Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Encyclopédie Médico-Chirurgicale – E – 26-160-A-10                                                                        ...
E – 26-160-A-10                          Uso provisional de ortesis en los miembros                                       ...
Kinesiterapia                             Uso provisional de ortesis en los miembros                              E – 26-1...
E – 26-160-A-10                                   Uso provisional de ortesis en los miembros                              ...
Kinesiterapia                             Uso provisional de ortesis en los miembros                                E – 26...
E – 26-160-A-10                          Uso provisional de ortesis en los miembros                                       ...
Kinesiterapia                            Uso provisional de ortesis en los miembros                                   E – ...
E – 26-160-A-10                           Uso provisional de ortesis en los miembros                                      ...
Kinesiterapia                                              Uso provisional de ortesis en los miembros                     ...
E – 26-160-A-10   Uso provisional de ortesis en los miembros   Kinesiterapia

Bibliografía




10
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Uso Provisional De Ortesis En Los Miembros

11,964 views

Published on

Published in: Health & Medicine
  • Be the first to comment

Uso Provisional De Ortesis En Los Miembros

  1. 1. Encyclopédie Médico-Chirurgicale – E – 26-160-A-10 E – 26-160-A-10 Uso provisional de ortesis en los miembros J Paysant N Martinet MF Ferry JM André Resumen. – El uso provisional de ortesis en los miembros constituye en sí mismo un acto tera- péutico, sujeto a modificaciones en el transcurso de la rehabilitación y la readaptación, en con- cordancia con los cuidados brindados y los progresos realizados. El uso provisional de aparatos ortopédicos comprende el empleo de ortesis hechas por modela- do o por moldeado y que requieren materiales relativamente poco costosos, pocas herramien- tas y breve tiempo de fabricación, o bien el empleo de aparatos fabricados en serie, adaptables al ser colocados. Se utiliza sólo por prescripción médica. En su confección, colocación y utilización intervienen diversos profesionales: médico, enfermera, auxiliares en medicina física y en readaptación, ergo- terapeuta, kinesiterapeuta, podólogo, ortoprotesista. Las modificaciones morfológicas y funcio- nales que se observan después de la aparición de una deficiencia hacen necesario el control dia- rio por parte del equipo terapéutico y del paciente, así como la pronta realización de las adap- taciones sucesivas que sean necesarias. Una de las características del uso provisional de aparatos ortopédicos es su constante sincroni- zación con los progresos que se van logrando. Mediante el uso provisional de ortesis en los miembros se buscan varios objetivos: prevención de deformaciones y mantenimiento de postu- ras ortopédicas durante los procesos de rehabilitación y de readaptación, colocación de los apa- ratos con el fin de facilitar la recuperación, ayuda a una función o su suplencia. El uso provisional de aparatos ortopédicos permite una rápida autonomía del paciente, de suma importancia para el proceso de readaptación. En algunos casos, constituye el paso previo al uso definitivo de aparatos en la fase de secuelas. © 2002, Editions Scientifiques et Médicales Elsevier SAS, París. Todos los derechos reservados. Palabras clave: uso de aparatos ortopédicos en los miembros, ortesis. Introducción anomalías morfológicas y funcionales daptación [21, 28]. Sus diversas utilidades que se van a corregir o a suplir. difieren esquemáticamente de acuerdo Una ortesis es un aparato ortopédico Es indispensable una descripción preci- con la fase evolutiva de la afección tra- que se coloca sobre la superficie de un sa del tipo de ortesis y de sus elemen- tada: miembro con el fin de lograr uno o tos clave, valiéndose si fuera necesario — durante la fase de cicatrización de varios de los siguientes objetivos: de la nomenclatura de las ortesis del las lesiones, el objetivo es la consolida- — inmovilizar segmentos musculoes- Comitee on Prosthetics and Orthetics. ción de los tejidos lesionados y preve- queléticos; Esta prescripción escrita constituye el nir cualquier complicación, sobre todo — disminuir la presión durante el documento de referencia durante el las deformaciones secundarias; se las apoyo; seguimiento y la evaluación. denomina «ortesis preventivas»; — prevenir o corregir deformaciones; Existe una gran diversidad de materia- — durante la fase de lesiones constitui- — mejorar una o varias funciones. les [31] y procedimientos en la fabrica- das, la cicatrización está afectada y exis- Se trata de un acto terapéutico para el ción de estas ortesis [29]. Es requisito pre- ten carencias anatómicas o funcionales; que se exige una prescripción médica vio definir muy bien los objetivos y estas ortesis pueden ser «correctivas» precedida de la identificación de las precisar claramente las características y/o «sustitutivas». El objetivo puede ser de tipo lesional o ambiental (fragilidad corregir un defecto anatómico, mejorar cutánea, alteraciones de la sensibilidad, (recuperar o adaptar) una función o sen- alteraciones del tono muscular, debili- cillamente suplirla. Jean Paysant : Praticien hospitalier universitaire. dad muscular, dificultades de acepta- Cada tipo de ortesis puede cumplir una Noël Martinet : Docteur, médecin-chef du centre d´appareilla- ción, necesidades estéticas, dificultades o varias de las funciones antes mencio- ge de Gondreuille. Marie-Frédérique Ferry : Cadre de santé masseur kinésithéra- para la colocación de la ortesis, entorno nadas [23]. peute. Jean-Marie André : Professeur des Universités, praticien hospi- personal y profesional, etc.). El carácter temporal o provisional de talier. Las ortesis son en sí mismas un medio una ortesis no modifica en absoluto los Institut régional de réadaptation, 35, rue Lionnois, 54042 Nancy cedex, France. terapéutico de la rehabilitación y la rea- objetivos generales anteriormente des-
  2. 2. E – 26-160-A-10 Uso provisional de ortesis en los miembros Kinesiterapia critos. Solamente los medios disponi- Indicaciones Cuadro I. – Posición de función y realiza- bles (materiales, técnica de fabricación, etc.) deben adaptarse para permitir la y objetivos generales ción de ortesis (según [17]). sincronización con las actividades de de las ortesis Posición Posición de la ortesis rehabilitación y la adaptación a la evo- provisionales de función lución de las lesiones y de las incapaci- Miembro superior dades. El uso de aparatos provisionales La indicación de una ortesis [30] y sus ca- debe ser por lo tanto simple y adapta- racterísticas dependen no solamente de Mano: ble a la evolución. Posteriormente se las lesiones presentes y de las alteracio- IFP 50° flexión 35° flexión emplearán o no aparatos definitivos, nes funcionales sino también de la evo- MCF 30°/40° flexión 35° flexión decisión que se tomará teniendo en lución y de la fase de la afección. La Pulgar: cuenta el estudio de las lesiones pero denominación tradicional de «ortesis CM 30° rotación 35° flexión sobre todo el aspecto funcional y situa- preventivas» y «ortesis correctivas y sus- interna y abducción cional. titutivas» depende de la fase de evolu- 40°/60° ción de la lesión para la cual se emplea. MCF 20° flexión 30° flexión Algunas ortesis provisionales son apa- IF extensión total 30° flexión ratos complejos y costosos y, en algu- nos países, el reembolso de su costo Muñeca: FASE DE CICATRIZACIÓN Prensión 15°/20° 5°/10° extensión requiere una prescripción hecha por DE LAS LESIONES: ORTESIS extensión una persona autorizada o bien el visto PREVENTIVAS Higiene personal Si las dos muñecas están bueno de una comisión ad hoc [5]. No 20°/30° extensión con férula, férula no I Inmovilizar de manera estricta: dominante en flexión 10° obstante, en general se trata de «apara- tos ortopédicos sencillos» [3] fabricados ortesis para tratamiento ortopédico Codo: con materiales brutos por terapeutas, 100° flexión 70°/80° flexión ortoprotesistas o no, o suministrados Para una inmovilización estricta en la 10°/15° supinación en serie, simplemente adaptados o que se impida cualquier movimiento antebrazo incluso modificados. El paciente con será necesaria una indicación ortopédi- Hombro: un aparato ortopédico debe recibir in- ca. En el tratamiento ortopédico de una 45° flexión 30°/45° flexión formación explícita y práctica, oral y si lesión del aparato locomotor se debe 90° abducción 45° abducción 20° rotación externa 10° rotación interna es posible mediante fichas de informa- cumplir una serie de condiciones preci- ción. Además, debe prestársele ayuda sas (inmovilización en posición de re- Miembro inferior si surge un problema. ducción específica o en posición de función, zona para modelar y no com- Tobillo: Cualquier prescripción de un aparato 10° dorsiflexión/20° 0° (marcha) ortopédico implica un debido control; primir, tiempo de la utilización de la flexión plantar particularmente en la fase de prueba ortesis hasta la consolidación). La cica- 0°/10° flexión plantar con el ortoprotesista, etapa en la que se trización fisiológica de los tejidos óseos (en reposo) realizan los ajustes antes de la entrega o de los tejidos blandos determina las Rodilla: de una ortesis compleja. condiciones de realización de estos 0°/60° flexión (90° 10°/20° flexión para Después de su colocación se evalúan la aparatos ortopédicos (reglas habituales en la rodilla) pasar el pie de modelado de las ortesis). La inmovi- 0°/reposo eficacia y la tolerancia. La eficacia se Cadera: lización puede realizarse en posición valora en parte por la aceptación 0°/30° flexión 5°/10° flexión de reducción (por ejemplo, guantelete (correspondiente al tiempo real de uti- 0° rotación de la muñeca en flexión, desviación lización una vez colocada la ortesis) y cubital para una fractura del escafoides por el rendimiento [12]. El rendimiento o bota en equino para una ruptura ope- se evalúa utilizando un cuestionario ca). A veces concierne a una sola articula- rada del tendón de Aquiles) o bien en específico o mediante la exploración ción con el fin de transmitir a otra articu- posición de función. Castaing define la funcional, particularmente desde el posición de función como aquella en la lación vecina los esfuerzos creados por el punto de vista energético. En algunos cual las superficies articulares presen- trabajo del miembro (ortesis llamadas países existen comisiones de evalua- tan mayor contacto, los músculos y los «de localización»). ción de los productos y las prestacio- ligamentos se encuentran en tensión Estas ortesis, tradicionalmente llama- nes, encargadas de inscribir como equilibrada y los movimientos hacia das ortesis de estabilización, son de reembolsables los materiales nuevos todas las direcciones se hacen con el naturaleza estática y la mayoría de las que demuestren un interés válido. máximo de amplitud (cuadro I). Estas veces amovibles. La conservación de Además, es obligatorio comunicar a los ortesis de inmovilización estricta por lo una función parcial o total permite el registros de control de materiales todos general son inamovibles. mantenimiento de los esquemas neuro- los accidentes e incidentes que ocurran motores. con el uso del material. I Inmovilización parcial, relativa A continuación se presentará primero y/o discontinua: ortesis I Proteger de traumatismos una descripción por objetivos de las principales categorías de ortesis de de inmovilización y de los esfuerzos por presión acuerdo con la fase de evolución de la y de estabilización durante el apoyo: ortesis lesión. Luego se analizarán en orden Algunas lesiones óseas, ligamentosas, de protección y ortesis topográfico y con una finalidad prácti- tendinosas y/o musculares necesitan de descarga ca las ortesis más utilizadas o bien solamente la inmovilización parcial de La finalidad de las ortesis de protección aquellas que sirven de ejemplo. Al un segmento del miembro (dejando libre es evitar nuevos traumatismos: prote- hablar de cada aparato en particular se la articulación supra y subyacente) o bien ger de los choques y/o de los movi- mencionarán los objetivos, las indica- inmovilizar la articulación en un solo mientos en un foco de fractura estable ciones, la descripción técnica de la orte- plano de movimiento (ejemplo: inmovili- pero aún no consolidado, evitar tensio- sis y las condiciones de utilización en zación selectiva de la inversión/eversión nar las estructuras nerviosas, tendino- rehabilitación. del tobillo mediante una ortesis neumáti- sas o ligamentosas durante la repara- 2
  3. 3. Kinesiterapia Uso provisional de ortesis en los miembros E – 26-160-A-10 ción de los tejidos. Las ortesis de des- que llevan pasivamente los dedos en utilización deben seguirse cuidadosa- carga tienen como finalidad limitar extensión en el caso de una parálisis mente las instrucciones, procurando total o parcialmente los esfuerzos por radial periférica). que el soporte horizontal del antebrazo presión durante el apoyo. presente una discreta posición proclive de la mano. Estas ortesis amovibles I facilitan la movilización pero también Prevención de deformaciones Descripción pueden utilizarse para una inmoviliza- y retracciones de las ortesis ción estricta, particularmente en las Estas ortesis llamadas «de reposo» son provisionales de uso luxaciones anterointernas del hombro. ortesis estáticas. Tienen una finalidad Las cervicalgias secundarias son rara- antiálgica pero desempeñan sobre todo más frecuente mente importantes con este tipo de un papel preventivo, evitando la apari- ortesis (figs. 1, 2); ción de deformaciones osteoarticulares [16] De acuerdo con la experiencia de los autores, para uso provisional basta con — la ortesis codo contra el cuerpo (por ejemplo, en las manos reumáticas), tipo Gilchrist, también llamada ven- o la retracción de las estructuras periar- un número limitado de ortesis, las cua- les pueden destinarse a la totalidad de daje tipo Mayo Clinic, permite una ticulares (por ejemplo, retracciones y inmovilización muy cómoda median- anquilosis por inmovilización o por un miembro, a una sola articulación o a un segmento del miembro. te el empleo de una banda de jersey lesión neurológica con parálisis y/o (tejido de punto) de forma tubular y alteraciones del tono muscular) [5]. agujereada proximalmente para la [13, 20] MIEMBRO SUPERIOR entrada de la raíz del brazo y distal- FASE DE SECUELAS: ORTESIS I mente para la salida de la mano. La Aparatos de inmovilización CORRECTIVAS Y SUSTITUTIVAS parte proximal del jersey a partir del plurisegmentaria del miembro hombro lesionado continúa alrededor I Corrección de deformaciones: superior del cuello para luego descender a la ortesis llamadas «de postura Ortesis de inmovilización codo contra muñeca y sostenerla. La parte distal y de corrección» el cuerpo del jersey a partir de la muñeca conti- La mayoría de las veces los aparatos núa alrededor del tronco, alcanza por El objetivo es la inmovilización del actúan de modo estático y su finalidad detrás la parte distal del brazo y lo miembro superior manteniendo el es mantener una posición previamente mantiene en aducción por una vuelta húmero en aducción y rotación interna. corregida o bien corregir progresiva- de jersey que se fija con un segundo Están indicadas sobre todo en las lesio- alfiler de gancho. De esta manera se mente o por etapas una postura anor- nes traumáticas del húmero y de la cin- mal. De este modo, al tensionar estruc- mantiene el brazo adosado al cuerpo, tura escapular, muy especialmente en en rotación interna y con el codo fle- turas articulares o periarticulares la las luxaciones glenohumerales y las ortesis logra un estiramiento capsular xionado a 90°. Se trata de una inmovi- fracturas de la extremidad superior del lización muy cómoda que permite ini- que permite ganar amplitud en la movi- húmero. Se utilizan durante la fase de lidad articular y, por lo tanto, estirar ciar con facilidad la rehabilitación, inmovilización, la cual debe ser lo más especialmente con movimientos pen- una estructura musculoligamentosa. corta posible (principios de la movili- Las ortesis también pueden ser dinámi- dulares del hombro y de manteni- zación precoz: a los 5 días cuando hay miento del codo y la muñeca. En las cas si se diseñan de tal manera que lesión estable y como plazo máximo 21 puedan aplicar una fuerza continua, la patologías traumáticas es prioritario días en los otros casos), como también recuperar la extensión completa del cual conseguirá una corrección progre- entre las sesiones de movilización. Esta siva y permanente. Las ortesis dinámi- codo, lo cual va a permitir una movi- inmovilización se emplea igualmente lización más fácil de la glenohumeral cas permiten además la movilización en algunos casos de hombros hemiplé- activa gracias a la acción de los antago- al lograr alinear axialmente el miem- jicos dolorosos, sobre todo como sopor- bro mediante la gravedad. Esta ortesis nistas sanos. te para el antebrazo y de coaptación. requiere materiales muy baratos pero No obstante, se prefieren ortesis más exige ajustes frecuentes y una depura- I Estimulación simples como «el cabestrillo con dos da técnica de confección (fig. 3); de una recuperación anillos». Las mismas consideraciones — con la ortesis codo contra el cuerpo o de una adaptación: ortesis son aplicables a las lesiones periféricas de Gerdy o vendaje de Dujarrier se «de rehabilitación» globales del miembro superior, particu- logra una inmovilización estricta del larmente las lesiones del plexo braquial hombro pero ningún grado de movili- Algunas ortesis llamadas «ortesis de en su fase precoz. Por lo general la tole- rehabilitación» tienen como finalidad dad del codo es posible, impidiendo así rancia cutánea es buena, incluso cuan- su movilización. Se escoge este disposi- colocar la parte lesionada en condicio- do la sensibilidad resulta afectada. Es nes convenientes para permitir una tivo cuando se busca una inmoviliza- imperativo controlar el codo pues su ción prolongada en un paciente presu- recuperación o bien para implementar flexión exagerada trastorna el retorno miblemente poco inclinado a respetar- una nueva estrategia de utilización en venoso. la. Una vez comprobada la ausencia de caso de lesiones definitivas. Las ortesis de inmovilización en aduc- complicaciones respiratorias, esta in- ción/rotación interna, codo contra el movilización con jersey puede refor- I Suplir una función: ortesis cuerpo, más utilizadas son de tres tipos: zarse con vendas de banda adhesiva sustitutivas — el cabestrillo o soporte del antebra- elástica o con vendas de tejido de fibra Pueden ser ortesis estáticas (por ejem- zo acompañado eventualmente de una de vidrio elástico. Como se trata de una plo, las ortesis de tenodesis en las pará- banda de fijación al tronco que además inmovilización generalmente prolon- lisis de los dedos que posibilitan la permite bloquear los movimientos de gada (aunque sin sobrepasar las 3 prensión mediante la extensión de la antepulsión, retropulsión y rotación del semanas a causa del riesgo de retrac- muñeca) o más a menudo ortesis diná- hombro. Esta ortesis denominada «cha- ción capsular), precisa cuidados espe- micas, que permiten a los músculos leco ortopédico» forma parte de los ciales de limpieza y esparcir polvos de antagonistas de los músculos paraliza- aparatos sencillos, fabricados en serie talco sobre las zonas de maceración. Se dos ser eficaces (por ejemplo, las ortesis en tres tamaños. Cuando se escoge su puede colocar en la axila un cojín de 3
  4. 4. E – 26-160-A-10 Uso provisional de ortesis en los miembros Kinesiterapia Se envuelven varias vendas en diversas direcciones con el fin de mantener el miembro superior en coaptación y en aducción/rotación interna (fig. 4). Ortesis de inmovilización del hombro en abducción [33] Su finalidad es lograr la inmovilización de la articulación glenohumeral en abducción parcial. Se trata de ortesis que mantienen el brazo en una posi- ción de abducción, generalmente a 80°, y solamente a partir de esta posición puede hacerse una movilización en abducción. Estas ortesis de abducción o férulas toracobraquiales están indicadas sobre 1 Cabestrillo de antebrazo, fabricado en serie. todo para las lesiones del manguito de 4 Vendaje de inmovilización codo contra el cuer- los rotadores y más aún en la fase de po tipo Gerdy. cicatrización (3 a 6 semanas) durante el postoperatorio de suturas tendinosas. También se emplean en traumatología para mantener las posiciones de reduc- ción (fractura del tubérculo mayor, lesiones del manguito). Cuando se utiliza después de operar una ruptura del manguito de los rota- dores, la férula toracobraquial se coloca con una abducción de 80° en relación al plano fisiológico del omóplato, con una antepulsión de 30° procurando contro- lar todo movimiento de retropulsión y de rotación externa. Debe controlarse muy bien el punto de apoyo del codo sobre la férula a causa del riesgo de 5 Férula toracobraquial de inmovilización en compresión del nervio cubital. El inte- abducción, fabricada en serie. rés de este tipo de férula reside en que se puede hacer una rehabilitación de 2 Cabestrillo de antebrazo, fabricado en serie, movilización pasiva por encima de la con banda de fijación al tronco. posición de abducción dada por la férula (mantenimiento de las amplitu- des pasivas totales) antes de iniciar un programa de trabajo activo de los mús- culos del manguito una vez obtenida la cicatrización tendinosa. Se dispone de diversos tipos de férulas toracobraquiales: férulas de abducción fabricadas en serie, regulables y de dife- rentes tamaños, algunas pueden modi- ficarse transformando su armazón o inflándolas (fig. 5). Otras se confeccio- nan generalmente en resina y a medida, siendo adecuadas para un morfotipo 6 Férula toracobraquial de inmovilización en particular pero con riesgo de retropul- abducción, hecha a medida. sión del hombro (verificar la ausencia de rotación del aparato) (fig. 6). El cojín de abducción tiene las mismas Actualmente hay otras ortesis que se indicaciones. Se utiliza como relevo de utilizan mucho menos: las férulas toracobraquiales o eventual- — la férula de postura en abducción mente desde el comienzo debajo de los articulada con módulos. Permite elegir vendajes que mantienen el codo contra 3 Vendaje de inmovilización codo contra el cuer- posiciones de inmovilización dentro de el cuerpo (fig. 7). Fabricado en las po tipo Gilchrist. los tres planos del espacio; estructuras de atención médica con — el aparato toracobraquial liviano espuma de poliuretano recubierta de confeccionado con materiales modela- jersey y de cinchas de tela, reemplaza abducción, eventualmente un tampón dos al calor y vendido a menudo en ventajosamente los cojines de abduc- americano evitando de este modo la forma de kit; ción comercializados, para uso perso- retracción capsular. Debe mantenerse — la clásica férula de Pouliquen con nal (abducción fija, adaptación difícil siempre la posición alta de la mano con sus tres partes articuladas (torácica, en algunos morfotipos, riesgo frecuen- relación al codo. braquial y antebraquial). te de retropulsión del hombro). 4
  5. 5. Kinesiterapia Uso provisional de ortesis en los miembros E – 26-160-A-10 7 Cojín de abducción. Ortesis helicoidal del miembro 10 Hombrera activa tipo Omotrain. superior 8 Ortesis helicoidal del miembro superior. Esta ortesis utilizada en las parálisis del plexo braquial tiene un objetivo doble: no y cómodo, es muy aceptado tanto en por una parte, postural y por consi- patologías de origen neurológico como guiente de mantenimiento articular, en casos de traumatología entre las por otra parte, supletorio de una fun- sesiones de movilización (fig. 11). Se ción. Su forma espiroidal se envuelve debe pasar la parte proximal detrás del alrededor del brazo y del antebrazo. tronco y luego sobre el hombro contra- Posee una articulación del codo mante- lateral. Su simplicidad lo hace reco- nida unilateralmente, una manga bra- mendable, permite la suspensión pre- quial abierta por detrás y una antebra- coz de las inmovilizaciones y evita de quial con abertura medial. Se le puede esta forma las exclusiones del miembro agregar un bloqueo opcional a nivel del superior. codo, del mismo modo que una ortesis de mano de acuerdo con el estudio de I Brazo y antebrazo las lesiones (fig. 8). La fabricación de esta ortesis compleja Ortesis braquial de Sarmiento [19, 22] 9 Anillos de clavícula. debe llevarla a cabo un ortoprotesista Esta ortesis humeral es un brazalete experimentado. amovible hecho con material termo- plástico modelado sobre los relieves I Hombro musculares. Su modelado debe ser pre- I Clavícula y articulación acromioclavicular Hombrera activa tipo Omotrain ciso y comprender el hombro y el olé- cranon. Su principio se basa en el cilin- El tratamiento con ortesis de las lesio- Esta ortesis de estabilización y de susti- dro de compresión, que permite mante- nes de la articulación acromioclavicu- tución, mediante la coaptación de la gle- ner alineadas en su eje las fracturas del lar se limita al empleo de anillos de cla- nohumeral, vuelve a centrar la cabeza tercio medio de la diáfisis humeral, lo vícula o «vendajes en forma de 8» que humeral evitando de este modo el sín- cual posibilita un tratamiento funcional reducen e inmovilizan evitando al drome del descolgamiento del miem- precoz. Esta ortesis se utiliza frecuente- mismo tiempo la superposición de los bro, el cual produce una subluxación mente después de una inmovilización fragmentos de la clavícula. Se confec- inferior con sintomatología dolorosa. de 10 días con un vendaje de Gerdy, cionan con productos fabricados en Se utiliza sobre todo en las lesiones lapso que permitirá la disminución del serie y se colocan durante cuatro sema- proximales del miembro superior de edema y el comienzo de la consolida- nas en apoyo sobre las dos clavículas, origen neurológico con preservación ción del foco de fractura (fig. 12). lo cual mantiene los hombros en retro- funcional de codo y mano. Algunos pulsión. Deben ser regulables por atrás grupos médicos la prescriben en las y de manera simple, no deben causar lesiones tendomusculares del mangui- Inmovilizaciones ortopédicas: molestias en la cara anterior de los to (fig. 10). escayolas y resinas hombros (fig. 9). La férula en 8 hecha braquioantebraquiales, escayolas Sin embargo, su colocación es difícil y a y resinas braquioantebraquiopalmares, con escayola, con las mismas indicacio- menudo es necesaria la ayuda de otra guantelete antebraquial nes en las fracturas claviculares, se uti- persona. El reajuste de la cabeza puede liza cada vez menos. lograrse con un simple cabestrillo de Sus indicaciones competen al cirujano En segundo término, se emplean con- dos anillos. ortopédico e implican posiciones de tenciones en las disyunciones de la arti- reducción especiales (flexión/desvia- culación acromioclavicular consisten- ción cubital en la fractura del escafoi- Cabestrillo de doble anillo des, flexión del codo a 100-110° en las tes en vendajes a veces elásticos, en «tahalí», que se dejarán durante la cica- Confeccionado con diversas telas, a luxaciones posteriores del codo, etc.). trización capsuloligamentosa, es decir veces banda de gomaespuma recubier- Deben respetarse las reglas particulares 3 a 4 semanas. Su eficacia es parcial y se ta con un jersey tubular, es muy útil y de modelado protegiendo las zonas de utilizan en los primeros grados de rotu- eficaz si se tiene cuidado de mantener riesgo con jersey y gomaespuma [6]. Se ra cuando no está indicada la fijación bien alineado el codo al eje del húmero. colocan durante el tiempo que sea quirúrgica provisional. Este cabestrillo de costo muy bajo, livia- necesario para obtener la consolidación 5
  6. 6. E – 26-160-A-10 Uso provisional de ortesis en los miembros Kinesiterapia 13 Inmovilización braquiantebraquiopalmar 15 Férula posterior de codo. con adjunción. 11 Cabestrillo de doble anillo. tud obtenida después de una artrólisis y/o movilizaciones del codo en fle- xión/extensión. Se utilizan «articula- ciones-goniómetros» colocadas en bra- zaletes termoplásticos (fig. 16) o de resi- na. Algunas ortesis fabricadas en serie permiten regular el ángulo de flexión. En caso de indisponibilidad, se pueden confeccionar dos ortesis con amplitu- 14 Ortesis de estabilización de la muñeca. des articulares extremas de flexión y de extensión. indispensables sobre todo en la reanu- Ortesis que simulan una artrodesis dación de la movilización en pacientes del codo con una minusvalía de origen neuroló- gico a quienes se les han practicado Se emplean en los trabajadores manua- liberaciones de osteomas de codo. les que presentan lesiones destructivas generadoras de inestabilidad y/o de I Codo dolores y que por destrucción articular o por ruptura del aparato extensor pro- Inmovilización con escayola y resina circular o cortada en bivalvo ducen invalidez. Si en la evolución del o con férula posterior paciente resultan eficaces puede enton- 12 Ortesis braquial de Sarmiento. ces proponerse su uso definitivo en Son las mismas que ya se han mencio- posición óptima o bien una artrodesis nado (cf. supra) (fig. 15). quirúrgica. de las fracturas y la cicatrización de los Coderas para epicondilitis tejidos blandos [8]. Se pueden hacer y epitrocleítis I Muñeca adaptaciones especiales, tales como adjuntar una ortesis dorsal de protec- Las coderas son contenciones amovi- El uso de ortesis en la muñeca y en la ción en caso de sutura de los tendones bles que poseen un efecto térmico pero mano ha sido tratado en otro artículo [32]. extensores de los dedos (fig. 13). también compresivo con masajes de las Se prefieren las confeccionadas por zonas de inserción epicondíleas y epi- moldeado directo, escogidas con objeti- Férulas posteriores trócleas [10]. Por lo general se les adjunta vos precisos: inmovilización, correc- elementos antivibratorios. ción de deformaciones, restablecimien- Pueden emplearse en el codo o la to de funciones. Dentro de estas indicaciones se prescri- muñeca. Suelen ser indispensables en ben correajes colocados en el tercio Las ortesis de muñeca tienen como la reanudación de la movilización den- superior del antebrazo, para descargar finalidad inmovilizar la articulación tro del contexto traumatológico o en las la inserción de los músculos del epicón- radiocarpiana durante el período post- fases inflamatorias, tanto de origen dilo. Están hechos con bandas de tela operatorio, después de un traumatis- reumático como infeccioso. La mayoría recubiertas de espuma de silicona. Su mo, en una tendinitis de los flexores y de las veces se trata de ortesis de repo- uso puede ser útil en la reanudación de extensores de los dedos, en las inestabi- so con una finalidad antiálgica y antiin- una actividad deportiva o asociado a lidades dolorosas, sobre todo en enfer- flamatoria. Para el codo se confeccio- otros tratamientos de las lesiones de medades reumáticas. nan haciendo primero una resina circu- inserción (infiltraciones, fisioterapia, Las ortesis muñeca/pulgar aseguran la lar que luego se corta en bivalvo, acol- valoración de resultados y tratamientos contención de la muñeca con un chadas y provistas de velcro. Para la a nivel raquídeo, tratamientos medica- refuerzo rígido del pulgar mediante muñeca se prefiere el termoplástico mentosos antiálgico y antiinflamatorio). férula termoplástica, lo cual permite la (fig. 14). Se deben tomar precauciones especiales cuando se trata de pacientes oposición de los otros dedos. Están con lesiones neurológicas y alteracio- Ortesis articuladas con bloqueo indicadas en la tendinitis tipo de para codo nes de la sensibilidad, sean de origen Quervain, los esguinces metacarpofa- central o periférico. Los acolchados Su objetivo es lograr posturas alterna- lángicos y eventualmente en algunas específicos y un control riguroso son das con la ganancia máxima de ampli- lesiones reumáticas [4]. 6
  7. 7. Kinesiterapia Uso provisional de ortesis en los miembros E – 26-160-A-10 las fracturas de pierna. Su uso persiste en traumatología en casos de inmovili- zaciones complementarias y de lesio- nes asociadas (lesión de la rodilla, frac- tura maleolar o del astrágalo asociada, etc.). Tan pronto como sea posible, es preferible confeccionar férulas poste- riores cruropédicas provistas de fijacio- nes con autoagarres o de cinchas rema- chadas que permiten una movilización alternada. Estas ortesis generalmente se fabrican a partir de una resina circu- lar cortada en bivalvo, con menor fre- cuencia en material termoplástico ya que es de difícil realización. Estas féru- 16 Ortesis articulada de codo. las pueden confeccionarse solamente por moldeado directo. Con las férulas para la rizartrosis del pulgar se intenta inmovilizar la articu- Aparatos de descarga con apoyo lación trapezometacarpiana mantenien- isquiático do una posición funcional de oposición Estas ortesis posteriores van del isquion del pulgar. Se prefieren las ortesis ter- a la parte posterior del calcáneo y a veces moplásticas modeladas, cortas para uso deben llevar una abrazadera de muslo. funcional diurno o bien largas para Los esfuerzos de presión al apoyo se emplear durante el reposo nocturno. transmiten directamente al isquion. La Las férulas utilizadas en la artritis reu- descarga obtenida nunca es total. Se las matoide tienen indicaciones muy 17 Ortesis compleja de descarga con apoyo utiliza provisionalmente mientras se isquiático. variadas: de reposo y de prevención de logra la consolidación ósea, como por las deformaciones, de corrección de las ejemplo cuando hay intolerancia a un deformaciones o de función. fijador externo. Esta ortesis se basa en el I Cadera principio de un encaje cuadrangular de MIEMBRO INFERIOR apoyo isquiático utilizado para el Se trata esencialmente de aparatos des- paciente con amputación femoral; para tinados a los niños (férulas de abduc- I Aparatos de inmovilización prevenir las alteraciones de la marcha se ción y arneses en la enfermedad luxan- plurisegmentaria ha propuesto un moldeamiento de la te, aparatos de descarga y de abducción Aparato pelvipédico cara externa de la cadera, con cintura en las osteocondritis de cadera) [7]. (fig. 17). Por lo tanto, se trata de la pres- Este aparato, que necesariamente tiene cripción de un aparato complejo. I Muslo y pierna que ser circular, suele confeccionarse en resina y está indicado en la fase pro- Los aparatos de inmovilización y de visional de inmovilización. Aparatos complejos de marcha descarga de Sarmiento varían de acuer- Puede tener dos finalidades: Fabricados por los ortoprotesistas a do con el nivel. — la inmovilización, pues es el único medida o por moldeado, con materia- El aparato de Sarmiento de muslo es dispositivo que permite mantener en les rígidos, suelen estar destinados al una pieza circular moldeada al muslo reposo la articulación coxofemoral; está uso definitivo [25, 27]. Sin embargo, pue- con apoyo isquiático, unida a una rodi- indicado en las patologías recurrentes de den ser necesarios en la fase de rehabi- lla articulada y a una bota. Su utiliza- cadera, particularmente cuando es impo- litación. Es así como en el paciente ción se ha vuelto excepcional. Se indica sible una nueva intervención quirúrgica hemipléjico se puede proponer un apa- en las fracturas del tercio inferior de la (por ejemplo, el aparato de Witmann uti- rato con un antiequino en polipropile- diáfisis femoral. lizado en las complicaciones sépticas de no asociado a una articulación libre de El aparato de Sarmiento de pierna está la cadera). Su indicación ha sido comple- la rodilla, limitada en extensión para constituido por una polaina en la parte tamente abandonada en primera línea en prevenir el recurvatum. Igualmente, en media de la pierna. Su principio se basa traumatismos, particularmente en el tra- politraumatismos con lesiones neuroló- en el de la prótesis PTB tibial. Una arti- tamiento de las fracturas femorales. En gicas asociadas de plexos o tronculares, culación tibioastragalina a menudo teoría sigue siendo el tratamiento ortopé- la elección de las articulaciones (cerrojo provista de una chaveta permite la con- dico de estas fracturas; tipo Hoffa o cerrojo canadiense que servación articular del tobillo y los — el centrado de la cabeza femoral, esquemas motores de marcha (trata- permite descorrer el cerrojo para sen- realizado en la enfermedad luxante miento funcional). El segmento del tarse, articulación de tobillo o no) como congénita de la cadera. A veces se hace muslo se articula a un encaje termo- también los alineamientos se modifican después de un tratamiento por tracción plástico del talón colocado en el calza- en el transcurso de la rehabilitación. do. La absorción de los esfuerzos por en abducción/rotación interna [7]. En Estos aparatos modificados sucesiva- ocasiones puede utilizarse una simple presión al apoyo sobre los tejidos blan- mente facilitan la recuperación de la dos impide cualquier desplazamiento valva posterior pelvipédica de reposo. autonomía y el avance en las recupera- del foco de fractura [18]. La eficacia está ciones. en relación con la calidad de la confec- Aparatos de inmovilización Sus principios se basan en los de las ción (moldeado de los tejidos blandos, cruropédica ortesis y prótesis de gran complejidad precisión al moldear las zonas de Forman parte del tratamiento ortopédi- y deben ser llevados a cabo por un apoyo condilares, moldeado triangular co de los traumatismos de rodilla y de ortoprotesista idóneo [26]. del extremo superior del encaje). Este 7
  8. 8. E – 26-160-A-10 Uso provisional de ortesis en los miembros Kinesiterapia aparato sigue siendo principalmente una alternativa de los tratamientos qui- rúrgicos (fig. 18). I Rodilla [9] Debido a su objetivo de lograr una inmovilización estricta de la rodilla, las rodilleras de inmovilización son circu- lares y se extienden ampliamente hacia el muslo y la pierna. Este aparato se uti- liza durante los períodos de cicatriza- ción de los tejidos, ya sea espontánea o ulterior a una sutura quirúrgica. También puede en un comienzo o al final ser cortado en bivalvo y transfor- marse en férula posterior. Su empleo es muy frecuente en el ámbito de la orto- pedia y de la neurología, pues logra la estabilidad de la rodilla mediante el bloqueo artificial del aparato extensor 18 Ortesis de pierna de Sarmiento. (insuficiencia de bloqueo cuadricipital en la fase inicial de una prótesis total de 20 Férula crurosural o «rodillera» fabricada en rodilla, insuficiencia neurológica cen- serie. tral o periférica, postoperatorio en las tenotomías de los isquiotibiales, es- guinces graves de la rodilla en fase de rehabilitación) [15] (fig. 19). Las rodilleras fabricadas en serie, en espuma o en tela, con o sin emballena- do lateral, tienen un objetivo de inmo- vilización y pueden permitir un blo- queo cuadricipital. A menudo se man- tienen en mala posición y eventual- mente durante la marcha se deslizan hacia abajo (fig. 20). El objetivo principal de la ortesis arti- culada de rodilla es impedir cualquier laxitud frontal mediante los montantes laterales y sagital mediante los contra- fuertes anterior y posterior. Se utilizan sobre todo en el tratamiento funcional de los esguinces graves de la rodilla [11], en las artrólisis de la rodilla con inesta- bilidad, relacionadas o no a sideraciones del cuádriceps. Algunas ortesis permiten restringir la amplitud articular en fle- xión/extensión (fig. 21). Con el fin de lograr una excelente posición de la orte- 19 Férula posterior de rodilla. sis, en algunos casos puede proponerse la confección a medida de una escayola articulada de rodilla con un encaje calcá- I Tobillo neo mantenido con chavetas. La bota en escayola o circular se confec- 21 Ortesis articulada de rodilla. Las rodilleras sencillas con finalidad ciona con resina y llega hasta el tercio antiálgica y de centrado de la rótula, superior de la pierna en el tratamiento ampliamente producidas en serie, ejer- de las fracturas y luxaciones del tobillo y reducir o disminuir una deformación a cen una contención moderada o discre- de los huesos del pie. La inmovilización nivel del pie o del tobillo. Su confección ta y además mantienen caliente. Se pue- se hace a 0° de dorsiflexión, los dedos es determinada por el tipo de deforma- den utilizar en patologías degenerati- quedan libres y se conserva la movili- ción (fig. 22). Los aparatos antiequino vas, para las cuales no está indicado el dad metatarsofalángica. Pueden hacerse tienen como finalidad evitar la caída del uso de ortesis de descarga comparti- algunas variantes: inmovilización meta- pie durante la marcha, particularmente mental. Por otra parte, existen numero- tarsofalángica y plantillas para el ante- durante la fase de oscilación. Estas orte- sas ortesis con elementos para centrar la pié, taloneras para la marcha especial- sis «pantorrilla-planta» pueden fabricar- rótula, descomprimir la rótula median- mente en el tratamiento ortopédico de se en serie, como el antiequino america- te ventanas, amortiguar mediante inser- los esguinces graves del tobillo. Otra de no de Houston (fig. 23) o por moldeado ciones de silicona; prescritas para dis- las variantes consiste en inmovilizar en o adaptaciones, como por ejemplo el minuir las presiones ejercidas sobre la equino mediante bota en escayola las antiequino finlandés de Jousto (fig. 24), rótula por la garganta de la tróclea. rupturas traumáticas del tendón de la férula de St-Genis-Laval o el antiequi- Pueden ser coadyuvantes de la fisiote- Aquiles suturadas o no. Las botas en no hecho a medida de Grondreville). La rapia del síndrome femororrotuliano. escayola son moldeadas y permiten inestabilidad subastragalina o la defor- 8
  9. 9. Kinesiterapia Uso provisional de ortesis en los miembros E – 26-160-A-10 tipo antiequino finlandés. Si se trata de lesiones de origen traumático en recupe- ración, el uso de simples botas puede impedir la caída del pie, eventualmente complementada con cinchas antiequi- nas elásticas. La férula posterior antiequina suropé- dica se utiliza a menudo debido a la fre- cuente deformación en equinovaro, provocada por una deficiencia neuroló- 22 Bota de inmovilización. gica o por el simple hecho de no utilizar el tobillo manteniéndolo en descarga. Los encajes en los talones, realizados 25 Encaje de talón. por moldeado, se adaptan exactamente a las zonas de apoyo del talón y sus caras lateral y medial. Como el encaje es submaleolar, la articulación tibioas- transcurso de la rehabilitación y de la rea- tragalina y las articulaciones del daptación, en concordancia con los cuida- mediopié quedan libres para la marcha. dos brindados y los progresos realizados. Su rigidez evita cualquier aplastamien- Prevalecen ciertos principios en el uso pro- to del calcáneo cuando se autoriza el visional de estos aparatos: se confeccionan apoyo precoz (4 semanas) en las fractu- por modelado o por moldeado, preferente- ras del calcáneo. Son indispensables mente de forma personalizada, se emplean para el tratamiento funcional de dichas materiales sencillos y relativamente poco fracturas (fig. 25). costosos, se necesitan pocos instrumentos y se fabrican en corto tiempo. En traumatología se prescriben fre- cuentemente ortesis flexibles o rígidas Dentro del conjunto de aparatos disponi- más sencillas (ortesis neumáticas, tobi- bles y basándose en la experiencia, se esti- lleras, vendajes, etc.) [2]. ma que solamente un número limitado de Otras ortesis más complejas como las ellos son necesarios y de utilización botas en bivalvo hechas con material corriente para uso provisional. En algu- rígido y moldeadas permiten estabili- nos casos, los aparatos fabricados en serie 23 Aparato antiequino estadounidense. y adaptados al colocarlos son suficientes zar articulaciones alteradas y hacerlas menos dolorosas durante la marcha para las condiciones exigidas. (secuelas traumáticas, secuelas infec- El uso de un aparato ortopédico exige una ciosas, osteopatías de origen neurológi- prescripción médica. La confección, colo- co, etc.) [24]. cación y utilización requieren el trabajo de diversos profesionales: médico, enfer- mera, auxiliares en medicina física y en I Pies y dedos readaptación, ergoterapeuta, kinesitera- Las plantillas y las ortoplastias forman peuta, podólogo, ortoprotesista. Las modi- parte de las ortesis sencillas. La mayo- ficaciones morfológicas y funcionales que ría de las veces se utilizan en patolo- se observan después de la aparición de gías de origen reumático o traumatoló- una deficiencia hacen necesario un con- gico pero también en las lesiones de trol diario por parte del equipo terapéuti- tipo neurológico. Si se utilizan precoz- co y del paciente, así como realizar sin mente y se integran dentro del proceso demora las adaptaciones. de rehabilitación, estas ortesis planta- El uso provisional de ortesis en los miem- res desempeñan un papel muy impor- bros tiene varios objetivos: prevención de tante en la readaptación y en la reanu- deformaciones y mantenimiento de pos- dación del apoyo. Dentro de este con- turas ortopédicas durante los procesos de texto pueden modificarse y adaptarse rehabilitación y de readaptación, coloca- 24 Aparato antiequino finlandés. periódicamente, con una frecuencia ción de los aparatos con el fin de facilitar semanal e incluso diaria. Se estudian la recuperación, ayuda a una función o separadamente en otro artículo de este su suplencia. tratado [1, 14]. mación en varo precisan la prescripción El uso provisional de aparatos ortopédi- de un antiequino que rodee el calcáneo cos permite una rápida autonomía del como por ejemplo el antiequino ameri- paciente, de suma importancia para el cano en polipropileno o bien botas con Conclusión proceso de readaptación. En algunos montantes rígidos. Si la lesión tiene casos el uso provisional de estos aparatos características de flexibilidad e incluso El uso provisional de ortesis en los miem- ortopédicos constituye el paso previo al de flaccidez hay que inclinarse por la bros constituye en sí mismo un acto tera- uso definitivo de aparatos en la fase de prescripción de un antiequino dinámico péutico, sujeto a modificaciones en el secuelas. Cualquier referencia a este artículo debe incluir la mención del artículo original: Paysant J, Martinet N, Ferry MF et André JM. Appareillage orthétique temporaire des membres. Encycl Méd Chir (Editions Scientifiques et Médicales Elsevier SAS, Paris, tous droits réservés), Kinésithérapie-Médecine physique-Réadaptation, 26-160-A-10, 2002, 10 p. 9
  10. 10. E – 26-160-A-10 Uso provisional de ortesis en los miembros Kinesiterapia Bibliografía 10

×