ESCUELA NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA                INAH                                     SEP    Los Instrumento...
ÍNDICEAGRADECIMIENTOS............................................................................................. 4INTROD...
Clasificación funcional .............................................................................. 107      Método tip...
AGRADECIMIENTOSAgradezco a la vida por darme la oportunidad de conocer personas maravillosas,colegas, amigos, familia en l...
reviven siempre son gratos recuerdos todas nuestras experiencias conociendo laarqueología desde la escuela y explorando el...
INTRODUCCIÓNLa presente tesis aborda como tema central, el estudio de los materiales líticosobtenidos mediante las excavac...
los trabajos realizados por investigadores extranjeros en diversos sitios de Belice,como por ejemplo los realizados por He...
CAPÍTULO I.     ANTECEDENTESANTECEDENTES GEOLÓGICOSFormaciones geológicasDesde el punto de vista geomorfológico, se consid...
Las rocas calizas del paleoceno son calizas arcillosas, parcialmentesilicificadas, con presencia de nódulos de pedernal. N...
La cuenca del río Candelaria forma parte de la llanura costera que se extiende a lo largo        del Golfo de México. La g...
Campeche se caracteriza, en lo concerniente a las clases de paisajes, porla presencia de alturas bajas, lomeríos y una amp...
mayor importancia como ruta de transporte, comercio e intercambio para la épocaprehispánica.         La base geomorfológic...
asociación con las rocas calizas que forman un grupo importante dentro de lassedimentarias.       Las rocas sedimentarias ...
Una definición sintetizada, que resume lo expresado por diversos geólogos,acerca de que es el pedernal la ofrece Jaime Tor...
expuestos a la intemperie posee una apariencia blanco-lechosa. Algunas veces teñida de      marrón debido a óxidos de hier...
arqueológico. De los primeros, Jaime Torres menciona dos estudios relevantes alrespecto: el primero es una publicación de ...
Respecto al uso del pedernal en el área maya, la versatilidad y cualidadesdel material —además de su abundancia en el área...
se asocia a suelos tipo vertisol o ak’alches, localizado en las zonas de los bajos endonde se acumula agua en las épocas d...
Los primeros trabajos de análisis lítico en el área maya son reportes deartefactos recuperados, básicamente descripciones ...
clasificación e interpretación de los instrumentos elaborados con obsidiana(Gibson 1986:20). La preferencia se debe, a que...
describe la tecnología lítica de Kichpanhá, Minchum (1981, 1986) se enfoca en laproducción y distribución de los materiale...
instrumentos funcionales, por ser uno de los materiales más abundante (Peniche,2004: 14).      La existencia de instrument...
intereses versaban entorno a las sociedades precerámicas desarrolladas en elsureste mexicano, menciona el sitio de la Conc...
de Kidder radica en proveer la primera tipología lítica para el área maya. Losestudios líticos realizados durante el perio...
realizado análisis sobre los artefactos de pedernal en La Florida (Valle y Suyuc2003), en Tikal (Moholy-Nagy 1991, 2000, 2...
Algo más que se puede discernir son las diferencias que existieron en la maneraen que los sitios adquirieron y usaron los ...
Por ejemplo, en el sitio de Piedras Negras los instrumentos de pedernalrepresentados con mayor frecuencia son las hachas, ...
pobladores conocieron las diferentes técnicas, puesto que representaban losmedios de obtención de instrumentos de utilidad...
Además el autor clasifica las concentraciones de material lítico en dos tipos:las áreas dispersas de núcleos y amontonamie...
Identificando dos posibles talleres de instrumentos líticos y algunosafloramientos de pedernal-caliza que no se considerar...
en el poblado de Salto Grande se localizaron abundantes concentraciones depedernal, distribuido en diversos sitios arqueol...
elaborada por Irwin Rovner (1981), donde propone tres zonas de recursos depedernal en las tierras bajas mayas, basándose e...
La zona B ocupa el centro y suroeste de las tierras bajas mayas, donde lascaracterísticas de los recursos líticos de peder...
(manufactura de instrumentos de uso ritual como cuchillos, punzones u objetossuntuarios).      En El Tigre se encontró un ...
CAPÍTULO II. LA      PROVINCIA DE ACALANDentro de este capítulo situamos espacialmente el lugar donde se desarrolla lapres...
Geografía cultural. Es una expresión que encierra la definición de unaregión en términos del desarrollo humano interrelaci...
más amplias en lo referente al territorio6 que pueden ocupar, por que no sólo serefieren a recursos obtenidos directamente...
básicamente a los diferentes ambientes de una región determinada (unidades depaisaje)   los   cuales    comparten    carac...
Ernesto Vargas (1983) el área chontal como provincia lingüística coincide con unazona que forma una entidad geográfico – c...
Así queda demarcada el área geográfica con su referente lingüístico, quepermite asociar las particularidades geográficas c...
Palizada y Candelaria entre otros, fue aprovechado por ellos. Esto les permitió unamejor comunicación con otros lugares de...
Figura 9. Provincia de Acalan.       Los chontales han sido estudiados por diversos autores y su existenciacomo grupo cult...
Entorno Ambiental: fisiografía de la región y áreas de sustentaciónActualmente, el ambiente que constituye la región de es...
Este tipo de modificaciones ambientales, causadas por fenómenosnaturales provocan un descontrol sobre el manejo de los rec...
En cuanto a vegetación, la región cuenta con una gran porción de selvabaja subperennifolia —aunque actualmente se aprecia ...
segunda corresponde a la llanura del sistema Grijalva-Usumacinta; y la terceraincluye los karst y toda la superficie con a...
Si como menciona Siemens:       Es muy frecuente que los estudios arqueológicos se enfoquen en sitios específicos y se    ...
La cabecera Itzamkanac se localiza en una zona de colinas bajas, que enotra época correspondió a una selva subperennifolia...
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche

2,954 views

Published on

Tesis Licenciatura en Arqueología

Published in: Education
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,954
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
19
Actions
Shares
0
Downloads
50
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los Instrumentos de Pedernal en el Tigre, Campeche

  1. 1. ESCUELA NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA INAH SEP Los Instrumentos de Pedernal (tuk ‘tuunich) en El Tigre, Campeche. Procesos de Explotación y Consumo T E S I S Que para optar por el título de Licenciada en Arqueología PRESENTA Carolina Meza Rodríguez Director de tesis: Dr. Ernesto Vargas PachecoMéxico, D.F. 2008
  2. 2. ÍNDICEAGRADECIMIENTOS............................................................................................. 4INTRODUCCIÓN .................................................................................................... 6CAPÍTULO I. ANTECEDENTES............................................................................ 8 ANTECEDENTES GEOLÓGICOS ................................................................................. 8 Formaciones geológicas .................................................................................. 8 Características del pedernal........................................................................... 12 El pedernal como materia prima .................................................................... 15 ANTECEDENTES ARQUEOLÓGICOS ......................................................................... 18 Trabajos arqueológicos en la región .............................................................. 18 Trabajos sobre tecnología de pedernal en el área maya ............................... 21 Trabajos sobre lítica en la región del río Candelaria ...................................... 27 YACIMIENTOS DE PEDERNAL Y OBTENCIÓN DE LA MATERIA PRIMA.............................. 30CAPÍTULO II. LA PROVINCIA DE ACALAN ....................................................... 35 LA PROVINCIA DE ACALAN ..................................................................................... 38 Ubicación de la Provincia de Acalan dentro del área Maya ........................... 38 Entorno Ambiental: fisiografía de la región y áreas de sustentación.............. 43 Entorno cultural: La Provincia y su cabecera Itzamkanac .............................. 48 Organización político – económica de la provincia Acalan............................. 50CAPÍTULO III. EXPLORACIONES EN EL TIGRE................................................ 55 Descripción general........................................................................................ 55 EL CENTRO CEREMONIAL ..................................................................................... 59 Estructura 1,2 y 3 ........................................................................................... 59 Estructura 4 y plataformas ............................................................................. 65 EXCAVACIONES DE LA ESTRUCTURA 4.................................................................... 85CAPÍTULO 4. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA........................................... 90 PROBLEMÁTICA .................................................................................................... 90 Planteamiento del Problema .......................................................................... 92 Objetivo General ............................................................................................ 93 Objetivos particulares..................................................................................... 94 Hipótesis ........................................................................................................ 94 MARCO TEÓRICO .................................................................................................. 95 METODOLOGÍA ................................................................................................... 102 Clasificación morfológica .......................................................................... 104 Clasificación tecnológica .......................................................................... 106 2
  3. 3. Clasificación funcional .............................................................................. 107 Método tipológico ......................................................................................... 109 Proceso productivo....................................................................................... 113 Estadios que atraviesa el material ............................................................ 113 Identificación de contextos ....................................................................... 117CAPÍTULO 5. SISTEMA CLASIFICATORIO ..................................................... 120 INDUSTRIA LÍTICA ............................................................................................... 121 ESQUEMA DESCRIPTIVO ...................................................................................... 124 CÉDULA DE REGISTRO ........................................................................................ 128 ORDENAMIENTO DE LOS ARTEFACTOS LÍTICOS TALLADOS ...................................... 129 CARACTERÍSTICAS DEL CONJUNTO DE ARTEFACTOS .............................................. 130CAPÍTULO 6. CLASIFICACIÓN DE LOS INSTRUMENTOS LÍTICOS ....... 138 DESCRIPCIÓN DE LAS OFRENDAS LOCALIZADAS EN LA ESTRUCTURA 2..................... 138 CLASIFICACIÓN FORMAL ...................................................................................... 149 Lítica tallada ................................................................................................. 150 Lítica pulida .................................................................................................. 185CAPÍTULO 7. ANÁLISIS ESTADÍSTICO Y RESULTADOS ............................. 212 COMPARACIÓN DE CONCENTRACIONES LÍTICAS ..................................................... 218 Sectores de la Estructura 4 con concentraciones líticas .............................. 226 Concentraciones en la Estructura 2 ............................................................. 234 Distribución de hachas y cuchillos................................................................ 236 RESULTADOS ..................................................................................................... 239 Proceso productivo en “El Tigre”.................................................................. 240 Explotación y lugares de extracción ......................................................... 241 Lugares de manufactura........................................................................... 242 Edificios asociados ................................................................................... 246 Tipos de artefactos....................................................................................... 249 Asociación espacial de los instrumentos...................................................... 253 Asociación temporal de los instrumentos líticos ........................................... 260CONSIDERACIONES FINALES ......................................................................... 262 NIVELES DE CONTROL PRODUCTIVO Y DISTRIBUCIÓN CON BASE EN EL COMERCIO .... 262 COMENTARIOS FINALES....................................................................................... 265BIBLIOGRAFÍA .................................................................................................. 268 3
  4. 4. AGRADECIMIENTOSAgradezco a la vida por darme la oportunidad de conocer personas maravillosas,colegas, amigos, familia en lugares igual de maravillosos. A través de unaprofesión que se ha vuelto mi forma de vivir, desde que supe que la arqueologíasería parte fundamental de mi vida. Son tantas las personas a quienes agradezco su apoyo, que me faltaránpáginas para nombrarlas, pero saben bien que formaron parte importante en miformación tanto académica como humana y seguirán siendo parte de mi vida.Además que llenan ese baúl e recuerdos que siempre nos permite voltear y nos dafuerza para seguir el camino elegido. Todos saben lo importante que fue supresencia y compañía en la ardua labor de concluir el primer trabajo de muchosque vienen adelante. Agradezco sobremanera la paciencia y aliento recibido de mi directorErnesto Vargas, no hay palabras para describir la ayuda recibida de su parte, ledebo mi primer acercamiento con el trabajo arqueológico y sobre todo laexperiencia de conocer el área maya. Sin su apoyo difícilmente este trabajohubiera llegado a buen término. Gracias a Mario y Laura por su amistad y las llamadas de atención, bienmerecidas, que me propiciaron. Esas largas charlas y el recordatorio constante dela importancia que tiene concluir la primera etapa de nuestra profesión, siempreempujándome para terminar la tesis. A mi familia agradezco su comprensión y apoyo, a mis padres Margarita yRodrigo porque a pesar de tantos tropiezos confiaron en mi, a mis hermanosMarisol, Joaquín y Blanca Estela que siempre me tendieron la mano para nosucumbir ante cualquier adversidad, a mi prima y amiga Noemí le agradezcoinfinitamente su apoyo y con este trabajo le demuestro que no fue en vanoayudarme siempre que estuvo en sus manos hacerlo. A mis siempre amigos Liana, Emanuel, Ulises, Osiris, Corina y Braulio, quecompartieron conmigo una vida de estudiantes única e inolvidable, aunque no se 4
  5. 5. reviven siempre son gratos recuerdos todas nuestras experiencias conociendo laarqueología desde la escuela y explorando el mundo que en su momento tuvimosa nuestro alcance. A las personas conocidas a lo largo del trayecto, entre el análisis de losmateriales: Angélica y Pía, a quienes agradezco sus comentarios y sobre todo lasplaticas que me permitieron agregar el elemento humano a la labor arqueológica. A los nuevos amigos que siempre se hacen en el camino, Cuauhtli y Víctorgracias por las enseñanzas y por compartir su conocimiento conmigo, lo que melegaron es de invaluable valor. A Sarita por escucharme siempre y por esas largashoras de conversaciones, a Aurora por el animo y bromas que siempre nos hacensonreír. Esta tesis la dedico a la memoria de una persona muy preciada, quedesafortunadamente se fue de este mundo precisamente cuando yo comencé elcamino en la arqueología, tía Elfega donde quiera que estés este trabajo es tuyotambién. Gracias igualmente a todos los que no mencione por disculpar mi omisión. 5
  6. 6. INTRODUCCIÓNLa presente tesis aborda como tema central, el estudio de los materiales líticosobtenidos mediante las excavaciones ejecutadas en El Tigre. La problemáticaplanteada tuvo dos fines: Primero, discernir las fases del proceso productivo queatraviesa el material (principalmente el pedernal) hasta conformarse como uninstrumento acabado. Segundo, mediante la asociación de los artefactos con el contexto, generarpropuestas sobre el control e intercambio como etapa final por la que pasan losinstrumentos líticos. Esto permite ahondar acerca del papel que jugó “El Tigre”dentro de una región que integra diversas rutas de intercambio para las tierrasbajas mayas, que además se ha estudiado poco. La falta de atención a losmateriales líticos en la región fue el principal motivo para desarrollar la presenteinvestigación. La mayoría de material lítico se obtuvo de la Estructura 4, aunque losartefactos que componen las ofrendas pertenecen a la Estructura 2. Por lo tanto elmaterial que compone nuestra muestra pertenece básicamente a dos edificios. LaEstructura 4 es uno de los edificios más representativos del sitio arqueológico porsu forma y dimensiones; mientras que la Estructura 2 es el edificio más alto delconjunto de estructuras que conforman el centro ceremonial de “El Tigre”. La aportación de este trabajo es básicamente la definición de las etapas delproceso productivo por el que atraviesa el material lítico, que permite inferirdistintas actividades económico – políticas, desarrolladas entorno a dicho procesodentro de una sociedad, de la cuál se conservan sólo restos materiales. Sumado ala asociación del material con su contexto, se logra interpretar el significado quetuvo —para dicha sociedad— la manufactura de cierto tipo de instrumentospredominantes sobre los demás, que están asociados con cada estructura enparticular. La presente investigación aporta nuevos datos a los pocos trabajos sobrelítica en la región. Entre estos contamos con la investigación realizada por NietoUgalde en Pozas de Ventura y Salto grande —dentro de la región de estudio— y 6
  7. 7. los trabajos realizados por investigadores extranjeros en diversos sitios de Belice,como por ejemplo los realizados por Hester y Shafer (1991) en Colha Belice, MarcThompson (1991) en Becan, Campeche. La razón para elegir el material lítico de ambos edificios, la Estructura 4 y laEstructura 2, fue la sustancial diferencia en el tipo de artefactos recuperados deambas estructuras. Además, en la Estructura 4 se ha obtenido un númeroconsiderable de artefactos líticos y desechos de talla. Sumado a lo anterior laEstructura 4 es el edificio más grande del sitio, correspondiente a un granbasamento que sirve de desplante a varias plataformas o edificios menores. Otra consideración para la elección de los edificios mencionados, fue queen el sitio hay tres ejemplos de construcciones parecidas a la Estructura 4, aunquede dimensiones menores (Vargas, 2001:169) y la Estructura 2 es un edificio que, adiferencia de los otros, está coronado por un templo sobre un basamentopiramidal. Por lo tanto, el material obtenido en ambas estructuras resulta unainteresante muestra. A partir de los resultados se pretende determinar los motivos sociales quepropiciaron las diferencias de tipos de instrumentos líticos concentrados en las dosestructuras. Para definir como se ejerció control sobre la producción yreproducción de algunos instrumentos, dentro de la cosmogonía particular de éstepueblo maya – chontal, considerando que El Tigre fue el principal asentamiento dela región durante distintas épocas. Al inferir los procesos que dan origen a un instrumento o implemento lítico—común dentro de la región— e interpretar su posible función, se abren laspuertas para futuras discusiones que permitan ampliar el espectro deinterpretaciones fundamentadas entorno a dichos procesos. Mediante estainvestigación, se crea un documento útil para que estudios futuros en la región,partan de un trabajo preliminar y generen nuevas propuestas. Así se inserta almaterial en estudio dentro de la dinámica que tuvo un grupo cultural (como fueronlos mayas - chontales de la provincia de Acalan) dentro del área maya. 7
  8. 8. CAPÍTULO I. ANTECEDENTESANTECEDENTES GEOLÓGICOSFormaciones geológicasDesde el punto de vista geomorfológico, se considera que la península de Yucatánes una formación básicamente sedimentaria de gran espesor, donde la rocavolcánica original que formó la placa de Yucatán, se encuentra a gran profundidady cubierta —en toda su extensión— por calizas de distinta naturaleza y antigüedad(Pereira, 2004: 6). La geomorfología de la península dista mucho de ser monótona, refleja lagran cantidad y diversidad de eventos geológicos por los cuales ha pasado laformación original, para constituirse en lo que hoy es la parte emergida de lapenínsula (Figura 1). La península de Yucatán está formada por rocas calizas. Las rocas calizasmás jóvenes se ubican al norte de la península y corresponden al holoceno ypleistoceno, mientras que al sur se identifican las rocas más antiguaspertenecientes al Paleoceno-Eoceno (García Gil, 2004: 3-5). Figura 1. Mapa geológico de la península de Yucatán, con la región del Candelaria en amarillo.Tomado de Carta Geológica de la República Mexicana, Servicio Geológico Mexicano, sexta edición de 2007. 8
  9. 9. Las rocas calizas del paleoceno son calizas arcillosas, parcialmentesilicificadas, con presencia de nódulos de pedernal. Normalmente se encuentrancubiertas por una capa de caliche y por arenas margosas (Figura 2). Estas rocascorresponden al Cretáceo superior (Pereira, 2004: 4).Candelaria El Tigre TcCz-Mg=Caliza – marga del paleoceno Figura 2. Mapa geológico de Campeche con acercamiento de Candelaria y El Tigre, tomado de la Carta Geológico- Minera Ciudad del Carmen E15-6 Campeche y Tabasco, Secretaria de Economía, 1998. Los anteriores datos geológicos, abren la pauta para describir lageomorfología correspondiente a la provincia geográfica de las tierras bajasmayas, prestando atención particular al área del río Candelaria donde se ubica ElTigre. Las características generales de la región son lomeríos cársticos copularescon depresiones internas, dominados por calizas. La península es una plataformade estructura tabular con estratificación paralela, sin grandes cambios topográficos(Ortiz, 2005: epomex.com). 9
  10. 10. La cuenca del río Candelaria forma parte de la llanura costera que se extiende a lo largo del Golfo de México. La geología de esta región está formada por sedimentos del Pleistoceno y del Cuaternario, que se asientan sobre mantos de caliza, arenisca y margas del terciario, ascendiendo suavemente hasta entrar en contacto con los relieves de la cordillera (Figura 3). Los ríos que descienden de la Sierra Madre Oriental han contribuido poderosamente con sus aluviones a la formación de la llanura, así como de áreas pantanosas y lagunas (Nieto, 2003: 913). Las unidades litológicas abundantes en el área son: rocas sedimentarias deltipo caliza asociadas con pedernal; la caliza juega el papel de roca huésped1 parael pedernal (roca cripto-cristalina). Las características físicas tornan a la región unlugar altamente potencial para la extracción de pedernal y, en consecuencia, laelaboración de instrumentos diversos, o sea la explotación humano-económica delrecurso lítico con un fin social, ya sea este el abastecimiento local de instrumentosutilitarios y rituales o el intercambio de la materia prima pura, semi-trabajada ototalmente elaborada por medio del comercio local, regional o interregional. El Tigre Figura 3. Paisajes Geomorfológicos de la cuenca del río Candelaria. Tomado de Gerardo Palacio Aponte 2005. http://epomex.com/1 Término utilizado por los geólogos para denominar a las rocas asociadas directamente como contenedorasde un tipo de roca menos abundante, en este caso las calizas se comportan como roca huésped del pedernal. 10
  11. 11. Campeche se caracteriza, en lo concerniente a las clases de paisajes, porla presencia de alturas bajas, lomeríos y una amplia variedad de planicies(Chiappy J., 2000:37). El área aledaña al Tigre combina dos clases de paisaje, loslomeríos bajos y una variedad de planicies conocida como “bajos”. Las relaciones espaciales existentes entre estas dos distintas unidades depaisaje2, se manifiestan claramente entre los bajos como partes que conformanlos humedales de la península y los lomeríos con predominancia de diferentestipos de selvas y matorrales. Caracterizando así la división existente en el usodado a las tierras de cada unidad de paisaje. Además, existe un gradiente entre las relaciones espaciales de losdiferentes geocomplejos3, originado por la intensidad de transformación de losmismos como consecuencia de la actividad humana (Chiappy J., 2000:36). Una vez establecido el ambiente geológico, cabe mencionar otro aspectorelevante en la región: el comportamiento hidrológico. Este repercute en ladistribución y dinámica de las poblaciones de flora y fauna, en las actividadeshumanas y en la distribución de los asentamientos humanos (Pereira, 2004: 22).Por lo tanto, permite inferir la planeación y desarrollo de los diversos gruposhumanos allí asentados a lo largo de la ocupación prehispánica. La cuenca del río Candelaria es una región hidrológica prioritaria de altabiodiversidad, ya que por su ubicación estratégica da continuidad a la flora y faunadel resto de la península de Yucatán y del Peten Guatemalteco. Además que, aprincipios del siglo XX, fue una región importante productora de chicle que utilizóel río como ruta de comercio. Lo que permite suponer que en el río fue de igual o2 Las unidades de paisaje, en tçerminos ecològicos, se consideran como porciones de la superficie terrestreprovistas de limites naturales, donde los componentes físico-biológicos del medio forman un conjunto deinterrelaciones e interdependencias distinguibles al ojo humano. Con el fin de comprender las complejasrelaciones entre los diferentes componentes físicos, biológicos y culturales que interactúan sobre un territoriodeterminado, se define a los bajos y los lomeríos como unidades de paisaje diferentes pero interrelacionadas(http://sigeco.ecologia.campeche.gob.mx/Website/Documentos/Unipais.htm).3 Los geocomplejos están determinados por la litología, el relieve y l uso del suelo de una unidad de paisajedada. Además las unidades morfológicas del relieve son la base para el contorno físico de las unidades depaisaje (Prieto S. Ángel, Paisajes físicos-geográficos de la cuenca Lerma-Chapala, 2004:12). 11
  12. 12. mayor importancia como ruta de transporte, comercio e intercambio para la épocaprehispánica. La base geomorfológica de la cuenca del río Candelaria es importante paracomprender el comportamiento del curso que sigue el agua, surcando la cuencadel río. Los antiguos pobladores tuvieron un conocimiento profundo de eventosnaturales que, seguramente, suscitaron cambios repentinos e intermitentes en lapresencia y curso del sistema hidrológico compuesto por el río Candelaria y losbajos.Características del pedernalLa materia prima que nos interesa definir y caracterizar en el presente trabajo, esun tipo de roca muy particular: el pedernal (cuyo nombre en maya es tuk ‘tunich).Antes de definir explícitamente el pedernal como materia prima susceptible de usoen la fábrica de diversos instrumentos utilizados por el hombre en distintassociedades, haremos algunas observaciones acerca de su formación como roca ylas cualidades por las que ha sido utilizada como materia prima a lo largo deldesarrollo de la civilización humana en gran parte del mundo. Una roca se caracteriza por contener distintos minerales en conjunto. Unmineral es una sustancia natural, sólida (a excepción del mercurio) formadamediante procesos inorgánicos. Se caracteriza por sus propiedades físicas yquímicas homogéneas y definidas, además de poseer una disposición atómicatípica y definida. Las características principales a calificar en una roca o mineral son: dureza,estructura, color, filo, rayado, fractura y lustre. Debemos diferenciar entre elmineral más abundante que compone una roca y la roca misma, por ejemplo: lajadeita es un mineral que se encuentra contenido abundantemente en la rocaconocida como jade. De los tipos de rocas —ígneas, sedimentarias ymetamórficas— nos interesa explicar brevemente el proceso de formación de lasrocas sedimentarias, puesto que el pedernal es una de ellas y tiene su génesis en 12
  13. 13. asociación con las rocas calizas que forman un grupo importante dentro de lassedimentarias. Las rocas sedimentarias son aquellas formadas por la acumulación odeposición de materiales (minerales, rocas, organismos, etc.) en un medioacuático o subacuático y se consolidan mediante procesos físico-químicos queconocemos con el nombre de diagénesis (Chiappy J., 2000: 36).Geomorfológicamente la península de Yucatán —además de gran parte de lastierras bajas del sur— está constituida por una plataforma caliza. Estas rocas desílice (pedernal) se distribuyen ampliamente, pero de manera intermitente a travésdel territorio de las tierras bajas (Peniche, 2004: 18). Desde el punto de vista geológico el pedernal o sílex se define como unaroca sedimentaria, compuesta de cuarzo criptocristalino, mínimas cantidades decristales de cuarzo, ópalo e impurezas tales como óxidos de hierro, calcita,dolomita y minerales arcillosos. Generalmente el pedernal se presenta en bandas, lentes o nódulos queforman depósitos secundarios en rocas huésped compuestas de carbonato decalcio o caliza. El espesor de los nódulos puede variar desde milímetros hasta unoo dos metros. El pedernal se forma bajo diversas circunstancias y está sujeto avariadas influencias postdeposicionales que alteran su composición química. El pedernal es una variedad amorfa del cuarzo, presenta estructura granulary fractura concoidea perfecta, muy raras veces astillosa. Estos caracteres,sumados a su gran dureza, explican el desarrollo e importancia que adquirió suuso como material para la fabricación de diversos instrumentos (Garriga, 1949: 3). Al ser el pedernal una roca sedimentaria no clástica o roca química, quetiene como roca huésped a las calizas y se forma por precipitación de losminerales —implicando que su formación es casi siempre en contextos marinos—,tenemos que, en un mismo yacimiento de pedernal pueden encontrarse distintoscolores o formas del pedernal; presentándose, por lo regular, en nódulos o envetas dentro de la roca huésped y con una heterogeneidad que nos ha impedidodefinir puntualmente el lugar exacto de su extracción. 13
  14. 14. Una definición sintetizada, que resume lo expresado por diversos geólogos,acerca de que es el pedernal la ofrece Jaime Torres: El pedernal es una roca no clástica, dura, compacta, afanítica, quebradiza con fractura astillosa a concoidea, traslúcida a opaca, subvítrea; de color, blanco, gris, café, amarillo, rojo, magenta, rosácea, etc.; básicamente silícea, constituida por ópalo, calcedonia o cuarzo criptocristalino o microcristalino (como minerales predominantes) y pequeñas cantidades de otros minerales (Torres, 1996:17). Esta descripción, justificada desde el punto de vista de formación geológicadel pedernal, nos interesa para diferenciar sus cualidades de las que otras rocas—utilizadas en la industria lítica— tienen. Cabe señalar que las características delpedernal como un material útil y abundantemente explotado, son su fracturaconcoidea y su filo agudo y más durable que el de la obsidiana. En términos generales, atributos como el color y la maleabilidad del materiallo vuelven muy noble a las manos del artesano, quien le da forma y logradiversificarlo en distintos usos, desde un percutor para fabricar otros instrumentos,un hacha de mano para cortar, cuchillos, esferas, excéntricos representandoformas abstractas (que simbolizan en parte a la cultura que las creó), hasta sillarespara la construcción de edificios. Aunque aquí se maneje al pedernal como un solo tipo de roca, es pertinentemencionar un ejemplo de las distinciones y diferencias que otros autores observanen el material, además de la caracterización que permite distinguirlos. Dentro de las diferencias que marcan algunos autores para diferenciar lostipos de pedernal, J. F. Albert (1970) plantea una distinción de dos variedades depedernal (al que nombra sílex): el flint o sílex y el chert, dice que el primero sepresenta en forma de nódulos entre lechos sedimentarios y el segundo (chert) enforma de depósitos masivos. J.F. Albert presenta sus respectivas definiciones: FLINT: Es un material microcristalino, muy duro y compacto que se presenta en forma nodular, generalmente discoidal o elíptica. Ocasionalmente puede encontrarse en forma de vetas. La fractura fresca es de un típico color gris, aunque también puede ser marrón o incluso negro, cuando posee restos de materia carbonosa. La superficie de los nódulos 14
  15. 15. expuestos a la intemperie posee una apariencia blanco-lechosa. Algunas veces teñida de marrón debido a óxidos de hierro. Posee fractura concoidea, de superficies lisas y bordes cortantes, en contraposición a la fractura astillosa e irregular del chert. La densidad del flint es comparable a la de la calcedonia (Albert, 1970: 8). CHERT: El color del chert es generalmente blanco-grisáceo, gris azulado, verdoso o rojizo. Presenta las mismas características del flint, pero el tamaño de los granos suele ser más tosco. El chert se presenta en forma de lechos sedimentarios de pocos centímetros a varios metros de potencia, generalmente incluidos o intercalados con estratos de creta, calizas o dolomías. Químicamente tanto el flint como el chert son iguales, solo es la granulometría y color lo que los distingue (Albert, 1970: 9). Con la anterior diferenciación se puede apreciar que son mínimas lascaracterísticas que los hacen diferentes. En otro caso, la distinción se otorgadebido a la variedad de formación geológica que presente, además de tomar encuenta un atributo físico como es el color. Este es el caso de algunos autoresespañoles, quienes utilizan el nombre de sílex para la calcedonia masivaestratificada, mientras que el nombre de pedernal lo reservan para la variedadnódular negra que frecuentemente se encuentra en la creta.El pedernal como materia primaEl pedernal es un material que ha sido poco estudiado desde el punto de vistageológico y arqueológico, pese a ser muy común e importante para algunasindustrias —hasta la actualidad—a nivel mundial. Hay un trabajo relativamentereciente, presentado como tesis por el geólogo Jaime Torres, donde expone suspreocupaciones acerca de la falta de estudios sobre este material y nos explicasus principales inquietudes sobre ello. Uno de los objetivos de su investigación —el que más nos interesa— fuehacer énfasis en las propiedades físicas y químicas que le imprimen relevanciacomo materia prima importante desde el origen mismo de la civilización, debido asu utilidad en múltiples actividades humanas, siendo utilizado generosamentehasta el siglo XIX (Torres, 1996; 12). Existen dos tipos de estudios sobre el pedernal, los que explican suformación-estructura geológica y los referentes a esta roca como material 15
  16. 16. arqueológico. De los primeros, Jaime Torres menciona dos estudios relevantes alrespecto: el primero es una publicación de Folk y Weaver (1952), donde analizanel pedernal desde un punto de vista mineralógico, distinguiendo dos clases demorfología denominadas novaculita y esponjosa. El segundo, de 1968, es eltrabajo denominado “conjunto de instituciones oceanográficas para el muestreo dela tierra profunda” que generó un gran impulso para el conocimiento del pedernal(Torres, 1996: 13). En los estudios referentes al pedernal como material arqueológico lastemáticas predominantes son dos: clasificaciones formales y funcionales de losobjetos obtenidos en excavaciones y estudios sobre tecnología lítica con este tipode material. La presente investigación pretende combinar ambas tendencias,porque dentro de la información rescatada mediante los datos arqueológicos quearrojan las excavaciones, hay artefactos y desechos identificados en relación concontextos arquitectónicos. Debido a que en el sitio se encontraron concentraciones de materialeslíticos de pedernal, separadas por amplias distancias, se puede proponer laespecialización artesanal en la manufactura de instrumentos líticos, distribuido enáreas específicas alrededor del centro ceremonial, combinando esto con laclasificación formal de los instrumentos recolectados en las excavaciones dentrodel centro ceremonial, cabe señalar que este es un análisis preliminar de los datosque se han obtenido en el proyecto arqueológico. En este trabajo se unen las distintas concepciones sobre el pedernal, silex,flint o chert, tratándolos como un sólo material, puesto que el objetivo de lainvestigación radica en determinar la importancia de la roca como materia prima,por lo cual es relevante mencionar lo complicado que ha sido estudiar el pedernaldesde el punto de vista geológico y arqueológico. Ahora, son las característicasestructurales del material, las que lo vuelven una excelente materia prima para lafabricación de artefactos con distintos usos, según el grado de desarrollo de lasociedad, desde el periodo prehistórico hasta la actualidad. 16
  17. 17. Respecto al uso del pedernal en el área maya, la versatilidad y cualidadesdel material —además de su abundancia en el área— le permiten ser una de lasmaterias primas más utilizadas en las distintas actividades económico – sociales –religiosas de los grupos mayas prehispánicos que se asentaron a orillas del ríoCandelaria, en este caso, El Tigre, Campeche. El pedernal forma parte delconjunto de los recursos naturales, explotados intensivamente por los mayasprehispánicos para la elaboración de sus variados instrumentos. Gracias a los artefactos de pedernal recuperados en el registroarqueológico se puede identificar diversas actividades realizadas por los gruposque allí habitaron. Todavía es necesario investigar mucho respecto a losartefactos de pedernal en las tierras bajas mayas, para llegar a inferencias ointerpretaciones de mayor precisión. En este trabajo se utiliza como sinónimos los términos pedernal y sílex,puesto que en la literatura, aunque algunos autores los diferencian, son utilizadospara referir la misma materia prima. Cabe mencionar, respecto a la literaturaarqueológica de estudios líticos, que en las tierras bajas del sur se utilizapreferentemente el término pedernal, mientras que el vocablo sílex predomina enla literatura de las tierras bajas del norte (Peniche, 2004: 16). El material de la muestra presenta como característica peculiar, bandas dedistintas tonalidades que son propias de su formación como roca sedimentaria,que indican los diferentes momentos y distintas combinaciones de minerales alconformarse como pedernal. El pedernal se encuentra casi siempre asociado a rocas calizas por lo quees fácil obtenerlo en varias localidades, por ejemplo en el ejido Benito Juárez alnoroeste de Candelaria, en los bancos de caliza existentes en el lado poniente deEl Tigre y en general sobre la rivera del río Candelaria. La relativa facilidad de obtención de este material permite sustentar porquefue una de las materias primas más empleadas para la fabricación deinstrumentos tallados en el área maya. En la región del río Candelaria, el pedernal 17
  18. 18. se asocia a suelos tipo vertisol o ak’alches, localizado en las zonas de los bajos endonde se acumula agua en las épocas de lluvia. La distribución del pedernal no es homogénea a pesar de estar presente enla mayor parte de la península; hay diferencias importantes en cuanto a lacantidad y a la calidad. Fue un producto de intercambio, distribuido porinnumerables razones; probablemente sirvió al grupo gobernante o de elite comomaterial para instrumentos tanto utilitarios como suntuarios y/o ceremoniales.ANTECEDENTES ARQUEOLÓGICOSTrabajos arqueológicos en la regiónDentro de las referencias previas es relevante hacer una separación. Primerorevisaremos brevemente los trabajos que —sobre materiales líticos— se hanrealizado en el área maya, poniendo especial atención en aquellos que refieran alpedernal como la materia prima abundante o central dentro de su estudio. Enseguida enunciaremos aquellas investigaciones realizadas únicamenteen las tierras bajas mayas, finalizando con las investigaciones en la región del ríoCandelaria, para una mejor síntesis y comprensión de los trabajos que sustentan yanteceden a la presente investigación. Existen dos tendencias en los estudios del material lítico en el área maya.Primero están los trabajos descriptivos, donde lo más importante es catalogar ydescribir las piezas o instrumentos (porque las colecciones casi nunca contienematerial de otro tipo, solo instrumentos terminados). La segunda tendencia, es lade las investigaciones entorno a la producción y aspectos tecnológicos,relacionados fundamentalmente con la especialización artesanal (Cervera, 1996:11). Estos últimos recogen información de la producción y tecnología líticamediante el estudio de los desechos de talla, artefactos asociados a la produccióny posibles yacimientos o fuentes de extracción de la materia prima; a diferencia delos primeros que fueron de índole mayormente descriptiva y donde lo másimportante son los atributos formales de los instrumentos. 18
  19. 19. Los primeros trabajos de análisis lítico en el área maya son reportes deartefactos recuperados, básicamente descripciones de piezas líticas completas. Elaspecto morfológico ha sido eje de las investigaciones más frecuentes sobre elmaterial lítico y, de entre los artefactos recuperados, son los instrumentoscompletos los que han tenido mayor atención, quedando en segundo término losartefactos que conforman el desecho de talla y los instrumentos informales.Aunque actualmente se han combinado ambos aspectos, ofreciendo estudios máscompletos, que incluyen todos los atributos posibles para una buena investigación. Entre estos estudios se mencionan los considerados relevantes por suaporte. El estudio realizado por Edward H. Thompson (1987) acerca de artefactoslíticos encontrados en los chultunes de Labná; las de O. Ricketson (1931) enBaking Pot y de O. Ricketson y E. B. Ricketson (1937) en Uaxactun; estas fueronalgunas de las primeras clasificaciones típicas y los primeros intentos deimplementar sistemas de análisis lítico. Se nombran únicamente a los autores que han generado propuestas para lacontinuidad y avance de los estudios líticos en el área maya, sin olvidar otros tiposde investigación sobre materiales líticos. Por ejemplo, uno de los trabajos másimportantes, es el realizado por Alfred V. Kidder (1947) en Uaxactún; puesto queaportó las bases para el análisis tipológico de los artefactos líticos mayas, fue elprimero en interesarse en la función de los artefactos y en elaborar un formatopara describirlos. A partir de los 70`s se produce un fuerte interés en las investigacionesacerca de los aspectos tecnológicos y de producción lítica, primordialmenterelacionadas con la especialización artesanal (Cervera, 1996: 11). Son estasinvestigaciones las que han considerado al desecho de talla y otros artefactos, deutilidad para obtener información sobre la organización económica de los mayasprehispánicos. Estas investigaciones se remiten a los análisis tipológico-tecnológicos. En ésta segunda tendencia, es cuando inicia el interés de los arqueólogosen el estudio de los artefactos líticos, centrando su atención en el análisis, 19
  20. 20. clasificación e interpretación de los instrumentos elaborados con obsidiana(Gibson 1986:20). La preferencia se debe, a que los artefactos elaborados conobsidiana, están presentes en casi todos los asentamientos prehispánicos de lastierras bajas mayas, pese a que ninguno de ellos cuenta con afloramientosnaturales de esta materia prima (Braswell 2000:208). Sumado a su condición demateria prima foránea, se le agrega la presencia de piezas altamente llamativascomo los excéntricos y, por supuesto, la disposición del material con la ubicaciónexacta de su procedencia, mediante el análisis de elementos traza (Brockman2000:90). Los primeros autores que realizan este tipo de estudios en el área mayason P. Sheets sobre obsidiana (1975-1978) y T. Hester (1975-1978) y los de H.Shafer y T. Hester de sílex (pedernal). Un trabajo importante es el realizado porTaschek (1994) de los artefactos de Dzibilchaltún, quien pone especial énfasis enel contexto, asociación y frecuencias relativas de los artefactos, con la finalidad deentender aspectos relacionados con la economía comunitaria, su estructurainterna y patrones de interacción externa (Cervera, 1996: 12). Los estudios sobre materiales líticos —especialmente pedernal— en sitiosde Belice son abundantes, a diferencia de los existentes en México que, aunqueya se han preocupado por este material, se han enfocado más en estudiar laobsidiana y no así el pedernal. No obstante que éste sea la materia prima másabundante en muchos sitios arqueológicos del área maya. Aunque la contribución que aporta el estudio de los instrumentos deobsidiana —para el conocimiento de las sociedades prehispánicas y la solución deproblemas relacionados con la tecnología lítica— es basta, la información queproporcionan dichos estudios aún está incompleta, pues los estudios acerca deinstrumentos elaborados con otras materias primas como el pedernal, aún seencuentran en estado incipiente. De los autores que escriben sobre el pedernal tenemos que Andersen hablasobre la producción de artefactos de pedernal en el norte de Belice. McSwain(1982) en Cuello, estudia los instrumentos y el material de desecho; Shafer (1982) 20
  21. 21. describe la tecnología lítica de Kichpanhá, Minchum (1981, 1986) se enfoca en laproducción y distribución de los materiales líticos de Cerros, y Lewenstein (1987,1991) ha conducido estudios experimentales sobre las funciones de los artefactos. El primer proyecto diseñado con el objetivo de recuperar evidencias de laproducción lítica se realizó para el sitio de Colhá en Belice (Hester y Shafer 1980).Los anteriores estudios proponen implícitamente que la recuperación sistemática yel análisis de los elementos líticos (piezas completas, fragmentos y desechos), endiferentes contextos, ayuda a explicar los procesos de intensificación agrícola y delos sistemas económicos (Cervera, 1996: 13). Así, los autores antes mencionados, han abierto el camino ainvestigaciones novedosas dentro de lo efectuado para estudiar los materialeslíticos. Las propuestas son diversas y variadas, aunque la gran mayoría de lasinvestigaciones sobre el pedernal se han centrado en sitios de Belice, mientrasque en México sólo destacan estudios sobre pedernal mediante tesis elaboradasdurante los últimos años. Con el estudio de la lítica se puede inferir como la economía maya estuvointegrada a nivel local y regional. Lo anterior, sustentado por el tipo deinstrumentos que se obtiene de las diversas muestras estudiadas, en el que seobservan etapas del proceso de fabricación y se puede inferir —en porcentajes—cual es de producción local y cuales materiales son foráneos (Cervera, 1996:13).Lo anterior permite apreciar cómo los estudios bien dirigidos sobre el material líticoarrojan información suficiente para este tipo de interpretaciones.Trabajos sobre tecnología de pedernal en el área mayaLos restos líticos —ya sea como desechos o instrumentos— son uno de loscomponentes que constituyen parte importante de la evidencia materialarqueológica de las sociedades prehispánicas. En las tierras bajas mayas, se hacomenzado el estudio de los instrumentos elaborados con pedernal, debido a quefue este material el principal recurso empleado para la elaboración de los 21
  22. 22. instrumentos funcionales, por ser uno de los materiales más abundante (Peniche,2004: 14). La existencia de instrumentos líticos elaborados con pedernal se hamencionado desde las fuentes, como en La Relación de las Cosas de Yucatándonde Fray Diego de Landa menciona que debido a la falta de metales: En esta tierra no se ha hallado hasta ahora ningún género de metal que ella de suyo tenga, y espanta (que) no habiendo con qué, se hayan labrado tantos edificios porque no dan los indios razón de las herramientas con que se labraron; pero ya que les faltaron metales, proveyólos Dios de una sierra de (puro) pedernal contigua a la sierra que […] atraviesa la tierra, y de la cual sacaron piedras de que hacían los hierros de las lanzas para la guerra y los navajones para los sacrificios (de los cuales tenían buen recaudo los sacerdotes); hacían los hierros para las saetas y aun los hacen, y así les servía el pedernal de metal (Landa, 1986: 101). Con lo anterior se puede explicar la importancia del material lítico(básicamente el pedernal) como principal componente para la elaboración deinstrumentos que fungieron como “herramientas” (en su concepción occidental)utilizadas en diversas labores económicas y rituales de la sociedad maya. Ademásdentro de los materiales arqueológicos que son recuperados durante lasexploraciones ejecutadas en diversos sitios, la lítica es el segundo tipo de materialmás recurrente que se registra al hacer recorridos o excavar en sitiosarqueológicos. Actualmente los investigadores reconocen lo esencial del estudio de lasindustrias líticas para el entendimiento profundo de la sociedad maya del periodoClásico (Rovner, 1991: 167). Además es bien sabido que, de los análisis deartefactos de piedra, se puede obtener deducciones de procesos económicos ysociales; aunque en el área maya son relativamente pocas las investigaciones quebuscan este tipo de información, ya existen estudios consistentes sobre el tema. A continuación se enumeran algunos de los trabajos de investigaciónrealizados sobre materiales líticos de pedernal en el área maya. Un trabajogeneral para México es el realizado por Joaquín García Bárcenas en su textotitulado “La etapa lítica del sureste de México”. Aunque los de García Bárcenas 22
  23. 23. intereses versaban entorno a las sociedades precerámicas desarrolladas en elsureste mexicano, menciona el sitio de la Concepción en Campeche, dondeidentifica grandes cantidades de instrumentos de pedernal (García Barcenas,1982: 400). La Concepción es un sitio —identificado por Engerrand a principios delsiglo XX— donde se aprecia en superficie instrumentos de pedernal y desechosde talla. Entre los instrumentos se identificaron lascas utilizadas, raederascóncavas, pero principalmente bifaciales que fueron comparados con hachas demano. Estudios de materiales semejantes realizados por diversos investigadoresindican que bifaciales similares a los de ese sitio se encuentran frecuentementeasociados con materiales Preclásicos y Clásicos de las tierras bajas mayas(García Bárcenas, 1982: 400). Para el sitio de La Concepción la lítica fueabundante, en su mayoría de pedernal y manufacturada básicamente porpercusión directa, con acabados poco elaborados. En los primeros informes de proyectos arqueológicos en las tierras bajasmayas se trata a los hallazgos de implementos líticos como merosdescubrimientos incidentales. Colectando únicamente piezas calificadas por susparticulares características formales como bellas o raras, además de ser piezascompletas en su mayoría. En cuanto a los desechos que se lograban identificar,solo se recolectaban los que estuviesen asociados a entierros u ofrendas. Por otrolado en este tiempo los investigadores no estaban muy interesados en realizarestudios sobre la naturaleza de los sistemas económicos —producción,distribución y consumo— de la sociedad Maya (Peniche, 2004: 13). Al igual que en otros lugares, en las tierras bajas mayas, los primerosmétodos de descripción y análisis de datos, relegaban el material lítico en últimolugar. En particular los análisis de piedra tallada fueron mínimos (Peniche, 2004:7). Este tipo de estudios fue recurrente previo a que Alfred Kidder propusiera unsistema de clasificación tipológica diferente. A partir de la obra de Kidder las colecciones líticas fueron tratadas comoobjetos viables para interpretaciones histórico-culturales y arqueológicas. El mérito 23
  24. 24. de Kidder radica en proveer la primera tipología lítica para el área maya. Losestudios líticos realizados durante el periodo denominado histórico cultural secaracterizaron por ser esencialmente descriptivos. En estos momentos losartefactos de lítica tallados, encontrados más comúnmente fueron ignorados:lascas, navajillas, desechos de talla, y aún instrumentos fragmentados, comohachas de mano (Peniche, 2004: 9). Otro estudio importante es el de Rovner(1975) en su tesis doctoral. Éste es un estudio diacrónico de los instrumentoslíticos procedentes de tres sitios de las tierras bajas: Dzibichaltún (Yucatán),Becan y Chicanná (Campeche). El trabajo es un análisis pionero ya que realizaanálisis tecnológicos, posteriormente pública un artículo (1989) donde sintetiza sumetodología. Zachary Hruby (1991) realiza el estudio de los artefactos líticos del sitio dePiedras Negras, ubicado en las tierras bajas mayas, al sur de la Laguna deTérminos y noroeste de Guatemala, sitio importante del Petén. Su objetivo fueanalizar los artefactos menores, para lograr entender las relaciones sociales quese generan a partir de las actividades que las originan, como son los sistemas deproducción, ideológicos y de intercambio. La fuente de pedernal ubicado debajo de Piedras Negras, en la margeneste del río Usumacinta, debió ser un factor decisivo para el poblamiento del sitiopuesto que “…todas las estructuras mayores del sitio son paralelas a los límitesdel afloramiento y las piedras de color negro que dan nombre al sitio correspondena nódulos de pedernal”. Es posible que la cercanía de las estructuras con elafloramiento sea una coincidencia o que conforme un símbolo de control del áreamás rica en recursos de pedernal (Hruby, 1999: 234). Además de los estudios arriba mencionados, entre los trabajos dedicados aestudiar instrumentos elaborados en pedernal se tiene: Los análisis de la lítica enel norte de Belice efectuados por Shafer (1993), Gibson (1986), McAnany (1987),McSwain (1991), Shafer y Hester (1984), entre otros. Las realizadas en Becán porThompson (1991), en Chichén Itza por Potter (1987) y Sheets (1991), en IslaCerritos por Cervera (1996), en La Libertad por Clark (1988). También se han 24
  25. 25. realizado análisis sobre los artefactos de pedernal en La Florida (Valle y Suyuc2003), en Tikal (Moholy-Nagy 1991, 2000, 2003), en Copán (Valdéz y Potter 1991)y en Sihó (Peniche 2003). Además de las descritas arriba, realizadas por GarcíaBárcenas en la Concepción (1982), Rovner en Becán, Xpuhil y Dzibilchaltún(1975), Kidder en Uaxactun (1947) y Piedras Negras por Hruby (1999). Los trabajos de investigación realizados en el norte de Belice4 hanconfirmado la importancia del pedernal como recurso para los antiguos mayas.Entre los sitios de esa región en las tierras bajas mayas destaca el asentamientode Colhá, donde se realizó el primer proyecto arqueológico a gran escala en elárea maya, cuyo objetivo principal fue recuperar evidencias de la organización enla producción lítica. Tal proyecto estuvo dirigido por Thomas Hester, Harry Shafery Jack Eaton (Peniche, 2004: 15). Como resultado de las investigaciones en Colhá, se documentó laexplotación intensiva de los afloramientos naturales de pedernal. Se demostró queen este sitio hubo producción lítica a gran escala y especialización artesanalintensiva, puesto que durante las exploraciones se registraron altasconcentraciones de instrumentos y desechos de talla en probables talleres deproducción (Shafer y Hester, 1984: 35). Por otro lado investigaciones en sitios aledaños a Colhá indicaron que sushabitantes recibieron los instrumentos manufacturados en Colhá; la tecnologíalítica de estos sitios consistió en mantenimiento y reciclaje de los instrumentos depedernal importados (Peniche, 2004: 15). Gracias a los análisis mencionados, hoy en día, se puede determinar dedonde se obtuvo la materia prima (en el caso particular de las obsidianas y conaltas probabilidades en el caso del pedernal) y en que lugares se efectuaron lasdiferentes etapas de la producción, el uso y el reciclaje de los artefactos líticos.También es posible identificar las industrias y los diversos modos de manufacturade los instrumentos y el nivel de producción de los mismos (Peniche, 2004: 9).4 El norte de Belice es el área de las tierras bajas mayas —especialmente Colhá— que cuenta con másestudios sobre los sistemas de producción, consumo e intercambio de los instrumentos de pedernal. Debido aeso, sólo se enlistan algunos de los trabajos de pedernal efectuados en esa área. 25
  26. 26. Algo más que se puede discernir son las diferencias que existieron en la maneraen que los sitios adquirieron y usaron los instrumentos líticos, además de lasconductas de mantenimiento y reciclaje para los instrumentos en los sitiosconsumidores. Por otra parte, con base en los estudios de las microhuellas de uso ha sidoposible determinar la función de los instrumentos de piedra (Lewenstein 1991,Aoyama 1995). Como consecuencia del énfasis en los estudios sobre sistemaseconómicos, los arqueólogos se han interesado cada vez más en lasexcavaciones de unidades domésticas. Siendo las unidades habitacionales oresidenciales (tal vez palaciegas), de gran utilidad para estudiar sistemaseconómicos, ya que proporcionan más datos relevantes (Peniche, 2004: 9). En muchos de los estudios el énfasis se sustentó claramente en losconjuntos de artefactos más que en el contexto. Excepto por los ejemplos aisladosde contextos especializados de instrumentos de piedra, las descripciones sólomencionaban el sitio de donde provenían los artefactos y no su ubicación exacta alinterior del asentamiento. Esto disminuye el potencial de información que puedeproporcionar el material. A pesar del interés sobre los artefactos líticos en esteperiodo de tiempo, los análisis de este material siguen jugando un papel menordentro de las investigaciones arqueológicas en el área maya. Aunque cabe reconocer que la variación temporal y espacial —en lascaracterísticas morfológicas y tecnológicas de los instrumentos de piedra— esmuy limitada, lo que ha justificado la creencia de que los artefactos líticos son depoco valor para entender las dinámicas espacio—tiempo, en comparación con otraclase de materiales como la cerámica, que están sujetos a un mayor grado devariación formal (Braswell, 1996: 134). Quizás uno de los avances más significativos en los estudios líticosrecientes, ha sido el empleo de las tipologías tecnológicas del desecho de talla ylas fallas de manufactura, complementado con las descripciones morfológicas.Dichas tipologías tienen como objetivo revelar la secuencia de producción o lastrayectorias tecnológicas empleadas por los artesanos (Peniche, 2004: 10). 26
  27. 27. Por ejemplo, en el sitio de Piedras Negras los instrumentos de pedernalrepresentados con mayor frecuencia son las hachas, —a los artefactos depedernal más comunes del área maya se les ha denominado arbitrariamentehachas, en la mayoría de la literatura al respecto— y cuando estos instrumentosestaban agotados se transformaban frecuentemente en percutores, tan comunesen dicho sitio (Hruby, 1999: 235). Son investigaciones recientes, las que han comenzado a considerar eldesecho de talla y otros artefactos de utilidad como medios para obtenerinformación sobre la organización económica de los mayas prehispánicos. Estasinvestigaciones se remiten a los análisis tipológico-tecnológicos. En las tierrasbajas mayas se conoce muy poco acerca de las industrias del pedernal, ya que laatención que se le presta a dichos estudios es muy baja todavía.Trabajos sobre lítica en la región del río CandelariaEn la región del río Candelaria existen tres investigaciones relevantes. La primeraes producto de excavaciones y recorridos de superficie, realizados en Pozas deVentura y Salto Grande, durante 1999 por Gustavo Nieto Ugalde; la segunda sonlos recorridos de superficie ejecutado al noroeste del poblado de Candelaria quese produjeron dentro del proyecto arqueológico “El Chechén” dirigido por elarqueólogo Ciprian Ardelen. Por último, la investigación realizada por IvanUrdapilleta —auspiciada dentro del proyecto de El Tigre— que dio como resultadouna tesis donde se definen los posibles yacimientos locales, explotados durante laconstrucción de los edificios en el sitio. El trabajo de Nieto es un análisis del material localizado en Pozas deVentura mediante excavaciones y en Salto Grande a través de recorridos desuperficie. Sustentado en una clasificación morfo-tecnológica, respaldada en trescriterios fundamentales: la clasificación por materia prima, por criterios tecno-funcionales y por atributos morfológicos. El resultado fue la interpretación del usocotidiano de instrumentos elaborados en pedernal, lo cual indica que —si bienexistieron especialistas en la tarea de talla de piedra— la mayoría de los 27
  28. 28. pobladores conocieron las diferentes técnicas, puesto que representaban losmedios de obtención de instrumentos de utilidad para el trabajo y sustento diario(Nieto, 2003: 923). Ardelen realizó un reconocimiento de superficie con el propósito deidentificar los sitios arqueológicos que conforman el área entorno a Salto Grande;además de otros pequeños asentamientos aledaños. Como resultado de dichosrecorridos definió el sitio arqueológico denominado Isla Montuy, localizado al nortedel río Candelaria y a 300m al noroeste del Chechén. En este sitio, el arqueólogoidentificó áreas relativamente extensas, que contenían grandes concentracionesde materiales líticos en superficie, supuesto producto de la elaboración deinstrumentos de pedernal (Ardelen, 2003: 37). Asumiendo de manera hipotéticaque las áreas de concentración de núcleos y lascas de pedernal corresponden atalleres donde se produjeron instrumentos líticos. El sitio Isla Montuy corresponde a un área definida como terreno inundable.Es una plataforma caliza que sobresale de los terrenos pantanosos, con unaextensión de 35Ha, de las cuales siete, las ocupa el sitio arqueológico (Ardelen,2003: 37). El arqueólogo divide el sitio en dos grupos de edificios —cabemencionar que la altura de las estructuras identificadas no rebasan los dosmetros—, por lo tanto podemos considerar que se trata de un asentamientoprobablemente habitacional. Cada conjunto de edificios cuenta con un área deconcentración de desechos líticos que tiene como características principalespequeños montículos cubiertos por núcleos, lascas y pequeñas astillas depedernal. Las concentraciones líticas de Isla Montuy son un aspecto muy importantedel sitio, puesto que se han registrado casi 100 “chert mouns” (definidos así porser concentraciones de material lítico que forman pequeños montículos, este tipode acumulaciones se ha identificado también para Becan), presentándose enmayor abundancia al oeste y suroeste del grupo A y sobre todo el grupo C(Ardelen, 2004: 56). 28
  29. 29. Además el autor clasifica las concentraciones de material lítico en dos tipos:las áreas dispersas de núcleos y amontonamientos de lascas pequeñas y lasacumulaciones de material que forman montículos como los chert mounds. Conbase en lo anterior, Ardelen propone, a manera de hipótesis, que en el sitio tieneáreas de producción y áreas de almacenamiento de materia prima. Esto permitereconocer el uso local del pedernal como materia prima o una probable producciónintensiva de instrumentos de pedernal que puede traducirse en intercambiocontrolado sobre la ruta de comercio y transporte vía el río Candelaria. Por último la investigación generada dentro del proyecto de El Tigre,mediante la tesis de Iván Urdapilleta titulada “Las Canteras de Itzamkanac”, definelos posibles yacimientos locales de materia prima utilizada en la construcción delos edificios existentes en el sitio (Figura 4). Figura 4. Plano general de El Tigre con la localización de canteras. Tomado de Urdapilleta 2006, pág. 71. 29
  30. 30. Identificando dos posibles talleres de instrumentos líticos y algunosafloramientos de pedernal-caliza que no se consideraron como canteras, sin queesto signifique que no fueron explotados con fines distintos a la construcción. El primer taller que localizó, en un principio supuso que fue utilizado comocantera para la construcción de edificios, dato que él mismo refuta, tras recolectarmuestras de las lascas de desecho y encontrar preformas de raspadores y hachas(Urdapilleta, 2006: 70-71). Aún así Incluyó los datos de localización del taller en latesis, por tratarse de un área que muestra la explotación de recursos líticos dentrodel sitio arqueológico. El segundo taller que identifica, se describe de formadetallada en el apartado sobre yacimientos, en el capítulo del proceso productivo. Las investigaciones sirven de base para reforzar la hipótesis de unaproducción local de los implementos de pedernal, que se han identificado yrecuperado mediante excavaciones en el área central de El Tigre.YACIMIENTOS DE PEDERNAL Y OBTENCIÓN DE LA MATERIA PRIMAEsta etapa juega un papel primordial dentro del proceso de trabajo que sepretende definir, dado que las características peculiares de los afloramientos y suubicación cerca o al interior del sitio (El Tigre), dan pauta para iniciar el análisismorfológico-tecnológico de los artefactos que conforman la muestra, en asociacióncon el posible lugar de origen como materia prima. Los lugares de procedencia del pedernal en el área maya, particularmenteen nuestra región de estudio —la ribera del río Candelaria— son varios, aunqueno se ha realizado un sondeo exhaustivo de los lugares específicos de extracción,se puede afirmar que el pedernal, como materia prima ha sido extraído de losdistintos bancos de materiales que circundan tanto El Tigre como otros sitiosaledaños a la ribera del río Candelaria, por ejemplo el sitio Isla Motuy (Ardelen,2003:37). Siendo el área de lomeríos donde abundan los afloramientos rocososcon calizas y pedernal. Al noroeste del poblado de Candelaria en el ejido Benito Juárez seidentificaron afloramientos de rocas calizas con abundante pedernal, y al suroeste 30
  31. 31. en el poblado de Salto Grande se localizaron abundantes concentraciones depedernal, distribuido en diversos sitios arqueológicos que se ubican en la zona demeandros del río. Del primero tenemos muy poca información, mientras que deSalto Grande existen más datos por ser un área más estudiada. Es probable que haya afloramientos de pedernal en los alrededores delsitio, inclusive al interior, puesto que se registraron tres lugares de producción debifaciales durante los distintos recorridos efectuados. En el último recorrido se identificaron desechos de talla en cantidadessustanciales, además de nódulos de pedernal que indican la probable cercanía deafloramientos locales. Mediante los colores identificados en los artefactos —café,gris, blanco, rosa, rojo, amarillo, magenta—, se puede decir que probablementelos habitantes de El Tigre obtenían la materia prima de yacimientos locales paraelaborar los instrumentos de mayor circulación, mientras que para losinstrumentos suntuarios utilizaban material obtenido a través del intercambio. Un problema frecuente, para las investigaciones sobre materiales líticos depedernal en las tierras bajas, ha sido la dificultad para establecer de maneraprecisa la fuente de los pedernales arqueológicos. Debido a eso, desde la décadade los 80`s arqueólogos y geólogos han analizado la química del pedernal con elfin de caracterizar la materia prima en áreas de extracción conocidas y paraidentificar las áreas de suministro, representadas por los artefactos de piedratallada en contextos arqueológicos (Peniche, 2004: 19). Mark Tobey (1986) realiza un estudio de caracterización química delpedernal basado en el análisis de activación de neutrones (AAN), demostrandoque es posible discernir entre los pedernales de distintos yacimientos, puesto quelogró aislar cuatro fuentes de tipos de pedernal dentro de una zona conyacimientos en Belice. Aunado a lo anterior, las diferencias macroscópicas visibles entre lospedernales de distintos lugares de las tierras bajas son usadas para determinar laprocedencia de los materiales arqueológicos (Potter, 1991: 27). En gran parteestos análisis se apoyan en la regionalización de las fuentes de pedernal 31
  32. 32. elaborada por Irwin Rovner (1981), donde propone tres zonas de recursos depedernal en las tierras bajas mayas, basándose en la variedad del color, la calidady la disponibilidad del material (Figura 5). La división propuesta por Rovner separa el área de las tierras bajas mayasen zona A, B y C, siendo en la zona B donde se localiza El Tigre, además decubrir el mayor territorio, correspondiente a la región del presente estudio. Figura 5. Zonas de recursos de pedernal en las tierras bajas mayas. Tomado de Rovner, 1981. 32
  33. 33. La zona B ocupa el centro y suroeste de las tierras bajas mayas, donde lascaracterísticas de los recursos líticos de pedernal comprenden materiales demediana calidad, que según Rovner fueron destinados para la elaboración debifaciales burdos y lascas retocadas, aunque afirma que las piezas de lítica pulidasi eran de mayor calidad (Rovner, 1981:3). Existe una peculiaridad para la zona C,por ser el área donde se ha identificado la mayor cantidad de artefactoselaborados en pedernal café de muy buena calidad. Por lo que la zona (C) resultade gran importancia en la distribución de este tipo de material (pedernal café). Una de las fuentes que los antiguos mayas pudieron aprovechar seencuentra al sur de la sierra Puuc, donde el pedernal se asocia a los suelos tipovertisol localizados en las zonas bajas donde se deposita el agua en la época delluvia. En está zona se han reportado pedernales café, rosa, beige, púrpura yblanco (Cervera, 1996:44). En Río Bec se puede hallar pedernal de calidad variable. Los colores vandesde amarillo y blanco a gris azuloso, frecuentemente veteado con rosa,variedades de rojo y café rojizo (Rovner y Lewenstein, 1997:111). En el área delPetén, el pedernal blanco y el blanco grisáceo son los más abundantes, seguidospor el rojo y el rosa, finalmente tonalidades de amarillo. La calidad del pedernal esvariable, pero la mayoría son de textura media a tosca, mientras el 20% de los decolor blanco son de textura fina (Peniche, 2004: 23). En el sitio de Piedras Negras,Guatemala, se tiene conocimiento de un yacimiento de pedernal ubicado abajo delsitio, con las estructuras mayores ubicadas paralelamente a los límites delafloramiento de pedernal (Hruby, 1999:234). El pedernal existente en la región de estudio presenta coloraciones como elblanco, gris, negro, rosáceo, ocre, café, entre otros. Se utilizó tanto en laconstrucción de muros de contención (mediante piedras que fueron cubiertas a lavista con bloques de caliza perfectamente labrados), en rellenos durante lasremodelaciones y como instrumentos útiles en diversas actividades tantoeconómicas (construcción, elaboración de objetos de uso común como hachas demano, pesas de red, pesas de balanza, entre otros) como político – religiosas 33
  34. 34. (manufactura de instrumentos de uso ritual como cuchillos, punzones u objetossuntuarios). En El Tigre se encontró un taller con abundantes restos de esta materiaprima en diversas variedades y algunas preformas de raspadores y hachas (Figura6). Por los restos hallados se podría decir que se trata de un taller de artefactoslíticos de herramientas de uso cotidiano y posiblemente para la construcción(Urdapilleta, 2006: 109). Figura 6. Desechos líticos en el taller. Tomada de Urdapilleta, 2006. 34
  35. 35. CAPÍTULO II. LA PROVINCIA DE ACALANDentro de este capítulo situamos espacialmente el lugar donde se desarrolla lapresente investigación, definiéndolo como una región particular dentro de un áreacultural mayor: el área maya (Figura 7).Lo anterior con la finalidad de definir ydelimitar el entorno geográfico – cultural donde se encuentra inmerso nuestroobjeto de estudio. Para esto, se definen los conceptos principales que deben sercomprendidos para la mejor lectura del texto, además que algunos serán utilizadosa lo largo del mismo, como geografía cultural, área de sustentación, área decaptación y región; dejando la definición de términos como cuchcabal (provincia),batabil y cuchteel para el apartado de organización social y política de la provinciade Acalan. El Tigre Figura 7. Plano general del área maya con la ubicación de El Tigre. 35
  36. 36. Geografía cultural. Es una expresión que encierra la definición de unaregión en términos del desarrollo humano interrelacionado con el entorno natural.Este término se deriva de la geografía humana (rama de la Geografía que seespecializa en el estudio de las colectividades humanas y las transformacionesque sus actividades generan en la superficie terrestre). Su objeto de estudio sonlos paisajes humanizados o antrópicos (http://www.agh.uji.es). La geografíacultural en sus orígenes se interpretaba como una auténtica geografía regional odel paisaje5, dado que éste era resultado de las modificaciones propiciadas pordistintas culturas. Además la geografía cultural se interesa en todos los aspectos —de lasactividades humanas— relacionados con el ambiente físico o que se puedeninterpretar en términos espaciales (Paoletti, Marie Jeanne, en Rivero y Gutiérrez,1993: 79). Área de sustentación. Es el lugar o lugares donde el hombre se apropia delos recursos naturales indispensables para abastecerse y cubrir las necesidadesbásicas que la comunidad requiere para la subsistencia del grupo. Por ejemplo lacercanía con afluentes diversos de agua para el abastecimiento del vital líquido,además de los productos que ofrece para la economía de la comunidad osociedad que se apropie de estos. Pueden ser también bancos de arcilla comoyacimientos para la manufactura de vasijas cerámicas; áreas forestales usadaspara la obtención de recursos maderables. Aunque para nuestro estudio,trataremos sobre el abastecimiento local del recurso lítico, como ya se hamencionado en el capítulo correspondiente a localización de yacimientos depedernal. Áreas de captación. Éstas se refieren al abastecimiento local sumado a laobtención de recursos foráneos, a diferencia del área de sustentación, éstas son5 El paisaje, en un sentido amplio, es resultado y expresión de la interacción entre el medio natural y lastransformaciones que ejerce la sociedad sobre el territorio. El concepto ha sido definido por Felipe CriadoBoada dentro de la corriente teórica denominada arqueología del paisaje como: el producto socio-culturalcreado por la objetivación, sobre el medio y en términos espaciales, de la acción social tanto de caráctermaterial como imaginario (Criado, 1999: 5). 36
  37. 37. más amplias en lo referente al territorio6 que pueden ocupar, por que no sólo serefieren a recursos obtenidos directamente, sino que incluyen todos los recursosde que se dispone a través de las relaciones comerciales con grupos culturaleslejanos. Para El Tigre el área de captación es extensa gracias al uso del ríoCandelaria como medio y vía de comunicación con regiones tan distantes como elPetén Guatemalteco y el área de la costa en la Laguna de Términos. Región. Es un espacio organizado de forma homogénea y de maneradiferenciada. La región se define de acuerdo a ciertos criterios para dar coherenciaal espacio7 y así definir las diferencias de una región a otra. Para delimitarcualquier región se debe elegir un fenómeno dominante, éste queda determinadocomo características significativas y propias dentro del paisaje, que permitanasociar elementos fundamentales entorno a la región así como reconocerelementos ajenos a la misma (hppt://es.wikipedia.com/wiki/Espacio-regional). Dentro de las particularidades que definen y cohesionan a la región comounidad, se tiene el medio físico —clima, orografía, hidrografía— en términosambientales. Por otro lado, los rasgos culturales se apreciarían en característicascomo: filiación lingüística, estilos arquitectónicos, cohesión territorial entorno agrupos culturales definidos. La región también se puede definir como la porción deun área cultural mayor, que por sus características poblacionales y por el medionatural que engloba, permite diferenciarla de otras. Por lo tanto la región deestudio queda delimitada en términos ambientales por los bajos y lomeríos entornoal río Candelaria y en términos culturales por el tipo de asentamientos registradosa lo largo de su rivera. Existen dos términos más por mencionar, aunque ya se definieron en elcapítulo anterior, las unidades de paisaje y los geocomplejos, que se refieren6 El concepto de territorio se refiere a la porción de terreno que puede ocupar en cuanto a espacio físico.Siendo el territorio aquel espacio que contiene ciertas características propicias para determinados usos, porejemplo la cantidad de ríos que circulan, su orografía y tipos de suelo además del clima y vegetaciónpredominantes.7 Espacio se concibe como el lugar donde se realizan actividades sociales de diversa índole, tanto económicascomo políticas y religiosas, o como un lugar útil a determinada sociedad, ya sea por su riqueza natural o porsu ubicación estratégica, depende desde que perspectiva se aprecie el valor de un lugar. 37
  38. 38. básicamente a los diferentes ambientes de una región determinada (unidades depaisaje) los cuales comparten características particulares que permitendiferenciarlas entre sí, aunque se localicen en la misma región. Sumando laformación geológica a la que pertenezca cada unidad de paisaje y geocomplejo,se define una geomorfología con diferencias sustanciales según la el área. Una vez definidos los términos que serán útiles para esclarecer ideas,conceptos e interpretaciones, resta describir brevemente la ubicación ycaracterísticas de la provincia de Acalan.LA PROVINCIA DE ACALANUbicación de la Provincia de Acalan dentro del área MayaEl área maya se divide geográficamente en tres zonas: sur, central y norte, estadivisión se genera con base en los factores naturales, culturales y de desarrollohistórico identificados. Además ha sido utilizada por diversos autores con lafinalidad de asociar y diferenciar —por similitud de características geográficas yculturales— los diversos trabajos de investigación arqueológica realizada en losdistintos sitios o asentamientos prehispánicos que ocupan esta parte del territorio,tomando en cuenta las diferencias geográficas y culturales que demarcan las tresáreas (Figura 8). La región de estudio queda inserta dentro de la zona central, llamadatambién de las tierras bajas. Esta área se extiende desde la vertiente norte de lasserranías de Chiapas, Guatemala y Honduras, y tiene como centro la meseta de ElPetén en Guatemala, donde las aguas que bajan de las tierras altas forman dossistemas fluviales, al poniente el del río Usumacinta y al oriente el del río Motagua;al norte comprende la zona de Belice, Tabasco, y la parte sur de los estado deCampeche y Quintana Roo (Vargas, 1983: 276-279). Es la parte sur del estado deCampeche la región que nos interesa describir y delimitar. En términos de grupos culturales, existen diversas separacioneslingüísticas, la región que nos ocupa pertenece al territorio demarcado (en elperiodo posclásico tardío) para el grupo cultural maya-chontal. Como menciona 38
  39. 39. Ernesto Vargas (1983) el área chontal como provincia lingüística coincide con unazona que forma una entidad geográfico – cultural caracterizada por tierras bajas,pantanosas, anegadas una gran parte del año, con un sistema hidrográficocompuesto por multitud de ríos y estuarios, abundantes lagunas y salidas al litoralmarítimo (Vargas, 1983: 275). Figura 8. División de las tierras bajas mayas en centro, norte y sur. 39
  40. 40. Así queda demarcada el área geográfica con su referente lingüístico, quepermite asociar las particularidades geográficas con un grupo cultural definido ydiferenciarlo del resto de grupos culturales distribuidos cerca de la región. Retomando el orden de desarrollo que va de lo general a lo particular, elsiguiente paso es delimitar la región particular que se referirá con mayor detalle enel texto. Dentro del área chontal, la zona noroccidental o tierras bajascaracterizada por una mayor homogeneidad, con elevaciones que no rebasan los100 msnm, una gran variedad de suelos y una amplia red hidrológica (Vargas,1983: 276). La división dada por Rands en la zona del Usumacinta separa el área envarios sectores, son el bajo Usumacinta y la Chontalpa los sectores de más interés(Vargas, 1983: 276). La subárea del bajo Usumacinta se ha dividido en dos partes para sudescripción, la primera es Jonuta – Chontalpa y la segunda el sistema delCandelaria, este último ofrece una zona ideal para vivir y fue una importante vía decomunicación entre la región del golfo y el centro de la península (Vargas, 1983:282). Es dentro del sector del bajo Usumacinta donde se localiza el río Candelariay específicamente sobre la rivera de este río se ubica la cabecera o capital de laprovincia de Acalan: Itzamkanac. La división presentada hace énfasis en las características geográficas quedefinen el contexto geográfico-cultural donde se inserta el grupo maya-chontal deque habitó la capital de la provincia de Acalan: Itzamkanac. Por lo tanto se haceuna breve síntesis de lo escrito hasta el momento acerca del grupo chontal y sudistribución como entidad político-territorial dentro del territorio maya. La región de Tabasco – Campeche jugó un papel importante como área detránsito para varios grupos humanos, entre los que habitaron la región están losnahuas, zoques y por supuesto maya-chontales (Vargas 1998: 260). De la región que habitaron los chontales se dice que poseían una posiciónestratégica, puesto que el vasto sistema de rutas fluviales a través de los ríosGrijalva, Usumacinta, Chacamax, San Pedro y San Pablo, San Pedro Mártir, 40
  41. 41. Palizada y Candelaria entre otros, fue aprovechado por ellos. Esto les permitió unamejor comunicación con otros lugares del área maya, propiciando los intercambiosculturales y comerciales, además de su posible expansión como grupo cultural(Vargas, 1998: 260). En cuanto a la ocupación chontal en la región, Ernesto Vargas mencionaque se puede identificar al grupo chontal como tal durante el período Clásicoterminal (800 – 1100 a.C.); sustentando su propuesta en las característicasparticulares que presenta el grupo, como son: la producción de cerámicaanaranjada de pasta fina, la construcción realizada con ladrillos y su dominio delas rutas de comunicación terrestre-marítimo-fluvial (Vargas, 1998: 261). Durante el período Clásico tardío se da un crecimiento notorio en ladensidad de población para la región, reflejado por la gran cantidad de vestigiosencontrados. Además de las características que presentan algunos sitios,mediante las cuales se conforma una tradición cultural característica del grupochontal. Tal vez los chontales florecieron desde la ocupación de Palenque yllegaron a su máximo esplendor durante el siglo X d.C. (Vargas, 1998: 265). Los chontales ocuparon un territorio llamado la chontalpa, como ya semencionó previamente. Su división político-territorial comprende por lo menos tresprovincias (según las fuentes históricas y diversos autores que han hecho uso delas mismas). Las provincias son Tabasco, Xicalango y Acalan (Figura 9), paracada provincia existe una cabecera o capital, respectivamente les correspondenPotonchan, Xicalango e Itzamkanac (Vargas, 1998: 267). Estas ciudades ademásde resguardar el poder político central de su provincia también fueron losprincipales puertos de los chontales. Los mayas – chontales de la provincia de Acalan se definen asimismoscomo amactún o mactún y a su país le decían Tamactún, en tanto que los mayasde Yucatán les dieron el nombre de putunes y al lugar Putuntan (Piña Chan, 1985:176), cabe mencionar que el término chontal significa extranjero y debiódenominarles así algún otro grupo de la región. 41
  42. 42. Figura 9. Provincia de Acalan. Los chontales han sido estudiados por diversos autores y su existenciacomo grupo cultural es bien sabida y se ha descrito desde el siglo XVI en diversasfuentes como son las Cartas de Relación de Hernán Cortés (Quinta Carta 1969),Sahagún (1938), Bernal Díaz del Castillo (1955), Oviedo (1959) y los papeles dePaxbolom Maldonado, (Vargas, 1983: 275). Entre los arqueólogos que hablan sobre los chontales, Piña Chan (1986)dice que los chontales de Tabasco y Campeche fueron de estirpe maya, puestoque se emparentaban con los mayas yucatecos y eran similares a los gruposlingüísticos de Chiapas, que incluyen los tzeltales, tzotziles, cañabales y chujes;que fueron algunos de habla chol o chorti, ésta es una lengua que se acerca másal chontal. 42
  43. 43. Entorno Ambiental: fisiografía de la región y áreas de sustentaciónActualmente, el ambiente que constituye la región de estudio cuenta con grandesposibilidades de explotación de recursos, puesto que encierra una granvariabilidad de ecosistemas que integran recursos útiles en función de lasnecesidades humanas actuales. Por lo anterior, es posible referir el fuertepotencial de recursos explotables que tuvo la región para las sociedadesprehispánicas que se asentaron en ese territorio. La región de la provincia de Acalan se ha definido como una zona de ríos ylagunas con una superficie casi plana, compuesta básicamente por rocas calizas.Esta región, al suroeste del estado de Campeche, geológicamente se encuentraen la zona de transición entre las calizas de la península de Yucatán y los terrenosaluviales del sistema Grijalva-Usumacinta (Coll de Hurtado, 1975: 9). Los factores ambientales más importantes para describir el medio físico dela región son: el clima, la vegetación y los suelos. El clima es considerado comoparte integral del ambiente, debido a que determina —en cierta medida— el sueloy la vegetación; además condiciona el drenaje y es factor importante durante laformación y evolución geológica del relieve (Coll de Hurtado, 1975: 15). El clima en la región del río Candelaria es del tipo Aw2, correspondiente alclima más húmedo dentro de los cálidos subhúmedos (Figura 10). Éste sepresenta desde la desembocadura del río San Pedro, por un lado, y al este de lalaguna de Términos, desde Sabancuy hasta el río Candelaria, por otro (Carta declimas de la república mexicana 1970). Para la época de lluvias, se presenta un fenómeno natural de importanciadenominado actualmente norte, que sumado a los ciclones y tormentas tropicalesocasionales (Coll de Hurtado, 1975: 17), propicia cambios ambientales bruscos —constantes u ocasionales dependiendo de la intensidad del fenómeno— quemodifica el paisaje en temporadas donde se esperaba, tal vez el descenso de lasaguas anegadas, cambiando drásticamente las actividades humanas realizadasperiódicamente por los grupos asentados en la región. 43
  44. 44. Este tipo de modificaciones ambientales, causadas por fenómenosnaturales provocan un descontrol sobre el manejo de los recursos, en las áreas ozonas habitadas dentro de la región, en este caso la provincia de Acalan,mermando con ello la producción agrícola o la explotación de cualquier recursoque necesite el descenso de las aguas para su ejecución. En una región el mediofísico determina, en cierta medida, el poblamiento que ahí se geste y por ende lautilización viable de los recursos que ofrece. Figura 10. Mapa de Climas. Tomado de http://mapserver.inegi.gob.mx/geografia/espanol/estados/camp/clim.cfm 44
  45. 45. En cuanto a vegetación, la región cuenta con una gran porción de selvabaja subperennifolia —aunque actualmente se aprecia un territorio deforestadodebido al uso actual que se le ha dado a varios sectores de la selva, hoy en día seha sustituido la selva por amplios pastizales para la cría de ganado vacuno—; estaselva se caracteriza por la presencia de zapote, pukte y chechén negro (Coll deHurtado, 1975: 24). En esta zona del suroeste campechano domina el recurso hidráulico, por loque se pueden apreciar numerosos pantanos y terrenos anegados gran parte delaño denominados bajos. Esta característica propició un mayor aprovechamientode los recursos acuáticos por la facilidad con que se obtenían. Incluso tambiénprovocó el atesoramiento de aquellos recursos que implicaban mayor gasto deenergía humana y tiempo para su obtención. Entre estos recursos, losinstrumentos líticos formaron parte importante, de estos la obsidiana se consideracomo un bien obtenido mediante el comercio a larga distancia. Además cabemencionar que, en consecuencia, se desarrollaron distintos tipos deinfraestructura, según fuese el tipo de recurso que se deseara obtener,transformar o transportar. Las corrientes fluviales que alimentan o desembocan en la Laguna deTérminos pertenecen a distintas cuencas (Figura 11). La mayor es la del sistemaGrijalva-Usumacinta, a la que sigue en importancia la cuenca del río Candelaria(Coll de Hurtado, 1975: 26). El río Candelaria se forma en el Petén guatemalteco y tiene una trayectoriageneral de sur a norte y en Campeche recibe por su margen derecha al río Caribe,desembocando posteriormente en la laguna de Panlao que a su vez desagua en laLaguna de Términos por la Boca de Pargos. Este río es, quizá, el más caudalosodentro de los terrenos calizos yucatecos (Coll de Hurtado, 1975: 29). Existe en geografía una división geomorfológico otorgada al área de laLaguna de Términos, ésta define tres regiones geomorfológicos importantes: Loscordones litorales, la llanura fluvial y los terrenos calcáreos. La primera es unaregión costera donde predominan formas modeladas en las arenas litorales; la 45
  46. 46. segunda corresponde a la llanura del sistema Grijalva-Usumacinta; y la terceraincluye los karst y toda la superficie con afloración de roca caliza, en distintosgrados de evolución, de la plataforma yucateca (Coll de Hurtado, 1975: 33).Nuestra región de estudio se localiza en una zona de transición entre la llanurafluvial y los terrenos calcáreos, pero en general por su ubicación contiene la mayorparte de terrenos calcáreos. Figura 11. Hidrografía de la región y ubicación de El Tigre (Piña Chan). Tomado de Urdapilleta 2006. Con base en esta división y mediante la revisión exhaustiva de los mapasgeológicos y litológicos, es posible determinar un área de sustentación, que seaviable según el medio o forma de transporte utilizado y hacer la relación de losrecursos explotables con que cuenta —y probablemente contó— el área. 46
  47. 47. Si como menciona Siemens: Es muy frecuente que los estudios arqueológicos se enfoquen en sitios específicos y se olviden del contexto, pero es necesario también examinar las inmediaciones y los espacios entre sitios, ya que suelen ser zonas que los sostienen (Siemens, 2001: 17). Es necesario tomar en cuenta el entorno geográfico del sitio en estudio paracomprender el comportamiento económico de cualquier grupo social que seasiente en una región determinada, como en este caso la rivera del río Candelaria. Existe una división para el río Candelaria donde se segmenta porcaracterísticas topográficas, sumadas a aspectos culturales. El río se divide enbajo, medio y alto Candelaria. El bajo Candelaria abarca a partir de ladesembocadura del río en la laguna de Panlao hasta el primer boquete o salto —con cincuenta kilómetros de longitud aproximadamente— donde no reporta ningúnsitio arqueológico (Vargas, 2001: 131). El medio Candelaria inicia desde el último punto citado en dirección surhasta Salto Grande, abarcando todos los saltos presentes en los distintos brazosen que se bifurca el río sobre este sector, en total son alrededor de 67 saltos yVargas plantea esta región como un importante batabilob dependiente deItzamkanac —la cabecera de la provincia de Acalan— con Salto Grande comositio de mayor importancia en el área. En este sector se reporta la existencia de 20sitios arqueológicos (Vargas, 2001: 131-136). Por último el alto Candelaria abarca sesenta kilómetros desde Salto Grandehasta Boca de Santa Isabel, donde propiamente nace el río Candelaria por launión de los ríos Caribe y San Pedro, éste viene del Petén guatemalteco. Unacaracterística particular de este sector son los ocho diques o compuertasidentificados. El primero cerca del poblado de Candelaria y los tres últimos,próximos a Salto Grande (Vargas, 2001: 137-138). En el alto Candelaria, en el tramo comprendido entre Salto Grande y losdiques se observa la mayor concentración de sitios arqueológicos, por lo tanto seconsidera está zona como el área de mayor ocupación humana. También lacapital de la provincia (Itzamkanac) se localiza en ésta zona, río arriba. 47
  48. 48. La cabecera Itzamkanac se localiza en una zona de colinas bajas, que enotra época correspondió a una selva subperennifolia y actualmente es un área depastizales debido a la creciente deforestación que se ha dado en toda la región,aunque al este y oeste todavía se conserva parte de esa selva (Vargas yTeramoto, 1996: 33). El proyecto arqueológico “El Tigre”, durante su desarrollo ha colaborado conla reforestación de áreas aledañas al sitio y, dentro de sus objetivos, incluyetambién la conservación del ambiente y la recuperación paulatina del medio físicooriginal. A pesar de estos trabajos de reforestación, aún se observa un paisajealterado y deforestado por las áreas destinadas a pastizales para ganadería y lasusadas con fines agrícolas.Flora y faunaPor las necesidades económicas presentes en la región, la gente aún no hatomado la debida conciencia ambiental para proteger y recuperar una porción dela selva. Sin embargo, todavía se aprecian especimenes de flora y fauna oriundosde la región. Como describen Ochoa y Vargas durante su recorrido: De la flora es posible apreciar algunas palmas de guano, jabín, jobo, chicozapote, guásimo, ramón, cantemó y cedro principalmente. Sin que sean abundantes por ahí se observan venados, puerco de monte, tigrillo, onzas, comadrejas, tepezcuintle y más comunmente armadillo. Aves como garzas, chachalacas, patos y tucanes; en el río la pesca es abundante: mojarra, tenguayaca, macabil, zacatera, robalo; así como lagartos y tortugas de varias clases; no faltan por supuesto las víboras de cascabel, coralillo y nauyacas (Ochoa y Vargas, 1985: 328). Lo anterior permite el registro parcial del probable entorno natural que tuvoel asentamiento durante los periodos de ocupación que comprendió.Entorno cultural: La Provincia y su cabecera ItzamkanacLa zona del río Candelaria se considerada como frontera entre las tierras altas deGuatemala y las tierras bajas de Yucatán (Pincemin, 1989: 257). Es una regióndonde alternan los pantanos con tierras emergidas; sobre las elevaciones son 48

×