Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Sacro Monte (por: carlitosrangel)

347 views

Published on

(oct.2017) Décimo quinto poema de la serie “Poemas Pythagoricos”. La exquisita melodía del silencio mora en el interior de nosotros mismos, en ese “Monte Sagrado” al que sólo accedemos al liberarnos de los apegos que nos distraen, de los deseos que nos amargan, sin permitir que nada ni nadie enturbie nuestra paz y vuestra libertad, al aceptar al otro tal como es, al aceptar la vida tal como es, al aceptarme a mí mismo tal como soy.
Textos, fotografía y producción original: Carlos Rangel

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Sacro Monte (por: carlitosrangel)

  1. 1. Transiciónmanual
  2. 2. ¿Qué pasaría si un día se detuvieran por completo los ruidos internos que nos atormentan, los del pasado irresuelto, los del futuro incierto, los que nos aturden, los que nos distraen, los que nos dispersan?
  3. 3. Surgiría entonces la sal de los sabios, la exquisita melodía del Silencio que vibra en sí misma esperando con paciencia que le brindes tu atención -sólo un poquito de atención-, para que percibas su existencia que mora en tu interior esperando despertar.
  4. 4. Si preguntas al Peregrino, te dirá que es preciso subir la montaña sagrada, el Sacro Monte de los misterios del Alma, libre de apegos que nos atan, libre de deseos que sólo amargan, para llegar a la cima del Silencio y alcanzar la Libertad de la Luz.
  5. 5. Pero nadie quiere andar por donde no sabe hacerlo, sin darse cuenta que ése, es precisamente el camino que con disciplina y con humildad lo llevará a la Gloria y obtendrá los bienes que nunca ha poseído pues ni siquiera los ha sospechado.
  6. 6. A veces el Peregrino se distrae y parece olvidar el propósito de cada uno de sus pequeños viajes, el gran propósito de su Gran Viaje: aprender a amar. Sólo eso. Por eso reinicia cada día como si fuera el primero, como si fuera el último.
  7. 7. Sin permitir que nada ni nadie enturbie su Paz y su Libertad, valorando cada encuentro, cada guijarro, cada color, cada canto, y lo agradece a cada momento, brindando toda su misericordia y toda su compasión por cada error cometido, propio o ajeno.
  8. 8. Hoy quiero deshacerme de cada palabra, de cada objeto, de cada mirada, que me ata a lo material, de cada circunstancia que me ata a lo temporal, subir a ese monte sagrado, ascender a la cúspide de mí mismo y recordar mi Yo Eterno.
  9. 9. Pero no sé cómo hacerlo, por eso invoco la ayuda de quien puede tomar mi mano y guiarme por esos senderos desconocidos que ni siquiera imagino, ascender al Sacro Monte de la vida sin detenerme en los recuerdos ni distraerme en las fantasías, avanzando ese tramo del camino que Hoy me toca recorrer.
  10. 10. Me detengo un momento y se escucha la voz del Maestro como un gran murmullo que lo envuelve todo diciendo: “Recuerda, Alma Hermana, que has venido a unir lo que no puede unirse más que a través de la bendecida aceptación del otro”.
  11. 11. Y ciertamente ni tú, ni yo, ni el otro puede por el momento ser de otra manera. Y compruebo que solamente puedo aceptarme a mí como soy, a ti como eres, al otro como es, sin quitarle ni ponerle, sin cambiarlo, sin censurarlo, sin condenarlo, sin adornarlo… Simplemente tal como es.
  12. 12. Sólo en la noche oscura se puede apreciar la estrella guía que abre los sellos de los defectos que nos atormentan y descubrir que gracias a ellos se abren las potencias luminosas de Vida Eterna al recorrer el sendero del Sacro Monte hasta tu propia cima.
  13. 13. La adversidad sólo detiene a quien se refugia en su inmadurez… Todas esas ideas fijas no aparecen en tu vida para que las abraces ni para que las rechaces, sólo para que las observes sin que tu emoción se desequilibre ni se reprima. Sólo siente la Luz que vive en ti… Cuando te permitas reencontrarte contigo, experimentarás la felicidad.
  14. 14. Tu monte sagrado está en el centro mismo de tus miedos, de tus dudas, de tus desasosiegos. Sólo basta aprender a buscar el Silencio para llegar a él, sólo basta aprender la diferencia entre peligro y desafío y recordar que para subir esa montaña dentro de nosotros mismos, el Peregrino nunca se acerca a los caminos extremos; solamente conecta al Todo con el Silencio.
  15. 15. El Peregrino sabe que esa senda difícil no ha de recorrerse por ambición, sino por Amor, por el mero placer de conseguir “nada”, pues nunca se puede llegar a la ventura nueva por la senda antigua. Hoy te reto a construir paso a paso tu propio sendero ¡…atrévete a seguirlo…! Carlos Rangel Santiago de Querétaro, México Septiembre, 2017
  16. 16. Textos originales © Carlos Rangel de la serie Poemas Pythagoricos Fotografía original © Carlos Rangel de la serie Entre adentro y afuera Música: Le Lac © Michael Nyman del OST del film HIMALAYA concepto general y montaje gráfico original © Carlos Rangel carlitosrangel@hotmail.com se agradece respetarlo sin alteración Santiago de Querétaro, México, octubre 2017 otras producciones del autor: www.slideshare.net/carlitosrangel/presentations
  17. 17. Textos originales © Carlos Rangel de la serie Poemas Pythagoricos Fotografía original © Carlos Rangel de la serie Entre adentro y afuera Música: Le Lac © Michael Nyman del OST del film HIMALAYA concepto general y montaje gráfico original © Carlos Rangel carlitosrangel@hotmail.com se agradece respetarlo sin alteración Santiago de Querétaro, México, octubre 2017 otras producciones del autor: www.slideshare.net/carlitosrangel/presentations

×