El pino y el manzano.
Cierto día, un pino y un manzano discutían:
- ¡Qué pena me das!, decía el pino al manzano.
Ahora que llega el otoño, todas...
- Es verdad, respondió el manzano.
Tú tienes un traje verde todo el año.
Eso está bien, pero es muy aburrido.
Yo, en cambio, en otoño llevo un traje amarillo y marrón,...
...en primavera me visto de flores y...
...en verano me adornan las manzanas.
¡Así que soy más elegante y guapo que tú!.
Tengo un traje distinto para cada estació...
El pino ya no supo qué contestar y se puso
muy, muy, muy, muy, muy triste.

¿...?
¿De qué le servía un traje
verde todo el año?.
Eso era muy aburrido.
Pensó y pensó la manera de
cambiar de traje, hasta qu...
A la mañana siguiente
lo despertaron unos niños.
Cantaban villancicos
con zambombas y
panderetas.
El pino se puso muy
cont...
Ya no sería
nunca más un
árbol aburrido.
Se cambiaría de traje
por Navidad,
una vez al año.
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

"El pino y el manzano".

892 views

Published on

Cuento

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
892
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
463
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

"El pino y el manzano".

  1. 1. El pino y el manzano.
  2. 2. Cierto día, un pino y un manzano discutían: - ¡Qué pena me das!, decía el pino al manzano. Ahora que llega el otoño, todas tus hojas se pondrán amarillas, se caerán y te quedarás desnudo y seco durante muchos meses.
  3. 3. - Es verdad, respondió el manzano. Tú tienes un traje verde todo el año. Eso está bien, pero es muy aburrido.
  4. 4. Yo, en cambio, en otoño llevo un traje amarillo y marrón,...
  5. 5. ...en primavera me visto de flores y...
  6. 6. ...en verano me adornan las manzanas. ¡Así que soy más elegante y guapo que tú!. Tengo un traje distinto para cada estación del año.
  7. 7. El pino ya no supo qué contestar y se puso muy, muy, muy, muy, muy triste. ¿...?
  8. 8. ¿De qué le servía un traje verde todo el año?. Eso era muy aburrido. Pensó y pensó la manera de cambiar de traje, hasta que, muy cansado, se quedó profundamente dormido.
  9. 9. A la mañana siguiente lo despertaron unos niños. Cantaban villancicos con zambombas y panderetas. El pino se puso muy contentos al verlos, pero más contento se puso aún cuando se vio vestido de bolas de colores, luces y regalos.
  10. 10. Ya no sería nunca más un árbol aburrido. Se cambiaría de traje por Navidad, una vez al año.

×