Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Guias para Lectio Divina

5,465 views

Published on

Guias para Lectio Divina

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

Guias para Lectio Divina

  1. 1. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A   2  
  2. 2. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A Tiempo de Cuaresma Domingo 1º del Tiempo de Cuaresma Las tentaciones Mateo 4, 1-11 1. Lectura Después de haber leído atentamente Mt 4,1-11 haz lo mismo con Mt 3,13-17 ¿De qué tratan estos versículos? ¿Qué proclamó la voz que salía de los cielos? ¿Se relaciona esta proclamación de 3,17 con el pasaje de las tentaciones? ¿Por qué y con qué versículos? ¿En qué consiste cada una de las tentaciones? Es posible que estén en orden de gravedad ¿qué opinas de esto? Jesús utiliza la Sagrada Escritura para responderle al diablo; sin embargo, este último también lo hace (véase v. 6) ¿qué te hace reflexionar esto? Seguramente ya te diste cuenta que sólo Mateo y Lucas (4,1-13) traen desarrolladas las tentaciones; en cambio, Mc 1,12-13 apenas hace mención de ellas. Compara lo que dice Marcos con lo que trae Mateo ¿es posible pensar queMateo (junto con Lucas) hayan haya realizado una especie de catequesis para sus comunidades apartir de la noticia que proporciona Marcos? ___________________ Para comprender mejor este evangelio debemos considerar, en primer lugar, que losprimeros cristianos no tuvieron ninguna dificultad en admitir que Jesús tuvo tentaciones; así loatestiguan Marcos (1,15), Mateo (4,1-11) y Lucas (4,1-13). Aquellos cristianos tuvieron elriesgo, al pasar los años, de olvidar esta realidad; aquí se ubica el esfuerzo que se hace en laepístola a los Hebreos para insistirles que tuvieran la garantía que Jesucristo se compadecía desus flaquezas porque Él había sido probado en todo como las demás personas, menos en elpecado (4,15). No los espantaba ni desanimaba que Jesús hubiera tenido tentaciones; parece quemás bien los llenaba de esperanza y les garantizaba que Él realmente se había hecho uno deellos; alguien realmente semejante en todo a todos, excepto en el pecado. En segundo lugar, podemos hacer tres consideraciones: la relación de Mt 4,1-11 con laexperiencia del pueblo de Israel, el sentido profundamente humano de las tentaciones y unabreve explicación de éstas.   3  
  3. 3. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A Es indiscutible la relación del pasaje de las tentaciones con el libro del Deuteronomio(caps. 6-8). El pueblo de Israel había salido de Egipto, había pasado el mar rojo y estaba –segúnalgunos textos- en un tiempo de prueba1; de modo semejante, según el evangelio de Mateo, Jesúsha vuelto de Egipto (2,19-23), se ha bautizado (3,13-17) y ahora, está en el desierto en un tiempode necesidad vital (tenía hambre) y de tentaciones. Esto abre la posibilidad de que, al hablar delas tentaciones de Jesús, el evangelista esté relacionándolas con las del pueblo de Israel ydejando clara la diferencia: el pueblo cayó en tales tentaciones, Jesús fue fiel a la voluntad de suPadre. El pueblo de Israel que había sucumbido ante las tentaciones se convertía en un malejemplo a evitar. En segundo lugar, para comprender mejor este pasaje de Mateo 4,1-11 es necesario tenerpresente que las tentaciones son algo que acompaña a todo ser humano y no son en sí mismasmalas; si se cae en ella se convierte en pecado, si se supera se crece en la fortaleza (Sant 1,12)2.El recuerdo de la integridad absoluta de Jesús al no haber sucumbido ante ninguna tentaciónllenaba de esperanza y responsabilidad a sus discípulos y, posteriormente, a las primerascomunidades. Por último, veamos brevemente las tentaciones: convertir las piedras en pan, arrojarse deuno de los esquineros del Templo y conseguir poder y riquezas adorando al diablo. Ante el hambre que sentía Jesús se presenta la primera tentación: convertir las piedras enpan. Comer no es malo; sin embargo, la vida no consiste en vivir preocupado por satisfacerciertas necesidades; hay otro alimento que le concede sentido a la existencia: la Palabra de Dios. Para comprender la segunda tentación hay que recordar que, de acuerdo a unos escritosjudíos, había la creencia de que el Mesías aparecería en el techo del Templo y daría de maneraespectacular la salvación a su pueblo. La tentación de triunfalismo y de espectacularidad es unpeligro real en toda la vida de cualquier ser humano, especialmente en la tarea de compartir laBuena Noticia de Jesús. Por último, la tentación del poder y la riqueza exige postrarse ante lo diabólico. El podery la riqueza exigen, casi siempre, servilismo ante maligno y, al no poder sostenerse talcomportamiento ante el verdadero Dios, sus practicantes prefieren hacerse sus propios ídolos. 2. Meditación                                                             1 A propósito de esto hay que decir que, aunque generalmente Mt 1,1 se traduce diciendo: “Jesús fuellevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo”, es posible que no sea la traducción más correcta.El texto más bien da a entender que Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu y, una vez estando ahí, fue tentado(véase, en ese sentido Mc 1,12-13; Lc 4,1-2). No hay que olvidar de todas maneras que en la antigüedad había gente(y el pueblo de Israel no era la excepción) que pensaba que Dios ponía pruebas o tentaba; sin embargo, siemprehubo también personas y/o comunidades que pensaban precisamente lo contrario (Sant 1,13-15). 2 Según el evangelio de Mateo no sólo tienta el diablo sino también algunas personas; así, por ejemplo:16,1; 19,3; 22,18. 35 (ver los textos paralelos); según Hech 15,10 (también 5,9) el ser humano tiene el peligro detentar a Dios; incluso se puede tentar un lugar que se considera sagrado (Hech 24,6).   4  
  4. 4. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A En sí mismo sentir o tener tentaciones no es ni bueno ni malo, sencillamente es humano.Todos, sin excepción, tenemos inclinación a hacer una cosa mala en lugar de otra buena; caer enla tentación, es decir, decidirnos por lo malo en lugar de lo bueno, es realmente el problema. Jesús realmente se hizo uno de nosotros, en todo igual, menos en el pecado; el hecho deque sean tres las tentaciones y no más tratan de resumir, no las tentaciones de Jesús, sino las detodo ser humano. Las tentaciones son inevitables y aparecen en los momentos más decisivos de la vida.Reconocerlo es ya una ventaja. Sin embargo, no es suficiente con que lo admitamos; debemossentirnos responsables de superarlas adecuadamente. En esta tarea nos llena de esperanza yfortaleza que Jesús haya vivido en constante fidelidad a su Padre superando las diversastentaciones que se le fueron presentando. Los cristianos que escuchaban o leían hace muchosaños este pasaje del evangelio de Mateo debieron sorprenderse que se les dijera que Jesús habíasido tentado; sin embargo, con mucha seguridad se llenaron de esperanza sabiendo que eraposible, como Él, vivir superando las tentaciones y peligros de inclinarse al mal. Las tentaciones podrían haber sido otras; sin embargo, llama la atención que Mateo sehaya fijado precisamente en éstas. Parecen no estar seleccionadas al azar; responden a trespeligros fundamentales que posiblemente tuvieron algunos de los primeros cristianos. Latentación de sólo comer y subsistir haciendo a un lado la voluntad de Dios y los signos yacontecimientos en los que se manifiesta su Palabra. No menos grave era la tentación de quererhacer lo más práctico aunque no fuera lo más conveniente; el peligro real de estar máspreocupados por triunfar que por testimoniar, la tentación de apostar por lo vistoso en lugar de loprofundo pero discreto. Y por último, la tentación de querer combinar poder y riqueza con“dios”, olvidando que es prácticamente imposible, al menos que se esté dispuesto a dar fuertessignos de conversión. Una segunda y última línea de significado de acuerdo a lo que hemos venidodesarrollando es el convencimiento, desde la actitud de Jesús, de que es posible superar lastentaciones. El pueblo de Israel no había sido capaz de superarlas y había sucumbido; en cambio,Jesús sí pudo porque estaba convencido de que: no sólo de pan vive el hombre sino también de laPalabra de Dios; no hay que tentar al Señor; hay que servir sólo a Dios. Desde esta perspectiva está claro que las tentaciones tenían una profunda funcióncatequética. Así, el recuerdo de que Jesús había sido de una absoluta integridad humana y que nohabía sucumbido ante ninguna tentación, animaba a los primeros cristianos a enfrentarcorrectamente lo que se les iba presentando en su vida personal y/o comunitaria. 3. Oración ¿Qué me hace decirle a Dios lo que hemos leído y meditado? 4. Contemplación – acción Reflexionemos honestamente ¿cuáles son nuestras tentaciones?   5  
  5. 5. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A Jesús, nuestro modelo, nos ha demostrado que el ser humano está hecho para superar lastentaciones ¿qué podemos hacer o en qué podemos reflexionar para no olvidar esteconvencimiento? ¿Cuál de estas tres tentaciones estamos, personal o comunitariamente, padeciendo más enestos momentos? ¿Qué podríamos hacer para no caer en ella? Si ya hemos caído ¿qué podríamoshacer para salir adelante?   6  
  6. 6. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A Domingo 2º del Tiempo de Cuaresma La transfiguración del Señor Mateo 17, 1-9 1. Lectura Lee con atención Mt 17,1-9. ¿Delante de quien se da la transfiguración? ¿Quiénes son testigos de la voz que sale del cielo? ¿Tendrá que ver esto con la finalidad del relato? Una vez que Pedro ha proclamado su fe (por cierto de manera imprecisa, véase 16,21-23), Jesús les habla a sus discípulos del seguimiento y de la venida del Hijo del Hombre (16,24-28) ¿tiene esto alguna relación con la transfiguración? ¿Cuál? Ahora, lee Mt 3,17 ¿cuáles fueron las palabras de la voz que salió del cielo en el bautismo de Jesús? Compáralas con las de Mt 17,5 ¿Hay alguna diferencia? ¿Qué agrega Mt 17,5? ¿Qué ha dicho y hecho Jesús en los caps. 5-16 para que ahora, con gran autoridad, se presente el encargo de que se le escuche? Por último, debemos tener en cuenta que los evangelios no son el único dato sobre la transfiguración en el Nuevo Testamento; leamos 2Pe 1,16-18 ¿de quémodo habla de la transfiguración? _______________ Para comprender mejor este evangelio consideremos, en primer lugar, hay que tomar encuenta que la transfiguración es un cambio de apariencia. En la antigüedad esto se veía como lomás normal: los dioses podían tomar apariencia de seres humanos, éstos últimos de dioses oincluso una persona podía tener ciertas transformaciones en algunos momentos especiales de suvida. Por eso, no debe sorprendernos que los evangelistas utilicen esta manera de hablar paradecirnos que Jesús se transfigura. En segundo lugar, para interpretar mejor la transfiguración no hay que olvidar ladesfiguración de la persona de Jesús que hace Pedro (Mt 16,21-23) pretendiendo corregir lamisión del Señor al imaginarse al Mesías a su antojo. A tal grado se oponía la idea de Pedro alplan de Dios que Jesús, comparándolo con el diablo, le dice que se retire de su presencia (véase4,10). De este modo, podemos considerar la posibilidad de que la transfiguración tenga lafinalidad catequética de aclarar quién es Jesús y cuál debe ser la actitud del discípulo ante lasconstantes desfiguraciones que se pueden hacer de su persona y misión. Esto se refuerza con el   7  
  7. 7. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO Ahecho de que los discípulos aparecen como testigos de la transfiguración y de la voz que llega delo alto. En tercer lugar, el mismo texto ha introducido una clave en 17,9: la resurrección. Segúnel evangelio de Mateo los discípulos deberán guardar silencio sobre lo que vieron y oyeron hastaque Jesús haya resucitado. En esta prohibición se encuentra, más que un secretismo absurdo, unaindicación del peligro que tenían los discípulos de mal interpretar la gloria de Jesús al margen dela cruz-resurrección (véase también Lc 9,31). Por último, teniendo en cuenta la progresión que lleva el evangelio, es significativa ladeclaración que hace la voz que llega del cielo. Es prácticamente una repetición de lo que sehabía escuchado en el momento del bautismo; sin embargo, ahora se agrega el imperativo de quese le escuche. Si se acepta la posibilidad de que en el trasfondo de la complacencia de Dios en laescena del bautismo y de la transfiguración está el primer canto del siervo de Is 42,1ss podríamosver en Mt 17,1-9 una aclaración cristológica. El Jesús que complace al Padre no es el que seimagina Pedro sino el que entrega la vida. Más aún, por eso precisamente es porque vale la penaescucharlo; lo que ha dicho y hecho lo autoriza para ser escuchado. A esta altura del evangelio ellector ya se ha percatado de los contenidos de lo que dice Jesús y de las características de lo quehace (caps. 5-16); de este modo, no hay duda que vale la pena escucharlo. Desde lo anterior podríamos decir que la transfiguración sirve al evangelista para aclararquién es Jesús. Los peligros de las desfiguraciones de Jesucristo han existido siempre y loscristianos de la comunidad de Mateo no eran la excepción; tampoco nosotros. El relato de latransfiguración ponía alerta a los primeros cristianos sobre el peligro de las desfiguraciones y losinvitaba a ver la gloria del Señor desde la entrega de la vida y de la resurrección. Cuando lagloria se entiende al margen de la cruz y de la resurrección se convierte, no en cercanía de Diossino en búsqueda de intereses. El mismo evangelio de Mateo da a entender que no fue un asuntofácil de asimilar: hay confusión sobre quién es el mayor (18,1ss), se malentiende participar delreino de Jesús (20,20-28)… De ahí que, el relato de la transfiguración de Mateo, es más que una invitación aidentificar a Jesús como el Hijo de Dios. En los relatos del seguimiento de los evangelios laidentificación de Jesús como Hijo de Dios la puede hacer cualquiera, hasta quienes lo rechazan.Sin embargo, la transfiguración sirve para invitar a los discípulos a pasar, del reconocimiento ydel miedo aterrador, al convencimiento de que vale la pena adherirse a él, escuchándolo. 2. Meditación Existe el riesgo de que desfiguremos a Jesucristo, es decir, que lo pensemos a nuestro antojo¿En qué nos hace reflexionar esto? Hay que escuchar al Jesús que Dios quiere manifestarnos no al que se nos ocurre a nosotros¿en qué me hace pensar esta convicción? 3. Oración   8  
  8. 8. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A Hagamos una oración en la que retomemos elementos de nuestra lectura y meditación delevangelio. 4. Contemplación – acción En nuestra vida vamos teniendo desfiguraciones de Jesucristo ¿somos conscientes deellas? ¿Las tenemos suficientemente identificadas? ¿Qué podemos hacer para corregirlas? En nuestra relación con Jesús ¿sólo lo hemos identificado o realmente estamosconvencidos de que vale la pena escucharlo y hacerle caso como auténticos discípulos?   9  
  9. 9. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A Domingo 3º del Tiempo de Cuaresma El encuentro con Jesucristo, una experiencia comprometedora Juan 4, 5-42 1. Lectura Después de leer el texto completo concentra la atención en la manera en que la samaritana se refiere a Jesús (vv. 9. 19 y 29). Relee atentamente el texto y busca los contrastes: entre el agua del pozo de Jacob (vv. 6-9) y el agua viva (vv. 10-15), entre el monte Garizím y Jerusalén (vv. 20-22) con el culto en Espíritu y en Verdad (vv. 23-24), entre el alimento que llevaban los discípulos (vv. 8.31) y el alimento que tiene Jesús (vv. 32-34). ¿Alguno de estos contrastes tiene relación con las bodas de Caná (2,1-12) y la purificación del Templo (2,13-22)? Dentro del texto aparecen algunas indicaciones que funcionan como aclaraciones; no las olvides: vv. 4. 9. 27. ___________________ Para comprender mejor este evangelio hay que tomar en cuenta que los samaritanos, aunque erandescendientes de los antiguos israelitas (2Re 17,29) tenían ciertas características propias:negaban la legitimidad del templo de Jerusalén y consideraban que el único que valía era el suyo,Garizím; su rivalidad con los judíos era muy fuerte al grado que ser apodado samaritano era unaofensa grande (Jn 8,48). La historia registra enfrentamientos sangrientos entre judíos ysamaritanos por causas político-religiosas. En segundo lugar, a Juan le gusta dar su mensaje a través de símbolos y contrastes. En estaocasión, presenta a Jesús hablando del agua en sentido normal y en sentido simbólico, elalimento que habían comprado los discípulos y el que consiste en hacer la voluntad del Padre. Aesto le podemos agregar a partir del texto de la purificación del Templo (2,13-22) lascaracterísticas del verdadero culto a Dios: en Espíritu y en Verdad. La samaritana, en la medidaque avanza en su conversación con Jesús lo va reconociendo mejor; al mismo tiempo laprofundización de Jesús por parte de la samaritana provoca que ésta profundice su manera deverse y descubra otras dimensiones de la vida. Incluso, en el caso del templo, que descubra unadimensión totalmente nueva: Jesús es ahora el punto de encuentro y no un lugar.   10  
  10. 10. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A En tercer lugar, hay que señalar que Juan hace una relación muy interesante entre elencuentro con Jesús y el compartir la buena noticia. No es posible ser discípulo sin sentirseenviado para ir al encuentro con los hermanos. Al mismo tiempo, el enviado deja el lugar paraque las personas sigan creyendo, ya no por él, sino por la misma persona de Jesús. Por último, se debe tener en cuenta que en el evangelio de Juan las mujeres son presentadascon características muy especiales. A ellas se les atribuyen funciones y misiones que, en los otrosevangelios, sólo son referidas a los hombres. Por ejemplo, en las bodas de Caná (Jn 2,1-11) engran parte se da el signo por la indicación de la Madre del Señor; la samaritana es la primera quereconoce a Jesús y lo acepta (Jn 4,26) convirtiéndose en evangelizadora de Samaria (vv. 28-30.39-42); la mujer adúltera es perdonada por Jesús (Jn 8,1-11); Marta, la hermana de María yLázaro hace profesión de fe en Jesús (Jn 11,27)3; María, la madre de Jesús, se presenta comomodelo para los demás discípulos al pie de la cruz (Jn 19,25-27). Las mujeres en el cuartoevangelio son presentadas como ejemplo de personas de fe y evangelizadoras. Desde lo anterior podemos afirmar que el encuentro con Jesús supone la disponibilidad paracambiar el modo de percibir la realidad; la vida debe adquirir otro sentido a partir de la relacióncon Jesús. El evangelio ha querido dejar plasmado en el relato de la samaritana un proceso de feen el que una mujer se dispone para encontrarse con Jesús y convertirse en discípula y, por lomismo, en evangelizadora. 2. Meditación La vida cristiana es un proceso de encuentro con Jesús en el que siempre se está creciendo enla comprensión de su persona y, sobre todo, en la experiencia de cercanía y amistad con Él. Este encuentro supone una manera nueva de ver la vida propia, la historia y la realidad en laque se vive. No es posible encontrarse con Jesús y seguir viendo la realidad del mismo modo. Encontrarse con Jesús supone la disponibilidad de convertirse en apóstol, en enviado paracompartir esta misma experiencia con los demás hermanos y hermanas; un buen enviado segúneste evangelio es aquel que suscita el encuentro con el Señor más allá de su propia persona. 3. Oración Hagamos una oración en la que agradezcamos a Dios la posibilidad de crecer en nuestroencuentro con Jesús. Démosle gracias por las personas que nos han ayudado en este encuentro. Pidámosle perdón por las ocasiones en que no hemos puesto lo que está de nuestra parte paracrecer en nuestro encuentro con el Señor; que nos perdone también las ocasiones en que hemoscometido el error de afirmar que somos discípulos de Jesús y continuamos viendo la vida, lahistoria y la realidad de manera inadecuada. Roguémosle que nos ayude a convencernos de que no es posible ser discípulo sin ser unapóstol incansable por compartir nuestra experiencia de encuentro permanente con el Señor; y alrevés, que sólo podemos ser apóstoles en la medida en que seamos discípulos.                                                             3 En los otros evangelios es Pedro el que hace la profesión de fe en Jesús (Mt 16,16; Mc 8,29; Lc 9,20).   11  
  11. 11. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A 4. Contemplación – acción ¿En qué debemos modificar nuestra manera de pensar y nuestro comportamiento para creceren nuestra experiencia de encuentro con el Señor Jesús? ¿Nuestra relación con el Señor Jesús realmente provoca en nosotros una manera distinta depercibir la vida, la realidad? ¿Qué propósito debemos hacer para que realmente la experiencia de amistad con Jesucristonos conduzca a modificar nuestra manera de percibir la vida, la historia y la realidad que nosrodea? ¿Qué compromiso podemos hacer para que quienes nos traten se entusiasmen por encontrarsecon el Señor Jesús? Nos esforzamos por ser discípulos ¿también por ser apóstoles?   12  
  12. 12. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A Domingo 4º del Tiempo de Cuaresma El ciego de nacimiento Juan 9,1-41 1. Lectura Lee Jn 9,1-41 tomando en cuenta la siguientes secciones: la curación (vv. 1-7), la controversia a causa del milagro (vv. 8-34), el diálogo de Jesús con el ex-ciego (35-39) y la reacción de los fariseos (vv. 40-41). Lee cuidadosamente los vv. 16-17.24 ¿qué acusaciones hacen los fariseos a Jesús? Lee los vv.3 y 34: ante la pregunta de los discípulos (v. 2) ¿qué responde Jesús? ¿Qué dicen los fariseos? De acuerdo a los vv. 18-23 ¿de qué tenían miedo los papás del ciego de nacimiento? ¿Por qué? Teniendo en cuenta los vv. 28-33 ¿por qué expulsan los fariseos al que había sido ciego desde su nacimiento? ¿Qué dice y qué hace el que había estado ciego al encontrarse con Jesús de acuerdo al v. 38? _____________________ Para comprender mejor este evangelio es importante que tengamos en cuenta que el simbolismo de la luz o iluminación del evangelio de Juan adquiere gran relevancia en este relato; los elementos relacionados con la ceguera u oscuridad son evidentes (vv. 1.6. 39 entre otros) así como los que refiere la vista o la claridad (vv. 5. 7. 10. 39 entre otros). Las palabras de Jesús del v. 39 parecen resumir en sentido catequético del relato: “para un juicio he venido a este mundo: para que los que no ven, vean; y los que ven, se vuelvan ciegos”. Con mucha probabilidad el relato de la curación del ciego de nacimiento quiere señalar una doble consecuencia elemental de la presencia de Jesucristo en la historia humana: iluminar y deslumbrar. El ciego curado pasa progresivamente de sólo ser un beneficiado de Jesucristo (vv. 8-16) a reconocerlo como a un profeta (v. 17) hasta creer en él como el Hijo del Hombre (v. 35-38). Por su parte, los fariseos de mostrarse renuentes a reconocer el milagro pasan a la descalificación y expulsión del recién curado (vv. 34-35) a una ceguera culpable (v. 41). Jesús es revelación y juicio, iluminación y deslumbramiento dependiendo la actitud y, sobre todo, con las intenciones con las que alguien se acerque a él. Otra clave en la comprensión de este evangelio es reconocer detrás de este relato un conflicto entre la comunidad que leía y escuchaba el evangelio de Juan (llamada por algunos   13  
  13. 13. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A “comunidad joánica”) y algún grupo de judíos. Se deja entrever que estos últimos no creían que Jesús procediera de Dios porque no respetaba la costumbre del sábado (9,16) y por esto lo consideraban pecador. Además, es posible que algunos judíos que habían creído en Jesucristo hubieran sido expulsados de la sinagoga o espacios de reunión; el peligro que sentían los papás del ciego era real (vv. 22-23). Y por si todo esto fuera poco, los judíos se declaraban discípulos de Moisés al contrario de los que seguían a Jesús (vv. 28ss). También aparece con claridad que algunos cristianos de raíces judías no se atrevían a romper con actitudes y maneras de pensar que entorpecían su fe en Jesucristo por miedo a que los expulsaran. Otros, representados en el ciego curado, tomaban la determinación de creer en el Hijo del Hombre (9,38). Una clave más de interpretación es la supuesta relación entre pecado y enfermedad o desgracia; para la mayoría de personas de aquel tiempo una desgracia individual o colectiva se explicaba a consecuencia de pecados anteriores (Ex 20, 5; Num 14, 18; Dt 5,9; Tob 3,3s). Los discípulos se hacen eco de la opinión corriente según la cual la responsabilidad del pecado de los papás se transmitía a los hijos; pensaban que no había sufrimiento sin culpabilidad. Sin embargo, al afirmar el Señor que “ni él pecó ni sus padres” rechazaba esa manera de pensar. Si tomamos en cuenta además los versículos 4-5: “tenemos que trabajar en las obras del que me ha enviado mientras es de día… mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo” podríamos decir que la ceguera de aquel hombre no era consecuencia ni de su pecado ni del de sus padres. La desgracia de un inocente, generalmente inexplicable, se convertía en un espacio para descubrir la presencia de Dios por el milagro que sucedería a continuación. Es cierto que el evangelio no explica el por qué de la desgracia de aquel hombre; no obstante, sí coloca la desgracia del ser humano como un espacio para realizar las obras de la luz, las obras del Señor. Por último, la presencia de Jesús provoca simultáneamente la vista y la ceguera (v. 39). Los que no ven pero están dispuestos recobrarán la vista; en cambio, los que ven pero insisten en cerrar los ojos se volverán ciegos. Por eso, el pecado de los fariseos no es su falta de vista sino que se mienten a sí mismos diciendo que ven cuando sucede precisamente lo contrario. Se hace realidad aquel dicho de que “es más fácil despertar a un dormido que a un despierto”. 2. Meditación ¿En qué me hace reflexionar este evangelio? 3. Oración Hagamos una oración por las personas inocentes que padecen alguna desgracia. Pidámosle a Dios que nos ayude a comprometernos con ellos para que se manifieste su luz. Roguémosle que profundicemos en nuestro actuar de tal manera que podamos descubrir quécomportamientos o maneras de pensar nos están impidiendo creer mejor en Jesucristo.   14  
  14. 14. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A 4. Contemplación – acción ¿Qué desgracias o situaciones de inocentes que sufren son espacios urgentes para querealicemos obras de la luz, obras del Señor? ¿Qué maneras de pensar o de comportarnos impiden que creamos en Jesucristo? ¿Qué es lo que nos está impidiendo ver con claridad para seguir a Jesucristo, orientarmejor nuestra vida y comprometernos más con nuestros hermanos?   15  
  15. 15. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO A Domingo 5º del Tiempo de Cuaresma “El que cree en mí, aunque muera vivirá” Juan 11,1-45 1. Lectura Haz una lectura atenta de Jn 11,1-45. Ahora, lea solamente los vv. 4.11-15.23. 25-26. 41 ¿qué piensa Jesús, y con él el autor del evangelio de Juan, sobre la muerte? ¿Con qué finalidad resucita a Lázaro? Lee los vv. 21-22. 24.27.32. 37 ¿cuál es el “reproche” que le hacen Marta y María a Jesús? ¿Qué murmuran algunos de los judíos? Con mucha atención lee también los vv. 46-54 Según el v. 46 ¿qué te imaginas que fueron a decir algunos de los judíos a los fariseos? ¿A qué acción de Jesús se refieren los sumos sacerdotes y fariseos cuando dicen: “si lo dejamos que siga así... (v. 48)? De acuerdo al v. 53 “desde ese día decidieron darle muerte” ¿desde el día en que se reunieron? o ¿desde el día en que se reunieron porque había resucitado a Lázaro? Por último, leyendo los vv. 45-56 ¿qué reacciones hubo ante la resurrección de Lázaro? __________________ Para comprender mejor este evangelio pongamos atención, en primer lugar, en laproblemática de la comunidad a la que se dirigía el evangelio. Es posible distinguir en el diálogode Marta y María con Jesús las dudas y seguridades de aquellos primeros cristianos sobre laresurrección. En el fondo parece rondar la pregunta: ¿mueren los amigos de Jesús?4 El mismoevangelista ha introducido un comportamiento inusual de Jesús al decir que, cuando Martha yMaría le avisan que su amigo Lázaro está enfermo (v. 3) todavía permanece dos días en la zonadel otro lado del Jordán (vv. 6.40) quizás para resaltar y resolver estos cuestionamientos. Estapregunta que parece que está en el fondo del evangelio coincide con el reclamo de Marthacuando Jesús llega a su casa: “Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano...”(v.21; repetido también por María en el v. 32) y con el reproche de algunas visitas: “éste, queabrió los ojos del ciego, ¿no podía haber hecho que éste no muriera?” (v. 37). Posiblemente sepreguntaban: ¿cómo se puede explicar que los amigos de Jesús mueran sin que el Maestrointervenga? Desde esta perspectiva, la pregunta de Jesús a Marta: “¿crees esto?” (v. 26) debía                                                             4 El mismo evangelio insiste en que eran amigos y que los amaba (vv. 2. 3.5.11.33.38).   16  
  16. 16. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO Aresonar en cada uno de los que escuchaban por primera vez aquel pasaje en las reuniones de lacomunidad5. En segundo lugar, tengamos en cuenta que muchos israelitas pensaban que la muerte eradefinitiva a partir del tercer día, cuando la descomposición empezaba a borrar los rasgospersonales del difunto. Cuando Jesús llegó a Betania Lázaro llevaba “cuatro días” (v. 39), esdecir, no había duda que había muerto. Esto sirve para remarcar la acción de Jesús6. En tercer lugar, existe una confesión de fe por parte de Marta (22) cuando Jesús le diceque su hermano resucitará: “ya sé que resucitará en la resurrección, el último día” (v. 24). Estoque dice Marta de la resurrección concuerda, con mucha seguridad con lo que creía cualquierjudío del siglo I y, quizás, un buen número de cristianos recién integrados a la comunidad. Esuna proclamación interesante y buena, pero incompleta como se comprueba en lo que dirá Jesús(vv. 25-26)7. Por último, no es casualidad que Juan haya escogido precisamente la resurrección deLázaro como el último signo para cerrar con broche de oro toda esta primera gran parte de suevangelio. Podría significar que para Juan el gran milagro, el signo por excelencia es laresurrección, la vida. De hecho, sorprende que a partir de esto, decidan los sumos sacerdotes ylos fariseos, darle muerte (vv. 46-54). No les preocupaba que los romanos destruyeran su lugarsanto y su nación sino que alguien, por estar a favor de la vida, pusiera en peligro sus intereses. Desde lo anterior podemos decir que muy pronto los cristianos constataron que, aunqueJesús había resucitado, ellos no tenían inmunidad ante la muerte; morían como todos los demásaunque seguramente menos desesperados ¿Eso significaba que la muerte terminaba con todo?No. La fe en la resurrección garantizaba creer en la vida después de la muerte; así lo habíanexperimentado en el contacto con Jesús. La muerte era como un sueño, algo triste y que generabasufrimiento, pero que abría a la esperanza. No todo acababa con la muerte. Pero, ¿la fe en laresurrección era sólo creer en el “más allá”? Ya hemos dicho que la proclamación de fe de Marta es incompleta y refleja que no essuficiente desplazar la resurrección al último día (v. 24); es indispensable concebirla como algoque, porque se posee desde ahora, la muerte no la derriba porque quien vive y cree en Jesúsnunca morirá (v. 26). En este sentido, la resurrección de Lázaro es una “probadita” de lo quesignifica la vida, la resurrección. La muerte es real, segura e inevitable... Sin embargo, para quiencree, también la resurrección es segura y real. Pero no es algo que sólo haya que esperarsepacientemente para después de la muerte; es una gracia que nos beneficia y compromete desdeahora. Este convencimiento no está exento de consecuencias. Creer en la resurrección como lavida que dura para siempre y que, aunque se completará después de la muerte, comienza desdeahora y afecta todo lo que nos rodea, puede resultar peligroso y hasta amenazador para muchas                                                             5 El autor del cuarto evangelio en su deseo de catequizar logra presentar de tal modo a los personajes que,inevitablemente, el que lo escucha va identificándose con alguno de ellos. 6 Además, a propósito del lugar no hay que olvidar que Betania está muy cerca del Valle de Josafat, dondesegún algunas tradiciones judías Dios resucitaría a los muertos. 7 Marta tiene la creencia de su pueblo: la resurrección en el último día. Los únicos que abiertamente nocreían en la resurrección eran los saduceos (véase Mc 12,18-27).   17  
  17. 17. GUIAS PARA LECTIO DIVINA DEL TEXTO EVANGELICO DOMINICAL DE CUARESMA CICLO Apersonas y grupos. La fe en la resurrección, de este modo, nos compromete a desarraigar lo queprovoca la muerte, lo que atenta contra la vida en todas sus dimensiones. 2. Meditación ¿En qué me hace reflexionar este evangelio? 3. Oración Agradezcamos a Dios que podemos afrontar la muerte, propia o de los seres queridos,desde la fe, es decir, con la certeza y la esperanza de la resurrección. Pidámosle que nos perdone las ocasiones en que al descuidar la vida hemos manifestadoque no valoramos adecuadamente la resurrección. Roguémosle que la esperanza de la resurrección no se convierta en un pretexto paradescuidar la vida presente; que por el contrario la fe en la resurrección sea la mejor razón quetenemos para modificar de verdad nuestro comportamiento y transformar la familia, la sociedady la Iglesia. 4. Contemplación - acción Estamos seguros que vamos a morir y que nuestros seres queridos también ¿Cómodebemos afrontar desde la fe la triste realidad de la muerte? ¿Qué comportamientos personales y comunitarios manifiestan nuestro compromiso por lavida, por la resurrección? ¿En qué necesitamos poner más empeño?       18  

×