ComposicióN TransicióN

3,182 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,182
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
152
Actions
Shares
0
Downloads
41
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

ComposicióN TransicióN

  1. 1. Realiza una composición sobre La transición política y la Constitución de 1978 a partir del análisis de las fuentes siguientes:
  2. 2. TEXTO Los dos primeros artículos del título preliminar de la Constitución de 1978 TÍTULO PRELIMINAR. Artículo 1. 1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. 2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. 3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria. Artículo 2. La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.
  3. 3. DOCUMENTO GRÁFICO Adolfo Suárez, Torcuato Fernández Miranda y Manuel Gutiérrez Mellado, tres de los principales artífices de la transición democrática.
  4. 4. El 20 de Noviembre de 1975, tras una larga y cruel enfermedad y una agonía artificialmente prolongada, moría Franco, con lo que se cerraban cuarenta años de gobierno autoritario y se iniciaba el proceso de transición hacia la democracia.
  5. 5. En los últimos años del franquismo, la sociedad española había experimentado profundos cambios y el régimen se encontraba muy en crisis por diversos factores tanto internos como externos. Las opciones políticas que se presentaban en ese momentos pueden sintetizarse en la continuidad, defendida por un escaso grupo de dirigentes políticos del régimen, franquista; la ruptura total, defendida por la parte más radical de la oposición política, que pretendía iniciar un proceso de democratización acompañado de profundas reformas sociales; la ruptura pactada, que pretendía un proceso de democratización pero negociando con los principales grupos de apoyo al régimen anterior, especialmente con los militares; y la reforma, consistente en un proceso gradual de transformación de las instituciones franquistas en un sistema democrático, pero manteniendo las estructuras socioeconómicas existentes y sin romper la legalidad vigente. Ésta última era la tendencia encabezada por el rey y sus más cercanos colaboradores, (protagonistas del documento gráfico) y el proceso que finalmente se llevó a la práctica y que conocemos como transición democrática.
  6. 6. Se denomina Transición Democrática al proceso de cambios institucionales que se desarrollan en España entre la muerte de Franco en 1975 y la aprobación de la Constitución de 1978 (algunos analistas opinan que hasta 1982) y que consistió en la sustitución del régimen autoritario y totalitario franquista por una monarquía parlamentaria y democrática, y de un Estado centralista por otro descentralizado. Dicho de otro manera, el paso de la “democracia orgánica” franquista a la democracia real.
  7. 7. Fue una compleja y difícil operación de ingeniería política que tenía como objetivo dotar a España de un sistema democrático sin provocar a las fuerzas involucionistas, en especial al ejército, y sin realizar grandes cambios revolucionarios en el sentido económico social como, al menos en un principio, reclamaba una buena parte de la oposición al régimen de la Dictadura. El proceso culminó felizmente por tanto por el agotamiento de la fórmula autoritaria, como por el papel de la Corona y de las fuerzas reformistas del régimen, que diseñaron la “voladura controlada”, dentro de la más estricta legalidad de las instituciones y leyes del franquismo, y la actitud de buena parte de la oposición democrática que apoyó la transición dándole credibilidad y legitimidad.
  8. 8. Veamos un esquema del desarrollo de ese proceso: A la muerte de Franco, el Príncipe Juan Carlos es proclamado Rey de España, con una absurda formula que le hacía compartir poder con el Consejo del Reino, de tradición franquista. El rey tenía claro desde el principio que si quería consolidar la monarquía tenía que ser mediante una legitimación democrática.
  9. 9. El primer paso fue la elección para presidir el Consejo del Reino y las Cortes franquistas a D. Torcuato FERNÁNDEZ MIRANDA (en el centro de la fotografía), que dirigió el proceso de reforma de las instituciones; lo que él llamó el “camino a la legalidad desde la legalidad”.
  10. 10. El segundo fue la elección para la presidencia del gobierno, en julio de 1976, de Adolfo SUÁREZ (a la izquierda de nuestro documento gráfico) en sustitución de Carlos Arias Navarro, último presidente del gobierno franquista. Con Adolfo Suárez se inició el proceso de reformas que empezó con una amnistía, que liberó a 400 presos políticos (todos ellos con delitos que no implicaran derramamiento de sangre) y reintegró a sus cátedras a los profesores represaliados en 1965, y con el nombramiento como Vicepresidente del Gobierno para la Defensa del general Manuel GUTIÉRREZ MELLADO (la persona que aparece a la derecha de la fotografía), militar de prestigio pero de talante democrático que se convirtió en otros de los personajes clave de la transición, al ser el encargado de mantener bajo el gobierno a los mandos militares, de los que se presumía una actitud hostil hacia la reforma.
  11. 11. El siguiente paso fue la sorprendente aprobación de la Ley de Reforma Política, que fue el primer hecho realmente trascendente desde el punto de vista institucional en el proceso de transición. Se trataba de organizar un nuevo sistema legal, que sirviera de apoyo a la monarquía parlamentaria y que habría de introducir importantes novedades y principios que se contraponían claramente al régimen anterior, pero sin romper la legalidad. Lo más importante es que creaba una sistema parlamentario integrado por dos Cámaras, un Congreso y un Senado, que estarían llamadas a elaborar una nueva Constitución. Aunque esta Ley suponía la práctica desaparición de las estructuras franquistas y de las mismas Cortes (se le ha llamado el “harakiri”), éstas la aprobaron por 429 votos a favor, 59 en contra y 13 abstenciones. Se aprobó en referéndum el 15 de Diciembre de 1976, una participación del 77% y un 94,2% de votos a favor.
  12. 12. Seguidamente, era preciso legalizar los partidos políticos, lo que se hizo por Decreto Ley de 10 de Febrero de 1977 (el Partido Comunista, en 9 de Abril). A su vez quedó disuelto el Movimiento y sus funcionarios incorporados a la Administración.
  13. 13. Las elecciones se convocaron para el 15 de Junio de 1977. Las coaliciones y partidos más importantes que se presentaron fueron: UCD (Unión de Centro Democrático), dirigido por Adolfo SUÁREZ, que representaba la linea reformista que había iniciado el proceso; A.P. (Alianza Popular), encabezada por Manuel FRAGA, suponía la continuidad conservadora y acogía a los franquistas partidarios de leves reformas; C.D.C (Coalición Demócrata Cristiana), representaba a personalidades independientes de ese signo (Ruiz Jiménez, Gil Robles); P.S.O.E. liderado por Felipe GONZÁLEZ, representaba a la izquierda reformista moderada, partidaria entonces de profundos cambios sociales pero dentro de una actitud flexible y negociadora; P.C. (Partido Comunista), encabezado por Santiago CARRILLO, tenía grandes apoyos en el mundo laboral y universitario. Los grupos nacionalistas fueron también importantes.
  14. 14. Los resultados dieron el triunfo (34% de los votos, 166 diputados) a la Unión de Centro Democrático. El Partido Socialista Obrero Español quedó en segundo puesto con un 28 % (118 diputados). También obtuvieron representación parlamentaria significativa el Partido Comunista, que alcanzó el 9 % de los sufragios (20 diputados); Alianza Popular(16 diputados); y los partidos nacionalistas.
  15. 15. La principal tarea de las Cortes recién elegidas fue la redacción de una Constitución. El anteproyecto fue redactado por una ponencia de siete miembros de los más importantes partidos con representación parlamentaria y el criterio que dominó en su elaboración fue el del consenso, es decir el acuerdo, con el objetivo de conseguir un texto constitucional que fuera apoyado por todos. En Octubre de 1978 se celebró una reunión conjunta del Congreso de los Diputados y el Senado en la que se aprobó la Constitución y el 6 de Diciembre se sometió a referéndum, que tuvo una baja participación (69%) como consecuencia de que una parte de la izquierda pidió la abstención, siendo aprobada por una amplia mayoría.
  16. 16. La Constitución de 1978, cuyos dos primeros artículos integran nuestro texto, consta de una declaración de principios y está dividida en once títulos que recogen 169 artículos, a los que hay que añadir una serie de disposiciones adicionales, transitorias y derogatorias.
  17. 17. Como vemos, los tres apartados del artículo primero establecen claramente las bases de esta constitución que se asienta sobre la definición de España como un “Estado social y democrático de Derecho, (Apartado 1) , basado en la soberanía popular (explícitamente expresada en el apartado 2) “que propugna como valores fundamentales de su ordenamiento jurídico, la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”, (apartado1 ); que se organiza políticamente, como queda claramente expresado en el apartado 3, mediante un sistema de monarquía parlamentaria; y que, como se expresa en el artículo 2º, dentro de la indisoluble unidad de la Nación Española, reconoce el derecho a la autonomía de algunas de sus regiones, aunque sometido éste al principio de solidaridad. TÍTULO PRELIMINAR. Artículo 1. 1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. 2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. 3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria. Artículo 2. La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.
  18. 18. Como corresponde a un Estado democrático las libertades ciudadanas deben ser respetadas y amparadas por el Estado que, al estar sometido al Derecho, o sea, a las leyes emanadas del pueblo, tiene la obligación de hacerlas efectivas y establecer los medios de justicia para que esas libertades lleguen a todos por igual. El artículo 9º del Título Preliminar (Respeto a la Ley y garantías jurídicas) supone una auténtica descripción de lo que es un Estado social y democrático de derecho: sujeción de los individuos y del Estado a la ley y obligación del Estado de promover el goce real de los derechos y libertades por todos los ciudadanos, así como las medidas tendentes a la igualdad de los ciudadanos.
  19. 19. En el Título uno se recogen una larga lista de derechos y libertades: Derechos Individuales: derecho a la vida, declarándose abolida la pena de muerte; derecho a la integridad física, con prohibición expresa de la tortura y de las penas degradantes; derecho a la libertad y seguridad; derecho al honor y a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen; derecho a la libertad de pensamiento y de culto (aunque se acepta que la católica es la religión mayoritaria); derecho de ciudadanía, de libre residencia, etc. Derechos sociales: derecho a una justa distribución de la riqueza, como consecuencia de ser un Estado social; derecho a un trabajo digno, a una formación adecuada y a una pensión suficiente en caso de incapacidad o vejez; derecho a la educación y a la libertad de enseñanza ( la básica, obligatoria y gratuita).
  20. 20. Derechos políticos: derecho a participar libremente en la vida política, ya sea individualmente o a través de políticos y asociaciones; derecho a elegir a los representantes políticos a través de elecciones libres y democráticas; libertades de expresión, pensamiento, reunión y manifestación; derecho a garantizar la libertad y la igualdad, derecho al pluralismo político, lo que supone la garantía de las libertades de pensamiento y de expresión, libertad sindical y derecho de sindicación, etc. Libertades económicas: todo español tiene derecho a la propiedad, a la creación de una empresa y a concurrir libremente en los mercados y a la libre circulación de sus mercancías por todo el territorio nacional. Suponen la adopción del modelo de economía de mercado, aunque se prevé la actuación del Estado por motivos de interés colectivo. Por su parte, el ciudadano está obligado a cumplir las leyes, a ser solidario, a pagar los impuestos, a respetar a sus conciudadanos, a ser tolerante, etc.
  21. 21. Las principales instituciones y organismos por medio de los cuales se organiza el gobierno del país, dentro del esquema de división de poderes son: La Corona, que no aparece como poder, sino como órgano del Estado, siendo definida como parlamentaria, moderadora y arbitral. El Rey, como jefe del Estado, vitalicio y hereditario, es símbolo de la unidad de España y arbitra y modera el funcionamiento normal de las instituciones. Sus funciones son sancionar las leyes aprobadas por las Cortes, ostentar el mando supremo del Ejército y representar al Estado en las relaciones internacionales. Responde a lo establecido en el apartado tres del artículo primero, tal y como podemos apreciar en el texto de apoyo.
  22. 22. Las Cortes Generales. Son bicamerales, integradas por el Congreso de Diputados y el Senado. Ejercen la potestad legislativa y el control del Gobierno. Aprueban el presupuesto y los tratados internacionales. Ambas son representativas -el Congreso representación proporcional y el Senado territorial- y sus miembros se eligen por sufragio universal directo y secreto, pudiendo ser diputado o senador, cualquier ciudadano español mayor de edad. La posición dominante la detenta el Congreso de los Diputados que tiene la última palabra en la aprobación de las leyes y elige al presidente del gobierno. Es lo que se denomina bicameralismo atenuado. Se da cumplimiento de esta manera a la calificación de “parlamentaria” de la monarquía, tal y como acabamos de ver en el texto.
  23. 23. El Gobierno, compuesto por el presidente y los ministros, ejerce el poder ejecutivo y dirige la política interior y exterior, la administración civil y la militar. El presidente del gobierno es nombrado por el Congreso de los Diputados y para derribarlo es necesaria una moción de censura constructiva ( la oposición debe presentar un candidato que obtenga mayoría para sustituirlo).
  24. 24.  El poder judicial es ejercido, de forma independiente, por los jueces y magistrados cuya función es administrar la justicia - que emana del pueblo- en nombre del Rey. Los órganos rectores son el Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial.  El Tribunal Constitucional, decide sobre la constitucionalidad o no de la leyes, resuelve los posibles conflictos entre el Estado y las Comunidades autónomas y entiende sobre los “recursos de amparo” por supuesta violación de derechos constitucionales.  El Defensor del pueblo tiene como misión recoger las reclamaciones de los ciudadanos frente a los posibles abusos de poder de la Administración, especialmente en lo que se refiere a la vulneración de las libertades y derechos.
  25. 25. Desde el punto de vista de la organización territorial, la Constitución de 1978 organiza, en su artículo segundo como apreciamos en el texto, el llamado Estado de las autonomías. en el que el territorio se dividirá, finalmente, en 17 “autonomías” y dos ciudades autónomas que alcanzan diversos grados de competencias. El organigrama de administración territorial se completa con las provincias y los municipios
  26. 26. En Conclusión, la Constitución de 1978 tiene una gran relevancia como hecho político ya que culminó la transición española hacia la democracia y se convirtió en la primera Constitución en la Historia de España que puede considerarse verdaderamente pactada y no impuesta por un grupo social o político. Con su aprobación, puede darse por terminado el proceso de transición democrática, al que no faltaron obstáculos (crisis económica de 1973, hostilidad de la extrema derecha, terrorismo de ETA y otros grupos, etc), pero que finalmente dotó a España de un sistema político homologable con el resto de las democracias europeas.

×