Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Migraciones Internacionales

103 views

Published on

Migraciones Internacionales documento de Cáritas Francia

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Migraciones Internacionales

  1. 1.  caritasfrance  Secours Catholique - Caritas France secours-catholique.orgnotA de posiCIONAMIENTO MIGRA- CIONES INTERNA- CIONALES documentO internO
  2. 2. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 2 ÍNDICE IntroducCIÓn 3 lOSPRINCIPIOSYFUNDAMENTOSDESECOURSCATHOLIQUE–CÁritasFrancIA 4 Un enfoque basado en los Derechos Humanos 4 Un enfoque basado en la doctrina social de la Iglesia 4 Un enfoque basado en el proyecto nacional de SCCF y sus valores 7 NUESTRAS CONVICCIONES SOBRE LAS MIGRACIONES INTERNACIONALES 9 Emigrar debe poder ser fruto de una elección 9 Estar sensibilizados ante las migraciones 10 ABANDONAR DE LAS POLÍTICAS MIGRATORIAS ACTUALES 14 NUESTRA PROPUESTA: LLEGAR A UN DERECHO A MIGRAR 17 El derecho a migrar y el respeto de los derechos fundamentales 17 Definición del derecho a migrar 17 Las etapas hacia un derecho a migrar 18 Conclusión 23 ANEXO 1: METODOLOGÍA DE CONSTRUCCIÓN DEL POSICIONAMIENTO SOBRE LAS MIGRACIONES INTERNACIONALES 25 ANEXO 2: ESQUEMA DEFENSA GLOBAL MIGRACIONES SCCF 26
  3. 3. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 3 E l texto de orientación y posicionamiento sobre las personas migrantes de Secours Catho- lique – Cáritas Francia, validado por el Consejo de Administración el 5 de junio de 2014, concluye observando que «para construir un mundo más justo debemos integrar el de- recho a migrar, reconociéndolo y haciendo que su aplicación sea efectiva» y precisa que «por ello, Secours Catholique – Cáritas Francia se propone actuar para que las personas migrantes puedan acceder a sus derechos fundamentales, que los textos internacionales reconocen, por unas vías amplias que permitan integrarlos realmente en sus vidas»1 . Esta conclusión marca el momento a partir del cual Secours Catholique – Cáritas Francia, en coherencia con la dinámica iniciada por este texto, decidió continuar reflexionando sobre las acciones que hay que llevar a cabo para lograr que las personas migrantes tengan un acceso efectivo a sus derechos fundamentales y que, a la larga, se reconozca el derecho a migrar2 . Con este fin, la asociación ha querido poner las migraciones internacionales en su diversidad en perspectiva, para que se contemple la situación de las personas migrantes a lo largo de todo su recorrido migratorio. El término persona migrante se remite a todos los pueblos que han abandonado su país de origen, independientemente de la causa de su partida, desde el momento en que cruzan una frontera3 . Pone el acento en la calidad de persona humana, cuyos derechos fundamen- tales son inherentes. El recorrido migratorio empieza con la situación de la persona migrante antes de partir, y continúa en la frontera, durante el trayecto, en el país de tránsito o destino e incluye los regresos eventuales. Secours Catholique – Cáritas Francia ha solicitado información a los socios que apoya a nivel internacional4 sobre los contextos en que se desplazan las personas, para analizar las políticas migratorias desplegadas en el mundo y saber cómo estos actores consideran el reconocimiento y el ejercicio del derecho a migrar (anexo 1). Los testimonios de nuestros socios se han ido integrando a lo largo de este texto, para permitirnos reflexionar sobre las migraciones desde una perspectiva global, como se propugna en nuestro proyecto nacional 2016-2025. Fundamentándose en las declaraciones de nuestros socios, este documento reafirma los principios fundamentales y supuestos que guían nuestro enfoque de las migraciones in- ternacionales, recuerda los efectos dramáticos de las políticas migratorias actuales en las personas, y propone las orientaciones generales de unas políticas y prácticas que promue- van, protejan y mejoren los derechos fundamentales de las personas migrantes, con vistas a llegar, finalmente, a un derecho a migrar.  1 Acogida de las personas migrantes: orientación y posicionamiento de Secours Catholique – Cáritas Francia, 2014: http://www. secourscatholique.org/sites/scinternet/files/publications/digest_migrants.pdf 2 Proyecto 2017-2021 de la dirección de acción y defensa internacionales de Secours Catholique – Cáritas Francia; Prio- ridad 1 «Mejorar el respeto de los derechos de las personas y grupos vulnerables», Resultado 1.2 «Las personas migrantes tienen un acceso efectivo a sus derechos y se reconoce finalmente el derecho a migrar». 3 Este documento se centra exclusivamente en las migraciones internacionales, es decir, en las personas que emigran o desean emigrar más allá de las fronteras de su país. En 2015, el número de migrantes internacionales alcanzó los 244 millones de personas, es decir, un 3,3 % de la población mundial (UN Migration Report 2015). 4 Un cuestionario se ha enviado a 19 socios internacionales apoyados por Secours Catholique – Cáritas Francia, que trabajan con personas migrantes en 17 países distintos: Cáritas Argelia; Cáritas Marruecos; Cáritas Malí; Cáritas Senegal; OCADES Cáritas Burkina; Níger CADEV; Cáritas Jordania; Cáritas Turquía; Cáritas Armenia; Servicio Jesuita a Migrantes México; Servicio Jesuita de los Refugiados Indonesia; OKUP (Bangladesh); Solidaritas Perempuan (Indonesia); Socio Anóni- mo en Asia del Sur; Cambodian Human Rights and Development Association; Human Rights Movement Bir Duino (Kyrgys- tan); Physicians for Human Rights (PHR) (Israel); Hotline for Refugees and Migrants (Israel); INSAN Association (Líbano). IntroducCIÓn
  4. 4. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 4 L os principiosy fundamentos de nuestra asociación son el primer pilar de nuestra reflexión sobre las acciones que hay que llevar a cabo para que las personas mi- grantes puedan acceder a sus derechos y, en última instancia, se reconozca el derecho a migrar. Los Derechos Humanos constituyen el marco jurídico universal en el que se inscribe la reflexión sobre el fenómeno migratorio, y son la base de la protección de las personas migrantes. La doc- trina social de la Iglesia, como los derechos humanos, se fundamenta en la dignidad humana, pero va mucho más allá en la protección de las personas migrantes, en parti- cular, afirmando un derecho a migrar. El proyecto nacional 2016-2025 de Secours Catholique – Cáritas Francia está en coherencia con este enfoque5 . UN ENFOQUE BASADO EN LOS DERECHOS HUMANOS Los derechos humanos son inherentes a la persona hu- mana, no han sido establecidos, sino simplemente re- conocidos por la comunidad internacional. Por lo tanto, cualquier ser humano está protegido por su sola condi- ción de persona humana. En la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) se enuncian estos derechos fundamentales y tam- bién en el necesario Pacto Internacional de Derechos Ci- viles y Políticos (1966), creado en el mismo proceso, y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966). Estos derechos, como el derecho a la vida, salud, educa- ción, un nivel de vida adecuado, o a marcharse de su país6 , descansan en elrespeto de la dignidadyelvalorde cada ser humano. No hay ninguna jerarquía entre ellos: son interde- pendientes, ya que la plena realización de un derecho depende del respeto y cumplimiento de otros derechos. El principio de no discriminación, principio universal en el derecho internacional, rige los derechos fundamentales: los seres humanos, migrantes y nacionales, están prote- 5 http://www.secours-catholique.org/sites/scinternet/files/publica- tions/papn_valide_page_par_page.pdf 6 Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del suyo propio. Sin embargo, este derecho de salida no va acompañado de un derecho a entrar en el territorio de un Estado distinto del Estado de origen (Declaración Universal de los Derechos Humanos, artículo 13). gidos contra cualquier discriminación basada en el origen, religión, sexo y otras consideraciones. Estos derechos son pues universales, al aplicarse a todos los seres humanos y, al ser inherentes a cualquier persona, son inalienables, constituyendo derechos supranacionales, por cuya imple- mentación y ejercicio deben velar los Estados7 . Algunos textos específicos apoyan la protección de las personas migrantes: la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados (1951) y su protocolo (1967)8 , y la Convención internacional sobre la protección de los dere- chos de todos los trabajadores migratorios y sus familiares (1990)9 . No obstante, en muchas partes del mundo, los derechos de estas personas particularmente vulnerables peligran en varias etapas de su recorrido migratorio, cuan- do deberían gozar de sus derechos humanos durante toda su trayectoria, independientemente de su estatuto jurídico. Un enfoque de la migración basado en los derechos hu- manos conduce a que la cuestión primordial de cualquier debate sobre la migración sea el trato de las personas migrantes como seres humanos. Por este motivo, el ac- ceso a los derechos fundamentales de estas personas seguirá siendo objeto de reivindicación en la defensa de Secours Catholique - Cáritas Francia. UN ENFOQUE BASADO EN LA DOCTRINA soCIAL DE LA IGLESIA El fenómeno migratorio es inherente a la naturaleza hu- mana: el ser humano ha migrado siempre, y el Antiguo Testamento nos relata tres experiencias de la migración que han modelado y habitan todavía el pueblo de Dios. Abraham, como las personas migrantes de hoy, tuvo fe y dejó sus raíces sin saber lo que le esperaba10 . Moisés llevó al pueblo fuera de la tierra donde era perseguido, en un largo periplo marcado de pruebas, las mismas que sufren 7 Declaración Universal de los Derechos Humanos, artículo 30. 8 43 Estados no han firmado o ratificado la Convención de Ginebra o su protocolo de 1967. Algunos de estos países no signatarios acogen a importantes poblaciones de refugiados. 9 47 Estados sólo son partes en esta Convención, y se trata principal- mente de países de origen de las personas migrantes. Los países eu- ropeos, los Estados Unidos, Rusia, Australia y Canadá no la han ratificado. 10 «Por la fe, Abraham obedeció la llamada de Dios: se marchó hacia un país que debía recibir como herencia; y se marchó sin saber adónde. Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas» (Heb 11, 8-9). LOS PRINCIPIOS Y FUNDAMENTOS DE SECOURS CATHOLIQUE – CÁRITAS FRANCIA
  5. 5. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 5 las personas que migran actualmente11 . Por último, en el éxodo, el pueblo conoció el sufrimiento del exilio y encontró la fuerza de renovarse, en una transformación interior que las personas migrantes deben también realizar hoy12 . Desde el inicio de las grandes migraciones de finales del siglo XIX, se han ido creando órdenes religiosas para acom- pañar a las personas migrantes y aportarles el apoyo de una Iglesia verdaderamente universal. En 1914, el Papa Bene- dicto XV instituyó el «Día mundial del Emigrante». Desde entonces, los papas sucesivos se expresan cada año sobre los distintos aspectos del tema de las migraciones. Con estos textos, las Encíclicas Sociales y el Concilio Vaticano II – Gaudium et Spes constituyen los principales fundamen- tos de la doctrina social de la Iglesia sobre las migraciones. La Iglesia, en su vocación fundamental de estar con los más desfavorecidos, insiste primero con constancia en el dere- cho a no emigrar, al ser inherente a la dignidad de la persona humana. Desde 1981, Juan Pablo II califica la emigración de «mal necesario»; ante las causas de las migraciones forza- das (guerras, desastres humanitarios y ambientales) que se multiplican, Juan Pablo II vuelve a este tema en 1998: «el derecho fundamental de la persona es vivir en su patria»13  y en el año 200014 , y después, Benedicto XVI15 y Francisco. 11 «Hevisto la miseria de mi pueblo. Harás que salga de Egipto» (Éxodo 37-10). 12 «Salid de Babilonia con gritos de alegría» (Isaías 48.20). 13 Juan Pablo II, Discurso en el IV Congreso Mundial de las migraciones, 1998. 14 Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refu- giado, 2000. 15 Benedicto XVI, Mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refu- giado, 2013. «La Iglesia apoya a quienes defienden el derecho de cada uno a vivir con dignidad, ejerciendo su derecho a no emigrar para contribuir al desarrollo de su país de origen» (Papa Francisco, Mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, 2016). La Iglesia va más allá del derecho a no emigrar, con un enfoque global de las migraciones, que el Papa Francisco sintetiza con cuatro palabras sencillas: «Nuestrarespuestaconjuntapodríaarticularseentornoacuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar» (Papa Francisco, 6ª edición del Foro Internacional sobre “Migraciones y Paz”, 21 de febrero de 2017). La doctrina de la Iglesia sobre la migración descansa en los fundamentosmismosdeladoctrinasocial.Eldestinouniversal de los bienes es uno de sus grandes principios básicos, según el cual «Dios ha dado la tierra a todo el género humano para que sustente a todos sus habitantes, sin excluir ni privilegiar a nadie»16 . Así, la doctrina de la Iglesia confiere a cada ser hu- mano un derecho naturala gozardelbienestarnecesario para su pleno desarrollo, elderecho universalaluso de los bienes. En virtud de este derecho, todo ser humano tiene derecho a viviren seguridadya ira buscarlos recursosvitales de los que carece en su hogar. 16 Juan Pablo II, Encíclica. Centesimus annus, 31, 1991. Personas migrantes en los alrededores de la casa de acogida de Palenque, Estado de Chiapas, México, febrero 2016. SEBASTIENLECLEZIO/SCCF
  6. 6. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 6 De este derecho natural resulta el derecho a migrar, afir- mado porprimeravez porJuanXXIII: «Cualquierserhumano tiene el derecho, con motivos válidos, de viajar al extranjero y establecerse allí» y «también es un derecho inherente a la persona humana la facultad de visitar un país donde espera encontrar condiciones de vida más dignas para sí mismo y su familia»17 . En este sentido, la doctrina social de la Iglesia va más allá del derecho internacional, que sigue sin pronunciarse sobre eltema de la inmigración. En 1996, a través de la voz de Juan Pablo II, la Iglesia subrayó esta incoherencia18 : «La Iglesia se interroga sobre el valor delderecho a la emigración en ausencia de un derecho que corresponda a la inmigración»19 . Pablo VI declaró también que la libertad de emigrar e inmigrar es «un derecho de la persona humana... que las autoridades públicas tienen el deber de respetar [...] a menos que se motive por exigencias graves y fundamentadas objetivamente, relativas al bien común»20 . El principio del bien común declara que «todo grupo debe teneren cuenta las necesidadesylegítimas aspiraciones de los otros grupos y,másaún,delbiencomúndetodalafamiliahumana»21 .Juan XXIII lo completa refiriéndose a las personas migrantes: «Por tanto, corresponde a los gobiernos acogera los inmigrantes y alentar a quienes deseen integrarse en la comunidad na- cional, en la medida en que sea compatible con el bien real de su pueblo»22 . Sólo esta consideración del bien común, un concepto fundamental en la doctrina social de la Iglesia, podría legitimar las restricciones al derecho a migrar. Por esta referencia al bien común, la Iglesia reconoce a los Estados el derecho de hacer excepciones al principio general de libertad de circulación y establecimiento, si pueden justificarse. Sin embargo, los textos de la Iglesia califican al bien común casi siempre de «universal»23 . Así, la Iglesia no niega el derecho de los Estados a supervisar las entradas y salidas en su territorio, pero denuncia que los criterios de admisión puedan definirse sólo según el «interés nacional», sin pensar en el bien universal. 17 Juan XXIII, Encíclica Pacem in Terris, 25 y 106, 11 de abril de 1963. 18 Mensaje pontificio para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugia- do de 1996, 2000, 2011, 2013. 19 Mensaje pontificio para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugia- do, 1996. 20 Pablo VI, Carta apostólica Motu Proprio Pastoralis migratorum cura, 15 de agosto de 1969. 21 Pablo VI, Constitución Pastoral Gaudium et Spes, 26, 1965. 22 Juan XXIII, Encíclica Pacem in Terris, 106, 11 de abril de 1963. 23 «En una sociedad en vías de globalización, el bien común y el com- promiso en su favor no pueden no tener la dimensión de la familia humana en su totalidad, es decir, de la comunidad de los pueblos y naciones» Benedicto XVI, Encíclica Caritas in Veritate, no. 7, 29 de junio 2009. «Perseguirelbien común de una comunidad política concreta no puede oponerse al bien común de la humanidad» (Juan Pablo II, mensaje del 1 de enero del año 2000). La Iglesia manifiesta así su oposición a las restricciones a la inmigración que pudieran derivarse de un enfoque egoísta del bien común. Es más, afirma la existencia de un verdadero deber de acogida de las naciones ricas. «Las Naciones mejor provistas están obligadas a acoger en la medida de lo posible al extranjero que busca seguridad y recursosvitales que no puede encontraren su país de origen» (Artículo 2241 del catecismo de la Iglesia católica). La Iglesia excluye diferenciar a las personas migrantes en función del motivo que las impulsa a salir de su país de ori- gen. El deber de acogida se amplía a cualquier ser humano «que busca recursos vitales que no puede encontrar en su país de origen»24 ,ycon ellova también más allá delderecho internacional en que sólo se asigna un estatuto y derechos envirtuddelaConvencióndeGinebra(1951)alrefugiadoque huyedesupaísdebidoapersecuciones,violenciaoconflicto. «Migrantes económicos o políticos, es inaceptable seleccionarlos para acoger solo a algunos. Estas personas no vienen en un espíritu de conquista, sino de huida y supervivencia» (Conferencia Episcopal Francesa, set. 2015). Por último, la Iglesia también insta a los cristianos a com- prometerse individualmente, a través de la voz de Juan Pablo II25 y el Papa Francisco, que definió el principio de acogida en una exhortación muy concreta: «Mi deseo es que cada parroquia, cada comunidad religiosa, cada monasterio, cada santuario de Europa acoja a una familia refugiada» (Papa Francisco, llamada para las personas migrantes del 6 de septiembre de 2015). El respeto de la dignidad de la persona es para la Iglesia católica una norma universal. El derecho natural resultante exige una atención especial a las personas cuyas condi- ciones de vida les impiden desarrollarse en harmonía. Es la opción de prioridad para los pobres, que hay que rea- firmar con toda su intensidad en el fenómeno migratorio. 24 Artículo 2241 del Catecismo de la Iglesia. 25 «Para el cristiano, el migrante no es simplemente un individuo que hay que respetar, según las normas establecidas por la ley, sino una persona cuya presencia le interpela y cuyas necesidades se convierten en un com- promiso del que es responsable» Juan Pablo II, Mensajes para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, 1996.
  7. 7. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 7 «Sueño con una Europa donde ser migrante no sea un delito sino más bien una invitación a comprometerse más con la dignidad del ser humano desde un punto de vista global» (Papa Francisco, Entrega del Premio Carlomagno de Aix La Chapelle, 6 de mayo de 2016). Esta ley fundamental del respeto de la dignidad humana se plasma en la doctrina social de la Iglesia en sus dife- rentes registros, del derecho a no emigrar, subrayado en el Preámbulo, al destino reservado a las personas migrantes en su país de acogida, sin olvidar el recorrido migratorio. La Iglesia afirma la necesidad de «atender la miseria y pobreza de los refugiados dispersos en el mundo, pro- porcionar asistencia a los emigrantes y sus familias»26 . Entre los más vulnerables están las personas migrantes indocumentadas27 , niños28 y trabajadores migrantes29 . En la protección de la familia, parte esencial de la dignidad hu- mana, la Iglesia insta a favorecer la reagrupación familiar30 . 26 Pablo VI, Constitución Pastoral Gaudium et Spes, 84, 1965. 27 Juan Pablo II, Mensajes para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, 1996 Francisco, Mensajes para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, 2017. 28 Francisco, Mensajes para la Jornada Mundial del Migrante y del Refu- giado, 2017. 29 Pablo VI, Constitución Pastoral Gaudium et Spes, 66, 1965. 30 Juan Pablo II, Mensajes para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, 1996. Invocando «su inserción en la vida social del país o región de acogida», Gaudium et Spes introduce, siempre en la óptica de la dignidad humana, el concepto de integración del migrante, que es el camino claramente promovido por la Iglesia y explicitado por Juan Pablo II: «deben excluirse los modelos que pretenden asimilar a los inmigrantes, por su tendencia a hacer que quien es diferente se convierta en una copia de uno mismo, y los modelos que los marginan, con actitudes que pueden llegar hasta elegir el apartheid. Elcamino porrecorreres la integración auténtica desde una perspectiva abierta, que se niega a considerar únicamente las diferencias entre los inmigrantes y las poblaciones lo- cales»31 , y el Papa Francisco hace hincapié en el diálogo como medio de promover la integración32 . UN ENFOQUE BASADO EN EL PROYECTO NACIONAL DE SCCF Y SUS VALORES La visión de la sociedad de Secours Catholique - Cáritas Francia es la de un mundo justo y fraterno que garantiza a cada uno el respeto de los derechos fundamentales inherentes a la dignidad de la persona humana. Esta vi- sión implica, en particular, la opción de prioridad para los pobres, que es un principio central de la doctrina social de la Iglesia. Acoger a las personas sin condiciones y el deber de hospitalidad consiguiente forman parte de esta visión. «Creemos que el nivel de desarrollo de nuestras sociedades en Francia y el mundo se mide también teniendo en cuenta la prioridad que se da con toda justicia a las personas más frágiles» (Proyecto asociativoyproyecto nacional2016-2025 de Secours Catholique - Cáritas Francia). La misión de amory despertar a la solidaridad de Secours Catholique – Cáritas Francia nos insta a ponernos al servi- cio del bien común y luchar contra las causas de pobreza, desigualdad y exclusión, que afectan especialmente a las personas migrantes en los países de tránsito y destino, debido a su situación de indigencia y vulnerabilidad. La lucha contra las causas de las migraciones forzadas en los países de origen es esencial en esta misión. Así pues, el principio que impulsa nuestra acción es ac- tuar con una visión global de las migraciones, desde el país de origen hasta el país de acogida. La globalización del fenómeno migratorio nos lleva a actuar de forma aso- ciativa y creando redes con los actores locales y también con las organizaciones que actúan a nivel internacional. En esta óptica, Secours Catholique - Cáritas Francia apoya 31 Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, 2005. 32 Francisco, Entrega del premio Carlomagno de Aix La Chapelle, 6 de mayo de 2016. Visita de una familia siria, Irbid, Jordania, junio 2017. SEBASTIENLECLEZIO/SCCF
  8. 8. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 8 a socios de todo el mundo que consideran que el acceso efectivo a los derechos fundamentales de las personas migrantes es un eje fundamental de la migración. «Respeto de los derechos fundamentales de las personas migrantes sin distinciones por su origen, sexo y religión. Promover los derechos de las personas migrantes, en particular, porelacceso alderecho común» (Posicionamiento de Cáritas Marruecos en materia de migraciones). Tenemos la convicción de que Secours Catholique - Cáritas Franciadebeenfocarsuacciónalargoplazoprioritariamente paralograrquelosderechosdelaspersonasmigrantessean respetados y su acceso sea efectivo en cada etapa de su recorrido migratorio, garantizando unas condiciones de vida dignas. Este enfoque de nuestra acción es plenamente coherente con el proyecto nacional 2016-2025 de Secours Catholique - Cáritas Francia, que explica por qué el acceso a losderechosfundamentalesesunacondicióndeladignidad de la persona humana. «Todas las personas deben poder ejercer sus derechos fundamentales, este es un punto central de nuestra acción. Para ello, es importante tener un enfoque global de la persona o grupos,y la indivisibilidad de sus derechos, a fin de garantizar que todos sin distinción los ejercen efectivamente, con una atención prioritaria a las másvulnerables» (Proyecto asociativo y proyecto nacional 2016-2025 de Secours Catholique - Cáritas Francia). Por último, nuestro proyecto nacional nos invita a realizar nuestra labor en el respeto de la diversidad intercultural e interreligiosa. Esto es una necesidad, ya que los movi- mientos migratorios producen una mezcla de culturas y religiones que puede ser fuente de interrogantes y cris- paciones en los países de acogida y tránsito. Queremos escuchar estas reacciones, pero también ponerlas en pers- pectiva y debatirlas, fomentando un enfoque positivo de las migraciones que valorice la diversidad. Este cambio podrá ocurrir si profundizamos en nuestra reflexión me- diante el encuentro, el diálogo y la acción intercultural.  Conmemoración de los 368 naufragios el 3 de octubre de 2013. Lampedusa, Italia, octubre 2014. LIONELCHARRIER/MYOP/SCCF
  9. 9. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 9 NUESTRAS CONVICCIONES SOBRE LAS MIGRACIONES internaCionales L os discursos políticos de todo el mundo presentan a menudo el fenómeno migratorio como un grave problema social a escala mundial y no se da impor- tancia a las reacciones de repliegue o exclusión en los medios de comunicación y la opinión pública. Muchas personas se ven forzadas a emigrar hoy y lo primero que debería lograrse es cambiar esta situación, eliminando a largo plazo las causas que hacen que migrar sea un im- perativo y no una elección libre. Sin embargo, frente a este fenómeno natural que es la migración, cualesquiera que sean las circunstancias, es importante tomar conciencia de sus aspectos positivos para que los discursos cambien y las iniciativas concretas para acoger a los inmigrantes se perciban favorablemente. EMIGRAR DEBE PODER SER FRUTO DE UNA ELECCIÓN Algunas personas migrantes se ven obligadas y forzadas a huir de su país de origen debido a persecuciones o te- mores de persecución, violencia o conflicto, lo que les confiere el derecho al estatuto de refugiado33 o a otras formas de protección internacional. El número de refu- giados nunca ha sido tan elevado, pero representa sólo el 7 % de las personas que migran a nivel internacional34 .. Todas las demás causas de migración se incluyen en la categoría de viajes «voluntarios», cuya autorización de- pende generalmente de la decisión de los Estados. Así, se consideran migrantes «voluntarios» las personas que huyen del hambre, la miseria, las epidemias, los desastres naturales y climáticos... Sin embargo, todas estas personas no tienen otra elección que marcharse para garantizar su supervivencia. La Iglesia defiende con vigor el «derecho a no tener que emigrar» para poder sobrevivir y Secours Catholique - Cáritas Francia está comprometida en la lucha contra las causas estructurales de pobreza y exclusión que provocan las migraciones forzadas, entendidas como una migra- 33 La Convención de Ginebra relativa al estatuto de refugiado (1951) define a un refugiado como «toda persona que, temiendo con razón ser perseguida por su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determi- nado grupo social o sus opiniones políticas, se encuentra fuera del país del que tiene la nacionalidad y no puede, o debido a este temor, no quiere, acogerse a la protección de este país». 34 A finales de 2015, 16 millones de refugiados formaban parte de las competencias del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR). ción que se realiza para sobrevivir, sin tener otra elección. La lucha contra las causas de la migración forzada es y debe ser el centro de nuestros esfuerzos y de los de nuestros socios internacionales, ya que todo ser humano tiene derecho a permanecer donde habita, si así lo desea. Esta política es claramente una prioridad para algunos de nuestros socios. «Para poder ejercer este derecho [el derecho a migrar] de manera libre y voluntaria, varias condiciones deberían cumplirse. Se basan en el respeto de la garantía de mis derechos fundamentales en mi país de origen, de modo que mi decisión de migrar no esté influenciada por una necesidad económica, laboral, educativa, sanitaria o por la inseguridad que pone en peligro mi vida y mi integridad personal» (Servicio Jesuita a los Migrantes México). Presentadas como una respuesta al «problema» migrato- rio, algunos Estados ponen en marcha políticas para luchar contra la principal causa supuesta de las migraciones, la pobreza, con el fin de frenar la inmigración, alimentando ideas nocivas en cuanto al derecho a no tener que emigrar. La idea según la cual solo hay que impulsar un desar- rollo para que se produzca el fin de las migraciones es errónea, ya que las migraciones no pueden restringirse a su dimensión económica. Por otra parte, se ha comproba- do que, por el contrario, más se desarrolla un país, mayor será la proporción de su población que tendrá acceso a los recursos necesarios para considerar la posibilidad de migrar35 . Esto no significa que los países más avanzados no deben apoyar a los demás países, pero esta ayuda no tiene que ofrecerse con el objetivo de frenar las migraciones. Secours Catholique - Cáritas Francia afirma así que no son las migraciones lo que hay que combatir, sino los factores de desplazamiento forzado, como el cambio climático, la mala gobernanza, la inseguridad alimentaria, las injusticias y desigualdades en todo el mundo, las violaciones de los derechos humanos, las políticas económicas injustas, las discriminaciones... para que las personas puedan elegir marcharse o quedarse, si lo desean. 35 Para ir más lejos: Migration and development: A theoretical perspec- tive, International Migration Institute, University of Oxford, Heins de Haas, 2008.
  10. 10. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 10 UN ENFOQUE POSITIVO DE LAS MIGRACIONES Secours Catholique - Cáritas Francia desea ante todo re- cordar que el ejercicio del derecho a migrar aporta a las personas protección y la mejora de su suerte y la de sus seres queridos en un país de acogida, y es necesario a veces incluso para sobrevivir. También es una medida que se puede llevar a cabo para conseguir vivir la vida que se desea y lograr realizar proyectos personales. «Algunas personas migrantes han mejorado su nivel de vida en Jordania trabajando como obreros o en el servicio doméstico. Otras han podido escapar de la violencia y los riesgos de persecución y encontrar un lugar seguro donde refugiarse en Jordania» (Cáritas Jordania). Los efectos positivos en los países de origen son importantes, sobre todo por las transferencias monetarias de las personas migrantes a su país de origen, citadas por nuestros socios, como el primer aspecto positivo de las migraciones. A nivel mundial, representarían 441 mil millones de dólares en 201536 , a saber, más de tres veces la ayuda pública al desarrollo. El Banco Mundial indica además que las personas migrantes poseen más de 500 mil millones de dólares en ahorros anuales37 . Las canti- dades acumuladas de los envíos de fondos y los ahor- ros de migrantes constituyen una importante palanca para mejorar las condiciones de vida y los medios de subsistencia en los países en desarrollo y reducir las desigualdades. «Las personas migrantes son agentes económicos. Según el Banco Central de los Estados de África Occidental, su contribución al desarrollo de Malí pasó de 183 millones de euros en 2003 a 657 millones en 2012, lo que representa entre un 8 y un 11 % del PIB según el año. Este importe es superior al de la ayuda pública en Malí. Las personas migrantes intervienen en la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones de su región de origen gracias a su aporte en los ingresos familiares, educación, salud, financiación de proyectos de desarrollo o infraestructuras colectivas» (Cáritas Malí). Aunque la fuga de cerebros, es decir, la emigración de las personas más cualificadas, puede considerarse un fenómeno negativo para las comunidades de origen, nuestros socios internacionales tratan poco este tema, y lo matizan a veces en términos de impacto. 36 Banco Mundial, compendio de las estadísticas sobre las personas migrantes y los envíos de fondos publicado por el KNOMAD, Edición 2016 37 Ibíd. «La fuga de cerebros y la falta de desarrollo sostenible a largo plazo en la región de origen son dos impactos negativos de la emigración del país. Sin embargo, debido a que es un gran país densamente poblado, los impactos negativos no son agudos» (socio anónimo en Asia del Sur). Laspersonasmigrantestambiénaportanunasólidacontribu- ción a las economías nacionales de los países de destino38 y representan una parte sustancial de la economía mundial39 . Además,desdelaperspectivadelenvejecimientodelapobla- cióndelospaísesdelaOrganizacióndeCooperaciónyDesar- rolloEconómicos(OCDE),lamigracióntiende,enciertamedida, a reducir los desequilibrios demográficos40 . Los economistas no han demostrado la existencia de una correlación41 entre la migración y la situación del empleo42 . Sin embargo, si los trabajadores migrantes no gozan de las mismas condiciones de trabajo, sus derechos pueden verse vulnerados y, por ende, podría existir una compe- tencia desleal con los trabajadores locales. Uno de los principales desafíos es defender la igualdad de derechos para los trabajadores migrantes y los locales, y reflexionar sobre las medidas socioeconómicas que hay que adoptar, para permitir que las personas migrantes se integren ple- namente, en harmonía con el desarrollo de la economía local de todos. Estas consideraciones económicas distan de ser las únicas que deben considerarse,ya que las migraciones fomentan la transferencia de competencias, conocimientos, know- how, contactos y redes, nuevos enfoques e iniciativas. Las personas migrantes sirven de puente entre elpaís de salida y el de acogida. 38 La afluencia de refugiados en Alemania se tradujo en un crecimiento del 1,9 % en 2016, en relación con una tendencia del 1,4 % en el promedio de los diez años anteriores y aportaría a largo plazo un efecto positivo del 0,7 % en la evolución del PIB (LE MONDE ÉCONOMIE, 13-01-2017). 39 Según un estudio del Global Institute de McKinsey (http://www. mckinsey. com/globalthemes/employmentandgrowth/globalmigra- tionsimpactandopportunity) de noviembre de 2016, las personas migrantes contribuyen en un 9,4 % del PIB mundial (unos 6700 mil millones de dólares, el equivalente al PIB de Japón y Francia reunidos). Este análisis no tiene en cuenta a los refugiados y solicitantes de asilo. 40 Según el informe de la OCDE de 2013, la inmigración esta contri- buyendo en un 40 % al crecimiento demográfico de la zona desde hace 10 años y, sin su aportación, el número de entradas en el mercado laboral podría ser un 30 % inferior al de las salidas en 2020 por la llegada a la ju- bilación de los baby boomers y, más generalmente, por el envejecimiento de la población (OCDE, Perspectivas de las migraciones internacionales, 2013). 41 «Ningún economista ha logrado nunca demostrar un vínculo claro entre inmigración y desempleo», Thibault Gajdos (Investigador del CNRS), LE MONDE ÉCONOMIE, 30 de abril de 2015. 42 Para ir más lejos: Campaña «Libertad, igualdad, sin prejuicios», «Sí, las personas migrantes son una riqueza para nuestro país», 2017: http://www. secourscatholique.org/sites/scinternet/files/publications/ depliant.pdf
  11. 11. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 11 «Hay el aspecto económico, pero esta noción es ambigua y en ningún caso debe utilizarse para resumir el interés que tiene de la migración. Las personas migrantes aportan una diversidad que enriquece a la sociedad del país de acogida, la abren al mundo» (Cáritas Marruecos). Es importante resaltar que las múltiples aportaciones de las personas migrantes en términos de lengua, religión, etnia, cultura... son también elementos que enriquecen los países de destino. No se trata de negar las diferen- cias y diversas particularidades que coexisten a veces con dificultad, sino de afirmar que «la aportación de cada uno permite continuamente crear una identidad colectiva dinámica»43 . «La apertura cultural, los encuentros que cambian a la gente y hacen que sus puntos de vista evolucionen, sus reflexiones y su entendimiento, son otros tantos aspectos positivos de las migraciones en mi país» (Cáritas Turquía). Cuando las personas migrantes pueden integrarse ple- namente en sus países de destino, que a su vez se diver- sifican, tienen más probabilidades de contribuir positi- vamente. Por eso es fundamental promover políticas de integración y apoyo al acceso al derecho común, obrar para la convivencia por el encuentro yvalorar las dinámicas de solidaridad iniciadas en Francia, Europa y el mundo. 43 « A la rencontre d’un frère venu d’ailleurs : au nom de la foi, des chré- tiens s’engagent pour un autre regard sur les migrations», Diaconía 2013. p. 9. «Es fundamental promover sociedades acogedoras y desarrollar con imparcialidad una imagen positiva de los recién llegados. Ellenguaje utilizado,ya sea porlos medios de comunicación, los dirigentes políticos o elvecino que está en elcafé de la esquina, debe sercomún, amistosoyapropiado» (Cáritas Europa). La migración se percibe muy a menudo como un proble- ma al que hay que poner fin y, sin embargo, contribuye al desarrollo humano y a mitigar las desigualdades, como subrayaba el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 2009, en su informe «Levantar las barreras: movilidades y desarrollos humanos»44 . Secours Catholique - Cáritas Francia aboga ante las autoridades para que se liberen de los prejuicios demagógicos y se apropien de una reflexión informada; estarán así en condiciones de reconstruir el discurso político y asumir ante la opinión una visión constructiva del fenómeno migratorio. En este mismo sentido, Secours Catholique - Cáritas Francia debe actuar también directamente ante la opinión pública.  44 PNUD, Levantar las barreras: movilidades y desarrollos humanos, 2009. Centro educativo de INSAN association, Beirut, Líbano, junio 2017. SEBASTIENLECLEZIO/SCCF
  12. 12. 12 NOTE DE POSITIONNEMENT MIGRATIONS INTERNATIONALES «ESFUNDAMENTALPROMOVER SOCIEDADESACOGEDORASYDESARROLLARCON IMPARCIALIDADUNAIMAGENPOSITIVADELOSRECIÉN LLEGADOS.ELLENGUAJEutilizado,YASEAPOR LOSMEDIOSDECOMUNICACIÓN,LOSDIRIGENTES POLÍTICOSOELVECINOQUEESTÁENELCAFÉDELA ESQUINA,DEBESERCOMÚN,AMISTOSOYAPROPIADO» (CÁritasEuropa) STEVENWASSENAAR/SCCF
  13. 13. 13 NOTE DE POSITIONNEMENT MIGRATIONS INTERNATIONALES Persona migrante bloqueada en la frontera francoitaliana, Ventimiglia, Italia, julio 2016.
  14. 14. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 14 L as políticas migratorias internacionales son obvia- mente muy diversas. Sin embargo, desde un punto de vista global, puede afirmarse que existen orien- taciones que conducen o pueden conducir a prácti- cas que vulneran los derechos humanos de las personas migrantes. Las políticas nacionales o regionales deben analizarse a la luz del respeto de los derechos funda- mentales de la persona y la dignidad humana, por cuanto que siguen estas orientaciones, y es necesario proponer alternativas acordes. Algunos Estados intentan impedir cueste lo que cueste que las personas que migran entren ilegalmente en su territorio con políticas de seguridad y cierre de fronteras. Algunos Estados europeos como Hungría han construido muros en sus fronteras y la Unión Europea otorga un man- dato a su agencia Frontex para que controle la llegada de migrantes a Europa. Los Estados Unidos se han aislado de México mediante un muro de 1100 km con el proyecto de ampliarlo a los 3100 km existentes de frontera. Méxi- co, por su parte, pone en práctica su programa «Frontera Sur»45 , aprobado bajo la presión política y con el apoyo financiero de los Estados Unidos, para asegurar la frontera sur de México, llevando a cabo una verdadera «caza a las personas migrantes». Estas dinámicas de cierre y seguridad van a menudo a la par con procesos de externalización de las fronteras, con el objetivo de que terceros países asuman los controles fronterizos y gestionen los movimientos migratorios. Así, la Unión Europea multiplica las asociaciones con terceros Estados como Marruecos, Níger o Turquía para prevenir la inmigración irregular y facilitar los retornos. También es el caso de Australia, que intercepta sistemáticamente los barcos que transportan a personas migrantes hacia su territorio para devolverlas a su punto de tránsito. Aquellas que consiguen llegar a las orillas australianas son lleva- das a campos de retención en Naurú, en el país insular del mismo nombre, o en Manus, en Papúa Nueva Guinea. Estas políticas migratorias, costosas, no impiden que los que están decididos se marchen, pero les incitan a to- 45 El «programa integral Frontera Sur del Estado», lanzado en julio de 2014, anunciaba querer «proteger a las personas que migran y preservar sus derechos». Sin embargo, su objetivo era doble, y el de «asegurar la zona sur de México» ha alcanzado toda su amplitud. Policía, militares, agentes del Instituto Nacional de Migración han organizado una verdadera «caza a las personas migrantes», buscando por todos los medios depor- tarlas a sus países de origen. mar vías cada vez más difíciles, costosas y peligrosas. También tienen el efecto de alargar la duración de los desplazamientos migratorios, haciendo que las perso- nas se establezcan en países de tránsito que tienden a convertirse en países de acogida por la imposibilidad de ir más lejos. Construir muros, desplegar medios de seguri- dad para controlar las fronteras, bloquear y devolver a las personas migrantes a terceros países donde los derechos elementales están a menudo en peligro, ocasiona cada año más dramas humanos46 . Otros mecanismos se han puesto en marcha para disuadir a los que desean venir y, si ya han cruzado la frontera, disuadirles de quedarse o establecerse. Los dispositivos de detención de las personas migrantes, como los centros de retención, campamentos, prisiones, etc. se están generalizando en el mundo; son espacios donde ocurren múltiples violaciones de los derechos fundamentales de las personas migrantes. Las mujeres y los niños no reciben ninguna atención específica, a pesar de su especial vulnerabilidad. La ley de “Prevención de infiltración” del Estado de Israel permite que cualquier persona que llegue al territorio de manera ilegal pueda ser detenida durante 3 meses, después de lo cual será transferida a un centro llamado «Holot», prisión al aire libre situada en pleno desierto del Néguev, durante 12 meses adicionales. «La política llevada a cabo es extremadamente dura para disuadir a cualquier nuevo solicitante de asilo devenir a Israel y convertir suvida en miserable para que se marche. Elmedio más utilizado para hacer que su vida sea miserable es la detención» (PHR & Hotline, Israël). Se implementan también políticas y prácticas discrimi- natorias para reservar a los nacionales el acceso a algu- nos derechos fundamentales como el derecho a la salud, la vivienda, el trabajo o la educación. En el Líbano, por ejemplo, el Ministerio del Trabajo ha establecido una lista de profesiones y oficios reservados exclusivamente a los nacionales libaneses. 46 Se estima que más de 60 000 migrantes han fallecido o desaparecido en los recorridos internacionales marítimos y terrestres desde 1996 (OIM, Fatal Journeys, Vol. 2, 2016). ABANDONAR LAS POLÍTICAS MIGRATORIAS actuAles
  15. 15. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 15 «En todo el país se discrimina a las personas migrantes, que son objeto de racismo por parte de muchos libaneses y su administración. Incluso se ven excluidas de algunas leyes que otorgan a los libaneses diversas ayudas del Estado» (INSAN, Líbano). En los países del Golfo, la Península Arábiga, Rusia o los países deAsia CentralyelSudesteAsiático, los trabajadores migrantes no pueden ejercer nunca sus derechos funda- mentales. Estos Estados tienen además tendencia a dejar entrar ilegalmente a mano de obra en su territorio con el fin de poder explotar a los trabajadores migrantes sin estatuto que trabajan, que serán confrontados a diversas formas de violencia (condiciones de trabajo abusivas, sa- lario impagado, libertad de movimiento limitada, abusos físicos y sexuales, etc.). Estas situaciones de gran vulnerabilidad favorecen el de- sarrollo de formas de explotación de los seres humanos en los países de tránsito y destino47 . 47 Para ir más lejos: « L’impact des politiques migratoires sur la traite des êtres humains » no. 2, 2011: http://contrelatraite.org/IMG/pdf/Bro chure_L_impact_des_politiques_migratoires_sur_La_traite_des_etres_hu- mains.pdf «Los trabajadores migrantes son confrontados a múltiples violencias. Mujeres y niños en particular sufren discriminaciones, violencias, abusos psicológicos, físicos y sexuales, incluso explotación sexual o laboral. Mucho más que los nacionales, pueden ser explotados en condiciones de trabajo y de vida intolerables. Se les puede restringir el acceso a los servicios de salud y justicia. Los hijos de las personas migrantes sin papeles tienen muchas posibilidades de que se les deniegue elacceso a la educación en su país de destino. Se perpetran violaciones de los derechos por fuerzas del orden o actores privados como empleadores, migrantes kyrgyz o ciudadanos del país de destino, particularmente en Rusia, un clima antiinmigrante está empezando a reinar» (Bir Duino, Kyrgyzstan). Cuando los Estados no son los responsables directos de la violación de los derechos humanos, son culpables por su pasividad, al no aportar protección ni soporte alguno a las personas migrantes. Algunos Estados fomentan incluso la emigración de sus nacionales para beneficiarse de las transferencias de fondos de la diaspora. «Se deja que esta situación perdure porque genera beneficios para toda la cadena: desde el político a las autoridades policiales» (CADEV Níger). Personas migrantes en zonas próximas a la Casa del Migrante de Bojay, Estado de Hidalgo, México, febrero 2016. SEBASTIENLECLEZIO/SCCF
  16. 16. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 16 A pesar de que en algunos países se toman medidas valorables en pro de los derechos de las personas mi- grantes, estas están integradas en un modo de proceder nacional más amplio que los vulnera. México presenta por ejemplo un marco jurídico en materia de protección muy amplio para las personas migrantes y el gobierno federal desarrolla varias iniciativas positi- vas como el «visado humanitario»48 , pero el programa «Frontera Sur», adoptado por el Estado, que multiplica los actos de violencia contra estas personas, ilustra el carácter contradictorio de la política llevada a cabo. «También hay algunos ejemplos de impactos positivos de la política migratoria, pero no creo que sean significativos en el balance global. La iniciativa del visado para el trabajador fronterizo o el visado humanitario son buenos ejemplos de una legislación que beneficia a las personas migrantes, pero, en la práctica, estos beneficios solo llegan a demasiadas pocas personas» (Servicio Jesuita a los Migrantes México). Marruecos se dotó a su vez de una nueva legislación a raíz del discurso del rey de septiembre de 2013, que da a las personas migrantes acceso a sus derechos funda- mentales y les permite beneficiarse de la protección de las instituciones marroquíes. 48 El «visado humanitario», documento otorgado por el Instituto Nacional de Migración en México, permite a las personas que migran residir legal- mente en el país por un periodo de un año por dificultades en la atención médica o la seguridad ocurridas en el territorio mexicano. Sin embargo, no por eso se han interrumpido las prácticas violentas (arrestos colectivos en campamentos, destruc- ción de los bienes de las personas migrantes, violencias en las fronteras, etc.) en una lógica de asegurar la frontera Norte de Marruecos. «Hay una ola de regularización importante con «peros» y «problemas» evidentemente, pero Marruecos es el primer país mediterráneo que empezó con ella». Sin embargo, «La violencia que continúa, las prácticas arbitrarias de las fuerzas del orden con respecto a los candidatos a la inmigración hacia Europa en las zonas fronterizas, o también en algunas ciudades, siguen enturbiando una y otra vez los progresos efectuados por el gobierno marroquí en términos de integración» (Cáritas Marruecos). Secours Catholique - Cáritas Francia insta a los Estados a repensar las políticas migratorias actuales. Afirma que es posible y deseable hacer que los movimientos de la población sean más seguros, aplicando políticas mi- gratorias concertadas entre países de acogida y origen, centradas en la dignidad humana y el respeto de los derechos fundamentales.  Cartografía de los abusos a los que deben enfrentarse las personas migrantes recibidas porla HOTLINE forRefugees and Migrants,TelAviv, Israel, mayo 2017. ELODIEPERRIOT/SCCF
  17. 17. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 17 P ara que la migración sea un fenómeno aceptado que ocurra en el respeto de los derechos y la dignidad de todos, Secours Catholique - Cáritas Francia quiere promover un reconocimiento verdadero del derecho a migrar. Este derecho debe primero definirse con claridad y solo podrá aplicarse progresivamente, combinando ac- ciones sobre el terreno e intervenciones ante las instancias internacionales. EL DERECHO A MIGRAR Y EL RESPETO DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES Una enorme desigualdad persiste hoyen elmundo: las dos terceras partes de la población mundialno pueden despla- zarse libremente, mientras que los ciudadanos de los países desarrollados tienen unas posibilidades casi ilimitadas49 de migrar. Underechoamigrar,entendidocomolaposibilidad de salirde su paísyentraren un país distinto delsuyo pro- pio,esunacondiciónesencialparaelaccesoalosderechos fundamentales de las personas. Efectivamente, las personas emigran para protegerse de la violenciayotras amenazas físicas que sufren en su país, pero también para acceder a una vida mejor, desde el punto de vista material o social, el entorno cultural o el bienestar psi- cológico, y preservar así sus derechos y dignidad. El acceso a los derechos de las personas migrantes depende pues de la capacidad de las personas a marcharse de su país para acceder a una vida digna. «Cuando las necesidades de recursosyprotección aumentan considerablemente, un derecho a migrar sería pertinente y necesario» (Cáritas Jordania). El respeto de los derechos de las personas migrantes también depende de la capacidad de una persona a entrar y establecerse legalmente en un país distinto del suyo propio. En una situación donde las posibilidades legales de entrada y permanencia son limitadas, las personas 49 El sitio https://www.passportindex.org/ clasifica los pasaportes según su poder, es decir, en función del número de países que permiten visitar sin visado. que migran se ven obligadas a desplazarse por rutas pe- ligrosas, recurrir a contrabandistas y mantenerse en una situación irregular en los países de destino, lo que provoca numerosos fallecimientos, abusos y explotación, gene- rando así graves violaciones de los derechos humanos. Reconocer un verdadero derecho a migrar permitiría que se respetaran los derechos fundamentales de las personas migrantes: el derecho a la vida, evitando los muertos en las fronteras; la protección contra el tráfico de seres hu- manos, haciendo que las rutas migratorias sean seguras y legales; el derecho a no ser detenido arbitrariamente, poniendo fin a la práctica de encierro de las personas migrantes; el derecho de asilo, haciendo efectiva la po- sibilidad de entrar en el territorio de un país distinto del suyo propio para pedir protección; los derechos de los trabajadores migrantes, que ya no serían dependientes de su empleador por su situación irregular. Esto también permitiría que las personas migrantes ejercieran otros derechos garantizados por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como el derecho a elegir su lugar de residencia (artículo 13), el derecho a un nivel de vida adecuado (artículo 25) o, fundamentalmente, el derecho a la dignidad, que consta en el preámbulo. Resulta así evidente que el acceso a los derechos de las personas migrantes y su ejercicio solo son posibles si se reconoce a las personas un verdadero derecho a migrar, que les permita desplazarse de un país a otro de manera segura con la garantía de que se respetarán sus derechos fundamentales. DEFINICIÓN DEL DERECHO A MIGRAR Existe una incoherencia en el derecho internacional que reconoce el derecho a salir de un país, pero no el dere- cho a entrar en otro país. El artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos50 reconoce, en efecto, a cada uno, el derecho a salir de cualquier país, incluido el suyo propio. Este derecho de salida no va acompañado, sin embargo, de ningún derecho a entrar en el territorio de otro Estado. 50 «1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y elegir su residencia en el interior de un Estado. 2. Toda persona tiene derecho a marcharse de cualquier país, incluido el suyo propio, y a regresar a su país.» (Declaración Universal de los Derechos Humanos, Artículo 13). NUESTRA PROPUESTA: LLEGAR A UN DERECHO A MIGRAr
  18. 18. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 18 «La libertad de circulación es un derecho fundamental. Consideroqueelderechoamigrarestálimitado.Losciudadanos de una democracia tienen el derecho a marcharse de su país, pero hasta hoy, siguen sin tener derecho a entrar en otro país, a menos que este derecho se les haya concedido. Pienso que las personas tienen derecho avivir con dignidad (en sus casas, sin estar obligados a marcharse)y derecho a marcharse (si así lo deciden)» (socio anónimo en Asia del Sur). Así, si hablamos del «derecho a migrar» en una reflexión sobre las migraciones internacionales, debe entenderse como un derecho que reúne elderecho a emigrar, es decir, a marcharse de su país, y el derecho a inmigrar, es decir, a entrar en un país distinto del suyo propio. En este enfoque, elderechoamigrarnodeberíarestringirse geográficamente, como es elcaso hoya nivelregional, sino que debe ampliarse a la larga a todas las regiones delmun- do. Tampoco puede restringirse temporalmente, como se practica en todo elmundo mediantevisados de trabajo con periodo devalidez limitado para los trabajadores migrantes. Tampoco puede serdiscriminatorioyreservarse solo a una partereducidadelapoblación, talcomo establecieron en el sigloXXlos Estados Unidos deAmérica para los trabajadores temporeros mexicanos51 . La definición que abarca el derecho a emigrary el derecho a inmigrar debe ampliarse, ya que no tiene en cuenta la situación de las personas migrantes durante el trayecto entre el momento de su partida y el de su llegada, durante su «tránsito», en elque se perpetran numerosasviolaciones de sus derechos fundamentales. Tampoco considera la situación de las personas migrantes una vez llegadas a su país de destino, cuando se les deniegan muchos derechos. Nuestro enfoque del derecho a migrar no se resume pues a una simple libertad de circulación, en el sentido de ir y venir, sino que incluye también el respeto de los dere- chos fundamentales de un extremo a otro del recorrido migratorio, cualquiera que sea el estatuto de la persona. «Migrares un comportamiento naturaldelserhumano mucho más antiguo que los Estados. Los Estadosy/o comunidades de origeny destino no deberían obstaculizar la movilidad o la migración de las personas y deberían proteger los derechos de las personas migrantes» (socio anónimo enAsia delSur). Secours Catholique - Cáritas Francia no puede contentarse con una definición estrecha del derecho a migrar. Es ne- 51 El programa Bracero (1942-1964) es un acuerdo celebrado entre los Estados Unidos y el gobierno mexicano que permitía la entrada de los trabajadores temporeros mexicanos en los Estados Unidos, en particular, para la agricultura, a fin de subsanar la escasez de mano de obra provoca- da por la segunda guerra mundial. cesario afirmar que debe poder aplicarse a todos, sin limi- taciones geográficas o temporales, con la perspectiva de que el ejercicio de los derechos fundamentales no tenga restricciones. El derecho a migrar debe definirse como un derecho fundamentalyuniversalde la persona, que reúne el derecho a emigrar, es decir, el derecho a marcharse de su paísyelderecho a inmigrar, es decirelderecho a entrar en un país distinto del suyo propio, con la garantía de que se respetarán sus derechos fundamentales de un extremo a otro del recorrido migratorio, sea cual sea su condición. LAS ETAPAS HACIA UN DERECHO A MIGRAR Una dinámica progresiva es necesaria para responder a la urgencia de la situación en que se encuentran las personas migrantes, con toda conciencia de que se trata de un combate a largo plazo. Es preciso acompañar un cambio de mirada al otro para construir un mundo fraterno, donde la circulación sea más libre, y establecer también el terreno político sobre el cual el derecho a migrar pueda convertirse, finalmente, en una realidad. «El derecho a migrar puede considerarse como complemento del artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Es una declaración; es el objetivo de la humanidad, pero debemos definir las etapas para alcanzar este objetivo» (Cáritas Armenia). Caritas Internationalis se inscribe en esta dinámica en el marco de la campaña mundial 2017-2019, cuyo objetivo es construir sociedades más acogedoras e incluyentes. Secours Catholique - Cáritas Francia se invierte fuertemente en esta acción, por sus intervenciones sobre elterreno y de defensa52 , que forman parte de su campaña global sobre las migraciones internacionales 2017-201953 . ETAPAS A CORTO PLAZO • Apoyar los proyectos llevados a cabo por la sociedad civil en todo el mundo Secours Catholique - Cáritas Francia y sus socios en todo el mundo contribuyen a promover el acceso a los derechos humanos de las personas migrantes por sus acciones coti- dianas con estas personas. 52 La defensa es un proceso encaminado a influir en la elaboración, implementación, supresión o modificación de las políticas o prácticas para crear las condiciones de un mundo más justo y respetuoso de los derechos humanos. Este trabajo se realiza actuando sobre las causas de la pobreza, desigualdad y exclusión. 53 El objetivo global de la campaña mundial sobre migraciones internacio- nales 2017-2019 es hacer que la igualdad de derechos sea efectiva. Se com- pone de dos objetivos: cambiar la mirada en torno a las personas migrantes (1) y garantizar el acceso a los derechos humanos de estas personas (2).
  19. 19. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 19 Como respuesta a la cuestión de qué pasos hay que dar para avanzarhacia elreconocimiento de un derecho a mirar, nuestrossociosinternacionaleshandestacadolaimportancia de ampliar y fortalecer las acciones actuales realizadas por la sociedad civil para informar a las personas migrantes de sus derechos y los medios de acceder a ellos. «Es necesario reforzar en los trabajadores migrantes la conciencia de sus derechos y medios para acceder a ellos» (Solidaritas Perempuan Indonesia). Más aún, propugnan que las personas que desean mar- charse tengan unmejorconocimientodelasvíaslegalesde migración, para que no se vean obligadas a tomar caminos peligrosos y costosos. «La libertad de movimiento es una piedra angular de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Las personas deben estar informadas sobre las vías legales de la migración» (Cáritas Armenia). Subrayamos, por último, como nuestros socios internacio- nales, la necesidad de sensibilizar a la opinión pública, lucharcontra la xenofobiaypromoveruna mirada positiva de las personas migrantes, como un paso clave para llegar al reconocimiento de un derecho a migrar. Este trabajo será coherente con el realizado por Cáritas Europa y sus miembros, que han identificado las barreras culturales, es- tructuralesysocioeconómicas que limitan la integración de las personas migrantes en Europa, y destacado las buenas prácticas de los miembros para superarlas y garantizar la participación y la no discriminación de estas personas, me- jorar su acceso a los derechos fundamentales y servicios básicos y facilitar su acceso al empleo54 . Se podrá así pro- fundizar y debatir sobre el equilibrio que debe existir entre el interés nacional y el bien universal y las políticas que lo plasmarán en la sociedad, para crear una base serena de la cohesión social. «Unaculturadelahospitalidadesnecesaria;hayquereconocer los beneficios de la migración, que contribuye aldesarrollo de las naciones y el bien común; es preciso superar la xenofobia que se está desarrollando; hay que tender un puente entre lenguas y culturas» (Jesuit Refugee Service en Indonesia). Para ello, es esencial apoyar la cultura del encuentro, la hospitalidad y el diálogo con las personas migrantes, como lo destaca Caritas Internationalis. «Un encuentro positivo con el migrante puede tener lugar en cada comunidad local, en cada barrio y más allá, donde Cáritas puede desempeñar un papel profético en sus posiciones sobre los valores cristianos y su preocupación por la dignidad de los seres humanos» (Eje de la campaña globalmundial, Caritas Internationalis, 7 de febrero de 2017). 54 Para ir más lejos: Informe de Cáritas al Parlamento Europeo «Bienvenidos. Los migrantes hacen a Europa más fuerte», diciembre de 2016, [disponible en inglés, francés y alemán]: http://www.caritas.eu/sites/default/ files/carita- seuropa_bievenue_une_europe_plus_forte_grace_au_migrants.pdf Acompañamiento jurídico y administrativo de las personas migrantes por la HOTLINE for Refugees and Migrants, TelAviv, Israel, mayo 2017 ELODIEPERRIOT/SCCF
  20. 20. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 20 Secours Catholique - Cáritas Francia se compromete a consolidar y fortalecer su estrategia asociativa interna- cional de soporte a los actores del Sur en sus actividades de apoyo e información relativas a los derechos de las personas migrantes, así como las dinámicas de construc- ción de sociedades más hospitalarias. • Alentar las iniciativas locales para el cumplimiento de los derechos de las personas migrantes Las autoridades municipales, regionales y locales desar- rollan políticas de acogida, asumiendo hoy de forma di- recta y creciente las cuestiones de integración, desarrollo económico y salud de las personas migrantes. Leonardo Orlando, alcalde de Palermo, elaboró una carta que califica la movilidad internacional como un derecho humano inalienable55 y declaró ciudadanos honorarios a todos los habitantes de Palermo. Milita activamente por la abolición del permiso de residencia: «El permiso de residencia es la pena de muerte de nuestro tiempo, es una nueva forma de esclavitud para las personas que llegan»56 . Secours Catholique - Cáritas Francia se compromete a alentar estas iniciativas locales, apoyar la Red de Ciudades Refugio que se está constituyendo, en particular, bajo la iniciativa del Papa Francisco57 , yvalorizar estas políticas de acogida ante los dirigentes nacionales e internacionales. • Actuar a nivel regional para una circulación más libre Paraalentarlamovilidadregional,sedebeincitaralospaíses para que incluyan la libertad de circulación en su constitu- ción58 opolíticaspúblicasyalentaralasentidadesregionales, que agrupan a un determinado número de Estados de una misma zona geográfica, para que se comprometan a per- mitir una circulación más libre. De hecho, las iniciativas para construirespaciosdelibrecirculacióndelaspersonasparecen ser las más avanzadas a nivel regional59 , a pesar de que hoy sevean dificultadasyse refuercen las fronteras exteriores de algunas zonas, como la Unión Europea. Secours Catholique - Cáritas Francia se compromete a apoyar a sus socios internacionales que abogan por estas iniciativas ante otras entidades regionales, en particular, Cáritas Senegal ante la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO). 55 http://www.mondialisations.org/medias/pdf/carta-dipalermo-FR.pdf 56 Le Monde, El alcalde de Palermo: «Siento vergüenza de ser europeo, cuando vemos la suerte reservada a las personas migrantes», 11 de oc- tubre de 2016. 57 El Papa Francisco invitó a unos 70 alcaldes europeos en el Vaticano el 9 y 10 de diciembre de 2016 con el fin de sentar las bases de una red de acogida de los refugiados e influir en las políticas europeas. 58 La Constitución de la República del Ecuador, aprobada en 2008, consagra los principios de derecho a la movilidad y ciudadanía universal y hace un llamamiento a la comunidad internacional (artículo 416). 59 La Unión Europea para los ciudadanos de la Unión, MERCOSUR para varios Estados de América Latina, la CEDEAO para 15 países de África Occidental, la ATT entre Australia y Nueva Zelanda, la ASEAN... «En el seno de la CEDEAO, debemos centrar la defensa en la libre circulación de personasy bienes. No se pueden declarar las cosas [la libertad de circulación] cuando en realidad la gente tiene dificultades para pasar de un país a otro» (Abbé Alphonse Seck, Secretario General de Cáritas Senegal). EtapAS A MEDIO PLAZO • Supervisar la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible En septiembre de 2015, los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas firmaron la Declaración sobre el Desarrol- lo Sostenible denominada «Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible»60 . Esta agenda está integrada por 17 objetivos de desarrollo sostenible con 169 metas, que todos los países deben alcanzar en un plazo máximo de 15 años. A diferencia de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), suscritos en el año 2000, la Agenda 2030 incluye explícitamente a las personas migrantes: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) destacan la necesidad de proteger los derechos de los trabajadores migrantes (objetivo 8.8) y facilitar las migraciones seguras y regu- lares mediante políticas migratorias planificadas y bien administradas (objetivo 10.7). Incluyendo a las personas migrantes y la migración en la Agenda 2030, la comunidad internacional abre la puerta a las políticas que favorecen una migración segura, reconocida como un elemento importante de un marco global del desarrollo sostenible. Por otra parte, la particularidad de los ODS es también el objetivo de «no excluir a nadie», señalando que solo se lograrán los objetivos si se alcanzan para todos y los más vulnerables, en particular. Uno de los retos será velar por que todas las partes involucradas inicien los procesos para alcanzar estos objetivos y metas, y lo logren en el plazo previsto de 15 años, todo ello, con ambición y coherencia. Secours Catholique - Cáritas Francia y sus socios instarán a los gobiernos para que traduzcan la Agenda en planes y políticas nacionales coherentes y los implementen en el respeto de los derechos humanos. Velará también por supervisar el proceso de control temático global realizado por el Foro Político de Alto Nivel (FPAN) mul- tilateralmente, a fin de garantizar la coherencia entre las políticas nacionales y el marco internacionaly hacer valer el respeto de los derechos fundamentales de las personas migrantes en los distintos ámbitos nacionales. 60 http://www.un.org/ga/search/view_doc.asp?symbol=A/ RES/70/1referer=/english/Lang=S
  21. 21. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 21 • Seguimiento de los mecanismos creados en la cumbre de las Naciones Unidas del 19 de septiembre de 2016 El 19 de septiembre de 2016, los dirigentes mundiales se reunieron por primera vez en Nueva York, en una primera cumbre de la ONU, para tratar el tema de los desplaza- mientos masivos de refugiados y migrantes. La Declara- ción de Nueva York61 que se creó, adoptada por unanimi- dad por los 193 Estados miembros, abre una vía para un marco de gobernanza internacional de las migraciones. Esta Declaración lanza también un proceso político para lograr a finales de 2018 que se aprueben dos acuerdos internacionales: - un «pacto mundial para los refugiados», basado en el principio de cooperación internacional; - un «pacto mundial para migraciones seguras, ordena- dasyregulares»62 , que debería tratar «todos los aspectos de las migraciones internacionales, en particular, la ayuda humanitaria, el desarrollo y los Derechos Humanos». Este avance en materia de gobernanza podría iniciar una nueva dinámica política sobre las migraciones y representa una oportunidad para una gobernanza internacional de las mismas. Esto supone pues efectuar una crítica de las políticas migratorias en vigor para hacerlas evolucionar. Es lo que proponía inicialmente Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas en ese momento, en su 61 http://www.un.org/fr/ga/search/view_doc.asp?sym- bol=A/71/L.1TYPE=referer=/french/Lang=S 62 La utilización de los términos «seguras, ordenadas y regulares» remite a la formulación de la meta 10.7 de la Agenda 2030. informe de mayo de 2016: «En condiciones de seguridad y dignidad: respuesta a los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes»63 , cuya idea es que los Estados miembros acuerden un enfoque más humano y coordi- nado frente al fenómeno migratorio. Es importante velar por que los Estados no utilicen este espacio para controlar más la inmigración y la movilidad humana, lo que puede ocurrir con el texto actual: «Nos esforzaremos para apoyar la cooperación internacional en materia de control y gestión de las fronteras, por cuanto que constituye un elemento importante para la seguridad de los Estados, en relación también con las cuestiones relativas a la lucha contra el crimen organizado, el terro- rismo y el comercio ilícito»64 . Secours Catholique - Cáritas Francia investirá estos espa- cios internacionales trabajando para una migración «se- gura, ordenada y regular» con el objetivo de influir en los compromisos de los Estados y alentarlos a abandonar las políticas actuales, desarrollando, en particular, una hoja de ruta política, en colaboración con los actores de la socie- dad civil65 y el grupo de trabajo sobre las migraciones de Caritas Internationalis. 63 http://www.un.org/fr/documents/view_doc.asp?sym- bol=A/70/59TYPE=referer=/fr/Lang=S 64 Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes, párra- fo 24. 65 http://refugees-migrants-civilsociety.org/organisation/ Marcha de solidaridad para apoyar a las personas migrantes de la Jungla, Calais, septiembre de 2015. ELODIEPERRIOT/SCCF
  22. 22. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 22 Esta hoja de ruta destacará la importancia de la implemen- tación de los mecanismos de responsabilidad comparti- da para la acogida de refugiados y la creación de nuevas vías legales, como el visado humanitario66 . Indicará que se precisan medidas de acompañamiento en el ámbito económico y social67 para facilitar la integración de las personas migrantes y fortalecer así la cohesión social, promoviendo la economía local. Instará a los Estados a defender los derechos fundamentales de estas personas mediante esfuerzos específicos para garantizar el acce- so a los servicios básicos, con una atención especial a los niños y mujeres, y a poner fin a los dispositivos de detención. Secours Catholique Cáritas - Francia pide a los Estados a replantearse las políticas migratorias. Así, mientras que las negociaciones relativas a las migraciones inter- 66 Un visado humanitario es un visado expedido a un refugiado en el Estado en que se encuentra, que le permite venir al país de destino por una vía segura y legal. 67 A modo de ejemplo, estas medidas de acompañamiento podrían ser la mejora del acceso a la educación y al trabajo, la promoción del diálogo social, el desarrollo de la protección social, la deconstrucción de los pre- juicios. Para ir más lejos: OCDE, Las claves de la integración, los refugiados y otros grupos que necesitan protección, 2016. nacionales no se basen en una visión a largo plazo de la movilidad, que podría ser la libre circulación de perso- nas, incluyendo explícitamente el libre establecimiento, Secours Catholique Cáritas - Francia llevará a cabo un debate crítico en el seno de estas instancias, valorando argumentos y análisis señalados en los informes de nume- rosas instituciones internacionales68 , pero también sobre la base de la experiencia en el terreno de nuestros socios y el testimonio de las personas migrantes, para concebir un mundo sin barreras en el que se reconozca a toda persona un verdadero derecho a migrar.  «La visión de JRS es un mundo sin barreras, separación ni desplazamiento forzado. Un mundo donde todos los seres humanos puedan desplazarse libremente y sin peligro. Un mundo cuyo valor esencial sea la acogida incondicional.» (JRS Indonesia). 68 Citemos, especialmente: PNUD, Superando barreras: movilidad y desarrollo humanos (2009). Punto de acogida para los refugiados y los inmigrantes (PARI), Dakar, Cáritas Senegal, mayo, 2013. ELODIEPERRIOT/SCCF
  23. 23. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES 23 E l camino hacia un derecho a migrar es un combate a largo plazo. Nos pedirá volver una y otra vez al espíritu que nos guía, consti- tuido por los derechos fundamentales de las personas mi- grantes, la doctrina social de la Iglesia, la visión positiva del otro. En su intervención en el Foro Internacional sobre Migración y Paz, el Papa Francisco resumió en cuatro verbos la respuesta a aportar, según él, a las situaciones encontradas por las personas migrantes: «acoger, proteger, promover, integrar». Un esquema que desea adoptar, a largo plazo, Secours Catholique - Cáritas Francia (anexo 2). Este recorrido implica un compromiso de todos los actores de Secours Catholique - Cáritas Francia en la lucha por el acceso a los derechos, la elaboración de nuevas prácticas y nuevas políticas, para la construcción de un mundo donde los seres humanos puedan circular libre y dignamente. Este compromiso debe encarnarse en las acciones sobre el terreno en todo el mundo y también en una defensa en favor de un derecho a migrar, en una dinámica local-global. Secours Catholique - Cáritas Francia puede y debe desempeñar un papel crucial en la construcción de este nuevo paradigma en el que la migración no sea un factor de vulnerabilidad, sino un derecho fun- damental.  CONCLUSIÓN
  24. 24. 24 NOTE DE POSITIONNEMENT MIGRATIONS INTERNATIONALES Visita de una familia de refugiados sirios de Alep, Amán, Jordania, junio 2017. SÉBASTIENLECLEZIO/SCCF
  25. 25. NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES AnexO 1 : METodologÍA DE CONSTRUCCIÓN DEL POSICIONAMIENTO sobre MIGRACIONES INTERNACIONALEs De la conclusión del texto de orientación y posiciona- miento de Secours Catholique - Cáritas Francia (SCCF) «Acogida de las personas migrantes», validado por el ConsejodeAdministración(CA)el5dejuniode2014,nace una reflexión en elseno de la direction action et plaidoyer internationaux (DAPI), que prolonga eltrabajo iniciado por SCCF para «actuar para el cumplimiento efectivo de los derechosfundamentales»,atravésde«laelaboraciónde underechoalamigración»,quesea «definido,implemen- tado y respetado a nivel internacional». «Secours Catholique quiere pues actuar para que se amplíen las vías de acceso a los derechos fundamentales reconocidos por los textos internacionales existentes [...] En estesentido,lalibrecirculacióndepersonas,lamovilidadyel derechoamigrarpodríanencontrar,alargoplazo,elmarco yelasientoquenecesitanenunaconvencióninternacional, cuyos promotores pueden ser, entre otros, la sociedad civil y la red Cáritas» (Texto de orientación y posicionamiento sobre las personas migrantes, validado por el CA el 5 de junio de 2014). El pôle plaidoyer international de la DAPI redactó una nota en septiembre de 2015, elaborando una propuesta de defensa internacional transversal, de acuerdo con el posicionamiento«Acogidadelaspersonasmigrantes»de SCCF, así como escenarios de compromiso en torno a la cuestióndelasmigracionesinternacionales,enparticular para el lanzamiento de la campaña de Caritas Internatio- nalis sobre esta temática. «Nuestra defensa deberá así afirmar que el acceso y el ejercicioefectivodelosderechosdelaspersonasmigrantes solo son posibles si se concede un verdadero derecho a migrar a las personas: el derecho a marcharse de un país donde los derechos más elementales no se respetan, el derecho a llegar a un país distinto del suyo propio sin arriesgar su vida, el derecho a entrar y establecerse en un Estado de acogida, que deberá garantizar el respeto de los derechos fundamentales» (Defensa migraciones: propuestas,pôleplaidoyerinternational,septiembre2015) ElCAvalidó esta nota durante la jornada de estudio sobre lasmigracionesdel4dediciembrede2015.Losmiembros del CA también animaron al pôle plaidoyer international a continuar con esta reflexión iniciada en el seno de la DAPI paraconstruirunderechoamigrar,precisandoquequerían que este trabajo continuara realizándose con nuestros socios internacionales. Un informe de avance se previó para mediados de 2017. «Esnecesarioquenuestradefensasebaseenlaacciónylas realidades concretas de nuestros socios. Hay que planear reuniones con algunos socios y recoger el testimonio de algunos migrantes para tener más legitimidad en nuestra defensa»(ActadelseminariodelCAsobremigración,pôle plaidoyer international, 4 de diciembre de 2015). Una nueva etapa de 18 meses empezó en noviembre de 2015 con el fin de determinar los fundamentos, ele- mentos y contornos del derecho a migrar. Un grupo de trabajo «migraciones internacionales» se creó en febrero de 2016 en el seno de la DAPI, para que la defensa que se estaba gestando reflejara el trabajo de los miembros de la DAPI y, siempre que fuera posible, las posiciones aportadas por nuestros socios internacionales en todo el mundo. Sus miem- bros son un representante de cada uno de los polos de la DAPI: polos geográficos, emergencias, promo- ción, animación y campaña internacional. Este grupo de trabajo ha realizado un mapa de los proyectos in- ternacionales apoyados por los polos geográficos de la DAPI sobre la temática de las migraciones en mayo de 2016, para precisar mejor las acciones realizadas e identificar a los actores clave entre nuestros socios. Se empezó a trabajar después en la elaboración de la nota de posicionamiento sobre las migraciones internacionales, cuyo sumario se elaboró en junio- julio de 2016 en el seno del grupo DAPI migraciones, previa concertación con los miembros de la dirección Francia Europa. Una consulta a nuestros socios internacionales se efectuó a continuación, con la creación y el envío de un cuestionario sobre 4 grandes temáticas: el contexto migratorio; las políticas migratorias; las acciones con los migrantes; el posicionamiento sobre las migraciones, destinado a 19 socios internacionales en 17 países diferentes69 . Basándose en las respuestas de nuestros socios inter- nacionales y el trabajo realizado en el seno del grupo DAPI migraciones, el pôle plaidoyer international em- pezó a redactar la nota de posicionamiento. Ésta ha sido modificada yvalidada por los miembros del grupo DAPI migraciones en relación con la campaña global migraciones iniciada por SCCF en 2017. 69 Cáritas Argelia; Cáritas Marruecos; Cáritas Malí; Cáritas Senegal; OCADES Cáritas Burkina; Níger CADEV; Cáritas Jordania; Cáritas Turquía; Cáritas Armenia; Servicio Jesuita a Migrantes México; Servicio Jesuita de los Refugiados Indonesia; OKUP (Bangladesh); Solidaritas Perempuan (Indonesia); Socio Anónimo en Asia del Sur; Cambodian Human Rights and Development Association; Human Rights Movement Bir Duino (Kyr- gystan); Physicians for Human Rights (PHR) (Israel); Hotline for Refugees and Migrants (Israel); INSAN Association (Líbano). 25
  26. 26. 26 NOTA DE POSICIONAMIENTO MIGRACIONES INTERNACIONALES AnEXO 2: ESQUEMA DEFENSA GLOBAL MIGRACIONEs SCCF Fundamentos y principios universales - Fundamentos y principios morales derivados de la DSE: destino universal de los bienes, derecho universal para el uso de los bienes, bien común «Todo ser humano tiene el derecho natural de gozar del bienestar necesario para su pleno desarrollo» - Fundamentos jurídicos: derechos fundamentales derivados de la DUDH 1948: derecho a la vida, salud, educación, un nivel de vida adecuado (art. 25), o a marcharse de su país (art. 13 truncado: derecho a emigrar, sin derecho a inmigrar) Corolarios de estos fundamentos y prin- cipios universales Derecho a no tener que emigrar Derecho a migrar (derecho a emigrar y derecho a inmigrar) Actuar (Véase 4 verbos del Papa Francisco en el Foro sobre «Migración y Paz» – febrero 2017) A nivel mundial, europeo y nacional Promover (Ampliar) Proteger Acoger Integrar • Actuar para que emigrar resulte de una elección «dando a todos los seres humanos un acceso igual a los bienes fundamentales y ofreciendo posibili- dades de elección y crecimiento» – en- foque integrado en las diversas estrate- gias asociativas para combatir: - Guerras y conflictos - Cambio climático - Inseguridad ali- mentaria - Mala gobernanza - Violaciones de los DH - Políticas económi- cas injustas - Desigualdades • Supervisar la imple- mentación de los ODS 2030 • Informar a los mi- grantes de sus de- rechos y medios de acceder a ellos • Luchar contra las vio- laciones de los dere- chos fundamentales durante el recorrido migratorio: - Derecho a la vida, salud, justicia - Protección contra el tráfico de seres hu- manos - Derecho de asilo - Derecho de los trabajadores mi- grantes - Derecho a no ser detenido arbitraria- mente - Cualquier obstáculo al derecho a migrar violando los DH • Ampliar el derecho para garantizar la efec- tividad de los derechos fundamentales • Supervisar la aplica- ción de los ODS 2030 (obj. 8.8: Proteger los derechos de los trabajadores migrantes + obj. 10.7: políticas mi- gratorias planificadas y bien administradas) • Supervisar la puesta en marcha del nuevo marco de gobernanza mundial sobre las mi- graciones (ONU 2018) • Promover un enfoque positivo de las mi- graciones entre los dirigentes y la opinión pública y luchar contra los prejuicios – «la migración es un bien público mundial, factor de desarrollo para todos y de reducción de las desigualdades»  • Promover la imple- mentación de políticas migratorias concerta- das entre los países de acogida y de origen, centradas en la digni- dad humana y el res- peto de los derechos fundamentales: - Ampliar las vías le- gales de acceso - Promover mecanis- mos de responsa- bilidad compartida para la acogida de los refugiados - Apoyar las iniciativas locales y más parti- cularmente la Red de Ciudades Refugio - Garantizar el acceso a los servicios básicos • Luchar contra las políticas migrato- rias disuasorias/ restrictivas (activas y pasivas) que frenan la integración • Promover las políti- cas de integración y acceso al derecho común • Apoyar la contri- bución de los mi- grantes en el de- sarrollo económico, social y cultural de la sociedad • Promover una cultu- ra del encuentro y la hospitalidad, con los migrantes, en la Igle- sia – en relación con la campaña de CI
  27. 27. Documento creado y realizado por la dirección de la comunicación Redacción: Groupe migrations internationales de la Direction Action et Plaidoyer Internationaux, dirigido por el pôle plaidoyer international Contacto: dept.plaidoyerinternational@secours-catholique.org Foto de portada: Xavier Schwebel / SCCF Maqueta: departamento Fadip Mayo 2017
  28. 28. mig17_posdapi

×