Aromaterapia

15,783 views

Published on

Un poco sobre Aromaterapia

Aromaterapia

  1. 1. AROMATERAPIA
  2. 2. ¿Qué es?
  3. 3. <ul><li>La palabra AROMATERAPIA significa &quot;terapia </li></ul><ul><li>que usa aromas&quot;. Estos aromas provienen </li></ul><ul><li>del reino vegetal (flores, árboles, hierbas y </li></ul><ul><li>arbustos). Se procesa la parte pertinente del </li></ul><ul><li>ser vegetal mediante la destilación, en la </li></ul><ul><li>cual se capta la sustancia odorífera volátil: </li></ul><ul><li>esto es lo que se llama ACEITE ESENCIAL. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>La AROMATERAPIA constituye una disciplina </li></ul><ul><li>terapéutica verdaderamente holística que ha </li></ul><ul><li>dado muchos frutos a través de su desarrollo. </li></ul><ul><li>Si bien milenaria fue redescubierta en este siglo, y </li></ul><ul><li>es en la actualidad uno de los pilares de </li></ul><ul><li>la  medicina y la cosmética no convencional. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>  Los ACEITES ESENCIALES son &quot;el alma de la planta&quot;, y constituyen el medio por el cual se transmiten sus propiedades naturales; ellas tienen un alcance fundamental para el tratamiento de las distonías neuro vegetativas y los desequilibrios psicofísicos, pues actúan directamente en el plano emocional y fisiológico del ser humano. </li></ul><ul><li>Su facilidad de absorción en la piel permite que los componentes activos penetren directamente en el organismo, equilibrando y armonizando todo el sistema, a través de los meridianos energéticos, la circulación sanguínea y linfática, las células, los tejidos, los órganos, los aparatos y los sistemas. </li></ul>
  6. 6. <ul><li>Cuando la gente oye hablar por primera vez sobre la AROMATERAPIA, piensa en fragancias, perfumes, y un mundo seductor de imaginación, magia, fantasía...; pero sencillamente la AROMATERAPIA consiste en el empleo de los ACEITES ESENCIALES para curar y preservar. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>Los ACEITES ESENCIALES son sustancias aceitosas volátiles; son extractos vegetales altamente concentrados, que contienen hormonas, vitaminas, antibióticos y antisépticos. Constituyen la forma más concentrada de energía herbaria. Muchas plantas producen ACEITES ESENCIALES, los que también son responsables de las fragancias de las mismas. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>Poseen cientos de componentes químicos orgánicos, la mayor parte de ellos en cantidades muy pequeñas, y sabemos que cientos de sus elementos mínimos son fundamentales para la vida. De igual manera, el poder de los productos vivos radica en la combinación de sus elementos, y sus componentes mínimos son, por lo menos, tan importantes como sus componentes principales. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>Ninguna reconstrucción sintética es capaz de constituir una réplica total de un producto natural, debido a ello es importantísimo emplear ACEITES ESENCIALES genuinos, y naturales; sólo ellos desempeñan un papel clave en la bioquímica de las plantas, llevan información entre las células y se relacionan con la respuesta hormonal de las plantas en situaciones de agresión. Son los agentes de la adaptación de las plantas a su entorno y no es sorprendente, por lo tanto, que contengan hormonas (la Salvia, planta que regula y promueve la menstruación, contiene estrógenos, al igual que la Melisa, el Lúpulo y el Orozuz; el Ginseng contiene sustancias similares a la estrona; el Romero incrementa la secreción de la bilis y facilita su excreción, etc.). Por esta razón, controlan la multiplicación y renovación de las células, teniendo efectos citofilácticos y curativos en todo el cuerpo humano </li></ul>
  10. 10. Historia
  11. 11. <ul><li>Aunque la palabra aromaterapia se utilizó por vez primera en el presente siglo para describir el uso de los aceites esenciales de las plantas como una forma de tratamiento, los principios en que se basa son muy, muy antiguos. La aromaterapia tiene sus raíces en las más antiguas prácticas curativas de la humanidad, pues las plantas de las que ahora derivamos los aceites esenciales fueron utilizadas durante miles de años antes de que se descubriera la técnica de destilar los aceites. Los arqueólogos han hallado trazas de numerosas plantas de reconocido valor medicinal en los centros funerarios y habitáculos del hombre primitivo y es muy improbable que sus usuarios no conocieran nada de sus propiedades curativas, incluso si las descubrieron tropezando con ellas por accidente. Los primeros hombres probablemente descubrieron por azar que algunas hojas, bayas y raíces que habían recogido como alimento hacían que los enfermos se sintieran mejor, o que sus jugos ayudaban a curar las heridas. Probablemente observó asimismo las plantas qué los animales enfermos preferían comer. </li></ul><ul><li>Cuando los brotes de algunos arbustos o árboles eran arrojados al fuego, inicialmente sólo con la intención de proveer combustible, el humo y los aromas desprendidos debieron hacer que la gente se aturdiese, o se sintiese feliz, o excitada, o incluso debieron dar a lugar a experiencias “místicas”. </li></ul><ul><li>Si la misma sensación era sentida por todos los que rodeaban el fuego, y si sucedía lo mismo la siguiente vez que se quemaban algunos brotes del mismo arbusto, se reconocería que ese arbusto producía dicho efecto, y posiblemente se le consideraría «mágico». El «ahumado» de los pacientes fue una de las primeras formas de medicina, y puesto que la religión y la medicina iban estrechamente asociadas, el uso de humos especiales formó también parte de todas las religiones primitivas. </li></ul><ul><li>Cuando los pueblos primitivos hacían a sus dioses ofrendas de plantas aromáticas, quemadas u ofrecidas enteras sobre un altar, realizaban un sacrificio muy real, pues estaban dando a los dioses algo que era muy valioso para ellos. El uso del humo sagrado o mágico, bajo la forma de incienso, ha sobrevivido como parte de casi todas las religiones más importantes, tanto de Oriente como de Occidente, y el uso de la fumigación con plantas aromáticas siguió siendo una práctica médica normal hasta el presente siglo. Los hospitales franceses quemaban tomillo y romero en sus salas como desinfectantes. ¡Irónicamente, ahora que esta práctica se ha interrumpido, la investigación de laboratorio ha demostrado lo efectivas que son ambas plantas como bactericidas! En algunas partes del mundo menos avanzadas, el ahumado es todavía una práctica habitual. </li></ul>
  12. 12. <ul><li>  Los egipcios utilizaban las plantas aromáticas casi 3.000 años antes de Cristo con fines médicos y cosméticos, así como para embalsamar los cuerpos de sus difuntos. Establecieron grandes almacenes para sus perfumes, tanto para uso público como privado. En las ocasiones estatales importantes se quemaba incienso, y las muchachas esclavas danzaban con conos de perfume sobre sus cabezas, que se fundían y dispersaban gradualmente en el aire mientras bailaban. Sabemos por diversos documentos conservados en papiros cuáles eran las plantas que utilizaban con fines medicinales, y el método de uso de éstas. Hicieron píldoras, polvos, supositorios, pasteles y purés medicinales, ungüentos y pastas para uso externo, etc., de una amplia variedad de árboles y plantas, así como de sustancias animales y minerales. Utilizaron asimismo las cenizas y el humo de las plantas. Las plantas utilizadas incluían el anís, el cedro, la cebolla, el ajo, el comino, el coriandro, el castoreo, las uvas y las sandías, entre muchas otras. Extrañamente, para ser una civilización tecnológicamente tan avanzada, los egipcios parecen haber ignorado el modo de destilar los aceites esenciales. En las tablillas de aquellos días se cuenta que los aceites del cedro y del ciprés eran importados (lo que quiere decir que ya existía un comercio internacional de los aceites), pero parece tratarse de aceites por infusión. No se encuentra en los documentos referencia alguna al hecho de que los aceites fueran destilados, y ninguno de los contenedores descubiertos en las tumbas habría sido adecuado para conservar aceites esenciales. Se han hallado grandes números de jarras de cosméticos y ungüentos, así como de botellas de aceites, en las pirámides, con huellas todavía intactas de su contenido original. Se trataba sobre todo de ungüentos grasos o pastas gomosas, y los aromas del incienso, el estoraque, etc., eran todavía perceptibles. </li></ul><ul><li>  Un poco más hacia el este, en la cuenca mesopotámica, los doctores babilónicos registraron sus fórmulas y prescripciones sobre tablillas de arcilla, las más primitivas de las cuales se encuentran en la escritura cuneiforme de los sumerios. A diferencia de los egipcios, no registraron las cantidades a utilizar (que presumiblemente eran de conocimiento general), pero dieron cuidadosos detalles sobre el momento en que debía prepararse y tomarse el remedio (generalmente al amanecer, antes del almuerzo). Un rey de Babilonia ordenó crear un jardín de plantas medicinales, y sabemos que contenía manzanos y membrillos, pepinos, calabazas, ajos, cebollas, hinojo, azafrán, tomillo, mostaza, alcaravea, coriandro, rosas, enebro y mirra -en otras palabras, muchas de las plantas que hoy en día utilizamos en la medicina herbal y en la aromaterapia. </li></ul>
  13. 13. <ul><li>  Los antiguos griegos adquirieron mucho de su conocimiento médico de parte de los egipcios, al tiempo que hicieron descubrimientos adicionales por su cuenta, como el de que el olor de ciertas flores era estimulante y renovador, mientras que el de otras era relajarte y soporífero. Utilizaron el aceite de oliva para absorber el olor de los pétalos florales, o de las plantas, y utilizaron el aceite perfumado con fines tanto medicinales como cosméticos. Los soldados griegos llevaban consigo a la batalla un ungüento hecho de mirra para el tratamiento de las heridas. </li></ul><ul><li>  El «Juramento hipocrático» se enseña a los alumnos de las escuelas de medicina. ¡Quizá si se les enseñara también algunos de los métodos de Hipócrates, el mundo de la medicina estaría menos embrollado! </li></ul><ul><li>Muchos doctores griegos fueron empleados por Roma como cirujanos militares, médicos personales de los emperadores romanos, etc. ¡Galeno, que fue médico de Marco Aurelio, se inició como cirujano de una escuela de gladiadores! Y está escrito que ningún gladiador murió por sus heridas durante el tiempo en que ofició Galeno. Quizá esto no sea tan sorprendente, pues conocía un número fantástico de «simples», a partir de los cuales preparaba sus remedios. Escribió mucho sobre la teoría de las plantas medicinales, y dividió las plantas en diversas categorías médicas, conocidas todavía como < Galénicas». Asimismo, inventó la «cold cream» original, que fue el prototipo de casi todos los ungüentos actualmente en uso. Otro griego que ejerció como doctor en el ejército romano fue Dioscórides -en esta caso bajo Nerón-, el cual recogió las plantas medicinales de numerosos países alrededor del Mediterráneo. Hacia el año 78 d. de C. había recogido toda la información sobre estas plantas y sus usos en los cinco inmensos volúmenes de su Materia médica. as obras de Galeno, Hipócrates, Dioscórides y otros fueron traducidas al persa y otras lenguas árabes, y tras la caída de Roma, los médicos romanos supervivientes que huyeron a Constantinopla se llevaron consigo sus libros y conocimientos. El Imperio Bizantino, al tiempo que utilizó medicinalmente las plantas, hizo un generoso uso de los perfumes. A través de Constantinopla, por la traducción de las obras médicas grecorromanas, y gracias a la famosa biblioteca médica de Alejandría, el conocimiento acumulado en la Antigüedad pasó al mundo árabe. El primero de los grandes médicos árabes del que tenemos un conocimiento detallado fue Abu Bahr Muhammad ibn Zakaria al-Razi (865-925 d. de C.), que escribió más de dos docenas de libros sobre medicina, muchos de los cuales consistían en colecciones de fórmulas herbales. </li></ul>
  14. 14. <ul><li>Tanto si Avicena mismo descubrió o inventó el proceso de la destilación como si no, lo cierto es que los manuscritos árabes de su tiempo contienen dibujos de aparatos destiladores, cuyos principios básicos no han cambiado hasta el día presente, incluso si el método de construcción es ahora más sofisticado. </li></ul><ul><li>  Qué sucedió en Europa entre la caída del Imperio Romano y el siglo x aproximadamente.(la época conocida como las Edades Oscuras, debido a la falta de documentos coherentes), no lo sabemos realmente, pero es probable -y, a decir verdad, casi seguro- que hubiera una tradición establecida sobre el uso de las hierbas medicinales, gran parte de la cual sobrevive en la medicina popular de hoy en día. Sabemos que hacia el siglo xn los «perfumes de Arabia» (es decir, los aceites esenciales) eran famosos a todo lo largo de Europa. Los caballeros cruzados trajeron de vuelta consigo no sólo los perfumes, sino el conocimiento de cómo destilarlos. A falta de los árboles aromáticos y resinosos del Oriente, los europeos utilizaron el espliego, el romero, el tomillo y todos los arbustos aromáticos nativos del Mediterráneo, que pronto fueron cultivados mucho más al norte. Los manuscritos medievales contienen referencias al agua de lavanda y a numerosos métodos para hacer aceites perfumados (aceites por infusión). La invención de la imprenta pronto condujo a que estas recetas y métodos se publicasen en libros conocidos como < Herbarios», y hacia el siglo XM cualquiera que supiera leer podía tener acceso a recetas para aceites por infusión, aguas aromáticas, decocciones, infusiones y otros métodos de tratamiento con las plantas. </li></ul>
  15. 15. <ul><li>Algunos de los herbarios más famosos fueron los compilados por Gerard, Banckes y Culpeper en Inglaterra, Otto Brunfels, Leonard Fuchs y Jerónimo Bock (¡no Bosch!) en Alemania, Nicolás Monardes en España -quien incluyó plantas de las recién descubiertas Américas-, Charles de 1'Ecluse en Francia, y Pietro Mattioli en Italia. ¡El herbario de Mattioli, basado muy de cerca en la obra de Dioscórides, fue traducido en numerosas lenguas europeas, y vendió 32.000 copias, convirtiéndose en uno de los < best-sellers» del siglo XVI!. </li></ul><ul><li>Por supuesto, no toda la nueva experimentación era dañina, y como resultado de ella se descubrieron muchas importantes sustancias minerales naturales, algunas de las cuales -por ejemplo, el seleniosólo ahora están empezando a comprenderse plenamente en su relación con la salud y el bienestar. El químico Friedrich Hoffman (16601742) investigó mucho en la naturaleza de los aceites esenciales, igual que investigó las aguas minerales naturales de diversos balnearios. Pero un aspecto dañino de la especialización creciente fue el modo en que arrebató la medicina de las manos de la gente ordinaria. </li></ul><ul><li>  Los químicos continuaron investigando los ingredientes activos de las plantas medicinales, e identificaron numerosas sustancias como la cafeína, la quinina, la morfina, la atropina, etc., todas las cuales tienen papeles válidos e importantes que jugar, aunque esta búsqueda de los principios activos aislados de las plantas estaba ya alejándonos del uso de las substancias íntegras naturales. Esto no significó, por supuesto, que los aceites esenciales dejaran de utilizarse, pues muchos permanecieron en las farmacopeas hasta bien entrados en el siglo presente, y un número más pequeño puede aún encontrarse en el uso farmacéutico general de nuestros días (lavanda, menta y mirra, por ejemplo). </li></ul>
  16. 16. <ul><li>  Gradualmente, sin embargo, comenzaron a ser suplantadas por drogas sintéticas, derivadas en su mayor parte del alquitrán, especialmente en la segunda mitad del presente siglo, con los desastrosos resultados que todos conocemos. </li></ul><ul><li>Desearía detenerme en este punto para considerar el uso de las plantas para la curación en el Lejano Oriente, especialmente en India y China, donde son parte de una tradición ininterrumpida, de miles de años de antigüedad --en contraste con la situación en Europa, donde sólo ahora estamos redescubriendo nuestra herencia perdida de conocimiento. </li></ul><ul><li>En la India, el uso de las plantas refleja la visión religiosa y filosófica del hombre como parte del proceso, continuamente cambiante, de la naturaleza. Los más antiguos textos religiosos (tales como el Rigveda, de 2.000 años antes de Cristo) contienen fórmulas, así como invocaciones a las plantas mismas. La medicina india estaba basada exclusivamente en las plantas, reflejando los principios vegetarianos de las principales religiones y la India es en verdad rica en plantas medicinales. El rey budista Ashoka (siglo in a. de C.) organizó y reguló el cultivo de plantas medicinales. Se prestaba gran atención a las condiciones en que crecían las plantas y a las personas ocupadas de su manejo. Las plantas medicinales de la India se hicieron famosas a todo lo largo de Asia, y finalmente llegaron hasta las fórmulas médicas occidentales, al tiempo que forman la base de la medicina india tradicional del presente (medicina ayurvédica). Incluían la alcaravea, la pimienta, el cardamomo, el jengibre, el clavo, el sándalo, el benjuí, el cannabis, el castoreo, el aceite de sésamo, el áloe y la caña de azúcar. Las siete primeras plantas de esta lista se utilizan actualmente en aromaterapia, en forma de aceites esenciales, y el aceite de sésamo es a veces utilizado como portador de aceites. </li></ul><ul><li>También China tiene una tradición extremadamente antigua e ininterrumpida de medicina herbal, que se utiliza al lado de la acupuntura, y complementando a ésta. Una vez más, muchas de las plantas han sido conocidas y utilizadas durante miles de años -los documentos más antiguos están en el Libro de Medicina Interna del Emperador Amarillo, que data de más de 2.000 años a. de C. El gran clásico de la medicina herbal china, conocido como Pen ts'ao kangmou, da una lista de no menos de 8.160 fórmulas diferentes, compuestas por casi dos mil sustancias diferentes, la mayoría de ellas plantas, aunque incluye minerales como el azufre, el hierro y el mercurio. Esto representa una gama de plantas mayor que la conocida en cualquier otra tradición de medicina. Muchas de las plantas utilizadas comúnmente en China son también conocidas en la medicina occidental de las plantas: margarita, genciana, regaliz, nogal, melocotón, llantén, ruibarbo, etc. El té chino es utilizado como remedio para los enfriamientos, los dolores de cabeza y la diarrea. El opio era conocido y utilizado como tratamiento para la disentería ya en el año 1000 a. de C., pero no se lo fumó hasta el siglo xvi d. de C., cuando se prohibió el alcohol bajo la dinastía Ming. </li></ul>
  17. 17. <ul><li>  Volviendo a Europa y al día presente, encontramos no sólo una intensificación de la investigación en las drogas sintéticas, apoyada por las grandes industrias (es Bárbara Griggs, una vez más, la que ha señalado que no podemos patentar una planta, de modo que la medicina de las plantas no rinde grandes beneficios), sino también un renovado interés en el uso de las plantas y sus productos de una forma más completa y natural. </li></ul><ul><li>El interés en los aceites esenciales de las plantas se inicia en 1920, cuando René Maurice Gattefossé, químico en la compañía de perfumes de su familia, se interesó por los aspectos medicinales de los aceites. Descubrió que muchos de los aceites esenciales utilizados en los productos de la empresa eran mejores antisépticos que los antisépticos químicos añadidos a los mismos productos. Entonces, un día, se quemó gravemente la mano en una explosión del laboratorio, y sumergió la mano quemada en aceite puro de lavanda. Se curó excepcionalmente rápido ---en sólo unas pocas horas-, no se infectó y no le quedó cicatriz. Esto le condujo a desarrollar el uso de los aceites esenciales en dermatología, y emprendió una enorme investigación sobre sus usos medicinales. Primero acuñó el término &quot;aromaterapia&quot; en una revista científica, y publicó un libro con el mismo nombre en 1928. </li></ul><ul><li>Otros doctores, científicos y escritores franceses han continuado este trabajo, muy principalmente el doctor Jean Valnet, antiguo cirujano del ejército que utilizó los aceites esenciales para tratar quemaduras graves y heridas de guerra. Más tarde trató a pacientes de un hospital psiquiátrico con los aceites y otros productos de las plantas, con gran éxito a pesar del escepticismo del personal del hospital. Su libro Aromaterapia se ha convertido en el libro de texto clásico de la práctica aromaterápica seria, y es el presidente de la Sociedad Francesa de Fitoterapia y Aromaterapia. Marguerite Maury, André Passebecq y Marcel Bernadet han aumentado todo nuestro conocimiento, tanto a través de su práctica como de sus libros. </li></ul>
  18. 18. Beneficios <ul><li>Las esencias pueden usarse para relajarse y distenderse luego de un día de tensión en el trabajo o en la casa, también pueden utilizarse para recuperar energías, levantar el estado de ánimo o restablecer el equilibrio interno ya que estas terapias tienen un efecto positivo casi inmediato sobre las emociones. Los aceites esenciales aromáticos también apoyan tratamientos de estética corporal, facial y capilar. </li></ul><ul><li>Cada aceite esencial tiene su propio aroma característico y un perfil terapéutico propio. Algunos aceites son calmantes y relajantes, mientras que otros son estimulantes y vigorizantes. Determinadas fragancias tienen efecto sobre el estado de mental de quien las utiliza: el jazmín y el neroli pueden mejorar la depresión, la mejorana calma la ansiedad y la menta puede aumentar la capacidad de concentración mental. Un gran número de aceites esenciales poseen propiedades terapéuticas y antibacterianas, antisépticas o antiinflamatorias. Pueden ser muy eficaces para aliviar síntomas de infecciones comunes como resfriados y gripes. </li></ul>
  19. 20. Precauciones <ul><li>Los aceites esenciales son sustancias muy concentradas, por lo que si se aplican directamente sobre la piel, pueden causar irritación. Antes de usar un aceite esencial por primera vez, se debe realizar una prueba cutánea controlada por un terapeuta calificado.  </li></ul><ul><li>  </li></ul><ul><li>Algunos aceites esenciales son &quot;fototóxicos&quot;, esto quiere decir que pueden causar manchas y/o irritaciones de la piel si se utilizan en zonas del cuerpo que queden expuestas a la luz del sol. Dentro de estos se encuentran los de limón, lima, bergamota, naranja y mandarina. </li></ul><ul><li>  </li></ul><ul><li>En ningún caso deben ingerirse los aceites esenciales, excepto cuando lo indique un terapeuta experto en su uso médico.  </li></ul><ul><li>  </li></ul><ul><li>El aceite esencial de salvia ( Salvia officinalis ) es una &quot;toxina oral&quot;, no se debe utilizar durante el embarazo, ni en casos de epilepsia o tensión arterial alta. </li></ul><ul><li>  </li></ul><ul><li>La aromaterapia debe evitarse en los embarazos que presenten complicaciones. Tampoco debe utilizarse durante el primer trimestre de un embarazo normal, y a partir de entonces sólo bajo la dirección de un experto en aromaterapia. </li></ul>
  20. 21. Propiedades de Aceites Esenciales
  21. 22. Arbol de Té <ul><li>Antioxidante </li></ul><ul><li>Tónico </li></ul><ul><li>Bálsamo para la piel </li></ul><ul><li>Cicatrizante </li></ul><ul><li>Calmante </li></ul><ul><li>Repelente de insectos </li></ul><ul><li>Suavizante </li></ul><ul><li>Antibacterial </li></ul><ul><li>Fungicida </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Desodorante </li></ul><ul><li>Estimulante del flujo sanguíneo. </li></ul>
  22. 23. Azahar, Neroli <ul><li>Sedante predispone al sueño </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Fungicida </li></ul><ul><li>Hipnótico (suave) </li></ul><ul><li>Estimulante nervioso. </li></ul>
  23. 24. Benjuí <ul><li>Expectorante </li></ul><ul><li>Cicatrizante </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Alivia las dermatitis. </li></ul>
  24. 25. Bergamota <ul><li>Antidepresivo </li></ul><ul><li>Ansiolítica </li></ul><ul><li>Elevador del estado de ánimo </li></ul><ul><li>Regulador del apetito </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Acné. </li></ul>
  25. 26. Canela <ul><li>Estimulante </li></ul><ul><li>Afrodisíaca </li></ul><ul><li>Impotencia </li></ul><ul><li>Celulitis </li></ul><ul><li>Inhibidor de olores fuertes </li></ul><ul><li>Estimulante </li></ul><ul><li>Levanta el ánimo </li></ul><ul><li>Para mantenerse despierto </li></ul>
  26. 27. Eucaliptus <ul><li>Tos </li></ul><ul><li>Catarros </li></ul><ul><li>Antivírico </li></ul><ul><li>Descongestionante </li></ul><ul><li>Alergias </li></ul><ul><li>Diabetes </li></ul><ul><li>Antiviral </li></ul><ul><li>limpia el ambiente </li></ul><ul><li>congestión nasal </li></ul><ul><li>expectorante muy indicado para fumadores. </li></ul>
  27. 28. Hierbabuena <ul><li>Tónica y estimulante </li></ul><ul><li>Nauseas </li></ul><ul><li>dolor de muelas </li></ul><ul><li>facilita la digestión </li></ul><ul><li>potente inhibidor del olor a tabaco. </li></ul>
  28. 29. Incienso <ul><li>Antidepresivo </li></ul><ul><li>sedante nervioso </li></ul><ul><li>Análgesico </li></ul><ul><li>Antiinflamatorio </li></ul><ul><li>Cicatrizante </li></ul><ul><li>Antirreumático </li></ul><ul><li>expectorante. </li></ul>
  29. 30. Jazmín <ul><li>Analgésico suave </li></ul><ul><li>Antidepresivo </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Antiinflamatorio </li></ul><ul><li>Carminativo </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Afrodisíaco </li></ul><ul><li>cicatrizante </li></ul><ul><li>Expectorante </li></ul><ul><li>Galactogogo </li></ul><ul><li>ayuda al parto </li></ul><ul><li>Sedante </li></ul><ul><li>tónico uterino. </li></ul>
  30. 31. Lavanda <ul><li>Analgésico </li></ul><ul><li>Anticonvulsivo </li></ul><ul><li>Antidepresivo </li></ul><ul><li>Antimicrobiano </li></ul><ul><li>Antirreumático </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Antitóxico </li></ul><ul><li>Cicatrizante </li></ul><ul><li>desodorante </li></ul><ul><li>Hipotensor </li></ul><ul><li>Diurético </li></ul><ul><li>Insecticida </li></ul><ul><li>tónico nervioso </li></ul><ul><li>Sudorífico </li></ul><ul><li>Estimulante </li></ul><ul><li>Vermífugo </li></ul><ul><li>parasiticida. </li></ul>
  31. 32. Limón <ul><li>Antianémico </li></ul><ul><li>Antimicrobiano </li></ul><ul><li>Antirreumático </li></ul><ul><li>Antiesclerótico </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Antitóxico </li></ul><ul><li>Astringente </li></ul><ul><li>Bactericida </li></ul><ul><li>Cicatrizante </li></ul><ul><li>Depurativo </li></ul><ul><li>Diurético </li></ul><ul><li>Hipotensor </li></ul><ul><li>Insecticida </li></ul><ul><li>estimula la formación de los glóbulos blancos. </li></ul>
  32. 33. Mandarina <ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Carminativo </li></ul><ul><li>Digestivo </li></ul><ul><li>Diurético suave </li></ul><ul><li>laxante suave </li></ul><ul><li>Sedante </li></ul><ul><li>estimulante (digestivo y linfático) </li></ul><ul><li>tónico. </li></ul>
  33. 34. Manzanilla <ul><li>Analgésico </li></ul><ul><li>Antialérgico </li></ul><ul><li>Antiinflamatorio </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Bactericida </li></ul><ul><li>cicatrizante </li></ul><ul><li>Carminativo </li></ul><ul><li>digestivo </li></ul><ul><li>Emenagogo </li></ul><ul><li>Febrífugo </li></ul><ul><li>fungicida </li></ul><ul><li>sedante nervioso </li></ul><ul><li>Sudorífico </li></ul><ul><li>vermífugo. </li></ul>
  34. 35. Mejorana <ul><li>Analgésico </li></ul><ul><li>Afrodisíaco </li></ul><ul><li>Antioxidante </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Antivírico </li></ul><ul><li>Bactericida </li></ul><ul><li>Carminativo </li></ul><ul><li>Sedante </li></ul><ul><li>Diurético </li></ul><ul><li>Diaforético </li></ul><ul><li>Digestivo </li></ul><ul><li>Expectorante </li></ul><ul><li>Fungicida </li></ul><ul><li>Hipotensor </li></ul><ul><li>Laxante </li></ul><ul><li>tónico nervioso </li></ul><ul><li>Estomacal </li></ul><ul><li>vasodilatador. </li></ul>
  35. 36. Melisa <ul><li>Antidepresivo </li></ul><ul><li>sedante nervioso </li></ul><ul><li>Digestivo </li></ul><ul><li>repelente </li></ul><ul><li>Cicatrizante </li></ul><ul><li>Sudorífico </li></ul><ul><li>Carminativo </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Reconstituyente </li></ul><ul><li>Antiviral </li></ul><ul><li>Antibacterial </li></ul><ul><li>Febrífugo </li></ul><ul><li>colerético. </li></ul>
  36. 37. Menta <ul><li>Estimulante del sistema nervioso </li></ul><ul><li>tónico general </li></ul><ul><li>Estomáquico </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Carminativo </li></ul><ul><li>antiséptico general </li></ul><ul><li>Emenagogo </li></ul><ul><li>expectorante </li></ul>
  37. 38. Naranja Dulce <ul><li>Antidepresivo </li></ul><ul><li>Antiinflamatorio </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Bactericida </li></ul><ul><li>Carminativo </li></ul><ul><li>colerético </li></ul><ul><li>sedante nervioso </li></ul><ul><li>Digestivo </li></ul><ul><li>fungicida </li></ul><ul><li>Hipotensor </li></ul><ul><li>estimulante digestivo y linfático </li></ul><ul><li>Estomacal </li></ul><ul><li>tónico. </li></ul>
  38. 39. Pino <ul><li>Antirreumático </li></ul><ul><li>Antiescorbútico </li></ul><ul><li>Antimicrobiano </li></ul><ul><li>Antineurálgico </li></ul><ul><li>antiséptico (pulmonar, urinario y hepático) </li></ul><ul><li>Antivírico </li></ul><ul><li>bactericida </li></ul><ul><li>Balsámico </li></ul><ul><li>desodorante </li></ul><ul><li>Diurético </li></ul><ul><li>expectorante </li></ul><ul><li>Hipertensor </li></ul><ul><li>insecticida </li></ul><ul><li>Recontituyente </li></ul><ul><li>Rubefaciente </li></ul><ul><li>vermífugo. </li></ul>
  39. 40. Romero <ul><li>Analgésico </li></ul><ul><li>Antimicrobiano </li></ul><ul><li>antioxidante </li></ul><ul><li>Antirreumático </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>antiséptico </li></ul><ul><li>Afrodisíaco </li></ul><ul><li>astringente </li></ul><ul><li>Carminativo </li></ul><ul><li>cefálico </li></ul><ul><li>Colagogo </li></ul><ul><li>colerético </li></ul><ul><li>Cicatrizante </li></ul><ul><li>diaforético </li></ul><ul><li>Digestivo </li></ul><ul><li>Diurético </li></ul><ul><li>fungicida </li></ul><ul><li>Hepático </li></ul><ul><li>hipertensor </li></ul><ul><li>Parasiticida </li></ul><ul><li>reconstituyente </li></ul><ul><li>sudorífico. </li></ul>
  40. 41. Rosa <ul><li>Previene las arrugas </li></ul><ul><li>tónico del sistema circulatorio </li></ul><ul><li>Digestivo </li></ul><ul><li>estimula la formación de bilis </li></ul><ul><li>Desinfectante </li></ul><ul><li>Antiinflamatorio </li></ul><ul><li>Antidepresivo </li></ul><ul><li>Afrodisíaco </li></ul><ul><li>Sedante </li></ul><ul><li>astringente </li></ul><ul><li>Suavizante </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Bactericida </li></ul><ul><li>Laxante </li></ul><ul><li>cicatrizante. </li></ul>
  41. 42. Salvia <ul><li>Antiinflamatorio </li></ul><ul><li>Digestivo </li></ul><ul><li>Antimicrobiano </li></ul><ul><li>Antioxidante </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Astringente </li></ul><ul><li>diurético </li></ul><ul><li>Febrífugo </li></ul><ul><li>emenagogo </li></ul><ul><li>Hipertensor </li></ul><ul><li>tónico </li></ul><ul><li>Insecticida </li></ul><ul><li>laxante </li></ul><ul><li>estomacal. </li></ul>
  42. 43. Sándalo <ul><li>Antidepresivo </li></ul><ul><li>Antiséptico </li></ul><ul><li>Antiespasmódico </li></ul><ul><li>Afrodisíaco </li></ul><ul><li>Astringente </li></ul><ul><li>Bactericida </li></ul><ul><li>Cicatrizante </li></ul><ul><li>Diurético </li></ul><ul><li>Expectorante </li></ul><ul><li>Insecticida </li></ul><ul><li>Sedante </li></ul><ul><li>tónico. </li></ul>
  43. 44. Recetas A continuación presentamos algunas mezclas y preparaciones que pueden hacerse empleando los aceites esenciales más comunes y otros elementos como arcilla, aceites base, vinagre de sidra, agua de flores, cremas, champú, etc.
  44. 45. Abscesos/Furúnculos <ul><li>Aceite puro de árbol de té 2-3 veces al día. Emplastos de arcilla con 3-4 gotas de aceite de árbol de té. </li></ul>
  45. 46. Acné <ul><li>Masajes 1 vez por semana con 7 u 8 gotas de aceite de romero, geranio o hinojo en 50 ml de aceite base ligero. </li></ul><ul><li>Aplicar arcilla con 2 o 3 gotas de aceites de: árbol de té, bergamota y lavanda. </li></ul><ul><li>Añadir 8 a 10 gotas de una mezcla de aceites (lavanda, romero, sándalo, manzanilla, limón, eucalipto) al agua del baño. </li></ul>
  46. 47. Agua de Colonia <ul><li>Disolver los siguientes aceites esenciales en 15 ml de vodka: 20 gotas de naranja dulce, 5 de bergamota, 2 de limón, 2 de benjuí y 1 de geranio. Añadir 100 ml de agua mineral, agitar, dejar reposar 1 mes, filtrar y embotellar. </li></ul>
  47. 48. Alopecia (pérdida del cabello) <ul><li>Añada algunas gotas de aceite esencial (lavanda, romero o manzanilla) al champú o al agua de enjuague final. </li></ul><ul><li>Mezcle 15 ml de vinagre de sidra con 3 gotas de aceite de romero, lavanda y Pimienta acre, añada 100 ml de agua de lavanda o de rosas. Agítelo bien y aplíque un masaje con esta mezcla en el cuero cabelludo. </li></ul>
  48. 49. Ansiedad <ul><li>Baño nocturno con agua templada con 8 a 10 gotas de aceite de lavanda. </li></ul><ul><li>Vaporizar en la habitación, aceite de lavanda, bergamota o incienso. </li></ul>
  49. 50. Arterioesclerosis/Sistema circulatorio corazón <ul><li>Aplique un masaje en el pecho y planta de los pies, al menos una vez a la semana, con una mezcla a base de 7 a 10 gotas de aceite esencial de romero o de lavanda y 5 gotas de aceite de valeriana en 50 ml de un aceite vegetal base. </li></ul>
  50. 51. Bronquitis <ul><li>Frote el pecho y espalda con una mezcla templada de 4 a 5 gotas de cada aceite: lavanda, menta y salvia en 25 ml de crema o aceite base. </li></ul><ul><li>Inhalaciones de vapor durante 5 a 10 min con 6 gotas de aceite de sándalo y/o incienso en agua hirviendo. </li></ul>
  51. 52. Bursitis <ul><li>Mezcle 3 a 4 gotas de cada aceite: romero, pino y mejorana o clavo, con 25 ml de crema o aceite de caléndula y aplíquela suavemente 2 veces al día en la parte afectada. </li></ul><ul><li>Compresas frías. </li></ul>
  52. 53. Cabello Graso <ul><li>Añada de 20 a 30 gotas de aceite de romero y bergamota o sándalo a 100 ml de un champú de pH neutro. Deje 3 días entre cada lavada. </li></ul><ul><li>Añada 3 gotas de aceite de lavanda o romero y 15 ml de vinagre de sidra al agua para el último enjuague. </li></ul>
  53. 54. Compresas calientes <ul><li>Agregue a una toalla caliente 5 o 6 gotas de aceite esencial de lavanda, exprímala y aplíquela sobre el área afectada. </li></ul>
  54. 55. Compresas frías <ul><li>Añada 5 o 6 gotas de aceite esencial de menta a un recipiente con agua. Sumerja una toalla, exprímala y colóquela sobre el área afectada. </li></ul>
  55. 56. Crema hidratante <ul><li>Mezcle 3 gotas de aceite de lavanda y 1-2 gotas de aceite de geranio en 25 ml de aceite de semilla de albaricoque o de una crema inerte. </li></ul>
  56. 57. Dolor de cabeza <ul><li>Inhale gotas de aceite de lavanda, rosa o melisa en un pañuelo empapado. </li></ul><ul><li>Masaje en el cuello con 4 a 5 gotas de aceite de lavanda, menta o mejorana en 25 ml de aceite base. </li></ul>
  57. 58. Gárgaras y enjuagues bucales <ul><li>Coloque de 3 a 5 gotas de aceite esencial de tomillo o hinojo a un vaso de agua tibia hervida, mézclelo y enjuague la boca. </li></ul>
  58. 59. Hipertensión arterial <ul><li>Masaje con 7 a 10 gotas de aceite de lavanda y mejorana con 20 ml de aceite de jojoba. </li></ul>
  59. 60. Loción limpiadora <ul><li>Mezcle 25 ml de agua de hamamelis, 75 ml de agua de lavanda, 15 ml de glicerina, 7 gotas de aceite de lavanda y 7 gotas de aceite de bergamota, 3 gotas de aceite de árbol de té y 3 gotas de aceite de manzanilla. </li></ul>
  60. 61. Náuseas/vómitos <ul><li>Inhalar lavanda o menta directamente de un pañuelo. </li></ul><ul><li>Masaje en el plexo solar o en el abdomen en sentido de las agujas de reloj, con 3 a 4 gotas de aceite de menta, jengibre y lavanda en 25 ml de aceite base. </li></ul>
  61. 62. Picaduras/Mordeduras <ul><li>Compresas frías con aceite de lavanda o naranja. Aceite puro de árbol de té o de lavanda.  </li></ul>
  62. 63. Quemadura Solar <ul><li>Aceite puro de árbol de té o lavanda en la zona quemada. </li></ul><ul><li>Mezclar 3 o 4 gotas de lavanda, manzanilla o aceite de árbol de té en 15 ml de agua destilada, de lavanda, de rosas o de manzanilla. Aplique sobre áreas extensas. </li></ul>
  63. 64. Sinusitis <ul><li>Coloque 2 o 3 gotas de cada aceite: pino o romero, menta y eucalipto en un recipiente con agua hirviendo. Inhale los vapores dutante 5 a 10 minutos con los ojos cerrados. </li></ul><ul><li>Colóquese un pañuelo con unas gotas de aceite de árbol de té para inhalar durante el día. </li></ul><ul><li>Mezcle de 2 a 3 gotas de aceite de manzanilla, lavanda o rosa con 5 ml de vaselina. Aplique una pequeña cantidad en cada fosa nasal dos o tres veces al día. </li></ul>
  64. 65. Transpiración <ul><li>Añadir de 5 a 6 gotas de aceite de lavanda, de árbol de té y/o romero y 15 ml de vinagre de sidra en agua templada. Empapar los pies todas las noches durante 5 minutos. </li></ul><ul><li>Añadir 10 gotas de aceite de bergamota, 5 de limón, 5 de lavanda, 3 de neroli y 1 de romero a 50 ml de aceite base. Usar como aceite refrescante. </li></ul>
  65. 66. Verrugas <ul><li>Aceite puro de árbol de té 3 veces al día. </li></ul><ul><li>Añadir unas gotas de aceite de limón en el agua del pediluvio para acelerar el proceso. </li></ul>

×