Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores                                                     JAPÓN            ...
Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores                                                    Sección 2         ...
Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresembargo, pocas armas son utilizadas realmente. Un problema es que los ...
Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresPrefectura que tengan aspectos nacionales, esto hace que el personal d...
Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores                         El país donde los inocentes confiesan ser cul...
Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresOchiai. Cuando el abogado publicó el correo electrónico en su cuenta d...
Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresSi el sospechoso se arrepiente durante los interrogatorios, los fiscal...
Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresCuando se le pregunta a la gente en la calle si todavía confían en la ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Japón

1,100 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,100
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
20
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Japón

  1. 1. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores JAPÓN Sección 1 Policía de Japón [1] Liqun CaoJapón (日本国 Nippon-koku, Estado de Japón; significa: el país del origen del sol) fue el primer país en elEste de Asia en establecer una policía moderna y profesional en la década de 1870 durante la RestauraciónMeiji. Su fuerza policial fue modelada según la de Francia y Alemania (Ames, 1981). A Kawaji Toshiyoshi sele atribuye la creación de la policía japonesa moderna. Después de un corto período de experimentar lapolicía descentralizada durante la ocupación de Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial, la policíajaponesa se centralizó de nuevo con la aprobación de la Ley de Reforma Policial en 1954. La policía en elnivel de prefectura mantiene un grado de autonomía, pero debe operar bajo la supervisión general de laAgencia Nacional de Policía, que es responsable ante la Comisión Nacional de Seguridad Pública, que a suvez, depende directamente del Primer Ministro (警察庁,Keisatsu-cho, Agencia Nacional de Policía de Japón,2005). La naturaleza nacional de la policía está muy realzada por la forma en que los policías sonentrenados y promovidos. Todos los nuevos reclutas de la policía tienen que pasar por un entrenamientovigoroso en la prefectura o en la academia nacional de policía. Para ser promovidos tienen que pasar por unnuevo entrenamiento en la Academia Nacional de Policía. Sin embargo, ninguna de las academias de policíaotorga títulos académicos a los policías. Comparado con China, los deberes de los policías japoneses secentran más en la delincuencia. Al igual que China, el Ministerio de Justicia administra el sistemapenitenciario en Japón.Debido a la historia de Japón, en la que los policías primero fueron reclutados de las filas de los samuráis, lapolicía goza de alto estatus social en Japón y su entorno de apoyo era considerado un ‘paraíso para unpolicía’ (Bayley, 1991, 1). La estrategia policial única de Japón se basa en el kōban (交番) urbano y elchuzaizo rural. El kōban es una pequeña estructura, una casa o una tienda, que proporciona una oficina yespacio de trabajo para los oficiales asignados a ella. Está abierta durante todo el día y ofrece una ampliagama de servicios a las personas de la comunidad. Dos veces al año, los oficiales realizan una visita casa porcasa en su distrito, reuniendo información acerca de quién vive en el área y ofreciendo información sobreprevención del delito y medidas de seguridad.En Japón hay 47 fuerzas policiales locales y una Agencia Nacional de Policía. Hay también 47 Comisiones deSeguridad Pública, una en cada Prefectura, así como una Comisión Nacional de Seguridad Pública paragarantizar el control democrático y la neutralidad política de las fuerzas policiales (Tamura). Losgobernadores de las prefecturas, a través de las Comisiones de Seguridad Pública, mantienen el controlindirecto de las fuerzas policiales locales, también conocidas como fuerzas policiales de la prefectura, queestán bajo jurisdicción de cada prefectura.La fuerza policial nacional es conocida como la Agencia Nacional de Policía. Su jefe es nombrado por laComisión Nacional de Seguridad Pública con el consentimiento del Primer Ministro. La ANP estácomprometida en la planificación y financiamiento de las políticas de seguridad pública y en la coordinaciónde las actividades con la policía local. Las fuerzas policiales locales son fundamentalmente independientesde la ANP, sin embargo, la Comisión Nacional de Seguridad Pública tiene el derecho de nombrar y destituira altos funcionarios de la policía local por encima del rango de superintendente senior, incluidos los jefes delas fuerzas policiales de las prefecturas. Además, la Comisión Nacional de Seguridad Pública tiene autoridadpara regular las actividades de la policía. La ANP también tiene la autoridad para asignar el presupuesto delas fuerzas policiales locales y para inspeccionarlas. Así, la Comisión Nacional de Seguridad Pública y la ANPson influyentes en las fuerzas policiales locales a través del personal y la gestión presupuestaria. 1
  2. 2. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores Sección 2 Administración de la Policía [2] Tadashi MoriyamaLa Ley de Policía, promulgada en 1947, de conformidad con los principios tales como el estado de derecho yla autonomía local, tiene como meta proporcionar una estructura policial eficiente sobre una basedemocrática. La estructura policial consiste en la policía nacional y las policías de las prefecturas.Anteriormente, la mayoría de las agencias de policía funcionaba como guardias de la familia imperial.Ahora, hay una mezcla de centralización y descentralización en que la administración de la policía esresponsabilidad de los gobiernos de las prefecturas.Las organizaciones policiales a nivel nacional son la Comisión para la Seguridad Policial Nacional (NPSC,National Police Safety Commission) y la Agencia Nacional de Policía (NPA, National Police Agency). La NPSCelabora la política básica y controla a la ANP, que administra los asuntos policiales. La NPSC es un cuerpogubernamental responsable principalmente de la supervisión administrativa de la policía y la coordinaciónde la administración policial. También supervisa las cuestiones relacionadas con la educación policial, lacomunicación, la identificación criminal, las estadísticas criminales y el equipamiento policial. Para asegurarsu independencia y neutralidad, ni siquiera el Primer Ministro está facultado para dirigir y dar órdenes a laNPSC.La NPA, que está encabezada por un Director General, mantiene Oficinas Regionales de Policía como susagencias locales en todo el país. Hay siete oficinas en las principales ciudades, con exclusión de Tokio y lanorteña isla de Hokkaido. La Ley de Policía establece que cada gobierno de prefectura, que es una entidadlocal, tendrá su propia Policía de la Prefectura (PP, Prefectural Police). La PP es supervisada por la Comisiónde Seguridad Pública de la Prefectura, que lleva a cabo todas las funciones de policía dentro de los límitesde la prefectura. En la práctica, las PP se encuentran en cada una de las 47 prefecturas. La AcademiaNacional de Policía, el Instituto Nacional de Investigaciones de la Ciencia Policial y el cuartel general de laGuardia Imperial (皇宮警察本部 Kōgū-Keisatsu Honbu) son también organizaciones relacionadas con laNPA.Además, el sistema kōban (交番) ofrece a los residentes locales la seguridad y la paz a través del contactodiario de los policías con los habitantes de la zona. Originalmente creado por la policía japonesa, estesistema ha sido adoptado recientemente por países como Alemania y Singapur. Sin embargo, su éxitodepende de la relación humana entre los policías y la gente de la comunidad. A veces, hay un exceso deintervención de la policía. El sistema kōban se basa en aproximadamente 15.000 casetas de policía (派出所hashutsusho) y las casetas de policía residencial (Chuzaisho) distribuidas en todo el país.Disponibilidad de automóviles policiales. Los vehículos de motor se asignan a todas las casetas de la policíaen todo el país. Debido a su movilidad, son útiles en el manejo de casos de emergencia, la investigación deactividades delictivas, y la aplicación del control de tráfico. A partir de 1994, hay aproximadamente 26.000vehículos de policía, incluyendo 5.000 patrullas, 3.000 motocicletas de policía de tráfico, 5.000 vehículosempleados para la investigación criminal y 2.500 vehículos de transporte. Además, alrededor de 200 barcosy 60 helicópteros de la policía están asignados a cada jurisdicción.Equipamiento electrónico. La red de tecnología incluye circuitos de teléfono policial, fax, un sistemaintegrado para las actividades de la policía, un sistema de comunicación de comando y el sistema de radiomóvil, equipos portátiles de radio, un satélite de comunicaciones, y telefonía móvil multicanal en lospatrulleros.Armas. Después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos aconsejó a la policía japonesa requiriera alos agentes de policía que porten armas de fuego, mientras que antes solían llevar sables solamente. Sin 2
  3. 3. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresembargo, pocas armas son utilizadas realmente. Un problema es que los delincuentes pueden inicialmenteatacar a la policía con el fin de obtener armas de fuego.Capacitación y cualificación. Los reclutas de inmediato deben asistir a un curso de capacitación de trespartes, que consta del pregrado, en el lugar de trabajo, y un curso de formación integral. Los contratadospor la PP están matriculados en un curso de pregrado un año de formación en sus respectivas academias depolicía.Confesiones. Las admisiones de testimonio en el tribunal no pueden incluir confesiones hechas bajocoacción, tortura o amenaza, o después de una detención prolongada o confinamiento. La condena nopuede permitirse cuando la única prueba contra el acusado es su propia confesión. Sección 3 Grados [3] En japonés En español Keishi-sōkan Superintendente General y Jefe del Departamento de Policía Metropolitana de 1 警視総監 Tokio (el grado y el cargo reciben la misma denominación) Superintendente Supervisor. Keishi-kan 2 Sub-Comisionado General, Sub-Superintendente General, Jefe de Oficina Policial 警視監 Regional o Jefe del Cuartel General Policial de la Prefectura. Keishi-chō Superintendente Jefe. 3 警視長 Jefe del Cuartel General Policial de la Prefectura. Keishi-sei Superintendente Superior. 4 警視正 Jefe de la Estación de Policía. Keishi Superintendente. 5 警視 Jefe de la Estación de Policía. Keibu Inspector Policial. 6 警部 Capitán o Inspector. Keibu-ho Inspector Policial Asistente. 7 警部補 Teniente o Asistente del Inspector. Junsa-buchō Sargento. 8 巡査部長 Junsa Policía. 9 巡査 Patrullero.Los policías japoneses están divididos en nueve grados. El Comisionado General de la Agencia Nacional dePolicía (警察庁長官 Keisatsu-chō Chōkan) también tiene el estatus de oficial de policía y funcionalmentetiene la posición más alta en las fuerzas policiales japonesas, pero no tiene un grado policial. Keishi-sōkanes el término del grado policial más alto, y también del cargo de jefe del Departamento de PolicíaMetropolitana de Tokio.Además de los rangos mencionados anteriormente, está la posición de Junsa-chō (巡査長 Policía Sénior oCabo), que es un grado honorario. Esta posición se otorga a los policías en el rango de Junsa (Policía) quetiene mucha experiencia de trabajo y cuyo ejercicio de las funciones es muy bueno. No es un grado previstopor la ley. Los policías que obtienen la posición de Junsa-chō son asignados a la tarea de entrenar a sussubordinados y de la coordinación de los deberes policiales actuales. Los jefes de policía y por encima delrango de superintendente superior son designados como personal de servicio público nacional, aunquepertenezcan a las fuerzas de policía de la prefectura. Como personal de servicios públicos nacionales,aquellos oficiales de Policía de la Prefectura está en condiciones de coordinar las tareas de la Policía de la 3
  4. 4. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresPrefectura que tengan aspectos nacionales, esto hace que el personal de la Prefectura de Policía estédisponible para las funciones de la policía nacional. Sección 4 Siete Oficinas Regionales de Policía [4]Las siete Oficinas Regionales de Policía (RPB, Regional Police Bureaus) dependen de la Agencia Nacional dePolicía. Están ubicadas en las principales ciudades de cada región geográfica. El Departamento de PolicíaMetropolitana de Tokio y la Jefatura Superior de Policía de la Prefectura de Hokkaido están excluidos de lajurisdicción de las RPB. Encabezadas por un Director General, cada RPB ejerce el control y la supervisión, yproporciona servicios de apoyo a la policía de las 45 prefecturas dentro de su jurisdicción, bajo la autoridady las órdenes del Comisionado General de la Agencia Nacional de Policía. Adjunta a cada RPB hay unaEscuela Regional de Policía. Siete Oficinas Regionales de Policía Tohoku Kinki Shikoku Kanto Chubu Kyushu Chugoku Ibaraki Tochigi Fukuoka Aomori Shiga Gunma Toyama Saga Tottori Iwate Kyoto Tokushima Saitama Ishikawa Nagasaki Shimame Miyagi Osaka Kagawa Chiba Fukui Kumamoto Okayama Akita Hyogo Ehime Kanagawa Gifu Oita Hiroshima Yamagata Nara Kochi Niigata Aichi Miyazaki Yamaguchi Fukushima Wakayama Yamanashi Mie Kagoshima Nagano Okinawa Shizuoka 6 6 4 10 6 8 5 Prefecturas Prefecturas Prefecturas Prefecturas Prefecturas Prefecturas PrefecturasFuentes consultadas:[1] Liqun Cao [2007] Asian Policing Systems, La Enciclopedia de la Ciencia Policial – 3° Edición, Volumen 1,Editor: Jack R. Green, Routledge, Taylor & Francis Group, Nueva York, Londres, 2007, página 63, traducción(656 palabras) de Carlos G. Blanco, M.Sc.[2] Tadashi Moriyama (Takushoku University) World Factbook of Criminal Justice Systems, Japan, accedidoel 20 de julio de 2011, 601 palabras traducidas por Carlos G. Blanco, M.Sc.[3] Description of the Japanese Police Organization, http://www.iej.uem.br/police.htm, accedido el 21 dejulio de 2011, traducido por Carlos G. Blanco, M.Sc. y Wikipedia, the free enciclopedia [2011]http://en.wikipedia.org/wiki/Police_rank#Japan, accedido el 2 de septiembre de 2011.[4] Organizaciones y Recursos, 3. Organización, A. Organización Policial Nacional, (2) Agencia Nacional dePolicía, (c) Oficinas Regionales de Policía. 4
  5. 5. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autores El país donde los inocentes confiesan ser culpables Mariko Oi BBC: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/02/130117_japon_inocentes_confesion_en.shtml 2 de febrero de 2013"Voy a atacar una escuela primaria y voy a matar a todos los niños antes del verano". La amenazapublicada en el sitio web de la ciudad de Yokohama en junio y otras que aparecieron en internet en losmeses siguientes, ponían en peligro a famosos escolares, entre ellos, los nietos del Emperador.Tras una investigación policial, cuatro personas fueron detenidas. Dos de ellas, incluyendo un estudiante de19 años de edad, confesaron su culpabilidad. Sin embargo, el 9 de octubre, el verdadero autor envió uncorreo electrónico al abogado Yoji Ochiai y a medios locales, explicando cómo realizó esas amenazas através de computadoras de internautas inocentes, con la ayuda de un virus. Su propósito, como se indicaen el correo electrónico para Ochiai, era "exponer las aberraciones de la policía y los fiscales". En ciertomodo, lo hizo. Y, además, planteó las preguntas de por qué la gente inocente confiesa un crimen que nocometió y a qué tipo de presión es sometida. "Aunque me sorprendió haber recibido el correo electrónico",dice Ochiai, "no me sorprendió que la gente inocente confesara"."Me rendí y confesé"Derechos del sospechoso"De acuerdo a la ley japonesa, una persona puede ser arrestada y detenida sin derecho a fianza durante 48horas por la policía, bajo la sospecha de haber cometido un crimen. En ese período de tiempo, la policíadebe informarle al detenido acerca del crimen que se le acusa, de su derecho a permanecer en silencio, desu derecho a contratar un abogado... La policía usualmente comienza el interrogatorio inicial sin que elsospechoso haya tenido la oportunidad de ver a un abogado", explica una fuente de la embajada de EstadosUnidos en Japón.Aunque Japón tiene una tasa de condena de más del 99%, en los últimos meses ha habido protestas poruna serie de arrestos injustos en los que los sospechosos han confesado ser culpables de crímenes que nocometieron. "A diferencia de otros casos, estas amenazas cibernéticas afectaron a personas comunes ycorrientes que estaban usando internet, lo que elevó el temor de que podría pasarle a cualquiera", explica 5
  6. 6. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresOchiai. Cuando el abogado publicó el correo electrónico en su cuenta de Twitter y en su blog, recibiócientos de respuestas del público: la mayoría criticaba mucho más a la policía que al autor del fraude. ShojiSakurai pasó 29 años en la cárcel por un robo y un asesinato que no cometió. Necesitó otros 15 años paraganar un veredicto de inocente en su segundo juicio el año pasado. "Yo era un joven rebelde y la policíajaponesa va tras las personas con antecedentes penales. Mi amigo Sugiyama y yo nos convertimos en losprincipales sospechosos del asesinato". Cuando fue detenido, con tan sólo 20 años, fue tratado como uncriminal culpable, asegura. "Me interrogaron día y noche, pidiéndome que confesara. Tras cinco días, ya sinfuerza mental, me rendí y confesé". "Puede que esto sea difícil de entender para la gente".MaltratoEl exdetective Yoshiki Kobayashi asegura que la policía japonesa tiene poderes limitados en comparacióncon otros países.Sakurai asegura que quienes lo interrogaron no eran agresivos. Sin embargo, ha habido casos en los que lapolicía o los fiscales han sido acusados de maltratar a los sospechosos. Hiroshi Ichikawa fue fiscal durantecasi 13 años, hasta que perdió su trabajo por haber amenazado con matar a un sospechoso durante uninterrogatorio. "No estoy tratando de excusar mi comportamiento diciendo que los demás hicieron lomismo, pero no me considero un monstruo por haber amenazado de muerte a un sospechoso", señala. "Heescuchado a otros fiscales gritarles a sospechosos. Uno de mis jefes se enorgullece al relatar cómo pateó lapantorrilla de un interrogado por debajo de la mesa". Una cosa que lamenta es haber redactado unaconfesión que no se correspondía con la verdad. "Después de cuestionar a un hombre durante ocho horas,conseguí que firmara una declaración que no era suya. Él no dijo ni una sola palabra de lo que estabaescrito allí", relata. "Mi jefe me estaba presionando para que consiguiera su confesión, pensé que no podíaregresar a casa sin ella". El hecho de que ahora Ichikawa haya perdido su trabajo sugiere que losreglamentos que rigen los interrogatorios están funcionando.Restricciones para investigar. Aunque la policía japonesa y los fiscales no han sido acusados de recurrir aformas más agresivas de interrogatorios, como la tortura, nadie fuera de la sala de entrevistas saberealmente qué es lo que sucede en el interior. Todo ocurre a puerta cerrada, sin la presencia de unabogado. Entonces, ¿por qué el sistema de justicia japonés valora tanto las confesiones? "Son las reinas dela evidencia. Si se consigue que alguien confiese un delito, el tribunal lo encontrará culpable", afirma JeffKingston de la Universidad de Temple en Tokio. "También se les considera una oportunidad para que (elacusado) pueda aliviarse de su culpa y se arrepienta por sus crímenes".Shoji Sakurai pasó 29 años en prisión por un crimen que no cometió. 6
  7. 7. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresSi el sospechoso se arrepiente durante los interrogatorios, los fiscales ofrecen una sentencia menor, segúnlo explica el profesor Kingston. Yoshiki Kobayashi, quien trabajó como detective de la Policía Nacionaldurante 25 años, cree que el énfasis en las confesiones también se debe a las limitaciones que poseen parainvestigar. "La policía de otros países puede realizar operaciones encubiertas e incluso grabar llamadastelefónicas. En Japón, no se permiten estos poderes y por ello lo único que podemos hacer es creer en lasconfesiones". Su limitado poder tiene razones históricas. Antes de la Segunda Guerra Mundial, diceKobayashi, la policía abusó de sus poderes y por ello -cuando terminó la guerra- la gente exigió que losperdieran. Pero, ¿qué es lo que hace que los japoneses sospechosos estén dispuestos a confesar, inclusocrímenes que no cometieron? El abogado Yoji Ochiai piensa que la psique japonesa tiene algo que ver.Cambios en el sistema. "Tradicionalmente la gente piensa que no debe rebelarse ante las autoridades, porlo que los delincuentes confiesan muy fácilmente", dice Ochiai. "Pero en el siglo XXI, más personas -culpables o no- están ejerciendo sus derechos y no simplemente obedecen y confiesan". El énfasis que lasociedad japonesa coloca en la vergüenza y en la consideración hacia la familia también juega un papelimportante. Sakurai asegura que le dijeron que su madre quería que confesara. Aunque él lo duda, nuncapudo preguntárselo porque su madre falleció antes de que él fuese liberado.Las prisiones japonesas son conocidas por su estricta disciplina.El padre del estudiante de 19 años que confesó haber llevado a cabo la amenaza cibernética el pasado mesjunio, dijo en una declaración a los medios de comunicación que la consideración hacia la familia fue lo quemotivó a su hijo a "tergiversar la realidad y confesar". Incluso si las personas que han sido injustamentecondenadas logran demostrar su inocencia, recibir una disculpa oficial es casi imposible. Sakurai recibió unmonto de US$148 por cada día que estuvo detenido. Sin embargo, ahora está demandando al Estado ybuscando una mayor compensación. "El dinero no me molesta y ni siquiera espero una disculpa. Lo quedeseo es cambiar el sistema que permite a la policía, los fiscales y los jueces condenar a gente inocente ysalirse con la suya". Algunos cambios en el sistema ya están ocurriendo: a partir de julio, algunas partes delas entrevistas de los sospechosos se han grabado, aunque exigen que se registre la totalidad de lasentrevistas. Durante muchas décadas, el sistema de justicia criminal de Japón ha tenido una imagen casiinmaculada. Además de una tasa de condenas de más del 99%, sólo el 1,4% de las personas reportaron servíctimas de asaltos, según las últimas cifras anuales de la Organización para la Cooperación Económica y elDesarrollo (OCDE), una cifra inferior a la media (4%). El Ministerio de Justicia asegura que la mayoría de lasconfesiones son verdaderas y desempeñan un papel importante en la condena de los criminales. 7
  8. 8. Prohibida su reproducción sin permiso de sus autoresCuando se le pregunta a la gente en la calle si todavía confían en la policía, aproximadamente siete de cada10 dice que sí. Sin embargo, el comunicado emitido por el padre del estudiante detenido injustamente porlas amenazas cibernéticas condena el sistema, por decir lo menos. "Se supone que la policía debe protegera la gente. Es inaceptable que arresten y acusen a un ciudadano inocente, un niño, debido a investigacionesnegligentes", escribió. "Es demasiado duro pensar en lo que pasaba por su mente al momento de laconfesión, cómo deseaba encontrar pruebas de su inocencia y terminó dándose por vencido". "Lo mástriste es que como padre incluso dudé de su inocencia". Mientras tanto, el autor de las amenazascibernéticas aún no ha sido capturado. 8

×