Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Pehuén
- ¿Qué buscas, hijo? - preguntó Nguenechén.

  - Algún alimento para mis hermanos de la tribu que se mueren de hambre.
   ...
somos inocentes

tu jardín
tiene un volcán apenas asomado


tu rebaño
trae a los hombres la lana de la escritura
tu telar
es de madera de araucaria
nuestros brazos hablan
por boca de volcán

el rehue está rebosante de palabra escrita
tejimos una piedra y un zapato
subimos a tu cumbre

perdónanos la molestia
así como nosotros
tenemos confianza en nuestro ...
Nguenechen ha dado fruto

su madera es el cáliz
donde hierven las agujas
de nuestros pies dormidos

nuestra huella es de f...
somos

la sombra que deja un dios descalzo
en la punta del cielo

los restos mortales
vegetales
de un tejido inconcluso
la sequía nos trajo hasta aquí
con las manos unidas formando un cuenco

pedimos tu fuego
para llegar al sitio
donde las ag...
la mitad
está del otro lado

caballos

de la rienda de la noche

hombres

mientras
una gota negra
cae

un dedo dibuja
un t...
y el tacto es un tambor

la curvatura del azúcar en tu día

Pehuén

la machi que maldijo
puso tus husos ahí

donde el cris...
con
hambre de púas

la luna es una tormenta

hubo un mar aquí alguna vez

de aquel naufragio
crecieron árboles
cuento con mis manos que pastan para dormir

tu beso llega en el tiempo de la esquila

filo
que corta por la mitad
tirando de las bridas de la luz
monto por el filo que separa

hombre y caballo

su silueta
es un tropiezo en la mitad

cad...
en el sentido del tiempo

las agujas pasan por mi mano
como tu espina dorsal

en la arena que vuela
en cuatro patas atadas
cabe un dedo

se desliza
con el filo hasta la piel

con lo que sobra
de mi mano

estoy tejiendo un ...
el fardo
se estiba en un espejo

a través de la lana

Pehuen

crecimos en tamaño
filo que come carne rumiante

pastora de nadie
cascada
seca y dura
como tus hojas

me corto
como el Limay con la piedra
hierven tus piñones

avispas
en el viento que sopla

no me voy a quemar esta vez

para comerte blando

me callo
lo que tu ...
antes de saber
que tu fruto era comida

tu fruto fue veneno
fruto prohibido

aún temo la ira de Nguenechén

llueve sopa de...
del llanto de Pehuén
se curan las heridas

tengo un frasquito lleno
de goma de Pehuén

le lloro adentro
para cicatrizar

P...
el alimento cae
con los primeros fríos

un perro se libra del exceso
muda de piel en gotas duras

Pehuén

el peso de los h...
me cuento los anillos

el tiempo desgarra
la piedra de vivir

tomada por el cuello
me vuelvo inofensiva

suero

la piel de...
Castor
Introducido en 1946 por productores de pieles instalados en Lago Fagnano, Tierra del Fuego, sus represas
    alteran pelig...
sombra del agua en el agua
curva del roedor en gotas chinas
dientes paralelos de la demora

compro tierra por hacer algo e...
Castor es para el agua
y la sombra soy yo

de mis raíces

la mitad más alta
me está predestinada

la otra mitad
sólo esper...
para Castor el agua
es una gota

mis ojos
la línea de flotación
la inmersión
es el descenso de la piedra china

fricción del agua
en su propio pelaje
Castor cubre las apariencias
con un delgado movimiento

se despereza
y mira
la raíz
como si fuera inocente
dormir de la tierra
para vivir

la espesura dilata las pupilas

observo

cómo al abrigo del mundo
se cubre el fin del mundo
la escarcha toma su cola de pez

un hilo plateado
en el cristal mullido

reconozco
al tacto

la espina de la fragilidad
cubro de raíz
la mitad que se pudre

Castor orada
la continuidad de mi especie

una especie en peligro de inmigración

mir...
pero somos inocentes

escucho

la circulación del alimento
los túneles que engorda
la naturaleza
Castor

mi casa es de madera antisísmica

nos hicimos pequeños
para poder entrar
pero el temblor
nos puso en evidencia

el...
la espalda del agua te atraviesa

por tu cuello muere un pez
es la madera en que se mecen los caballos
el latido de la madera
en tu silencio

espero que aprendas a hablar

Castor

de qué están hechos
los leños
que se enciende...
Castor produce
un aumento de caudal

pero un túnel se lo lleva

porto mis diques
como la vestimenta requerida
para un larg...
mientras Castor
compone el desencuentro
del agua con el agua

viajo sola

dulce
incolora
insípida

fría

un espejo
que se ...
caminar sobre las aguas es asunto de santos

para salir ilesos de la falta de huellas
nuestro corte transversal
es la envo...
pido pan

la miga del agua tiene
para andar

mi dentadura

Castor

para no perderse
el agua se ha vuelto masticable
y difí...
para salir a flote
la carne de contar
nos une los dedos

la cuenta regresiva
es un movimiento
de la palma en el agua

el i...
tu mitad está de mi lado

la otra mitad
tiene el peso de las mariposas

posadas por miles
quiebran las ramas

Castor

las ...
el sueño se había abierto

el disparo salía de él como un perfume
un gigantesco tronco
se ensanchaba

para enterrar al fin
en el corazón del agua

una dentellada del aroma
removiendo la im...
el cristal se hace carne
y la respiración

un alambique donde lavar el flujo
impecable y sonoro
metido hondo en las fosas ...
escapábamos de incógnito
a la cornamenta de hierba

ni siquiera supe
que habías sido destilado

o que habías atravesado li...
haber sobrevivido
y no poder contar

con lo más profundo

los dientes
se hicieron carne
de la urgencia

para el cazador
qu...
el deseo de hundirse
como una moneda
en tu ranura

lo que dejó detrás
para los cazadores

lo que prometió

no se cumple
Cigüeñas
Cuando el petróleo no emana por su propia cuenta por falta de presión o por tener demasiada viscosidad,
se debe recurrir a...
erguirse es una forma de volver

un hilo de seda separa
la curva de la recta
trabaja el aire
con el filo del regreso

la r...
los oasis
enderezan la garganta
como un aguardiente

por el ojo del cuello
pasa el río que nos lleva a casa

el riego es a...
el árbol sucede al poste
y no al revés

van quedando atrás

la recta termina
donde se juntan el infinito
y el alambrado

l...
por algún motivo existen
los puntos cardinales

la manzana se come entera y con la piel

o bien se pela
y se divide en cua...
en la charca de piedra
va y viene la lazada
sacando brillo
de las piernas de la madre

una de las dos
siempre está en alto...
la soga que nos separa
abre una grieta

la diferencia
entre planear y volar
aún se aloja
en el péndulo del ala

poco impor...
la tierra alcanza su punto de hervor

la madre sopla
y entibia el viaje
de la cuchara a la boca

es prudente
quedarse en l...
el viento nos cría en su polea
haciendo vacío

es preciso abandonar
el estado líquido

el punto de ebullición
se salta en ...
la piedra flota
en un mar negro y combustible

el huevo
que nos traen la cigüeñas
por el oro entregado

la distancia que m...
no es del agua la lágrima

Negro
el río de la piedra que navega
su llanto

los huecos en la punta del cayado
devoran su es...
las vértebras del viento
sostienen el paso
sólo queda mirarse los pies

con los ojos rasgados
así

se llega a la Selva Fría
Selva Fría
¡Mirá, mirá, ahí viene una curva!, decíamos sorprendidos cuando el camino siempre derecho se doblaba
 al menos un poquito....
el fuego artificial
es un invento chino

como todo lo que estalla
y crece
la Quila es un bambú

su noche está poblada de o...
cuando los chinos
inventaron la Patagonia
aún no existía el papel

“Hay que poblar la Patagonia”
decían

confundiendo la p...
el viento agita en su mano
las pulseras del vacío

en el cielo de la durísima lentitud
flotan las cañas de la Selva Fría

...
hasta la copa llegan
noticias de las profundidades

la diferencia
entre individuo y población
en una misma especie
se apre...
no siento mis pies
el paso se empequeñece
cuando sigue a su sombra

el surco que abre la ciencia oriental
se transita
con los pies dormidos

...
la madre mira a través de los platos
la pila asciende vertiginosamente

el agua nace
de la ubre

se crece de raíz
echando ...
los retoños de esta caña
son usados
para consumir las nubes de los ojos

para esto
se cortan por el pie y por la punta
y s...
no existen recetas

la niebla semilla
y abandona la vaina

el mundo se curva
en el zumbido

el tejido elástico del agua
el...
algo más profundo que el rocío
se posa en los arbustos

la senda por la espina del frío
tiñe los dedos al hablar

el paso ...
el tiempo se detiene en la madera

una cuchara emerge entre las manos
coloca al caminante
en la piedra húmeda

la empuñadu...
cintura que mana de una esponja
borrando huellas
en la Selva Fría

frío en los huecos del cayado

respiro

por el canal ab...
sólo el grillo de las brasas
ilumina su rostro

de pie
el Ingeniero observa el paisaje

sesenta años
entre una floración y...
INDICE
Pehuén

Castor

Cigüeñas

Selva Fría
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La Selva Fría

2,679 views

Published on

La Selva Fría fue publicado por Ediciones en Danza en 2006.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La Selva Fría

  1. 1. Pehuén
  2. 2. - ¿Qué buscas, hijo? - preguntó Nguenechén. - Algún alimento para mis hermanos de la tribu que se mueren de hambre. Por desgracia no he encontrado nada. - Y tantos piñones que ves en el piso bajo los pehuenes, ¿no son comestibles? Leyenda del Pehuén (fragmento)
  3. 3. somos inocentes tu jardín tiene un volcán apenas asomado tu rebaño trae a los hombres la lana de la escritura
  4. 4. tu telar es de madera de araucaria nuestros brazos hablan por boca de volcán el rehue está rebosante de palabra escrita
  5. 5. tejimos una piedra y un zapato subimos a tu cumbre perdónanos la molestia así como nosotros tenemos confianza en nuestro dios
  6. 6. Nguenechen ha dado fruto su madera es el cáliz donde hierven las agujas de nuestros pies dormidos nuestra huella es de fuego sobre el basalto quebrado
  7. 7. somos la sombra que deja un dios descalzo en la punta del cielo los restos mortales vegetales de un tejido inconcluso
  8. 8. la sequía nos trajo hasta aquí con las manos unidas formando un cuenco pedimos tu fuego para llegar al sitio donde las aguas mugen somos sagrados nuestra abundancia está en los cuernos
  9. 9. la mitad está del otro lado caballos de la rienda de la noche hombres mientras una gota negra cae un dedo dibuja un trazo sobre el vidrio
  10. 10. y el tacto es un tambor la curvatura del azúcar en tu día Pehuén la machi que maldijo puso tus husos ahí donde el cristal se vuelve hilo toco horas que pasan como ovejas
  11. 11. con hambre de púas la luna es una tormenta hubo un mar aquí alguna vez de aquel naufragio crecieron árboles
  12. 12. cuento con mis manos que pastan para dormir tu beso llega en el tiempo de la esquila filo que corta por la mitad
  13. 13. tirando de las bridas de la luz monto por el filo que separa hombre y caballo su silueta es un tropiezo en la mitad cada vez que se cae se apoya en mi sombra
  14. 14. en el sentido del tiempo las agujas pasan por mi mano como tu espina dorsal en la arena que vuela
  15. 15. en cuatro patas atadas cabe un dedo se desliza con el filo hasta la piel con lo que sobra de mi mano estoy tejiendo un sable de lana
  16. 16. el fardo se estiba en un espejo a través de la lana Pehuen crecimos en tamaño
  17. 17. filo que come carne rumiante pastora de nadie cascada seca y dura como tus hojas me corto como el Limay con la piedra
  18. 18. hierven tus piñones avispas en el viento que sopla no me voy a quemar esta vez para comerte blando me callo lo que tu sombra divulga
  19. 19. antes de saber que tu fruto era comida tu fruto fue veneno fruto prohibido aún temo la ira de Nguenechén llueve sopa de piñón pero mi boca se cierra como el ojo que mira un secreto
  20. 20. del llanto de Pehuén se curan las heridas tengo un frasquito lleno de goma de Pehuén le lloro adentro para cicatrizar Pehuén no me devuelvas llevándote los vidrios
  21. 21. el alimento cae con los primeros fríos un perro se libra del exceso muda de piel en gotas duras Pehuén el peso de los hijos es lo que da de comer un ladrido retumba en mis calderos
  22. 22. me cuento los anillos el tiempo desgarra la piedra de vivir tomada por el cuello me vuelvo inofensiva suero la piel del agua es el retrato de una dama que se hunde mirame y no me toques Pehuén por miles de años
  23. 23. Castor
  24. 24. Introducido en 1946 por productores de pieles instalados en Lago Fagnano, Tierra del Fuego, sus represas alteran peligrosamente los ecosistemas patagónicos. Por donde pasa el castor transcurren muchos años antes de que vuelva a regenerarse el medio. Fabián Jaksic y Clive Jones. Animales exóticos en las islas magallánicas. El castor recibe su nombre del hecho de ser castrado. Este animal es cazado por sus testículos, que resultan aptos para su uso en medicina y perfumería; cuando un cazador se aproxima a un castor, y éste advierte que ya no puede huir, él mismo extirpa sus testículos para lograr salvars e. Isidoro de Sevilla. Etymologiarum, 12, 2:21
  25. 25. sombra del agua en el agua curva del roedor en gotas chinas dientes paralelos de la demora compro tierra por hacer algo edificante Castor me mira y se sumerge
  26. 26. Castor es para el agua y la sombra soy yo de mis raíces la mitad más alta me está predestinada la otra mitad sólo espera el reflejo de la piedra hundida
  27. 27. para Castor el agua es una gota mis ojos la línea de flotación
  28. 28. la inmersión es el descenso de la piedra china fricción del agua en su propio pelaje
  29. 29. Castor cubre las apariencias con un delgado movimiento se despereza y mira la raíz como si fuera inocente
  30. 30. dormir de la tierra para vivir la espesura dilata las pupilas observo cómo al abrigo del mundo se cubre el fin del mundo
  31. 31. la escarcha toma su cola de pez un hilo plateado en el cristal mullido reconozco al tacto la espina de la fragilidad
  32. 32. cubro de raíz la mitad que se pudre Castor orada la continuidad de mi especie una especie en peligro de inmigración miro como quien mira el agua debajo del agua
  33. 33. pero somos inocentes escucho la circulación del alimento los túneles que engorda la naturaleza
  34. 34. Castor mi casa es de madera antisísmica nos hicimos pequeños para poder entrar pero el temblor nos puso en evidencia el agua clandestina dejó un reguero de escamas
  35. 35. la espalda del agua te atraviesa por tu cuello muere un pez es la madera en que se mecen los caballos
  36. 36. el latido de la madera en tu silencio espero que aprendas a hablar Castor de qué están hechos los leños que se encienden en el agua
  37. 37. Castor produce un aumento de caudal pero un túnel se lo lleva porto mis diques como la vestimenta requerida para un largo viaje soy mis lagunas mi extensión es tubular sueno a hueco
  38. 38. mientras Castor compone el desencuentro del agua con el agua viajo sola dulce incolora insípida fría un espejo que se mira en un espejo que se mira en un espejo que se mira en un espejo así hasta el cielo
  39. 39. caminar sobre las aguas es asunto de santos para salir ilesos de la falta de huellas nuestro corte transversal es la envoltura del agua abierta en canal un derrotero impecable se hace eco de los pasos
  40. 40. pido pan la miga del agua tiene para andar mi dentadura Castor para no perderse el agua se ha vuelto masticable y difícil de tragar pasto de roedores mi mandíbula es el mundo conocido encierra una lengua de agua que guarda el secreto como se guarda el pan para que dure
  41. 41. para salir a flote la carne de contar nos une los dedos la cuenta regresiva es un movimiento de la palma en el agua el impulso se toma el tiempo entre una brazada y otra ¿cómo será el agua que nos una? para nadar me alcanzan los dedos de tu mano y lo que viene con ella
  42. 42. tu mitad está de mi lado la otra mitad tiene el peso de las mariposas posadas por miles quiebran las ramas Castor las alas levan anclas
  43. 43. el sueño se había abierto el disparo salía de él como un perfume
  44. 44. un gigantesco tronco se ensanchaba para enterrar al fin en el corazón del agua una dentellada del aroma removiendo la imagen
  45. 45. el cristal se hace carne y la respiración un alambique donde lavar el flujo impecable y sonoro metido hondo en las fosas nasales era posible comprender la incomodidad de tus patas en el conducto aún así inhalamos juntos pujando por salir
  46. 46. escapábamos de incógnito a la cornamenta de hierba ni siquiera supe que habías sido destilado o que habías atravesado limpiamente mis dedos mi cuerpo entero soportó tu peso con el frío de tu parte mis manos vueltas astillas de alambique despedían tu olor
  47. 47. haber sobrevivido y no poder contar con lo más profundo los dientes se hicieron carne de la urgencia para el cazador queda el perfume la cura en salud es una costra un retoño que brota en la ingle llena de cánulas
  48. 48. el deseo de hundirse como una moneda en tu ranura lo que dejó detrás para los cazadores lo que prometió no se cumple
  49. 49. Cigüeñas
  50. 50. Cuando el petróleo no emana por su propia cuenta por falta de presión o por tener demasiada viscosidad, se debe recurrir a otros métodos. La operación consiste en bajar una bomba de profundidad que suministre energía adicional e impulse el fluido, unida a una sarta de varillas conectadas al aparato de bombeo, al que le dan movimiento. El Aparato Individual de Bombeo comúnmente es conocido como quot;Cigüeñaquot;. Comodoro Rivadavia. Museo del petróleo. El Bombeo Mecánico.
  51. 51. erguirse es una forma de volver un hilo de seda separa la curva de la recta trabaja el aire con el filo del regreso la reverencia toma del cielo las nubes de los ojos y engorda la tierra la vista se nubla en la meseta
  52. 52. los oasis enderezan la garganta como un aguardiente por el ojo del cuello pasa el río que nos lleva a casa el riego es algo más que un reflejo en el asfalto el Valle desliza su párpado en la rueda todavía hay que tragar mucha meseta la saliva es un fármaco al borde del destierro
  53. 53. el árbol sucede al poste y no al revés van quedando atrás la recta termina donde se juntan el infinito y el alambrado los álamos están en todas partes y su circunferencia en ninguna el alambre es un reptil de ciudad
  54. 54. por algún motivo existen los puntos cardinales la manzana se come entera y con la piel o bien se pela y se divide en cuatro barquitos
  55. 55. en la charca de piedra va y viene la lazada sacando brillo de las piernas de la madre una de las dos siempre está en alto aquí no aflora el látigo en el junco pero igual el cansancio del metal corta la imagen por lo más delgado
  56. 56. la soga que nos separa abre una grieta la diferencia entre planear y volar aún se aloja en el péndulo del ala poco importa lo que haga el viento la tierra dura como madre lo mismo que el reflejo de succión el crudo se extrae por el pico mientras ella teje y cocina la caja negra
  57. 57. la tierra alcanza su punto de hervor la madre sopla y entibia el viaje de la cuchara a la boca es prudente quedarse en la burbuja explorar la tensión superficial no dejar que la comida se enfríe ni que el tiempo nos vuelva inflamables
  58. 58. el viento nos cría en su polea haciendo vacío es preciso abandonar el estado líquido el punto de ebullición se salta en el aire la madre nos tira una soga
  59. 59. la piedra flota en un mar negro y combustible el huevo que nos traen la cigüeñas por el oro entregado la distancia que media entre el derrame y la mirada una cuenca fluvial pero la humedad nos aparta del camino
  60. 60. no es del agua la lágrima Negro el río de la piedra que navega su llanto los huecos en la punta del cayado devoran su estela de polvo el agua se extrae de la tierra perfora el pasado como un catalejo
  61. 61. las vértebras del viento sostienen el paso sólo queda mirarse los pies con los ojos rasgados así se llega a la Selva Fría
  62. 62. Selva Fría
  63. 63. ¡Mirá, mirá, ahí viene una curva!, decíamos sorprendidos cuando el camino siempre derecho se doblaba al menos un poquito. A la derecha plano y a la izquierda, también. Y viento. En la Patagonia los vientos son vientos, no brisas. Agostino A. Rocca. Cuaderno 17: Techint en la Patagonia. En busca de quot;El Dorado” De hecho, es de este ruido que procede la palabra malaya bambú. El chasquido seco de las paredes que explotan al fuego por efecto de la presión del aire contenido entre los nudos hace ¡bam!, y el aire al escaparse hace buuu… Yves Crouzet. Bambúes
  64. 64. el fuego artificial es un invento chino como todo lo que estalla y crece la Quila es un bambú su noche está poblada de ojos ranuras por donde leer los labios del reino vegetal desde Linneo la clasificación de las plantas se basa en la observación de sus flores en los bambúes la escasez de floraciones dificulta la tarea de los botánicos en peregrinación alzan las copas del saber para tomar del humo una señal el incendio ha comenzado la flor trabaja el aroma con el filo del tiempo han transcurrido sesenta años la vista se nubla en la Selva Fría pero la humedad nos señala el camino
  65. 65. cuando los chinos inventaron la Patagonia aún no existía el papel “Hay que poblar la Patagonia” decían confundiendo la parte con el todo la pasta pisó sus propios pies: “yo soy yo y también soy ellas” la mano que empuña el pincel tomaba de la caña papel y tinta como un peldaño quebrado la tierra fue ganando curvatura un hilo negro surcó el cielo
  66. 66. el viento agita en su mano las pulseras del vacío en el cielo de la durísima lentitud flotan las cañas de la Selva Fría la distancia que nos une se mide en nudos
  67. 67. hasta la copa llegan noticias de las profundidades la diferencia entre individuo y población en una misma especie se aprecia en la raíz existe todo un mar entre oriente y occidente será necesario un corte
  68. 68. no siento mis pies
  69. 69. el paso se empequeñece cuando sigue a su sombra el surco que abre la ciencia oriental se transita con los pies dormidos la lente del bonsai disminuye las pulsaciones sonámbulos los vasos comunicantes combaten el muñón del frío
  70. 70. la madre mira a través de los platos la pila asciende vertiginosamente el agua nace de la ubre se crece de raíz echando leches al aire el botánico vislumbra en el rizoma los misterios de la reproducción en poco tiempo madre e hija serán indistinguibles
  71. 71. los retoños de esta caña son usados para consumir las nubes de los ojos para esto se cortan por el pie y por la punta y se despojan de sus capas exteriores se pone un poco de azúcar piedra en el corazón que queda y se coloca todo al sereno en una vasija luego con el agua que se encuentra por la mañana en el corazón del retoño se mojan las nubes con una plumita
  72. 72. no existen recetas la niebla semilla y abandona la vaina el mundo se curva en el zumbido el tejido elástico del agua eleva al cielo su mira telescópica la Quila es una esfera infinita cuyo centro está en todas partes
  73. 73. algo más profundo que el rocío se posa en los arbustos la senda por la espina del frío tiñe los dedos al hablar el paso debe ser silencioso los labios se alejan violetas la bahía fecunda en las rodillas para hacer dulce el descenso en las aguas Calafate es el nombre de un fruto
  74. 74. el tiempo se detiene en la madera una cuchara emerge entre las manos coloca al caminante en la piedra húmeda la empuñadura talla la fatiga aquello que da de comer es el dibujo blando del radal un tratado de mil hojas para los días de lluvia
  75. 75. cintura que mana de una esponja borrando huellas en la Selva Fría frío en los huecos del cayado respiro por el canal abierto de la caña doy con mi blanco móvil vuelvo
  76. 76. sólo el grillo de las brasas ilumina su rostro de pie el Ingeniero observa el paisaje sesenta años entre una floración y otra las copas de los álamos permiten ver el bosque brindemos por la agronomía para tomar del humo una señal el incendio ha terminado
  77. 77. INDICE Pehuén Castor Cigüeñas Selva Fría

×