Debate agrario rural. ruralidad y soberanía alimentaria en américa latina

815 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Debate agrario rural. ruralidad y soberanía alimentaria en américa latina

  1. 1. ECUADORDebateCONSEJO EDITORIALJose Sanchez-Parqa, Alberto Acosta, Jose Laso Ribadeneira,Sim6n Espinosa, Diego Cornejo Menacho, Manuel Chiriboga,Fredy Rivera Velez, Marco Romero.Director: Francisco Rhon Davila. Director Ejecutivo del CAAPPrimer Director: Jose Sanchez Parga. 1982-1991Editor: Hernan Ibarra CrespoAsistente General: Margarita GuachamfnREVISTA ESPECIALIZADA EN CIENCIAS SOCIALESPublicaci6n peri6dica que aparece tres veces al ano, Los artfculos yestudios impresos son canalizados a traves de la Direcci6n y de losmiembros del Consejo Editorial. Las opiniones, comentarios y anal isisexpresados en nuestras paqinas son de exclusiva responsabilidad dequfen los suscribe y no, necesariamente, de ECUADOR DEBATE.© ECUADOR DEBATE. CENTRO ANDINO DE ACCION POPULARSe autoriza la reproducci6n total y parcial de nuestra informaci6n, siemprey cuando se cite expresamente como fuente a ECUADOR DEBATE.SUSCRIPCIONESValor anual, tres nurneros:EXTERIOR: US$ 45ECUADOR: US$ 15,50EJEMPLAR SUELTO: EXTERIOR US$. 15EJEMPLAR SUELTO: ECUADOR US$ 5,50ECUADOR DEBATEApartado Aereo 17-15-173B, Quito-EcuadorTelf: 2522763 . Fax: (5932) 2568452E-mail: caaporg.ec@uio.satnet.netRedacci6n: Dfego Martin de Utreras 733 y Selva Alegre, Quito.PORTADAPuntoyMagentaDlAGRAMACIONMartha VinuezaIMPRESIONAlbazul Offset <0 caap I ISSN-1012-1498 I
  2. 2. ECUADORDEBATE 79Quito-Ecuador, Abril del 2010PRESENTACION / 3-6COYUNTURADiálogo sobre la coyuntura: La disputa por el modelo de desarrollo / 7-18Los cambios institucionales en el Banco Central del EcuadorLuis Rosero / 19-30Conflictividad socio-política: Noviembre 2009-Febrero 2010 / 31-46TEMA CENTRALPerfil socio-metabólico de la Economía EcuatorianaMaría Cristina Vallejo / 47-60Si eres tan progresista ¿por qué destruyes la naturaleza?Neoextractivismo, izquierda y alternativasEduardo Gudynas / 61-82Extracción, territorio e inequidades: el gas en el Chaco bolivianoDenise Humphreys Bebbington y Anthony J. Bebbington / 83-104Modelo minero, resistencias sociales y estilos de desarrollo:los marcos de la discusión en la ArgentinaMaristella Svampa y Marian Sola Alvarez / 105-126Las actividades extractivas en EcuadorMarcelo Varela / 127-150DEBATE AGRARIORuralidad y soberanía alimentaria en América Latina y el CaribeRamón Espinel / 151-162
  3. 3. ANÁLISISEl déficit comunicacional de los partidos políticos en Ecuadory su conversión en “partidocracia”Consuelo Albornoz Tinajero / 163-180Visiones de la Sociedad en la Bolivia Contemporánea:La controversia entre dos grandes concepcionesH. C. F. Mansilla / 181-206RESEÑASLa reproducción de la dominación racial: las experienciasde una familia indígena en Quito / 207-210Las costumbres de los ecuatorianos / 211-214
  4. 4. DEBATE AGRARIO-RURALRuralidad y soberanía alimentaria en América Latinay el CaribeRamón L. Espinel*La definición y puesta en práctica de políticas que tengan como su eje a la soberanía alimen-taria, implica comprender adecuadamente las condiciones de existencia de las economíascampesinas. Ya no se trata solamente de la redistribución de la tierra, sino de potencializar lamultifuncionalidad de los productores rurales incluyendo el control de la biodiversidad paramejorar sus modos de vida. No obstante, las propuestas sobre seguridad alimentaria predomi-nan en los países del Norte y las agencias multilaterales.E n las últimas décadas predominó Es bien conocido que existen áreas al en las políticas dirigidas a la agri- interior de localidades, regiones y países cultura el concepto de seguridad donde “sobran” alimentos, esto es dondealimentaria que hace referencia a la dis- aparentemente existe la seguridad deponibilidad en una localidad, región o contar con cantidades de alimentos quepaís en un momento dado con respecto exceden a las necesidades de la pobla-a la existencia de alimentos suficientes. ción. Pero esta medida ha demostradoSe postula que existe seguridad alimenta- ser equívoca en áreas del mundo donderia cuando hay suficientes alimentos de súbito, a veces por el cambio inespe-para satisfacer materialmente las necesi- rado de una tal o cual condición ajena adades alimentarias de una determinada la producción misma, se produce una si-sociedad. Pero esta medida resulta apa- tuación de escasez y se genera una ham-rente, pues la satisfacción de las necesi- bruna. Tal es el caso de sucesosdades alimentarias de un grupo, ocurridos en el Asia, como por ejemplopoblación o sociedad está determinada en Bangladesh, o en países de condicio-por el acceso que los individuos de tal nes extremadamente opuestas, como losgrupo, población o sociedad ejercen Estados Unidos, donde en el entorno desobre estos alimentos. Aquello está de- la tragedia de New Orleans se evidencióterminado directamente por la capaci- una pobreza que había estado oculta adad que éstos tienen para adquirirlos y la visión cotidiana y se tradujo en situa-disponer de ellos. ciones extremas de hambre.* Ph. D en Economía Agraria.
  5. 5. 152 RAMÓN L. ESPINEL / Ruralidad y soberanía alimentaria en América Latina y el Caribe De acuerdo con el Premio Nobel de la población para acceder de maneraEconomía, Amartya Kumar Sen, las ham- digna a los alimentos que requiere parabrunas, el hambre y la desnutrición no satisfacer adecuadamente sus necesida-se explican esencialmente por falta de la des de nutrición y bienestar. Se diferen-producción de alimentos. En otras pala- cia así de la seguridad alimentaria enbras, la llamada “seguridad alimentaria” exigir no solo la existencia de alimentosno proviene del lado de la oferta, sino de manera suficiente y adecuada, sinomás bien de la capacidad de compra de que va más allá, en la exigencia de ga-los que requieren los alimentos. De ahí rantizar el acceso a ellos de maneraque el problema de alimentar al mundo, digna y cualitativa para asegurar el bie-especialmente a los más desposeídos de nestar del buen vivir.los países pobres, no es la falta de ali- Pero el acceso a cualquier bien pro-mentos, sino el adecuado acceso a ellos. ducido de manera social, esto es un bien Siguiendo a Sen, debemos distinguir con un valor económico, requiere declaramente la existencia de alimentos y manera previa la disposición de ingresosla capacidad de acceso a ellos. En su suficientes para poder adquirir el dere-libro Poverty and Famines: an essay on cho a comandar sobre aquel bien. AsíEntitlement and Deprivation, hace una entonces, si la soberanía alimentaria im-clara explicación al surgimiento de con- plica seguridad, esto es existencia sufi-diciones de deprivación, dígase ham- ciente, y acceso sobre los alimentos,bruna, hambre o desnutrición, como una también de manera explícita exige queconsecuencia de la inexistencia o de la exista la disponibilidad de ingresos sufi-pérdida de los derechos de acceso de la cientes para garantizarla. Por esto, la so-población a los alimentos. Precisamente beranía alimentaria, más allá que elde la compleja relación entre derechos limitado concepto de seguridad alimen-y deprivación es de donde surge el con- taria, se construye sobre la base de la eli-cepto de soberanía alimentaria, como la minación de la pobreza.relación específica entre la existencia de Un país o región puede, a través delos alimentos y la capacidad de los indi- donaciones y transferencias de exceden-viduos de disponer de ellos. tes agrícolas, vivir situaciones prolonga- Así como en la teoría económica das de existencia suficiente de alimentosconvencional se reconoce como la “so- sin que esto signifique cambiar la situa-beranía del consumidor” su capacidad ción global de pobreza de sus habitan-de escoger el bien A, de mejor calidad, tes; pero esta seguridad alimentaria serásobre el bien B, de calidad inferior, siem- frágil frente a eventos que hagan cambiarpre y cuando posea los ingresos suficien- tal disponibilidad de alimentos. En taltes para expresar su demanda en forma ocurrencia se volverá a hacer evidente elefectiva, esto es con capacidad de com- problema central que no fue resuelto porpra, en la Teoría Social y en particular en la seguridad alimentaria: la pobreza.la teoría del desarrollo económico se En los países pobres del mundo, peroconstruye el concepto de soberanía ali- en especial en los países de América La-mentaria como la capacidad o acceso de tina y el Caribe, la concentración de la
  6. 6. ECUADOR DEBATE / DEBATE AGRARIO-RURAL 153pobreza se produce de manera domi- permite el buen vivir, el Sumak Kawsaynante en zonas rurales. Es en este sector que consagra la actual constituciónproductor de alimentos, donde con ecuatoriana, en su primer Mandato.mayor fuerza se expresa la inmensa pa- En su reciente libro Matthieu Ca-radoja de la existencia del hambre. Ésta lame, “La Tourmente Alimentaire: pourse manifiesta, a veces, como la escasez une politique agricole mondiale”, insistede alimentos de manera coyuntural evi- en la afirmación que indica que el únicodenciada por eventos externos que afec- camino posible para lograr el desarrollotan a localidades o regiones específicas; rural consiste en asumir como tema cen-pero de manera permanente se la en- tral, el combate a la pobreza y esto escuentra en el deficitario balance nutri- solo posible creando las condiciones po-cional que afecta a toda la población líticas y sociales que garanticen el ac-rural pobre, en especial a los niños, a las ceso de los habitantes rurales,madres embarazadas y a aquellos afecta- campesinos, al trabajo.dos por discapacidades. Es en este sec- Los medios para llegar a una acepta-tor en particular, donde se requiere ble situación que mejore las condicionesenfrentar el desafío de la soberanía ali- de vida en el campo y garantice la sobe-mentaria atacando la pobreza. ranía alimentaria de la población, espe- En efecto, uno de los medios, no el cialmente de la población campesina deúnico, para eliminar la pobreza es desa- nuestros espacios rurales, reconociendorrollar e implementar fuentes permanen- explícitamente que existen varios otrostes de ingresos dignos y seguros a la aspectos que complementan las políticaspoblación rural para que logre satisfacer y los programas de desarrollo rural,sus necesidades y alcanzar bienestar. quiero exponer cuatro que consideroComo lo dice Armando Bartra en su libro esenciales. Dos de ellos, los primeros, se“El Capital en su Laberinto: de la renta refieren a políticas y programas que res-de la tierra a la renta de la vida”, la acti- ponden a decisiones internas y sobera-vidad propia del ser humano, aquella nas de nuestros países; los otros dos,que le genera capacidades para coman- aunque afectan nuestra soberanía y re-dar recursos, en especial sus alimentos: quieren de decisión interna, respondensu derecho al trabajo, la que lo distingue en mucho a condiciones externas y sonde las demás especies del planeta. parte de lo que Rainelli1 analiza en el Volviendo a Amartya Sen, el derecho balance entre los perdedores y los gana-al trabajo da a los individuos otra serie dores de la mundialización como resul-de derechos (entitlements) que les per- tado del esquema que se adopte en lomiten comandar cosas tales como bienes que él llama la agricultura del mañana.y servicios que garantizan la satisfacción El primer aspecto central, con im-de sus necesidades y deseos, esto es, les pacto decisivo sobre la capacidad de ge-1 P. Rainelli, (2007). L’Agriculture de demain: gagnants et perdants de la Mondialisation. París: Editions du Felin.
  7. 7. 154 RAMÓN L. ESPINEL / Ruralidad y soberanía alimentaria en América Latina y el Caribenerar el derecho a obtener ingresos dig- rras y no se eliminó la pobreza y menosnos que garanticen la soberanía alimenta- se resolvió el problema alimentario. Pararia en el medio rural es la generación el caso ecuatoriano analizo en detalle enmasiva de trabajo. Dado que la gran ma- una publicación realizada en la Univer-yoría de la población rural está desemple- sidad de California en Berkeley.2 En pri-ada y que la agricultura empresarial de mer lugar, no basta afectar la estructuragran capital no puede absorberla, visto de propiedad de la tierra si no se cambiaademás que existen grandes áreas incul- paralelamente la estructura de tenencia,tas y deficientemente cultivadas, una ma- pues el proceso lleva a situaciones per-nera directa de generar empleo es versas que pasan por la minifundizaciónpermitiendo el acceso a la tierra a las fa- y desembocan en nuevas formas de con-milias campesinas. Esto además, en res- centración e inequidad.puesta a que la región se presenta la peor Así el acceso a la tierra debe ser rea-y más inequitativa distribución de la tierra lizado de forma tal que permita un in-en el mundo, pues según la Organización greso digno que sustente a la familiapara la Agricultura y la Alimentación de campesina para lo cual, siguiendo el pa-las Naciones Unidas, FAO, el coeficiente radigma propuesto por el Premio NobelGini de tenencia de tierra promedio para en economía el norteamericano T.W.la América Latina y el Caribe de 0.81 es Schultz, debe ir acompañado de accesosuperior a los promedios para Africa, Asia a los medios para hacerla producir, en es-y Oceanía, cuyos coeficientes están todos pecial crédito, dotación de infraestruc-por debajo de 0.70. tura e insumos, transferencia de Como es conocido, para la familia tecnologías apropiadas y garantías de co-campesina la tierra es más que una mer- mercialización y mercados.3 De esta ma-cancía, ya que constituye de forma si- nera, el acceso a la tierra se convierte enmultánea su medio de producción, lugar motor central de la economía y consti-de asentamiento y pilar de un sistema de tuye el primer requisito para la sobera-vida. Por ello, el acceso a la tierra debe nía alimentaria.ser el eje central en toda política agraria El segundo aspecto, necesario com-de desarrollo rural y constituye por tanto plemento del anterior, tiene relación conun requisito indispensable para garanti- la capacidad productiva de la tierra enzar la soberanía alimentaria. Pero el ac- manos de la familia campesina. Es bienceso a la tierra como requisito para la conocido que la agricultura campesinasoberanía alimentaria no es simplemente tiene como característica negativa gene-transferir la tierra a las familias campesi- ralizada la baja productividad. Las par-nas; hemos experimentado en nuestra celas de campesinos pobres, se dice, sonAmérica intentos fallidos y experiencias ineficientes con producciones que estánfracasadas en las que se repartieron tie- muy por debajo de la agricultura mo-2 Ramón Espinel, (1991). The Modernization of Ecuadorean Agriculture. University of California, Berke- ley: Disertación Doctoral.3 T.W.Schultz, (1964). Transforming Traditional Agriculture. New Haven: Yale University Press.
  8. 8. ECUADOR DEBATE / DEBATE AGRARIO-RURAL 155derna empresarial. Esto incluso genera tividades medias de los principales pro-en su mayor parte la visión del problema ductos agrícolas de nuestros países, en-que aparece como central en la agricul- contramos que la mayoría están portura de nuestros países. Tenemos la per- debajo de la media mundial y dramáti-cepción equivocada de que los precios camente por debajo de los países desa-altos son el problema de nuestra agricul- rrollados. Pero también podemostura, pero en realidad los precios altos de percatarnos fácilmente de que existenlos productos agrícolas de nuestros paí- disponibles medios inmediatos de mejo-ses son un fenómeno estructural que res- rar la productividad. De ahí que el desa-ponde a intereses que se explican desde rrollo rural que permite la soberaníala economía política. John McMurtry lo alimentaria requiere de manera urgenteexplica al analizar la ética de los merca- que identifiquemos las causas más im-dos, de hecho bajo la percepción de la portantes en la baja productividad deineficiencia campesina que, por su baja nuestros pequeños agricultores. Como loproductividad, genera altos costos de he dicho hace poco tiempo, es posibleproducción, se requiere de altos precios aprovechar la globalización, especial-para compensar a los productores gene- mente en lo que respecta a la informa-rándoles un ingreso mínimo que les per- ción y difusión de tecnología, para lograrmita mantenerse; pero en paralelo elevar el nivel de nuestras agriculturas,tenemos a la agricultura eficiente, la agri- especialmente al nivel de los pequeños ycultura empresarial moderna, cuya alta medianos productores. Temas tales comoproductividad inmediatamente convierte semillas mejoradas, calidad de suelos,a los precios altos en una forma de renta, irrigación, prácticas agronómicas, técni-que termina siendo una forma de transfe- cas post cosecha, cadenas agroalimenta-rencia desde la pobreza. En la medida en rias, capacitación y tecnologías delque esta situación se traduce en un juego conocimiento, como la agricultura dede intereses a favor de unos y en desme- precisión, pueden ser rápidamente desa-dro de otros, se genera un círculo vicioso rrollados y puestos en ejecución con co-que tiende a perpetuar el sistema, con- munidades campesinas.5 Su receptividadvirtiendo a los precios en un fenómeno y capacidad adaptativa, por tanto suestructural que rompe incluso la lógica puesta en efecto de manera eficiente,de los mercados.4 han sido demostradas en varios estudios Como se puede colegir del análisis en diferentes partes del mundo, siendoanterior, el problema de nuestras agricul- tal vez el realizado por Wilkes hace yaturas no está en los precios, éstos son tan algunos años en el sur de México suma-solo un efecto. La causa está más bien en mente importante para entender ella productividad. Si medimos las produc- nuevo paradigma que proponemos4 J. McMurtry, (1998). Unequal Freedoms: the Global Market as an Ethical System. Connecticut: Kumarian Press.5 R. Espinel, (2006). La Globalización y sus efectos en la Agricultura: los pequeños y medianos producto- res y sus alternativas. México: ALASRU, N° 4: 265-280.
  9. 9. 156 RAMÓN L. ESPINEL / Ruralidad y soberanía alimentaria en América Latina y el Caribecomo eje del desarrollo rural y la sobera- ción de costos de embalaje, transporte ynía alimentaria. Elevar la productividad a manejo, sino especialmente la homoge-nivel de la agricultura familiar de nues- neización y control de calidad, poniendotros pequeños productores campesinos en principal relieve la inocuidad y traza-es la manera más directa y eficiente, bilidad que garanticen los más altos es-complementando el acceso a la tierra tándares en cuidado de la calidad dediscutido antes, para garantizar la sobe- vida de nuestras poblaciones. Esto soloranía alimentaria. se puede lograr si desarrollamos con in- El tercer aspecto importante a consi- tensidad y profundidad sistemas asocia-derar tiene relación con la comercializa- tivos y de amplia participación de losción agrícola y los mercados. Encon- propios campesinos en el manejo de sustramos que en nuestros países una gran cosechas y el desarrollo de sus merca-parte de la producción de los pequeños dos. El esfuerzo de establecer comercioproductores rurales se pierde por mal justo, circuitos cortos, ferias locales y sis-manejo post cosecha; según Marc Dufu- temas de mercados populares urbanosmier6, esta pérdida llega a promediar debe ir acompañado por la presencia delhasta un cuarenta por ciento de la pro- Estado en programas que generen la in-ducción en perecederos y al dieciséis por fraestructura, promuevan la participa-ciento en granos. En gran parte esto se ción e incentiven a la formalización endebe a la mala organización de las ca- la comercialización interna.denas agroalimentarias que afectan a la Pero adicionalmente, dadas las nue-producción campesina. El impacto di- vas condiciones alimentarias en elrecto que este efecto tiene sobre la situa- mundo, impulsadas por la presencia deción alimentaria es evidente, si lo la demanda de alimentos de países derelacionamos con el hecho de que la gran densidad poblacional como Chinamayor parte de los alimentos que consu- e India, por primera vez observamos quemimos en nuestros países viene de la la situación que caracterizaba a la pro-producción de la agricultura familiar y ducción de alimentos se ha revertido.campesina. En Ecuador, alrededor del Hasta hace pocos años la tasa de creci-noventa por ciento de los alimentos que miento de la población iba por debajoconsume la población proviene de estos de la tasa de producción de alimentos enpequeños productores. el mundo; hoy esto ya no es así: en la De aquí la necesidad de desarrollar medida en que grandes masas de pobla-sistemas de almacenamiento y distribu- ción se suman explícitamente a la de-ción de alimentos que permitan manejar manda mundial de alimentos, sede forma adecuada la producción cam- empiezan a evidenciar condiciones geo-pesina. El desafío que se nos presenta es gráficas de escasez. Esto se ha reflejadoel de aprender a aglutinar pequeñas pro- en el crecimiento de los precios de ali-ducciones para generar economías de mentos, fenómeno que aparece coyun-escala que faciliten no solo la disminu- turalmente con el inicio de la gran crisis6 M. Dufumier, (2004). Agriculture et paysanneries des tiers monde. París: Karthala.
  10. 10. ECUADOR DEBATE / DEBATE AGRARIO-RURAL 157financiera que afecta al mundo capita- También es necesario que se reco-lista, pero que cada vez se revela de ma- nozca la asimetría que existe entre losnera más estructural provocando una países desarrollados y aquellos en víasnecesaria revisión de los conceptos que de desarrollo. El comercio internacionalnos sirvieron hasta hace poco para ana- es condición crítica en los programas delizar términos de intercambio. desarrollo. Si bien los países pobres Como siempre sucede, una situación deben construir espacios crecientes a tra-de crisis trae aparejada una posibilidad vés de alianzas entre pares, como lode oportunidad. En la medida que la de- constituyen los procesos de integraciónmanda de alimentos se incrementa en el que se han venido realizando en el Ca-mundo y dada la especialización de la ribe, América Central, Región Andina yproducción campesina en su produc- el Cono Sur, además de la institucionali-ción, se presenta la oportunidad de di- dad reciente como la ALBA y UNASUR,versificar las exportaciones de nuestros es necesario acrecentar la relación conpaíses y de incluir nuevos actores socia- otros países del sur en los continentes deles en el comercio exterior. Pero esto im- Asia, África y Oceanía, como alternati-plica un nuevo ordenamiento interno vas importantes donde debemos encon-sobre comercio, especialmente en trar complementaridad en nuestrascuanto al rol que el Estado debe cumplir producciones campesinas.como dinamizador y facilitador. En la relación con los países desarro- En el ámbito del comercio exterior llados la tendencia ha ido en la concer-también es decisivo el rol de la comuni- tación de acuerdos bilaterales paradad internacional, en especial el que co- desarrollar el comercio. Los Tratados derresponde a los países desarrollados. Es Libre Comercio impuestos por los paísesnecesario que en el marco de la Organi- del norte han sido planteados como lazación Mundial del Comercio se cum- alternativa de comercio. Sin embargo, talplan las decisiones tomadas de manera como lo expone Ronaldo Munck en suequitativa, no podemos seguir midiendo trabajo sobre globalización y exclusióncon diferentes mesuras a los países del social, se ha visto claramente que la asi-norte y a los países del sur. metría entre economías de peso desigual En materia de agricultura, en directa puede causar efectos desastrosos sobrerelación con el objetivo de alcanzar so- las menos desarrolladas y, por tanto, vul-beranía alimentaria, los dos temas centra- nerables. Uno de los mayores peligros deles sobre los saberes ancestrales y los este intercambio que no reconoce lassubsidios agrícolas tienen que ser tratados asimetrías entre países es afectar a gran-a favor de las grandes mayorías de la po- des grupos de productores, especial-blación del mundo. La expectativa sobre mente agrícolas, llevando a la exclusiónla nueva Ronda de Doha es llegar a acuer-dos vinculantes, que expresen claramente social precisamente a los pequeños pro-los intereses de los países pobres. ductores campesinos.7 Por esto debemos7 R. Munck, (2005). Globalization and Social Exclusion. Connecticut: Kumarian Press.
  11. 11. 158 RAMÓN L. ESPINEL / Ruralidad y soberanía alimentaria en América Latina y el Caribeinsistir en que las relaciones bilaterales Respecto al primero, es conocido yentre países o bloques no solo deben in- aceptado que los países pobres son loscluir el levantamiento de barreras para el menos responsables de los trastornoslibre comercio, sobre lo cual existe causados en el clima del planeta, ocasio-acuerdo básico a nivel de casi todos los nado por el calentamiento global pro-países. Lo que debe quedar claro es que, ducto de las emisiones de los paísessiendo la economía un ámbito social y industrializados. Si bien el tratado deel comercio una expresión de aquello, Kyoto es un paso inicial que debe po-los tratados de comercio involucran a so- nerse en práctica y ser exigido de ma-ciedades enteras y por tanto junto a ellos, nera imperante, es necesario que demosmás bien como parte integral de ellos, se pasos en iniciativas ingeniosas que nosdeben incluir temas cruciales para per- permitan, como países del sur, hacer pro-mitir la paridad en las decisiones comer- puestas viables que signifiquen, si no laciales. Por esto, al hablar de tratados reversión, por lo menos el amortigua-entre países asimétricos, se trata más miento de los procesos que siguen cau-bien de incluir aspectos que equilibren sando daño irreversible al mundo entero.los acuerdos de comercio compensando En nuestras Américas tenemos importan-las ventajas de unos sobre las deficien- tes espacios a ser conservados para pro-cias de otros; para esto, preferimos ha- teger al mundo, como por ejemplo lablar de Tratados de Comercio para el selva amazónica que es el más impor-Desarrollo en lugar de Tratados de Libre tante pulmón del planeta y cuya contri-Comercio, no solo como una declara- bución en la limpieza de nuestración espúrea con términos vacíos, sino atmósfera debe ser garantizada. En esteexpresando que junto a las decisiones camino, Ecuador ha propuesto a los pa-comerciales deben ir sistemas de com- íses desarrollados la iniciativa Yasuní ITTpensación expresados en tratados vincu- como una muestra clara de su compro-lantes de cooperación, sellados con miso con la estabilidad del ambiente aacuerdos políticos que sean reconocidos escala global. Es necesario que la comu-explícitamente como parte de los trata- nidad internacional, especialmente ados negociados de manera soberana. Si nivel de los países ricos, reconozca estosnuestros países no ejercen presión sufi- esfuerzos que no solo deben servir paraciente sobre estas líneas de negociación, disminuir el riesgo a escala mundial, sinolos tratados de comercio ahondarán la si- que además se presentan como unatuación de pobreza, como estamos hoy oportunidad para retribuir a los paísespresenciando en nuestras Américas, y pobres por el esfuerzo de preservar de lanos alejarán aún más del cometido de al- explotación a sus recursos naturales sa-canzar la soberanía alimentaria. crificando ingresos que son necesarios Por último, pero no menos impor- para financiar su desarrollo.tante, debemos tocar dos temas que tie- Desde el punto de vista de la biodi-nen directa relación con la agricultura versidad también existe la necesidad decampesina: el cambio climático y la bio- evidenciar una agenda que apoye al de-diversidad. sarrollo en aras de eliminar la pobreza.
  12. 12. ECUADOR DEBATE / DEBATE AGRARIO-RURAL 159Es claramente conocido que se puede di- ción que he venido realizando en los úl-ferenciar entre dos tipos generales de timos seis años en los trópicos húmedosagriculturas, la una, la del monocultivo, de Ecuador, se evidencia la riqueza deidentificada como la agricultura mo- este tipo de agricultura y por tanto debederna, empresarial, de gran capital y alta ser explícitamente introducida en la for-tecnología. La otra, la agricultura fami- mulación de las políticas agrícolas e in-liar campesina de los espacios rurales de corporada a los programas anuestros países desde México hasta Ar- desarrollarse sobre la agricultura de nues-gentina y el Caribe, se caracteriza por tros países, ya que es indispensable pro-fincas de superficie reducida pero que teger a estos sistemas, amenazados porcontiene varios tipos de culturas, son fin- presiones de mercado a convertirse cadacas multiproducto en las que los campe- vez más hacia el monocultivo.sinos cultivan más de una docena de Pero estos sistemas agrícolas en ladiferentes producciones. De éstas, tal biodiversidad, además de constituir elvez una o dos están destinadas al mer- meollo de la ruralidad de nuestros paí-cado en que se tranzan por especies mo- ses, tienen un rol que cada vez se hacenetarias para satisfacer necesidades que más evidente como una necesidad a es-solo pueden lograrse fuera del ámbito de cala global. Es bien conocido que la evo-la finca. El resto son producciones de uso lución de la agricultura moderna, a partirlocal, que incluyen a la comunidad en el de la Revolución Verde de mediados delentorno de la familia campesina. Pero siglo pasado, ha requerido del continuoademás de estas producciones prove- mejoramiento genético para su progreso.nientes de especies cultivadas, en las pe- En principio la mejora genética se rea-queñas fincas campesinas también lizó en estaciones experimentales conexisten varias otras plantas no cultivadas, cruzas y selección dirigidas, pero luegopero permitidas y, más aún, deliberada- esta técnica fue evolucionando pasandomente mantenidas en el campo. Éstas, de una mejora genética in situ a técnicasque en la agricultura convencional mo- de laboratorio con manejo embrionarioderna reciben el calificativo y trata- realizado in vitro. Desde hace pocosmiento de malezas y por tanto son años se ha dado un salto importantísimoerradicadas, en la agricultura campesina en la mejora genética que afecta a la pro-son plantas que cumplen propósitos a ducción de la agricultura, se ha produ-veces no evidenciados. Pero si se las cido una nueva revolución que afectamira de cerca se entiende que están ahí hasta los cimientos al futuro de la agri-por un propósito: proteger del viento, cultura, esto es, se ha iniciado el desa-conservar la humedad, curar una dolen- rrollo de la biotecnología, pasándosecia o alejar malos espíritus. Son parte de ahora a una mejor genética que se rea-los sistemas agrícolas campesinos y por liza in silicon en la medida que se basatanto tienen un rol en la producción de en la secuenciación del ADN de lasla agricultura familiar de los pequeños plantas y animales para lograr su mejora-productores. miento. Es necesario conocer más este tipo Pero la biotecnología requiere per-de agricultura. A partir de la investiga- manentemente recurrir a nuevos genes
  13. 13. 160 RAMÓN L. ESPINEL / Ruralidad y soberanía alimentaria en América Latina y el Caribeque permitan la renovación de plantas y más de lo que suceda en los sistemassu readecuación a condiciones ambien- agrícolas de los países del sur. El desafíotales, como clima y plagas, que les per- que tenemos nosotros en nuestros paísesmitan supervivencia y progreso. Para que de ruralidad campesina es cómo defini-esto sea posible, es necesario que exista mos políticas de preservación de estasdiversidad genética, pues como sabemos agriculturas que, basándose en aspectosla condición de variabilidad es requisito prácticos, incentive a las familias cam-indispensable. En la agricultura mo- pesinas a utilizar su control sobre la bio-derna, intensiva en capital y extensiva en diversidad para mejorar sus sistemas detierra, esto es la agricultura de monocul- vida.tivo especialmente de los países desarro- VanHuylenbroeck y Durand, acadé-llados, no existe esa variabilidad genética, micos universitarios europeos, planteanpor tanto la mejora por biotecnología el concepto de multifuncionalidad de ladebe mirar hacia las fuentes de genes que agricultura, esto es la agricultura produ-se encuentran en la biodiversidad. De ciendo simultáneamente productos dehecho, las grandes multinacionales que consumo en alimentos y fibras, pero ade-están en el desarrollo biotecnológico con- más produciendo otros bienes como ser-tinuamente buscan genes en nuestros tró- vicios ambientales, paisaje, recreación,picos como lo evidencia el ilegal tráfico etc., que son contribuciones de la agri-de especies desarrollado por “científi- cultura campesina al resto de la socie-cos” recolectores de los países desarro- dad.8 Estos servicios, según el nuevollados recorriendo nuestros campos en paradigma europeo, están siendo inclui-las áreas campesinas de gran biodiversi- dos como parte de la retribución que re-dad. ciben los productores rurales. Para que la agricultura moderna em- Siguiendo un modelo de este tipo, lapresarial de los centros desarrollados agricultura biodiversa de los sistemaspueda mantenerse y continuar, cada vez campesinos en nuestra ruralidad debenmás se hará evidente la necesidad de ser compensados por pagos que retribu-preservar la biodiversidad. Como sabe- yan el esfuerzo de conservar la biodiver-mos, la diversidad genética está en los sidad, amenazado por las diversaspaíses en vías de desarrollo precisamente formas de exclusión que sufren las fami-como un aspecto constitutivo de su ru- lias campesinas por presión de los mer-ralidad: la agricultura familiar campesina cados. Encontrar la forma dese constituye en ser la guardiana de la institucionalizar aquello es un impor-biodiversidad y de manera cada vez más tante cometido para combatir la pobrezaevidente se dilucida la paradoja dando y asegurar la consecución de la sobera-paso a una visión racional en la que nía alimentaria.queda claro que la supervivencia de la En el contexto de esta reunión sobreagricultura del norte dependerá cada vez la agricultura y la ruralidad de nuestras8 G. VanHuylenbroeck, y G. Durand (2003). Multifunctional Agriculture. England: Ashgate.
  14. 14. ECUADOR DEBATE / DEBATE AGRARIO-RURAL 161Américas, siendo el tema central el que rrollar capacidades propias para asegu-atañe a la seguridad y, yo insisto, la sobe- rar nuestra alimentación, erradicando elranía alimentaria, para concluir debo hambre y la desnutrición, como parte dehacer mención a algo que ya para todos garantizar el buen vivir de nuestras co-es conocido. Siguiendo la iniciativa del munidades rurales. Esto constituye pasoGrupo de los Ocho extendido, el G-8 indispensable para incluir en el buenplus, reunido en L’Aquila en Julio 2009, vivir a todos los grupos de pobreza, in-se resolvió destinar la suma de 20 mil cluyendo los marginales urbanos.millones de dólares en los tres próximos Si los fondos de ayuda que hoy seaños para combatir el hambre en el proponen se manejan en forma de dona-mundo. A continuación, la Secretaria de ciones y colocación de excedentes agrí-Estado de los Estados Unidos de Nortea- colas, el efecto coyuntural de mitigar elmérica, Hillary Clinton, y el Secretario hambre y la desnutrición en el mundo y,General de las Naciones Unidas, Ban Ki- particularmente en nuestra América, nomoon, invitaron a un taller de trabajo en será suficiente para erradicar la pobreza,Nueva York el 26 de Septiembre del esto es, la verdadera causa del hambre.mismo año, en el seno de la reunión dela Asamblea General de las Naciones BibliografíaUnidas. El objeto de esta invitación era Bartra, A.constituir una Alianza Mundial para la 2006 El Capital en su Laberinto: de la Renta deAgricultura y la Seguridad Alimentaria, la Tierra a la Renta de la Vida. México:para lo cual hacían una propuesta bajo UNAM.el lema “Aliándonos para la Seguridad Breuer, N.Alimentaria”. 2003 Linking sustainability, food security and improved worker livelihoods in an Ecua- El fondo que se está constituyendo dorian Agrosocioecosystem. University ofpara promover la seguridad alimentaria Florida: Disertación Doctoral.en el mundo se presenta como una opor- Calame, M.tunidad para reforzar nuestras propues- 2008 La Tourmente Alimentaire: Pour une poli- tique agricole mondiale. París: Editionstas y políticas de desarrollo rural en las Charles Léopold Mayer.Américas. Pero debemos estar claros que Dufumier, M.si las propuestas que vienen de los países 2004 Agriculture et paysanneries des tiersdesarrollados no son compatibles con los monde. París: Karthala.temas fundamentales que surgen de las Espinel, R. 1991 The Modernization of Ecuadorean Agri-condiciones de pobreza en nuestros paí- culture. University of California, Berkeley:ses, el esquema de ayuda que se plantea Disertación Doctoral.no pasará de ser otro intento fallido que Espinel, R.no produce los cambios esperados. 2006 La Globalización y sus efectos en la Agri- cultura: los pequeños y medianos produc- Por esto es esencial tener clara la in- tores y sus alternativas. México: ALASRU,suficiencia de la ayuda para la seguridad N° 4: 265-280.alimentaria. Nuestros países deben ser Espinel, R.firmes en mantener su decisión por la so- 2009 La Economía Política de la Biodiversidad:beranía alimentaria, que significa desa- conocimientos ancestrales y derechos de propiedad. En: Fernando Mayoral (editor),
  15. 15. 162 RAMÓN L. ESPINEL / Ruralidad y soberanía alimentaria en América Latina y el Caribe Deuda Externa y Economía Ecológica. Sen, A.K. Quito: FLACSO – Ministerio de Cultura. 1981 Poverty and Famines: An Essay on Entitle-McMurtry, J. ment and Deprivation. New York: Oxford 1998 Unequal Freedoms: the Global Market as University Press. an Ethical System. Connecticut: Kumarian Schultz, T.W. Press. 1964 Transforming Traditional Agriculture.Munck, R. New Haven: Yale University Press. 2005 Globalization and Social Exclusion. Con- VanHuylenbroeck, G. y G. Durand necticut: Kumarian Press. 2003 Multifunctional Agriculture. England: Ash-Rainelli, P. gate. 2007 L’Agriculture de demain: gagnants et per- Wilkes, G. dants de la Mondialisation. París: Editions 1987 Good Farmers. Berkeley: University of Ca- du Felin. lifornia Press.

×