Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La poesia de la vida

500 views

Published on

Conferencia impartida por David Santamaria el 10/09/2016 en CEADS en la III Semana de Prevención del Suicidio.

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La poesia de la vida

  1. 1. LA POESIA de la VIDA 3ª semana para la prevención del suicidio “CONECTATE A LA VIDA” CEADS, 10 de septiembre de 2016
  2. 2. Amado Nervo -En Paz- 11/09/2016 www.cbce.info 2 Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos, ni pena inmerecida; porque veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino; que si extraje la miel o la hiel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: cuando planté rosales, coseché siempre rosas. ...Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno: ¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno! Hallé sin duda largas noches de mis penas; mas no me prometiste tú sólo noches buenas; y en cambio tuve algunas santamente serenas... Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. ¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!
  3. 3. Acerca de la bondad de la Providencia 11/09/2016 www.cbce.info 3 A mi me parece que nuestra certidumbre suprema de la bondad de la Providencia está en las flores. Todas las demás cosas: nuestras facultades, nuestras ansias, nuestro alimento, son, en realidad, necesarios para nuestra existencia en primera instancia. Pero esta rosa constituye un extra. Su aroma y su color son un embellecimiento de la vida, no condición indispensable de ella. Únicamente la bondad da más de lo obligado, y por eso digo que de las flores podemos derivar grandes esperanzas. Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes y “El tratado naval”
  4. 4. Amalia y El Espiritismo 11/09/2016 www.cbce.info 4 ¿Por qué unos gozan mil y mil placeres y otros sufren tormentos sin medida? ¿Por qué, Señor, distingues a los seres, para unos muerte, y para otros vida? ¿Por qué a los miserables los prefieres dándoles recompensa inmerecida? ¿Y en tanto un alma pura y delicada, no encuentra la felicidad soñada? Amalia Domingo Soler, “Ramos de violetas” (“El Espiritismo”, 1874)
  5. 5. Amalia y El Espiritismo 11/09/2016 www.cbce.info 5 Estas quejas al viento yo lanzaba, cuando escuché una voz, pura y suave, que estas sentidas frases murmuraba: «Dios ha querido que tu duda acabe; si ves la humanidad gimiendo, esclava, sufriendo una expiación penosa y grave, no creas que retrocede en su adelanto, la perfección se riega con el llanto». Amalia Domingo Soler, “Ramos de violetas” (“El Espiritismo”, 1874)
  6. 6. Amalia y El Espiritismo 11/09/2016 www.cbce.info 6 «A cada cual le da lo que ha ganado; al espíritu dio libre albedrío, y éste por sus antojos dominado vive según su loco desvarío: para el progreso eterno destinado, prefiera el lodazal, o el limpio río, que dure años o siglos su jornada, hacia el Todo camina, no a la Nada.» Amalia Domingo Soler, “Ramos de violetas” (“El Espiritismo”, 1874)
  7. 7. Amalia y El Espiritismo 11/09/2016 www.cbce.info 7 ¡Humanidad que vives sumergida en la más dolorosa indiferencia, y que por tu ignorancia eres deicida; reconoce y admira a la gran ciencia, que descifra el problema de la vida demostrando el Por qué de esta existencia, y el pasado, el presente y el mañana, las tres edades de la raza humana! Amalia Domingo Soler, “Ramos de violetas” (“El Espiritismo”, 1874)
  8. 8. ¿Qué es el ayer? el infinito. ¿Qué es el presente? la vida. ¿Qué es el mañana? no hay medida. No hay cálculo circunscrito Que haga lo eterno finito. Que le de forma y hechura A esa existencia futura. A esa inmensa irradiación. A esa luz de la creación Que eternamente fulgura. Amalia y el mañana 11/09/2016 www.cbce.info 8
  9. 9. León Felipe -El Salto- 11/09/2016 www.cbce.info 9 Somos como un caballo sin memoria, somos como un caballo que no se acuerda ya de la última valla que ha saltado. Venimos corriendo y corriendo por una larga pista de siglos y de obstáculos. De vez en vez, la muerte… ¡el salto! y nadie sabe cuántas veces hemos saltado para llegar aquí, ni cuántas saltaremos todavía para llegar a Dios que está sentado al final de la carrera… esperándonos. . Lloramos y corremos, caemos y giramos, vamos de tumba en tumba dando brincos y vueltas entre pañales y sudarios
  10. 10. Amalia -a los buenos Espíritus- 11/09/2016 www.cbce.info 10 Y lloro en mi amargo duelo con un dolor tan profundo, que no encuentro en este mundo para mis penas consuelo; y con afanoso anhelo, voy en pos de lo inmovible con una angustia indecible... con tan extraño delirio... que acreciento mi martirio... ¡oh! de un modo inconcebible.
  11. 11. Amalia -a los buenos Espíritus- 11/09/2016 www.cbce.info 11 Y cuando, ya fatigada mi pobre cabeza inclino, y contemplo mi camino y mis ojos no ven nada; cuando mi eterna jornada la miro y me causa espanto, cuando sufro tanto…tanto…, que ni tierra halla mi planta, murmura un eco “levanta que yo enjugaré tu llanto”.
  12. 12. Amalia -a los buenos Espíritus- 11/09/2016 www.cbce.info 12 Y entonces fieles amigos a quien oigo anhelante me dicen con voz amante “perdona a tus enemigos; de tus dolores testigos todos tus hermanos son, y con justa abnegación todos tienen para ti, amor del que no hay ahí ni la más leve noción”.
  13. 13. Amalia -a los buenos Espíritus- 11/09/2016 www.cbce.info 13 “Te quieren de una manera tan grande y apasionada, que en ti fijan su mirada; en la humanidad entera. Nunca el hombre en su carrera solo se encuentra, jamás; siempre adelante y atrás encontrará quien le guíe; alienta, vive y sonríe, ten valor, y llegarás”.
  14. 14. Amalia -a los buenos Espíritus- 11/09/2016 www.cbce.info 14 ¡Espíritus!...,¡consejeros de mi razón conturbada!. Cuando yo tenga saldada mi cuenta, y pueda ir a veros, cuando deje estos senderos que con mi llanto regué, entonces sí que os diré lo que al oíros sentí; hoy solo puedo. ¡ay de mí!..., pediros aliento y fe.
  15. 15. La luz del genio en su apacible cielo para él brilla con claror divino y, cual poeta, al fin de su camino debió la gloria coronar su anhelo. Pero fue desgraciado, y un consuelo demandó en vano al porvenir mezquino: cobarde ante el horror de su destino, rasgó de su existencia el frágil velo. Y cuando libre el alma del suicida, dejó a la tierra la materia inerte; en las eternas puertas esculpida leyó, temblando, su futura suerte: “A quien por no sufrir deja la vida vida para sufrir le da la muerte” http://www.latino-poemas.net/modules/publisher2/article.php?storyid=2106 E. León Gómez -EL SUICIDA (Soneto)- 11/09/2016 www.cbce.info 15
  16. 16. 11/09/2016 www.cbce.info 16 Robert Louis Stevenson “El club de los suicidas” (1878) Algunos tienen familias que quedarían dolorosamente sorprendidas y hasta serían objeto de acusaciones si el hecho se hiciera público; a otros les falta valor y vacilan ante las circunstancias de la muerte. Esta ha sido, hasta cierto punto, mi propia historia. No soy capaz de llevarme una pistola a la cabeza y apretar el gatillo. Algo más fuerte que yo me lo impide; detesto la vida, pero me falta la fuerza necesaria para abrazar la muerte y terminar de una vez.
  17. 17. Gracias a la vida que me ha dado tanto. Me dio dos luceros que, cuando los abro, perfecto distingo lo negro del blanco, y en el alto cielo su fondo estrellado, y en las multitudes el hombre que yo amo. Gracias a la vida que me ha dado tanto. Me ha dado el oído que, en todo su ancho, graba noche y día grillos y canarios, martillos, turbinas, ladridos, chubascos, y la voz tan tierna de mi bien amado. Gracias a la vida que me ha dado tanto. Me ha dado el sonido y el abecedario, con él las palabras que pienso y declaro: madre, amigo, hermano, y luz alumbrando la ruta del alma del que estoy amando. Gracias a la vida que me ha dado tanto. Me ha dado la marcha de mis pies cansados; con ellos anduve ciudades y charcos, playas y desiertos, montañas y llanos, y la casa tuya, tu calle y tu patio. Violeta Parra (1917-1967) Gracias a la vida que me ha dado tanto. Me dio el corazón que agita su marco cuando miro el fruto del cerebro humano, cuando miro el bueno tan lejos del malo, cuando miro el fondo de tus ojos claros. Gracias a la vida que me ha dado tanto. Me ha dado la risa y me ha dado el llanto. Así yo distingo dicha de quebranto, los dos materiales que forman mi canto y el canto de ustedes que es el mismo canto, y el canto de todos, que es mi propio canto. Gracias a la vida que me ha dado tanto.
  18. 18. Por encima de estanques y sobre las praderas Sobre montes y bosques, las nubes y los mares, Y más allá del sol y éteres estelares, Más allá del confín de estrelladas esferas, mi espíritu se mueve con su elasticidad, y, como el nadador que la onda atraviesa, él sabe traspasar la inmensidad aviesa con una inenarrable voluptuosidad. Vuela lejos de todos estos miasmas reacios y va a purificarse al aire superior, y bebe, como un puro y divino licor, el fuego transparente de los limpios espacios. Después de los hastíos, dolores y venenos que agobian con su peso la existencia brumosa, ¡dichoso aquél que puede con ala vigorosa llegar hasta los campos radiantes y serenos! Charles Baudelaire -Elevación- 11/09/2016 www.cbce.info 18
  19. 19. MUCHAS GRACIAS POR SU ATENCIÓN 11/09/2016 www.cbce.info 19

×