Transiciónmanual
CIMATARIO,
EL PRIMER HABITANTE DEL VALLE DE QUERÉTARO
Viejo, mi estimado viejo; 31 años cumple en tu suelo el parque que
l...
CIMATARIO,
EL PRIMER HABITANTE DEL VALLE DE QUERÉTARO
Viejo, mi estimado viejo; 31 años cumple en tu suelo el parque que
l...
Cimatario o Coyote Macho, uno de los grandes mecos más sagrados
del estado, junto el Zamorano, o la peña de Bernal entre o...
Cimatario o Coyote Macho, uno de los grandes mecos más sagrados
del estado, junto el Zamorano, o la peña de Bernal entre o...
Alumbrado bajo el borbollar de fuego de las entrañas de la tierra,
emergiste en una eclosión apocalíptica de sangre pura d...
Alumbrado bajo el borbollar de fuego de las entrañas de la tierra,
emergiste en una eclosión apocalíptica de sangre pura d...
Y en tu grandeza te acomodaste en el valle a contemplar
pacientemente el sinfín de albas y atardeceres. Tu semblante al ci...
Y en tu grandeza te acomodaste en el valle a contemplar
pacientemente el sinfín de albas y atardeceres. Tu semblante al ci...
Y así estuviste por años hasta que te quedaste dormido, algunos
dicen extinto, pero no hay duda que todavía mantienes en t...
Y así estuviste por años hasta que te quedaste dormido, algunos
dicen extinto, pero no hay duda que todavía mantienes en t...
Desde entonces, sigues mostrando la mansedumbre fiel de tu silueta
recortada en el horizonte. Y observas en silencio el de...
Desde entonces, sigues mostrando la mansedumbre fiel de tu silueta
recortada en el horizonte. Y observas en silencio el de...
Tú que proveíste de fertilidad estas tierra, y de belleza y poesía por
años con tu silueta.
Ya pasaron aquellos tiempos en...
Tú que proveíste de fertilidad estas tierra, y de belleza y poesía por
años con tu silueta.
Ya pasaron aquellos tiempos en...
Y tú, paciente y silencioso, todavía guardas en la memoria del piélago
de tu tierra cada gota de agua de todas las lluvias...
Y tú, paciente y silencioso, todavía guardas en la memoria del piélago
de tu tierra cada gota de agua de todas las lluvias...
Cimatario, Coyote Macho, Cerro Blanco. Tú que estuviste para
recibirnos y ofrecernos hasta nuestros sueños. Aquí estarás p...
Cimatario, Coyote Macho, Cerro Blanco. Tú que estuviste para
recibirnos y ofrecernos hasta nuestros sueños. Aquí estarás p...
Textos originales © Rubén Navarro
Fotografía original © Rubén Navarro
paramrub@yahoo.es
Música: Días de Inocencia
del álbu...
Textos originales © Rubén Navarro
Fotografía original © Rubén Navarro
paramrub@yahoo.es
Música: Días de Inocencia
del álbu...
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)

854 views

Published on

(jul.2014) En Querétaro, México, hay un monte milenario (millonario?) llamado el Cerro del Cimatario que ha sido testigo del devenir de la ciudad, su silueta enmarca un perfil emblemático y es cuna de una sorprendente biodiversidad. En el aniversario oficialmente asignado a la fundación de la ciudad, tenemos este diaporama con imágenes y textos de Rubén Navarro, español de nacimiento, exquisito poeta de la imagen y de la palabra, enamorado de esta bella ciudad. Un deleite.
Producción original: Carlos Rangel

Published in: Travel
4 Comments
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
854
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
19
Comments
4
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Queretaro - Cimatario (por: carlitosrangel)

  1. 1. Transiciónmanual
  2. 2. CIMATARIO, EL PRIMER HABITANTE DEL VALLE DE QUERÉTARO Viejo, mi estimado viejo; 31 años cumple en tu suelo el parque que lleva tu nombre. Y al celebrarlo, rememoramos que tú estás aquí desde hace más de 5.6 millones de años.
  3. 3. CIMATARIO, EL PRIMER HABITANTE DEL VALLE DE QUERÉTARO Viejo, mi estimado viejo; 31 años cumple en tu suelo el parque que lleva tu nombre. Y al celebrarlo, rememoramos que tú estás aquí desde hace más de 5.6 millones de años.
  4. 4. Cimatario o Coyote Macho, uno de los grandes mecos más sagrados del estado, junto el Zamorano, o la peña de Bernal entre otros. Ancestros vivos, que los antiguos antepasados te bautizaron prendidos por tu hechizo; y al ponerte nombre, te adoptaron como a uno de los suyos.
  5. 5. Cimatario o Coyote Macho, uno de los grandes mecos más sagrados del estado, junto el Zamorano, o la peña de Bernal entre otros. Ancestros vivos, que los antiguos antepasados te bautizaron prendidos por tu hechizo; y al ponerte nombre, te adoptaron como a uno de los suyos.
  6. 6. Alumbrado bajo el borbollar de fuego de las entrañas de la tierra, emergiste en una eclosión apocalíptica de sangre pura de tezontle que al coagularse fue dándote la belleza arcaica de tu silueta. Y creciste durante millones de años, acunado por la balada nítida de las estrellas asomado a la orilla del océano infinito del firmamento.
  7. 7. Alumbrado bajo el borbollar de fuego de las entrañas de la tierra, emergiste en una eclosión apocalíptica de sangre pura de tezontle que al coagularse fue dándote la belleza arcaica de tu silueta. Y creciste durante millones de años, acunado por la balada nítida de las estrellas asomado a la orilla del océano infinito del firmamento.
  8. 8. Y en tu grandeza te acomodaste en el valle a contemplar pacientemente el sinfín de albas y atardeceres. Tu semblante al cielo, tus raíces en el suelo y el rebozo de la brisa envolviéndote en un abrazo de aromas, susurros y silencios.
  9. 9. Y en tu grandeza te acomodaste en el valle a contemplar pacientemente el sinfín de albas y atardeceres. Tu semblante al cielo, tus raíces en el suelo y el rebozo de la brisa envolviéndote en un abrazo de aromas, susurros y silencios.
  10. 10. Y así estuviste por años hasta que te quedaste dormido, algunos dicen extinto, pero no hay duda que todavía mantienes en tu interior la fuerza de todos tus sueños vivos. ¿Qué sentirían los primeros nómadas al pisar por primera vez este valle y verte?.
  11. 11. Y así estuviste por años hasta que te quedaste dormido, algunos dicen extinto, pero no hay duda que todavía mantienes en tu interior la fuerza de todos tus sueños vivos. ¿Qué sentirían los primeros nómadas al pisar por primera vez este valle y verte?.
  12. 12. Desde entonces, sigues mostrando la mansedumbre fiel de tu silueta recortada en el horizonte. Y observas en silencio el devenir de la vida y la historia de sus gentes en un suspiro de esperanzas y de sueños. Y tú, pilmama por excelencia de esta ciudad, que no sólo la viste nacer, sino que fue creciendo a tus expensas, arrancándote la piel boscosa de tus laderas de encinos y robles. Dejándote desnudo y en carne viva.
  13. 13. Desde entonces, sigues mostrando la mansedumbre fiel de tu silueta recortada en el horizonte. Y observas en silencio el devenir de la vida y la historia de sus gentes en un suspiro de esperanzas y de sueños. Y tú, pilmama por excelencia de esta ciudad, que no sólo la viste nacer, sino que fue creciendo a tus expensas, arrancándote la piel boscosa de tus laderas de encinos y robles. Dejándote desnudo y en carne viva.
  14. 14. Tú que proveíste de fertilidad estas tierra, y de belleza y poesía por años con tu silueta. Ya pasaron aquellos tiempos en que también te conocían por Cerro Blanco, cuando la bruma de nubes cubría tu cima y los labriegos decían: “Ahí está el gorro charro del Cimatario. Seguro va a llover”. Y llovía…
  15. 15. Tú que proveíste de fertilidad estas tierra, y de belleza y poesía por años con tu silueta. Ya pasaron aquellos tiempos en que también te conocían por Cerro Blanco, cuando la bruma de nubes cubría tu cima y los labriegos decían: “Ahí está el gorro charro del Cimatario. Seguro va a llover”. Y llovía…
  16. 16. Y tú, paciente y silencioso, todavía guardas en la memoria del piélago de tu tierra cada gota de agua de todas las lluvias de las nubes nómadas, todos los racimos de brisas, los cometas fecundando el firmamento, las miríadas trémulas de las estrellas, los animales que buscaron en ti cobijo y sustento, y todas las generaciones que fueron crecieron a tu vera sin tú nunca pedir nada.
  17. 17. Y tú, paciente y silencioso, todavía guardas en la memoria del piélago de tu tierra cada gota de agua de todas las lluvias de las nubes nómadas, todos los racimos de brisas, los cometas fecundando el firmamento, las miríadas trémulas de las estrellas, los animales que buscaron en ti cobijo y sustento, y todas las generaciones que fueron crecieron a tu vera sin tú nunca pedir nada.
  18. 18. Cimatario, Coyote Macho, Cerro Blanco. Tú que estuviste para recibirnos y ofrecernos hasta nuestros sueños. Aquí estarás para despedirnos y seguirás otros tantos millones de años más, y nosotros contigo como un acaso más de la experiencia de tu existencia, durmiendo en la memoria palpitante de tus entrañas en ese bello, eterno y mágico sueño que es la Vida. Gracias viejo.
  19. 19. Cimatario, Coyote Macho, Cerro Blanco. Tú que estuviste para recibirnos y ofrecernos hasta nuestros sueños. Aquí estarás para despedirnos y seguirás otros tantos millones de años más, y nosotros contigo como un acaso más de la experiencia de tu existencia, durmiendo en la memoria palpitante de tus entrañas en ese bello, eterno y mágico sueño que es la Vida. Gracias viejo.
  20. 20. Textos originales © Rubén Navarro Fotografía original © Rubén Navarro paramrub@yahoo.es Música: Días de Inocencia del álbum ATMOS © Emilio Mejía Luarca compositor queretano www.emiliomejia luarca.com Concepto general y montaje gráfico original © Carlos Rangel carlitosrangel@hotmail.com se agradece respetarlo sin alteración Santiago de Querétaro, México, julio 2014 otras producciones del editor: www.slideshare.net/carlitosrangel/presentations
  21. 21. Textos originales © Rubén Navarro Fotografía original © Rubén Navarro paramrub@yahoo.es Música: Días de Inocencia del álbum ATMOS © Emilio Mejía Luarca compositor queretano www.emiliomejia luarca.com Concepto general y montaje gráfico original © Carlos Rangel carlitosrangel@hotmail.com se agradece respetarlo sin alteración Santiago de Querétaro, México, julio 2014 otras producciones del editor: www.slideshare.net/carlitosrangel/presentations

×