siempre un ele- la pelota situada sobre la ola sube y baja, pero 28
  28. 28. permanece en el mismo lugar; únicamente esta relación se acerca a un valor de 1/7; si lacuando este movimiento tropieza contra un obs- altura aumenta, la cresta rompe, se conviertetáculo o el propio fondo, la onda se rompe, des- en rompiente, produciéndose en este caso unplazándose, tal como podemos ver en la orilla desplazamiento del agua en sentido horizon-de una playa, donde las olas tipo rodillo van es- tal. Las longitudes de onda suelen estar com-trellándose contra la arena (Fig. 17). La parte prendidas entre veinte y cien m., aunque en al-inferior de la ola ve frenado su avance, en tan- guna ocasión pueden ser muy superiores, y elto que la cresta, desequilibrada, se adorna de es- valor más frecuente de la altura suele estarpuma y cae; la rompiente es más importante comprendido entre medio y dos m., pudiendocuando las olas son grandes, debido esencial- alcanzar diez o quince con tempestad fuerte.mente a que la masa de agua es superior. Cual- Pero un estudio simple de la ola nos puedequier pequeño animal atrapado en este rodillo: permitir el conocimiento de los fondos dondecangrejos, gusanos marinos, alevines, etc., se practicamos la pesca; hemos dicho anterior-encontrará en serias dificultades, siendo en ese mente que las olas consisten en un movimien-momento presa fácil de lubinas y otros preda- to circular del agua del mar, cuyo diámetro esdores, nadadores ágiles y potentes. igual al doble de la altura o parte visible de la Las olas son producidas por el rozamiento ola; por lo cual, en tanto la ola es visible y sudel viento contra la superficie del agua, cau- cresta no rompe, podemos decir que el aguasando el mismo efecto que si lanzamos una puede girar libremente y que el fondo es su-piedra en un charco, aparecen grupos de on- perior a la altura de la misma. Pero cuando lasdas que son las que realmente se desplazan, y olas se van acercando a la costa y la profundi-al paso de cada onda las partículas líquidas dad es critica, esto es, menor que su altura, lasrealizan un movimiento circular en el lugar olas rompen. Estudios específicos demuestrandonde se encuentran, pero sin moverse en sen- que la profundidad del agua bajo una rom-tido horizontal. piente, medida desde el nivel de agua tranqui- Las olas pueden definirse por su altura y su la es igual a 1,3 veces la altura de la rompien-longitud; siendo la altura la distancia vertical te. Y esto puede producirse en cualquier zonaentre la cresta y la parte baja de la ola, y la de fondo bajo o de plataformas rocosas cerca-longitud la distancia horizontal entre dos cres- nas a la superficie, lugares que podremos iden-tas o dos senos consecutivos, conocida tam- tificar por el comportamiento de la ola en esosbién como longitud de onda. La relación entre lugares, resultando la pesca en sus cercaníasaltura y longitud caracteriza la combadura. En bastante productiva.general, las olas son mucho más largas que al- El color del agua puede resultar asimismo untas, resultando su combadura crítica cuando perfecto indicador de la profundidad; el agua 29
  29. 29. amarillenta indica un fondo de poca profundi- por encima del mismo, y teniendo en cuentadad, en tanto que un agua azul claro señala que el aire pesa más cuando está seco que hú-profundidades medias, y un azul oscuro zonas medo, presiones altas indicarán tiempo seco,más profundas, depresiones o pozos, donde de- y presiones bajas, tiempo húmedo o lluvia. Ybemos lanzar nuestras líneas prioritariamente. con independencia de una indicación de pre- Otras características de las olas son: el in- sión baja, será necesario que la temperatura setervalo de tiempo que tardan dos crestas en pa- enfríe para que la humedad se condense y lasar por un determinado punto, llamada perío- lluvia se produzca; la condensación que sedo, y la distancia recorrida por la ola en una produce en los cristales de cualquier habita-determinada unidad de tiempo, o velocidad. ción o en el coche durante el invierno es un buen ejemplo de este fenómeno, ya que el aire Cuando las olas llegan a un obstáculo de la caliente puede contener más humedad que elcosta, tal como puede ser un muro vertical, un aire frío. Es un hecho conocido que la lluviaacantilado o el borde de un muelle, se reflejan dulcifica la temperatura, ya que el cambio dey vuelven a partir en dirección contraria cho- vapor de agua en agua, al condensarse, des-cando contra las que vienen y formando una prende calor, fenómeno que frena el enfria-zona de movimiento irregular normalmente miento de la atmósfera. Los valores de la pre-cubierta de espuma. sión se expresan en milibares o mm. de Es conveniente observar la cadencia de las columna de mercurio, considerándose como elrompientes; es un hecho, sin ninguna base valor normal al nivel del mar el de 760 mm.científica, que después de una serie de olas o 1.013,3 milibares; por debajo de esos valo-fuertes, aparece otra de olas más bajas o flo- res las presiones se consideran bajas, y por en-jas; el ciclo suele estar formado por tres o cua- cima altas.tro olas fuertes seguidas de ocho o nueve nor-males. Compruebe el hecho de forma concreta Pero más importante que los valores abso-en el lugar donde esté pescando, y aproveche lutos indicados por el barómetro son sus va-el ciclo de olas normales para efectuar sus lan- riaciones o tendencias, entendiendo como ten-zados. dencia el aumento o disminución de la presión en un intervalo de tres horas; un descenso len- Pero incluso con mar muy fuerte y grandes to y continuo anuncia la presencia de vientoolas, pueden buscarse zonas abrigadas en las durante algunos días, y un descenso rápidoque la pesca sea posible, lugares donde los pe- trae el viento de forma inmediata. Si la caídaces habrán acudido a refugiarse. es pequeña, el viento será débil; si es amplia, el viento será fuerte. De ahí viene el dicho: «Si4.5. Presiones el barómetro desciende con suavidad, trae viento y aun tempestad». Disponer de un barómetro y saber cómo uti-lizar sus indicaciones puede ser un factor de- Una subida lenta y prolongada nos aseguraterminante para planear las salidas de pesca, buen tiempo durante los dos o tres días si-ya que gracias a él podremos conocer con re- guientes, en tanto que si la subida es muy rá-lativa antelación la tendencia del tiempo, y si pida, habrá una mejora de corta duración.reflejamos en una especie de libro de notas o Cualquier descenso de la presión barométricacuaderno las diferentes variables de cada una es, casi siempre, un indicador de mal tiempo.de nuestras salidas de pesca, éste nos propor- A partir de las lecturas del barómetro en di-cionará al cabo de algún tiempo una informa- versos lugares, se confeccionan las llamadasción de gran valor, ya que podremos compro- curvas isóbaras o isobáricas, curvas que unenbar las coincidencias entre estas variables y el los puntos que tienen la misma presión, y esmáximo número de capturas. evidente que el aire pasará de los puntos en El barómetro nos indica la presión atmosfé- que la presión es alta a aquellos en que es másrica, o peso de la columna de aire que existe baja, por lo que el viento soplará en la direc- 30
  30. 30. ción correspondiente a la línea que une dichos y al igual que el barómetro nos puede indicarpuntos, y será más fuerte cuanto mayor sea la el cambio del tiempo, el termómetro nos se-diferencia de presión entre dos lugares situa- ñalará la procedencia del cambio, ya que lasdos a una unidad de distancia determinada, o bajadas de temperatura señalan la presencia delo que viene a ser lo mismo, cuanto más es- vientos del norte, en tanto que los vientos deltrecha o menor sea la distancia entre las cita- sur, más cálidos, hacen que la temperatura as-das curvas. cienda. Cambios lentos en la temperatura Disponiendo de un mapa isobárico, que sue- anuncian cambios lentos en el tiempo, en tan-le aparecer en algún periódico todos los días, to que subidas o bajadas rápidas indican cam-se puede deducir la dirección y fuerza del bios bruscos, bien en el tiempo o en la direc-viento a la vista del mismo. ción del viento. Si el punto interior de las curvas isobáricas El Sol, al calentar la superficie del mar, eva-señalan la presión mínima, se dice que en ese pora el agua y origina humedad en la atmós-punto existe un ciclón, y si, por el contrario, fera, y esta humedad es función de la cantidadseñalan una presión máxima, nos encontrare- de vapor de agua que se encuentra en el aire,mos frente a un anticiclón. y éste a su vez depende de la temperatura, es- En el caso del ciclón, el viento se dirige ha- tación, estado del cielo y otros factores. El airecia ese punto desde todas partes, y se forma caliente puede contener más vapor de aguauna columna de aire que se eleva para dejar es- que el aire frío, por lo que, al enfriarse, se con-pacio; esta columna de aire puede condensar- densa y se convierte en lluvia.se en la atmósfera, originando lluvias. Pero el sol y el ambiente, así como la esta- Pero si lo que existe es una presión máxima ción y la latitud, son los elementos que deter-o anticiclón, el aire saldrá de ese punto siendo minan la temperatura del agua del mar, y éstasustituido por aire de las capas altas de la at- tiene una gran influencia sobre sus habitantes;mósfera, aire generalmente seco, lo que pre- y aunque son normalmente animales de san-dice tiempo estable y cielos despejados. gre fría, la mayor parte de ellos buscarán aque- llas zonas donde encuentren una temperatura Asimismo la presión atmosférica tiene una constante y adecuada, y con el contenido deinfluencia decisiva sobre el comportamiento oxígeno que les permita mantener de formade los peces, ya que éstos son muy sensibles a apropiada sus constantes vitales.sus variaciones, y cuando la presión baja deforma rápida, anunciando una perturbación, Las variaciones de temperatura del agua noaquéllos dejan de alimentarse y se van en bus- influyen demasiado sobre la densidad de laca de grandes fondos. Pero al igual que su ins- misma, pero sí modifican su contenido en oxí-tinto les señala de forma anticipada la llegada geno, o la capacidad de disolverlo. La canti-del mal tiempo que presagia la brusca caída dad de oxígeno disuelto en el agua de mar esdel barómetro, es capaz de indicarles de for- variable, pudiendo oscilar entre valores muyma anticipada el momento en que las buenas próximos a O y 8,5 miligramos por litro. Lacondiciones vuelven, y antes del final de la mayor parte del oxígeno se encuentra en lastormenta volverán a las zonas de caza en bus- capas superficiales, ya que en ese punto seca de gusanos, moluscos o crustáceos que las produce un intercambio continuo con la at-grandes olas han removido de sus emplaza- mósfera; aunque también tiene lugar en capasmientos y de los que pueden alimentarse sin más profundas gracias a la fotosíntesis de lasgrandes esfuerzos. plantas, pero éste se encuentra limitado por la penetración de la luz en el agua, ya que la luz es necesaria para que este fenómeno pueda4.6. Temperaturas producirse. El calor que tiene la capa de aire que nos ro- La temperatura, como hemos indicado an-dea se conoce con el nombre de temperatura, teriormente, regula la cantidad de oxígeno que 31

×