Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Libro Tristan e Iseo

11,557 views

Published on

  • Be the first to comment

Libro Tristan e Iseo

  1. 1. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netTristán e IseoReconstrucción en lengua castellana e introducción de Alicia Yllera
  2. 2. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netTÍTULO ORIGINAL: Tristán et IseutPrimera edición en «El libro de bolsillo»: 1984Novena reimpresión: 1997Primera edición en «Biblioteca temática»;1998Primera reimpresión: 2000Diseño de cubierta: Alianza EditorialReservados todos los derechos. El contenidode esta obra está protegido por la Ley, queestablece penas de prisión y/o multas, ade-más de las correspondientes indemnizacionespor daños y perjuicios, para quienes reprodu-jeren, plagiaren, distribuyeren o comunicarenpúblicamente, en todo o en parte, una obraliteraria, artística o científica, o su transfor-mación, interpretación o ejecución artísticafijada en cualquier tipo de soporte o comuni-cada a través de cualquier medio, sin la pre-
  3. 3. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netceptiva autorización. De la reconstrucción en castellano y de la introducción: Alicia Yllera Ed. cast.: Alianza Editorial, S. A., Ma- drid, 1984, 1987, 1988, 1991, 1992, 1993, 1994, 1996, 1997, 1998, 2000 Calle Juan Ignacio Luca de Tena, 15 28027 Madrid; teléfono 91393 88 88 ISBN: 84-206-3655-X Depósito legal: M. 17.037-2000 Compuesto e impreso en Fernández Ciudad, S. L. Catalina Suárez, 19.28007 Madrid Printed in Spain
  4. 4. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net Introducción La leyenda de «Tristán e Iseo» Tras las canciones de amor de los primerostrovadores occitanos, en el tiempo de los ju-glares, de los cantares de gesta, de las tra-ducciones latinas, de las vidas de santos, delas iglesias románicas, cuando se construíaNotre Dame de París, se celebró en las cortesprovenzales y francesas la historia de losamores de Tristán y la reina Iseo. Ninguna obra medieval conoció un éxitocomparable al de Tristán e Iseo. Por su rea-lismo y fantasía, su halo misterioso y susrasgos profundamente humanos fascinó alpúblico de todas las épocas. Contenía ele-mentos mágicos, viejos resabios de creenciasprimitivas y concepciones del mundo ya endesuso en el siglo XII. Mostraba con singular
  5. 5. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netaudacia los conflictos internos nacidos de ladoble inclinación del hombre: en cuanto indi-viduo que busca su satisfacción personal y encuanto miembro de un cuerpo social del queno puede (ni quiere) renegar. Comparada conlas novelas de su época, la leyenda de Tristáne Iseo sorprende por su novedad. Tristán e Iseo es la historia del amor trági-co y fatal, pero su fatalismo tiene poco quever con el heredado de la Antigüedad. Loscontemporáneos, familiarizados con la histo-ria de Dido y Eneas, que por aquellos años sehabía adaptado al francés, podían captar susdiferencias. Sólo Dido es víctima de su pasióny de un destino implacable, mientras que enTristán e Iseo la pasión, nacida del azar, em-barga por igual a los dos protagonistas; noexiste en ellos protesta alguna contra el des-tino; Tristán e Iseo asumen su suerte, unasveces sufren y otras se recrean en ella. Nopor ello dejan de ser conscientes del sino trá-gico que pesa sobre sus vidas. El Tristán de
  6. 6. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netBéroul lo resume en una fórmula admirable: Si longuement lavon menee, Itelfu nostre destinée1. De la Antigüedad había llegado también labreve novela de Píramo y Tisbe, adaptada deOvidio. En ella no se planteaba el problemadel héroe, como tampoco en Romeo y Julieta,y las contrariedades que separaban a losamantes se debían a enemistades de familia.Pero, sobre todo, en Píramo y Tisbe, el de-senlace fatal es fruto de un error, de un azardesafortunado que podía haberse evitado. EnTristán e Iseo, por el contrario, la muerte esconsecuencia misma de su amor; es su únicaculminación posible y su plena realización,como muestra la leyenda de origen popularde los árboles que nacen de sus tumbas paraenlazarse y que ninguna mano humana pue-de separar o cortar sin que vuelvan a brotarcon más fuerza. Gottfried von Strassburg
  7. 7. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netinsiste sobre este tema y Wagner basará enél su adaptación musical de la leyenda. Los autores de los textos antiguos insistenen el sino adverso que envuelve las vidas deTristán e Iseo, vinculado a su amor trágico,nacido del filtro, germen de dolor y de muer-te. Los protagonistas conservan, a través delas dificultades, su esperanza de vivir. Astu-tos y audaces, actúan como si ningún destinoimplacable los aguardase. No parece influirlesla fatalidad que los marca desde su nacimien-to: el nombre de Tristán, en la mayoría de lasversiones, se relaciona con «tristeza» y suentrada en la vida sucede en trágicas circuns-tancias. Tal vez la leyenda sea el relato delfracaso de la pasión total o del amor humanoimposible, pues éste surge por efectos mági-cos, sólo se explica por arte de nigromancia yencuentra su culminación en la muerte, perosus protagonistas niegan tanto su fracasocomo su imposibilidad. Apenas conscientes devivir una experiencia única, Tristán y la reina
  8. 8. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netestán decididos a no dejar encerrar su con-ducta dentro de los rígidos esquemas socialesy morales de su época. Puede sorprender laausencia de sentimientos religiosos de lospersonajes, la carencia absoluta de arrepen-timiento moral de los amantes, que no dejande proclamar su inocencia. Es más, Diosmismo se hace su cómplice y los ayuda aescapar del peligro; incluso los elementosnaturales los favorecen: el viento hincha losvestidos de Tristán para amortiguar su caídacuando salta de la capilla encaramada sobreun acantilado escarpado, huyendo de lahoguera que el rey Marcos ha encendido paraellos. Ningún autor medieval se atreve a con-denar sus amores; el buen ermitaño al queacuden inventa piadosas mentiras para re-conciliarlos con el rey, intuyendo que algo ensus vidas está más allá del bien y del mal. Sialgo añoran los amantes, cuando la dis-minución del filtro les impulsa a abandonar lavida errante y salvaje en el bosque de Morois,
  9. 9. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netes la pérdida de su posición social. El conflictoentre moral individual y moral ortodoxa sesoslaya gracias a la magia del filtro, que losredime y hace inocentes, y acaso también ala creencia popular de que Dios protege yayuda a los amantes. Los autores insisten,por el contrario, en el conflicto entre el indi-viduo y la sociedad representada por la cortede Marcos en Cornualla. En ningún momentosienten los amantes deseos de huir de la so-ciedad. La vida en común en medio de la na-turaleza, en la bella escena del bosque deMorois -episodio cumbre en torno al que seorganiza la historia- no ha sido buscada vo-luntariamente: han huido, atemorizados, parasalvar sus vidas (en las versiones de Béroul yEilhart) o han sido expulsados de la corte(como en la versión de Thomas). Es inexactohacer de Tristán un rebelde social. Por suconducta puede juzgársele como tal en algu-nos momentos, pero su intención es siempredistinta. Su conflicto es más íntimo y profun-
  10. 10. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netdo. Salvo en la tardía novela en prosa, Tris-tán respeta y ama a su tío, el rey Marcos, es-poso de Iseo, y si es desleal con él actúa im-pulsado por una fuerza superior, nacida delfiltro, que se ha identificado con su propioser. En contra de su voluntad quebranta lafidelidad que le vinculaba a su señor y de laque nacía su gloria de caballero. En ocasionessu actuación recuerda la de los protagonistasde las epopeyas llamadas de los «baronessublevados», que también quebrantaban lafidelidad que debían a su señor, y su historiapresenta analogías de detalle con la de Girartde Rousillon. Los separa la intencionalidad (yla historia fue escrita en el siglo de Abelardoy su moral de la intención), por eso los pri-meros conocen el remordimiento que Tristánnunca sentirá. En Tristán e Iseo pueden descubrirse nu-merosos vestigios de la literatura heroica oépica: los relatos de la infancia o juventud delhéroe, su lucha contra el Morholt, con lo que
  11. 11. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netlibera a Cornualla del infamante tributo dejóvenes, o contra el dragón que asolaba aIrlanda, no dejan lugar a dudas. Las hazañasde sus primeros años son dignas de las mo-cedades de Teseo, Sigfrido o Gilgamesh. Elamor surgido del filtro transforma esta ima-gen heroica. No desaparecen sus dotes degran guerrero, pero, durante un tiempo,mientras permanece en Cornualla junto a lareina o cuando vive con ella en el Morois,pasan a segundo plano: en el bosque ya noes el héroe que luchó contra el Morholt, es elfurtivo que acecha su caza para proveer a susustento. Vive en el temor. El amor producela degradación del héroe y del vasallo: prue-ba de ello son sus regresos a Cornualla, unavez separados los amantes, bajo disfracesdeshonrosos, como leproso, pobre romero oloco. El alemán Eilhart, sobre todo, insiste eneste aspecto negativo del amor, en su in-compatibilidad con la vida noble y heroica. Enfranca contradicción con la teoría de la corte-
  12. 12. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netsía, que por aquel entonces predominaba enla literatura francesa, el héroe y el amante nologran integrarse armónicamente. La Edad Media conoció dos figuras deamantes que encarnaban la teoría del amoradúltero, del amor-pasión, opuesto a la mo-notonía de la vida conyugal: Tristán y Lanza-rote. La figura de Lanzarote, esbozada porvez primera en la novela francesa con Chré-tien de Troyes (Le Chevalier á la Charrette),es menos inquietante, menos subversiva. Elamor es en él fuente de proezas. Lanzarotesupéralas contradicciones que imposibilitan larealización humana de Tristán. Será el proto-tipo del perfecto amante y del perfecto caba-llero, algo que ni siquiera en la novela enprosa logrará Tristán: en esta redacción tar-día de la leyenda, Tristán se convierte enémulo de Lanzarote, al que supera en ocasio-nes, pero su muerte, consecuencia de susamores con la reina de Cornualla, trunca suparticipación en la empresa social, colectiva y
  13. 13. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netreligiosa de la búsqueda del Grial. No habíaescapado a Chrétien de Troyes este conflictoque en Tristán opone al héroe y al amantepero, como tantos autores medievales, inten-tó buscar un equilibrio más o menos estableentre obligaciones sociales, obligaciones reli-giosas y derechos de la pasión. Por el contra-rio, la novela de Tristán e Iseo no ofrece so-luciones, no elude la contradicción: tal vez eneste punto de vista más veraz esté su mayorfuerza. Lanzarote está anclado en su tiempo,es un bello producto de la sociedad francesadel siglo XII. Tristán es más universal. Esmás realista su concepción del amor, son másprofundamente humanos los conflictos queplantea: por eso su atractivo se ha mantenidointacto hasta nuestros días. Tristán e Iseo es la historia de un amor tanextraordinario que requiere una explicaciónmágica, el filtro, sin perder por ello sus ras-gos más profundamente humanos. Es la his-toria del fracaso del hombre cuando entra en
  14. 14. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netconflicto con la sociedad, pero también la deltriunfo de la pasión por encima de las con-venciones y de la muerte. La magia del filtrono impide, sin embargo, presentar del modomás realista la pasión y sus efectos sobre losprotagonistas. Bajos sus impulsos el héroesufre una verdadera degradación en su vidade caballero, la reina recurre, como cualquierheroína de fabliau, a engaños y argucias in-dignos. Los personajes sufren la angustia devivir el conflicto entre sus obligaciones y suamor. De estas contradicciones nace su ca-rácter inestable y sus cambios bruscos dehumor, más evidentes en la versión de Bé-roul, aunque de un modo u otro presentes entodas las versiones. Unas veces resuelta, de-cidida y astuta, otras veces deprimida, Iseopasa fácilmente de la confianza al temor quepuede impulsarla a cometer las más vilesacciones, como enviar a la muerte a su fielcompañera Brangel. El rey Marcos se enfure-ce cuando cree haberlos sorprendido en fla-
  15. 15. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netgrante delito e, incitado por los felones, de-cide su rápido castigo sin acceder a las peti-ciones de clemencia ni al juicio previo. Peroen otros momentos pierde su fiereza, semuestra pronto a la compasión, como al des-cubrirlos castamente dormidos en el bosque,o benévolo y condescendiente hasta creer lafarsa que los amantes representan delante deél al saberse espiados en el encuentro deljardín. Los autores de las novelas en versohan evitado cuidadosamente hacer de él tan-to el marido anciano, necio, ridículo y bobali-cón, justamente engañado por su joven es-posa, de los fabliaux, como el esposo vindica-tivo y cruel del Tristán en prosa. Estos cam-bios bruscos de humor que manifiestan unconflicto interno insoluble son menos eviden-tes en Tristán, puesto que la presentaciónheroica que de él nos hacen los autores im-pedía resaltarlos como en Iseo. No por ellodejan de existir. Son significativos ciertosmotivos como el poco heroico temor de Tris-
  16. 16. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.nettán al conocer que el rey los ha descubiertoen el bosque o al ver al despertar la cabezade su enemigo al que su fiel ayo ha dadomuerte (en la versión de Béroul). Presas de la alegría y de la tristeza, noblesaunque impulsados a acciones ruines o vilesengaños, contradictorios en sus estados deánimo, apegados a la vida, deseosos de gozarde su amor, pero arrastrando un sino adver-so, Tristán e Iseo son la mejor imagen delamor-pasión de la literatura occidental. Peseal ambiente mágico creado por el filtro, nuncael amor había sido tratado de manera tanexaltada y a la vez realista, vinculado a con-flictos psíquicos internos e imposiciones so-ciales, confrontado con la más trivial existen-cia, como en esta pequeña novela, una de lasobras maestras de la literatura universal. Es difícil presentar la leyenda de Tristán eIseo sin tener en cuenta las diferentes ver-siones antiguas que de ella se hicieron. Nin-gún texto francés del siglo XII nos ha llegado
  17. 17. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netcompleto: se ha conservado un largo frag-mento de la obra de Béroul y diversos frag-mentos de desigual extensión del poemacompuesto por Thomas; junto a ello existendos importantes versiones alemanas (la deEilhart von Oberg y la de Gottfried vonStrassburg) y la extensa novela en prosafrancesa. Los autores no coinciden ni en lasucesión de las escenas ni en los episodiosincluidos, pero, lo que es más importante,cada uno de ellos modifica el sentido de lavieja leyenda.
  18. 18. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net Las versiones antiguas de la leyenda En la Edad Media francesa existieron poe-mas de Tristán e Iseo hoy perdidos2. El frag-mento de Béroul, tal vez obra de dos au-tores3, se compuso en Normandía en la se-gunda mitad del siglo XII4. Comparado sutexto con el conjunto de las versiones con-servadas, es más popular y directo. Son nu-merosas las apelaciones al auditorio, las in-tervenciones del poeta, los rasgos arcaicosque recuerdan la técnica juglaresca, los pro-cedimientos del cantar de gesta, del que mu-chas veces está más cerca que de la novelacortesana de la segunda mitad del siglo. Elestilo es rápido y ligero; son escasas las des-cripciones o los párrafos narrativos, abundanlos diálogos; la composición es dramática yafectiva; combina admirablemente los tonosy estilos, ora irónico, ora serio o trágico. Adiferencia de Thomas, se detiene en los deta-lles concretos, realistas, y prescinde casi to-
  19. 19. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.nettalmente del monólogo psicológico. Atiendemás a los objetos y gestos que permiten ex-teriorizar los sentimientos que a los largosrazonamientos. La composición de su poemaha sorprendido y fascinado a los críticos con-temporáneos. Su arte es sencillo, espontáneoy fragmentario. Construye su obra en peque-ñas escenas superpuestas, aparentementesin enlazar entre sí, aunque vinculadas me-diante una serie de motivos y temas recu-rrentes. Por momentos su poema tiene algode la crueldad y barbarie primitiva de algunoscantares de gesta, como en España el de losSiete infantes de Lara. Su Tristán es menosheroico que el de Eilhart. En cambio, la figurade Iseo cobra un relieve particular: inventatretas, hace declaraciones ambiguas, ayuda aconstruir la cabaña del bosque, proponeadiestrar al perro Husdén y enseñarle a cazaren silencio. Con más resolución que los res-tantes autores, Béroul toma partido a favorde sus protagonistas, recoge los lamentos del
  20. 20. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netpueblo cuando son condenados y no vacila enhacer intervenir a Dios en su favor. Sienteauténtica obsesión por vengar a los amantesde cuantos los acechan, espían y delatan: esel único que nos ha transmitido las escenasde la muerte de los felones. Nada sabemos de su «modelo» (o «mode-los»); por ello es difícil valorar adecuadamen-te su originalidad. Parece probable que algu-nos episodios que sólo él ha conservado seande su entera creación: entre ellos destaca elbello sueño de Iseo en el bosque de Morois.El Tristán de Béroul es menos culto y refinadoque el de Thomas, pero también, por mo-mentos, más poético y, en general, más pro-fundamente humano. Sólo se ha conservado aproximadamente lasexta parte del poema en verso5 que Thomascompuso, en dialecto aglonormando, entre1155 y 1170. Adapta libremente la leyenda.La racionaliza, refina y concentra: reduce elnúmero de personajes secundarios y destaca
  21. 21. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.neta los protagonistas; incluso el rey Marcos,cuyo temor o cariño condicionaba la actua-ción de Tristán e Iseo en Béroul, pierde im-portancia. En cambio, desarrolla enormemen-te los episodios que conserva y añade la na-rración detallada de los amores de los padresde Tristán, que le sirve para destacar un ras-go esencial de la obra: el destino trágico quemarcará a Tristán desde su nacimiento. Su-prime cuantos episodios podrían parecer ar-caicos o crueles: no existe en su versión elepisodio de Iseo entregada a los leprosos porel rey Marcos en castigo a su infidelidad. Noparecen interesarle los detalles realistas; encontrapartida se detiene en los diálogos ymonólogos de sus personajes. La vivacidad eironía de Béroul se transforma en melancolía,a veces sombría, en Thomas; intenta analizarsus estados de ánimo e introduce un nuevosentimiento que ignoraban los protagonistasdel poeta normando: los celos, que aparecenprincipalmente en el largo monólogo con el
  22. 22. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netque intenta justificar el matrimonio de Tris-tán. Pero sus monólogos, construidos segúnlos principios de la retórica de la época, enlos que no evita las repeticiones, tienden a lageneralización y universalidad, a pesar deque haya en ellos momentos de gran fuerza ypoesía. Thomas intenta exaltar el amor redu-ciendo el fatalismo de la pasión: Iseo obser-vará las cualidades del héroe cuando, tras labatalla de Tristán con el dragón, cura susheridas. No será por ello el filtro mero símbo-lo, ya que confiere al amor de Tristán e Iseolos rasgos que lo distinguen del amor cortés. Su arte refinado, algo abstracto, se des-pliega en dos escenas que son probablementecreación suya: la del perrillo venido del otromundo, del mundo de las hadas, con su cas-cabel mágico capaz de ahuyentar las penas, ola descripción de la sala de las imágenes enla que Tristán recrea las figuras de Iseo yBrangel con tal exactitud que se diría que sonpersonas vivas.
  23. 23. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net A Thomas no le interesa tanto el Tristánguerrero como el Tristán artista y el protago-nista de una experiencia amorosa única, auncuando esta experiencia esté marcada por elfracaso y la muerte y sea fruto de un sinotrágico al que Tristán, desde su concepción,parece destinado. Espiritualiza la leyenda ysuprime toda alusión a las realidades concre-tas, incluso a las penalidades de la vida encomún en el Morois: no existe sufrimiento deorden físico para los amantes, salvo el queellos voluntariamente aceptan por amor, co-mo el cilicio que reviste Iseo. Sus penalidadesson de orden psíquico y surgen de su propiapasión. Thomas no rehuye los elementos má-gicos a pesar de reducir la influencia del fil-tro: al contrario, los acoge e incluso acrecien-ta cuando son capaces de manifestar el des-tino privilegiado, hecho de tristeza y alegríade los amantes, por ejemplo en la extraordi-naria concepción de Tristán o en el cascabelmágico que remedia la tristeza.
  24. 24. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net Hacia 1170 compone el alemán Eilhart vonOberg su Tristrant. Es la única historia deTristán del siglo XII conservada en su totali-dad6. Tradicionalmente se le consideraba elmejor representante del «poema primitivo»,el más fiel traductor del modelo que inspirólas restantes versiones. Trabajos recientesobligan a considerar su supuesta fidelidad aloriginal con mayor prudencia: Eilhart no esun mero traductor, sino un adaptador cortés. Su concepción de la leyenda es más épica,sin por ello evitar ciertos elementos corteses,como el monólogo de Iseo después de beberel filtro. Tristán es un gran héroe malogradopor un destino adverso. Se complace en susaventuras, relata mucho más detenidamenteque los autores franceses sus batallas. Encambio, el papel de Iseo es más reducido. Elrelato es rápido y vivo: la obra es más brevede lo que los restantes poemas del siglo XIIdebieron de haber sido; se detiene poco enlos detalles y prefiere el estilo directo. Le re-
  25. 25. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netpugna mezclar a Dios en la historia de losamantes: tal vez suprimiese voluntariamenteel juramento ambiguo por el que la reina sejustifica ante la corte de Marcos y Arturo y ladeclaración equívoca de Iseo en el encuentrobajo el pino7. Los antiguos poemas franceses del siglo XIIcayeron en el olvido en el siglo siguiente,sustituidos por la adaptación en prosa de laleyenda, hasta ser resucitados y publicadosen el siglo XIX. En el siglo XIII la historia de Tristán y la re-ina de Cornualla se refunde, se prosifica ytransforma en un relato de aventuras caballe-rescas. Anegados por los interminables epi-sodios de justas, torneos y por los elementoscaballerescos, perviven, sin embargo, restosde la leyenda primitiva. La historia de Tristán se vincula definitiva-mente a las aventuras de los caballeros de lacorte del rey Arturo, con la que se relaciona-ba ya en las antiguas versiones. Pervive el
  26. 26. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netTristán amante, aunque pierde algunos desus rasgos: Tristán conocerá otros amoresantes del filtro. Pero ocupa el primer plano dela escena el Tristán caballero errante: trasuna larga ascensión, partiendo del mundomezquino de Cornualla, conquistará el sitioantes ocupado por el Morholt de Irlanda en laTabla Redonda; se convierte en el mejor ca-ballero -supera a Lanzarote en el torneo deLouvezerp (en la versión castellana del Tris-tán de Leonís, Vercepón)- y participa en labúsqueda del Grial. En esta obra interminablese modifica el carácter de algunos de los vie-jos protagonistas. En las antiguas versionesTristán se debatía entre su fidelidad de vasa-llo a Marcos y su amor por la reina. En la pro-sa el conflicto moral desaparece: el rey Mar-cos es un ser ruin, vindicativo y cobarde, cu-yo primer acto de gobernante es asesinar atraición a su hermano. Marcos es la antítesisde Tristán, su rival mezquino, que acabarádándole muerte cuando el héroe no puede
  27. 27. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net 8defenderse . Diversos poemas episódicos narran escenasaisladas de la leyenda. El más antiguo es elLai du Chévrefeuille («Lay de la Madresel-va»), de Marie de France, compuesto hacia1160. Como tantos otros textos, cuenta unode los retornos de Tristán exiliado a Cornuallapara ver a su amiga: espía el cortejo real ylogra comunicarse con ella gracias a las ins-cripciones que graba en una rama de avella-no. Sus vidas son como las de la madreselvay el avellano: juntos pueden vivir largo tiem-po, separados ambos perecen. Dos poemas cuentan un regreso de Tristándisfrazado de loco, episodio también conteni-do en el Tristrant de Eilhart y en una de lasversiones del Tristán en prosa9. Son la Foliede Berna, escrito en dialecto normando y ba-sado en el poema de Béroul, y la Folie deOxford, anglonormando, inspirado en el poe-ma anterior y en la versión de Thomas, aun-que es posible que ambos tuvieran además
  28. 28. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netuna fuente común, un lay episódico. La situa-ción se desenvuelve con humor; el disfraz deloco permite a Tristán multiplicar las atrevi-das alusiones a su vida con la reina, mezclarla fantasía con la realidad y hacer inquie-tantes confesiones acerca de su pasado. En el Donnei des amants («Charla amorosade dos enamorados»), poema anglonormandode fines del siglo XII, al lado de las historie-tas tomadas de la Disciplina clericalis, secuenta cómo Iseo abandona una noche al reydormido para acudir junto a su amigo, al queha reconocido por su imitación del canto delruiseñor. El ejemplo muestra la valentía delos amantes y el joven lo cuenta para intentarvencer las resistencias de su amiga. Es posi-ble que el autor recogiese un lay sobre elmismo tema de los que circulaban en sutiempo10. El poema de Thomas suscitó diversas imi-taciones extranjeras11, entre las que destacael Tristán und Isolde de Gottfried von Strass-
  29. 29. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netburg (compuesto en las dos primeras décadasdel siglo XIII). Reelabora la leyenda. Le inter-esa la motivación de las acciones, tiendehacia el simbolismo y la alegoría y hacia unaconcepción exaltadora del amor humano,utilizando el lenguaje de la experiencia místi-ca. Reelabora con particular atención la esce-na de la vida de los amantes en el bosque: sudescripción de la Minnegrotte («gruta deamor») figura entre los más bellos fragmen-tos de la leyenda. Con su arte refinado, lahistoria pierde algo de su inicial alegría: paraGottfried el dolor y las penas de los amantesno son consecuencia del filtro, sino precio yparte integrante del amor. Su fuente principales Thomas, pero en algunos casos parecehaber recurrido igualmente a Eilhart. Supoema se interrumpe poco antes del ma-trimonio de Tristán. Ulrich von Türheim yHeinrich von Freiburg intentaron concluirlo,aunque sin lograr imitar su fascinante estiloni captar su espíritu.
  30. 30. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net Mayor divulgación y popularidad alcanzó elTristán en prose. De él derivan, directa o in-directamente, la mayor parte de la TavolaRitonda (ca. 1300) y los Tristano Riccardiano,Tristano di Viena y Tristano Corsiniano. En laPenínsula Ibérica se compusieron los Trista-nes catalán (del que se conservan dos brevesfragmentos), galaico-portugués (del que nosha llegado un pequeño fragmento) y castella-no. La traducción española, que debió con-cluirse antes de 1342 ó 1343, se ha conser-vado en un manuscrito del siglo XIV escritoen aragonés y amputado de los primeros yúltimos capítulos (Cuento de Tristán de Leo-nís). Existe además un fragmento de un foliotambién del siglo XIV. Del Tristán de Leonísse hicieron diversas ediciones en el siglo XVI.Parece haber existido un Tristán servio delque deriva la versión rusa de 1580. ThomasMalory redactó su Sir Tristrem of Lyones, queocupa los libros VIII-XII de su Marte Darthur.De las diferentes versiones se desgajaron
  31. 31. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netbreves poemas populares: los cantan italia-nos, como La Marte di Tristano, o el romancecastellano Herido está don Tristán, etc. El origen de la leyenda El origen de la leyenda de Tristán e Iseo esdiscutido12. La historia transcurre en regionesceltas (Cornualla, Irlanda, Pequeña Bretaña).Algunos nombres de personajes parecen serde origen celta13. La aparición en Francia delos poemas de Tristán coincide cronológica-mente con el inicio de la novela de tema bre-tón. Si a ello añadimos las alusiones a la le-yenda del rey Arturo que contienen, no nosextrañará que muy pronto los estudiosos mo-dernos incluyesen la historia de Tristán e Iseoen la «materia de Bretaña» (G. París, G.Schoepperle, etc.). Diversos autores señala-ron el posible origen oriental de algunos epi-sodios. Voces aisladas (R. Zender, E R.Schróder, L. Polak, P. Galláis) insistían sobre
  32. 32. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netsus semejanzas con la novela persa Wis yRamin de Gurgani. Las menciones a la leyenda de Tristán eIseo en la literatura celta antigua son esca-sas. En las tríadas14 galesas, conservadas enmanuscritos del siglo XIII o posteriores15,existen diversas menciones de Drystan: escitado entre los tres sometedores de enemi-gos de la isla de Bretaña (tríada núm. 19), esuno de los tres porqueros poderosos (núm.26), uno de los tres enamorados que poseencaballos célebres (núm. 41). La tríada de losTres porqueros principales relata una breveintriga entre Drystan y Essyllt: Drystan guardaba los cerdos de March, hijode Meirchiawn, mientras el porquero llevabaun mensaje a Essyllt. Arturo intentó robarleuno de los cerdos, mas ni por la astucia nipor la fuerza lo consiguió. La novela galesa de Kulhwch y Olwen, es-crita hacia 1100, enumera las damas de la
  33. 33. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netcorte de Arturo y cita, entre otras, a EssylltVinwen («la de los labios blancos») y EssylltVingul («la de los labios delgados»)16. En elSueño de Rhonabwy (principios del sigloXIII), March, hijo de Meirchiawn, jefe de loshombres de Escandinavia y marido de Essyllt,figura entre los consejeros de Arturo, así co-mo Drystan, hijo de Tallwch, amante de Es-syllt. Habría que añadir los fragmentos delLibro Negro de Carmarthen (mitad del sigloXII) y la curiosa Ystoria Trystan, conservadaen un manuscrito del siglo XVI. Narra esteúltimo texto cómo March, ayudado por Artu-ro, sitia el bosque de Kelyddon donde Trystanha huido con Essyllt. Trystan logra escapar alcerco y Kae Hir («el largo»), enamorado de ladoncella de Essyllt, Golwg Haf Ddydd, infor-ma a Essyllt de su feliz huida, aprovechandola ocasión para solicitar la mano de su sir-vienta. Tras diversos incidentes, Arturo ideauna estratagema para reconciliar a March yTrystan: uno poseerá a Essyllt durante el
  34. 34. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.nettiempo en el que los árboles pierden sushojas, el otro cuando están frondosos. Marchelige primero, como marido, y astutamenteprefiere la época de los árboles desnudospensando en las noches más largas. CuandoArturo acude a comunicarlo a Essyllt, la mu-jer observa que tres árboles conservan lashojas durante todo el año: el acebo, la hiedray el tejo, por lo que ella pasará todas las es-taciones con Trystan. Salvo en los nombres,en el amor adúltero, la estancia en el bosque,la vinculación de la historia con Arturo -queactúa de mediador- y acaso en el amor deKae Hir por la doncella de Essyllt, las relacio-nes con nuestra leyenda son escasas. Los viejos textos irlandeses desconocen alos amantes de Cornualla. Drust (hijo deSeirb) aparece fugazmente como figura se-cundaria en El cortejo de Emer, leyenda noexenta de coincidencias con la historia deTristán: Cu Chulainn libera al rey Ruad de untributo matando a los fomorians. Marcha sin
  35. 35. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netrevelar su identidad, pero más tarde seráreconocido en el baño por Emer, hija deRuad. Es posible que en un principio la aven-tura se refiriera a Drust y que más tarde setransfiriera a Cu Chulainn, héroe bien conoci-do en la epopeya irlandesa. Además, diversosepisodios de la historia de Tristán e Iseo pre-sentan ciertas semejanzas con las historiasde aitheda («raptos») irlandesas, especial-mente con las de Diarmaid y Grainne, asícomo con las de Noisey Derdriu, Cano y Cred,Baile y Aillinn. El relato de Diarmaid y Grainne perteneceal ciclo de Finn, su título aparece en una listadel siglo X, pero los manuscritos que lo hanconservado son bastante posteriores. A pesarde las numerosas variantes y versiones, po-demos resumir la historia en sus líneas gene-rales: El viejo Finn decide volver a casarse y elige
  36. 36. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.neta Grainne, hija de Cormac, rey supremo deIrlanda. (Para retrasar la boda la joven exigeuna pareja de cada animal salvaje que habitala isla.) Durante el banquete de boda Grainneduerme, con una bebida mágica, a todos losguerreros excepto a Oisin, hijo de Finn, y aDiarmaid. Pide a Oisin que huya con ella, pe-ro él se niega para no traicionar a su padre.Grainne dirige entonces su propuesta a Diar-maid, que la rechaza. Ella le impone unageis17 y Diarmaid, obligado por el sortilegio,la rapta. Huyen al bosque perseguidos por elviejo Finn y sus hombres. La historia narralas diversas peripecias de la persecución. Du-rante un tiempo Diarmaid respeta a Grainnepor fidelidad a Finn. En una versión colocapor las noches una piedra fría entre ambos.Diarmaid deja tras de sí carne cruda en prue-ba de su inocencia. En algunas versionesDiarmaid respeta a Grainne hasta el final, enotras hasta el día en que la muchacha lo pro-voca. En una versión, no documentada hasta
  37. 37. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netel siglo XVIII, un día Grainne pone el pie enun charco, el agua la salpica y sube por suspiernas. La joven reprocha a su compañeroque el agua sea más atrevida que él y ese díaDiarmaid hace de ella su mujer. Otros ma-nuscritos conservan el episodio de las virutastalladas que Diarmaid arroja al río y Finn en-cuentra y reconoce. Entre las geasa de Diar-maid estaba no poder una jauría de caza sinseguirla: Finn lo utiliza para hacerle salir desu refugio. Impulsado por el maleficio, Diar-maid acude a la caza del jabalí y el animal lohiere de muerte: entre los tabús del guerreroestaba la imposibilidad de matar a un jabalí.Sólo Finn puede curar a Diarmaid herido, pe-ro retrasa acudir en su auxilio; cuando al finalllega encuentra al guerrero muerto. El finalvaría según las versiones: Grainne exhorta alos hijos de Diarmaid a vengar a su padre, olo llora durante toda su vida, o regresa tran-quilamente al lado de Finn, y en algunas ver-siones Finn descubre la inocencia de Diarmaid
  38. 38. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.nety envía a la hoguera a la esposa infiel 18. Son numerosas las semejanzas y diferen-cias con Tristán e Iseo. La vida como fugiti-vos en el bosque, los trocitos de maderaarrojados al río, el agua atrevida, etc., sonrasgos comunes a ambas historias. Sin em-bargo, en los aitheda irlandeses falta el rasgoesencial de la leyenda de Tristán e Iseo: nin-guno de ellos es una historia de amor, sinorelatos de raptos por los que se desencadenaun enfrentamiento entre dos pueblos o dostribus a la manera de la Iliada. Una jovenesposa, para evitar a un marido anciano,fuerza a un guerrero a huir con ella medianteun sortilegio. Por el contrario, nunca soñaráTristán con raptar a la reina. No es evidente,antes al contrario, el amor de Grainne haciaDiarmaid19, pues la muchacha recurre a élante la negativa de Oisin. La geis no es unsortilegio amoroso, sino un encanto por elque queda comprometido el honor del hom-
  39. 39. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netbre y al que no puede escapar. Existen enTristán e Iseo elementos que pueden proce-der de los aitheda irlandeses, pero ocupan unlugar secundario en la historia de los amantesde Cornualla. En suma, los textos galeses e irlandesessólo muestran que en Gales existió una le-yenda de Drystan y Essyllt, que proba-blemente en Irlanda se contó una aventurade Drust en la que el héroe liberaba a un paísde un tributo y era reconocido por la princesaen el baño y que en este mismo país existie-ron leyendas con elementos que pudieron seraprovechados por la de Tristán e Iseo, o vice-versa. La leyenda de Tristán e Iseo se ha formadomediante una sabia fusión de elementos deorigen diverso. Algunos son claramente fol-clóricos, como motivo del cabello traído por lagolondrina, la sustitución de la novia en lanoche de bodas, el ardid de la flor de harinacomo argucia para atrapar a alguien o el bello
  40. 40. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netmotivo de los árboles que surgen de las tum-bas de los amantes y enlazan sus ramas, queencontramos también en el romance castella-no del Conde Olinos o en el portugués delConde Nilo20. Un motivo folclórico coincide aveces con un cuento celta, como el episodiodel dragón. El intento de Iseo de matar aBrangel es un motivo folclórico, documentadoen la Edad Media francesa, pero se remontaen último término a un relato oriental. Losamantes ven cómo Marcos espía su en-cuentro y astutamente deshacen su engaño,al igual que en un viejo cuento del Pancha-tantra y del Calila e Dimna. El juramento am-biguo y la ordalía proceden de la India y seencuentra incluso en relatos del África Negra.También en la India surgió el motivo de laespada de castidad. El matrimonio de Tristángoza de precedentes persas y árabes, etc. Los recuerdos de mitos y leyendas clásicosen Tristán e Iseo han sido señalados desdeantiguo: son indudables las semejanzas entre
  41. 41. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netla leyenda de Teseo y el Minotauro y el epi-sodio del Morholt, las orejas de caballo deMarcos recuerdan la historia de Midas, lasvelas determinan la muerte de los amantes yde Egeo, pero, además, en Eilhart Tristán esherido cuando acompaña a Kaherdín a con-quistar a la mujer amada por su amigo, comoTeseo ayuda a Pirítoo a raptar a Coré. El te-ma del tributo de doncellas es folclórico, perotambién clásico, e incluso la escena de Bran-gel abandonada en el bosque para que perez-ca es popular y coincide con un episodio dePeleo, etc. No hay razones para negar toda vinculaciónde la leyenda con el mundo celta, como se hahecho en algún caso, ni tampoco para pensarque debemos gran parte de sus elementos alas leyendas insulares celtas, como es másfrecuente afirmar. Los nombres, algunos epi-sodios nos llevan a zonas británicas, cornua-llesas, galesas o bretonas, etc. Diversos mo-tivos coinciden con leyendas irlandesas, ya
  42. 42. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netsea porque Tristán e Iseo los tomó de ellas oporque existió una vieja historia que influyósobre Instan y sobre los aitheda irlandeses.Mas nada de lo que hace la originalidad esen-cial de Tristán e Iseo aparece en estas fuen-tes, ni en los cuentos folclóricos, ni en losrelatos de origen oriental de astucia femeninaque aprovecha la novela: el tema del amorindestructible, nacido del filtro, el motivo dela pasión que triunfa por encima de todo. Desde que en la segunda mitad del siglopasado se conoció en Occidente la historia deWis y Ramin, algunos autores alemanes insis-tieron sobre sus semejanzas con Tristán eIseo, aunque en general sus observacionestuvieron poco eco en Francia. La tesis delorigen oriental de Tristán ha sido defendidade nuevo en los últimos años21. Gurganicompuso entre 1050 y 1055 la novela persa apartir de una vieja leyenda. La historia trans-curre en el norte de Irán en tiempos de ladominación parta (247 a. J. C.-244 d. J. C.).
  43. 43. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net La princesa prometida antes de nacer; Enuna fiesta el rey Maubad se enamora deChahru, princesa de Media, y pide su mano,pero ella, sintiéndose gastada por los años, lorechaza y promete a cambio entregarle a suhija, si la tuviese. Unos años después Chahruda a luz a una hija, Wis («la afortunada»),que es enviada a Hruzan a casa de una no-driza que también lo es de Ramin, hermanomenor de Maubad. Boda de Wis: Wis regresa a Hamadan y sumadre la da como esposa a su hermanastroViru. Cuando celebran las bodas, la noche caesobre el día luminoso y un viento impetuosose levanta. Llega un caballero vestido de ne-gro y montado sobre un caballo negro: esZerd, hermanastro de Maubad, que acude areclamar la promesa que un día Chahru hizoa Maubad. Guerra entre los dos países: Disgustadopor la promesa incumplida, Maubad invade el
  44. 44. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netpaís de Viru. Qaren, padre de Wis, perece enla lucha. Maubad vencido huye hacia Ispahán,pero, al no ser perseguido, regresa y llega aGurab donde se encuentra Wis. A fuerza dedádivas, corrompe a Chahru que le abre laspuertas del castillo. Por la noche Maubad rap-ta a Wis, que aún no había consumado sumatrimonio con Viru. El sortilegio de la nodriza: Wis es conducidaa Marv-e Chahedjan. Ramin la ve y se ena-mora de ella. La nodriza de Wis y Ramin acu-de a Marv. Wis se desespera y ruega a sunodriza que, durante un año, el tiempo deguardar el luto de su padre, haga impotentea Maubad. La nodriza accede a fabricar eltalismán, pero la impotencia del rey sólo du-rará un mes. Lo entierra a orillas de un río,pensando desenterrarlo al cabo de treintadías. Por desgracia, una crecida arrastra eltalismán: el rey es impotente para siempre. Amor de Wis: Ramin convence a la nodrizapara que le ayude, pero Wis rechaza sus con-
  45. 45. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netsejos y se niega a aceptar a Ramin. En unbanquete lo ve y se enamora de él, pero du-rante un tiempo aún resistirá. Al fin, mientrasMaubad ha ido de viaje al Kuhestan, recibe aRamin. Prometen amarse eternamente. Wisentrega a Ramin un ramo de violetas y lepide que, cuando vea las violetas en flor, re-cuerde su pacto. Maubad envía a Ramin unacarta para hacerle ir a Kuhestan con Wis. Lamuchacha encuentra allí a su madre y a suhermano. Maubad sorprende a los amantes: Al cabode un mes, Ramin va a partir hacia Mugan; lanodriza advierte a Wis durante la noche, peroel rey sorprende sus palabras. Llama a Viru yWis declara su amor delante de su hermano yde Maubad. Destierro de Wis: Maubad regresa al Kho-rasan con Wis. La joven declara de nuevo suamor por Ramin y el rey la expulsa de Marv.Regresa al Kuhestan junto a su madre y a suhermano. Ramin se aflige y al cabo de seis
  46. 46. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netmeses pide a su hermano permiso para ir decaza: el rey comprende que acudirá junto aWis. Ramin encuentra a Wis en Hamedan,donde ambos viven felices durante siete me-ses. Reconciliación con Maubad: La madre deMaubad aconseja a su hijo no matar a Ramin,pues, de no tener hijos, sería su sucesor. Pre-para un ejército y se dirige a Hamedan paracombatir a Viru. Pero nacen las paces y Viruofrece devolver a Wis. Regresan a Marv. La ordalía. Huida de los amantes: Wis pro-clama su inocencia. Maubad exige de ella unjuramento ante el fuego. Atemorizada huyecon Ramin a Reyy, donde Behruz los acoge yesconde. Durante cien días vivieron juntosfelices. Perdón de Maubad. Nueva reconciliación:Maubad marcha en busca de Wis sin resulta-do. Su madre media entre él y Ramin y pre-para su reconciliación. Ambos regresan aMarv.
  47. 47. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net Encuentro en la terraza. Sustitución de laesposa en el lecho real: una noche Wis ve aRamin en la terraza en medio del frío. Aban-dona el lecho real, dejando en su lugar a lanodriza, y se reúne con él. Wis encerrada en el castillo: Maubad va ala guerra contra el emperador griego y deja aWis encerrada en el castillo «Caverna de losdemonios», bajo la custodia de Zerd. Llevacon él a Ramin que languidece. Por consejode los señores del país, lo deja regresar aMarv para que se cure. Ramin llega hasta elcastillo. Lanza una flecha que se clava en lamadera del lecho de Wis, en la que ha graba-do su nombre. La nodriza le tira piezas deseda para ayudarlo a subir. Ramin pasa allínueve meses. La princesa maga los delata: Una princesade Marv, Zerrin-Guis, poseía dotes mágicas ydescubre su secreto. Los delata a Maubad,quien acude al castillo. Ramin logra escapar,pero el rey azota a Wis y a la nodriza y las
  48. 48. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netdeja abandonadas. Ante las quejas de Chah-ru, Maubad se arrepiente y envía a Zerd parahacerlas volver a Marv. Zerd intercede y lograel perdón de Ramin. Encuentro en el jardín: Maubad marcha alpaís de Zabol y confía la guardia de Wis a lanodriza. Ramin vuelve esa noche, pero la no-driza se niega a dejarlo entrar por temor aque el rey los sorprenda. Por medio de unacuerda Wis logra alcanzar el jardín, donde sereúne con Ramin. El rey regresa; Raminhuye, pero Maubad descubre a Wis dormida.Saca su espada para matarla, pero Zerd in-tercede y logra calmar al rey. El juglar: Maubad organiza un gran ban-quete en el jardín, durante el cual un juglarcanta un poema que simboliza la historia deWis y Ramin. El rey lo comprende e intentamatar a su hermano, pero él lo evita y lo de-rriba a tierra. Separación. Marcha de Ramin: Un sabio as-trólogo, Bello Hablar, aconseja a Ramin
  49. 49. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netabandonar su pasión. Maubad exhorta entretanto a Wis y ella promete fidelidad. El reyotorga a Ramin el cargo de condestable delpaís de Mah. Ramin se despide de Wis, lepromete ser fiel y se aleja. Matrimonio de Ramin: En Curaba, Raminencuentra un día a Gol, se enamora de ella yse casa. Escribe una dura carta a Wis co-municándoselo. Wis le envía a la nodriza queél despide bruscamente. Wis cae gravementeenferma y escribe diez cartas a Ramin, que leenvía por medio de Adzin. Regreso de Ramin: Tras un tiempo, Raminse hastía de Gol. Un día de primavera sale alcampo con sus caballeros y una muchacha leofrece un ramo de violetas. Al verlo, Raminrecuerda a Wis. Regresa hacia el Khorasan,encuentra al mensajero de Wis, lee sus cartasy prepara una respuesta. Llega a Marv, dondeWis, presa de los caos, lo rechaza. Tras di-versos reproches, se disipa su enfado y loacepta.
  50. 50. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net Ramin se proclama rey: Ramin anuncia suregreso a la corte y se presenta a Maubad. Ala primavera siguiente, el rey sale de caza lle-vando a Ramin. Wis le escribe una carta ro-gándole que regrese. Retorna con cuarentahombres. Durante la noche se apoderan delcastillo y del tesoro real, matando a Zerd quelo defiende celosamente. Maubad conoce lanoticia y ve que la suerte se alza contra él.Una mañana encuentra la muerte luchandocontra un jabalí. Ramin regresa triunfalmentey es proclamado rey. Durante ochenta y tresaños gobierna su país con Wis, que le da doshijos, Hrurchid y Djemchid. Ella muere tresaños antes que él. Ramin le hace levantar unmagnífico sepulcro donde se alza el altar delfuego. Luego deja el reino a su hijo. A sumuerte lo entierran en una tumba junto a lade Wis22. Las coincidencias son escasas en la primeraparte, en el relato de la infancia y juventud
  51. 51. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netde Tristán. Ramin no interesa en cuantohéroe. Un rasgo los une, sin embargo, ambosson excelentes músicos. El planteamientoinicial ofrece algunas semejanzas: los prota-gonistas pertenecen, en ambas historias, apaíses enemigos, el futuro amante ayuda aconquistar a la esposa del rey, la muchachase convierte en amante del más próximo pa-riente de su esposo, sobre el que recaería eltrono si el rey no tuviera herederos, el padrede Wis perece como el Morholt, tío de Iseo.No existe el filtro en Wis y Ramin, no se sien-te la necesidad de justificar este amor queproducirá la muerte del rey. El sortilegio porel que la nodriza consigue la impotencia deMaubad, pese a las opiniones de Schróder yGalláis, no cumple la misma función que elfiltro. Recuerda, por el contrario, el expedien-te utilizado por Fenice para evitar a su maridoen el Eliges de Chrétien de Troyes, obra que,en algunos casos, coincide con Wis y Ramin,lo cual para Schróder era prueba de que no-
  52. 52. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netvela persa fue conocida en Francia. Una vezque ha nacido amor las coincidencias se mul-tiplican: el rey sorprende el secreto de losamantes cuando Ramin va a partir de viajecomo en el episodio de la flor de harina,Maubad los destierra como en el poema deThomas, exige un juramento ambiguo con laprueba del fuego (también en Thomas existela ordalía del fuego); los amantes huyen jun-tos al Morois en las novelas francesas, a casade un amigo en el relato persa; Maubad losperdonará gracias a la intervención de sumadre, Marcos gracias a la ayuda del ermita-ño Ogrin, quien en Eilhart aconseja firme-mente al rey que vuelva a tomar a su esposa.Ramin, como Tristán, se encuentra en secretocon Wis (o Iseo) en el jardín y Wis se hacesustituir en el lecho real por su nodriza comoIseo por Brangel. Por magia descubre su se-creto la princesa en Wis y Ramin, las mismasartes permiten al enano conocerlo en Tristán.El ramillete de violetas que recodará Wis a
  53. 53. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netRamin cumple una función análoga al anillode Iseo que impide a Tristán consumar sumatrimonio con la princesa bretona, etc. Elparecido es evidente incluso en la figura delrey burlado que conserva su dignidad. Hayque observar que las semejanzas son mayo-res entre Wis y Ramin y el poema de Thomasque con el Tristrant de Eilhart von Oberg, alque hasta ahora se consideraba el mejor tes-timonio de la leyenda primitiva. Dos elementos inexistentes en Wis y Raminpodrían proceder de una novela árabe: lasegunda muchacha, con la que el protagonis-ta se casa, lleva el mismo nombre que laprimera y la obra termina, no con el reinadofeliz de Wis y Ramin, sino con la muerte co-mo en Qays y Lubna. ¿Cómo pudo llegar hasta Francia (o a lascortes anglonormandas) el relato persa o unrelato semejante, tal vez ya fundido con lahistoria de Qays y Lubna? Se han apuntadodiversas soluciones. Schróder pensaba que la
  54. 54. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netfuente de la estoire primitiva, de la que sur-gieron los restantes poemas de Tristán, eraun texto latino perdido derivado de la novelapersa. También pudo llegar a Occidente através de Bizancio. Pero la vía de transmisiónmás probable es la de los árabes de España.Es posible que en manos de los recitadoresárabes se fundiese con la historia de Qays yLubna. Se difundiría oralmente por la Españamusulmana, de donde pasaría a la corte dePoitiers, a las zonas del norte de Francia o ala región anglonormanda, donde el relato secombinaría con la historia de March, Essyllt yDrystan, tal vez en boca de los cuentistasbretones. La influencia de la literatura árabe,a través de Andalucía, sobre el mundo oc-cidental es hoy admitida en otros dominios. Intentemos concluir. Nos parece probableque en zonas celtas de las Islas Británicas(posiblemente en el norte de Inglaterra o enGales) se crease una leyenda en torno aDrystan, amante de Essyllt, esposa de March.
  55. 55. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netLos cuentistas bretones la adaptaron y divul-garon. Muy pronto se añadieron las aventurasjuveniles del héroe, diversos motivos toma-dos de la tradición clásica y anécdotas folkló-ricas. En las cortes anglonormandas y france-sas, tal vez por influencia de los cuentistasbretones, se fundió la leyenda con elementosprocedentes de Wis y Ramin y de Qays yLubna (o de obras semejantes), llegados aOccidente a través de la España musulmana.Los relatos orientales transformaron la primi-tiva leyenda celta. A partir de tan diversoselementos se formó la primera gran novelade amor del mundo occidental23. 1. Béroul, Le Román de Tristán, ed. E. Mu-ret, París, Champion, 1974, w. 2301-2302(«Tanto tiempo hemos llevado [esta vida]pues tal era nuestro destino»). 2. De la obra de Chrétien de Troves, Del roiMarc et dYsalt la blonde, sólo conocemos eltítulo, que el autor cita en su Cligés (ed. A.
  56. 56. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netMicha, París, Champion, 1968, v. 5, p. 1).Hubo también un Tristán compuesto por LaChévre (Romand de Renard, II° Branche, ed.Mario Roques, París, Champion, 1970, w.3737-3738, p. 16; Miracles de la Vierge, ed.G. Gróber, w. 7-8). Existen, además, alusio-nes a cuentistas anteriores y los trovadoresoccitanos citan muy pronto a los pro-tagonistas de la leyenda. 3. La hipótesis de la existencia de dos au-tores, defendidas por diversos críticos, sebasa en que hasta el verso 2766 aproxima-damente el texto de Béroul y el de Eilhart vonOberg corren paralelos, mientras que a partirde entonces ambos divergen sensiblemente.Existen además contradicciones entre la pri-mera y la segunda parte e incluso diferenciasde lengua y estilo. Sin embargo, existen tam-bién contradicciones dentro de cada una delas partes. 4. El problema de su fecha de composicióntampoco ha recibido una solución satisfacto-
  57. 57. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netria. Se aceptaba que había sido compuestodespués de 1191, basándose en una supues-ta alusión al sitio de Acre en el v. 3849, ocu-rrido durante el invierno de 1190-1191. Losque aceptaban la existencia de dos autoresadelantaban la composición de la primeraparte a después de 1165 (así, Muret en suprimera edición del texto proponía 1190-1191para la segunda parte y después de 1165para la primera. F. Lecoy prefería las de1190-1191 y 1170-1175; para fechar la se-gunda parte tenía además en cuenta la alu-sión a Malpertius, refugio del zorro en el Ro-mán de Renard, que haría pensar que la obraes posterior a 1180 [Romania, 86, 1965, pp.538-545]. Esta alusión no parece ser un pun-to firme para fechar la obra, ya que los rela-tos sobre el zorro fueron divulgados oralmen-te y conocidos mucho antes de redactarse lasobras conservadas). Whitteridge ha mostradoque la fecha generalmente admitida se apo-yaba en una corrección de Muret: en el ma-
  58. 58. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netnuscrito figura dagres y no dAcres (Med.Aev., 28,1959, pp. 167-171). El carácter ar-caico de la descripción de Béroul de la cortede Arturo y su técnica de composición incli-nan a creer que debió de ser escrita antes delgran florecimiento de la novela de tema bre-tón en Francia, poco después de la mitad delsiglo XII. Las coincidencias textuales entrealgunos versos de Béroul y Erec et Enide deChrétien de Troyes hacen pensar en una in-fluencia directa y en la anterioridad del pri-mero (cf. Raynaud de Lage, Romania,83,1962, pp. 522-526). 5. En ocho fragmentos de desigual longi-tud. J. Bédier logró reconstruir las partesperdidas a partir de sus imitaciones extranje-ras, al mismo tiempo que editaba los frag-mentos conservados (Le Román de Tristánpar Thomas, poéme du XII siécle, 2 vol., Pa-rís, Firmin Didot, 1902-1905). Como ediciónmás reciente de las partes conservadas re-cordaremos la de B. H. Wind (Ginebra, Droz,
  59. 59. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net1960). 6. De finales del siglo XII se conservan sóloalgunos fragmentos, hoy en su mayoría des-aparecidos, aunque conocidos gracias a laedición de Wagner (Bonn y Leipzig, 1924).Únicamente dos manuscritos tardíos, del sigloXV, contienen el poema en su totalidad; elfinal de la obra aparece además en otro ex-tenso fragmento. El Tristrant de Eilhart hasido editado por H. Bussmann (Tübingen,Max Niemeyer, 1969). 7. Nada se sabe de su fuente francesa, sal-vo que debió de inspirarse en un texto del N.E., como indica el nombre que da a su prota-gonista, Isalde, y que este modelo era bas-tante cercano al que inspiró la primera partede Béroul. 8. En Thomas y Eilhart (el fragmento deBéroul se interrumpe antes de este episodio)y en la versión del manuscrito 103 de la Bi-blioteca Nacional de París del Tristán en fra-se, la muerte de los amantes se vincula al
  60. 60. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netmotivo de las velas blancas y negras: es laversión que he seguido en esta reconstruc-ción. En cambio, en las restantes versionesdel Tristán en prose, el rey sorprende a Tris-tán en el lecho con la reina y lo hiere con unaespada emponzoñada (una lanza en el Tristónde Leonís). 9. La del manuscrito 103 de la BibliotecaNacional de París, cuyo final se aparta de laversión de la obra en prosa para acercarse ala de los textos en verso. 10. He citado únicamente los poemas epi-sódicos utilizados en esta reconstrucción de laleyenda. Además la continuación del Percevalde Chrétien de Troyes por Gerbert de Mon-treuil nos ha conservado una escena de Tris-tán ménestrel («Tristán juglar»), que refundeun texto anterior. Existe un episodio en elque Tristán regresa vestido de juglar en elTristrant de Eilhart, pero la única semejanzaentre ambos es el disfraz elegido. Un textoalemán contiene el retorno de Tristán disfra-
  61. 61. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netzado de monje: Tristán als Monch. 11. Además de la obra de Gottfried son: 1)La Tristram saga, adaptada en 1226 por frayRoberto para el rey Hakon de Noruega, ver-sión en prosa conservada en manuscritosislandeses. El autor sigue fielmente el modelofrancés, pero lo abrevia y condensa y nosiempre interpreta correctamente el original.2) El Sir Tristrem (ca. 1300) inglés presentala misma tendencia a resumir el original. 3)Los capítulos LXIII-LXVII de la Tavola Riton-da, versión en prosa italiana del siglo XIV,también se inspiran en Thomas. 12. Me limitaré a presentar un breve balan-ce de lo que, en mi opinión, tiene más visosde seguridad y concluiré con algunas suge-rencias acerca de la formación de la leyenda.No hay que olvidar el carácter hipotético detodos los intentos de explicar el origen de laleyenda. 13. Así, Brangien tal vez proceda de Bran-wen, heroína de una historia narrada en los
  62. 62. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netmabinogion galeses, aunque no existe ningu-na relación entre los dos personajes. Kaher-din, hermano de la rechazada esposa de Tris-tán, podría derivarse del gales Kae Hir, aun-que presenta también semejanzas con el tur-co Kahedin. Rivalin, padre de Tristán en algu-nas versiones, tiene un nombre extendido enPequeña Bretaña, etc. Los autores no coinci-den en el número de nombres que suponende origen celta. Obsérvese que ninguno delos tres protagonistas principales lleva nom-bre celta: Tristán (Drystan) es nombre fre-cuente en las dinastías pictas, Iselt podría serescandinavo y Marc procede del latín Marcia-nas. 14. Una tríada es una escueta redacciónnemotécnica de una aventura en la que figu-ran tres héroes. Hay que recordar que Cor-nualla, escenario principal de la historia ypatria del rey Marcos, carece desde principiosdel siglo X de cultura celta por penetraciónanglosajona.
  63. 63. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net 15. Por tanto, las primeras versiones fran-cesas de Tristán son anteriores al tiempo enel que se copiaron estas tríadas, por lo queéstas pudieron ser influidas por los textosfranceses. 16. Se ha interpretado como testimonio deque existían ya en la leyenda las dos Iseos,pero se ha apuntado también que podrían serdos atributos de un mismo personaje. 17. Una geis (plural geasa) es en la litera-tura celta un encanto mágico irresistible. 18. Recogido por J. Markale, Lépopée cel-tique dIrlande, París, Payot, 1971, pp. 153-164. Otros textos que interesan a la leyendade Tristán e Iseo pueden encontrarse en Lé-popée celtique en Bretagne (París, Payot,1971), del mismo autor. 19. En una versión tardía de Diarmaid yGrainne, Diarmaid posee una marca, un lunarde amor, que lo hace irresistible a cuantasmujeres lo ven. Grainne, presa de esa fatali-dad, le impone su geis, que le obliga a rap-
  64. 64. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.nettarla. Ningún texto antiguo avala este rasgoque modifica sensiblemente el sentido delaithed. 20. También aparece en la leyenda irlande-sa de Noisey Derdriu. De hecho, el motivoestá muy extendido. 21. Cf. P. Galláis, Cénese du román occi-dental. Essai sur «Tristán et Iseut» etsonmodele persan, París, Tete de Feuille, Sirac,1974. 22. Resumen hecho a partir de la traduc-ción francesa de la obra persa de H. Massé,Le Román de Wis et Ramin, París, Les BellesLettres, 1959. 23. Un análisis más completo de la obra yuna explicación de diversos episodios puedeencontrarse en la versión que publiqué en1978 en la Editorial Cupsa (Madrid). En ellase explica también la elección entre las diver-sas variantes de los textos antiguos, así comolos nombres de los personajes y los nombresgeográficos que figuran en la versión que
  65. 65. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netaquí se presenta. Las versiones antiguas co-inciden en los nombres de los personajesesenciales, aunque con variantes de formas,pero difieren sensiblemente en los nombresde las figuras secundarias. Destacaré que heprocurado elegir en general las formas másantiguas y más extendidas, salvo cuando latradición de las traducciones castellanas eramuy fuerte. Así, empleo Tristán, como en laprosa francesa, en las versiones castellanas oen Gottfried, mientras que Béroul y Thomasutilizan Tristran y Eilhart Tristrant. La reinade Cornualla y la princesa bretona llevan elnombre de Iseo y su doncella es Brangel co-mo en el Tristán de Leonís y en el Cuento deTristán de Leonís. En cambio, para el rey uti-lizo Marcos (Béroul y Tristán en prose, More,Thomas, Marke, etc.), mientras que en elTristán de Leonís es Mares, derivado del casosujeto del antiguo francés Mars, y en el Cuen-to de Tristán de Leonís, Mars o Mares.
  66. 66. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net La presente reconstrucción He reconstruido la leyenda a partir de lasobras de Béroul, Thomas, Eilhart, Gottfried,la reconstrucción de las partes perdidas deThomas realizada por Bédier, el Tristán enprose (así como el Tristán de Leonís), las dosFolies y los diversos poemas episódicos. Hetenido en cuenta, además, las diversas adap-taciones hechas al francés moderno, en parti-cular las de J. Bédier y A. Mary, de las que hetomado algunos elementos, y las traduccio-nes que de ellas se han hecho al castellano.Siempre que ha sido posible me he inspiradoen la obra de Béroul, traduciendo más o me-nos libremente el poema normando o adap-tándolo. Para los restantes capítulos, he se-guido en líneas generales el orden de los epi-sodios y el desarrollo de la historia de Eilhart,pero tomando numerosos motivos de la ver-sión de Thomas y en ocasiones inspirándome
  67. 67. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.nettambién en la prosa. He incluido los episodiosde Petit-crú y de la Sala de las Imágenes quesólo están documentados en Thomas y en susderivados. Me he inspirado en Eilhart, en la recons-trucción del poema de Thomas, en la versiónen prosa (ms. 103), cuando era posible, y enGottfried para construir los capítulos I-VIII,así como en las adaptaciones de Bédier y Ma-ry. Para la escena del nitro he tomado nume-rosos elementos de Gottfried sin prescindir delas restantes versiones. En los capítulos VIII-XV traduzco libremente el fragmento de Bé-roul, añadiendo algunos detalles tomados deEilhart, Gottfried o la reconstrucción de Tho-mas. Me he inspirado en el Donnei desamants para el capítulo XVI, aunque he modi-ficado el final, como en la adaptación de Bé-dier, para adecuarlo al resto del relato. Elcapítulo XVII está construido a partir de Gott-fried y la reconstrucción de Thomas, pero enambos autores Tristán obtiene el perrillo má-
  68. 68. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netgico en recompensa por su victoria contra elgigante Urgan el Velloso. La idea del Tristánartista, que obtiene algo gracias a su habili-dad con el arpa, procede del episodio del«arpa y la rota» de Thomas y sus derivados,que no he incluido en esta adaptación. Hepreferido tomar este motivo, como ya lo hizoMary, para evitar repetir la lucha contra ungigante en esta escena y en la de la Sala delas Imágenes. El capítulo XVIII se inspira enEilhart, en Thomas y en la prosa; el XIX, enThomas y en su reconstrucción allí donde elpoema no se nos ha conservado. Para loscapítulos XX-XXII he utilizado las obras deThomas y Eilhart. El capítulo XXIII se inspiralibremente en las dos Folies, en Eilhart y enla prosa (ms. 103). Páralos dos últimos capí-tulos he adaptado libremente el poema deThomas con algunos detalles procedentes deEilhart. ALICIA YLLERA
  69. 69. www.TodoEbook.netwww.TodoEbook.net
  70. 70. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netTristán e Iseo
  71. 71. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net 1. Infancias de Tristán eñores, ¿os agradaría oír un hermoso Scuento de amor y de muerte? Se trata dela historia de Tristán y de Iseo, la reina. Es-cuchad cómo, entre grandes alegrías y penas,se amaron y murieron el mismo día, él porella y ella por él. El relato de sus amores seextendió por la verde Erín y la salvaje Esco-cia, se repitió en toda la isla de Miel, desde elmuro de Adriano hasta la punta del Lagarto,halló sus ecos en los bordes del Sena, delDanubio y del Rhin, encantó a Inglaterra,Normandía, Francia, Italia, España, Alemania,Bohemia, Dinamarca y Noruega. Su memoriadurará mientras exista el mundo. El tiempo destructor, que no perdona obrasde poetas ni otra cosa humana, ha destroza-do y reducido a polvo muchos cuadernillos ydestruido más de un pliego en el que los bue-nos troveros de antaño se habían esforzado
  72. 72. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netpor honrar la memoria de los amantes deCornualla. Béroul, Thomas, Eilhart y Gottfriednarraron sus aventuras para que pervivieranen las mentes de las gentes. Hace muchos años reinó en Cornualla unpoderoso rey llamado Marcos. Tuvo que hacerfrente a una dura lucha contra sus vecinosque muchas veces penetraban en su territorioy devastaban sus campos y sembrados. Riva-lín, señor de Leonís, tuvo noticias de la gue-rra y acudió en su ayuda. Sirvió al rey Marcoscon su consejo y su espada como si fuera unode sus vasallos porque deseaba conquistarcon sus hazañas a la bella hermana de Mar-cos, Blancaflor. Cuando se hicieron las pacesel rey se la dio en recompensa. Las bodas se celebraron en el monasteriode Tintagel, donde Marcos tenía su corte.Luego Rivalín regresó a sus tierras llevandoconsigo a Blancaflor. No fue largo el tiempodel solaz para los jóvenes esposos; no habíatranscurrido un año cuando llegaron noticias
  73. 73. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.neta Rivalín de que su viejo enemigo, el duqueMorgan, se había sublevado y saqueaba susburgos y ciudades. Rivalín publicó su bando,reunió sus huestes, confió la reina encinta asu mariscal Roald, al que por su fidelidad to-dos llamaban el Feguardante, y marchó aguerrear a los confines de sus reinos. Roaldcondujo a la reina al castillo de Kanoel, dondefue recibida con los honores que correspondí-an a su rango. La guerra fue dura. Rivalín y sus baronescausaron grandes pérdidas en las tropas desus enemigos, pero en uno de los combatesRivalín perdió la vida. Meses y semanas esperó Blancaflor su re-greso. Al fin nadie pudo ocultarle la tristenoticia. Ni una lágrima escapó de sus ojos, niun grito, ni un lamento, pero sus miembrosse tornaron débiles y flojos; parecía como sisu alma, en su deseo, quisiera arrancarse desu cuerpo. Roald no sabía cómo consolarla: -Reina -le decía-, no queráis acumular los
  74. 74. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netduelos sobre vuestro país; todos cuantos na-cen están condenados a una misma muerte.Dios reciba en su seno el alma del rey, nues-tro señor, y vele por la salud de los vivos. Pero la reina no lo escuchaba. Durante tresdías esperó reunirse con su señor. Al cuarto,dio a luz un hijo al que tomó en sus manosdiciéndole: -Hijo, ¡cuánto he deseado verte! ¡Eres lamás hermosa criatura que nunca mujer llevóen su seno! Triste te he traído al mundo, tris-te es la primera fiesta que puedo hacerte, porti siento tristeza de morir. Y como has llegadoal mundo en medio de la tristeza, tu nombreserá Tristán. Mientras decía estas palabras lo besaba.Poco después entregaba su alma. Roald elFeguardante recogió al huérfano y lo confió auna dama noble, viuda de un caballero muer-to en la guerra, que se encargó de amaman-tarlo. Cuando el infante cumplió siete años, y no
  75. 75. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netnecesitó ya cuidados de mujeres, Roald loconfió a Governal, que se convirtió en sumaestro y mejor amigo. Aprendió a leer y aescribir y en poco tiempo conoció las artesque convienen a un caballero. Governal leenseñó a correr y a franquear de un salto losmás anchos fosos, a manejar la lanza, la es-pada, el escudo y el arco y a lanzar discos depiedra. También se acostumbró a detestartoda felonía, a socorrer a los débiles y aguardar la palabra dada. Le enseñaron diver-sas formas de canto y pronto supo tocar alaperfección el arpa, la rota y la cítara. Era ad-mirable en la caza y corría el ciervo, el gamo,el corzo y el jabalí como pocos jóvenes en elpaís. Al llegar a los quince años, un buen díaGovernal lo llamó aparte y le dijo: -Tristán, ya eres un perfecto doncel; sólouna cosa te falta: buscar tierras lejanas ymostrar tu habilidad en cortes extranjeras.Mucho puedes aprender viajando y así conse-
  76. 76. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netguir precio y renombre. Pide a Roald que tepermita abandonar Carlion durante uno o dosaños para probar aventura. Tristán se alegró al escuchar los deseos deGovernal. -Maestro -le dijo- diríase que habéis leídoen mi corazón. Me gustaría ir a Cornualla,donde mi padre fue a tomar mujer, según loque me habéis contado. Acudió en busca de Roald, quien, con grantristeza, lo bendijo y le dejó marchar en bus-ca de aventuras. Hicieron los preparativos para el viaje.Herraron rocines y acémilas. El Feguardanteentregó a Tristán un palafrén de buen andarcon una silla de alto precio. Tristán marchó,acompañado de su fiel ayo Governal, llevandoel arpa colgada del arzón de la silla. Seisdonceles de su edad, un cocinero y dos mo-zos de cuadra fueron con él. Largo tiempocabalgaron a través de eriales, matorrales,landas y oteros. Atravesaron bosques y va-
  77. 77. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netdearon ríos de aguas profundas hasta llegar alos confines de Cornualla. Entonces Tristánordenó detenerse a sus compañeros y lesdijo: -Pronto llegaremos hasta el señor de estepaís, pero os pido que ninguno sea tan im-prudente u osado como para declararle quiénsoy ni de dónde venimos. Todos asintieron y reemprendieron la mar-cha hasta acercarse a una villa rupestre,donde encontraron a unos segadores queconducían una carreta de heno. Tristán quisoinformarse acerca del lugar en el que sehallaban. -Amigo -dijo llamando a uno de ellos-, ¿sa-bes dónde se asienta el castillo del rey? -Señor, ¿por cuál de ellos preguntáis? Elrey Marcos posee varios y vive en uno u otrosegún la época del año, unas veces en Lan-cien, otras en Tintagel. -¿Está lejos de aquí Tintagel? -No sé -respondió el campesino-. Nunca
  78. 78. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netestuve allí. Pero si marcháis en dirección deponiente, veréis el mar y a la izquierda, sobreun acantilado, encontraréis, según creo, elcastillo preferido de Marcos. Dicen que Tinta-gel es ciudad hechizada: desaparece dos ve-ces al año, una en invierno y otra en verano yse hace invisible incluso para las gentes de laregión. Está rodeada de bosques ricos enagua y caza. Un muro poderoso defiende laciudad del lado del puerto. Cuentan que enotro tiempo lo levantaron gigantes para sudefensa. -Gracias, amigo -le dijo Tristán-. Venimosde lejos y no somos ricos. Ten, sin embargo,para mostrarte nuestro agradecimiento. Tristán le tendió un ferlín. Siguieron su camino durante dos días y dosnoches hasta descubrir el mar en la lontanan-za. Poco después vieron los muros de Tinta-gel que relucían al sol como metales bruñi-dos. A la vista de la ciudad, se detuvieron enun prado, junto a una fuente. Los palafrene-
  79. 79. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netros desensillaron los caballos, el cocineropreparó la comida y todos se sentaron sobrela hierba para el almuerzo. Apenas habían terminado cuando oyeron,en la lejanía, los cuernos y la algarada de unacacería. Un gran ciervo apareció en la lindedel bosque. Poco después, en medio de losladridos y trompetas, surgió la jauría de gal-gos y bracos, seguida de los monteros. Elciervo, viendo su fin próximo, se introduce enel río; la corriente lo arrastra, el animal luchapor volver a la orilla y, acosado, dobla laspatas sucumbiendo. Los cazadores lo rodeany con sus cuernos tocan a pieza cobrada. Tristán atónito observa cómo el monteromayor se apresta a cortar el cuello del animaly a dividir su cuerpo en cuartos. -¿Qué hacéis?, señor -exclama-. ¿Son és-tas las costumbres de vuestro país? ¿Pensáisdespedazar tan noble animal como si fueraun cerdo degollado?
  80. 80. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net El montero mayor era cortés, prudente yde noble conducta. Vio la belleza del joven,sus ricos ropajes, su noble estatura. -Amigo -le respondió-. Primero cortaré lacabeza, luego dividiré el animal en cuatropartes que llevaremos colgadas de los arzo-nes al rey Marcos, nuestro señor. Tal es lacostumbre de nuestro país. Desde los tiem-pos de los más antiguos monteros, así lohicieron siempre las gentes de Cornualla.Pero si tu conoces una costumbre mejor pue-des mostrárnosla. -Señor, puesto que me lo permitís, os mos-traré cómo se deshace el ciervo, según lausanza de nuestro país. Tristán se hincó de rodillas y desolló elciervo antes de deshacerlo; luego despedazóla cabeza, dejando intacto el hueso sacro,según conviene; separó las extremidades, elmorro, la lengua, las criadillas y la vena delcorazón. Entretanto, monteros y lacayos dejauría lo contemplaban arrobados.
  81. 81. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net -Señores -les dijo-, el ciervo está despeda-zado. Ahora preparad la encarna y el cebo. -¡Nunca oímos hablar de tales cosas! -lerespondieron. Tristán tomó las entrañas y los despojos dela cabeza y dio la encarna a los perros. Mastarde enseñó a los monteros cómo debíanpreparar la porción destinada al cebo. Se diri-gió al bosque y cortó grandes ramas. En cadauna de ellas enristró los pedazos bien dividi-dos y los confió a los diferentes monteros: auno la cabeza, a otro la grupa y los grandesfiletes, a éste los hombros, a aquél las ancasy a este otro los romos. Les indicó cómo de-bían colocarse de dos en dos, para cabalgaren buen orden, según la nobleza de los peda-zos enristrados en las horquillas. -Ofreceréis las piezas al rey -les dijo Tris-tán-. Los lacayos os precederán y anunciarána toque de cuerno vuestra llegada al castillo. -Las usanzas de tu país son nobles -le res-pondieron-. Acompáñanos a la corte pues
  82. 82. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netnuestro rey, que es gentil y cortés, se alegra-rá al verte. Mientras cabalgaban, los monteros busca-ron la manera de averiguar quién era estejoven y de qué país procedía que tenía tannobles costumbres. -Parecéis cortés y bien enseñado -le dijo elmontero mayor-. Debéis de ser hijo de ungran noble extranjero. -Mi nombre es Tristán. Mi padre no era unnoble caballero: soy hijo de un mercader deLeonís a quien sus viajes llevaron a paísesdiferentes y le enseñaron las más nobles cos-tumbres. -Noble y cortés debe de ser tu país -le res-pondió el montero extrañado- cuando loshijos de mercaderes poseen tan bellas cos-tumbres y son tan diestros en el arte de mon-tería. Llegaron a las puertas del castillo. Tristántomó una trompa de caza y la tocó. Todos losmonteros lo imitaron hasta que Marcos, sor-
  83. 83. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netprendido por tan insólita costumbre, acudió alas murallas. El montero mayor se llegó hastaél y le explicó la habilidad del joven que leshabía enseñado a despedazar noblemente elciervo. El rey lo recibió con alborozo, ordenóa su chambelán que lo albergase junto a Go-vernal y a todos sus compañeros y lo confióal cuidado de su senescal, Dinas de Lidán, uncaballero joven, fiel y prudente, mesurado ycortés con sus amigos pero fiero y aguerridoen la batalla. El rey tenía entonces unos cuarenta años.Era alto, fornido, fuerte y bien plantado, demirada fiera y altiva, de porte majestuoso.Vestía un manto bermejo y ceñía corona deoro adornada con pedrería. Era gentil, cortésy dadivoso. ¡Nunca se vio rey menos tacaño!Tan limosnero era que no pasaba semana sinque regalase corceles, palafrenes, mantos deescarlata bordados y ricos pellizones. No pasómucho tiempo sin que sintiese gran afectopor el noble extranjero. Tal vez fuese la voz
  84. 84. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netde la sangre que lo inclinaba, sin saberlo,hacia él. Tres años vivió Tristán con el reyMarcos. Durante el día lo acompañaba a lacaza. Marcos le había confiado sus aves ce-treras, sus halcones, neblíes y sus gavilanesy el cuidado de sus arcos y aljabas. Le dioautoridad sobre sus chambelanes, sus maris-cales, lacayos, cocineros y servidores. Todoslo apreciaban y admiraban. Al caer la tarde, Tristán distraía las veladasdel rey con su arpa o su rota. Sentado a suspies sobre un tapiz sarraceno, cantaba lays ylos acompañaba con sus manos finas, delga-das y blancas como el armiño. Marcos secomplacía escuchando el bello lay de Gaelent,al que un hada había amado, o las des-graciadas aventuras de Dido, reina de Carta-go, o la lastimosa historia de Píramo y Tisbe,que murieron por su amor. Llegó el tiempo en que Tristán debió serarmado caballero. Recibió las armas de ma-
  85. 85. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netnos de su tío y regresó a su país, dispuesto avengar la muerte de su padre. Con la ayudade Roald, reunió un gran ejército, retó a Mor-gan y lo mató en duelo; luego restableció susdominios usurpados por el duque. Despuésde unos meses, confió el gobierno de su reinoal reguardante y regresó a Cornualla.
  86. 86. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net 2. El Morholt de Irlanda n aquellos tiempos Cornualla debía pagar Ea Irlanda, cada cinco años, un tributodeshonroso. La costumbre se había impuestotras una guerra desgraciada cuando Marcosera todavía un niño. Reinaba entonces enIrlanda Gormón, hombre poderoso y fuerte,temerario en la guerra, ávido de riquezas yvictorias, despiadado para sus enemigos.Había acrecentado su poder y su renombre altomar por esposa a la hermana del más fieroy temido barón que nunca existió, el Morholt.Por su tamaño descomunal, su altura quealcanzaba la de cuatro hombres, la fuerza desus músculos, la anchura de sus hombros,más parecía gigante que hombre. Se habíaenfrentado con reyes poderosos, había con-quistado grandes dominios y reunido granhaber y nunca había sido derrotado. Tal erasu fama y su fiereza que ningún barón osaba
  87. 87. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netarriesgar su cuerpo luchando contra él. El reyGormón le había encomendado recoger eltributo de los diversos países a los que habíasojuzgado sin que, hasta el momento, nadiehubiera logrado sacudir tan duro yugo. A laentrada de mayo, cuando se cumplía el tér-mino de los cinco años, el Morholt se hacía ala mar en dirección a Tintagel para reclamarlos trescientos jóvenes y las trescientas don-cellas, todos de quince años, que debían serentregados. Un gran clamor se levantó en la ciudad alllegar la noticia de que una nave irlandesahabía arribado al puerto. Las gentes gritabanpor las calles. Damas y caballeros hacíanduelo y decían a sus hijos: «Hijos, ¡en malahora nacisteis y en mala hora os engendra-mos si habíais de ser esclavos en Irlanda!¡Más os valdría que se abriese la tierra y osengullese en su seno antes que ser siervos entierra extraña! Mar, ¿cómo consentiste que la
  88. 88. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netnave llegase al puerto y no la hiciste perecerentre tus olas?» Corría de boca en boca quepronto se echarían las suertes para saberquiénes serían conducidos como esclavos aIrlanda. El rey Marcos había enviado sus cartas se-lladas y sus mensajeros para convocar a to-dos los barones de su reino. Desde días atráshabía perdido su alegría: pasaba el tiempoencerrado en la cámara real, pensativo y taci-turno. Nada lograba distraerlo: ni tablas, nidados, ni ajedrez, ni juglares con sus bellossones, ni aves de cetrería o grandes monterí-as. El Morholt llegó a la sala abovedada en laque Marcos estaba reunido con sus barones.Su voz retumbó en la cámara: -Rey Marcos, mi señor, el rey Gormón deIrlanda, me envía a recoger el tributo quedebes satisfacer cada cinco años. En el plazode dos días reunirás los trescientos jóvenes ylas trescientas doncellas que embarcarán en
  89. 89. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netmi nave para llevarlos como siervos a Irlan-da. Si alguno de tus barones, de igual noble-za que yo, osase declarar que mi señor le-vanta este tributo contra todo derecho y jus-ticia, yo lo desafío a luchar conmigo en la islade San Sansón, a pocas leguas de aquí. Cabizbajos y avergonzados, los barones ca-llaban. Se reprochaban su cobardía, sin atre-verse a entrar en lid contra el Morholt. Seño-res, ¿quién habría sido lo suficientemente au-daz o temerario como para medir sus armascontra el poderoso barón cuya sola vista es-pantaba? ¡El oprobio caiga sobre todos ellos!Contemplaban su espada que tantas cabezasde intrépidos campeones había hecho rodar.¿De qué serviría tentar a Dios aceptando retotan desigual? Los barones se miraban losunos a los otros. ¡Ni uno sólo osó afrontar alfiero irlandés ni aceptar su reto para liberar aCornualla de tan infamante servidumbre! Tristán escuchaba las palabras del Morholty pensaba en remediar esta infamia. Se acer-
  90. 90. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netcó en secreto a Governal y le dijo: -Maestro. Ningún caballero se atreve a me-dirse con el irlandés para defender la libertadde Cornualla. Si tú accedes, yo lo haré: sivenzo conquistaré gran renombre, si perezcono tendría oprobio muriendo a manos de tantemible guerrero. -Hijo -contestó Governal suspirando-, nadielogró nunca derrotar al Morholt y tú eres aúnmuy joven para enfrentarte con un adversariotan poderoso. Tanto insistió Tristán que Governal tuvoque acceder. Tristán se acercó a su tío yarrodillándose a sus pies le dijo: -Señor, durante varios años os serví conlealtad. Os pido que me concedáis el don delibrar la batalla y devolver la libertad a vues-tro reino. ¡Que no puedan decir los irlandesesque este país sólo está habitado por siervos! En vano intentó Marcos hacerle desistir desu propósito. Tristán era joven e intrépido: nole amedrentaba la fuerza del gigante de Ir-
  91. 91. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netlanda. Al segundo día volvió el Morholt a la sala,convencido de que, como en veces anterio-res, se habían echado suertes e iban a entre-gar a los jóvenes. Al verlo Tristán se levantóy lo interpeló: -Señor, nunca este tributo fue pagado porjusticia, sino por fuerza y oprobio. Estoy dis-puesto a combatir cuerpo a cuerpo con vospara defender mis palabras y probar con lasarmas que las gentes de Cornualla son libresy no están sometidas a los irlandeses. Fijaron las condiciones de la lucha, quetendría lugar al tercer día. El irlandés exigíaque el campeón fuese de igual nobleza queél. En medio de la asamblea preguntó elnombre y el origen del muchacho extranjero.Poco sabía el rey mismo del joven por el quesentía una profunda amistad. Mientras todoscallaban esperando su respuesta, Tristánpermaneció unos instantes en suspenso yluego dijo en voz alta:
  92. 92. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net -Señores, mi origen no es menos noble queel del Morholt de Irlanda. Rivalín, rey de Leo-nís, me engendró. El rey Marcos es mi tío ymi nombre es Tristán. El rey Marcos se levantó, lleno de alegría alver que su favorito era su sobrino, pero an-gustiado al pensar que había accedido a unalucha tan desigual. Governal avanzó hacia él. -Rey Marcos -le dijo-, Tristán ha dicho laverdad. Mirad el broche que antaño disteis avuestra hermana Blancaflor como regalo nup-cial. Roald el Feguardante, mariscal de miseñor, me lo entregó para que un día pudie-rais reconocerlo. Marcos tomó el broche y comprobó que erael que había dado a su hermana cuando, trassus bodas, embarcó en el puerto de Tintagel.Era de oro, labrado con piedras preciosas yllevaba grabadas las armas de Leonís y deCornualla. Al amanecer el tercer día, se armaron los
  93. 93. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netcombatientes. Governal vistió a Tristán conuna loriga de acero colado, cubrió sus piernasde grebas de hierro, enlazó su yelmo, fijó asus pies las espuelas de oro y lo revistió delescudo. El rey Marcos le ciñó la espada y leentregó un corcel bien enjaezado. Luego loabrazó encomendándolo a Dios. Entre tantolas gentes del Morholt armaron a su señor. Los cornualleses escoltaron a Tristán hastala marina donde habían preparado dos bar-cas: en cada una de ellas embarcaría uno delos combatientes con sus monturas. El Mor-holt tomó el primero una barca, ató al mástiluna rica vela de púrpura, cogió el remo y sedirigió a la isla. Atracó la barca a la orillamientras Tristán tocaba tierra y con el pieempujaba la suya hacia el mar. -¿Qué haces?, joven insensato -le dijo el ir-landés-. ¿No ves que el mar arrastra tu bar-quilla? -Morholt -respondió Tristán-, sólo uno delos dos regresará con vida: una barca será
  94. 94. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netsuficiente. El Morholt contemplaba conmovido la ju-ventud y valentía de su adversario. Le ofreciósu amistad y grandes riquezas si desistía delcombate, arrepentido de matar a tan buencaballero. Pero Tristán no podía acceder si nolograba devolver a Cornualla su libertad yeximirla del deshonroso tributo. Montaron en sus corceles. El Morholt se cu-brió con el escudo, bajó la lanza, espoleó sumontura y la empujó contra Tristán que lorecibió lanza en ristre, el cuerpo cubierto porel escudo. Tan fuerte fue el choque que laslanzas volaron en pedazos y los dos caballe-ros cayeron a tierra heridos. Se incorporarony, sacando la espada, prosiguieron el comba-te. El Morholt era fuerte y robusto como nun-ca se vio hombre igual. Tristán esquivabadiestramente sus golpes y le replicaba convalor. Allá en la orilla los cornualleses batíanpalmas en señal de duelo mientras que losirlandeses, sentados ante sus tiendas, reían
  95. 95. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netfestejando ya su victoria segura. Tristánblandió la espada y asestó sobre la cabeza desu adversario tan duro golpe que le hendió elyelmo, atravesó el almófar y la cofia y unpedazo de su espada quedó clavada en lacabeza del gigante. Enfurecido, el Morholtlogró alcanzar con su espada el costado iz-quierdo de Tristán, hiriéndole en la cadera. Elesfuerzo y la herida hicieron sucumbir al gi-gante, que cayó a tierra muerto. Tristán em-barcó y se dirigió hacia la costa. Era la horade nona cuando los cornualleses vieron apa-recer a lo lejos la vela púrpura del irlandés:«El Morholt», exclamaron y un clamor de an-gustia y aflicción resonó en la playa. De re-pente, en la cresta de una ola, pudieronapreciar al caballero que se erguía en la proa:era Tristán. Todas las barcas volaron a suencuentro. Los jóvenes se tiraban al mar pararecibirlo. Tristán saltó a la playa: las madresse arrodillaban a su paso y besaban sus cal-zas.
  96. 96. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net -Señores irlandeses -gritó a los compañe-ros del gigante-, el Morholt luchó con todassus fuerzas hiriéndome duramente. Pero sucuerpo quedó en la isla. ¡Id a recogerlo y de-cidle a vuestro rey que éste es el tributo delos cornualleses! Las gentes de Tintagel los despidieron en-tre gritos de alborozo, risas y algaradas:«¡Marchaos y nunca más piséis nuestras cos-tas! ¡En mala hora acudisteis a Cornualla!» En medio de los cantos de alegría, del tañi-do de las campanas, de la algarabía de trom-pas y bocinas, llegó Tristán hasta el rey quehabía salido a su encuentro. Entonces se des-plomó en sus brazos mientras la sangre bro-taba de sus heridas. Los hombres del Morholt regresaron a Ir-landa. Antaño, cuando el Morholt abordabaen el puerto de Weiseforte, se alegraba al vera sus hombres reunidos que lo aclamaban. Lareina Iseo, su hermana, y su sobrina, Iseo laBrunda1, una muchacha de catorce años bella
  97. 97. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netcomo el alba al apuntar el día, acudían a suencuentro. La reina y su hija conocían la vir-tud de cada planta y preparaban bálsamos ybrebajes capaces de curar todas las heridas yde reanimar a los enfermos en los que yaaparecía el color de la muerte. Mas, ¡de quéservirían ya sus recetas mágicas, sus filtros,sus ungüentos y las hierbas recogidas a lahora propicia! El Morholt yacía muerto, cosidoa una piel de ciervo, el fragmento de la espa-da de Tristán aún clavado en su cráneo. Con-dujeron el cadáver al castillo. Los caballerosacudieron a su encuentro. Las gentes se la-mentaban: «¡Por nuestro mal se reclamó eltributo!», decían. La rubia Iseo lavó el cadá-ver y extrajo de su cabeza el pedazo de aceroque guardó en una arqueta de marfil, tanpreciosa como un relicario. Inclinada sobre elcadáver, repetía sin fin el elogio del muerto,lloraba y maldecía al joven asesino, el tributoy las tierras de Cornualla. Su duelo se unía alde su madre y al de todo el pueblo. Ese día,
  98. 98. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.netIseo la Brunda aprendió a odiar el nombre deTristán de Leonís.1. Brunda: rubia. 3. El viaje a la aventura
  99. 99. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net ntretanto en Tintagel los criados del rey EMarcos habían conducido a Tristán a unabella cámara, adornada con tapices preciososy hermosas pinturas. Acudieron los más pres-tigiosos médicos del reino. Le dieron brebajesde hierbas diversas, le pusieron ungüentos ybálsamos; pero, a pesar de todos sus esfuer-zos, no pudieron curar la herida que habíarecibido en la cadera. Comprendieron que elMorholt lo había atacado con una espada em-ponzoñada y que nada podían sus pócimas yremedios contra el veneno. La herida empeo-raba: supuraba una sangre negra y corrom-pida. Tal era su hedor que ni parientes niamigos podían resistir su compañía, salvo elrey Marcos, su fiel ayo Governal y Dinas deLidán. Al conocer su estado, los barones decí-an entristecidos: «Tristán, amigo. ¡Caro com-prasteis la libertad de Cornualla!», y lamen-taban su juventud y valentía que tan mal finhabían de tener.
  100. 100. www.TodoEbook.net www.TodoEbook.net La angustia y el dolor impedían a Tristánencontrar reposo. Rechazaba todo alimento.De día en día disminuían sus fuerzas. Su ros-tro se volvió pálido, su cuerpo adelgazó: na-die que lo hubiera conocido antes podría re-conocerlo. Pidió al rey que lo llevasen a unapequeña cabaña junto a la costa allí, recos-tado ante el mar que había traído al Morholt,esperaba la muerte. Un día que se entretenía mirando los acan-tilados que se extendían más allá del puerto,pensó buscar remedio en un país lejano,allende el mar, donde tal vez encontrase cu-ración su herida. Llamó a Governal y lo envióal rey rogándole que acudiese a su lado. Mar-cos escuchó los deseos de su sobrino acha-cándolos a delirio. Pero Tristán persistía en supropósito y al final el rey accedió a prepararuna barquilla con alimentos y un tonel deagua dulce. Cuando estuvo aparejada, lo lle-varon hasta ella. Tristán se hizo a la mar enla nave, sin más compañía que su arpa. Go-

×