Los Manuscritos del Monasterio (por: carlitosrangel)

1,778 views

Published on

(mar.2012) Conocido cuento de dominio público y origen incierto, que nos muestra con precisión cómo el saber ver más allá de lo anecdótico de las circunstancias del momento, da resultados sólidos y que ante una agresión, devolver agresión solamente es multiplicarla, pero al brindar lo contrario, simplemente se trasforma.
Producción original: Carlos Rangel

Published in: Spiritual

Los Manuscritos del Monasterio (por: carlitosrangel)

  1. 1. Transición manual
  2. 2. Cuenta un antiguo relato que había un monasterio construido en loalto de una montaña.Los monjes eran sumamente pobres. Vivían de trabajar la tierra, perosobre todo de las limosnas de los peregrinos interesados en conocertres antiquísimos manuscritos de los que se consideraban sus devotosguardianes, pues eran únicos en el mundo y sumamente valiosos,Eran antiguos papiros en forma de rollo cuyos profundos pensamientosles habían conferido fama universal.
  3. 3. Un cierto día, sin embargo, un ladrón se acercó discreta ysigilosamente para robar dos de los tres rollos y salió de inmediatocorriendo montaña abajo.Los monjes avisaron rápidamente al superior, y como un rayo, el abadtomó el otro rollo y corrió tras el ladrón tomando un atajo y lograndoalcanzarle.
  4. 4. “¡Detente, hombre, qué hashecho! Nos has dejado sólocon un rollo.No nos sirve. Nadie va avenir a leer un mensajeincompleto. Lo que nos hasrobado igualmente carecede valor, precisamente porestar incompleto.Puedes hacer dos cosas,o devuelves ahora lo quepertenece al templo,o tomas también estemanuscrito y te llevas laobra completa”.
  5. 5. “Lo siento, Padre, estoy desesperado, tengo suma urgencia enconseguir algún dinero con estos manuscritos”, dijo el ladrón.“Bueno, -le contestó el abad- en ese caso llévate también el tercerrollo, ya que de lo contrario se va a perder en el mundo algo único.Véndelo bien, asegúrate que siempre estén los tres rollos juntos, yestamos en paz” …y lo dejó ir con el tesoro.
  6. 6. Los monjes no entendían cómo era posible que el abad hubieraactuado de esa forma tan extraña. Saltaba a la vista que había sidodébil, permitiendo que el monasterio perdiera su poderoso atractivo.Sin embargo, guardaron respetuoso silencio, dando el episodio porconcluido.
  7. 7. Cuenta la leyenda que una semana después, para asombro y zozobrade todos los monjes, el ladrón regresó. … y pidió hablar con el abad.
  8. 8. “Aquí le traigo los tres rollos, no son míos. Se los devuelvo.Le pido en cambio me permita ser aceptado como monje.Cuando usted me alcanzó, lo esperaba todo, menos que tuviera lagenerosidad de regalarme el tercer rollo, y la confianza en mí comopara creerme la verdad demi necesidad, y muchomenos esperaba que medijera que estábamos en paz,perdonándome contanta sinceridad.Eso me ha hecho cambiar.Mi vida se ha transformado”.
  9. 9. Nunca en su vida ese hombre había sentido la grandeza del perdón.Nunca había estado en presencia de la generosidad hecha hombre.Fue así como el abad recuperó los valiosos manuscritos para beneficiodel monasterio y de todos, habiendo ahora muchos más peregrinos acausa de la leyenda del robo y el desenlace de la historia… Y por si fuera poco, el abad tuvo ahora un monje de una honestidad … a toda prueba.
  10. 10. En la vida real, como en las antiguas historias,todo agresor siempre espera ser de alguna manera agredido.Nunca espera una reacción creativa ni una respuesta insólita. No sospecha la conmoción del poder incalculable de “poner la otra mejilla”.Poco a poco, cada uno de nosotros podemos ir cambiandonuestras actitudes, sin necesariamente esperar que sucedan los grandes y radicales cambios trascendentales tan difíciles de alcanzar; sólo haciéndolo. Un día plantas una semilla, la cuidas, y al paso del tiempo tienes un frondoso árbol que cobija a todos con su sombra y deleita con su fruto. Un paso a la vez, todos juntos podemos lograr la paz para todos.
  11. 11. Relato de dominio público de autor no identificado de amplia difusión previa en la red Imágenes de libre acceso extraídas de internet con reconocimiento a sus autores Música: LULLABY FOR KAMILLA © Nigel Kennedy & KrokeConcepto general y montaje gráfico original © Carlos Rangel carlitosrangel@hotmail.com Se agradece respetarlo sin alteración Santiago de Querétaro, México, Marzo 2012 otras producciones del editor: www.slideshare.net/carlitosrangel/presentations
  12. 12. Relato de dominio público de autor no identificado de amplia difusión previa en la red Imágenes de libre acceso extraídas de internet con reconocimiento a sus autores Música: LULLABY FOR KAMILLA © Nigel Kennedy & KrokeConcepto general y montaje gráfico original © Carlos Rangel carlitosrangel@hotmail.com Se agradece respetarlo sin alteración Santiago de Querétaro, México, Marzo 2012 otras producciones del editor: www.slideshare.net/carlitosrangel/presentations

×