Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Bibliología en la historia

801 views

Published on

  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

Bibliología en la historia

  1. 1. Seteca, Curso: Bibliología y Teología PropiaI Trimestre, 2010Oscar Arias D.Introducción:1 Lo que se ha creído de la Biblia a lo largo de la historia es de importancia crucial, ya que esta doctrinaes la base sobre la cual se edifica toda la estructura teológica. ¿Cómo y por qué la iglesia reconoció lanecesidad de establecer una autoridad para la fe y la vida? ¿Cómo se concibió y se interpretó esaautoridad? Desde una perspectiva evangélica, éstas preguntas son sumamente importantes. En este apartado se analizará lo que se ha enseñado a lo largo de la historia de la Iglesia, tomando encuenta que estas enseñanzas no han sido, necesariamente, creídas oficialmente todo el tiempo. Entran,entonces, puntos de vista correctos como incorrectos (ortodoxo, heterodoxo).2I. Doctrina de la Biblia en la Iglesia primitiva A. Los Padres Apostólicos 1. Después de la muerte de los Apóstoles, no hay una sistematización del pensamiento teológico. Las razones para esto fueron que: a) Los Padres casi sólo tenían a su disposición el A.T. y b) Casi no hubo mayores conflictos teológicos. 2. Para los Padres de la Iglesia el A.T. era absolutamente autoritario. Al referirse al A.T. usaban expresiones como: Porque el Creador dijo, porque la Santa escritura dice, o así dice Dios. Esto nos muestra que ellos tenían una clara concepción de la autoridad del A.T. 3. En cuanto a los dichos de Jesús y de Pablo, que ya circulaban en ese tiempo, y que eran aceptados universalmente, no alcanzaban el mismo nivel de autoridad que el A.T. B. Los apologistas y los téologos 1. El Ebionismo. Una herejía judía que rechazó a Pablo y sus escritos, por considerarlo un apóstata de la ley mosaica. Solamente aceptaron los libros de Mateo y Hebreos. 2. El Gnosticismo. Fue un movimiento que produjo una gran cantidad de literatura. Algunos los han llamado los primeros exegetas, quienes alteraron las fuentes para probar su posición. Esto significó una gran reto para la iglesia de tradición apostólica. 3. El Marcionismo. Marción, por influencias gnósticas, afirmó que el Cristo de Pablo y el A. T. eran irreconciliables. Rechazó todo el A.T. y los escritos judíos del N.T., dejando sólo los escritos de Pablo y su revisión del Evangelio de Lucas. Algunos opinan que este fue el primer canon en la historia de la Iglesia. 4. El Montanismo. Montano, quien decía ser profeta de Dios, se oponía al concepto de revelación y autoridad del A.T. y de los escritos apostólicos. Fue condenado por este problema.1 En este estudio seguiremos el bosquejo y las notas del Dr. David Suazo en su clase Historia de las Doctrinas, con algunasmodificaciones.2 Es importante aclarar algo sobre revelación y teología. Al relacionar la verdad revelada (la Palabra de Dios) con la historia y lateología, nos enfrentamos a una situación difícil de entender y explicar (algo como el misterio de la encarnación). Por una ladotenemos la infalible e inerrante palabra de Dios, y por el otro, la falible y relativa palabra de la Iglesia. Una cosa es la verdadrevelada y otra la verdad explicada teológicamente. Entendemos que la explicación teológica de la verdad revelada está lo másapegada posible a la revelación. Pero aún así, la teología sigue siendo palabra de hombre en respuesta a la Palabra de Dios.
  2. 2. Bibliología en la historia, pág. 2 5. Las persecuciones. Estas obligaron a la Iglesia a definir el canon. En un sentido los mártires dieron su vida para proteger los verdaderos libros. Para hacer esto, debían tener claro cuáles eran esos libros (por su valor y autoridad). 6. La respuesta de la Iglesia. La Iglesia definió el canon y la inspiración en el contexto mencionado en el punto anterior. Al hacer esto, la Iglesia definió algunas partes de la doctrina de la Biblia en esa época.C. El canon: 1. Primeros intentos de formular el canon: (a) Canon Muratori (160-180 d.C.). Representa la primera colección conocida de libros del N.T. En este tiempo los escritos apostólicos ya eran reconocidos al mismo nivel de autoridad que los del A.T. (b) Ireneo. En sus escritos inlcuyó todos los libros del N.T., exceptuando Judas, 2 Pedro, Santiago, Filemón, 2 y 3 de Juan y Apocalipsis. (c) Versión Siriaca. Es una de las primeras versiones del siglo III. Esta incluye todos los libros del N.T., excepto Apocalipsis. (d) Orígenes. Hizo una lista de los libros que estaban bajo discusión: Hebreos, 2 Pedro, 2 y 3 de Juan, Santiago, Judas, Epístola de Bernabé, Pastor de Hermas, Didaché y el Evangelio de Hebreos. 2. Otros intentos de definir el canon: (a) Atanasio de Alejandría. Escribió una carta en el año 365 d.C.. Allí incluye los 66 libros de la Biblia, tal y como aparecen en las versiones modernas protestantes. También se refirió a los “otros” libros como de inferior calidad, incluyendo los apócrifos del A. y N. T. (b) El Concilio de Laodicea (363 d.C.). Estableció todos los libros del N.T., excepto Apocalipsis. Se prohibió el uso de cualquier otro libro en la Iglesia. (c) Jerónimo. Incluyó en LaVulgata (su traducción latina) los 66 libros y los apócrifos del A.T., pero de una forma separada y con una introducción específica, haciendo una distinción entre los 66 y estos otros. (d) El Concilio de Cartago (397 d.C.). Fue presidido por Agustín. Se declaró que tanto el canon del A.T. como el del N.T. eran Escrituras divinas. 3. Los criterios usados para la canonicidad de los 27 libros del N.T. (a) De manera general: El testimonio interno del Espíritu Santo. (b) De manera particular: a) El origen o sanción apostólica, b) El contenido interno (es decir, el valor espiritual propio de cada libro), c) Su uso y aceptación eclesiástica, d) Sus efectos morales y espirituales, y e) El consenso de la Iglesia.
  3. 3. Bibliología en la historia, pág. 3 D. La inspiración La idea de la inspiración de las Escrituras fue universalmente aceptada como divina entre los Padres Apostólicos, apologistas y teólogos de la Iglesia. Pero no todos coincidían en cómo fue esa inspiración. 1. Los Padres Apostólicos. Afirmaban la inspiración de las Escrituras, pero no la explicaron. 2. Justino Mártir. Afirmó que los escritores humanos fueron instrumentos pasivos en las manos de Dios. 3. Atenágoras. Afirmó lo mismo que Justino, pero con mayor énfasis y detalle. 4. Clemente de Alejandría. Para Clemente el cómo de la inspiración era un asunto de menor importancia. Nunca dudó de ella. 5. Ireneo. Enfatizó la inspiración plenaria, pero también habló del factor humano en la producción de las Escrituras. 6. Agustín. Enfatizó tanto la inerrancia, que parecía excluir toda participación humana en la composición de la Biblia. 7. Juan Crisóstomo y Jerónimo. Reconocieron diferencias de estilo entre los escritores bíblicos, pero nunca cuestionaron la inspiración plenaria de las Escrituras. 8. Gregorio I. Considerado como el primer papa oficial de la Iglesia Católica Romana, especialmente por sus ideas sobre la autoridad de la tradición. Aún así, mantuvo la teología más estricta de la inspiración. E. La interpretación La respuesta de la Iglesia al conflicto con el gnosticismo fue la definición del canon de las Escrituras. Gnósticos, como no gnósticos, apelaron a un canon para probar sus creencias. El conflicto, entonces, llegó a convertirse en un asunto hermenéutico. El método casi único de interpretación en los primeros siglos, antes del surgimiento de la escuela de Alejandría, fue el alegórico.3 F. La tradición Muy temprano en la historia de la Iglesia se le dio cierto valor autoritativo a la tradición de los Apóstoles. Por ejemplo: La regla de fe (una fórmula bautismal que todo candidato al bautismo debía confesar) fue considerada autoritativa. También se puede decir lo mismo del famoso Credo de los Apóstoles.II. Doctrina de la Biblia en la Iglesia Medieval A. Agustín.4 Fue la base sobre la cual los teólogos escolásticos construyeron su doctrina de las Escrituras.3 Aunque es importante destacar que sí hubo algunos interpretes histórico-literarios.4 Agustín es considerado dentro del período de la Iglesia Primitiva. Aunque él no amplió sobre el tema, sí afirmaba lainspiración verbal y plenaria, así como la actividad humana en la producción de las Escrituras.
  4. 4. Bibliología en la historia, pág. 4 B. Los teólogos medievales.5 1. Gregorio I Entendió que el libro de Macabeos era apócrifo, pero elevó Tobías y Sabiduría al rango de Escrituras. 2. Isidoro de Sevilla. Incluyó los apócrifos dentro del canon, pero tenía dudas con respecto a Hebreos, 2 Pedro, Santiago, y las cartas de Juan. 3. Juan de Damasco. Elaboró un canon sin el A.T. ni los apócrifos, pero añadió libros no canónicos en el N.T. 4. Hugo de San Víctor y Juan de Salisbury. Tenían dudas sobre el A.T. y los apócrifos. C. Después del escolasticismo 1. El papa Eugenio IV. Publicó la primera bula papal sobre el canon en el año 1439, durante la celebración del Concilio de Florencia. 2. Erasmo de Rótterdam. Considerado como el más grande de los humanistas publicó en 1516 el texto griego del N.T., pero tuvo dudas de incluir Apocalipsis y 2 de Pedro. Sin embargo estaba dispuesto a someterse a lo que la Iglesia decretara al respecto.III. Doctrina de la Biblia en la Iglesia de la Reforma6 A. La definición del dogma de las Escrituras por la Iglesia Católica (Concilio de Trento): 1. La tradición tiene el mismo valor autoritativo que la Biblia. 2. El canon oficial (el que aparece en la Vulgata) incluye los libros apócrifos. B. La Reforma: 1. Martín Lutero. Las Escrituras fueron su primero y más grande grito de batalla. Creía en la inspiración, pero no argumentaba sobre ella. Las pruebas de la veracidad de la Biblia eran más bien subjetivas que objetivas. Cuestionó la inclusión de cuatro libros en el N.T.7 2. Juan Calvino. Su mayor aporte fue la validación de la verdad de la Biblia. Enfatizó que solamente por el Espíritu Santo una persona puede reconocer la Biblia como Palabra de Dios autoritativa. Para él sólo una persona regenerada podía hacer eso. Su canon es el mismo que actualmente reconocen todas las tradiciones protestantes.5 Estos teólogos siguieron tratando el tema del canon, el cual no había sido formalizado, a pesar del Concilio de Cartago en el397 d.C.6 Para entender el desarrollo de la doctrina protestante de las Escrituras hay que ver y considerar en contexto católico en el quese produjeron los debates.7 Judas: Según él no agregaba nada significativo a la fe, Santiago: por su aparente incompatibilidad con las enseñanzas dePablo en Romanos acerca de la justificación por la fe, Hebreos: porque aparentemente deja sin posibilidad de arrepentimientoa los pecadores según los capítulos 6, 10 y 12. y Apocalipsis: porque las visiones y símbolos del libro son tan raras y noaparecen en otras partes de las Escrituras.
  5. 5. Bibliología en la historia, pág. 5 3. Las Confesiones protestantes del siglo XVI: (a) La Primera Confesión Helvética (1536). Asume el canon como hoy se conoce entre los protestantes, pero no lo especifica. (b) La Confesión Galicana (1559). Enumera cada libro del canon y lo califica como divinamente inspirado y autoritativo. (c) La Confesión Belga (1561). Incluye los apócrifos en el canon, pero con una explicación sobre su menor calidad con respecto a los canónicos. (d) La Confesión de Westminster (1647). Enumera el canon protestante, libro por libro, excluyendo explícitamente los apócrifos. 4. William Ames. Fue el primer teólogo protestante que elaboró el tema de la inspiración, explicándola como la supervisión de Dios sobre el trabajo de los escritores. 5. Jacobo Arminio. Teólogo holandés, quién hizo descansar la veracidad, validez e inerrancia de la Biblia en el carácter de Dios. La pregunta clave y clásica fue: ¿Es Dios capaz de hacer una Biblia sin error y completamente veraz?IV. Doctrina de la Biblia en la Iglesia Moderna A. El trasfondo filosófico después de la reforma. La Ilustración (siglo XVIII) cambió el mundo. Se le ha llamado la madre del mundo moderno. Aquí entraron en juego grandes pensadores y filósofos que dieron lugar al nacimiento de las ciencias modernas (es decir, un acercamiento empírico a la realidad). Destacan hombres como Galileo Galilei, Francis Bacon, René Descartes, Thomas Hobbes, John Locke, Emanuel Kant. La razón se levanta como la última palabra para entender la realidad. La verdad sólo es verificable a través de los sentidos (lo que produjo el Deismo). Kant fue quien separó el conocimiento puramente racional del empírico. Decía que hay lugar para la religión, pero que su conocimiento no es racional, sino moral (sentimiento, subjetivo). B. Los teólogos alemanes y las Escritruras. 1. Frederick Schleiermacher (1768-1834). El padre del liberalismo teológico. Redujo la religión a sentimientos, dejando la verdad objetiva de la Biblia a un plano secundario. 2. David Strauss (1808-1874). Cuando escribió La vida de Jesús en 1835 sentó las bases para la aplicación del racionalismo y el empirismo a los estudios bíblicos. Strauss reconstruye la vida de Jesús poniendo en duda los relatos de los Evangelios y proponiendo que esos relatos son el resultado de la reflexión de los discípulos después de la pascua. En otras palabras, los relatos de los Evangelios sobre la vida de Jesús son sólo mitos o leyendas.
  6. 6. Bibliología en la historia, pág. 6 4. Karl Bart (siglo XX). “La Biblia no es la Palabra de Dios, pero sí la contiene”. La Biblia puede tener errores. Se convierte en la Palabra de Dios a través del Espíritu en cada creyente. La autoridad no descansa sólo en la Biblia, sino en la Iglesia y en Cristo mismo. Cristo, no la Biblia, es la suprema Palabra de Dios.V. Algunas discusiones contemporáneas: A. La autoridad de la Biblia frente al catolicismo y los movimientos no evangélicos. B. Los conceptos de revelación e inspiración frente al liberalismo teológico. C. La infalibilidad y la inerrancia en el protestantismo evangélico. D. La profecía y la revelación frente a los movimientos carismáticos. E. La autoridad de la Biblia frente a un mundo posmoderno.Conclusión:Como hemos visto, la doctrina de las Escrituras se ha desarrollado desde una etapa de formación en losperíodos de las Iglesias primitiva y medieval, hasta una etapa de canonización en tiempos de la Reforma.Se podría decir que, en el presente, se continúa frente a una reevaluación, principalmente por parte deteólogos liberales.

×