26 Libertad Ley Conciencia

5,083 views

Published on

Diapositivas hechas en méxico por Bernardo Cortina. Catecismo de la Iglesia Catolica

Published in: Business, News & Politics
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,083
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
81
Actions
Shares
0
Downloads
282
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

26 Libertad Ley Conciencia

  1. 1. La vida en Cristo 26. La libertad, la ley y la conciencia
  2. 2. El fin último y el sentido de la libertad <ul><li>El mundo ha sido creado para la gloria de Dios (CEC, 293) </li></ul>Entre las criaturas de esta tierra, el hombre —creado a imagen y semejanza de Dios (Gn 1, 26) y elevado a la dignidad de hijo de Dios (Ef 1, 5-6) — refleja más que ninguna otra criatura la gloria del Creador (CEC, 1703) .
  3. 3. El fin último y el sentido de la libertad <ul><li>Las demás criaturas manifiestan la gloria de Dios necesariamente. </li></ul>La persona humana ha sido creada para darle gloria libremente (CEC, 1704 y 2566)
  4. 4. El fin último y el sentido de la libertad <ul><li>La libertad es el poder, radicado en la razón y en la voluntad, de obrar o de no obrar, de hacer esto o aquello, de ejecutar por sí mismo acciones deliberadas. </li></ul><ul><li>Es autodeterminación al fin. </li></ul>
  5. 5. El fin último y el sentido de la libertad ¡HACER EL BIEN PORQUE QUEREMOS! <ul><li>Ausencia de coacción y dominio de los propios actos; no necesariamente indiferencia, ni posibilidad de optar por el mal. </li></ul><ul><li>Capacidad —poder y deber, responsabilidad— de alcanzar la propia perfección según el plan de Dios. </li></ul>
  6. 6. El fin último y el sentido de la libertad <ul><li>La libertad es signo de la imagen divina en el hombre (CEC, 1705) </li></ul>Nos creaste, Señor, para ti; y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en ti (S. Agustín) <ul><li>Ejerciéndola en la búsqueda de la verdad y del bien, la persona </li></ul><ul><ul><li>encuentra su perfección </li></ul></ul><ul><ul><li>aumenta su semejanza con Dios </li></ul></ul><ul><li>Alcanza su perfección cuando está ordenada a Dios, nuestra bienaventuranza (CEC, 1731) </li></ul>
  7. 7. La ley moral natural <ul><li>«Dios provee a los hombres de manera diversa respecto a los demás seres que no son personas: no “desde fuera”, mediante las leyes inmutables de la naturaleza física, sino “desde dentro”, mediante la razón que, conociendo con su luz natural la ley eterna de Dios, es capaz de indicar al hombre la justa dirección de su libre actuación» (VS, 43) </li></ul>
  8. 8. La ley moral natural <ul><li>Se llama ley eterna al plan de la Sabiduría de Dios para conducir toda la creación —de acuerdo con la naturaleza de cada criatura— a su fin. </li></ul><ul><li>La ley moral natural es la participación de la ley eterna en la criatura racional. </li></ul>
  9. 9. La ley moral natural <ul><li>Es la misma ley eterna en los seres racionales, que los inclina al acto y al fin que les conviene (VS, 44) . </li></ul><ul><li>Es la misma luz de la razón que permite distinguir el bien del mal, y manda hacer el bien y evitar el mal, para tender a Dios, nuestro fin último (CEC, 1954) . </li></ul>
  10. 10. La ley moral natural UNIVERSAL INMUTABLE CARACTERÍSTICAS OBLIGATORIA CEC, 1956-1958
  11. 11. Conocimiento de la ley moral natural Dios la revela para que sea conocida por todos, sin dificultad y sin mezcla de error Por nuestra inclinación al error y por nuestra tendencia al mal, no puede ser percibida por todos de una manera inmediata Grabada en el alma CEC, 1960
  12. 12. La ley divino-positiva <ul><li>La Ley Antigua, revelada por Dios a Moisés, es el primer estado de la ley revelada. Sus principios morales están en los Diez Mandamientos (CEC, 1962) . Cada uno expresa conclusiones inmediatas de la ley natural. </li></ul>
  13. 13. La ley divino-positiva <ul><li>La Nueva Ley (o Evangélica o de Cristo) lleva a su perfección la Ley Antigua. Se encuentra especialmente en el Sermón de la Montaña (CEC, 1967-1970) </li></ul>
  14. 14. La ley divino-positiva <ul><li>No sólo enseña el camino, sino que da la fuerza para seguirlo: es ley de gracia . </li></ul><ul><li>Hace obrar por el amor que infunde el Espíritu Santo: es ley de amor . </li></ul><ul><li>Inclina a obrar espontáneamente bajo el impulso de la caridad: es ley de perfecta libertad (Cf. St 1, 25) . </li></ul><ul><li>La Iglesia con su Magisterio es intérprete auténtico de la ley natural. </li></ul>
  15. 15. La libertad y la ley <ul><li>Al crear al hombre, Dios le impuso el mandamiento de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal (Gn 2, 16-17) . </li></ul>conocer con la razón creer aceptar libremente <ul><li>«Con esta imagen, la Revelación enseña que el poder de decidir sobre el bien y el mal no pertenece al hombre, sino sólo a Dios »(VS, 35) </li></ul>
  16. 16. La ley y la libertad <ul><li>Nuestra libertad es real: Dios «quiso dejar al hombre en manos de su libre albedrío» (Si 15, 14) , para que «adhiriéndose a Él llegue libremente a la plena y feliz perfección» (GS, 17) . </li></ul><ul><li>Implica comprometerse y, por tanto, dejar otras opciones, porque la libertad es finita. </li></ul><ul><li>Nos libera de los instintos. </li></ul><ul><li>La ley no niega la libertad, la encauza. </li></ul>“ La verdad los hará libres” (Jn 8, 32)
  17. 17. Las leyes humanas La ley es una regla de conducta promulgada por la autoridad competente para el bien común (CEC, 1951) . <ul><li>para la perfección del hombre </li></ul><ul><li>para el bien común </li></ul><ul><li>son aplicación de la ley moral a las necesidades sociales </li></ul><ul><li>no pueden ser contrarias a la naturaleza </li></ul><ul><li>no es lo mismo moral que legal </li></ul><ul><li>las leyes injustas no obligan </li></ul>
  18. 18. Los mandamientos de la Iglesia <ul><li>Jesucristo instituyó la Iglesia para ayudarnos a llegar al Cielo, y le dio los medios adecuados. </li></ul><ul><li>Entre sus potestades se encuentra la de legislar, concretando algunas obligaciones del cristiano. </li></ul>
  19. 19. Los mandamientos de la Iglesia <ul><li>lo necesario para vivir como cristianos, no sólo como hombres </li></ul><ul><li>modo de cumplir los preceptos naturales y los que fueron dados por Dios </li></ul>
  20. 20. Los mandamientos de la Iglesia <ul><li>Los mandamientos más generales de la Santa Madre Iglesia son cinco (CEC 2041-2043) : </li></ul><ul><ul><li>1º oír misa entera los domingos y demás fiestas de precepto y no realizar trabajos serviles </li></ul></ul>
  21. 21. Los mandamientos de la Iglesia <ul><li>Los mandamientos más generales de la Santa Madre Iglesia son cinco (CEC 2041-2043) : </li></ul><ul><ul><li>2º confesar los pecados al menos una vez al año </li></ul></ul>
  22. 22. Los mandamientos de la Iglesia <ul><li>Los mandamientos más generales de la Santa Madre Iglesia son cinco (CEC 2041-2043) : </li></ul><ul><ul><li>3º recibir el sacramento de la Eucaristía al menos por Pascua </li></ul></ul>
  23. 23. Los mandamientos de la Iglesia <ul><li>Los mandamientos más generales de la Santa Madre Iglesia son cinco (CEC 2041-2043) : </li></ul><ul><ul><li>4º abstenerse de comer carne y ayunar en los días establecidos por la Iglesia </li></ul></ul>
  24. 24. Los mandamientos de la Iglesia <ul><li>Los mandamientos más generales de la Santa Madre Iglesia son cinco (CEC 2041-2043) : </li></ul><ul><ul><li>5º ayudar a las necesidades de la Iglesia </li></ul></ul>
  25. 25. La conciencia moral juicio de la razón sobre la bondad o malicia de nuestros actos (CEC, 1777-1778) La ley moral requiere de algo que la haga concreta Aplicación de la ley general al caso específico
  26. 26. La conciencia moral . . . la conciencia no crea la ley moral la conoce y la aplica no puede estar por encima de la ley como el árbitro en un deporte
  27. 27. La conciencia moral Hay que obrar bien y en conciencia con una conciencia rectamente formada pues cada uno es libre y responsable de sus actos
  28. 28. La conciencia moral Conciencia verdadera o recta Conciencia errónea o falsa: Conciencia cierta Conciencia probable Conciencia dudosa Conciencia perpleja Ignorancia invencible Ignorancia culpable
  29. 29. La conciencia moral Si la conciencia es cierta, hay que seguirla Si es dudosa, hay que salir de la duda La conciencia culpablemente errónea no hace lícito el acto malo principios de actuación: En la práctica, debe obrarse con conciencia verdadera y cierta
  30. 30. La conciencia moral El juicio de la conciencia no siempre es acertado; además, a causa del pecado, la luz de la conciencia puede oscurecerse gradualmente, aunque no hasta el punto de quedar totalmente apagada
  31. 31. La conciencia moral FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA ESTUDIO PRÁCTICA DIRECCIÓN ESPIRITUAL

×