Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Estudio Del Ayuno

Conocer como el ayuno sirve de bendición para los cristianos que desean agradar y conocer más a Dios.

  • Login to see the comments

Estudio Del Ayuno

  1. 1. Ayuno
  2. 2.  “Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.” (Joel 2:12-13)  Jesús dijo: “…y entonces ayunarán”. (Mateo 9:15)
  3. 3.  Vivir sin alimento  Acto de humildad, duelo, humillación, sumisión, obediencia, adoración, unción, sin probar algún o ningún alimento para sujetar o subyugar nuestra carne, debilitándola y tener un acto de dependencia hacia Dios para fortalecer nuestro espíritu.
  4. 4.  Antes de recibir un mensaje de Dios.  Antes de cumplir una misión especial de Dios.  Muerte de un ser querido.  Implorar ayuda, discernimiento o perdón de Dios
  5. 5.  Dios ordena la primera abstención de un alimento especifico.  “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (Génesis 2:16-17)
  6. 6.  Ayuno sobrenatural (Nada, nadita por 40 días).  Moisés, Jesús.  Ayuno Total (Nada, nadita por algunos días).  Pablo  Ayuno “normal” (sólo agua)  Ayuno de sólidos  Ayuno parcial  Ayuno a pan y agua
  7. 7.  Ayuno menor de 1 día o de horas.  Ayuno de 1 día.  Ayuno corrido o de varios días.  Individuales o personales  De pareja (amigo o cónyuge)  De grupo o congregacional
  8. 8.  Herramienta para debilitar la carne y fortalecer el espíritu.  Alimentar el espíritu con la Palabra de Dios, pidiendo madurez en oración.  No es una herramienta para forzar a Dios.  “¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.” (Santiago 4:1-3)

×