Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
A propósito del 8 de marzo “Día Internacional de la Mujer”.
La Carta de las Naciones Unidas, firmada en 1945, fue el prime...
Abrir caminos para construir la equidad y la justicia que nuestro pueblo
latinoamericano y caribeño reclama. Sin la presen...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Mensaje del 8 de marzo de 2019 Día Internacional de la Mujer

1,102 views

Published on

La Carta de las Naciones Unidas, firmada en 1945, fue el primer acuerdo internacional para afirmar el principio de igualdad entre mujeres y hombres. Desde entonces, la ONU ha ayudado a crear un legado histórico de estrategias, normas, programas y objetivos acordados internacionalmente para mejorar la condición de las mujeres en todo el mundo.

Published in: Social Media
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Mensaje del 8 de marzo de 2019 Día Internacional de la Mujer

  1. 1. A propósito del 8 de marzo “Día Internacional de la Mujer”. La Carta de las Naciones Unidas, firmada en 1945, fue el primer acuerdo internacional para afirmar el principio de igualdad entre mujeres y hombres. Desde entonces, la ONU ha ayudado a crear un legado histórico de estrategias, normas, programas y objetivos acordados internacionalmente para mejorar la condición de las mujeres en todo el mundo. Con los años, Caritas de America Latina y del Caribe ha promovido la participación de las mujeres en condiciones de igualdad con los hombres en el logro del desarrollo sostenible, la paz, la seguridad y el pleno respeto de los derechos humanos. El empoderamiento de la mujer sigue siendo un elemento central de los esfuerzos de la Organización para hacer frente a los desafíos sociales, económicos y políticos en todo el mundo. Reparar indica algo en estos tres sentidos: Restablecer lo que está roto, animar lo que está mortecino y restituir lo que se había desconocido de la dignidad de la persona. Josefina Llach, aci. “Reparar el corazón” En América Latina y el Caribe, hoy se escucha fuerte la voz de las mujeres que claman proféticamente desde dentro de la impiedad de la pobreza y la exclusión, de la miseria y la desdicha: “reparen, abran camino, quiten los obstáculos del camino de mi pueblo”. (Is 57,14) Restablezcan la dignidad de los cuerpos rotos de las víctimas de violencia y abuso, reparen sus vidas quebradas por el peso de la carga que anida en su memoria. Animen la llama de vida que se apaga en las niñas hambrientas, en las jóvenes que no alcanzan a soñar, en sus madres desoladas, en las ancianas temblorosas y todavía esperanzadas. Restituyan a todo ser humano su cualidad de persona, ensombrecida por las luchas de poder y la ambición que no frena. Quiten todo obstáculo que pueda impedir su crecimiento para alcanzar la fuente abundante de vida plena. Reparar, restablecer, animar, restituir, cooperando conjuntamente hombres y mujeres para que cada persona celebre la vida con dignidad. Este es nuestro compromiso. El compromiso de Cáritas.
  2. 2. Abrir caminos para construir la equidad y la justicia que nuestro pueblo latinoamericano y caribeño reclama. Sin la presencia de las mujeres esta transformación no será posible. Necesitamos su pertinaz voluntad de resistir y edificar con esperanza, creativamente. Necesitamos su audacia y fortaleza para llevar adelante proyectos capaces de hacer frente a los obstáculos que se presenten. Necesitamos escuchar atentamente sus voces, sus reclamos y confiar en sus criterios a la hora de tomar conjuntamente decisiones. Necesitamos de su capacidad organizativa, para planificar proyectos, administrar recursos y resolver conflictos. Necesitamos de sus conocimientos e iniciativa para encontrar soluciones acertadas. Necesitamos de su determinación y ternura para llevar a quienes lo requieran el abrazo que sana y cobija. Como Iglesia nos debemos un discernimiento crítico acerca del lugar de las mujeres en la realización de la misión que nos ha encomendado Jesucristo. Sin un reconocimiento efectivo de su ciudadanía eclesial será difícil reflejar el proyecto inicial de Jesús: ser un cuerpo vivo donde cada miembro es valioso. Queremos hacerlo al modo trinitario, redescubriendo la riqueza de la diversidad en la comunión, en la entrega recíproca que implica vivir con otros/as para el otro/a, en el otro/a y gracias a los otros/as. Confiamos estos deseos a la infinita sabiduría de Dios, que nos impulsa desde dentro, con su aliento de Vida, a continuar trabajando para que la presencia del Reino, Reino de paz y justicia, se vuelva realidad en nuestros pueblos. Equipo Regional de Equidad entre Hombres y Mujeres del Secretariado Latinoamericano y del Caribe de Caritas (SELACC).

×